FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, junio 2005

Página anteriorInicioPágina siguiente

INFORMES POR PAISES1/

1/ Aparecen en negrita los países con malas perspectivas de cosecha, y/o con déficit de suministros de alimentos durante la campaña comercial en curso, que tienen necesidad de ayuda excepcional o de urgencia. Los países afectados o amenazados por malas cosechas sucesivas y/o escasez de alimentos se indican con un asterisco (*).

________________________

ÁFRICA

ÁFRICA SEPTENTRIONAL

ARGELIA (17 de mayo)

La recolección de las cosechas de cereales de invierno está a punto de comenzar, y la producción de trigo, el cereal principal, se pronostica provisionalmente en 2,5 millones de toneladas, semejante a la de la buena cosecha de 2004 y muy por encima de la media de los últimos cinco años. También se pronostica provisionalmente una producción de cebada superior a la media de aproximadamente 1 millón de toneladas.

Las importaciones de cereales en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 6,0 millones de toneladas, alrededor de 771 000 toneladas más que el año anterior. Se prevé que las importaciones de trigo aumenten aproximadamente un 19 por ciento con respecto al año anterior a 4,0 millones de toneladas.

EGIPTO (17 de mayo)

La recolección de la cosecha de trigo de 2005 ya ha comenzado, mientras que la del maíz empezará en junio. Las perspectivas son buenas ya que los cultivos se beneficiaron de unas condiciones climáticas favorables durante la siembra y el crecimiento. Se pronostican alrededor de 8,3 millones de toneladas de trigo, volumen muy superior a la media de 6,7 millones de toneladas de los cinco años anteriores, debido a un aumento de la superficie plantada con trigo estimado en un 15 por ciento. También se prevé una producción de arroz superior a la media, pero la reciente revalorización de la libra egipcia puede afectar a las exportaciones arroceras del país.

Gracias a las previsiones de una buena cosecha de trigo, es probable que en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) las importaciones de trigo pasen de 7,3 millones de toneladas del año pasado a alrededor de 6,29 millones de toneladas. Las de maíz, utilizado principalmente como pienso, se pronostican en alrededor de 4,5 millones de toneladas, unas 100 000 toneladas menos que el año anterior.

MARRUECOS (3 de junio)

Tras unas lluvias abundantes que mejoraron la situación de los cultivos en las principales zonas productoras a finales de febrero y principios de marzo, según fuentes oficiales una racha seca que duró hasta mayo causó la pérdida de más de una tercera parte de la superficie plantada de trigo y cebada, y afectó gravemente a otra tercera parte. Las precipitaciones acumulativas recibidas hasta finales de abril fueron inferiores a la media en casi todas las regiones del país, dando lugar a un déficit de alrededor de 32 por ciento en comparación con el nivel medio. Como consecuencia, se prevé que la producción disminuya de forma pronunciada. Los primeros indicios apuntan a una producción de trigo de aproximadamente 2,52 millones de toneladas en 2005, alrededor de un 45 por ciento de la abundante cosecha obtenida el año pasado, mientras que la de cebada se estima en 1,05 millones de toneladas, alrededor de un 38 por ciento de la producción del año pasado.

Según los pronósticos, las importaciones de cereales en 2005/06 (julio/junio) aumentarán considerablemente a 3 millones de toneladas de trigo y 1,6 millones de toneladas de cereales secundarios, principalmente cebada y maíz.

TÚNEZ (20 de mayo)

Ha comenzado la recolección de las cosechas de invierno de 2005. Pese a unas condiciones atmosféricas generalmente favorables en el norte, que es la principal zona productora de cereales, los primeros indicios apuntan a una importante mengua de la producción, debida a una reducción de la superficie plantada combinada con la mala distribución de las precipitaciones en el sur y el centro. La producción total de cereales se cifra provisionalmente en 1,9 millones de toneladas, en comparación con los 2 347 000 toneladas obtenidos en 2004. La producción de trigo, situada en alrededor de 1 397 000 toneladas, es casi un 19 por ciento menor que la del año pasado, mientras que la de cebada se estima en 500 000 toneladas, lo que representa una reducción del 19 por ciento.

Las importaciones de cereales en 2005/06 (julio/junio), principalmente trigo y maíz, se pronostican en 2,23 millones de toneladas, alrededor de 458 000 toneladas más que el año anterior.

ÁFRICA OCCIDENTAL

BENÍN (15 de junio)

Las primeras lluvias llegaron al sur en abril, lo que permitió la plantación de la cosecha principal de maíz que se recogerá a partir de julio. A pesar de la producción de cereales superior a la media obtenida en 2004, estimada en alrededor de 1,1 millones de toneladas, la situación alimentaria es en general difícil. Ello se debe a diversos factores, entre los cuales figuran la política proteccionista de Nigeria y la aplicación de controles más estrictos contra el comercio de reexportación, así como el aumento de los precios de los alimentos impulsado por los altos precios del petróleo. El crecimiento económico se desaceleró en 2004 perjudicando los ingresos de las familias y sus accesos a los alimentos.

Para mediados de junio, el número estimado de refugiados togoleses en Benín era de 20 599.

BURKINA FASO (20 de mayo)

Las lluvias estacionales comenzaron entre finales de abril y mayo en la parte meridional del país, lo que permitió el comienzo de los preparativos de la tierra. Las semillas disponibles pueden ser limitadas en la regiones septentrionales afectadas el año pasado por las invasiones de las langostas del desierto y la escasez de las precipitaciones.

Tras la publicación de las cifras definitivas de la producción de cereales de 2004, la producción total de cereales se estima en 2,9 millones de toneladas, volumen cercano a la media de los cinco años anteriores pero un 19 por ciento por debajo de la cosecha máxima obtenida en 2003. Los precios del mijo continúan subiendo, mientras que los del ganado han ido bajando, lo que reduce el acceso a los alimentos básicos principales por parte de las familias vulnerables, principalmente de los grupos ganaderos y agropecuarios, que se vieron afectados especialmente. El gobierno adoptó algunas medidas de urgencia, tales como la distribución gratuita y las ventas subvencionadas en las comunidades afectadas. Aunque la operación contribuyó a mejorar algo la situación alimentaria de dichas comunidades, las repercusiones en los precios de los cereales son limitadas, de manera que será necesario seguir de cerca la situación alimentaria de unos 1,6 millones de personas en riesgo de escasez de alimentos.

Las importaciones comerciales de cereales en la campaña comercial que termina en octubre de 2005 se pronostican en alrededor de 197 300 toneladas.

CABO VERDE (20 de mayo)

Predominan las condiciones secas propias de la estación. La plantación del maíz comienza normalmente en julio cuando empieza a llover en las islas principales. Es probable que escaseen las semillas a raíz de la mala cosecha de 2004.

Las estimaciones revisadas de la producción de 2004, publicadas por los servicios de estadísticas, indican una producción total de maíz de alrededor de 4 000 toneladas, lo que representa sólo una tercera parte de la producción del año anterior y un volumen incluso más bajo que el de las malas cosechas de 1997 y 1998. También disminuirá considerablemente la producción de frijoles y papas, debido a malas precipitaciones y a las infestaciones de langostas del desierto durante el período vegetativo de 2004. Aunque el país importa, incluso en años buenos, la mayor parte de sus necesidades de consumo, la población rural podría verse gravemente afectada por el déficit de producción, sobre todo en las zonas semiáridas. Según fuentes oficiales, se estima que alrededor del 27 por ciento de las poblaciones de las islas de San Antao, San Nicolau, Fogo y Santiago corren el riesgo de que escaseen los alimentos.

En atención a esta circunstancia el gobierno ha emprendido programas infraestructurales de frentes de trabajo con alto porcentaje de mano de obra (FAIMO) financiados con cargo a los fondos de contrapartida destinados a la ayuda alimentaria. A través de la creación de miles de empleos, los programas FAIMO mejoran el acceso a los alimentos por parte de las personas afectadas por la pobreza. Pero no cuentan con la financiación necesaria, como consecuencia de una respuesta deficiente de los donantes a los llamamientos del gobierno.

Según los pronósticos, las importaciones totales de cereales en la campaña comercial que termina en octubre de 2005 serán de alrededor de 100 000 toneladas. Si se tienen en cuenta las importaciones comerciales previstas en 42 000 toneladas de cereales y las promesas de 40 000 toneladas de ayuda alimentaria, el déficit total descubierto para este año es de alrededor de 18 000 toneladas.

CHAD (21 de mayo)

A raíz de las copiosas lluvias que cayeron en el extremo sur, han comenzado los preparativos de la tierra y la plantación de los cereales secundarios.

Tras la publicación de las cifras definitivas relativas a la producción de cereales de 2004, la producción total de cereales se estima en 1,2 millones de toneladas, alrededor de una cuarta parte menos que la buena producción del año anterior. La merma de la producción se debió principalmente a las escasas precipitaciones recibidas durante el período vegetativo de 2004, principalmente en la zona saheliana. Las pérdidas debidas a las infestaciones de langostas del desierto no fueron importantes. Una misión conjunta CILSS/FEWS que visitó el país en marzo observó una situación alimentaria inestable caracterizada por la escasez del suministro de alimentos y los precios altos. Conforme a la recomendación del “Comité directeur du comité d’action pour la sécurité alimentaire et la gestion des crises (CASAGC)”, el Sistema Nacional de Alerta, en mayo dieron comienzo las ventas subvencionadas de cereales.

Para finales de mayo, el número estimado de refugiados sudaneses en la parte oriental del Chad era de 193 300. Una vez terminada la actividad de verificación del PMA/ACNUR actualmente en curso se dispondrá de estimaciones más precisas. El PMA ha ultimado la nueva fase de la OU 10327.1 para el período comprendido entre julio de 2005 y diciembre de 2006, que necesita 92 000 toneladas de alimentos a un costo estimado en alrededor de 82 millones de dólares EE.UU.. El PMA ha comenzado a establecer un depósito preventivo de alimentos en los campamentos de refugiados antes de que comience la estación de las lluvias. Actividad que ya ha terminado en los campamentos del sur y debería terminar en julio en otros campamentos.

CÔTE D'IVOIRE (21 de mayo)

La plantación de la primera cosecha de maíz está casi terminada en el sur. Las actividades de producción y comercialización agrícolas del país continúan viéndose perturbadas por los problemas relacionados con el conflicto, principalmente la escasez de mano de obra debida a los desplazamientos de las poblaciones, la falta de servicios de apoyo agrícola en algunas partes del país, la segmentación del mercado, las perturbaciones creadas por la inseguridad, y los costos excesivos del transporte debidos a los gravámenes onerosos impuestos en los controles camineros. Además, en 2004 los cultivos se vieron afectados por la escasez de precipitaciones en las regiones septentrionales, lo que impidió que se produjera una recuperación significativa de la actividad agrícola a pesar de una distribución mejorada de insumos. Los resultados de una evaluación de las cosechas organizada por el gobierno conjuntamente con la FAO y el PMA en febrero de 2005 indican que la producción de cereales (arroz cáscara, maíz, mijo y sorgo) de 2004 fue de alrededor de 1,57 millones de toneladas, ligeramente superior a la de 2003, pero todavía un 7 por ciento por debajo de la media de los cinco años anteriores a la crisis. Ello se debe principalmente a la escasez de insumos y al tiempo seco que afectó a los cereales cultivados en el norte. En cambio, la producción total de raíces y tubérculos y de bananos y plátanos, producidos principalmente en el centro y el sur, se ha estimado en alrededor de 5,9 millones de toneladas, volumen cercano a la media de los cinco años anteriores a la crisis. La producción de alimentos ha sido satisfactoria en el sur, pero sigue siendo inferior a la media en el norte y el oeste.

A pesar de la disminución de la producción agrícola desde 2002, la situación general en el suministro de alimentos sigue siendo suficiente y la inflación moderada, debido principalmente a las constantes importaciones de alimentos realizadas en el sur, que está en manos del gobierno, y al comercio transfronterizo con Burkina Faso y Malí llevado a cabo en el norte, controlado por las fuerzas rebeldes. Sin embargo, la seguridad alimentaria de muchas familias continúa viéndose obstaculizada por el trastorno de los medios de subsistencia, especialmente en el oeste. Además, debido a una situación de mercado constantemente desfavorable, los pequeños productores de cultivos comerciales están experimentando una pérdida considerable de ingresos. Aunque se estima que la producción de algodón en 2004/05 ha aumentado a 400 000 toneladas aproximadamente, frente a las 180 000 toneladas del año anterior, debido principalmente a una distribución mejorada de insumos a los algodoneros, la comercialización del producto sigue siendo todavía una incógnita.

GAMBIA, REPÚBLICA DE (21 de mayo)

Todavía no han comenzado las lluvias y los agricultores ya están preparando sus campos. Se prevé que las plantaciones comenzarán en las próximas semanas cuando empiece a llover. La disponibilidad de semillas debería de ser suficiente gracias a la buena cosecha obtenida en 2004.

La situación general del suministro de alimentos sigue siendo satisfactoria y los mercados están bien abastecidos, como consecuencia de la buena cosecha obtenida el año pasado y la estabilidad del Dalasi, la moneda gambiana, desde mediados de 2004.

GHANA (21 de mayo)

La plantación de la primera cosecha de maíz está casi terminada. Gracias a una producción media de cereales obtenida en 2004, estimada en 1 930 000 toneladas, la situación general del suministro de alimentos debería ser satisfactoria en 2005. Sin embargo, la inflación está subiendo, debido a un aumento del 50 por ciento del precio del petróleo en enero, que puede afectar el acceso a los alimentos en el país. Es probable que en 2004/05 la producción de cacao no alcance el nivel máximo de 2003/04, debido a unas condiciones atmosféricas menos favorables. Sin embargo, el precio relativamente alto del cacao en el mercado internacional debería beneficiar a los 1,6 millones de campesinos que producen la mayor parte del cacao del país.

Además del gran número de refugiados de Côte d'Ivoire y Liberia que están viviendo en el país, la crisis en el Togo ha provocado, según la ACNUR, una nueva afluencia de unos 15 144 togoleses a mediados de junio. La mayor parte de los refugiados togoleses está alojada en familias. El PMA ha emprendido como respuesta inmediata una operación de urgencia.

GUINEA* (23 de mayo)

Tras las importantes lluvias recibidas en abril, ha comenzado la plantación de las cosechas de 2005 en la mayoría de las zonas del país. El acceso a los alimentos continúa viéndose perjudicado por la inflación y por los precios altos del arroz, que es el alimento básico principal.

La repatriación de los refugiados sierraleoneses que estaban en Guinea terminó en julio de 2004, mientras que la de los refugiados liberianos está actualmente en curso. Desde que comenzó la operación en noviembre de 2004 se han repatriado alrededor de 9 000 refugiados liberianos. Aunque el restablecimiento de la paz en Sierra Leona y la situación mejorada en Liberia hayan redundado en una disminución del número de los refugiados en Guinea, el país hospeda todavía a un gran número de ellos. Conforme a las estadísticas de la ACNUR, hay alrededor de 69 000 refugiados viviendo en diferentes campamentos, además de unas 80 000 PDI y más de 100 000 repatriados de Côte d'Ivoire en 2002, que están viviendo en Guinea Forestière y en Guinea Superior y Central.

GUINEA-BISSAU (23 de mayo)

Han comenzado los preparativos de la tierra, y la plantación debería comenzar en las próximas semanas con la llegada de las lluvias. Se prevé una disponibilidad de semillas suficiente gracias a la buena cosecha obtenida en 2004.

