Previous PageTable Of ContentsNext Page

PREPARACIÓN DEL PRIMER INFORME SOBRE LA SITUACIÓN DE LOS RECURSOS ZOOGENÉTICOS MUNDIALES

DIRECTRICES PARA LA ELABORACIÓN DE LOS INFORMES DE LOS PAÍSES


Estas Directrices tienen por objeto facilitar la elaboración de los infor-mes de los países como documentación relativa a las políticas estra-tégicas, que comprende la situación de los recursos zoogenéticos, de la capacidad y los conocimientos para administrar estos recursos, y de las necesidades y prioridades de los países.

Las Directrices sirven también para respaldar la realización, mediante un proceso impulsado por los países del informe sobre la la situación del proceso mundial de los recursos zoogenéticos, cuya preparación está siendo coordinada a escala mundial por la FAO.Los informes de los países servirán como documentación formativa en este proceso, por lo que se estimula enca-recidamente la participación de todas las partes interesadas en la ela-boración de estos informes.

Han contribuido numerosos expertos y países a elaborar estas Directrices, que habrán de ser utilizadas junto con el Módulo para el Sistema Mundial de Información sobre la Diversidad de los Animales Domésticos http://www.fao.org/dad-is/ tras la correspondiente capaci-tación y la coordinación de las actividades en los países.


INDICE

I. INTRODUCCIÓN

II. ANTECEDENTES, CONTEXTO Y MANDATO

III. OBJETIVOS, ALCANCE Y ESTRUCTURA PROPUESTOS PARA LOS INFORMES DE LOS PAÍSES

IV. PROCESO INTERACTIVO PARA LA PREPARACIÓN DEL INFORME DEL PAÍS

V. PREPARACIÓN DEL INFORME DEL PAÍS

VI. OBSERVACIONES FINALES Y PROPUESTAS ADICIONALES IMPORTANTES


ANEXO 1 PREGUNTAS BÁSICAS PARA RESPALDAR LA PREPARACIÓN DE LOS INFORMES DE LOS PAÍSES

I. INTRODUCCIÓN

II. UTILIZACIÓN DE LAS PREGUNTAS BÁSICAS

III. CÓMO RESPONDER A LAS PREGUNTAS BÁSICAS

IV. LAS PREGUNTAS


ANEXO 2. DEFINICIONES PARA SU USO EN LA ELABORACIÓN DE LOS INFORMES DE LOS PAÍSES Y EL SUMINISTRO DE DATOS DE APOYO


I. INTRODUCCIÓN

1. Los recursos genéticos se cuentan entre los bienes más valiosos y estratégicamente más importantes que posee un país. Muchos países tienen especies y razas autóctonas de animales que podrían contribuir a la producción alimentaria y agrícola mucho más que en la actualidad y satisfacer unas necesidades humanas mucho más amplias. La Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura (CRGAA) de la FAO, de carácter intergubernamental, que está integrada por 161 miembros y es el principal foro internacional de elaboración de políticas sobre recursos genéticos para la alimentación y la agricultura, ha solicitado la preparación, mediante un proceso impulsado por los países, del primer Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales para la Alimentación y la Agricultura. Este informe servirá de base para establecer las prioridades nacionales, regionales y mundiales y será de ayuda para mantener y aumentar la contribución de los recursos zoogenéticos a la alimentación y la agricultura.

2. El objetivo final de este informe es fomentar la capacidad nacional y la cooperación internacional con el fin de conseguir una intensificación sostenible de los sistemas de producción pecuaria. Esto se conseguirá mediante la utilización prudente y el mejoramiento de los recursos zoogenéticos adaptados a las necesidades locales, teniendo al mismo tiempo en cuenta las limitaciones y oportunidades creadas por las presiones crecientes sobre el sector ganadero y por los cambios en el clima, la situación de las enfermedades y las tecnologías.

3. Estas directrices tienen por objeto ayudar a los países a preparar sus informes nacionales sobre los recursos zoogenéticos, que constituirán la base para el primer Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales. La labor consiste en ir más allá de la descripción de los recursos: analizar y notificar su situación y la capacidad para ordenarlos y extraer enseñanzas de experiencias anteriores y determinar problemas y prioridades. Ofrece también una oportunidad importante para examinar el futuro y predecir necesidades, demandas, tendencias y exigencias nacionales de creación de capacidad en todos los aspectos de la ordenación de los recursos zoogenéticos. Si bien es imprescindible conocer la situación de los recursos y la capacidad de ordenación, en los informes de los países se deben evaluar también las políticas subyacentes que afectan tanto a los recursos como a la capacidad existente para su ordenación.

II. ANTECEDENTES, CONTEXTO Y MANDATO

4. En 1990, el Consejo de la FAO recomendó que se preparara un programa de gran alcance para la ordenación sostenible de los recursos zoogenéticos a escala mundial. Una reunión de expertos, celebrada en 1992, y períodos de sesiones posteriores de los órganos rectores de la FAO dieron el impulso para iniciar en 1993 la elaboración de la Estrategia Mundial para la Ordenación de los Recursos Genéticos de los Animales de Granja (Estrategia Mundial). La firma del Programa 21 de la CNUMAD y la ratificación del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) alentaron ulteriormente la concepción y elaboración de la Estrategia Mundial. En 1995, el Comité de Agricultura de la FAO examinó el proceso inicial de elaboración y el Consejo apoyó la Estrategia, aceptando la necesidad de la intervención de una amplia variedad de partes interesadas, así como de fondos complementarios de fuentes extrapresupuestarias para asegurar la prosecución satisfactoria de su elaboración y aplicación.

