FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, Abril 2000 - Page 12

Previous PageTable Of ContentsNext Page

EUROPA

CE (5 de abril)

Las condiciones atmosféricas para el desarrollo de los cultivos de invierno y para la plantación de la cosecha temprana de primavera han sido hasta ahora en general satisfactorias, salvo en las zonas mediterráneas en las que las precipitaciones han sido inferiores a lo normal en los dos últimos meses. Las indicaciones más recientes continúan apuntando a un incremento de la superficie total de cereales para la cosecha del 2000, a expensas principalmente de las semillas oleaginosas. Se pronostica que la superficie total de trigo aumentará alrededor de un 4 por ciento a 17,6 millones de hectáreas aproximadamente y, en base a las condiciones atmosféricas registradas en lo que va de la campaña, todo parece indicar que los rendimientos medios serán algo mayores que el año anterior. Se prevé un incremento de los rendimientos especialmente en Francia, Alemania y el Reino Unido, mientras que en Italia, Portugal y España la sequía podría limitar el potencial de los cultivos. La FAO pronostica la producción total de trigo de este año en la Comunidad en alrededor de 105 millones de toneladas, 7 por ciento más que en 1999. Con respecto a los cereales secundarios, aunque las condiciones para las cosechas de cebada de invierno son hasta ahora buenas en las latitudes septentrionales, dependerá mucho del resultado de la siembra de primavera y verano, que recién está comenzando. En esta fase inicial, la FAO pronostica provisionalmente la producción total de cereales secundarios de la Comunidad en el 2000 en alrededor de 104 millones de toneladas, volumen marginalmente superior al de 1999. Está comenzando la campaña del arroz en los países productores, y se prevé que la superficie se mantendrá en torno a las 400 000 hectáreas, nivel en el cual se ha estabilizado desde 1996. Si el tiempo fuera normal, se supone que la producción también se mantendría cercana al nivel normal de los últimos años, situado en alrededor de 2,6 millones de toneladas.

ALBANIA (6 de abril)

Unas condiciones atmosféricas en general favorables para la plantación de los cereales de otoño hacen pensar que sería posible en el 2000 una recuperación de la producción de cereales, después de que el tiempo adverso registrado en los períodos de siembra tanto de otoño como de primavera redujera la superficie total y la producción de cereales en 1999. Sin embargo, el potencial de la producción sigue siendo limitado debido a la falta de crédito, que es el problema principal que limita la utilización de fertilizantes y otros insumos. El PMA continúa proporcionando asistencia alimentaria a unas 60 000 personas que se han vuelto vulnerables a raíz de la crisis Balcánica.

BELARUS (23 de marzo)

A pesar de los informes oficiales optimistas sobre las perspectivas para los cereales y legumbres de invierno, la situación general de la agricultura es muy problemática. Los informes oficiales señalan que la superficie sembrada con cereales y legumbres de invierno supera el objetivo situándose en 1 155 000 hectáreas, y que la superficie sembrada con trigo aumentó un 4 por ciento a 240 000 hectáreas. Hasta ahora las condiciones de crecimiento han sido favorables y la situación de los cereales y legumbres de invierno es satisfactoria. En cambio, las perspectivas para las plantaciones de cereales y legumbres de primavera se ven ensombrecidas por la escasez de capital de explotación, combustible, fertilizantes, plaguicidas y maquinaria en buen estado. El sistema agrario del país permanece todavía en gran parte no reformado y se ve estrangulado por los precios de los insumos y de los productos controlados por el Gobierno en un marco económico de déficit presupuestarios y de una inflación que aumenta rápidamente. El Gobierno espera que una utilización mayor de fertilizantes y unas condiciones atmosféricas mejores permitan una cosecha de cereales y legumbres de al menos 5 millones de toneladas en el 2000.

En 1999, la producción agrícola descendió un 10 por ciento y más de una tercera parte de las empresas agrícolas trabajaron a pérdida. Los graves problemas económicos y unas condiciones atmosféricas adversas redujeron la cosecha de cereales y legumbres a 3,6 millones de toneladas, casi un 40 por ciento menos que la media de los últimos cinco años, y un 25 por ciento menos que la mala cosecha de 1998. La producción podría estar subestimada por el alto grado de interferencia en los mercados ejercida por el Gobierno y la consiguiente escasez de la mayoría de los artículos en la cadena oficial de distribución. También decreció la producción de los productos pecuarios, sobre todo en el caso de la leche. Más del 80 por ciento de la población percibe salarios inferiores a la línea de pobreza.