Tras la publicación de las cifras definitivas acerca de la producción de cereales en 2004, la producción total de cereales se estima en 171 375 toneladas, un 41 por ciento más que el volumen del año pasado. El arroz en cáscara, el cultivo principal, aumentó un 34 por ciento a alrededor de 89 000 toneladas. Las importaciones comerciales en 2004/05 (noviembre/octubre) se pronostican en 50 000 toneladas de arroz y 15 000 toneladas de trigo. Aunque se prevé que el consumo de cereales per cápita se recupere algo en 2004/05 respecto al nivel bajo anterior, la mayor parte de la población está haciendo frente a una inseguridad alimentaria crónica, y un 65 por ciento vive por debajo de la línea de pobreza, en una economía estancada. A finales de abril, el gobierno solicitó asistencia internacional mediante un llamamiento, a raíz de un brote de epidemia de carbunco en la región septentrional de Oio.

LIBERIA* (24 de mayo)

Ha comenzado la plantación de los cultivos de arroz de 2005, prácticamente el único cereal producido en el país. Aunque la inseguridad impidió a muchos agricultores cultivar en 2004, la producción agrícola se ha recuperado algo respecto del nivel muy bajo del año anterior gracias al regreso, una vez terminada la guerra civil, de muchas personas desplazadas. La producción arrocera en 2004 se estima en 159 600 toneladas, frente a las 110 000 toneladas de 2003. Este año la producción debería aumentar ulteriormente gracias una situación mejorada en materia de seguridad, al aumento de las plantaciones por parte de los refugiados y personas desplazadas que regresaron, así como a una mejora de las condiciones para la distribución de insumos agrícolas. Durante la presente campaña agrícola, 149 245 beneficiarios de los 15 distritos de Liberia recibieron 2 863 toneladas de semillas de arroz, con inclusión de los ubicados en el sudeste a los que no se pudo llegar en 2003/04.

La repatriación de refugiados y el reasentamiento de PDI, que comenzaron en octubre y noviembre de 2004, ascienden actualmente a 178 010 personas. La ACNUR informa que en diciembre de 2003 había más de 340 000 refugiados liberianos en los países vecinos, y unas 500 000 personas desplazadas en el interior del país. Al haber mejorado la situación de seguridad, el PMA continúa ampliando su operación a todo el país, pasando gradualmente de las actividades de urgencia a las de recuperación.

Tras una subida brusca de los precios internos del arroz, debida principalmente a un aumento de los precios mundiales, el gobierno creó una comisión especial para que recomendara cómo hacerlos bajar y estabilizar el mercado.

MALÍ (24 de mayo)

Se están realizando los preparativos de la tierra y ha comenzado la primera siembra en el extremo sur, tras las primeras lluvias recibidas en mayo. Las plantaciones irán avanzando hacia el norte a medida que comiencen las lluvias. Es posible que sea limitada la disponibilidad de semillas en las regiones muy afectadas el año pasado por las invasiones de langostas del desierto y la falta de precipitaciones.

A pesar de las medidas adoptadas por el gobierno, la situación alimentaria empeora en las regiones afectadas por la sequía y las langostas del desierto. Los precios del mijo continúan subiendo, mientras que los del ganado han ido bajando. Ello reduce el acceso de las familias vulnerables a los principales alimentos básicos, principalmente en el caso de los grupos ganaderos y agropecuarios, que se han visto afectados especialmente. Una encuesta nutricional llevada a cabo por “Acción contra el hambre” en algunas partes de la región de Kidal indicó que cerca de una tercera parte de los niños menores de cinco años estaba sufriendo de malnutrición global.

Entre las medidas de emergencia adoptadas por el gobierno cabe señalar las ventas subvencionadas de 15 000 toneladas de piensos y la autorización concedida a los comerciantes de importar 60 000 toneladas de arroz con franquicia aduanera.

El PMA ha preparado una OU para alimentar a unas 444 500 personas entre marzo y noviembre, pero al 21 de mayo no se había recibido más que el 11 por ciento de los alimentos necesarios. La FAO también hizo un llamamiento pidiendo fondos para proporcionar insumos agrícolas y ayuda a los ganaderos de los países sahelianos afectados, incluido Malí. Hasta ahora, se ha recibido menos del 20 por ciento de los 11,4 millones de dólares necesarios. Se necesitan con urgencia más fondos para responder a una situación que se va agravando.

MAURITANIA* (24 de mayo)

Predominan las condiciones secas propias de la estación. Las plantaciones de cereales secundarios comenzarán con la llegada de las lluvias, que normalmente empiezan en julio. La disponibilidad de semillas es limitada, debido a la invasión generalizada de langostas del desierto durante el año pasado y a la falta de precipitaciones.

La situación alimentaria sigue siendo crítica en Mauritania. Tras la publicación de las cifras definitivas acerca de la producción de cereales de 2004, la producción total de cereales se estima en 116 064 toneladas, alrededor de un 40 por ciento menos que en 2003 y un 26 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores. Se señala un fenómeno generalizado de creciente malnutrición. En atención a esta situación que se va agravando, el PMA ha comenzado un programa de alimentos por trabajo en las regiones de Brakna, Gorgol, Assaba, Tagant y Hodh El Gharbi. En Trarza, Gudimakha y Hodl El Chargui ha comenzado la distribución de alimentos financiada por la Unión Europea y llevada a cabo por el “Commissariat à la Sécurité Alimentaire (CSA). La FAO hizo un llamamiento pidiendo 11,4 millones de dólares EE.UU. para procurar insumos agrícolas y ayuda a los pastores de los países sahelianos afectados. Fondos que se necesitan con urgencia para atender a una situación que se va agravando.

NÍGER (24 de mayo)

Están actualmente en curso los preparativos de la tierra y ha comenzado la plantación en el extremo sur, después de las primeras lluvias caídas en mayo. Las plantaciones continuarán hacia el norte a medida que lleguen las lluvias. La disponibilidad de semillas puede ser limitada en las regiones muy afectadas durante el año pasado por la invasión de langostas del desierto y la falta de precipitaciones. Las langostas del desierto continúan siendo una grave amenaza, aunque la FAO no prevé para este año invasiones en gran escala.

A pesar de las medidas adoptadas por el gobierno, la situación alimentaria va empeorando en las regiones afectadas por la sequía y las langostas del desierto. Los precios del mijo continúan subiendo, mientras que los del ganado han ido bajando. Ello reduce el acceso de las familias vulnerables a los principales alimentos básicos, principalmente en el caso de los grupos ganaderos y agropecuarios, afectados muy especialmente por la sequía y las langostas del desierto.

El gobierno ha estado vendiendo cereales a precios subvencionados en las comunidades afectadas. Aunque ya se han agotado todos los recursos del mecanismo nacional para el alivio de las crisis, sus repercusiones en la situación alimentaria general son muy limitadas. “Médicos sin Frontera” advirtió que en los distritos de Maradi y Tahoua iba aumentando rápidamente la malnutrición infantil grave, con una presencia cada vez mayor de niños en los centros de alimentación complementaria. Para hacer frente a la crisis, se han adoptado diversas medidas a escala internacional: la FAO lanzó un llamamiento pidiendo fondos para procurar insumos agrícolas y ayuda a los ganaderos, mientras que el UNICEF y el PMA pidieron fondos para alimentar a aproximadamente 2,5 millones de personas estimadas oficialmente en riesgo de escasez de alimentos, incluidos alrededor de 800 000 niños. Según los informes, las promesas no alcanzan a cubrir las necesidades. Para detener la situación que se va agravando hacen falta ulteriores promesas y entregas de ayuda alimentaria.

NIGERIA (24 de mayo)

Tras el comienzo de las lluvias en abril comenzó la plantación de la primera cosecha de maíz en el sur. A pesar de la buena cosecha obtenida en 2004, el alza de los precios de los alimentos en todo el país indujo al gobierno a comenzar a mediados de mayo la venta de 66 000 toneladas de cereales a precios subvencionados. El aumento de los precios de los alimentos básicos se debe probablemente al incremento del comercio transfronterizo con los países vecinos, incluidos el Níger, el Chad y el Camerún, cuyos sectores agrícolas se han visto afectados el año pasado por las langostas del desierto y la falta de precipitaciones.

En los últimos años las importaciones de cereales han acusado una tendencia ascendente, debido principalmente al crecimiento de la población urbana, a la variación de las pautas de consumo y a un desempeño agrícola inadecuado. Por consiguiente, el gobierno ha adoptado una serie de medidas encaminadas a mejorar la producción agrícola, por ejemplo el Programa Especial para la Seguridad Alimentaria, ejecutado conjuntamente con la FAO, la concesión de una subvención del 25 por ciento para los fertilizantes y la eliminación de los aranceles para los productos agroquímicos importados, la selección de subsectores fundamentales para la rehabilitación o expansión, y la imposición de controles más estrictos contra las importaciones ilegales. Es más, para 2006 el gobierno tiene previsto impedir las importaciones de arroz. La prohibición de las importaciones de pastas alimenticias, fideos y galletas, aplicada en 2004, contribuyó a aumentar la capacidad de molienda del país y a potenciar el sector interno de pastas alimenticias. Para 2005 se pronostican importaciones de cereales, principalmente arroz y trigo, del orden de los 4,2 millones de toneladas.

SENEGAL (25 de mayo)

En la mayor parte del país predominan las condiciones secas propias de la estación. Según se prevé, las lluvias comenzarán en junio e irán avanzando hacia el centro y el norte. La disponibilidad de semillas puede ser limitada en las regiones muy afectadas durante el año pasado por las invasiones de langostas del desierto y la falta de precipitaciones.

Tras la publicación de las cifras definitivas acerca de la producción de cereales de 2004, la producción total de cereales se estima en 1 053 583 toneladas, o sea un 27 por ciento menos que la cosecha sin precedentes del año pasado, del orden de 1,4 millones de toneladas, y un 2 por ciento menos que la media quinquenal. Desde septiembre el precio del importante cultivo de mijo ha ido aumentando abruptamente en las regiones afectadas, reduciendo el acceso de las familias vulnerables a este importante alimento básico, principalmente en el caso de los grupos ganaderos y agropecuarios, que se vieron afectados muy especialmente. Aunque se prevé que la necesidad total de importación de cereales se cubra comercialmente, el país va a hacer frente a situaciones difíciles durante el período de carestía, ya que los precios del mijo probablemente se mantengan altos. Dada la escasez de pastizales y de agua, se informa que la situación del ganado se va agravando a pesar del creciente movimiento de los rebaños.

La FAO formuló un llamamiento pidiendo fondos para procurar insumos agrícolas y ayudar a los pastores de los países sahelianos afectados, entre ellos el Senegal. Hasta ahora se ha proporcionado menos del 20 por ciento de los 11,4 millones de dólares necesarios. Para hacer frente a la situación que se va agravando se necesitan con urgencia más fondos.

SIERRA LEONA* (25 de mayo)

Con la llegada de las lluvias en abril comenzó la plantación de los cultivos de arroz. Desde el final de la guerra civil en 2002 la agricultura se ha ido recuperando constantemente, gracias al aumento de las plantaciones efectuadas por los refugiados y los agricultores desplazados que regresaron, así como a unas condiciones mejoradas para la distribución de insumos agrícolas. Para este año se espera una ulterior recuperación.

Con respecto a la seguridad, la situación se mantiene calma. La repatriación de los refugiados sierraleoneses presentes en Guinea terminó en julio de 2004. Ese año se repatriaron 12 170 personas aproximadamente, elevando a alrededor de 56 000 el número de refugiados repatriados desde el comienzo de la operación en octubre de 2001. También se ha reasentado un número estimado en 1 millón de personas desplazadas en el interior. Sin embargo, todavía viven en el país 65 000 refugiados liberianos.

Las importaciones de cereales en 2005 se pronostican en alrededor de 288 000 toneladas, incluidas 35 000 toneladas de ayuda alimentaria.

TOGO (15 de junio)

En el sur las primeras lluvias comenzaron en abril, lo que permitió la plantación de la cosecha principal de maíz que se recogerá a partir de julio. Este año la situación del suministro de alimentos debería ser satisfactoria, gracias a la buena cosecha obtenida en 2004. Sin embargo, de continuar los desplazamientos de la población es posible que la evolución política actual trastorne el período vegetativo y afecte a la situación alimentaria del país. Para mediados de junio, habían huido del país alrededor de 35 743 personas, 20 599 a Benín y 15 144 a Ghana.

ÁFRICA CENTRAL

CAMERÚN (25 de mayo)

Las imágenes de satélite indican que la estación de las lluvias comenzó a tiempo en el sur, permitiendo los preparativos de la tierra y la siembra de la primera cosecha de maíz de 2005, que se recogerá a partir de julio. La plantación de los cereales secundarios avanzará hacia el norte a medida que comiencen las lluvias. Se informa, sin embargo, de la presencia de enjambres de langostas del desierto en el extremo norte, lo que suscita preocupaciones acerca de las perspectivas alimentarias para esa parte del país, que ya está enfrentando una difícil situación alimentaria.

Según fuentes oficiales, se estima que la producción nacional de cereales ha aumentado sensiblemente en 2004. Sin embargo, en las regiones septentrionales ubicadas en la zona sudanosaheliana, unas rachas secas y la mala distribución de las precipitaciones durante el período vegetativo determinaron una grave merma de la producción. Según los informes, los precios en esas regiones son altos debido al escaso suministro de cereales.

Con el afán de diversificar la economía en vista de la disminución de la producción petrolera, el gobierno emprendió últimamente una campaña quinquenal destinada a reactivar el sector del cacao e impulsar su producción a 200 000 toneladas por año. En 2003/04 se produjeron 160 000 toneladas de cacao en el Camerún, donde de 1 a 2 millones de personas dependen directa o indirectamente del sector.

CONGO, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE* (6 de junio)

En la presente campaña las lluvias han sido entre normales y superiores a lo normal en una gran parte del país. Se espera que ello dé lugar a una producción favorable de los cultivos de la temporada secundaria, tales como el maíz y el arroz, en las provincias meridionales de Katanga, Kasai oriental y Bandundu. La relativa mejora de la seguridad desde 2004 y la ayuda prestada a las personas desplazadas en el interior y a los refugiados repatriados han tenido algunos efectos positivos en las actividades agrícolas de las zonas afectadas. Sin embargo, los recientes enfrentamientos y ataques violentos registrados en la parte oriental del país continúan desplazando a un gran número de personas, además de los 3 millones ya desplazados. Los problemas principales para la producción y distribución de alimentos son la inseguridad de los productores y comerciantes (obligados a pagar impuestos ilegales por sus productos agrícolas), la falta de insumos básicos (materiales mejorados para la plantación, aperos manuales, equipo de pesca y suministros veterinarios) y una infraestructura rural decrépita (principalmente caminos secundarios). Además, los cultivos básicos, a saber la yuca y el banano, se han visto gravemente damnificados por las plagas y enfermedades durante la presente campaña.

La inseguridad alimentaria afecta a más del 70 por ciento de la población total de 57 millones de habitantes de la RDC. Por consiguiente, en la conferencia de la Mesa Redonda celebrada en marzo de 2004 el gobierno y la comunidad de los donantes confirmaron la rehabilitación del sector agrícola como la piedra angular de su estrategia en pro de la disminución de la pobreza. La atención se centrará en dos componentes principales: resolver las necesidades de urgencia, por un lado, y lograr la rehabilitación de medio a largo plazo, por otro. En el marco del programa mínimo de cooperación para la transición y la recuperación, la comunidad de donantes ha prometido 6,86 mil millones de dólares EE.UU. durante los próximos cuatro años, de los cuales se prevén 285 millones de dólares EE.UU. para la agricultura. El país también ha recibido 39 millones de dólares EE.UU. del FMI en el marco del crédito para la reducción de la pobreza y el crecimiento.

