Página precedenteIndicePágina siguiente


Conservación y ordenación de manglares en la India,
con especial referencia al estado de Goa
y a las Islas Andamán medias

R. Kumar

Rajiv Kumar es Oficial de División
del Servicio Forestal de la India,
Rangat, Islas Andamán y Nicobar, India.

Medidas adoptadas para la conservación y ordenación de los manglares, problemas por resolver y acciones correctivas propuestas.

En la India existen manglares en las costas occidental y oriental y en las Islas Andamán y Nicobar (véanse el mapa y el cuadro), pero muchos de ellos están muy degradados. Según el Ministerio de Medio Ambiente y Bosques (1987), la India perdió el 40 por ciento de su superficie de manglares durante el pasado siglo. La Agencia Nacional de Teledetección (NRSA) registró un descenso de 7 000 ha de manglares en la India en los seis años que van de 1975 a 1981. En las Islas Andamán y Nicobar se perdieron unas 22 400 ha de manglares entre 1987 y 1997.

Al comprenderse mejor las funciones protectoras, productivas y sociales de los ecosistemas de manglares tropicales se ha hecho evidente la necesidad de conservarlos y tratarlos de manera sostenible (FAO, 1994). En este artículo se analizan varias medidas tomadas por el Gobierno de la India para la conservación y la ordenación de los manglares, los problemas persistentes a pesar de ellas y algunas soluciones propuestas. El artículo se basa en parte en las experiencias prácticas del autor desde 1992 en el estado de Goa y en las Islas Andamán medias.

NECESIDAD DE CONSERVAR Y ORDENAR LOS MANGLARES

El crecimiento de la población en las zonas costeras está intensificando la presión sobre los ecosistemas de manglares en muchos países a medida que crece la demanda de madera, leña, forraje y otros productos forestales no madereros (Saenger, Hegerl y Davie, 1983). Para que los manglares sigan siendo benéficos para el medio ambiente y ofrezcan un surtido sostenible de productos forestales y otros para las necesidades cotidianas de la población local, es preciso ordenar adecuadamente sus ecosis-temas. Una buena ordenación puede también abrir nuevas oportunidades de empleo como el ecoturismo, la pesca, la apicultura y las pequeñas industrias rurales basadas en los productos del mangle, ayudando así a mejorar las condiciones socioeconómicas de las comunidades locales.

Distribución de los manglares en la India (miles de ha)

Estado/territorio de la Unión

Gobierno de la India, 1987

Gobierno de la India, 1997

Bengala Occidental (Sundarbans)

420

212,3

Islas Andamán y Nicobar

119

96,6

Maharashtra

33

12,4

Gujarat

26

99,1

Andhra Pradesh

20

38,3

Tamil Nadu

15

2,1

Orissa

15

21,1

Karnataka

6

0,3

Goa

20

0,5

Kerala

Aislados

Ninguno

Total

674

482,7

LA ORDENACIÓN DE LOS MANGLARES EN LA INDIA

La India tiene una larga tradición de ordenación forestal de manglares. Los manglares de Sundarbans, en el golfo de Bengala (parte en la India y parte en Bangladesh), fueron los primeros del mundo que recibieron cuidados científicos. El primer plan de ordenación de la zona se aplicó en 1892 (Chaudhuri y Choudhury, 1994). Más recientemente, el interés del Gobierno de la India por la conservación de los bosques y la fauna y flora silvestres se puso de manifiesto en una enmienda de 1976 de la Constitución, en la que se declara que todo ciudadano de la India tendrá el deber de proteger y mejorar el medio ambiente natural, en especial bosques, lagos, ríos, fauna y flora. Reconociendo la importancia de los manglares, el Gobierno de la India constituyó en 1976 el Comité Nacional de Manglares en el Ministerio de Medio Ambiente y Bosques para asesorarle sobre la conservación y el desarrollo de los manglares. En su primera reunión, el grupo, integrado por científicos, investigadores y expertos en el ecosistema de manglares, recalcó la necesidad de realizar una encuesta de las actuales zonas de manglares en el país. El Gobierno aprobó ulteriormente unas directrices para la conservación y la protección consistentes en:

En 1979, el Comité Nacional de Manglares recomendó que las actividades de investigación y desarrollo y de ordenación se orientaran hacia:

Sobre la base de la recomendación del Comité, se identificaron 15 espacios de manglares para su conservación. El Gobierno de la India ha facilitado orientación y asistencia financiera a los estados y territorios de la unión para preparar y aplicar planes de ordenación con miras a la conservación y el desarrollo de los ecosistemas de manglares. La mayoría de estos planes están ya en aplicación. Abarcan en general topografía y demarcación, regeneración natural de zonas seleccionadas, reforestación, medidas de protección, colocación de vallados y programas de concientización.

El Gobierno presta también apoyo a las investigaciones de instituciones académicas para el desarrollo de los ecosistemas de manglares sobre una firme base ecológica. La Política Forestal Nacional de 1988 menciona la conservación y ordenación efectivas de los ecosistemas forestales nacionales (entre ellos los manglares) como sector prioritario de la investigación forestal.

Manglares en la India

Marco legal

La India dispone ya de un marco legal para la conservación y ordenación de los manglares. La Ley Forestal de la India de 1927 y la Ley de Protección de la Naturaleza de 1972 disponen la protección de la flora y de la fauna. Aunque no mencionan específicamente los manglares, estas leyes pueden aplicarse también a la conservación de la flora y la fauna de los ecosistemas de manglares. Desde 1927, la Ley Forestal de la India se ha aplicado a los bosques de mangles de Sundarbans, que han sido declarados zona reservada (Naskar y Mandal, 1999).

La Ley de Conservación de Bosques de 1980 estipula que ninguna zona forestal podrá ser desviada a fines no forestales sin la aprobación previa del Gobierno de la India. Esta ley ha sido muy útil para impedir que zonas de manglares se dediquen a fines no forestales.

La Ley de Protección del Medio Ambiente de 1986 ha desempeñado un papel esencial en la conservación y ordenación de los ecosistemas de manglares. Establece una Zona Costera de Regulación en la que se restringen, para proteger las costas, las actividades industriales y otras como descarga de aguas no tratadas y residuales, el vertido de residuos, la rehabilitación y el rescate de tierras. Las fajas costeras se clasifican en cuatro categorías (véase el recuadro, pág. 52). El cumplimiento de las prescripciones legales es una necesidad imperiosa (Untawale, 1992).

Un rodal de arbustos Rhizophora en el manglar de Sundarbans

- FAO/19883/G. GREPIN

LA SITUACIÓN EN GOA

Goa, con una superficie total de 370 000 ha, tiene 500 ha de manglares, habiéndose éstos reducido abrupta-mente desde las 20 000 ha registradas en 1987 (véase el mapa). Unas 178 ha de los mejores manglares en Chorao han sido declaradas reserva forestal con arreglo a la Ley Forestal de 1927 para proteger y conservar los bosques de mangles. Ulteriormente, en 1988, esta zona fue declarada santuario ornitológico en virtud de la Ley de Protección de la Naturaleza de 1972. El trabajo de reforestación para restaurar los manglares degradados se inició en Goa en 1985-1986; a fines de 1996-1997 el programa había cubierto 876 ha (estadísticas del Departamento Forestal de Goa). En 1988, el Gobierno de Goa constituyó un comité estatal para supervisar el desarrollo de los bosques de mangles. En 1990 se formó un equipo multidisciplinario de formulación de proyectos para facilitar la preparación de un plan de acción general para el desarrollo del ecosistema de manglares. El mismo año, el gobierno decidió que no se permitiría construcción ni alteración alguna en la zona delimitada por el Departamento Forestal para conservación de manglares, y declaró que durante diez años no podrían cortarse 15 especies de mangles. En 1991-1992 se preparó un Plan quin-quenal de ordenación de manglares en Goa, que se aplicó con la asistencia financiera del Gobierno de la India, plantándose 100 ha anuales de manglares. Actualmente está en curso un segundo Plan quinquenal.