5. Dentro de la FAO, el mandato de la Comisión de Recursos Fitogenéticos se amplió en 1995 con la inclusión de los recursos zoogenéticos. En 1996, tanto en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación como en la tercera reunión de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica se reconoció la importancia de los recursos zoogenéticos y de la Estrategia Mundial. La Conferencia de la FAO pidió al Director General que estableciera un Grupo Especial de Expertos sobre Recursos Zoogenéticos, que se reunió del 7 al 9 de enero de 1997, para preparar las actividades futuras de un Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Zoogenéticos para la Alimentación y la Agricultura. El Grupo Especial subrayó la importancia de establecer un mecanismo intergubernamental sólido para facilitar y promover una mejor ordenación de los recursos zoogenéticos a escala mundial, regional y nacional. En su séptima reunión, celebrada en mayo de 1997, la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura (CRGAA) acordó establecer un Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Zoogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (GTTI-RZ). El Grupo de Trabajo recibió el mandato de formular recomendaciones a la octava reunión ordinaria de la Comisión, que había de celebrarse en 1999, sobre la ulterior elaboración de la Estrategia Mundial (véase un esquema de los componentes de la Estrategia en el Cuadro 1).

6. El Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Zoogenéticos para la Alimentación y la Agricultura se reunió por vez primera del 8 al 10 de septiembre de 1998. El Grupo de Trabajo recomendó:

"que la FAO coordinase la preparación de un Informe sobre el estado de los recursos zoogenéticos mundiales impulsada por los países y que proporcionase una evaluación de los programas de los países en materia de recursos zoogenéticos y de la situación de los animales de granja".

7. El Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Zoogenéticos convino también en la necesidad de preparar directrices, en consulta con los países, para su uso en la recopilación y compilación de los datos y la información existentes para el Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales. También recomendó que se siguiera mejorando el Sistema de Información sobre la Diversidad de los Animales Domésticos (DAD-SI) para ayudar a los países en el proceso de presentación de informes.

8. La CRGAA, el Comité de Agricultura y el Consejo de la FAO ratificaron posteriormente esas recomendaciones.

9. Además, en su quinta reunión, la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica aprobó el programa plurianual de trabajo sobre la biodiversidad agrícola (mediante la decisión V/5 sobre la diversidad biológica agrícola), contribuyendo así a la aplicación de la decisión III/11 de la Conferencia de las Partes. Los cuatro elementos del programa de trabajo, los cuales son Evaluaciones, Ordenación Adaptativa, Creación de Capacidad e Integración en las Actividades Principales, se han elaborado "teniendo presente la necesidad de basarse en los planes de acción, programas y estrategias internacionales vigentes que han sido acordados por los países". Se señala expresamente la importancia de la Estrategia Mundial para la Ordenación de los Recursos Genéticos de los Animales de Granja. El Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales contribuirá directamente a la aplicación de esta decisión.

10. La preparación de estas directrices ha sido el resultado de un proceso consultivo. La FAO comenzó el proceso convocando varias reuniones de trabajo de expertos no oficiales para pedir asesoramiento tanto sobre la formulación como sobre el contenido de las directrices. A partir de dicho asesoramiento, la FAO preparó un proyecto de directrices que luego se envió a los coordinadores nacionales para los recursos zoogenéticos a fin de que lo examinaran, pidiendo que presentaran sus observaciones por escrito. En septiembre de 2000 se celebró un taller de orientación en el que participaron coordinadores nacionales de todas las regiones del mundo, otros expertos de países, personal de la FAO y consultores de apoyo, y en él se siguió examinando el proyecto de directrices. Las observaciones recibidas de los coordinadores nacionales y el asesoramiento de los participantes en el taller se incorporaron a un documento informativo que se distribuyó en la segunda reunión del GTTI-RZ, que también se celebró en septiembre de 2000.

11. Durante su segunda reunión, el GTTI-RZ formuló varias recomendaciones relativas a la preparación de los informes de los países. Se recomendó que se completaran pronto las directrices y los aspectos funcionales básicos del DAD-SI, a fin de ayudar a los países en la preparación de sus informes. El GTTI-RZ también recomendó que todos los países que no lo hubieran hecho todavía, determinaran su centro nacional de coordinación y, en caso necesario, establecieran centros regionales de coordinación a fin de facilitar la preparación de los informes de los países.

12. El Informe del País será un informe oficial del gobierno. A fin de que la FAO pueda utilizar el informe del país como aportación al primer Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales, deberá estar refrendado por el gobierno nacional de cada país.

III. OBJETIVOS, ALCANCE Y ESTRUCTURA PROPUESTOS PARA LOS INFORMES DE LOS PAÍSES

A. OBJETIVOS

13. Los objetivos globales de los informes de los países y, en última instancia, del primer Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales, son los siguientes:

  1. analizar y notificar la situación de los recursos zoogenéticos, el estado y las tendencias de esos recursos y su contribución actual y potencial a la alimentación, la agricultura y el desarrollo rural;
  2. evaluar la situación de la capacidad de los países para ordenar esos recursos esenciales, con el fin de determinar las prioridades para la creación de capacidad en el futuro; y
  3. determinar las prioridades nacionales con respecto a la actuación en la esfera de la conservación y la utilización sostenibles de los recursos zoogenéticos y las necesidades de cooperación internacional conexas.

14. Los objetivos específicos de los informes de los países deberán evidenciar los problemas y necesidades particulares de cada país. Estos objetivos tienen la finalidad de hacer un llamamiento a la gama más amplia posible de intereses en relación con los recursos zoogenéticos a fin de comunicar la necesidad de participación de las partes interesadas en la preparación del informe del país. Tal vez no todos se puedan alcanzar a corto plazo o aplicarse en todos los países. Los objetivos específicos tratan de conseguir un conocimiento amplio de las ventajas de la preparación de un informe del país. Son los siguientes:

B. ALCANCE DE LOS INFORMES DE LOS PAÍSES Y ASUNTOS QUE HAN DE ABORDARSE 

15. El primer Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales se ocupará de las especies de aves y mamíferos que tienen interés para la alimentación y la agricultura. Dentro de cada especie, las poblaciones pueden clasificarse como poblaciones silvestres, poblaciones asilvestradas y razas, incluidas las poblaciones descritas como variedades locales, otras variedades, líneas seleccionadas, poblaciones primarias, razas normalizadas y cualquier otro material genético conservado in vivo e in vitro de esas poblaciones.