CONGO, REPÚBLICA DE (25 de mayo)

La producción interna de cereales cubre alrededor del 3 por ciento de las necesidades totales de cereales; el resto se importa, principalmente en forma comercial. En 2005 la necesidad de importación de cereales, principalmente trigo y arroz, se estima en aproximadamente 288 000 toneladas, cifra prácticamente igual a la del año anterior. Un brote de Ébola registrado a finales de abril en la región septentrional de Cuvette Oeste ha impulsado al gobierno y a la OMS a poner en cuarentena los distritos de Etoumbi y Mbomo, en los que se necesita ayuda alimentaria.

Tras el acuerdo de paz entre el gobierno y los rebeldes estipulado en marzo de 2003, el gobierno y algunas organizaciones internacionales han establecido un programa de desarme, desmovilización y reintegración para ex milicianos; del cual se beneficiarán 42 000 ex combatientes durante 2004-2006. Según la ACNUR, el país hospeda a un gran número de refugiados, con inclusión de congoleños de la RDC, angoleños y rwandeses. La situación de seguridad sigue siendo inestable y obstaculizando la ayuda alimentaria.

GUINEA ECUATORIAL (25 de mayo)

El país no produce cereales en una cantidad apreciable. Los alimentos básicos son la batata, la yuca y el plátano. Se importan, por término medio, 10 000 toneladas de trigo y 6 000 toneladas de arroz.

En los últimos años, la inflación ha sido más alta en Guinea Ecuatorial que en otros países de la zona del franco, debido al rápido crecimiento de la demanda interna desde que dio comienzo a mediados de los años noventa el auge del petróleo. Sin embargo, la inflación anual, estimada en 7,3 por ciento en 2003, disminuyó considerablemente a 4 por ciento en 2004.

GABÓN (25 de mayo)

Los principales cultivos alimentarios son la yuca y el plátano. El único cultivo cereal producido es el maíz que se siembra a partir de julio y se recoge a partir de noviembre. En un año normal, la producción alcanza las 30 000 toneladas, aproximadamente. Las importaciones de cereales en 2005, principalmente trigo y arroz, se estiman en unas 167 000 toneladas. Últimamente el crecimiento económico ha acusado una tendencia descendente, debido a la disminución de la producción de petróleo, que continuará afectando a los ingresos de las familias y su acceso a los alimentos.

REPÚBLICA CENTROAFRICANA (RCA) (25 de mayo)

Las imágenes de satélite indican que la estación de las lluvias comenzó en abril, permitiendo los preparativos de la tierra y la siembra de la primera cosecha de maíz de 2005, que se recogerá a partir de julio. Se espera que la producción agrícola de este año vuelva a aumentar, gracias a una situación de seguridad mejorada en relación con la de años anteriores, y al aumento de la superficie plantada tras la distribución de insumos agrícolas efectuada con la ayuda de la FAO en las localidades perjudicadas por la rebelión de 2003.

La tasa de inflación estimada en 7 por ciento en 2003, debida a un aumento de los precios de los alimentos derivado de los trastornos del transporte, bajó en 2004 al mejorar la situación de seguridad. Se espera que se mantenga estable en 2005, lo cual debería mejorar el acceso a los alimentos en el país. Aunque ya ha regresado la mayor parte de las 230 000 PDI, se estima que todavía viven en el Chad 41 000 refugiados de la RCA.

SANTO TOMÉ Y PRÍNCIPE (25 de mayo)

Los cultivos alimentarios básicos son raíces, plátanos y tubérculos. Las importaciones anuales de cereales se estiman en aproximadamente 13 000 toneladas y las necesidades de ayuda alimentaria para 2005 en alrededor de 7 600 toneladas. En 2003 la agricultura representó el 19 por ciento del PIB y alrededor del 86 por ciento de las exportaciones, pero la estructura de la economía experimentará una transformación importante con la producción de petróleo que debería comenzar para 2010.

ÁFRICA ORIENTAL

BURUNDI* (15 de junio)

La recolección de las cosechas de la temporada principal (temporada B de 2005) están actualmente en curso con perspectivas en general desfavorables para las legumbres (frijoles) y las raíces y tubérculos, debido a las irregularidades y rachas secas experimentadas durante el mes de abril y la primera mitad de mayo. Según el sistema de alerta temprana del país, en el mercado de Bujumbura los precios de mayo de 2005 fueron considerablemente más altos para los frijoles (26 por ciento), las batatas (75 por ciento), y la harina de yuca (36 por ciento) en comparación con el mismo mes de un año atrás. Sin embargo, las perspectivas para la producción de los cereales (principalmente sorgo y arroz) se consideran buenas, especialmente en comparación con las cosechas afectadas por la sequía del año pasado. Está prevista para dentro de poco una evaluación conjunta de la FAO/PMA/UNICEF/Ministerio de Agricultura. La producción total de cereales para 2005 se pronostica en 286 000 toneladas, alrededor de un 2 por ciento más que el año pasado. Sin embargo, se prevé una merma de la producción de legumbres debida al tiempo desfavorable, y de las raíces y tubérculos debida a la constante invasión del mosaico de la yuca.

Pese a algunas mejoras, en las provincias septentrionales, orientales y meridionales persiste la inseguridad alimentaria debido a una reducción de las cosechas. Según la ACNUR, hay entre 7 500 y 8 500 rwandeses que buscan asilo en Burundi. Estas personas y las familias que las alojan necesitan asistencia. Desde marzo de 2003, han regresado de Tanzanía más de 150 000 refugiados burundianos, pero todavía quedan casi otros tantos. En el mes de mayo el PMA distribuyó 4 500 toneladas de alimentos a 521 000 beneficiarios.

ERITREA* (1 de junio)

Está a punto de comenzar la plantación de los cultivos de cereales y legumbres de 2005. Las lluvias recibidas últimamente han contribuido a la preparación de la tierra y a la reposición de agua en algunas zonas del país. En general ha sido insatisfactorio el comportamiento de las lluvias “bahri” (octubre-febrero), importantes para los cultivos y los pastizales en la zona norte del Mar Rojo y los escarpes, zonas que sin esas lluvias serían áridas.

Según los informes, existe una escasez generalizada de alimentos en diversas zonas del país tras varios años consecutivos de sequía y de una producción agrícola inferior a la media. Una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción de cereales de 2004 en alrededor de 85 000 toneladas, menos de la mitad del nivel medio de los doce años anteriores. Unos 2,3 millones de personas, alrededor de dos terceras partes de la población total – incluidas las zonas urbanas y periurbanas – necesitan ayuda alimentaria. La Comisión Eritrea de Socorro y Asistencia a los Refugiados (ERREC) ha indicado, sin embargo, que hasta ahora solamente 1,2 millones de personas pueden recibir ayuda debido a la escasez de las reservas de ayuda alimentaria disponibles.

El 5 de abril de 2005 la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia (OU) revisada destinada a prestar asistencia alimentaria durante un período de cinco meses (desde el 1 de abril de 2005 hasta el 31 de agosto de 2005) a un total de 840 000 personas afectadas por la mala cosecha. En total, de los 157 millones de dólares EE.UU. pedidos por Eritrea en el llamamiento unificado se había obtenido en mayo solamente el 19,9 por ciento. Se necesitan urgentemente más promesas para el período de hambre que ya ha comenzado.

ETIOPÍA* (10 de junio)

Durante los primeros meses del año se registró una situación de seguridad alimentaria inestable con tasas elevadas de malnutrición en algunas zonas, debido a una combinación de factores, tales como los retrasos en la transferencia de recursos a los beneficiarios del programa productivo de redes de seguridad (PSNP) y las respuestas parciales y tardías a los llamamientos humanitarios. Además, las intensas lluvias e inundaciones registradas en las tierras bajas meridionales y orientales provocaron pérdidas de vidas humanas, el desplazamiento de decenas de miles de personas y graves daños a las propiedades y a la infraestructura.

En algunas partes del país, sin embargo, las grandes lluvias recibidas en abril y mayo han mejorado las perspectivas para las cosechas secundarias de cereales “belg”. La cosecha belg representa aproximadamente un 10 por ciento de la producción cerealera nacional pero en algunas zonas aporta la mayor parte de la producción anual de cereales. Las lluvias buenas caídas en abril y mayo también han contribuido a la reposición de aguas y pastizales en las zonas de tierras bajas del sur y el sudeste y en la región ganadera de Afar, alentando a los agricultores a plantar y preparar la tierra para la próxima campaña agrícola principal.

Pese a las mejoras experimentadas en algunas zonas, la situación de seguridad alimentaria todavía constituye un motivo de preocupación en algunas partes del país, sobre todo en las partes orientales de Oromia y en las partes meridionales de la Región de Naciones, Nacionalidades y Pueblos del Sur (SNNPR), algunos de cuyos distritos están clasificados como zonas de alto riesgo. La disponibilidad de alimentos para las familias es deficiente, y preocupan las altas tasas de malnutrición en algunas localidades. En abril, una misión mixta compuesta por organismos del gobierno, las Naciones Unidas y otros organismos humanitarios revisó al alza, de 3,1 millones a 3,8 millones, el número de personas que en 2005 necesitan ayuda alimentaria por un total de alrededor de 464 000 toneladas. Las contribuciones que se están estudiando actualmente deberían cubrir las necesidades para el resto del año, pero es posible que después de la evaluación anual “belg/gu” que comienza a finales de junio haya que ajustar ulteriormente el monto de las necesidades.

KENYA* (1 de junio)

Las perspectivas para la cosecha de la temporada de “lluvias largas” (marzo-junio) de 2005 han mejorado en general tras unas buenas lluvias recibidas últimamente. Sin embargo, las rachas secas que entre marzo y principios de abril afectaron a las zonas agrícolas marginales del este han dado lugar en muchas de ellas a una mala cosecha y a una producción reducida. A pesar de la sequía anterior, también las zonas ganaderas del sur y el noroeste se han beneficiado últimamente de precipitaciones fuertes y bien distribuidas. Las lluvias e inundaciones recientes han provocado la pérdida de activos y desplazado a un gran número de personas.

La escasez de alimentos en algunos de los distritos agrícolas marginales de la provincia oriental afectados por la sequía se ha mitigado tras una cosecha de lluvias cortas relativamente mejorada. En cambio, en las tierras bajas de Kitui y Makueni y en la mayor parte de los distritos costeros persiste una notable inseguridad alimentaria. Sobre todo los pastores y agropecuarios hacen frente a una grave escasez de alimentos a pesar de las lluvias benéficas recibidas últimamente. Los efectos de una serie de malas campañas ha dejado muy vulnerables a un gran número de familias, incapaces de hacer frente a las continuas pérdidas de ganado y de alternativas de subsistencia. El 26 de abril de 2005 la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia (OU) revisada, por un valor de 42 millones de dólares EE.UU., destinada a prestar asistencia alimentaria a alrededor de 1,6 millones de personas afectadas por la sequía durante un período de 8 meses (desde el 1 de marzo de 2005 hasta el 31 de octubre de 2005). El gobierno de Kenya está organizando actualmente, junto con sus asociados humanitarios, la evaluación de la estación de lluvias largas que tendrá lugar en julio, tras lo cual se reevaluarán las condiciones de seguridad alimentaria.

RWANDA (6 de junio)

La recolección de las cosechas de la temporada principal B de 2005 (frijoles, yuca, batatas, papas y trigo) está actualmente en curso hasta finales de julio. A pesar de las precipitaciones irregulares e inferiores a lo normal recibidas en febrero y marzo, se pronostica que la producción de las cosechas de cereales de la presente campaña será buena. Por consiguiente, el índice de precios de los alimentos principales ha ido bajando desde finales de marzo de 2005. Se informa, sin embargo, que en términos absolutos eran más altos en abril de 2005 que en abril de 2004 los precios de algunos productos alimentarios importantes, tales como el arroz (20 por ciento), el maíz (30 por ciento), la papa irlandesa (40 por ciento) y los frijoles (41 por ciento). Las organizaciones FAO/PMA/UNICEF y el Ministerio de Agricultura están realizando actualmente una evaluación conjunta. La producción total de cereales para 2005 (sumadas las campañas A, B y C) se pronostica en 271 000 toneladas, alrededor de un 2 por ciento más que la mala cosecha del año pasado, pero un 2 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores.

Según se informa en el último boletín de FEWSNET, en seis distritos de cuatro provincias se ha puesto el ganado en cuarentena debido a un brote de la enfermedad del carbunco.

En 2004 la economía rwandesa creció un 6 por ciento debido principalmente al desempeño eficaz del sector agrícola. Sin embargo, según los resultados de una reciente evaluación conjunta de las organizaciones FAO/PMA/UNICEF y el gobierno, en 2005 se necesitarán en total 30 000 toneladas de ayuda alimentaria para unas 110 000 personas vulnerables, especialmente durante los meses de carestía de abril y principios de mayo en la parte oriental del país. La continua afluencia de refugiados de la RDC y Burundi ha dado lugar en los últimos meses a la presencia de más de 50 000 refugiados, que ejercen una presión ulterior sobre la ya frágil situación de seguridad alimentaria de esta región. El PMA y sus asociados proporcionan ayuda alimentaria a alrededor de 53 000 personas, pero se informa que han reducido en un 30 por ciento las raciones debido a problemas de distribución.

SOMALIA* (1 de junio)

Tras las preocupaciones que existían acerca del retraso de las lluvias “gu” en algunas de las principales zonas productoras del sur de Somalia, a mediados de abril se recibieron unas lluvias buenas que mejoraron las perspectivas iniciales para las cosechas de cereales de la temporada principal de 2005 que se recogerán a partir de agosto. Ahora bien, las intensas lluvias recibidas tanto en Somalia como en las tierras altas etíopes han provocado inundaciones que han desplazado a cientos de familias y destruyeron grandes extensiones de tierras agrícolas. Los cultivos en pie también corren grandes riesgos de inundaciones y destrucción debido a las fuertes lluvias actuales que deberían continuar durante todo el mes de junio. La temporada gu es la principal estación de las lluvias (abril-junio), sobre la que se basa en años normales alrededor del 70-80 por ciento de la producción cerealera anual.

En otras partes, como en las regiones principalmente ganaderas del noroeste, nordeste y en algunas partes de la región central, las lluvias gu comenzaron temprano y fueron considerablemente superiores a lo normal, hasta en un 120 a 300 por ciento de la media a largo plazo. Ello ha mejorado la situación de aguas y pastizales pero también causó inundaciones repentinas, que provocaron las pérdidas de vidas humanas, el desplazamiento de personas y la destrucción de infraestructuras, perturbando también las intervenciones de socorro en algunas partes.

Continúa habiendo graves preocupaciones humanitarias como consecuencia de los efectos acumulados de una serie de sequías y de la inseguridad. Una encuesta realizada últimamente sobre la malnutrición en los campamentos de PDI de Bosaso observó una tasa de malnutrición aguda de 20,3 por ciento y tasas elevadas de mortalidad infantil. Diversos indicadores sugieren, además, que los niveles de malnutrición continúan siendo apreciablemente superiores a lo normal en algunas partes de Gedo, del valle inferior del río Juba y del norte de la región de Gagadud. Los conflictos entre clanes registrados últimamente en algunas partes también han desplazado a un gran número de personas y perturbado las actividades económicas generales y de subsistencia. En total, se estima que un millón de personas vulnerables necesitan ayuda humanitaria.

SUDÁN* (1 de junio)

Ha terminado la recolección de la cosecha de trigo de 2005, cuya producción se pronostica en torno a la media. La producción total de cereales en 2004/05 se estima en 3,4 millones de toneladas, alrededor de un 43 por ciento menos que el año anterior y aproximadamente un 22 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores.