Tras una segunda mala cosecha de cereales consecutiva, el país necesita importar cereales destinados al consumo humano y para piensos. Es probable que las necesidades alimentarias se satisfagan, pero los problemas de divisas podrían limitar el volumen de los cereales forrajeros comprados, lo que supone una disminución ulterior de la producción pecuaria en el 2000. Las importaciones totales de cereales en el 1999/2000 podrían duplicarse a 1,5 millones de toneladas.

BOSNIA Y HERZEGOVINA (23 de marzo)

Los informes más recientes indican que la superficie sembrada con cultivos de invierno registran una tendencia a la baja, debido a la escasa rentabilidad del trigo. Las perspectivas iniciales para las cosechas de invierno del 2000 son satisfactorias. En cambio, la superficie sembrada con maíz continúa aumentando. Según los informes más recientes, la producción de cereales de 1999, situada en 1,1 millones de toneladas, fue inferior en alrededor de un 4 por ciento a la del año anterior, debido principalmente al mal tiempo y a los precios bajos del trigo. Los disturbios civiles registrados en la región han afectado negativamente la economía, pero hay indicios de que la producción y la situación general del suministro de alimentos no se han trastornado excesivamente. Hay unas 800 000 personas desplazadas en toda Bosnia.

BULGARIA (6 de abril)

Las informaciones más recientes apuntan a una recuperación de la producción de trigo de este año con respecto a la cosecha menguada de 1999. La superficie sembrada con trigo de invierno (que representa toda la producción de trigo) se calcula en 1,1 millones de hectáreas, prácticamente el mismo nivel del año anterior, pero se señala que el tiempo imperante durante el período de siembra y durante todo el invierno ha sido favorable. En efecto, los análisis de las condiciones atmosféricas registradas en lo que va de la presente campaña indican que hay una fuerte probabilidad de que los rendimientos sean superiores a los del año anterior. Esto se refleja en el pronóstico oficial más reciente que cifra la producción de trigo del 2000 en 3,2 millones de toneladas, frente a los 3,1 millones de toneladas del año pasado. Los primeros indicios sugieren también que la calidad de la cosecha de trigo del 2000 mejorará con respecto a la de 1999 debido a que el tiempo ha sido mejor y ha aumentado la utilización de insumos. Debido a la mala calidad de la cosecha de trigo de 1999, este año Bulgaria está permitiendo importaciones ilimitadas de trigo libres de impuestos y, para la harina de trigo las está permitiendo para el período comprendido entre el 1 de marzo y el 30 de julio. Según los primeros indicios, la superficie sembrada y la producción de cereales secundarios de primavera (principalmente maíz) serán semejantes a las del año anterior.

CROACIA (23 de marzo)

Las perspectivas para el trigo de invierno son satisfactorias y la producción podría recuperarse algo. Se informa de que la superficie sembrada con cereales de invierno aumentó después de la mala cosecha del año pasado. Sin embargo, los problemas económicos y en particular la escasez de productos químicos y fertilizantes continuarán impidiendo la producción de cereales.

La producción de cereales de 1999 había descendido un 10 por ciento a 2,9 millones de toneladas. Los buenos rendimientos obtenidos en el maíz compensaron sólo parcialmente el descenso del 46 por ciento de la producción de trigo que se situó en 558 000 toneladas. Los problemas económicos, que redujeron la superficie plantada con cereales de invierno, se vieron exacerbados por las malas condiciones del tiempo.

El país cuenta con grandes cantidades de existencias de trigo y el Gobierno ha aprobado la exportación de 200 000 toneladas de excedentes de trigo.

ESLOVENIA (6 de abril)

Se prevé en el 2000 una recuperación de la producción de cereales después de la cosecha reducida a causa de la sequía del año pasado. La plantación de cereales de invierno de la presente campaña ha terminado dentro del plazo óptimo, y las condiciones atmosféricas para el arraigo de los cultivos fueron favorables.