16. Los países tal vez deseen considerar otras especies además de las aves y mamíferos de interés para la alimentación y la agricultura, a fin de satisfacer sus propias necesidades en la preparación de sus informes nacionales, pero esas especies no se abordarán en el primer Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales. Se recomienda que, además de los propios recursos zoogenéticos, los informes de los países se ocupen de los siguientes aspectos:

Si bien el informe no pretende describir todas las facetas del sector de la producción animal del país, en él se deben destacar esos aspectos, que tienen interés directo para el conocimiento, la utilización, el fomento y la conservación de los recursos zoogenéticos.

17. En consonancia con la Estrategia Mundial para la Ordenación de los Recursos Genéticos de los Animales de Granja (Cuadro 1), la gama de actividades que han de abordarse en el informe del país deberá ir más allá de las diversas actividades de conservación de los recursos zoogenéticos, tanto in situ como ex situ, su caracterización y su evaluación. También deberá abarcar su utilización en los sistemas de producción y en el desarrollo ganadero con fines de mejoramiento genético, el fomento y la transferencia de la investigación y la tecnología conexas, la enseñanza y capacitación, los sistemas de información sobre los recursos zoogenéticos (incluidos los mecanismos de alerta y reacción y las operaciones de urgencia conexas) y el marco institucional y normativo nacional en el que tienen lugar esas actividades (para las definiciones de estos términos, véase Anexo 2). Estas actividades no se limitarán al sector público, sino que incluirán a todas las partes interesadas en los recursos zoogenéticos, a saber, el sector privado, las ONG y en particular las asociaciones de ganaderos.

18. Aunque la gama de actividades y de partes interesadas que han de tenerse en cuenta en el informe del país es muy amplia, su finalidad no es recabar nueva información, por ejemplo mediante nuevas encuestas en campo o investigaciones acerca de las razas, o el fomento ulterior de las actividades de utilización de éstas. Por el contrario, el informe sobre la situación en el país deberá basarse en gran medida en los datos existentes, que se recopilarán y analizarán utilizando las numerosas fuentes de que disponen las diversas partes interesadas en el país.

19. Además, se recomienda limitar los elementos descriptivos en el informe del país a los que son esenciales para:

Por ejemplo, en el sistema nacional de información y en el DAD-SI de la FAO deberá registrarse información detallada sobre las características y el rendimiento de las razas locales (véase también el párr. 55), mientras que el informe del país habrá de contener esencialmente la lista de las razas, con inclusión de las caracterizadas, las evaluadas, las que corren peligro, las que se encuentran en estado crítico, etc. Asimismo, un país tal vez desee informar acerca de la capacidad de educación en relación con los recursos zoogenéticos, pero no tiene por qué enumerar todos los cursos o tratar de contabilizar el número de profesionales y técnicos capacitados que trabajan en el sector de los recursos zoogenéticos. Sin embargo, la evaluación de la capacidad presente para instruir y capacitar a profesionales y técnicos y de las necesidades futuras sería extraordinariamente valiosa a fin de dar a conocer cualquier laguna y establecer prioridades con vistas a la ulterior enseñanza y capacitación (véase también el párr. 56).

20. En cuanto al marco temporal, es imprescindible examinar la situación pasada (~10 años), la presente y la futura (~10 años) para obtener una perspectiva de dónde se encontraba el país, dónde se encuentra ahora y hacia dónde va en lo que concierne a la caracterización, la utilización, el fomento y la conservación de los recursos zoogenéticos. Si se quiere que el informe del país y el Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales (Informe SM-RZ) sirvan como base para mejorar la ordenación de los recursos zoogenéticos y fomentar la formulación de políticas al respecto, a fin de mantener y promover su contribución global a la alimentación y la agricultura y al desarrollo rural, es indispensable que el análisis vaya más allá de la descripción de los recursos.

21. Por consiguiente, deben abordarse varias preguntas estratégicas fundamentales:

22. Es imprescindible que durante este análisis se planteen con respecto a cada uno de los puntos que han de tratarse las siguientes preguntas estratégicas:

En las directrices se indican muchos de los productos que se deben abordar. No se propone la presentación del informe del país en forma de respuestas a todos los puntos enumerados en las directrices (véase también el párr. 68). El informe del país debe presentar más bien un análisis de la situación, determinar con claridad las necesidades y dar orientaciones estratégicas para la mejora de la utilización, el fomento y la conservación de los recursos zoogenéticos.

C. ESTRUCTURA DE LOS INFORMES DE LOS PAÍSES

23. Dado que serán muchos los países que prepararán informes, son manifiestas las ventajas de uniformar en cierta medida su presentación, con el fin de facilitar su compilación para la preparación del Informe SM-RZ. Sin embargo, la FAO reconoce que hay diferencias importantes entre los países en muchos asuntos relacionados con los recursos zoogenéticos y que estas diferencias deben quedar reflejadas en los informes de los países. Así pues, no debe haber uniformidad en todos los aspectos de los informes.

24. De conformidad con las recomendaciones del GTTI-RZ, el Informe SM-RZ proporcionará una evaluación en tres esferas importantes:

  1. La situación de la diversidad: Evaluación del estado de conservación, erosión y utilización de la biodiversidad agrícola de los animales de granja y análisis de los procesos subyacentes;
  2. la situación de la capacidad del país para la ordenación de los recursos zoogenéticos, con inclusión de las políticas, los planes de ordenación, la infraestructura institucional y los recursos humanos y el equipo existentes en este sector; y
  3. la situación existente y las metodologías y tecnologías disponibles para ayudar a los ganaderos, los mejoradores y los científicos a comprender, utilizar, fomentar y conservar mejor los recursos zoogenéticos, contribuyendo de esta manera a la seguridad alimentaria mundial y al desarrollo rural.