Esta mala cosecha, unida a la situación de conflicto y a los desplazamientos de la población, han dado lugar a una situación alimentaria inestable en algunas partes del país. Los organismos humanitarios presentes en el Sudán han advertido que los suministros de alimentos para millones de familias de todo el país van descendiendo en forma crítica, y muchas tendrán que hacer frente a una grave escasez a menos que lleguen fondos adicionales para la ayuda alimentaria y agrícola. También se ve comprometido el período de siembra actualmente en curso.

La continua crisis humanitaria del Gran Darfur sigue siendo la más apremiante. En el sur del Sudán, el optimismo que siguió al acuerdo de paz firmado en enero de 2005 para terminar la guerra ha inducido a un gran número de refugiados sudaneses de los países vecinos a volver a sus aldeas. Los problemas humanitarios y las necesidades de rehabilitación y reconstrucción de una economía quebrantada y de la infraestructura serán enormes. Según una evaluación conjunta de organismos de las Naciones Unidas, para los repatriados y las familias pobres de la región sudanesa sudoccidental de Bahr el Ghazal el acceso a alimentos suficientes se va haciendo cada vez más difícil y, según los informes, los niveles de malnutrición comienzan a subir en el sur del Sudán.

El 9 junio de 2005 la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia (OU) revisada para prestar asistencia alimentaria a 3,2 millones de personas afectadas por la guerra en el Gran Darfur durante un período de 12 meses (desde el 1 de junio de 2005 hasta el 31 de diciembre de 2005). El presupuesto revisado totaliza ahora los 561,5 millones de dólares EE.UU.. Además, la FAO ha formulado un llamamiento pidiendo cerca de 62 millones de dólares EE.UU. para proporcionar una ayuda de urgencia al sector agrícola del país durante 2005. Hasta ahora no ha recibido más que el 17 por ciento de los fondos solicitados. Se necesitan con urgencia promesas adicionales.

TANZANÍA, REPÚBLICA UNIDA DE (1 de junio)

La recolección de la cosecha de maíz de la temporada principal ha comenzado en las regiones unimodales del centro y el oeste, mientras que en la cesta de cereales de las tierras altas meridionales la recolección debería de comenzar en agosto. En las zonas septentrionales bimodales, las lluvias fueron favorables para la cosecha Masika de la segunda temporada plantada en marzo. Las lluvias comenzaron temprano salvo en la mayoría de las zonas de Mwanza y en algunas otras zonas. Según se prevé, la producción total de maíz en 2005 será inferior a la cosecha superior a la media de alrededor de 2,9 millones de toneladas del año anterior.

La situación global del suministro de alimentos es generalmente favorable y se prevé que los precios volverán a bajar gracias al aumento de los suministros de maíz llegados a la mayoría de los mercados. Es probable que la baja de los precios aliente las exportaciones de maíz a los países vecinos.

UGANDA* (1 de junio)

Las perspectivas para las cosechas de cereales de la temporada principal de 2005 han mejorado en general debido a unas lluvias buenas recibidas últimamente. En abril una racha seca prolongada, particularmente en los principales distritos maiceros de las partes centrales, orientales y mediooccidentales, ha perjudicado el desarrollo tanto de los cultivos como de los pastizales. Hace falta que siga lloviendo durante todo el mes de junio para asegurar una buena cosecha. En forma análoga, unas precipitaciones inferiores a lo normal recibidas en las partes septentrionales del país han afectado al crecimiento de los cultivos. En cambio, en las partes occidentales y sudoccidentales del país, en las que tiene lugar actualmente la campaña secundaria, unas lluvias cercanas a lo normal han mejorado las perspectivas para la cosecha.

La situación alimentaria sigue siendo inestable en el norte de Uganda (en los distritos de Gulu, Kitgum, Pader y en algunas partes de Lira) debido a las preocupaciones continuas acerca de la seguridad. Más de 1,4 millones de personas desplazadas que viven en más de 100 campamentos congestionados dependen principalmente de la ayuda alimentaria del PMA para su supervivencia. En total, dependen de la ayuda alimentaria unos 2,69 millones de personas vulnerables, incluidas unas 570 000 personas afectadas por la sequía en Karamoja, cerca de 500 000 personas de programas selectivos y alrededor de 192 000 refugiados. Para el período comprendido entre julio y diciembre de 2005 el PMA anuncia un déficit de más de 88 000 toneladas, a menos que se reciban nuevas promesas y entregas. La necesidad mensual total es de alrededor de 23 648 toneladas.

ÁFRICA AUSTRAL

ANGOLA* (6 de junio)

La recolección de las cosechas de la temporada principal de 2005 (maíz, sorgo y mijo) está casi terminada. Aunque las precipitaciones acumulativas caídas desde el principio de la campaña en septiembre de 2004 han estado cercanas a lo normal, las zonas maiceras centrales experimentaron rachas secas desde mediados de diciembre hasta mediados de enero seguidas de una interrupción temprana de las lluvias a partir de finales de marzo. A escala nacional, los efectos negativos de esta circunstancia se ven compensados en parte por el aumento de las superficies cultivadas, las condiciones atmosféricas favorables imperantes en las zonas septentrionales, el reasentamiento de muchas personas desplazadas en el interior y de refugiados, y una distribución importante de insumos agrícolas. Como consecuencia, la estimación provisional de la FAO cifra la producción total de cereales de este año en alrededor de 695 000 toneladas, o sea alrededor de un 5 por ciento menos que la producción del año pasado pero un volumen superior a la media quinquenal. Aun así, el país tendría que importar cerca de 810 000 toneladas de cereales para 2005/06: 730 000 toneladas en forma comercial y 80 000 toneladas como ayuda alimentaria. A semejanza de los últimos años, entre los problemas que existen para mejorar la producción de alimentos en el país figura el acceso a los insumos de producción: animales de tiro, fertilizantes y servicios de extensión agrícola.

Según las previsiones del gobierno, la economía de Angola, que produce más de 1 millón de barriles diarios de petróleo crudo vendidos en 2004 a más del doble del precio presupuestado en el mercado internacional, debería registrar un crecimiento del 16 por ciento en 2005. Paradójicamente, existe en el país un gran número de personas afectadas de inseguridad alimentaria. Con una distribución limitada de alimentos el PMA da de comer actualmente a alrededor de 850 000 personas vulnerables, en su mayor parte personas desplazadas en el interior del país. Últimamente el Banco Mundial aprobó la concesión de 21 millones de dólares EE.UU. a Angola para contribuir a la realización del proyecto de lucha contra el VIH/SIDA, el paludismo y la tuberculosis.

BOTSWANA (6 de junio)

Las lluvias inferiores a lo normal recibidas durante la campaña agrícola 2004/05 apuntan a una producción no tan favorable de sorgo, el principal cultivo alimentario básico del país. La FAO estima la producción total de cereales en alrededor de 18 000 toneladas, aproximadamente 1 000 toneladas menos que la producción cercana a lo normal del año pasado. En una declaración del Ministerio de Agricultura se indicaba anteriormente que la superficie plantada de cereales se había reducido considerablemente en la presente campaña debido a las precipitaciones irregulares e insuficientes. La producción interna de cereales de Botswana asciende normalmente a un 5-10 por ciento de las necesidades totales del país. El resto se cubre mediante importaciones comerciales.

La industria ganadera es la segunda fuente de divisas de Botswana después del diamante. El ganado se ha visto afectado por una serie brotes de fiebre aftosa que derivó en la pérdida del acceso a los mercados europeos. Últimamente el gobierno anunció un plan de lucha y erradicación de la enfermedad.

LESOTHO (6 de junio)

En mayo una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción de cereales de 2005 en 119 000 toneladas, incluidas 92 000 toneladas de maíz, 17 000 toneladas de sorgo y 10 000 toneladas de trigo. La producción total es superior a la del año pasado en alrededor de un 15 por ciento pero representa el 84 por ciento de la media quinquenal. La producción de cereales de Lesotho describe una tendencia descendente, especialmente en los principales distritos productores de Berea, Butha-Buthe, Leribe y Maseru. Ello constituye un motivo de preocupación que debería investigarse a fondo. Es probable que las principales causas subyacentes sean la endémica erosión del suelo, los desastres relacionados con las condiciones meteorológicas y los efectos de la pandemia del VIH/SIDA.

Las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 (abril/marzo) se estiman en alrededor de 293 000 toneladas, de las cuales se espera importar comercialmente 213 000 toneladas. Con 61 000 toneladas de existencias de ayuda alimentaria a la mano y en tramitación (al 1 de abril de 2005) queda un déficit de cereales descubierto de 19 000 toneladas que debe colmarse mediante una ayuda adicional de los donantes.

Se estima en 548 800 las personas que tendrán un importante déficit de alimentos entre junio de 2005 y marzo de 2006 y que necesitarán ayuda alimentaria o en dinero por un total de 20 200 toneladas de maíz. Actualmente, mediante distribuciones generales y selectivas el PMA alimenta a un número de hasta 400 000 personas muy vulnerables afectadas por las malas cosechas y el VIH/SIDA.

MADAGASCAR (6 de junio)

La campaña agrícola 2004/05 comenzó en septiembre y octubre con precipitaciones normales, seguidas de precipitaciones superiores a lo normal que se interrumpieron en abril antes de tiempo. Según los informes, la superficie plantada con arroz ha aumentado en atención a los altos precios del producto durante el período de siembra. Como consecuencia, una estimación provisional de la producción nacional apunta a una cosecha sin precedentes de alrededor de 3,4 millones de toneladas de arroz. Según algunos informes, en previsión de esta producción favorable los precios del arroz han bajado de alrededor de 1 dólar por kg. durante el momento culminante de la crisis arrocera (en torno a diciembre y enero) a alrededor de 50 centavos de dólar a principios de mayo. En la región habitualmente seca del sur, la provincia de Toliary recibió lluvias intensas a principios de enero, seguidas de unas precipitaciones muy escasas en febrero y marzo. Por consiguiente, se prevé que la cosecha de maíz estará en torno a lo normal.

Según se informa, más del 75 por ciento de los 16 millones de habitantes de Madagascar vive bajo la línea de pobreza (un dólar EE.UU. por día). Un informe publicado últimamente por el sistema de alerta temprana indicaba que se necesitarían alrededor de 3 000 toneladas de alimentos para dar de comer a 105 000 personas en el próximo período de carestía (desde diciembre de 2005 hasta abril de 2006). El 18 de abril se firmó oficialmente un programa de ayuda cuadrienal de 110 millones de dólares EE.UU. en el marco del programa estadounidense “Millennium Challenge Corporation” (Corporación del Desafío del Milenio) para contribuir a impulsar la producción agrícola del país.

MALAWI* (6 de junio)

En abril y mayo de 2005 una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción de maíz, el cultivo básico más importante en Malawi, en 1,25 millones de toneladas, el volumen más bajo en un decenio y alrededor de un 26 por ciento menos que la cosecha relativamente mala del año pasado. La producción total de la importante cosecha de raíces y tubérculos, estimada en 3,8 millones de toneladas, es también inferior en un 9 por ciento a la mala cosecha del año pasado y en un 15 por ciento a la media quinquenal. Unas lluvias tempranas y superiores a la media habían sembrado optimismo ante la posibilidad de una buena cosecha, pero las esperanzas se acabaron cuando cesaron las lluvias en el momento crítico, a finales de enero y durante todo el mes de febrero, en el que los cultivos de maíz estaban en la fase de formación de la mazorca y de polinización.

En mayo, los precios de mercado para el maíz, el alimento básico principal, eran por término medio más altos que los del mismo período de hace dos años, debido a la mala cosecha actual, especialmente en el sur. Una producción de maíz superior a la media en la parte norte del vecino Mozambique tendría como consecuencia un aumento de las importaciones oficiales y extraoficiales de Malawi. Intercambio que debería ser mutuamente beneficioso y estabilizar los precios en ambos países. El total de las importaciones comerciales de maíz se pronostica en alrededor de 300 000 toneladas, lo que deja un déficit descubierto de 434 000 toneladas.

El Comité de evaluación de la vulnerabilidad de Malawi estima que un total de 4,22 millones de personas, o sea más del 34 por ciento de la población nacional, no produce ni tiene ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades alimentarias mínimas y necesitará ayuda en alimentos o efectivo por un total de alrededor de 270 000 toneladas en equivalente de maíz durante la campaña comercial 2005/06 (abril/marzo). El número de las personas que necesitan asistencia podría aumentar a 4,61 millones si los precios del maíz aumentaran de forma pronunciada.

MAURICIO (6 de junio)

La producción interna de cereales en Mauricio asciende a menos del 1 por ciento de las necesidades totales de cereales; por consiguiente, el país importa de manera comercial prácticamente todas sus necesidades de consumo de cereales. La caña de azúcar se produce en alrededor del 90 por ciento de la superficie cultivada y representa el 25 por ciento de los ingresos de exportación del país.

Se prevé que la pérdida del acceso preferencial a los mercados estadounidense y europeo prevista para 2007 tendrá consecuencias negativas para el azúcar y los textiles, las dos exportaciones importantes del país. Según el Economist Intelligence Unit, durante los tres últimos años Mauricio ha venido experimentando una tasa de desempleo relativamente elevada (más del 10 por ciento), casi el doble de la tasa media de 5,9 por ciento para 2000.

MOZAMBIQUE (6 de junio)

En abril y mayo una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción de cereales de 2005 en Mozambique en alrededor de 1,92 millones de toneladas, aproximadamente un 3 por ciento menos que la producción sin precedentes del año pasado, pero un 10 por ciento más que la media quinquenal. El desempeño regional, sin embargo, arrojó diferencias notorias ya que las provincias meridionales y centrales registraron mermas en la producción de cereales del 43 y 4 por ciento, respectivamente, y las tres provincias septentrionales un aumento del 12 por ciento. Según se prevé, el maíz excedente de las zonas septentrionales y centrales se exportará a Malawi, país vecino deficitario en alimentos.

Pese a una producción nacional en general satisfactoria, hay zonas específicas tales como los distritos meridionales de la provincia de Tete, y muchos distritos de las provincias meridionales, en los que las cosechas resultaron menguadas. Según los pronósticos, las necesidades totales de importación de cereales, incluidos arroz y trigo, superarán en un 10 por ciento a las del año pasado. Es posible que se necesiten importaciones de maíz del orden de las 175 000 toneladas, dados los altos costos que representa el traslado de cereales del norte al sur. Alrededor de 130 000 toneladas de ese total deberían importarse a través de canales comerciales, quedando alrededor de 45 000 toneladas que se cubrirían mediante importaciones de ayuda alimentaria.

Los resultados provisionales indican que aproximadamente 587 500 personas necesitarán una ayuda alimentaria de urgencia de alrededor de 70 000 toneladas de cereales durante el período de carestía comprendido entre julio de 2005 y marzo de 2006, debido principalmente a los efectos de la sequía en el sur y en algunas partes del centro. Las necesidades totales de asistencia alimentaria nacional, incluida la necesaria para hacer frente al problema del VIH/SIDA (en el marco de la OPSR regional), se estiman en 83 000 toneladas. Una parte de estos alimentos necesarios (alrededor de 114 300 toneladas) podría comprarse localmente en vista del excedente de maíz en las zonas septentrionales y centrales. Las estimaciones revisadas del rendimiento de la yuca cifran las cantidades teóricamente disponibles para el uso en un nivel más alto que en las evaluaciones anteriores; por lo tanto, la misión recomienda que para cubrir las necesidades de ayuda alimentaria se examine la posibilidad de comprar en el mismo lugar la yuca seca y la harina de yuca.

