FAO/SMIA - Perspectivas Alimentarias No. 1, Febrero 2001 p. 8

Previous PageTable Of ContentsNext Page



Precios de exportación


En conjunto, durante la primera mitad de la campaña comercial 2000/01 (julio-diciembre), los precios internacionales del trigo subieron como reflejo del fortalecimiento de la demanda de importaciones co-merciales y de la disminución de las existencias re-manentes prevista en los principales países expor-tadores. El aumento de los precios del trigo se ate-nuó en el período de vacaciones de fines de diciem-bre, como consecuencia de la merma de las activi-dades de compra y de la presión a la baja derivada de la temporada agrícola principal en el hemisferio sur. En enero, el trigo No. 2 de los Estados Unidos (trigo rojo duro de invierno, fob) marcó un promedio de 134 dólares EE.UU. por tonelada, alrededor de 3 dólares más por tonelada que en octubre de 2000, y tanto como 23 dólares, o sea 17 por ciento, más que el año anterior. La nueva cosecha de trigo ar-gentino alcanzó un promedio de 120 dólares EE.UU. por tonelada en enero, 3 dólares menos que los valores anteriores a la Navidad, pero 27 dó-lares, o sea 23 por ciento, más que en el período correspondiente del año pasado. Aunque se pro-nostica una ligera expansión del volumen del co-mercio mundial en la presente campaña, la compe-tencia entre los principales exportadores por la cuo-ta de mercado, combinada con la gran cantidad de existencias exportables, que poseen también algunos exportadores no tradicionales, podría limitar cualquier incremento significativo en los precios internacionales del trigo en los meses venideros.

Precios de exportación de los cereales *

 
2001
2000
ene.
oct.
ene.
 
(dólares EE.UU./tonelada)
Estados Unidos
     
Trigo 1/
134
131
111
Maíz
95
85
93
Sorgo
104
92
91
Argentina 2/
Trigo
120
123
93
Maíz
84
76
93
Tailandia 2/
Arroz blanco 3/
187
191
244
Arroz quebrado 4/
134
136
159

En el mercado de futuros, la presión de la oferta continuó pesando sobre los precios y los futuros sobre trigo más cercanos terminaron siendo en la tercera semana de enero ligeramente más débiles que un mes antes. En las últimas semanas también se debilitaron en el Chicago Board of Trade (CBOT) los precios de mayo para los contratos de trigo blando rojo de invierno, aunque en general fueron más altos que en el período correspondiente de hace un año. Según los actuales indicios es difícil prever una fuerte recuperación de los precios hasta por lo menos otra campaña.

Los precios internacionales del maíz se mantuvieron por debajo de los niveles de 1999 hasta noviembre de 2000, pero en diciembre subieron de forma pronunciada para después volver a bajar nuevamente. En enero, los precios de exportación del maíz de los Estados Unidos alcanzó un promedio de 95 dólares EE.UU., 10 dólares EE.UU. más por tonelada que en octubre de 2000 y 2 dólares EE.UU. más por tonelada que en enero de 2000. En conjunto, durante la primera mitad de la actual campaña comercial los precios del maíz alcanzaron un promedio de 83 dólares EE.UU. por tonelada, frente a 89 dólares EE.UU. por tonelada en el período comparable de la última campaña. La razón fundamental que explica la debilidad de los precios del maíz en los últimos años ha sido el volumen grande de las existencias de los países exportadores. En los últimos meses, las cuantiosas ventas de China y las preocupaciones acerca de la exportación de maíz genéticamente modificado de los Estados Unidos (Starlink, GM) ejerció una presión ulterior sobre los precios de exportación de ese país. El problema acerca de las ventas de maíz Starlink, no aprobado en los Estados Unidos para el consumo humano, surgió cuando en octubre de 1999 se descubrieron rastros de este maíz GM en el Japón. Considerando que el Japón es el mayor importador de maíz de los Estados Unidos, la incer-tidumbre acerca de las futuras ventas de los Estados Unidos al Japón debilitó aún más los pre-cios. En enero, también se debilitaron los precios del maíz en el mercado de futuros, y los contratos de mayo se cotizaron en 86 dólares EE.UU. por to-nelada, lo que indica una disminución de alrededor de 6 dólares por tonelada desde octubre y de 4 dólares por tonelada respecto del período correspondiente del año pasado. La reciente baja de los precios se debió también a la previsión de que China probablemente continuará vendiendo grandes cantidades, especialmente en vista de los nuevos indicios de presencia de maíz GM en el Japón (y últimamente también en la República de Corea). Con estos antecedentes y dada la continua presión de una oferta abundante, parece im-probable que pudiera haber una recuperación signi-ficativa de los precios en los próximos meses. Po-drían esperarse precios más fuertes sólo si las exis-tencias finales de la presente campaña descendie-ran por debajo de los niveles actuales o en el caso de una notable reducción de la producción de 2001.

El año 2000 terminó con el precio más bajo del arroz registrado desde 1987. En cifras anuales, el índice de la FAO para los precios de exportación del arroz (1982-84=100) marcó un promedio de 98 puntos en 2000, frente a 114 en 1999. Aunque los precios de todos los tipos de arroz fueron bajos, el de calidad inferior fue el más afectado ya que alcanzó en 2000 un índice medio inferior en 19 puntos al de 1999.

Las cotizaciones del arroz continuaron su tendencia bajista hasta noviembre y diciembre de 2000, tras una breve recuperación registrada en octubre en reacción a los problemas atmosféricos que impidieron las actividades navieras en Viet Nam. En enero de 2001, el índice de la FAO para los precios de exportación señaló un promedio de 95 puntos, frente a los 97 de octubre de 2000. El precio del arroz tailandés de alta calidad B 100%, que había subido a 191 dólares EE.UU. por tonelada en octubre, descendió a 187 dólares EE.UU. en enero de 2001, a raíz de la llegada al mercado de la nueva cosecha tailandesa. Por el contrario, el precio del arroz No. 2 de alta calidad de los Estados Unidos, quebrado en un 4 por ciento, se vio sostenido du-rante el último trimestre de 2000 por las compras efectuadas por el Gobierno con fines de ayuda ali-mentaria. Como consecuencia, en noviembre alcan-zó un nivel sin precedente de 294 dólares EE.UU. por tonelada. Aunque en enero de 2001 los precios descendieron a 291 dólares EE.UU., superaron en alrededor de 20 dólares EE.UU. la cotización de enero de 2000. En enero de 2001, el precio del arroz de calidad inferior, totalmente quebrado (Thai A1 Super), bajó dos puntos respecto de octubre del año pasado a 134 dólares EE.UU.. Sin embargo, situado en ese nivel, fue superior en 4 y 3 dólares EE.UU. al de noviembre y diciembre, respectivamente, meses en los que los precios descendieron a sus niveles más bajos desde 1987.

Salvo una crisis imprevista, es probable que los precios continúen la tendencia bajista con la llegada, en febrero-marzo, de las nuevas cosechas de arroz de los exportadores del hemisferio sur y de Viet Nam. Además, si llegaran a aplicarse las medidas de política que se están examinando en la India para impulsar las exportaciones, y en Indonesia, Malasia y Nigeria para aumentar las restricciones a la importación, contribuirán a agravar la debilidad de los precios que caracterizó al mercado internacional del arroz en 2000.


Previous PageTable Of ContentsNext Page