ESTONIA (10 de abril)

Los cereales de invierno se han beneficiado de unas condiciones de crecimiento favorables y ha aumentado la superficie sembrada. Las perspectivas iniciales para una recuperación de la producción de cereales en el 2000 son satisfactorias. La plantación de los cereales de primavera comenzará dentro de poco. Según estimaciones oficiales, la producción de cereales de 1999 será inferior en alrededor de un 15 por ciento a la de 1998 en vista de la reducción de la superficie sembrada. La producción de productos pecuarios descendió en general, como efecto de la disminución de la demanda de importaciones en la Federación de Rusia. En 1999/2000, las importaciones de cereales se pronostican en 166 000 toneladas.

EX REPUBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (6 de abril)

No se prevén cambios importantes en la producción de cereales del 2000. Se señala que las condiciones atmosféricas para los cultivos de invierno han sido en general favorables. Se prevé que la producción de trigo se mantendrá en torno a las 350 000-400 000 toneladas. El PMA continúa proporcionando asistencia alimentaria a 20 000 personas que quedaron vulnerables después de la crisis balcánica.

FEDERACION DE RUSIA (6 de abril)

Las perspectivas iniciales para los cereales y legumbres de invierno del 2000 son buenas. La superficie sembrada con cultivos de invierno, estimada ahora oficialmente en 14 160 000 hectáreas, incluye alrededor de 13,4 millones de hectáreas sembradas con cereales y legumbres, nivel marginalmente superior al del año anterior. Este año la situación de la cosecha es notablemente mejor. La superficie afectada por la destrucción invernal (un 7-10 por ciento) debería ser inferior a la media y alrededor de la mitad del año anterior. Han comenzado los trabajos de campo de primavera en las zonas meridionales. Las reservas de humedad del suelo son buenas, pero queda un gran volumen de trabajo de arada pendiente y también se señala una cierta escasez de semillas. En 1999 la situación financiera del sector mejoró en su conjunto y el Gobierno ha tomado medidas para mejorar el acceso a los fertilizantes y a los productos químicos destinados a la protección de las plantas. No obstante, es probable que la escasez de insumos (crédito, maquinaria en buen estado, combustible y capital de explotación) continúe limitando los rendimientos. El objetivo de siembra de cultivos de primavera es de 60 millones de hectáreas, incluidos 37,5 millones de hectáreas de cereales y legumbres.

La FAO calcula la producción de cereales y legumbres de 1999 en 60 millones de toneladas, alrededor de 6 millones de toneladas más que la producción reducida a causa de la sequía de 1998, pero todavía inferior a la media. Pese a una producción algo mayor, la situación general de suministros de alimentos sigue siendo difícil y no hay posibilidad de reconstituir las existencias rebajadas en 1998/99. En total, las necesidades del consumo humano están cubiertas, pero escasean los piensos, lo que indica una ulterior disminución de la producción. También están aumentando los precios de los cereales, que se habían mantenido estables hasta principios de este año.

Según las estimaciones, la utilización total de cereales en 1999/2000 disminuirá en 1,0 millones de toneladas a 72 millones de toneladas, incluidos 21 millones de toneladas para el consumo directo de alimentos, 500 000 toneladas para exportar a las Repúblicas vecinas y el resto para semillas, piensos, pérdidas, elaboración industrial y (una parte mínima) para las existencias finales. Frente a esta necesidad, la disponibilidad interna de cereales (producción y existencias) se calcula en sólo 65 millones de toneladas, lo que deja una necesidad de importación de 7,9 millones de toneladas. Las promesas de ayuda alimentaria en lo que va de la campaña comercial de 1999/2000 se han limitado a 300 000 toneladas de trigo (más otras 200 000 toneladas de trigo y productos elaborados destinados a una distribución selectiva). Además, las promesas (ajustadas) de ayuda alimentaria arrastradas desde 1998/99 ascienden a 2,8 millones de toneladas, quedando un saldo de 4,7 millones de toneladas que se cubrirá con importaciones comerciales. En los primeros ocho meses de la actual campaña comercial se han entregado alrededor de 5,6 millones de toneladas, incluidos 2,4 millones de toneladas de cereales de Kazajstán. Organizaciones privadas de voluntarios están distribuyendo algo de socorro humanitario a las instituciones públicas que atienden a las personas necesitadas.