NAMIBIA (6 de junio)

La Dependencia de Alerta Temprana y de Información Alimentaria de Namibia (NEWFIU) cifra la estimación inicial de la producción total de cereales secundarios de 2004/05, principalmente mijo, sorgo y maíz, en 129 000 toneladas, un 3 por ciento más que el año pasado y un 27 por ciento más que la media quinquenal. También se espera una producción favorable para los cultivos no cereales tales como el maní de bambarra, el caupí, la calabaza y el melón. Según informes del gobierno, los agricultores de la región oriental de Caprivi recibieron una ayuda de urgencia para la adquisición de semillas, tracción animal, aperos para arar y accesorios. La producción del trigo de invierno se pronostica en 10 500 toneladas, 1 000 toneladas menos que el año anterior. Por consiguiente, la necesidad nacional de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 (mayo/abril) se estima en 167 500 toneladas, aproximadamente un 11,5 por ciento más que el año anterior, que en gran parte debería satisfacerse mediante importaciones comerciales.

SUDÁFRICA (6 de junio)

Unas precipitaciones relativamente bien distribuidas durante el principal período vegetativo (diciembre de 2004-abril de 2005) en una gran parte de la zona maicera del nordeste, han llevado al Comité de estimación de cosechas a revisar al alza, a 11,8 millones de toneladas, su tercera estimación de la producción de maíz para la campaña 2004/05. Ello representaría un aumento de alrededor del 21 por ciento respecto a la producción superior a la media del año anterior. Con unas existencias de cierre de 3,85 millones de toneladas de maíz al 26 de abril de 2005, el excedente potencial durante la campaña comercial de mayo de 2005 hasta abril de 2006 podría alcanzar un volumen del orden de los 4,5 millones de toneladas, más que suficiente para cubrir las necesidades de importación de la región.

La estimación oficial definitiva de la producción de la cosecha del trigo de invierno recogida en octubre y noviembre de 2004, situada en 1,7 millones de toneladas, indica un incremento de alrededor del 10 por ciento con respecto al año anterior. Ello se traduciría en la necesidad de importar 1 millón de toneladas de trigo para el año.

A fines de mayo el precio de la Bolsa SAFEX para el maíz blanco se ha precipitado a 88 dólares EE.UU. por tonelada en atención a la gran cuantía de las existencias internas, a las perspectivas mejoradas para la producción agrícola a escala local e internacional, a una baja considerable en los precios internacionales, y a una reciente revalorización del rand frente al dólar estadounidense (actualmente, alrededor de 6,57 rand por dólar estadounidense). A principios de febrero de 2004 los precios del maíz habían subido rápidamente a 216 dólares EE.UU. por tonelada por el temor de una grave sequía en el país durante ese año. Los actuales precios bajos deberían de contribuir a aliviar la escasez regional de alimentos y mejorar la seguridad alimentaria regional.

SWAZILANDIA* (6 de junio)

Según la misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos realizada recientemente, es probable que en 2004/05 la producción de maíz, el cultivo alimentario básico de Swazilandia, sea del orden de las 82 000 toneladas, un 10 por ciento más que la estimación poscosecha oficial del año pasado y un 6 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores. Los resultados mejorados se debieron a unas precipitaciones favorables y al aumento de la utilización de fertilizantes químicos combinados con estiércol de granja en Highveld y Middleveld. Lowveld y algunas partes de Lubombo sufrieron graves pérdidas de cosecha debidas a las escasas precipitaciones. Se impone la necesidad de investigar sobre la disminución a más largo plazo observada en la producción de maíz de Swazilandia.

Las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 (abril/marzo) se estiman en 111 000 toneladas, de las cuales se esperan importar comercialmente 70 000 toneladas. Con alrededor de 6 000 toneladas de ayuda alimentaria en reserva y en cartera a principio de la campaña comercial, queda un déficit descubierto de 35 000 toneladas que ha de colmarse mediante una ayuda internacional adicional.

El acceso a los alimentos constituye un problema grave en Swazilandia para las familias afectadas por la pobreza. Los datos disponibles indican que el consumo de maíz per cápita ha ido disminuyendo en el curso de los años sin que hubiera habido una notable sustitución transversal con otros alimentos. Urge examinar las actuales políticas nacionales sobre fijación de precios y comercialización del maíz. Actualmente la Corporación Molinera Nacional (CMN), una empresa paraestatal, es la única autorizada para importar maíz. Dado el carácter oligopolístico de la industria molinera, los precios de la harina del maíz tienden a ser demasiados elevados para las familias pobres, lo cual limita su acceso a suministros suficientes. A principios de mayo la misión observó que el precio medio pagado por los consumidores cuadriplicaba el aplicado por la CMN a los molineros por los cereales.

ZAMBIA (6 de junio)

En mayo de 2005 una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción de cereales de 2005 en 992 000 toneladas, un 28 por ciento menos que la excelente cosecha del año pasado y un 16 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores. Análogamente, la producción total de maíz de este año se estima en alrededor de 820 000 toneladas. Una serie de rachas secas durante el período vegetativo de 2004/05 y el cese temprano de las lluvias, especialmente en las provincias meridionales y occidentales, redujeron de forma pronunciada los rendimientos y la producción de los cereales. Además, la misión estimó una disminución de la producción de raíces y tubérculos (yuca y batata) de alrededor de un 7 por ciento con respecto al año anterior. Las perspectivas generales para las próximas cosechas de invierno (principalmente trigo que se plantará en junio y julio y se recogerá en noviembre y diciembre) no son buenas debido a la escasa humedad del suelo y a la falta de semillas de calidad.

La misión observó también que los precios minoristas del maíz blanco, afectado por la sequía a mediados de mayo especialmente en las provincias meridionales y occidentales, están acusando una tendencia alcista. En la mayoría de los mercados están por encima del precio mínimo de 12 000 kwachas por kg. establecido por el organismo de reserva de alimentos. Además, hay una gran variación de precios entre las localidades debido a las grandes distancias que existen entre los mercados, a lo que se unen el mal estado de los caminos en muchas zonas y los altos costos del combustible. En abril de 2005, los precios del maíz en grano iban desde un mínimo de 667 kwachas por 15 kg. en Mumbwa (provincia central) a un máximo de 1 163 kwachas por kg. en Mongu (provincia occidental).

Las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 (mayo/abril) se estiman en 269 000 toneladas de maíz. Las importaciones comerciales se prevén en 222 000 toneladas, con un déficit remanente de 47 000 toneladas que ha de cubrirse mediante la ayuda internacional a favor de las personas en riesgo que habitan en 17 distritos de las provincias occidentales y meridionales. Para finales de este mes se esperan los resultados de la evaluación del Comité de evaluación de la vulnerabilidad y del PMA sobre la magnitud y profundidad de la inseguridad alimentaria en el país.

Según un reciente informe del Comité nacional de evaluación de la vulnerabilidad, aproximadamente 1 232 661 personas necesitarán alguna forma de ayuda alimentaria entre julio de 2005 y febrero de 2006, ya que se estima en 118 335 toneladas el déficit de cereales para las familias. El informe recomendaba también la inclusión de programas nutricionales y sanitarios, el apoyo a la educación (prevención del abandono escolar), así como disposiciones en materia de protección social.

ZIMBABWE* (6 de junio)

Como consecuencia de la sequía generalizada, combinada con la disponibilidad tardía de semillas, la escasez de combustible, fertilizantes, crédito, piezas de repuesto y tracción animal, así como el costo elevado de las piezas de repuesto y la insuficiencia de crédito, se prevé que la campaña agrícola 2004/05 rendirá una de las producciones más bajas de los últimos años. El USDA estima la producción de maíz, el principal cultivo alimentario básico, en 550 000 toneladas, frente a más de 2 millones de toneladas en 2000. Entre tanto, otras estimaciones de fuentes nacionales y regionales van de 300 000 a 600 000 toneladas. Siendo el consumo nacional de alrededor de 1,45 millones de toneladas, las importaciones necesarias son cuantiosas. El gobierno de Zimbabwe ha anunciado últimamente planes de importación de 1,2 millones de toneladas de maíz, pero la capacidad de importación comercial del país se ve gravemente limitada por el descenso de las reservas de divisas. Según fuentes oficiales, en abril se importaron alrededor de 150 000 toneladas de granos de Sudáfrica.

Según FEWSNET, en marzo los precios del maíz en el mercado paralelo iban subiendo en todo el país en vez de bajar como suele ocurrir en este período. A mediados de marzo de 2005 los precios del maíz iban desde 1 170 dólares por kg. en las zonas excedentarias, situadas en su mayor parte en el centro norte del país, hasta 2 945 dólares por kg. en las zonas deficitarias del sur y la periferia. Estos precios han subido con respecto a su nivel medio respectivo de 280 dólares a 560 dólares por kg. durante el período poscosecha de abril de 2004. La continua hiperinflación1/, combinada con niveles extremadamente elevados de desempleo, limita mucho el acceso a los alimentos por parte de los grupos de la población más vulnerable.

CERCANO ORIENTE

ARABIA SAUDITA (1 de junio)

La cosecha de trigo de 2005 que acaba de recogerse se pronostica en alrededor de 1,2 millones de toneladas, frente a los 1,6 millones de toneladas del año anterior. En 2003 prácticamente dejó de producirse cebada en el país ya que los agricultores no consideraron suficientemente atractivo el precio de compra del gobierno de 267,67 dólares EE.UU. por tonelada.

Las importaciones de cereales secundarios (principalmente cebada y maíz) en 2004/05 (julio/junio) se pronostican en 7,7 millones de toneladas, alrededor de un 4 por ciento menos que el año anterior debido a la mejora de los pastizales.

CHIPRE (1 de junio)

La producción total de trigo y cebada de 2005 se pronostica en 103 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año anterior pero situado en torno a la media. Normalmente la producción de cereales cubre menos de una tercera parte de las necesidades totales internas.

Las importaciones de cereales en 2004/05 (mayo/abril), principalmente trigo y cebada, se estiman en torno a las 645 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior.

IRÁN, REPÚBLICA ISLÁMICA DE (6 de junio)

El trigo y la cebada son los cultivos principales cultivados durante el período de invierno en la República Islámica del Irán. Durante marzo y abril las condiciones agrometeorológicas continuaron siendo favorables para los cultivos de invierno y cercanas a las del año anterior. La recolección de la cebada terminó en marzo, mientras que la del trigo acaba de comenzar. La producción de 2005 se pronostica provisionalmente en 14,5 millones de toneladas de trigo, 500 000 toneladas más que la producción máxima del año pasado, y 2,8 millones de toneladas de cebada, aproximadamente 100 000 toneladas más que el año pasado.

En 2004 el país alcanzó una producción sin precedentes, tras la excelente cosecha ya obtenida en 2003, lo cual llevó al país cerca de la autosuficiencia en trigo por primera vez en los últimos años. Los aumentos de producción se deben principalmente al apoyo del gobierno (precios de compra garantizados, suministro de semillas de mayor rendimiento, mejora de los servicios de maquinaria, aumento de la utilización de fertilizantes y perfeccionamiento de los sistemas hídricos y de las prácticas de manejo de plagas) y a unas condiciones atmosféricas favorables. Sobre la base de la producción prevista para 2005, la necesidad de importación de trigo para 2005/06 se pronostica en 249 000 toneladas, volumen ligeramente superior al bajo nivel del año pasado. Las importaciones totales de cereales se pronostican en aproximadamente 3,3 millones de toneladas.

El 13 de marzo de 2005 un fuerte terremoto de 5,9 grados de la escala Richter castigó las partes sudorientales del Irán, afectando a unas 22 000 personas, pero sin causar daños importantes.

La Federación Internacional de la Cruz Roja, juntamente con la Sociedad de la Media Luna Roja Iraní, continúa prestando asistencia con la reconstrucción y rehabilitación después del terremoto Bam que tuvo lugar en diciembre de 2003, que causó más de 26 000 víctimas y dejó más de 30 000 personas heridas y 75 600 sin vivienda.

IRAQ* (1 de junio)

Las perspectivas para los cereales de invierno de 2005, que se están recogiendo en estos momentos, son inciertas. El índice normalizado diferencial de la vegetación (NDVI), de base satelital, indica para los meses de abril y mayo una disminución de la cubierta vegetal con respecto a la media correspondiente a 1998-2004 en algunas de las principales zonas productoras.

Los iraquíes continúan recibiendo su ración mensual de alimentos del Sistema Público de Distribución. En algunas partes escasean el arroz, el azúcar, la leche y la preparación para lactantes debido principalmente a los trastornos en el transporte.

La Oficina central iraquí para estadísticas y tecnología de la información (COSIT) y el PMA están planificando la elaboración de un informe complementario al análisis de la seguridad alimentaria básica del año pasado que debería arrojar más luz sobre la situación alimentaria global del país.

ISRAEL (1 de junio)

La recolección de la cosecha de trigo de 2005 está casi terminada y la producción se pronostica en alrededor de 190 000 toneladas. En años normales la producción interna de trigo cubre menos de una quinta parte de la necesidad total del país, y el resto se importa comercialmente. En 2004, la producción de trigo – estimada en 128 000 toneladas – fue inferior a la media debido a las escasas precipitaciones. Las importaciones de cereales en 2004/05 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 3,1 millones de toneladas.

JORDANIA (1 de junio)

Según los pronósticos, la producción total de trigo y cebada aumentará de forma pronunciada en 2005 en comparación con la cosecha muy inferior a la media del año anterior debido a unas precipitaciones mejoradas. Normalmente la producción interna de cereales cubre solamente una pequeña parte de las necesidades de consumo, y el resto se colma mediante importaciones. Las importaciones de trigo en 2004/05 (julio/junio) se pronostican en 860 000 toneladas, alrededor de un 10 por ciento más que el año anterior. Las importaciones de cereales secundarios se prevén en 900 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior.

LÍBANO (1 de junio)

Las cosechas de trigo y cebada de 2005, que se están recogiendo en estos momentos, deberían estar en torno a las 130 000 toneladas, alrededor de un 4 por ciento más que el año anterior debido a unas precipitaciones mejoradas. Para satisfacer la demanda de cereales el país depende sobremanera de las importaciones (más del 80 por ciento).

Las importaciones de cereales – principalmente trigo – en 2004/05 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 790 000 toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior.

SIRIA (1 de junio)

La producción de trigo en 2005, que se está recogiendo en estos momentos, se pronostica en 4,7 millones de toneladas, alrededor de un 9 por ciento más que la media de los cinco años anteriores. La producción de cebada también se pronostica en un nivel superior a la media de 1,1 millones de toneladas.

Las importaciones de trigo y arroz en 2004/05 (julio/junio) se pronostican en un total de 405 000 toneladas, mientras que las de cebada y maíz se prevén en 1,7 millones de toneladas.

TURQUÍA (1 de junio)

Las perspectivas para la cosecha de trigo de 2005, que se recogerá a partir de julio, se han atenuado algo debido a la sequía intermitente que predominó durante el último invierno en las partes centrales y sudorientales del país. En las principales zonas productoras de trigo y cebada de invierno del país, el clima frío del interior ha afectado a los cultivos en desarrollo.

La cosecha de trigo de 2005 se pronostica provisionalmente en 19,7 millones de toneladas, alrededor de un 5 por ciento menos que el año anterior. La producción de trigo en 2004, estimada en 20,7 millones de toneladas, fue ligeramente superior a la media de los cinco años anteriores. La de cereales secundarios (principalmente cebada y maíz) de 2005, pronosticada en 11,5 millones de toneladas, es ligeramente superior a la del año anterior y alrededor de un 7 por ciento superior a la media. La producción arrocera en 2004 se estima en 400 000 toneladas, cerca de un 7 por ciento más que el año anterior y un 12 por ciento más que la media.

