FAO/SMIA - Perspectivas Alimentarias No. 1, Febrero 2001 p. 7

Previous PageTable Of ContentsNext Page



Existencias remanentes


La revisión de las existencias de China aumenta mucho el inventario mundial pero no altera las perspectivas de una fuerte disminución de las existencias en 2001

Partiendo de las cifras revisadas para China, ahora se pronostica que las existencias mundiales de cereales en 2001 se acercarán a los 640 millones de toneladas, 52 millones de toneladas, o sea 7 por ciento, menos que sus niveles iniciales y el volumen más reducido en cuatro años. La disminución prevista en la presente campaña se debe a una merma de la producción de cereales de 2000 y al aumento de la utilización prevista en 2000/01.

Desde el informe anterior, las estimaciones de las existencias remanentes de cereales en China (Continental) se han revisado al alza (para más detalles véase el recuadro). Esta revisión dio lugar a un incremento considerable de las estimaciones del inventario de China que, a su vez, redundó en un aumento notable de las cifras correspondientes a las existencias mundiales respecto a las del informe anterior. Sin embargo, como puede verse en el cuadro, no cambiaron significativamente ni el volumen ni la dirección de las variaciones anuales de las existencias mundiales.

Variación anual de las existencias mundiales de cereales: antes y después de las revisiones en China1/

Campañas que
terminan en
Antes de las
revisiones
Después de
las revisiones
 
(.... millones de toneladas ....)
1996
-55
-50
1997
40
46
1998
37
41
1999
18
25
2000
-14
-9
2001
-52
-52

En vista de las revisiones de las estimaciones de las existencias de cereales en China y, por ende, de las existencias mundiales de cereales, también se están reexaminando el uso y la metodología de algunos de los principales indicadores de la seguridad alimentaria mundial de la FAO, tales como la relación entre las existencias mundiales de cereales y la utilización. Las cuestiones involucradas se plantearán en el próximo período de sesiones del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CFS) en mayo de 2001. Cabe destacar, sin embargo, que ello no afecta a la validez de los análisis de la evolución del mercado realizados en el pasado con dichos indicadores empíricos.

El ajuste de las variables históricas de las existencias de cereales en China no debería considerarse ni como un reflejo de los cambios en las variables fundamentales del mercado ni como causa de los mismos. A causa de los recientes cambios de política observados en China, condicionados por los altos costos relacionados con el mantenimiento de cuantías grandes de existencias y por las nuevas prioridades económicas y sociales, es importante disponer de estimaciones más precisas sobre las existencias para comprender mejor los flujos comerciales de China y su impacto en los mercados cerealeros internacionales. Teniendo en cuenta la magnitud de la probable disminución de las existencias remanentes de cereales durante la presente campaña y las nuevas informaciones, especialmente sobre la cuantía de las existencias a nivel de las explotaciones, se consideró conveniente en esta coyuntura particular revisar a niveles más realistas la serie de datos estadísticos sobre las existencias de cereales.

Las existencias mundiales de trigo para las campañas agrícolas que terminan en 2001 se cifran ahora en 239 millones de toneladas, alrededor de 17 millones de toneladas, o sea 7 por ciento, menos que el nivel del año anterior. Se prevé una disminución de los remanentes en los cinco principales exportadores, salvo la CE, donde el aumento de la producción y el estancamiento de las exportaciones podrían redundar en un incremento de alrededor de 2 millones de toneladas del total de las existencias finales de la Comunidad. En los otros principales exportadores de trigo, se pronos-tica que la disminución mayor (alrededor de 6 millo-nes de toneladas) se registrará en el inventario de trigo de los Estados Unidos. En otras partes, se pro-nostica que las existencias de trigo de China des-cenderán 12 millones de toneladas a 121 millones de toneladas, a causa principalmente de la dismi-nución de la producción interna, pero aumentarán significativamente en el Pakistán y la India a causa del nivel sin precedente de su producción.

Las existencias totales de cereales secundarios para las campañas agrícolas que terminan en 2001 se cifran ahora en 246 millones de toneladas, 27 millones de toneladas, o sea 10 por ciento, menos que el año anterior. La disminución se debe principalmente a un fuerte descenso previsto en las existencias de China, donde la drástica merma de su producción de maíz verificada en 2000 combinada con sus continuas y cuantiosas ventas de exportación, podría hacer bajar sus existencias totales de fin de campaña a 133 millones de toneladas, alrededor de 21 millones de toneladas, o sea 14 por ciento, menos que los niveles iniciales de la presente campaña. Es probable que las existencias totales de los principales países exportadores se mantengan en los niveles del año pasado (alrededor de 77 millones de toneladas), debido principalmente a un aumento de las existencias de los Estados Unidos a causa de una cosecha récord de maíz obtenida en 2000. Excepto en Canadá, donde también se pronostica que descenderán las existencias de maíz, es probable que otros exportadores importantes terminen la campaña con la misma cuantía de existencias que el año pasado.