La guerra en Chechenia ha causado la destrucción de pueblos enteros, aldeas, infraestructura esencial y agricultura. El número de los chechenios desplazados en Ingushetia fluctúa según la intensidad de las hostilidades, y algunos están comenzando a regresar. Las Naciones Unidas durante su misión realizada en febrero del 2000 estimó su número en 185 000, un 75 por ciento aproximadamente de los cuales vive con familias anfitrionas, cuyos miembros ascienden a 70 000. La carga que representa el gran número de PDI en relación con la población (320 000 habitantes) ha agotado los servicios básicos que puede ofrecer Ingushetia, que es en sí misma una región pobre, y se necesita una asistencia humanitaria considerable compuesta de una gama amplia de bienes, a saber: ayuda alimentaria, vivienda, salud y nutrición, agua y saneamiento, educación, actividades de generación de ingresos y de rehabilitación, logística y coordinación. Se observó que tanto las PDI como las familias anfitrionas necesitaban un socorro alimentario básico, así como una asistencia en materia de calefacción y nutrición. El PMA se encargará de cubrir las necesidades alimentarias de las 150 000 PDI que están en Ingushetia, mientras que la OACNUR prestará ayuda a las familias anfitrionas. La distribución es un problema por cuanto los refugiados están viviendo en 261 localidades diferentes de Ingushetia. La salud sigue siendo un problema importante tanto en Chechenia como en Ingushetia, debido a la insuficiencia de servicios de agua y saneamiento.

En Chechenia misma, las autoridades están distribuyendo alimentos en algunas zonas controladas por los rusos. Se están dando pasos para proporcionar insumos destinados a la plantación de alrededor de 80 000 hectáreas de las 190 000 hectáreas de tierras aptas para el cultivo. Sin embargo, tanto la situación de seguridad como la llegada y la distribución oportunas de los fondos e insumos necesarios siguen siendo problemáticas. Este año, las perspectivas para la producción de alimentos en Chechenia son malas, debido también a la magnitud de los daños causados a la infraestructura existente, al ganado y a la industria vitivinícola y a la necesidad de proceder a la eliminación de las minas que se encuentran en las tierras cultivables.

Cuando mejore la situación de seguridad, las poblaciones repatriadas necesitarán una ayuda considerable ya que no cuentan con perspectivas inmediatas de cosechas ni de empleo.

HUNGRIA (6 de abril)

Las perspectivas para los cereales de invierno siguen siendo favorables. Se estima que la superficie de trigo ha aumentado alrededor de 1,1 millones de toneladas, y aunque se señala que se han perdido unas 100 000 hectáreas debido a las inundaciones de principios de este año, es probable que la superficie cultivada en definitiva sea muy superior a la del año pasado cuando las plantaciones cubrieron sólo 700 000 hectáreas. Un tiempo en general favorable registrado durante los últimos dos meses ha beneficiado a los cultivos y, si las condiciones fueran normales durante el resto de la campaña, la producción de trigo debería recuperarse significativamente con respecto a la cosecha reducida del año pasado a más de 4 millones de toneladas.

LETONIA (24 de marzo)

Unas condiciones buenas de hibernación y una recuperación de la superficie sembrada con cereales de invierno, dado el aumento de los precios de los cereales en los países vecinos, apuntan a una recuperación de la cosecha de cereales de invierno del 2000. La cosecha de cereales de 1999 descendió un 19 por ciento a 787 000 toneladas, como efecto de una reducción del 11 por ciento de la superficie sembrada. Dada la escasa producción pecuaria, las importaciones de cereales se limitan a alrededor de 70 000 toneladas por año, principalmente trigo panificable.

LITUANIA (24 de marzo)

Las perspectivas para los cereales de invierno del 2000 son satisfactorias. Según los primeros indicios, este año podrían recuperarse tanto la superficie sembrada con cereales de invierno como los rendimientos. Este año, el pago de los productos comprados por el Gobierno en 1999 ha sido puntual, lo cual facilitó la siembra de primavera que comenzará el próximo mes. La cosecha de cereales de 1999 descendió un 25 por ciento a 2,1 millones de toneladas como efecto de una reducción de la superficie sembrada y de los rendimientos. A pesar de la disminución de la cosecha, es probable que la situación general de los suministros de alimentos siga siendo satisfactoria en vista de la gran cantidad de existencias remanentes de cereales.