Las importaciones de trigo en 2004/05 (julio/junio) se pronostican en 600 000 toneladas, frente a 1,2 millones de toneladas del año anterior. Las importaciones de maíz se prevén en alrededor de 800 000 toneladas, que se comparan con el millón de toneladas del año anterior.

YEMEN (1 de junio)

La plantación de las cosechas principales de sorgo y mijo, que se recogerán hacia finales del año, ha comenzado con condiciones atmosféricas favorables. La producción de la cosecha de sorgo de 2004 se estima en aproximadamente 263 000 toneladas, alrededor de un 23 por ciento más que el año anterior pero cerca del 21 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores. La producción de la cosecha de trigo, estimada en 105 000 toneladas, es semejante a la producción inferior a la media del año anterior. La producción de maíz en 2004, estimada en 31 000 toneladas, fue casi semejante a la de 2003 pero un 29 por ciento por debajo del nivel medio. Las importaciones de cereales en 2005, principalmente trigo, se pronostican en alrededor de 2,3 millones de toneladas, frente a los 2,4 millones de toneladas en 2004.

ASIA

AFGANISTÁN* (6 de junio)

Se considera que las precipitaciones superiores a la media y la disponibilidad de agua en diversos ríos de Afganistán darán lugar este año a otra cosecha abundante. Sin embargo, en las últimas semanas las temperaturas han sido sensiblemente superiores a la media, lo cual puede causar inundaciones que comprometan los cultivos y la infraestructura. La producción total de cereales se pronostica provisionalmente en alrededor de 5,3 millones de toneladas, aproximadamente 2 millones de toneladas más que la cosecha media quinquenal. El pronóstico comprende unos 4,27 millones de toneladas de trigo, 315 000 toneladas de maíz, 337 000 toneladas de cebada y 325 000 toneladas de arroz en cáscara. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en alrededor de 386 000 toneladas, incluidas 280 000 toneladas de trigo y 106 000 toneladas de arroz. La necesidad de importación de trigo incluye unas 120 000 toneladas de ayuda alimentaria selectiva necesaria para el mismo período.

En el marco de la actual operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR) el PMA está prestando ayuda a un total de 4,8 millones de beneficiarios vulnerables. Entre las principales actividades de recuperación figuran las de alimentos para la educación – alimentación escolar, tratamiento antihelmíntico, apoyo a la capacitación de maestros, alfabetización – capacitación profesional y actividades de alimentos por trabajo centrados en la repoblación forestal, la protección del medio ambiente, la ordenación de cuencas hidrográficas, el riego y la construcción de escuelas. Mediante las actividades de socorro, que constituyen una tercera parte de la ayuda prevista, se presta apoyo a los refugiados repatriados, las personas desplazadas en el interior, los malnutridos, los enfermos de tuberculosis y sus familias, los hogares vulnerables y las instituciones sociales, así como las poblaciones aisladas afectadas por desastres naturales tales como nevadas, inundaciones y terremotos. Con la ayuda del PMA y otras partes interesadas, a finales de mayo de 2005 el gobierno emprendió una evaluación nacional de los riesgos y la vulnerabilidad durante 2005. La evaluación abarca tanto las zonas rurales como las urbanas. Las conclusiones, cuya publicación se prevé en septiembre de 2005, servirán para programar las modalidades de intervención a favor de las poblaciones identificadas como en situación de riesgo.

ARMENIA (3 de junio)

Los cultivos de primavera, principalmente cebada, y algo del trigo y maíz de tierras altas, se han plantado en alrededor de 81 000 hectáreas, superficie semejante a la del año pasado. Gracias a unas condiciones atmosféricas favorables y a una suficiente disponibilidad de insumos, la situación de los cultivos tanto de invierno como de primavera es buena. La producción total de cereales se pronostica en alrededor de 479 000 toneladas, unas 35 000 toneladas más que la buena cosecha del año pasado. El pronóstico para este año comprende aproximadamente 380 000 toneladas de trigo y 87 000 toneladas de cebada. La necesidad total de cereales para el año se estima en 648 000 toneladas. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se estima en 169 000 toneladas, incluidas 110 000 toneladas de trigo destinado al consumo humano, 25 000 toneladas de arroz y 28 000 toneladas de maíz.

AZERBAIYÁN (3 de junio)

Los informes más recientes apuntan a unas condiciones de crecimiento favorables para los cultivos tanto de invierno como de primavera. La producción total de cereales, que depende mucho de las condiciones atmosféricas, se pronostica provisionalmente en una cifra sin precedentes de 2,2 millones de toneladas, aproximadamente 415 000 toneladas más que la media de los últimos cinco años. En este total se incluyen alrededor de 1,8 millones de toneladas de trigo, 232 000 toneladas de cebada y unas 150 000 toneladas de maíz. La necesidad total de importaciones para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en alrededor de 1,15 millones de toneladas de trigo, destinado principalmente al consumo humano.

BANGLADESH* (6 de junio)

Ha terminado la recolección de la cosecha de trigo de 2005, que contribuye en pequeña escala al suministro de alimentos del país. La producción se estima provisionalmente en 1,48 millones de toneladas, un 1,2 por ciento más que el año pasado pero 1,4 por ciento menos que la media quinquenal. En mayo se ha terminado de recoger el arroz boro (de primavera) de 2005, que representa más del 50 por ciento de la producción total anual de arroz. La cosecha del arroz boro se estima en un nivel excelente, gracias a unas condiciones atmosféricas favorables, y al suministro oportuno de semillas, fertilizantes y otros insumos agrícolas.

El año pasado Bangladesh perdió alrededor de 700 000 toneladas de arroz de aman debido a las inundaciones, las peores en 15 años, que dejaron a decenas de millones de personas sin vivienda. Las reservas del gobierno han bajado a un nivel peligroso en esta primavera. El déficit de producción del arroz de aman hizo subir rápidamente los precios de los cereales alimentarios, lo cual ha afectado no solamente al consumo de arroz, sino también a la adquisición de semillas para la actual campaña aman. Según se prevé, la excelente producción de arroz boro de 2005 ayudará al país a recuperarse de los graves déficit de suministros alimentarios internos y a estabilizar los precios de los alimentos.

El domingo 20 de marzo de 2005 un tornado causó por lo menos 56 víctimas, dejó más de 1 000 heridos, y sin vivienda a por lo menos 10 000 personas. Además, en las últimas semanas han azotado el país unos temporales acompañados de fuertes vientos, lluvias intensas y granizos.

Las inundaciones provocadas al final del verano del año pasado han tenido efectos devastadores en el sector agrícola. Inmediatamente después de las inundaciones el PMA prestó asistencia a 1,5 millones de familias afectadas a través de una distribución general de alimentos, y a 420 000 madres e hijos a través del programa de alimentación complementaria. Más de 600 000 niños de las zonas afectadas por las inundaciones están recibiendo todavía ayuda alimentaria en el marco del programa de alimentación escolar que continuará hasta noviembre de 2005. Además, el PMA presta ayuda alimentaria a través de diversas microactividades de subsistencia a unos 23 500 participantes no cualificados (más del 90 por ciento mujeres) en cuatro distritos.

CAMBOYA (2 de junio)

Hay dos temporadas de producción arrocera en el país: la estación húmeda y la estación seca. La producción de la estación húmeda representa alrededor del 80 por ciento del total. Entre las principales actividades agrícolas actuales figuran la terminación de la recolección de las cosechas de arroz de la estación seca, estimadas en 0,8 millones de toneladas, y la plantación o trasplante del arroz principal de la estación húmeda que se recogerá a partir de noviembre. Camboya experimentó una campaña mala en 2004/05 debido a la sequía que afectó a algunas zonas por tercer año consecutivo. Según el Ministerio de Agricultura, el país produjo solamente 3,1 millones de toneladas de arroz en la estación húmeda, 700 000 toneladas menos que el año anterior (en el que había obtenido una cosecha sin precedentes). Las provincias de Kompong Cham, Kompong Speu y Mondolkiri tuvieron los porcentajes más altos de pérdida de cosecha. El PMA comenzó a distribuir 1 500 toneladas de ayuda en arroz a 150 000 camboyanos de las zonas rurales. Hay en el país aproximadamente 500 000 personas que sufren de escasez de alimentos.

CHINA (6 de junio)

En China (continental) comenzará dentro de poco la recolección de la cosecha temprana de arroz de 2005, previéndose un aumento de producción de 3 millones de toneladas respecto al año pasado hasta alcanzar los 34 millones de toneladas, gracias al incremento de la superficie sembrada y a unas condiciones atmosféricas favorables, si se exceptúa la sequía de primavera que afectó a las provincias de Yunnan y Hainan. La producción arrocera total de 2005 se pronostica provisionalmente en 182 millones de toneladas.

Ha comenzado la recolección de la cosecha de trigo de invierno de 2005. En las principales zonas productoras han reinado condiciones atmosféricas favorables durante la campaña. Los rendimientos se pronostican en 4,055 toneladas por hectárea, por debajo del rendimiento sin precedentes de 4,2 toneladas por hectárea del año pasado, pero por encima de la media de los cinco años anteriores. La producción de trigo de 2005 se pronostica provisionalmente en 91,7 millones de toneladas, alrededor de 400 000 toneladas más que el año pasado, gracias a un aumento de la superficie sembrada de trigo como consecuencia de la subida de los precios y de las políticas del gobierno, especialmente el aumento de las subvenciones para las semillas de trigo.

En las principales regiones productoras de China se han terminado de sembrar las cosechas de cereales secundarios de 2005, principalmente maíz, y en el nordeste la humedad del suelo siguió siendo favorable para la germinación del maíz. Se espera una producción de maíz abundante, pero menor que el año pasado cuando las condiciones atmosféricas eran casi perfectas.

Pese a los pronósticos que indican un aumento de las cosechas de trigo, arroz y maíz en 2005, se prevé que China tendrá que afrontar todavía un déficit de cereales, lo que haría que continúe siendo un importador neto de cereales en 2005/06. Además, China debería de importar más de 22 millones de toneladas de soja en 2005/06 para satisfacer la creciente demanda interna. En China, la soja se considera un cereal.

Según se prevé, en 2005/06 la provincia de Taiwán importará aproximadamente 6 millones de toneladas de cereales (4,85 millones de toneladas de cereales secundarios para el ganado y 1 millón de toneladas de trigo), más o menos como el año pasado.

COREA, REPÚBLICA DE (2 de junio)

Ha comenzado la plantación de la cosecha de arroz de 2005, el cereal más importante que produce el país. En 2004, el país produjo unos 5 millones de toneladas de arroz elaborado. El 30 de diciembre de 2004, Corea presentó a la OMC una propuesta de prorrogar el trato especial para el arroz a través de un acuerdo de acceso mínimo a los mercados durante el período comprendido entre 2005 y 2014. Las importaciones totales de arroz pasarán del 4 por ciento del consumo interno en 2004 al 8 por ciento en 2014. Con objeto de reducir el sostenimiento de los precios para cumplir con los límites del apoyo interno impuestos por la OMC a Corea, aumentando al mismo tiempo la ayuda a los arroceros sin causar trastornos en el comercio, la Asamblea nacional coreana revisó a principios de marzo de 2005 las leyes de gestión de los cereales alimentarios y de compensación de los ingresos arroceros. Se prevé que la superficie plantada con los cultivos de 2005 disminuirá a 990 000 hectáreas, 11 000 hectáreas menos que el año pasado, debido al pago directo destinado al ajuste de la producción arrocera para proporcionarlo a los agricultores que no cultivan cultivos comerciales en superficies en las que se cultivaba arroz.

La importación de cereales en 2004/05 se estima en alrededor de 13,1 millones de toneladas (cerca de 3,9 millones de toneladas de trigo, 8,8 millones de toneladas de maíz y 226 000 toneladas de arroz).

COREA, REPÚBLICA POPULAR DEMOCRÁTICA DE* (6 de junio)

El trasplante del arroz, la actual actividad agrícola más importante del país, está en pleno desarrollo con la participación de agricultores, funcionarios del gobierno, trabajadores y soldados. Para finales de mayo, más del 65 por ciento del trasplante del arroz estaba terminado en las provincias de Hwanghae norte y sur y de Phyongan sur, las principales zonas productoras de arroz. Pese a las marcadas diferencias de temperatura entre el día y la noche y a las continuas tempestades, la siembra se realizó a tiempo y los plantones están sanos. El gobierno ha concentrado todos sus esfuerzos en impulsar la producción agrícola de este año. Las comunidades rurales de todo el país han llevado a cabo preparativos materiales y técnicos para la agricultura, tales como asegurar semillas de alto rendimiento, construir diversos tipos de aperos agrícolas pequeños y grandes, predisponer la maquinaria agrícola y fertilizar los campos. El presupuesto gubernamental de este año para la agricultura se ha elevado en un 29 por ciento.

El año pasado el país obtuvo una cosecha buena, y la producción arrocera de 2004 se estima en 2,37 millones de toneladas, un 5,6 por ciento más que el año anterior, como consecuencia de unas condiciones atmosféricas favorables, de unos servicios de riego mejorados en la principal región productora de cereales, y una mayor aplicación de fertilizantes proporcionados por intermedio de la ayuda internacional. Sin embargo, todavía se prevé que el suministro interno esté muy por debajo de las necesidades alimentarias mínimas y el país tendrá que depender nuevamente de la ayuda externa ya que su capacidad de importar comercialmente es muy limitada. Debido a la falta de donaciones grandes desde octubre, el PMA se ha visto obligado a detener la ayuda alimentaria destinada a un gran número de beneficiarios. Si no se reciben nuevos donativos, 3,6 millones de personas, con inclusión de ancianos, participantes en alimentos por trabajo, niños de las escuelas primarias y las familias urbanas más pobres, no recibirán asistencia del PMA.

FILIPINAS (2 de junio)

Se han empezado a recoger las cosechas secundarias de arroz y maíz. La producción total de arroz cáscara en 2005 se pronostica en 14,6 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al de la cosecha récord del año pasado. La necesidad de importación de arroz en 2005/06 se pronostica en 1 millón de toneladas aproximadamente. El Departamento de Agricultura de Filipinas ha rebajado su objetivo de producción de maíz para 2005 de 5,7 millones de toneladas a 5,5 millones de toneladas, debido a la disminución registrada en el primer trimestre de 1,534 millones de toneladas a 1,253 millones de toneladas anuales y a la disminución prevista en el segundo trimestre como consecuencia de una serie de tifones que causaron daños a los cultivos al final del año pasado, y a la sequía provocada por El Niño que ha perjudicado gravemente los cultivos de maíz en las principales regiones productoras del país.

Dado que el país no produce trigo, las necesidades estimadas en alrededor de 3 millones de toneladas se cubren con importaciones. También se tendrá que importar alrededor de 1,1 millón de toneladas de arroz.

GEORGIA (3 de junio)

Los últimos informes apuntan a unas perspectivas favorables para una buena cosecha debido a unas condiciones atmosféricas mejoradas y a unas precipitaciones superiores a la media. De continuar las condiciones favorables durante el verano, la producción total de cereales de este año se pronostica en alrededor de 748 000 toneladas, aproximadamente 80 000 toneladas más que el año pasado. Este pronóstico comprende unas 287 000 toneladas de trigo, 385 000 toneladas de maíz y 65 000 toneladas de cebada. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se estima en 811 000 toneladas de maíz, destinado principalmente al consumo humano.