Un examen de las variables históricas de la oferta y la demanda de cereales de China induce a aumentar las estimaciones relativas a las existencias y la utilización de piensos, pero a disminuir las del consumo humano per cápita 1/

La disponibilidad de informaciones actualizadas y más exactas sobre el sector cerealero de China ha mejo-rado considerablemente en los últimos años, lo cual constituye un factor importante que permite un análisis más coherente de la evolución del mercado, no sólo en China sino también a nivel mundial. En el pasado, entre las variables principales del equilibrio de la oferta y la demanda de cereales sólo las cifras de la pro-ducción y el comercio eran oficiales, mientras que los datos sobre el consumo y las existencias de cereales eran fundamentalmente estimaciones de la FAO. Con respecto a estos últimos datos, la información de que dispone ahora la FAO sugiere fuertemente la necesidad de una revisión importante de los equilibrios históricos de la oferta y la demanda que permita una evaluación más realista de la situación y de las perspectivas de los cereales en China y, por ende, de la evolución del mercado internacional de cereales.

En los países en los que no se dispone de cifras oficiales sobre las existencias de cereales, suelen tomarse las diferencias entre la oferta y la utilización como una primera aproximación de la cantidad arrastrada a la siguiente campaña agrícola. La debilidad de este enfoque aproximativo de los niveles reales de las exis-tencias se pone de manifiesto cuando la previsión de una utilización grande de existencias, como está ocu-rriendo en China en la campaña comercial actual, hubiera obligado a la FAO a reducir su estimación del in-ventario total a niveles muy bajos (menos de 30 millones de toneladas en el caso de China). Si esa cuantía fuera realista, cabría esperar que el Gobierno de China hubiera adoptado inmediatamente medidas dirigidas a reponer los graneros. En cambio, el país continúa exportando cuantiosos volúmenes de maíz y arroz, los precios internos del trigo y el maíz han aumentado sólo ligeramente, y los del arroz se han mantenido bajo una presión a la baja.

Estos hechos confirmaban la validez de las estimaciones muy superiores que hacía durante un tiempo la Secretaría de la FAO de los niveles de las existencias de cereales en China, y exigían un examen impor-tante de los equilibrios históricos de la oferta y la demanda de cereales de China. Los ajustes realizados tie-nen en cuenta las estimaciones oficiales de la utilización interna (principalmente en el decenio pasado), in-cluidos el consumo de alimentos y la utilización de piensos, y las variaciones anuales de las existencias (es decir, la diferencia entre los niveles iniciales y finales de la campaña). Como consecuencia, las estimaciones del consumo humano de cereales per cápita se ha rebajado, mientras que las cifras de la utilización y de las existencias de piensos se han ajustado al alza. La revisión al alza de las existencias remanentes totales de China se debe al aumento de las estimaciones de las existencias tanto privadas como públicas respecto a lo que se había supuesto anteriormente. Las existencias remanentes revisadas de cereales en China durante las diez últimas campañas comerciales pueden verse en el cuadro que figura a continuación. Como se señala en el análisis más pormenorizado que figura en el texto, de resultas de este desplazamiento al alza del nivel de las existencias en China no han cambiado significativamente ni la cantidad ni la dirección de las variaciones anuales de las existencias chinas (ni de las existencias mundiales).

    ---------------------------
    1/ Las revisiones se hicieron en base a importantes debates e intercambios con expertos en la economía cerealera de China, tanto internacionales como nacionales. Las conclusiones se desprenden también de una reunión especial de expertos celebrada en la FAO en diciembre de 2000. A falta de estimaciones oficiales sobre la cuantía de las existencias de China, se consultaron diversas fuentes publicadas, tales como la prensa nacional, y documentos y artículos de académicos de alta categoría de China y del extranjero. Las dos fuentes de información más recientes que proporcionaron conocimientos valiosos sobre la cuantía de las existencias en China son:
    OECD: Agriculture in China and OECD Countries: Past Policies and Future Challenges (La agricultura en China y en los países de la OCDE. Políticas del pasado y desafíos del futuro). París, 1999.
    Xing Zhigang, "Grain Reserves Sufficient" (Suficientes reservas de cereales), China Daily, 6 de diciembre de 2000, p. 1.

Las existencias mundiales de arroz al final de las campañas de 2001 se pronostican en 154,5 millones de toneladas, casi 8 millones de toneladas menos que su nivel de apertura. La mayor parte de la reducción anual debería concentrarse en China, debido a una merma considerable de la producción de 2000, combinada con las previsiones para este año de una utilización interna estable y de un volumen grande de exportaciones. También deberían descender las existencias remanentes en otros importantes países exportadores que obtuvieron cosechas más reducidas en 2000, especialmente el Pakistán, Viet Nam y los Estados Unidos. También es probable que la India reduzca su inventario, aunque dependerá mucho de su ca-pacidad de promover las exportaciones. Por el con-trario, se prevé que las existencias remanentes au-mentarán algo en Tailandia, debido a una contrac-ción prevista en las ventas al exterior. En cuanto a los países importadores, es posible que la disminu-ción de las compras de Indonesia redunde en una reducción del inventario al final de la campaña.

Existencias remanentes mundiales de cereales

 
Años agrícolas que finalizan en:
 
1999
2000 estim.
2001 pronóst.
 
(. . . millones de toneladas . . .)
Trigo
259,9
255,9
238,7
Cereales
     
secundarios
284,7
273,2
246,4
Arroz (elabor,)
155,6
162,1
154,5
TOTAL
700,2
691,2
639,6
del cual:
     
Principales
     
exportadores
254,7
248,7
236,8
Otros países
445,5
442,5
402,9

Previous PageTable Of ContentsNext Page