MOLDOVA (24 de marzo)

El objetivo de producción de cereales y legumbres del 2000 es de 2,8 millones de toneladas, incluidos 1 millón de toneladas de trigo y 1,5 millones de toneladas de maíz. Las perspectivas para las cosechas de invierno del 2000 han mejorado. La sequía impidió el arraigo de los cultivos de invierno pero la situación de la cosecha ha mejorado gracias a una buena nevada y al tiempo benigno registrado en el invierno.

La producción total de cereales y legumbres de 1999 descendió a 2 180 000 toneladas (respecto a los 2,5 millones de toneladas de 1998), como efecto de una reducción del 11 por ciento de la superficie sembrada con trigo y de la sequía que afectó a los cereales y legumbres de primavera. A falta de exportaciones, la producción reducida de este año será casi suficiente para satisfacer las necesidades alimentarias internas y no se prevén importaciones comerciales significativas en la campaña comercial 1999/2000 (julio/junio). Sin embargo, las compras gubernamentales de cereales panificables están procediendo lentamente y se señalan exportaciones de grandes cantidades, pero no registradas.

POLONIA (6 de abril)

Se prevé una disminución de la producción de cereales en el 2000, debido principalmente a una reducción de la superficie plantada a causa de las malas perspectivas de los precios al productor. Se informa oficialmente que las siembras totales de cereales de invierno han disminuido un 4 por ciento a 5,1 millones de hectáreas; la superficie sembrada con trigo de invierno se estima en alrededor de 1,8 millones de hectáreas, y la de centeno en 2,2 millones de hectáreas.

REPUBLICA CHECA (6 de abril)

La superficie sembrada con cereales de invierno en la República Checa se estima en alrededor de un 15 por ciento de la del año anterior , o sea alrededor de 1,1 millones de hectáreas, correspondiendo la mayor parte del incremento al trigo de invierno. La superficie sembrada con trigo se calcula en más de 900 000 hectáreas. Las condiciones atmosféricas en lo que va de la presente campaña han sido en general favorables para los cultivos de invierno y los primeros indicios sugieren que los rendimientos medios serán semejantes o ligeramente superiores a los del año anterior. Actualmente la FAO pronostica la producción de trigo del 2000 en alrededor de 4,2 millones de toneladas.

REPUBLICA ESLOVACA (6 de abril)

La producción de cereales del 2000 debería recuperarse algo después de la producción reducida a causa de la sequía de 1999. La superficie sembrada con trigo se calcula provisionalmente en alrededor de 400 000 hectáreas, y la producción debería recuperarse a más de 1,5 millones de toneladas.

RUMANIA (6 de abril)

En Rumania, los informes más recientes indican que la superficie sembrada con trigo de invierno ha aumentado con respecto al nivel reducido del año anterior a alrededor de 1,8 millones de hectáreas. Si el tiempo fuera normal, la producción podría incrementarse a alrededor de 5 millones de toneladas (1999: 4,7 millones de toneladas). La situación del suministro de trigo para molienda sigue siendo difícil en el país después de la cosecha reducida del año pasado.

UCRANIA (27 de marzo)

La superficie sembrada con cultivos de invierno alcanzó los 7,9 millones de hectáreas. Aunque el arraigo de los cultivos se vio obstaculizado por la siembra tardía y los suelos secos, unas condiciones buenas de hibernación han mejorado la situación de los cultivos y es posible que haya que resembrar menos de los 1,1 millones de hectáreas previstos anteriormente. Unas nevadas intensas han reconstituido las reservas de humedad del suelo.

Las perspectivas para las plantaciones de cereales y legumbres de invierno, que recién han comenzado en algunas zonas meridionales, son inciertas. La reorganización de las antiguas fincas estatales a raíz de un decreto gubernamental del 3 de diciembre de 1999, sin una solución apropiada del problema de las deudas de los proveedores privados, ha dejado entre una cuarta parte y una mitad de las fincas sin una base firme para negociar créditos para insumos. El Gobierno ha asignado fondos con un interés de hasta el 50 por ciento, pero debido a los altos riesgos que han corrido, los Bancos y muchos proveedores de insumos recapacitan antes de hacer préstamos a los productores. La escasez y el alto precio del combustible se han visto aliviados últimamente gracias a las importaciones libres de derechos o impuestos, pero aún así los vendedores de combustibles pretenden hasta 4,7 toneladas de trigo a cambio de una tonelada de gasoil en crédito. En conjunto, los altos riesgos/costos relacionados con el crédito y la poca solvencia de las fincas podrían comprometer la producción de este año.