En el marco de una operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR) trienal, el PMA ha distribuido un total de 7 500 toneladas de alimentos a aproximadamente 220 000 beneficiarios desde que comenzó la operación en julio de 2003. La OPSR, que terminará en junio de 2006, comprende componentes de socorro y recuperación, y principalmente programas de distribución de alimentos a los grupos vulnerables y actividades de alimentos por trabajo.

INDIA (1 de junio)

La recolección de la cosecha de trigo está casi terminada, y ya ha comenzado la siembra de cereales secundarios, arroz Kharif, semillas oleaginosas y maní, que se cosecharán a partir de septiembre. Gracias a unas condiciones atmosféricas estacionales favorables, la cosecha de trigo de 2005 se estima oficialmente en 73 millones de toneladas, superior tanto a la cosecha de 2004 (unos 72 millones de toneladas) como a la media de 2000-2004 (71 millones de toneladas).

Suponiendo precipitaciones normales durante la temporada Kharif, se prevé que la producción de cereales secundarios aumente en 1 millón de toneladas respecto al año pasado, gracias a la subida de los precios del maíz, a una fuerte demanda de piensos, y a una mayor aplicación de semillas híbridas.

La India era uno de los mayores exportadores mundiales de trigo y arroz. El volumen de las exportaciones de cereales en 2004/05 se estima en aproximadamente 5 millones de toneladas, que, según los pronósticos, descenderá en 2005/06 a 4,1 millones de toneladas, debido a las escasas reservas de cereales.

INDONESIA (6 de junio)

Ya se ha plantado la mayor parte de las superficies en las que suele cultivarse la cosecha secundaria de arroz. Según las estimaciones, la producción total de arroz disminuirá en 2005 un 1,7 por ciento con respecto al año pasado a alrededor de 53,1 millones de toneladas, como consecuencia de las plantaciones tardías, algunas inundaciones, y los efectos del tsunami del 26 de diciembre de 2004. Pero este nivel de producción supera todavía en un 2 por ciento aproximadamente el nivel medio de los cinco años anteriores. La producción de la cosecha de maíz de 2005 se estima provisionalmente en unos 11,5 millones de toneladas, alrededor de un 3 por ciento más que el año pasado. La situación general del suministro de alimentos en Indonesia es satisfactoria. La prohibición de las importaciones de arroz se mantendrá en vigor hasta junio de 2005. Las importaciones de trigo (que no se produce en el país) para 2005/06 se mantendrán estables, según los pronósticos, en torno a los 4,4 millones de toneladas, mientras que las importaciones de maíz deberían disminuir ligeramente situándose en 1 millón de toneladas.

El terremoto y el tsunami del 26 de diciembre de 2004, y el terremoto del 29 de marzo de 2005 causaron grandes pérdidas de vidas humanas, daños y trastornos en Indonesia. Una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos que visitó la provincia de Aceh desde el 12 hasta el 25 de marzo de 2005 observó que la producción arrocera de 2005/06 superaría en alrededor de 200 000 toneladas las 400 000 toneladas de un año normal. Sin embargo, a pesar del excedente de arroz, muchos agricultores de las zonas costeras más afectadas de Aceh han perdido totalmente dos campañas arroceras consecutivas (la principal de 2004/05 y la secundaria de 2005). En el sector pesquero, se estima que la producción de pesca marina de 2005 disminuirá un 50 por ciento, y un 41 por ciento el cultivo en agua salada, pasando la producción pesquera per cápita de unos 38 kg. en un año normal a 20 kg. La catástrofe ha afectado directamente los medios de subsistencia de unos 331 360 trabajadores, que necesitan en 2005 ayuda alimentaria y financiera.

Según el informe de la misión, casi el 30 por ciento de la población de la provincia de Aceh vivía por debajo de la línea de pobreza antes del tsunami, un porcentaje mucho mayor que el 17 por ciento de la media nacional. Más del 35 por ciento de los niños menores de cinco años sufría de insuficiencia ponderal, frente al 25 por ciento correspondiente a Indonesia. El desastre ha agravado los problemas de subsistencia y el estado nutricional de la población afectada por la pobreza. Las familias que han tenido más víctimas, y mayores pérdidas de bienes y medios de vida son las que habitan en las islas/archipiélagos de Nias, Simeulue, Nanyak; las familias sin tierra que trabajaban anteriormente en los tambaks (estanques costeros) y en las tierras gravemente damnificadas; los pescadores con dedicación exclusiva o casi exclusiva; los pescadores con dedicación parcial que cultivan arrozales cerca de las líneas costeras; las familias productoras de arroz que perciben importantes ingresos secundarios de los tambaks, y los productores tradicionales de sal.

Casi cinco meses después del desastre, la mayor parte de los 600 000 PDI de Aceh sigue dependiendo de la ayuda alimentaria del PMA. En mayo, se distribuyeron aproximadamente 11 700 toneladas de alimentos, con inclusión de arroz, aceite vegetal y pescado envasado, a unos 772 000 beneficiarios de Aceh y Sumatra Norte. Para el mes de junio, la cifra de beneficiarios prevista en Indonesia es de alrededor de 770 000. Actualmente se está ejecutando el programa de alimentación escolar en 9 distritos, que abarcan aproximadamente 156 000 niños de las escuelas primarias.

Últimamente la FAO distribuyó 174 toneladas de semillas de arroz, 1 305 toneladas de fertilizantes y 545 tractores manuales para que 8 700 familias pudieran comenzar a plantar unas 5 000 hectáreas de tierras afectadas.

JAPÓN (2 de junio)

Ha comenzado la plantación de la cosecha principal de arroz que se recogerá en octubre y noviembre. Según se prevé, en 2005 la producción arrocera disminuirá un 2,5 por ciento con respecto al año pasado a 10,6 millones de toneladas, debido a una reducción de la superficie prevista en función de los cambios de políticas arroceras del gobierno. Como parte de dichas reformas, el gobierno ha decidido eliminar para 2008 los controles sobre la producción. En el período intermedio, el sistema de control de la producción se reemplaza con un objetivo de producción establecido para cada prefectura tomando como base la demanda de mercado. El objetivo para 2005 se ha establecido en 8 510 000 toneladas. El compromiso de acceso mínimo para 2005 se ha fijado en 682 000 toneladas de arroz (un 7,2 por ciento del consumo interno total).

Según los pronósticos, la importación de trigo y cereales secundarios en 2005/06 (julio/junio) se mantendrá constante en 5,6 millones de toneladas de trigo y 19,5 millones de toneladas de cereales secundarios.

KAZAJSTÁN (3 de junio)

Ha terminado la plantación de los cereales de primavera en casi 13,8 millones de hectáreas, aproximadamente 200 000 hectáreas más que la superficie sin precedentes plantada el año pasado. Durante el invierno y la primavera la humedad del suelo y las condiciones atmosféricas han sido favorables para los cultivos. La producción total de cereales de 2005 se pronostica provisionalmente en alrededor de 14 millones de toneladas, volumen superior en más de 1 millón de toneladas al de la producción del año pasado. De no empeorar las condiciones atmosféricas, la producción pronosticada para este año comprendería unos 10,8 millones de toneladas de trigo, 1,9 millones de toneladas de cebada y 420 000 toneladas de maíz. Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en alrededor de 4,4 millones de toneladas, aproximadamente 1,3 millones de toneladas más que el año pasado. En este total se incluyen alrededor de 4 millones de toneladas de trigo y 250 000 toneladas de cebada.

MALASIA (2 de junio)

Se ha terminado de plantar la cosecha secundaria de arroz de regadío, que normalmente representa más del 40 por ciento de la producción total. La recolección de la cosecha principal de arroz, plantada entre agosto y noviembre del año pasado, terminó en abril. La producción total de arroz de 2004 se estima en 2,18 millones de toneladas, 74 000 toneladas menos que el año anterior, como consecuencia de algunas grandes inundaciones. La producción arrocera de 2005 se estima provisionalmente en 2,2 millones de toneladas. Las importaciones de arroz en 2005/06 se pronostican en aproximadamente 600 000 toneladas, lo que representa un 29 por ciento del consumo interno. En Malasia no se produce trigo y la producción de maíz es insignificante. La necesidad de importación para 2005/06 se pronostica en alrededor de 1,39 millones de toneladas de trigo y 2,5 millones de toneladas de maíz.

MALDIVAS (6 de junio)

Desde que se produjo el tsunami el 26 de diciembre de 2004, un número de hasta 42 000 personas ha recibido ayuda alimentaria por conducto del PMA, mientras unos 24 000 niños de edad escolar han recibido galletas enriquecidas a través de un programa de alimentación escolar. El PMA ha decidido prorrogar su programa de ayuda hasta el final de 2005.

El tsunami causó graves daños al sector pesquero, el segundo sector más importante de la economía, ya que alrededor del 20 por ciento de la población depende de la pesca como principal actividad generadora de ingresos. La FAO ha ayudado con la construcción de 89 pequeñas embarcaciones pesqueras y ha suministrado al país aparejos por un valor de 190 000 dólares EE.UU.. En junio se adquirirán y entregarán otros aparejos por un valor de 1,1 millón de dólares EE.UU.

El gobierno ha anunciado que se está tratando de garantizar a todas las personas desplazadas y sin vivienda un alojamiento permanente dentro de los próximos dos años. Actualmente, se ha asegurado la asistencia exterior para reconstruir 2 455 hogares. Aproximadamente 13 000 personas quedaron sin vivienda a causa del tsunami.

MONGOLIA* (2 de junio)

En Mongolia la ganadería juega un papel fundamental en el estado nutricional de la mayoría de la población. Para el invierno de 2004/05 se han pronosticado pérdidas considerables como consecuencia del verano seco de 2004 y de las fuertes nevadas y temperaturas muy inferiores a lo normal registradas entre enero y marzo. En el aimag Khentii, el terreno quedó cubierto por una capa de nieve de 30-40 cm. por término medio, y en algunas zonas por una de 70-80 cm., lo que hacía imposible el acceso del ganado a los pastizales. La profundidad de la nieve en el aimag Bayan-Ulgii era de 15-20 cm. en la estepa y alcanzó los 40-50 cm. en las zonas montañosas donde las temperaturas alcanzaron los 34-38 grados centígrados bajo cero durante el día y 38-40 grados centígrados bajo cero durante la noche.

El trigo es prácticamente el único cereal que se produce en el país. En 2004 la producción disminuyó aproximadamente un 20 por ciento en comparación con el año anterior, a 135 400 toneladas, debido al tiempo seco imperante durante el verano en las principales regiones productoras de trigo. Está a punto de comenzar la plantación de la cosecha de trigo de 2005 cuya recolección tendrá lugar en septiembre. La producción de esta cosecha, que depende críticamente de la situación de las precipitaciones en los meses venideros, se pronostica provisionalmente en 140 000 toneladas. Ello cubre solamente alrededor de un 35 por ciento de la utilización interna de trigo, quedando una necesidad de importación estimada para 2005/06 en 255 000 toneladas. También se prevén importaciones de 13 000 toneladas de arroz. Dado que el país tiene un problema grave de balanza de pagos, las importaciones comerciales cubrirán solamente una parte de dicha necesidad y el déficit tendrá que colmarlo con ayuda alimentaria.

MYANMAR (6 de junio)

Ha terminado la recolección de la cosecha secundaria de 2005, que normalmente representa el 15 por ciento de la producción total. La plantación de la cosecha de arroz de la temporada principal comenzará con la llegada de las lluvias monzónicas sudoccidentales. El resultado de esta cosecha, que se recogerá a partir de octubre, dependerá decisivamente del comportamiento del monzón, que normalmente llega al país a principios de mayo. El monzón de este año se retrasó. Hasta el 20 de mayo, las precipitaciones estaban un 51 por ciento por debajo de lo normal con arreglo a la media nacional.

La producción total de arroz de 2004 se estima en un nivel alto sin precedentes de 23 millones de toneladas. El trigo y los cereales secundarios recogidos en noviembre de 2004 rindieron 107 000 toneladas y 753 000 toneladas, respectivamente. Se prevé que la producción arrocera de 2005 será mayor que la del año anterior. Gracias a los aumentos constantes de la producción arrocera en los últimos años, la situación general del suministro de alimentos es satisfactoria en el país, previéndose una exportación neta de cereales de aproximadamente 240 000 toneladas en 2005/06.

El 26 de diciembre de 2004 resultaron muy afectadas por el tsunami unas 200 aldeas de la costa meridional que dependen de la pesca. A partir de marzo de 2005, las actividades del PMA en respuesta al tsunami se han ido centrando en la construcción de estanques de agua, caminos de acceso, puentes, casas y diques, entre otras infraestructuras. En la zona del Delta se han distribuido unas 709 toneladas de alimentos y en la zona fronteriza tailandesa 358 toneladas, incluidas las actividades de alimentos por trabajo que terminarán al final de junio de 2005.

NEPAL (2 de junio)

Ha comenzado la plantación de la cosecha de arroz de la temporada principal que continuará hasta agosto. La producción arrocera de 2005 se pronostica provisionalmente en 4,4 millones de toneladas, un 2,3 por ciento más que el año anterior. La producción del trigo cosechado en abril de 2005 se estima en 1,2 millones de toneladas, mientras que la de los cereales secundarios, principalmente maíz, se pronostica en 1,75 millones de toneladas. Por consiguiente, la necesidad total de importación de cereales en 2005/06 se prevé en 120 000 toneladas, casi sin modificaciones respecto del año pasado.

Nepal es uno de los países del mundo más expuestos a catástrofes. En el verano de 2004 unas inundaciones y aludes generalizados afectaron a 800 000 personas en 25 de los 75 distritos del Nepal. El conflicto armado y la situación política inestable del país continúan perturbando la seguridad y los medios de vida de miles de familias.

PAKISTÁN (2 de junio)

La recolección del trigo de invierno ha terminado en las principales provincias productoras de trigo. Para 2005 se prevé una cosecha de trigo sin precedentes (21,4 millones de toneladas), como consecuencia del aumento de los precios mínimos de apoyo del gobierno (de 350 rupias por 40 kg. a 400 rupias por 40 kg.), unas condiciones climáticas favorables, y la disponibilidad de fertilizantes y préstamos. A pesar de esta cosecha mayor, se prevé que el país importará aproximadamente 1 millón de toneladas de trigo para mantener las reservas estratégicas y satisfacer la demanda de una población en crecimiento.

Acaba de comenzar la plantación de la cosecha de arroz cuya producción para 2005 se pronostica provisionalmente en unos 7,8 millones de toneladas, un 5 por ciento más que el año pasado. La producción de cereales secundarios, principalmente maíz, se pronostica para 2005 en 2,18 millones de toneladas, volumen semejante al de la producción del año pasado. El Pakistán es un importante exportador de arroz cuyas exportaciones en 2005/06 se pronostican en 2,2 millones de toneladas. Para 2005/06 se prevén importaciones de unas 200 000 toneladas de cereales secundarios.

REPÚBLICA DE KIRGUISTÁN (2 de junio)

Según se prevé, la República de Kirguistán repetirá la buena cosecha del año pasado estimada en 1,7 millones de toneladas de cereales. Este total comprende aproximadamente 1,2 millones de toneladas de trigo, 170 000 toneladas de cebada y unas 320 000 toneladas de maíz. La necesidad total de importaciones de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en 158 000 toneladas, incluidas 140 000 toneladas de trigo para molienda, principalmente de Kazajstán, 10 000 toneladas de arroz y 8 000 toneladas de maíz.

