5. SALIDA DEL AGUA DEL ESTANQUE

(96) Se necesitará un desagüe para vaciar el estanque.


(97) El desagüe deberá colocarse en la base del terraplén, por el borde inferior del estanque (la parte más profunda).

 



SALIDAS SENCILLAS

(98) El tubo de desagüe puede hacerse con un trozo de bambú o una cañería plástica o metálica. El tubo deberá tener unos 10 cm de diámetro. El terraplén es mucho más ancho en este lado del estanque y, por tanto, el tubo de desagüe tendrá que ser más largo que el de entrada.

 

(99) El tubo de desagüe deberá ser lo suficientemente largo para atravesar todo el terraplén. Se necesitará un tubo de unos 6,5 m de largo que atraviese el terraplén en el lado más bajo.

   

(100) Si no puede conseguir un tubo suficientemente largo para atravesar el terraplén, puede usted unir varios trozos más cortos, como se indica en el dibujo.


(101) Si se utiliza bambú, se pueden unir los trozos cortos colocando otros más delgados en el centro; en todo caso, los trozos más delgados no deberán tener menos de 8 ó 9 cm de diámetro. Cubra las juntas de bambú con cuerdas y recúbralas de alquitrán para evitar que el agua se salga.

   

(102) Ahora abra una zanja estrecha en el terraplén para colocar el tubo de desagüe, que deberá pasar desde el lado más profundo, en la parte interna del estanque, hasta el exterior.


(103) Si el tubo de desagüe queda por debajo del nivel del suelo en la parte exterior del estanque, tendrá que excavar una acequia para dejar fluir el agua que salga por el tubo de desagüe.


(104) Ponga el tubo de desagüe en la zanja abierta en el terraplén y recúbrala de tierra.


(105) Utilizando un tubo de desagüe de unos 10 cm de diámetro se necesitarán 10 horas para vaciar el estanque de 400 metros cuadrados.

 

(106) Es más fácil colocar el tubo de desagüe en el lugar deseado antes de excavar el estanque y construir los terraplenes. Cuando construya usted otro estanque, se dará cuenta de ello y podrá instalarlo al construir los terraplenes. Pero en esta primera experiencia, es mejor que instale el desagüe como acabamos de explicarle, porque resulta más fácil de entender.



UN DESAGÜE AUN MEJOR

(107) Un desagüe realizado mediante una cañería plástica o de metal se puede mejorar instalando un tubo vertical en el extremo, disponiendo un empalme en forma de L o de T como los que figuran en el dibujo. Cierre el empalme en forma de T con un tapón.

(108) El empalme y la cañería vertical habrán de instalarse en el extremo del tubo de desagüe, fuera del estanque, y es preciso protegerlos para evitar que sufran daños por obra de animales o de otras personas.

 


(109) El extremo superior del tubo vertical deberá estar de 3 a 5 cm más alto que el nivel del agua del estanque. Si el agua sube demasiado en el estanque, rebosará por la cañería vertical.

(110) Amarre el tubo vertical a una estaca hincada en el suelo, para evitar que se incline y deje salir el agua del estanque.

   

(111) Para hacer salir el agua, suelte el tubo vertical e inclínelo hacia un lado. El agua saldrá del estanque.

(112) Existe también otro procedimiento para hacer salir el agua del estanque, utilizando un sifón. Le explicaremos cómo utilizar un sifón en los párrafos 122 a 133.



OTRO TIPO DE DESAGÜE: EL DESAGUADERO

(113) Para vaciar más rápido un estanque grande, se puede construir otro tipo de desagüe, que se instala dentro del terraplén, en el extremo más profundo del estanque. Ese desagüe se llama desaguadero o monje y cuando el estanque está lleno, queda parcialmente dentro del agua.

(117) Cuando la rejilla está insertada, funciona como aliviadero, por lo que no se necesitará un tubo como el indicado en el párrafo 109.

(118) El desaguadero se puede construir de madera pero, si sabe usted cómo hacerlo, puede usar ladrillos o bloques de cemento.