La FAO calcula la producción total de cereales y legumbres de 1999 en 27 millones de toneladas, alrededor de 2 millones de toneladas menos que los 29 millones de toneladas del año anterior. Según los informes actuales, la escasa solvencia de las fincas podría hacer que la cosecha de cereales y legumbres del 2000 no aumente significativamente. Debido a una segunda mala cosecha consecutiva y a la gran cantidad de exportaciones (5,8 millones de toneladas en 1998/99 y 2,5 millones de toneladas hasta enero del 2000), la FAO pronostica provisionalmente las exportaciones de cereales de 1999/2000 en 3,1 millones de toneladas, incluidos 2,1 millones de toneladas de trigo, y las importaciones de cereales en menos de 0,5 millones de toneladas, principalmente trigo y arroz.

YUGOSLAVIA, REP. FED. DE (SERBIA Y MONTENEGRO)* (6 de abril)

Los escasos ingresos obtenidos de las cosechas de 1999, la escasez de insumos y de capital de explotación, y los retrasos en la recolección de la cosecha de 1999 han mantenido la superficie plantada con la cosecha de invierno por debajo del objetivo. Los informes más recientes indican que se han sembrado con trigo, el principal cereal de invierno, solamente 730 000 hectáreas, un 3 por ciento más que el año pasado. Hasta ahora las condiciones de crecimiento han sido en general satisfactorias, pero es probable que los altos precios y la escasez de insumos mantengan bajos los rendimientos. Los problemas financieros y en materia de insumos podrían también impedir que se alcance el objetivo de siembra de primavera fijado en 1 550 000 hectáreas (incluidos 1 370 000 hectáreas de maíz).

En 1999, una cosecha récord de maíz de 6,1 millones de toneladas compensó la mala cosecha de trigo de sólo 2 millones de toneladas, y la producción total se estima oficialmente en 8,6 millones de toneladas, volumen situado en torno a la media. Según los primeros indicios, la producción de cereales del 2000 podría mantenerse cercana a este nivel. En 1999/2000, el país ha exportado 150 000 toneladas de trigo, así como de maíz.

El país se encuentra en un estado de grave crisis económica a raíz del conflicto por el Kosovo y varios años consecutivos de sanciones económicas. El PMA continúa actualmente proporcionando asistencia alimentaria a cerca de 1 millón de beneficiarios en Serbia (excluida la provincia de Kosovo) y Montenegro, incluidos los refugiados y las personas económica y socialmente indigentes. Otras organizaciones están prestando asistencia a otras 200 000 PDI en Serbia.

En la provincia de Kosovo, las informaciones más recientes sobre el desarrollo de la cosecha de trigo confirman en general las estimaciones anteriores hechas en enero por una misión de evaluación de cultivos de la FAO. Se estima que la superficie sembrada con trigo es de alrededor de 80 000 hectáreas, muy superior a la del año anterior pero todavía algo inferior al nivel normal anterior a los disturbios civiles. En lo que va de la presente campaña las condiciones atmosféricas han sido en general favorables, disponiéndose ahora de buenas reservas de agua para el desarrollo de los cultivos, pero existe una considerable incertidumbre sobre el acceso de los agricultores a los fertilizantes nitrogenados y a los herbicidas para las aplicaciones de primavera, especialmente en las partes meridionales y occidentales de la provincia. Se señala que los preparativos de la tierra para la cosecha de verano están muy avanzados y hay una buena disponibilidad de semillas y fertilizantes para la cosecha de maíz.

El número total de los beneficiarios en la provincia, incluido en el llamamiento consolidado de las Naciones Unidas para Europa sudoriental, se ha reducido actualmente de 900 000 a 600 000, como estaba previsto en el llamamiento, gracias a las mejoras registradas en la situación económica de la provincia.


Previous PageTable Of ContentsNext Page