25. El GTTI-RZ ha subrayado la importancia del propio proceso en la preparación del informe. Este proceso entraña una serie de fases, como por ejemplo: evaluación de las actividades anteriores; determinación de los problemas presentes y futuros; elaboración de políticas y programas apropiados; y evaluación de las necesidades de creación de capacidad. Este proceso también deberá permitir formular prioridades para las actividades nacionales y la cooperación internacional en el futuro. Por consiguiente, se propone que los informes de los países estén estructurados con arreglo a esas recomendaciones y comprendan las cinco partes principales siguientes:

26. Una vez concluidas las cinco partes principales del informe del país, podría ser conveniente preparar un Resumen Ejecutivo (véase también el párr. 62).

IV. PROCESO INTERACTIVO PARA LA PREPARACIÓN
DEL INFORME DEL PAÍS

27. En la medida de lo posible y con arreglo a los recursos disponibles, los países recibirán apoyo durante la preparación de sus informes. La FAO ha recibido el mandato de coordinar la preparación del primer Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales, por lo que respaldará la preparación de los informes de los países como primer elemento básico en la elaboración del Informe. La prestación de apoyo será un proceso interactivo y se describe en las secciones siguientes. La FAO también alentará a todas las partes interesadas internacionales a que intervengan en el informe del país, tal como han solicitado sus Miembros.

A. SISTEMA DE INFORMACIÓN Y APOYO DAD-SI

28. El sistema de información DAD-SI (http://www.fao.org/dad-is/) se seguirá elaborando a fin de proporcionar a los diversos países instrumentos de gestión de la información y de comunicación, que deberán facilitar la preparación de los informes nacionales. Además de ser la fuente de la caracterización básica de las razas, el DAD-SI proporcionará a los países lo siguiente:

29. Se alentará firmemente la participación de los distintos países en el proceso global de preparación del Informe SM-RZ y su utilización del Módulo del DAD-SI para el Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales. De esta manera también se aumentará tanto la efectividad como la eficacia de los procesos de análisis, síntesis y publicación del informe, junto con la actualización futura del informe a nivel regional y mundial. El conjunto de funciones de capacitación será también útil para los procesos de capacitación a nivel regional y mundial. Los países que utilicen el DAD-SI también obtendrán más asistencia por medio del acceso directo al Moderador del DAD-SI durante todo el proceso de preparación del Informe SM-RZ.

30. Este conjunto de instrumentos del DAD-SI se complementará con documentos de referencia básicos (por ejemplo, la Estrategia Mundial) y listas de preguntas sobre temas concretos que pueda ser de ayuda en el proceso de análisis y síntesis de la información a nivel nacional (véase también el párrafo 50). Se han preparado listas de preguntas relativas a las directrices para ayudar en la recopilación de datos de información de apoyo y se adjunta en el Anexo 1, Preguntas básicas para respaldar la preparación de los informes de los países.

B. COMUNICACIONES Y CAPACITACIÓN REGIONAL

31. Se invitará a los países a involucrar a sus principales funcionarios encargados de coordinar la preparación de los informes nacionales en las consultas regionales (reuniones y conferencias electrónicas) que puedan ser necesarias con fines de capacitación y con objeto de:

C. CENTRO NACIONAL DE COORDINACIÓN PARA LOS RECURSOS ZOOGENÉTICOS

32. Todo país que desee participar en el proceso de preparación del Informe SM-RZ designará, en el caso de que todavía no lo haya hecho, un centro nacional de coordinación, nombrando su coordinador nacional. (El coordinador nacional coordina la organización de la red en el país y es el contacto oficial para las comunicaciones entre el centro nacional de coordinación y el Centro Mundial de Coordinación). Si todavía no se ha hecho, y previa aceptación del gobierno de la invitación al país a participar en el proceso de preparación del Informe SM-RZ, se notificará inmediatamente al Centro Mundial de Coordinación para el Informe SM-RZ el nombre, la dirección postal, la dirección de correo electrónico y los números de teléfono y de fax del coordinador nacional.

D. PROCESO DE PREPARACIÓN DE LOS INFORMES DE LOS PAÍSES

33. El Módulo para el Informe SM-RZ del DAD-SI deberá servir de ayuda al país para establecer, llevar a cabo y vigilar el proceso de preparación del informe. Además, teniendo presente que el proceso entraña cuestiones científicas y normativas importantes, se recomienda el establecimiento de un Comité Consultivo Nacional que determine los sectores y los asuntos primordiales que es necesario abordar en la preparación del informe del país, perfile la estructura del informe y supervise su preparación. En algunos países el gobierno puede encomendar a un comité ya existente, cuando sea suficientemente amplio para abordar todos los temas y asuntos necesarios, la tarea de preparar el informe del país y presentarlo al gobierno para su aprobación o ratificación. Es imprescindible que el Comité Consultivo Nacional tenga una representación diversificada y que además establezca una red más amplia para garantizar que toda la gama de partes interesadas tenga la oportunidad de contribuir al informe del país.

34. Se recomienda que el gobierno establezca al comienzo el Comité Consultivo Nacional y que le confiera atribuciones para preparar y presentar el informe del país al gobierno para su aprobación o ratificación. Se recomienda que el coordinador nacional para los recursos zoogenéticos forme parte del Comité Consultivo Nacional, como miembro o en calidad de Secretario del Comité, particularmente cuando se elija a un funcionario de nivel más alto para presidirlo, y que estén representadas en el Comité Consultivo Nacional las siguientes partes interesadas:

35. Cada miembro del Comité Consultivo Nacional deberá examinar las directrices cuidadosamente, comprender la finalidad y el carácter de la labor y estar totalmente al corriente del Módulo para el Informe SM-RZ del DAD-SI y de los instrumentos que ofrece para ayudar en el proceso de preparación del informe y la creación de capacidad.

36. Se recomienda que el Comité Consultivo Nacional forme un pequeño grupo de redacción con algunos de sus miembros, entre ellos el coordinador nacional, a fin de coordinar la labor de formulación y redacción del informe del país y de mantener contactos con los centros regional y mundial de coordinación. Además, se recomienda que el Comité Consultivo Nacional establezca una red amplia que permita ofrecer oportunidades de participación a quienes estén interesados en los recursos zoogenéticos en todas las fases de preparación del informe del país, la recopilación de datos y de información de apoyo utilizando las preguntas básicas... (Anexo 1) y examinando el proyecto de informe. Podrán requerirse grupos especiales o subcomités para abordar temas o asuntos de carácter específico.