SITUACIÓN EN LAS ISLAS ANDAMÁN Y NICOBAR

El archipiélago de Andamán y Nicobar, en el golfo de Bengala, comprende 572 islas, con una superficie total de unas 825 000 ha. Las costas tienen unos 1 962 km. La superficie de los manglares es de 96 600 ha (Gobierno de la
India, 1997). Las Islas Andamán medias suman 99 800 ha, de las cuales 23 400, es decir el 23,4 por ciento, están cubiertas con manglares (datos del Departamento de Medio Ambiente y Bosques).

En otros tiempos se extraía leña y estacas de los manglares en pequeñas cantidades para cubrir la demanda local que, además del uso doméstico, comprendía una central térmica en Port Blair, tres industrias importantes de contrachapados y los buques de vapor públicos. Una extracción limitada no era nociva para los manglares públicos, pero en las zonas rentales (zonas en que se permite a los habitantes locales beneficiarse de la extracción de productos forestales) la destrucción de los manglares salta a la vista. Algunas zonas han sido aprovechadas para la agricultura y para asentamientos humanos (Departamento de Medio Ambiente y Bosques de las Islas Andamán y Nicobar, 1997).

Desde 1987, al crecer la inquietud por la conservación de los manglares, la Administración de Andamán y Nicobar ha prohibido extraer madera de ellos. Las industrias de contrachapados, la central térmica y los buques de vapor se alimentan desde entonces con gasoil. La estrategia adoptada para la conservación y la ordenación de los manglares es la siguiente:

PROBLEMAS DE LA CONSERVACIÓN Y ORDENACIÓN DE LOS MANGLARES

La mayor parte de los problemas que se plantean a los manglares de Goa y las Andamán medias son también comunes a otras partes de la India, tanto los peligros naturales como las consecuencias de actividades humanas destructivas. No obstante la gravedad de los problemas varía según las regiones.

Peligros naturales

Las amenazas de la naturaleza a los manglares de Goa y de las Islas Andamán medias son las siguientes:

Para reducir la infestación con percebes deben usarse para las plantaciones plántulas de vivero de tallo alto, de manera que su brote principal permanezca sobre el nivel del agua. Las plántulas más maduras son también menos vulnerables a los ataques de ostras, cangrejos y gasterópodos. La infestación con insectos es más intensa en los monocultivos, pero puede reducirse en plantaciones mixtas (Siddiqi et al., 1992).

Problemas causados por el hombre

Algunas actividades humanas que han causado daños a los manglares de Goa y las Islas Andamán medias son:

El Gobierno de Goa ha prohibido ya la tala de 15 especies de mangles durante diez años en virtud de la Ley de Conservación de Árboles de Goa, Daman y Diu de 1984. Esta protección es deseable para todas las especies de mangles, pero la necesidad de una prohibición total de corta y poda en los manglares puede revisarse periódicamente. En las Islas Andamán y Nicobar, se precisa una legislación adecuada para detener la tala de manglares en tierras rentales y privadas (Departamento de Medio Ambiente y Bosques de Andamán y Nicobar, 1997). Otras medidas que pueden contribuir a superar algunos de estos problemas son la vigilancia en campos, malecones y puertos durante el período de recolección para impedir la recogida ilegal de frutas; la aplicación estricta de las leyes contra la contaminación; una prohibición de pescar con redes de arrastre en zonas en que hay plántulas de menos de cinco años; y la limitación de velocidad de las barcazas en zonas de manglares con plántulas jóvenes.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Muchos de los problemas observados durante el estudio en Goa y las Islas Andamán, en particular los de origen humano, pueden atribuirse a las siguientes causas primeras, que es preciso atacar para la conservación sostenible de los manglares:

El Gobierno de la India, el Gobierno de Goa y la Administración de las Islas Andamán y Nicobar se han esforzado hasta ahora con éxito en reducir la gravedad de los problemas mediante medidas de conservación y desarrollo de los manglares, pero hay margen para conseguir mejores resultados. Se sugieren, entre otras, las medidas siguientes:

Se han emprendido ambiciosos programas de restauración y rehabilitación de manglares en Goa a lo largo de los estuarios de Mandovi, Zuari y Chapora y del canal Cumbarjua. Sin embargo, en las Islas Andamán y Nicobar no se han realizado en los tres últimos años obras importantes de restauración de manglares. Los efectos de los programas de conservación y reforestación de manglares en la costa central occidental de la India han sido la mayor percepción por el público de la importancia de los manglares; la limpieza del fango ribereño entre mareas; la apertura de nuevas perspectivas para actividades forestales y sociales; el aumento de la biomasa en los estuarios, que ha repercutido en la productividad biológica; y la proliferación de aves y otros animales (Untawale, 1996). 

