Perspectivas alimentarias 11/96

Previous Page TOC Next Page


EXISTENCIAS REMANENTES


Tras la acusada disminución de las existencias mundiales de cereales, ahora se pronostica que los remanentes finales de las campañas agrícolas que terminan en 1997 aumentarán a casi 285 millones de toneladas, es decir 17 millones de toneladas, o sea un 6 por ciento, más que su bajo volumen inicial y unos 8 millones de toneladas más de lo que se preveía en septiembre. El aumento del pronóstico de este mes se debe al incremento de las estimaciones de la producción de algunos de los grandes exportadores y a una disminución del comercio internacional previsto para 1996/97. La reposición de las existencias prevista para este año, la primera en cuatro años, probablemente se concentrará en los grandes países exportadores que históricamente han servido para amortiguar los déficit mundiales de producción. Según el volumen previsto actualmente, la relación entre las existencias finales de 1997 y la utilización tendencial en 1997/98 se acercará al 15,5 por ciento, manteniéndose todavía por debajo del margen del 17-18 por ciento que la Secretaría de la FAO considera el mínimo necesario para salvaguardar la seguridad alimentaria mundial. Esto significa que la moderada reposición de las existencias durante la presente campaña, aunque es un hecho positivo, sería insuficiente en el caso de un considerable déficit de producción en 1997.

EXISTENCIAS REMANENTES MUNDIALES DE CEREALES


Años agrícolas que finalizan en:

1995 1996
estim.
1997
pronóst.

(. . . millones de toneladas . . .)
Trigo 117,2 107,8 111,6
Cereales secundarios 146,6 106,7 121,0
Arroz (elabor.) 54,7 52,8 52,0
TOTAL 318,5 267,2 284,6
del cual:


Principales exportadores 108,7 79,9 107,6
Otros países 209,7 187,3 177,1















FUENTE: FAO


Una combinación de cosechas entre excelentes y de nivel récord que se están recogiendo en algunas de las importantes regiones productoras de cereales y unas perspectivas favorables para la producción del hemisferio sur deberían contribuir a una mejora notable de la situación de los suministros mundiales de cereales, lo que también se refleja en la disminución de los precios internacionales del trigo y los cereales secundarios en los últimos meses. Tras el descenso registrado durante tres años consecutivos, actualmente se pronostica que los remanentes de cereales de los grandes exportadores de cereales aumentarán en 1996/97 a alrededor de 108 millones de toneladas, 28 millones de toneladas, o sea un 35 por ciento, más que su bajo nivel de apertura. En cambio, se prevé que las existencias totales de cereales de todos los otros países en conjunto disminuirán, por cuarto año consecutivo, a 177 millones de toneladas, 10 millones de toneladas, o sea un 5 por ciento, menos que en 1995/96, principalmente en la CEI.

La mayor parte de la recuperación de las existencias mundiales de cereales prevista se debería a un aumento de los inventarios de cereales secundarios. Este mes el pronóstico relativo a las existencias mundiales de cereales secundarios para las campañas agrícolas que terminan en 1997 se ha vuelto a revisar al alza a 121 millones de toneladas, alrededor de 14 millones de toneladas, o sea un 13 por ciento, más que el nivel inicial y un volumen superior en más de 3 millones de toneladas a las previsiones del informe anterior. La mayor parte de la revisión de este mes se debe al aumento de los pronósticos relativos a la producción de los grandes exportadores, especialmente los Estados Unidos y la CE y, en alguna medida, el Canadá. Frente a una menor demanda de exportación en la actual campaña y pese a la recuperación prevista del uso interno de piensos, los remanentes de cereales secundarios de los Estados Unidos deberían aumentar en alrededor de 16 millones de toneladas al doble del volumen del año pasado (Cuadro A.7). A pesar del aumento previsto del consumo interno así como de las exportaciones de la CE, es probable que este año aumenten también las existencias de cereales secundarios de la CE, a 17 500 000 toneladas, alrededor de un millón de toneladas más que sus niveles de apertura. En cambio, podrían volver a disminuir los inventarios de cereales secundarios en algunos otros países, como Brasil, Bulgaria, China, Colombia, Kazajstán, Arabia Saudita y Ucrania, debido principalmente a la fuerte demanda interna y, en algunos casos, también al déficit de producción.

El pronóstico relativo a las existencias de trigo para las campañas agrícolas que terminan en 1997 se ha revisado al alza a 112 millones de toneladas, alrededor de 4 millones de toneladas más que su bajo nivel de apertura y un volumen superior en más de un millón de toneladas a las previsiones de septiembre. Los grandes exportadores registrarían el primer aumento en tres años y es probable que terminen la campaña con inventarios de unos 39 millones de toneladas de trigo, 8 millones de toneladas más que al principio y 2 millones de toneladas más que las previsiones de septiembre. En cambio, las existencias de otros países deberían descender por tercer año consecutivo.

El pronóstico de la FAO relativo a las existencias mundiales de arroz al final de las campañas comerciales de 1997 es de 52 millones de toneladas, alrededor de 800 000 toneladas menos que en 1996. Este pronóstico es mayor que el del mes anterior para tener en cuenta la revisión al alza de las estimaciones de las cosechas de arroz que se recogerán este año.


Previous Page TOC Next Page