37. El Comité Consultivo Nacional deberá mantenerse informado de:

38. Se recomienda que en la fase inicial del proceso de planificación el Comité Consultivo Nacional elabore la estructura y el perfil del informe del país, incluido el alcance de los asuntos primordiales de cada sección del informe, teniendo en cuenta las preguntas estratégicas: ¿Dónde estamos? ¿Dónde tenemos que estar? ¿Cómo podemos llegar a donde tenemos que estar? Y haciendo una estimación de la longitud de cada sección del informe (véase también el párr. 66). Para cada sección del informe, se debe designar a la persona o personas encargadas de reunir la información y preparar la redacción de dicha sección, de manera que se pueda comenzar pronto el trabajo sobre todas las secciones del informe, quedando un margen amplio de tiempo para la reflexión y el análisis. (Nota: Un defecto común de actividades como la preparación de los informes de los países es que se dedica demasiado tiempo a la recopilación de información básica, quedando demasiado poco para su análisis y utilización apropiada).

39. El Módulo para el Informe SM-RZ del DAD-SI prevé la elaboración organizada y la evolución del proceso de preparación del informe abordando las preguntas estratégicas para cada una de sus secciones, para después preparar una serie de proyectos de informe del país. El Comité Consultivo Nacional debe reunirse con frecuencia y periódicamente para examinar los principales asuntos que han de abordarse en cada sección del informe, examinar los progresos, realizar consultas fuera del Comité y, en caso necesario, coordinar la capacitación de la red y la recopilación de nuevos datos e información para su uso en apoyo de los principales asuntos planteadas en el informe y completar el proyecto de informe final. El mecanismo de establecimiento de redes del SM-RZ en el DAD-SI debe permitir al Comité Consultivo Nacional comunicarse con las partes interesadas, involucrarlas en la recopilación de los datos de apoyo necesarios y vigilar la actividad de ordenación del proceso de consultas eficaces y la información adicional generada en el proceso.

40. En una fase inicial deberán adoptarse disposiciones para el examen final, la aprobación y ratificación del gobierno y la impresión del informe del país, incluida, en caso necesario, la designación de uno o varios evaluadores externos, un traductor a uno de los idiomas oficiales de la FAO y un revisor. Aunque se requiere la presentación electrónica del informe del país sobre el DAD-SI, también se debe enviar a la FAO una copia impresa oficial del informe.

41. Nota: Con sujeción a la disponibilidad de recursos, la FAO ayudará en este proceso de preparación de los informes de los países, pero sólo si es el gobierno del propio país el que cursa la invitación para hacerlo. Tal vez se disponga de fondos muy limitados para prestar apoyo financiero a las reuniones de preparación de los informes de los países, especialmente las que cuenten con la participación de científicos, ONG, el sector privado, grupos de ganaderos, etc., además de funcionarios públicos. También cabe la posibilidad de prestar alguna asistencia de expertos directamente en el país. Si se necesita ayuda, el país podrá ponerse en contacto con el Centro Mundial de Coordinación en la FAO, Roma, para examinar los planes y las necesidades del país antes de dirigirse oficialmente a la FAO.

V. PREPARACIÓN DEL INFORME DEL PAÍS

PARTE 1. EVALUACIÓN DE LA SITUACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD AGRÍCOLA EN EL SECTOR DE LOS ANIMALES DE GRANJA DEL PAÍS

42. Las directrices que se presentan en esta sección se refieren a la preparación de la Parte 1 del informe que se describe en la Sección III-C.

Los países que hayan contribuido anteriormente al primer Informe sobre el Estado de los Recursos Fitogenéticos en el Mundo pueden conectarse a través del DAD-SI al informe de su país y al Informe sobre el Estado de los Recursos Fitogenéticos en el Mundo. En particular, la sección introductoria relativa al informe del país para los recursos fitogenéticos puede servir de ayuda en la preparación de la misma sección del informe del país para los recursos zoogenéticos (véase también el párr. 61). El Módulo para el Informe SM-RZ del DAD-SI también permitirá a los países cotejar una serie de datos fundamentales que servirán de base para la elaboración de las secciones correspondientes del informe del país. Dicho módulo se proporciona para ayudar a los países a ampliar su participación en el proceso de análisis y síntesis y facilitar la distribución, la actualización periódica y la mayor utilización del informe del país en la planificación de las actividades.

43. Se recomienda limitar los elementos descriptivos de la Parte 1 a los que se consideren esenciales para una evaluación de la situación y la determinación de las deficiencias y los problemas, mientras que en el sistema nacional y en el DAD-SI podrían recogerse información y datos técnicos más detallados, basados en las Preguntas Básicas para Respaldar la Preparación de los Informes de los Países (Anexo 1). Aunque la estructura del contenido de la Parte 1 depende en gran medida de las condiciones del país, se recomienda seguir un proceso común, con inclusión de una serie de fases (que se exponen a continuación) a fin de facilitar la compilación de los informes de los países en una etapa posterior.

1.1 PANORAMA GENERAL DE LOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN ANIMAL DEL PAÍS Y LA BIODIVERSIDAD ANIMAL CONEXA

44. Antes de abordar los aspectos de la conservación y la utilización de los recursos zoogenéticos, hay que examinar la situación general del sector de la producción animal en el país. Este panorama general debe abarcar lo siguiente:

1.2 EVALUACIÓN DEL ESTADO DE CONSERVACIÓN DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA DE LOS ANIMALES DE GRANJA

45. La primera fase debe comprender lo siguiente:

1.3 EVALUACIÓN DEL ESTADO DE UTILIZACIÓN DE LOS RECURSOS GENÉTICOS DE LOS ANIMALES DE GRANJA

46. Deberá examinarse el estado de utilización de las razas por especies, su rendimiento, su importancia, su contribución a la producción de alimentos y a los servicios agrícolas y otras contribuciones, así como las tendencias en su utilización. Deberán estudiarse y evaluarse los sistemas y las técnicas de mejoramiento utilizados, sus objetivos, sus logros y sus problemas, así como la situación de esta labor de mejoramiento genético por especies y actividades de investigación conexas; y se evaluará la formulación de sistemas de información para el aprovechamiento de las razas, su utilización y sus vinculaciones.