(119) Los dibujos de las páginas siguientes muestran cómo construir un desaguadero de madera y cómo llenar y vaciar con él un estanque.



(114) El desaguadero consiste en una caja alta, con paredes laterales, una pared de fondo, un frente formado por dos planchas de madera y un piso. En cada una de las paredes laterales hay dos ranuras, en las cuales se insertan dos filas de planchas de madera.


(115) Las planchas se insertan en las ranuras para impedir la salida del agua del estanque, y se sacan para permitir la salid

(116) El desaguadero tiene también una rejilla que se fija sobre la primera fila de planchas e impide que los peces escapen cuando el estanque está demasiado lleno o cuando se vacía.






REFORZAR EL TUBO DE DESAGÜE

(120) Se puede reforzar el tubo de desagüe colocando a su alrededor un aro de cemento u hormigón. El aro mantendrá el tubo fijo en el terraplén y evitará pérdidas de agua.

 




(121) En el dibujo se muestra cómo hacer un molde para el aro de cemento.

 



UTILIZAR UN SIFON PARA VACIAR EL ESTANQUE

(122) Para vaciar el estanque se puede utilizar también un sifón. Si se utiliza un sifón no se necesitará desagüe, pero se tendrá que instalar un aliviadero como el que se describe en los párrafos 172-179.

(123) El sifón no es más que un tubo que, partiendo del interior del estanque, pasa por encima del terraplén y termina fuera del estanque.

 

     

(124) Para el sifón puede utilizarse un tubo de plástico o de caucho que tenga por lo menos 3 cm de diámetro.

(125) El sifón debe ser lo suficientemente largo para llegar desde la parte más profunda del estanque, pasando por encima del terraplén, hasta la parte exterior. Hará falta un tubo de unos 8 m de longitud.

   

(126) Cuando quiera vaciar el estanque, introduzca todo el tubo en el agua, para que se llene. Asegúrese de que el tubo esté bien lleno de agua de un extremo a otro. Si el sifón no está lleno de agua, no funcionará.

(127) Antes de sacar el sifón del agua, cierre un extremo del tubo con un tapón y deje el otro extremo abierto.

   

(128) Deje el extremo abierto del sifón debajo de la superficie del agua. Puede utilizar piedras para retener el tubo debajo del agua, pero asegúrese de que no sean demasiado pesadas, porque podrían interrumpir el paso del agua.

(129) Pase el otro extremo del sifón (el que está tapado) sobre la parte superior del terraplén y déjelo en el suelo fuera del estanque.


(130) Si el extremo que está fuera del estanque queda más alto que el fondo del estanque en su parte más profunda, tendrá usted que excavar una zanja, para que el extremo del sifón que está fuera del estanque esté más bajo que el que queda dentro. La zanja permitirá que salga el agua y se vacíe el estanque.

   

(131) Ahora quite el tapón. Si el extremo que está fuera del estanque está más bajo que el de dentro y este último está sumergido, el agua comenzará a fluir por el tubo, saliendo del estanque.

(132) Si el extremo del sifón que está dentro del estanque sube a la superficie, el agua puede dejar de fluir. Si esto sucediera, ponga todo el tubo de nuevo dentro del estanque, llénelo de agua y comience otra vez la operación.

 

(133) Con un sifón se tarda bastante más tiempo en vaciar el estanque que con un desagüe. Si se utiliza un sifón de unos 3 cm de diámetro, se tardará tres días en vaciar el estanque.



Resumen

USTED HA APRENDIDO A SACAR EL AGUA DE CADA ESTANQUE

Haga un desagüe en cada estanque:

  • a través del fondo de la parte menos profunda del terraplén;
  • su parte más baja deberá estar unos 10 cm por debajo del punto más profundo del estanque;
  • utilice un tubo recto, un tubo en L o un desaguadero, haga un aliviadero en cada estanque

o utilice un sifón hecho con un tubo flexible de al menos 3 cm de diámetro.