Bibliografía

Distribución mundial de los manglares

Se encuentran manglares a lo largo de muchas costas de los mares tropicales y subtropicales, pero no se conoce bien la superficie total de los manglares en el mundo. Cálculos recientes oscilan entre 16,5 millones de hectáreas (FAO, 1994, basado en cifras de principio y mediados del decenio de 1980), 16,9 millones de hectáreas (UICN, 1983), 18,1 millones de hectáreas (Spalding et al., 1997) y 19,9 millones de hectáreas (Fisher y Spalding, 1993, citados en Spalding et al., 1997). En muchos de estos estudios se han excluido los países con pequeñas extensiones de manglares.

Un nuevo estudio emprendido por la FAO trata de reunir información actualizada, fiable y completa sobre la distribución mundial de los manglares.

Como parte de la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2000 (FRA 2000), promovida por la FAO en colaboración con los países miembros, donantes y otros participantes, se ha pedido a todos los países que proporcionen datos sobre su superficie forestal desglosados por tipos de bosque, utilizando su propio sistema de clasificación. Como los manglares son un tipo de bosque particular cuya definición es bastante uniforme, la mayor parte de los países en que hay manglares han mandado información específica sobre éstos para la ERF 2000. Esta información será analizada en un estudio especial sobre la situación de los bosques de manglares en todo el mundo como parte de la ERF 2000. Para que el estudio sea completo, se tomará contacto de nuevo con los países que no han facilitado información sobre sus recursos de manglares, aunque se sabe que los poseen.

Manglares en la provincia de Aurora, Filipinas

Además de suministrar información sobre la situación actual de los manglares, el objetivo es comparar estos datos con la información de evaluaciones previas o de otras fuentes para analizar las tendencias recientes de su superficie a disminuir o aumentar (por replantación).

Se invita a los lectores a contribuir a este estudio mediante información adicional sobre evaluaciones actuales o pretéritas de superficies de manglares, de preferencia a escala nacional, pero también sobre extensiones menores cuando se disponga de tal información. La información deberá enviarse a Mette Løyche Wilkie, Servicio de Desarrollo de Recursos Forestales, Departamento de Montes, FAO, Viale delle Terme di Caracalla, Roma 00100, Italia (correo electrónico: Mette.LoycheWilkie@fao.org).

En el sitio Web de la FAO se incluirán, tan pronto como estén disponibles, una base de datos e información específica por países. La base de datos se actualizará regularmente. A largo plazo, se pretende desarrollar este sitio Web con vínculos a mapas y a otras bases de datos relativas a diversos aspectos de los manglares. Se tratará de proporcionar información sobre aspectos no cubiertos por otras organizaciones y de llenar vacíos informativos importantes dentro del mandato de la FAO.

Bibliografía

    FAO. 1994. Mangrove forest management guidelines. FAO Forestry Paper 117, Roma. 319 pp.

    Fisher, P. y Spalding, M.D. 1993. Protected areas with mangrove habitat. Cambridge, Reino Unido, World Conservation Monitoring Centre (proyecto de informe).

    UICN. 1983. Global status of mangrove ecosystems. Commission on Ecology Papers No. 3. P. Saenger, E.J. Hegerl y J.D.S. Davie, eds. Gland, Suiza, International Union for Conservation of Nature and Natural Resources.

    Spalding, M.D., Blasco, F. y Field, C.D. (eds.). 1997. World mangrove atlas. Okinawa, Japón, The International Society for Mangrove Ecosystems. 


Página precedenteInicìo de páginaPágina siguiente