1.4 IDENTIFICACIÓN DE LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS Y LOS ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA CONSERVACIÓN Y UTILIZACIÓN DE LOS RECURSOS ZOOGENÉTICOS

47. Las fases expuestas deberán permitir disponer de la información y los datos necesarios de distintas fuentes y regiones del país. La mayor parte del material y los datos recopilados no deben incluirse en el informe, sino almacenarse para su evaluación presente y futura en el sistema de información. De este material se seleccionarán, conservarán y resumirán los elementos principales para incluirlos en el informe del país con vistas a la evaluación global de la situación de los recursos zoogenéticos en él, poniendo de relieve los principales problemas de la situación actual. En el informe del país también pueden incluirse datos esenciales en forma de cuadros.

PARTE 2. ANÁLISIS DE LOS CAMBIOS Y TENDENCIAS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA NACIONAL Y SUS REPERCUSIONES PARA LAS POLÍTICAS, ESTRATEGIAS Y PROGRAMAS NACIONALES FUTUROS EN RELACIÓN CON LOS RECURSOS ZOOGENÉTICOS

48. Las directrices que se presentan a continuación se refieren a la preparación de la Parte 2 del informe, descrita en la sección III-C.

Se propone un proceso en cuatro fases (2.1.-2.4) para el examen y la formulación de políticas, estrategias y programas nacionales en el sector de los recursos zoogenéticos. Una vez más, esto no significa que en el informe del país deban presentarse todas las conclusiones y los resultados de cada fase de este proceso. Más bien, en el informe se debe explicar el fundamento que lleva a los cambios importantes y las nuevas iniciativas y básicamente se exponen los principales objetivos de las políticas y los planes nacionales de ordenación de los recursos zoogenéticos en el futuro.

2.1 EXAMEN DE LAS POLÍTICAS, ESTRATEGIAS, PROGRAMAS Y PRÁCTICAS DE ORDENACION EN EL PASADO (EN RELACIÓN CON LOS RECURSOS ZOOGENÉTICOS)

49. La finalidad de esta primera fase es determinar las causas de los fracasos y los éxitos en la conservación, utilización y fomento de los recursos zoogenéticos y obtener enseñanzas de ellos. En particular, se han de determinar los beneficios para los ganaderos y los sistemas de distribución de los beneficios con los consumidores. Hay que analizar la economía de los métodos de mejoramiento pasados y presentes y la utilización de razas locales frente a las exóticas para las especies importantes dentro de los diversos sistemas de producción existentes. Además, se debe realizar una evaluación de las prácticas de ordenación y sus repercusiones en: la diversidad biológica animal; el medio ambiente; los cambios en la dependencia de las fuentes de piensos; los cambios en las condiciones patológicas de los animales; los cambios de las fuerzas del mercado interno y externo; y las repercusiones de estos cambios en los recursos zoogenéticos del país.

2.2 ANÁLISIS DE LA DEMANDA Y LAS TENDENCIAS FUTURAS

50. Las tendencias de la oferta y la demanda (tipo, calidad y cantidad) de los diversos productos y servicios animales en los mercados nacionales y mundiales están cambiando como consecuencia de las variaciones paralelas en la estructura demográfica, las condiciones socioeconómicas, la demanda de los consumidores y las limitaciones (por ejemplo la salud, las normas en materia de medio ambiente, las fuentes de piensos y de otros insumos) y las oportunidades (por ejemplo las nuevas tecnologías de producción y elaboración) nuevas o ya existentes. En consecuencia, el sector de la producción animal está evolucionando con rapidez y exige un análisis crítico de la validez constante de los sistemas de producción actuales con respecto al lugar y la función de los recursos zoogenéticos en esos sistemas. A fin de facilitar este análisis, la FAO proporcionará a los países, por medio del DAD-SI, el material y los datos de referencia pertinentes, como estadísticas, documentos temáticos y estudios recientes de las perspectivas del sector animal preparado por la FAO y otras instituciones. Las consultas regionales y las comunicaciones deben ofrecer la oportunidad de ampliar el análisis de la demanda y las tendencias futuras en el sector animal del país y de realizar un examen crítico de las políticas y los sistemas de producción en el pasado en relación con la conservación y la utilización (aprovechamiento y fomento) de los recursos zoogenéticos. En particular, cuando se establezca un Plan de Acción Nacional para la Ordenación de los Recursos Zoogenéticos deberá examinarse a la vista de este análisis.

2.3 EXAMEN DE ESTRATEGIAS ALTERNATIVAS EN LA CONSERVACIÓN, LA UTILIZACIÓN Y EL FOMENTO DE LOS RECURSOS ZOOGENÉTICOS

51. El análisis de las tendencias futuras del sector de la producción animal sirve de base para esbozar las diversas posibilidades de que dispone el sector de los animales de granja para hacer frente a la evolución de la demanda y a los nuevos desafíos y para examinar los distintos modos y grados de conservación y utilización de los recursos zoogenéticos en los diversos entornos del país. Deberán examinarse los pros y los contras de estrategias alternativas (beneficios para las comunidades agrícolas y los consumidores, sistemas de distribución de los beneficios y funciones de los sectores público y privado), así como las ventajas comparativas de diversas especies, razas y métodos de mejoramiento asociados con diversos sistemas de producción para satisfacer la demanda futura. En este proceso se ha de adoptar una perspectiva a largo plazo, teniendo en cuenta las posibilidades y los asuntos planteados para el perfeccionamiento y la utilización de biotecnologías reproductivas y moleculares y las tecnologías de la información y las comunicaciones en rápida evolución.

