Portal lácteo

Mercados y comercio

La comercialización de los excedentes de la producción lechera mejora los ingresos, genera empleo en el procesamiento, comercialización y distribución de la leche, y contribuye a la seguridad alimentaria en las zonas rurales. En los países en desarrollo, la mayor parte de la leche se comercializa a través de canales informales, esto es, sin concesión de licencias ni reglamentación. Esto se debe principalmente a que la mayoría de los consumidores prefieren elaborar ellos mismo la leche mediante prácticas simples como la cocción, en lugar de pagar por el procesamiento y el envasado formales. Como consecuencia, la diferencia entre los precios al productor y los precios al consumidor suele ser menor en el mercado informal.

El mercado lechero a menudo es uno de los mercados agrícolas más reglamentados. En los países en desarrollo, las políticas generalmente se proponen reducir las importaciones lecheras y promover la producción nacional a fin de mejorar los medios de vida de los hogares agrícolas y reducir los gastos de importación. Sin embargo, es probable que en el futuro muchos países en desarrollo no serán autosuficientes en cuanto a producción lechera y, por tanto, pase a depender de manera creciente de las importaciones de productos lácteos.

La parte del total de productos lácteos comercializada internacionalmente es relativamente pequeña, con alrededor del 8 por ciento, debido principalmente al carácter altamente perecedero de muchos de estos productos. Los productos lácteos se pueden clasificar en fluidos no comercializables (por ejemplo, leche líquida) y productos manufacturados comercializables (por ejemplo, mantequilla o ghee (mantequilla clarificada), leche condensada y leche en polvo).

¿Sabía que?

  • Se estima que los comerciantes de los mercados informales manipulan más del 80 por ciento de la leche comercializada en los países en desarrollo.
  • Las cadenas lacteas informales son el principal vínculo entre los pequeños productores rurales de leche y los mercados urbanos (con una demanda creciente de productos lácteos).
  • La venta de la leche de las zonas rurales en los centros urbanos permite la transferencia de fondos de los centros urbanos ricos a las comunidades agrícolas pobres.
  • La estacionalidad de la oferta lechera limita la comercialización de productos lácteos en muchos países en desarrollo.
  • Cerca de 82 por ciento de las exportaciones mundiales de productos lácteos proviene de los países desarrollados.
  • Los productos lácteos más comercializados en el mercado mundial son la mantequilla, el queso y la leche en polvo.