FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, Abril 2000 - Page 11

Previous PageTable Of ContentsNext Page

AMERICA DEL SUR

ARGENTINA (27 de marzo)

Unas condiciones atmosféricas mejoradas han beneficiado el desarrollo de la cosecha de maíz de 1999/2000 tras un período prolongado de sequía. Ha comenzado la recolección en las principales zonas productoras, y los pronósticos iniciales indican una producción superior a la media de 15 - 15,5 millones de toneladas. En la provincia de Córdoba, en particular, y en otras de las principales zonas productoras se prevén rendimientos superiores a la media. Lo cual contribuirá a compensar los rendimientos inferiores a la media que de todas maneras se prevén como consecuencia de la sequía en la provincia septentrional de Entre Ríos y en las zonas limítrofes con Santa Fe. También se están obteniendo rendimientos inferiores a la media en algunas zonas aisladas de las regiones centroorientales de Buenos Aires, la principal zona productora del país. La cosecha de arroz, que se está plantando actualmente, se ha visto afectada por la falta de lluvias en las partes septentrionales en las que se produce la mayor parte de los cultivos; además, la superficie plantada disminuyó con respecto al año anterior como consecuencia de los precios poco atrayentes. Actualmente, la producción se pronostica en 1 millón de toneladas, nivel ligeramente inferior a la media, frente a la producción de 1,7 millones de toneladas de 1999.

BOLIVIA (27 de marzo)

Unas intensas lluvias e inundaciones registradas en enero en la provincia sudoriental de Tarija afectaron el desarrollo de los cereales, papas y otros cultivos plantados al final del año pasado. También se han registrado graves daños en las viviendas de los agricultores. Se ha proporcionado, en colaboración con las autoridades, asistencia de socorro de urgencia de la comunidad internacional. También se señalan inundaciones en las grandes zonas productoras del Departamento de Santa Cruz, en las que está a punto de comenzar la recolección de las cosechas de cereales de la primera temporada (principal) del 2000. La producción de trigo debería disminuir respecto del año pasado a un nivel inferior a la media. En otras zonas productoras reina la sequía. Pese a las condiciones adversas del tiempo, la producción de maíz, el cereal principal, debería aumentar con respecto al nivel cercano a la media del año pasado a un nivel muy bueno de 705 000 toneladas. En cambio, la cosecha de trigo ha quedado afectada por las lluvias y se prevé una producción inferior a la media. También se prevé una producción media de sorgo.

BRASIL (27 de marzo)

La plantación de la cosecha de trigo del 2000 ha comenzado en los principales estados productores del sur con condiciones atmosféricas normales tras un período de sequía prolongada. Según los pronósticos, las plantaciones previstas en los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul estarán cercanas al nivel medio de 1999. Después de algunos retrasos debidos al exceso de lluvias se ha reanudado la recolección de la cosecha de maíz de la primera temporada (principal) del 2000. Se ha cosechado alrededor del 40 por ciento de la superficie plantada, frente al 55 por ciento recogido en el mismo período del año anterior. La producción (de ambas cosechas) se pronostica provisionalmente en un nivel cercano a la media de 32,2 millones de toneladas. Sin embargo, la producción total dependerá mucho de los resultados de las cosechas de la segunda temporada, ya que de la producción de la primera temporada se han obtenido rendimientos inferiores a lo normal, como consecuencia de la escasez de las lluvias recibidas durante el período de desarrollo. Ya ha comenzado la plantación de la cosecha de maíz de la segunda temporada en las zonas septentrionales y nordorientales, y está a punto de comenzar en los estados productores centrales con condiciones atmosféricas normales. Se está recolectando la cosecha de arroz y los pronósticos más recientes indican que la producción debería disminuir respecto del nivel casi récord de 11,6 millones de toneladas del año pasado, a 11,4 millones de toneladas, que es un nivel todavía superior a la media.

COLOMBIA (5 de abril)

Unas lluvias fuertes caídas a principios de marzo seguidas de unas lluvias más intensas e inundaciones al final del mes han retrasado la plantación de las cosechas de cereales de la primera temporada del 2000. Para las semanas venideras se pronostican lluvias superiores a lo normal. No obstante, se prevé que la superficie plantada con maíz estará cercana al nivel medio de 1999. Pero la producción no alcanza para satisfacer la demanda interna, particularmente de la industria forrajera, de manera que se necesitarán importaciones de 1,5 millones de toneladas, semejantes a las del año anterior. También se supone que la superficie plantada con arroz estará cercana al nivel medio del año anterior. Continúa creciendo el número de las personas desplazadas en el interior del país. El Gobierno está preparando un programa de socorro en colaboración con la comunidad internacional.

CHILE (27 de marzo)

La recolección de la cosecha de trigo del 2000 ha terminado recientemente y la producción se calcula provisionalmente en 1,2 millones de toneladas, semejante a la producción inferior a la media de 1999. Anteriormente se había calculado una producción mayor, pero el exceso de lluvias recibidas durante la recolección al final de enero causaron daños a los cultivos. En cambio, ni las lluvias excesivas ni los vientos afectaron a la cosecha de maíz que se está recogiendo actualmente. Se prevé una recuperación de la cosecha afectada por la sequía del año pasado.