2.4 ESBOZO DE LA POLÍTICA, LA ESTRATEGIA Y LOS PLANES DE ORDENACIÓN NACIONALES FUTUROS PARA LA CONSERVACIÓN, LA UTILIZACIÓN Y EL FOMENTO DE LOS RECURSOS ZOOGENÉTICOS

52. El proceso mencionado culminará en el examen y, en caso necesario, la elaboración y/o nueva formulación de los criterios y las modalidades de conservación, utilización y fomento de los recursos zoogenéticos en el país, exponiendo las orientaciones futuras para su ordenación sostenible. El Comité Consultivo Nacional debe desempeñar una función básica en la promoción de este proceso, en cooperación con los diversos colaboradores y otras partes interesadas involucradas en la preparación del informe del país. Puede ser necesario personal especializado nacional y extranjero para asesorar. El Comité Consultivo Nacional deberá asegurar también que el gobierno de la orientación normativa general. Las consultas regionales previstas por el Comité Consultivo Nacional pueden ofrecer la oportunidad de examinar las políticas y estrategias y determinar las necesidades comunes y las posibilidades de cooperación.

53. Los componentes de la estrategia nacional que se deriven del proceso mencionado deberán reflejar en general, según proceda, los de la estrategia mundial elaborada bajo los auspicios del Grupo de Trabajo Técnico Intergubernamental sobre los Recursos Zoogenéticos y la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura, con orientaciones concretas para abordar los objetivos y las necesidades particulares del país. En el informe del país no se deben describir con detalle el fundamento y el contenido de las políticas, estrategias y planes de ordenación nacionales. Más bien, se deben destacar los aspectos que sirven de apoyo a las necesidades y oportunidades del país para intensificar la cooperación internacional, en particular en sectores como la creación de capacidad, el intercambio de información y material, la investigación y el perfeccionamiento y transferencia de tecnología y los marcos reglamentarios.

PARTE 3. EXAMEN DE LA SITUACIÓN DE LA CAPACIDAD NACIONAL Y EVALUACIÓN DE LAS NECESIDADES FUTURAS DE CREACIÓN DE CAPACIDAD

54. La evaluación de la capacidad nacional deberá efectuarse teniendo en cuenta las políticas, estrategias y planes de ordenación futuros (determinados en la Parte 2), puesto que los programas nacionales futuros y la capacidad nacional actual deben determinar las necesidades y oportunidades de creación de capacidad. No se proponen directrices concretas, sino que este aspecto se abordará durante las consultas regionales. El Comité Consultivo Nacional deberá involucrar a toda la gama de partes interesadas, tanto del sector público como del privado, en el proceso de evaluación de la capacidad nacional.

3.1 EVALUACIÓN DE LA CAPACIDAD NACIONAL

55. El material descriptivo y la lista de necesidades de creación de capacidad que han de incluirse en el informe del país deberán mantenerse en el nivel mínimo necesario para la evaluación de la situación presente y de las necesidades prioritarias y las oportunidades. Otra información detallada deberá incluirse en el sistema nacional de información y en el DAD-SI y se utilizará en la formulación de solicitudes concretas de apoyo a los esfuerzos de creación de capacidad nacional.

56. En función de las circunstancias y las condiciones de cada país, el proceso puede abarcar la evaluación de algunos de los puntos siguientes o de todos ellos:

PARTE 4. DETERMINACIÓN DE LAS PRIORIDADES NACIONALES PARA LA CONSERVACIÓN Y LA UTILIZACIÓN DE RECURSOS ZOOGENÉTICOS

57. El proceso de establecimiento de prioridades en la Parte 4 del informe deberá basarse en las políticas nacionales y las orientaciones del trabajo para el futuro (Parte 2) y en la evaluación de las necesidades de creación de capacidad (Parte 3). El establecimiento de prioridades requerirá varias etapas de consultas con las partes interesadas en varios niveles y en distintos subsectores y esferas de actividad. La lista que figura a continuación es ilustrativa e indicativa de las posibles prioridades y de la manera en que pueden agruparse para su presentación en el informe del país; naturalmente, el contenido de esta sección dependerá de la situación, las políticas, los objetivos y la estrategia del país.

4.1 PRIORIDADES INTERSECTORIALES NACIONALES

58. En estas prioridades podrán incluirse, por ejemplo, las siguientes:

4.2 PRIORIDADES NACIONALES ENTRE LAS ESPECIES Y RAZAS ANIMALES, LAS REGIONES DEL PAÍS Y LAS COMUNIDADES RURALES

59. En estas prioridades podrán incluirse, por ejemplo, las siguientes:

PARTE 5. FORMULACIÓN DE RECOMENDACIONES PARA PROMOVER LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL EN EL SECTOR DE LA BIODIVERSIDAD DE LOS ANIMALES DE GRANJA

5.1 RECOMENDACIONES

60. Las recomendaciones que figuran en la Parte 5 del informe pueden abarcar la cooperación bilateral, regional, interregional y mundial. También deben comprender una evaluación de la cooperación en curso y de lo que el país puede ofrecer y necesitará para seguir fomentando la cooperación. En esta sección también se facilitarán las observaciones y recomendaciones del país sobre la Estrategia mundial. La lista que figura a continuación se ofrece únicamente con fines ilustrativos:

PARTE 6. OTROS ELEMENTOS PROPUESTOS PARA SU INCLUSIÓN EN EL INFORME DEL PAÍS

6.1 CÓMO SE HA PREPARADO EL INFORME DEL PAÍS

61. En la introducción del informe, se podría dar una breve indicación de la manera en que se ha preparado éste. También se deberá hacer referencia a un anexo con la lista de las instituciones y las personas involucradas en el proceso de preparación, con su dirección postal, número de fax y dirección de correo electrónico.

6.2 RESUMEN EJECUTIVO

62. Además, sería muy conveniente que se añadiera un resumen con las principales conclusiones y recomendaciones. De esta manera se garantizará que en el resumen estén comprendidos los resultados de la evaluación en las tres esferas principales: situación de la diversidad; situación de la capacidad; y situación existente; y que se señalen las necesidades fundamentales y las prioridades en cuanto a la actuación.

6.3 ANEXOS

63. También pueden añadirse anexos al informe para suministrar información importante, mapas, diagramas, estadísticas nacionales de interés y otro material ilustrativo, como complemento del contenido principal del informe, en particular las Partes 1, 2, 3 y 4 junto con una lista de referencias de otras fuentes de información. Este material adicional también podrá compilarse en el Módulo para el Informe SM-RZ del DAD-SI, a fin de utilizarlo en la ulterior elaboración de la plataforma de información del país con destino a la planificación de las actividades y las políticas.

6.4 ESTUDIOS MONOGRÁFICOS

64. En los anexos también podrán incluirse algunos estudios monográficos breves (por ejemplo, ejemplos de éxitos o casos cruciales) de interés general. Estos podrán utilizarse más adelante con fines de ilustración (recuadros) en el Informe SM-RZ mundial. Algunas de las recomendaciones presentadas en la Parte 5 podrán complementarse asimismo con breves esbozos de ideas de proyectos prioritarios para la cooperación internacional y las necesidades nacionales de urgencia.

6.5 MATERIAL DE CARÁCTER CONFIDENCIAL

65. Dado que el informe se presentará a la FAO y se hará público, NO deberá incluirse en él material de carácter confidencial. Los datos confidenciales específicos del país también podrán declararse utilizando las bases de datos del DAD-SI. Si un gobierno desea transmitir información confidencial a la FAO, se recomienda que lo haga mediante una carta dirigida al Director General (a la atención del Director de Producción y Sanidad Animal).

VI. OBSERVACIONES FINALES Y PROPUESTAS ADICIONALES IMPORTANTES

66. Homogeneidad: Los informes de los países serán mucho más útiles en la preparación del Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales si todos se ajustan a un marco y un proceso homogéneos, como se propone en este documento, con el fin de facilitar las comparaciones y las síntesis a nivel regional y mundial. Sin embargo, aunque en estas directrices se proponen los elementos que han de abordarse en los informes de los países, no todas las propuestas son de interés para todos. Se recomienda vivamente que en el informe del país no se traten los puntos sobre los cuales no haya nada importante que notificar simplemente porque esos puntos estén incluidos en las directrices. Las directrices se han presentado deliberadamente no en forma de cuestionario, sino como una serie de fases para abarcar un conjunto de temas en un proceso dinámico de evaluación, formulación de políticas y establecimiento de prioridades. En el marco del DAD-SI, se plantean preguntas como medio para facilitar la respuesta del país e inducir un análisis riguroso y creativo.

67. Longitud: Se recomienda que el informe del país sea lo más breve posible. No deberá ser superior a 60 páginas. El tamaño máximo recomendado para la parte principal del informe sin los anexos es de 25-30 páginas. Cuanto más breve sea, más eficaz será, debido simplemente a que será más fácil darle una distribución amplia y leerlo. No se proponen directrices en relación con la longitud de las secciones principales del informe, pero se prevé que las relativas a la situación de la diversidad (Parte 1) y la situación de la capacidad (Parte 3) tendrán que ser necesariamente más largas que las otras.

68. Estilo: Para que la longitud del informe se mantenga dentro de los límites recomendados, el estilo deberá ser claro, directo y conciso. A fin de conseguir las máximas repercusiones, habrá de ser analítico, práctico y realista. En las directrices se proponen numerosos puntos que deberán abordarse antes de decidir lo que se escribe. No se propone la presentación del informe en forma de respuestas a todos los puntos enumerados en las directrices.

69. Alcance: Debido a que el informe del país forma parte de la contribución a la preparación del Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales, deberán indicarse las prioridades nacionales y las propuestas de actividades internacionales del país. Se supone que el proceso expuesto en estas directrices servirá de ayuda a cada país en la puesta en marcha de un proceso de ordenación sostenible de sus recursos zoogenéticos mediante el fortalecimiento de sus programas nacionales y la cooperación internacional en este sector, contribuyendo al mismo tiempo a una evaluación global y una mayor actuación internacional en él.

70. Calendario: El plazo para la presentación de los informes de los países es el 28 de febrero de 2002. La presentación de todos los informes de los países para esa fecha será fundamental en orden a garantizar que cada informe nacional reciba la debida atención en la preparación del Informe SM-RZ. La presencia de algunas lagunas en el informe de un país no debería retrasar su presentación, puesto que dichas lagunas podrán colmarse en el curso del proceso interactivo de consultas, en el que intervendrán los coordinadores nacionales y regionales y el Centro Mundial de Coordinación. Si los países no pueden presentar sus informes para el 28 de febrero de 2002, se ruega que presenten un informe preliminar de sus resultados, a fin de contribuir a la determinación de las prioridades mundiales en relación con los recursos zoogenéticos.

71. Actividades complementarias: La conclusión y presentación de los informes de los países sobre la situación de los recursos zoogenéticos mundiales no deberá considerarse el fin de un proceso, sino más bien el comienzo de un proceso más amplio. Para garantizar la participación permanente de los países y las partes interesadas en la elaboración del Informe sobre la Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales y, lo que es más importante, la aplicación efectiva de las prioridades estratégicas determinadas durante la preparación del informe del país, están previstas las siguientes actividades:

72. Contactos: Por medio del Módulo para el Informe SM-RZ del DAD-SI, fase 3, se facilitará amplia información sobre el proceso de preparación del Informe SM-RZ y los principales enlaces dentro del país (elaborada por el centro nacional de coordinación), a nivel regional y a nivel mundial. Se prestará asesoramiento interactivo sobre la SM-RZ en línea por conducto del DAD-SI y por correo electrónico a través del Moderador del DAD-SI (dad-is@fao.org ). La correspondencia deberá dirigirse al Centro Mundial de Coordinación: Secretaría, Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales , Dirección de Producción y Sanidad Animal, FAO, Viale delle Terme di Caracalla, 00100 Roma, Italia. Teléfono: (39) 06 5705 2439, fax: (39) 06 5705 3927, Internet: http://www.fao.org/dad-is/

Top Of PageTable Of ContentsNext Page