ECUADOR (27 de marzo)

En las principales zonas productoras del litoral la plantación de la cosecha de maíz (amarillo) de la primera temporada, que se recogerá a partir de mayo, está muy avanzada. La superficie plantada se pronostica provisionalmente en un nivel cercano a la media. Las condiciones atmosféricas han beneficiado hasta ahora a los cultivos, de manera que se prevén rendimientos satisfactorios y un aumento de la producción respecto al nivel medio del año pasado. Las lluvias, sin embargo, llegaron tarde para la plantación de la cosecha de arroz y, de consiguiente, se redujo la superficie plantada. La recolección comenzará a partir de abril, y se prevé una producción inferior a la media. Los agricultores se sintieron desanimados también por los problemas financieros y los precios relativamente bajos.

PARAGUAY (27 de marzo)

Una sequía persistente ha afectado durante meses las zonas septentrionales del país, en particular los departamentos de Concepción, San Pedro y el Chaco Central. Ha habido algunas lluvias, pero irregulares y mal distribuidas. El Gobierno ha declarado el estado de emergencia en lo que era antes el primer estado, donde han sufrido daños alrededor de 11 300 hectáreas de cultivos de minifundios. Se señala que la escasez de agua afecta no sólo las actividades agrícolas sino también el consumo humano. El Gobierno y la comunidad internacional están proporcionando asistencia de socorro.

PERU (27 de marzo)

La plantación de la cosecha de trigo del 2000 está prácticamente terminada y la recolección comenzará a partir de mayo. La producción se pronostica provisionalmente en un volumen ligeramente superior a la media de 160 000 toneladas. Las condiciones atmosféricas han beneficiado la plantación de la cosecha de maíz (blanco y amarillo) de la primera temporada del 2000, aunque unas lluvias fuertes caídas en la sierras centromeridionales han provocado aludes de lodo, dejando algunas víctimas en pequeñas aldeas aisladas. Ha comenzado la recolección y hasta ahora se están obteniendo rendimientos satisfactorios. Si las condiciones atmosféricas siguen siendo favorables, se prevén producciones superiores a la media. El grueso de las operaciones de recolección de la importante cosecha de arroz de regadío comenzará a partir de mayo. Los niveles de las represas de agua son suficientes y se prevé una producción superior a la media.

URUGUAY (27 de marzo)

Se han vuelto a recibir algunas lluvias entre ligeras y moderadas, aunque irregulares y mal distribuidas, después de una sequía prolongada que ha afectado gravemente las cosechas principales de cereales de 1999/2000 en el país. La recolección de las cosechas de trigo y cebada se ha terminado recientemente y las producciones se calculan provisionalmente en un nivel bajo de 373 000 toneladas y 99 000 toneladas, respectivamente, frente las estimaciones de alrededor de 522 000 toneladas y 249 000 toneladas hechas anteriormente, en el período de siembra. Las perspectivas son también malas para la cosecha de maíz, que se está recolectando actualmente, y los pronósticos provisionales cifran la producción en 70 000 toneladas, como máximo, frente al pronóstico anterior de 162 000 toneladas. También debería disminuir la producción de sorgo con respecto a la estimación anterior (106 000 toneladas), llegando como máximo a las 20 000 toneladas. Recién ha comenzado la recolección de la importante cosecha de arroz, cuya producción se pronostica provisionalmente en 1,1 millones de toneladas, alrededor de un 10 por ciento menos de lo que se había previsto anteriormente. El Gobierno ha adoptado medidas pertinentes para hacer frente a las graves pérdidas sufridas por los agricultores afectados.

VENEZUELA (27 de marzo)

Se continúan ejecutando programas de rehabilitación y reconstrucción en los estados afectados por las intensas e incesantes lluvias de diciembre que provocaron aludes de lodo, corrimientos de tierra e inundaciones. El desastre causó alrededor de 30 000 víctimas y dejó a más de 68 000 personas sin vivienda, aparte de los enormes daños causados a la infraestructura del país. Las partes más afectadas fueron Caracas, la capital, y las zonas urbanas del estado de Vargas en el Norte, así como otras zonas urbanas de varios estados septentrionales. También resultó afectado el sector agrícola, particularmente en los estados de Miranda, Falcón y Yaracuy, y, en menor medida, en Zulia, Táchira, Cojedes, Trujillo y algunas zonas agrícolas de Vargas. Los daños causados a los cultivos de cereales no fueron significativos ya que recién había terminado la recolección de la cosecha, pero sí quedaron afectados cultivos alimentarios importantes para la población rural, tales como raíces, tubérculos y plátanos. Resultaron, además, afectados los cultivos de exportación, tales como el cacao y el café. La situación de los suministros de alimentos se mantiene estable aunque se sigue distribuyendo ayuda alimentaria de la comunidad internacional, y se están examinando con el Gobierno algunos proyectos de asistencia técnica para la rehabilitación inmediata del sector agrícola. Los proyectos beneficiarán directamente a 6 000 familias rurales. La plantación de las cosechas de maíz y arroz de la primera temporada (principal) del 2000 debería comenzar a partir de abril.


Previous PageTable Of ContentsNext Page