REPÚBLICA DEMOCRÁTICA POPULAR DE LAOS (2 de junio)

El arroz, cultivo principal del país, se produce en dos estaciones. El de la estación húmeda se planta en junio y julio y se recoge en octubre y noviembre. El de regadío de la estación seca, que se planta en diciembre y enero y se recoge en abril, está constituido enteramente por variedades de alto rendimiento y se está volviendo cada vez más importante. En 2004, el país obtuvo una cosecha mayor de arroz de la estación húmeda y una buena producción total de arroz cáscara de 2,5 millones de toneladas. En cambio, dado que la cosecha de la estación seca de 2005 se vio afectada por la sequía, se prevé una fuerte mengua de la producción debida a una reducción de la superficie plantada. Con la producción arrocera de 2004, el país prácticamente puede mantener su suficiencia alimentaria en 2005. Ahora bien, Laos es uno de los países más pobres y menos adelantados del mundo, ya que se estima que aproximadamente un 30 por ciento de la población vive por debajo de la línea nacional de pobreza. Una tercera parte de la población lao, sobre todo de las zonas de tierras altas, en un año normal experimenta un déficit de arroz durante cuatro meses y necesita ayuda alimentaria.

La ganadería todavía está muy subdesarrollada, ya que el 95 por ciento de la cabaña nacional y más del 85 por ciento de la producción está en mano de minifundistas. En cambio, el sector avícola está comenzando a desarrollarse, con una producción que ha pasado de 13 millones de aves en 2000 a 19,5 millones de aves en 2004. El sector sufrió un brote de gripe aviar HPAI (H5N1) en 2004 que repercutió muy fuertemente en la pequeña industria comercial de pollos de engorde.

SRI LANKA* (6 de junio)

Ya se ha recogido la cosecha principal de arroz maha de 2005, plantada en octubre y noviembre de 2004. La producción arrocera se estima en aproximadamente 2 millones de toneladas, 330 000 toneladas más que la producción afectada por la sequía del año pasado. Las repercusiones del tsunami en la producción nacional de arroz se estiman mínimas. Suponiendo condiciones de crecimiento normales para la cosecha yala que se recogerá en agosto y septiembre, la producción total nacional de arroz en 2005 se pronostica provisionalmente en 3 millones de toneladas, aproximadamente un 14 por ciento más que la cosecha del año pasado. Basándose sobre este pronóstico optimista, en febrero el gobierno de Sri Lanka impuso la prohibición de importar arroz (incluso en forma de ayuda alimentaria) para evitar distorsiones en el mercado.

Desde que se produjo el fenómeno del tsunami, el PMA ha suministrado alimentos de socorro a unas 910 000 personas, y dentro de poco comenzará a dar a 120 000 niños bocadillos nutritivos en la escuela así como alimentos de mezcla de maíz y soja a 312 000 personas vulnerables, sobre todo madres y lactantes. Además, el gobierno ha emitido cupones para la distribución general de alimentos durante los meses de junio y julio en 11 distritos afectados por el tsunami. Para sus operaciones ordinarias y de urgencia en Sri Lanka, el PMA está ultimando acuerdos destinados a obtener unas 20 000 toneladas de arroz en el lugar con el fin de sostener el mercado local del arroz y a los agricultores de las zonas afectadas por el tsunami.

La FAO ha comenzado a entregar semillas y fertilizantes a los agricultores del sur de Sri Lanka por un valor de aproximadamente 1,74 millones de dólares EE.UU.

TAILANDIA (25 de mayo)

La producción arrocera total de 2004, situada en 23,9 millones de toneladas, constituye el resultado más bajo obtenido desde 1998 debido a la sequía imperante durante la fase crítica de las cosechas principales. Se ha comenzado a plantar las cosechas de la temporada principal de 2005 y de recoger la cosecha de arroz de la segunda temporada. Es probable que la cosecha de arroz de la segunda temporada de este año disminuya un 17 por ciento con respecto al año pasado debido a la sequía que limitó los cultivos en las zonas del norte y el nordeste. Se prevé, sin embargo, una recuperación de la producción arrocera de la temporada principal de 2005, dadas las condiciones atmosféricas normales previstas. La cosecha de maíz de 2005, que se está sembrando en estos momentos, se pronostica en 4,18 millones de toneladas, volumen cercano al de la producción del año pasado.

Todavía se espera que Tailandia sea el mayor exportador mundial de arroz en 2005, con un objetivo de exportación fijado por el gobierno en alrededor de 8,5 millones de toneladas, aproximadamente 1,5 millones de toneladas menos que el volumen sin precedentes exportado en 2004 (10 millones de toneladas). En el primer trimestre Tailandia exportó 1,91 millones de toneladas de arroz, un 7,8 por ciento menos que el año pasado.

TAYIKISTÁN (2 de junio)

Según se prevé, Tayikistán obtendrá otra cosecha récord pronosticada en 911 000 toneladas de cereales, frente a la cosecha sin precedentes de 840 000 toneladas del año pasado. Unas precipitaciones superiores a lo normal caídas en las montañas durante el invierno y la subsiguiente disponibilidad de agua en los ríos que alimentan los extensos sistemas de riego del país, permitieron a los agricultores igualar las grandes extensiones plantadas el año pasado, pero aumentando los rendimientos. La producción total de cereales pronosticada comprende alrededor de 780 000 toneladas de trigo, 63 000 toneladas de cebada, 35 000 toneladas de maíz y 32 000 toneladas de arroz cáscara. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en 381 000 toneladas, principalmente trigo.

TIMOR-LESTE, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE (1 de junio)

Ha terminado la recolección de la cosecha de maíz, uno de los alimentos básicos principales del país, mientras que la del arroz acaba de comenzar. Según las estimaciones, la producción de cereales casi no ha cambiado con respecto al año pasado (166 000 toneladas). Se pronostica una necesidad de importación de alimentos de 40 000 toneladas aproximadamente. Las infraestructuras agrícolas inadecuadas y la deficiente calidad de los suelos continúan obstaculizando el desarrollo del sector agrícola en la mayor parte de Timor-Leste.

El país es uno de los más afectados por la pobreza, con más del 40 por ciento de la población que vive por debajo de la línea de pobreza. Todos los años escasean los alimentos en las zonas rurales, sobre todo durante el período de noviembre a febrero. La situación de este año es peor debido al retraso de las lluvias y a las malas cosechas. La zona más afectada es la de Hato Bauilico, en la que la papa, el principal cultivo comercial, ha sufrido pérdidas en gran escala.

TURKMENISTÁN (6 de junio)

Ha comenzado la recolección de los cereales, y los pronósticos oficiales apuntan a una producción total de alrededor de 3 millones de toneladas, aproximadamente 200 000 toneladas más que la cosecha hasta ahora sin precedentes del año pasado y un volumen superior en 870 000 toneladas a la producción media quinquenal. En la producción pronosticada se incluyen alrededor de 2,8 millones de toneladas de trigo, 110 000 toneladas de arroz cáscara y unas 60 000 toneladas de cebada. El gobierno se propone exportar aproximadamente 150 000 toneladas de trigo e importar 40 000 toneladas de trigo duro y unas 4 000 toneladas de arroz.

UZBEKISTÁN (2 de junio)

Según se prevé, Uzbekistán cosechará alrededor de 5,4 millones de toneladas de cereales, cerca de 731 000 toneladas más que la producción media quinquenal. Las causas que explican el mejoramiento de la producción son las condiciones atmosféricas favorables y la suficiente disponibilidad de agua en los ríos que alimentan los extensos sistemas de riego del país, así como un acceso mejorado a los insumos agrícolas. La producción de cereales pronosticada comprende alrededor de 4,9 millones de toneladas de trigo, 100 000 toneladas de cebada, 140 000 toneladas de maíz y 220 000 toneladas de arroz cáscara. Las exportaciones, principalmente de trigo, durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en 500 000 toneladas. Las importaciones de cereales en el mismo período se pronostican en 408 000 toneladas, incluidas 253 000 toneladas de trigo de alta calidad y 130 000 toneladas de arroz.

VIET NAM (24 de mayo)

En el delta del río Mekong la recolección de la cosecha de arroz de invierno y primavera terminará a finales de junio. Las superficies cultivadas con arroz para las cosechas tempranas de verano y otoño decrecieron aproximadamente 130 000 hectáreas en dicha región debido a la sequía. La producción debería de descender de forma pronunciada.

Es probable que Viet Nam, el segundo exportador mundial de arroz después de Tailandia, envíe este año alrededor de 4,1 millones de toneladas de arroz, como en 2004, debido a una sequía prolongada. En los primeros cuatro meses de este año el país exportó aproximadamente 1,55 millones de toneladas de arroz, lo que representa un ligero descenso de 9,9 por ciento respecto al mismo período del año pasado.

La provincia central de Khanh Hoa ha proporcionado un total de 1 000 toneladas de arroz en ayuda de socorro a 66 635 personas que viven en zonas muy afectadas por la sequía.

AMÉRICA CENTRAL (incluido el Caribe)

COSTA RICA (31 de mayo)

En las provincias del Valle Central y del Pacífico, unas lluvias dispersas están caracterizando el período de transición de la estación seca a la estación de las lluvias, mientras que las provincias caribeñas están recibiendo copiosas precipitaciones. Acaba de comenzar la plantación de la cosecha de cereales y frijoles de la primera temporada de 2005/06 y se prevé que las superficies sembradas con arroz y maíz blanco serán semejantes a las del año anterior, de 68 000 y 8 000 hectáreas, respectivamente. Para el maíz y el trigo el país depende de las importaciones, y las necesidades para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 560 000 toneladas de maíz, 210 000 toneladas de trigo y 140 000 toneladas de arroz.

CUBA* (2 de junio)

Unas lluvias entre moderadas e intensas han aumentado la humedad del suelo favoreciendo las operaciones de siembra de los cultivos de maíz y arroz de primavera y de verano, especialmente en las provincias orientales afectadas por la sequía de Las Tunas, Camagüey y Holguín. La zafra de 2004/05 está prácticamente terminada y se prevé una producción de azúcar crudo de alrededor de 1,3 millones de toneladas, lo que representa la producción más baja en casi un siglo. Este resultado se debe fundamentalmente a la sequía prolongada que afectó a todo el país. La recolección de la cosecha del café de 2004/05 terminó en abril con una producción estimada en un nivel bajo de 180 000 sacos de 60 kg., la producción más baja en los últimos 50 años, como consecuencia también de la sequía que afectó a Guantánamo y Santiago, las principales provincias productoras del este. En la campaña comercial 2005/06 se tendrá que importar alrededor de 1 millón de toneladas de trigo, 600 000 toneladas de arroz y 280 000 toneladas de maíz.

EL SALVADOR (3 de junio)

Unas precipitaciones abundantes relacionadas con la tormenta tropical “Adrián” aumentaron la humedad del suelo en los departamentos costeros, centrales y orientales, y las operaciones de siembra comenzaron normalmente a fines de mayo. El pronóstico inicial indica que la superficie plantada con cultivos de grano será semejante a la del año anterior y, gracias a la distribución de semillas de alto rendimiento, la producción total de 2005 aumentará alrededor de un 4 por ciento, según el pronóstico oficial. Las necesidades de importación para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican inicialmente en 350 000 toneladas de maíz y 250 000 toneladas de trigo. La comunidad internacional continúa distribuyendo ayuda alimentaria a las comunidades más aquejadas de inseguridad alimentaria, sobre todo en el departamento oriental de Morazán, donde los casos de malnutrición han ido en aumento ya que las comunidades se encuentran en el momento más álgido del período de carestía antes de la próxima cosecha de maíz que tendrá lugar en agosto.

GUATEMALA (6 de junio)

Las intensas lluvias caídas en las provincias de Guatemala, Quetzaltenango, Totonicapán, Quiche, Zacapa y Jalapa causaron daños a las infraestructuras urbanas así como algunas pérdidas localizadas de la cosecha temprana de maíz. Con la llegada de las primeras lluvias se han comenzado a plantar las cosechas de cereales secundarios de 2005/06, pronosticándose plantaciones medias de 615 000 hectáreas. Las necesidades de importación de trigo y maíz en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 400 000 toneladas y 550 000 toneladas, respectivamente, cifras semejantes a las del año anterior. Con el apoyo del Frente Nacional contra el Hambre, la comunidad internacional continúa distribuyendo ayuda alimentaria a las familias rurales más aquejadas de inseguridad alimentaria que sufren de malnutrición aguda en las provincias de Jutiapa, Zacapa y Huehuetenango.

HAITÍ* (31 de mayo)

La llegada tardía de las primeras lluvias estacionales retrasó considerablemente las operaciones de siembra de las cosechas de la temporada principal de 2005 que se recogerán en junio y julio. Los departamentos del sur, sudeste y meseta central han registrado un retraso de alrededor de dos meses. En los departamentos del norte, nordeste, valle de Artibonite y zonas costeras del sur, las cosechas de maíz, sorgo, arroz y frijoles de la segunda temporada de 2004/05 han resultado afectadas por una grave racha seca que duró desde noviembre de 2004 hasta marzo de 2005. La producción total de maíz para la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) se estima en 220 000 toneladas, un 11 por ciento más que el año anterior. La producción de tubérculos, sin embargo, debería experimentar un ligero incremento. La producción arrocera continúa su tendencia descendente debida a la reducción de las superficies plantadas y de los rendimientos como consecuencia de los crecientes problemas de drenaje que existen en el departamento de Artibonite y el mantenimiento insuficiente de las infraestructuras de riego. La producción de arroz en 2004 se estima en un nivel bajo de 96 000 toneladas. Las necesidades de importación para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) son de alrededor de 250 000 toneladas de trigo y 260 000 toneladas de arroz. A pesar de los problemas debidos a la incertidumbre en materia de seguridad, la comunidad internacional continúa entregando ayuda alimentaria a los grupos vulnerables, centros de salud y escuelas en diversos departamentos occidentales, septentrionales y centrales.

HONDURAS (3 de junio)

Con la llegada de las lluvias estacionales acaba de comenzar la plantación de las cosechas de cereales y frijoles de la primera temporada de 2005 que continuará hasta julio. Los primeros pronósticos oficiales indican un incremento del 10-12 por ciento de la superficie plantada con maíz como consecuencia de los nuevos programas de crédito para los pequeños agricultores. Suponiendo condiciones atmosféricas normales, la producción de maíz de 2005 se pronostica provisionalmente en 500 000 toneladas, volumen ligeramente superior a la media de los últimos cinco años. Durante los meses de febrero y marzo de 2005, el gobierno financió las plantaciones de alrededor de 1 400 hectáreas de frijoles rojos de regadío con objeto de hacer frente a la escasez causada por las rachas secas que afectaron a la producción de la cosecha de frijoles de 2004. Se estima que esta producción de emergencia proporcionará unos 900 quintales de frijoles rojos. Según se prevé, la producción arrocera de 2005 se mantendrá en el mismo nivel de 27 000 toneladas del año anterior. Las necesidades de importación de trigo y maíz en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 250 000 toneladas y 240 000 toneladas, respectivamente. La comunidad internacional continúa distribuyendo ayuda alimentaria, especialmente a las familias de municipalidades con más del 50 por ciento de malnutrición crónica.

JAMAICA (3 de junio)

Con la llegada de las lluvias estacionales a fines de mayo ha comenzado la plantación de las cosechas de cereales de la primera temporada de 2005. El único cereal que se produce en el país es el maíz (con una producción marginal de arroz) y el 95 por ciento de la superficie es de secano. Según los pronósticos, la producción de la cosecha de maíz de 2005 es de un nivel medio de alrededor de 2 000 toneladas, pero el resultado definitivo dependerá principalmente de las precipitaciones que se reciban durante el período vegetativo. Las exportaciones de banano se reanudaron a principios de mayo tras la devastación de la producción nacional causada por el huracán “Iván” en septiembre de 2004. Con objeto de satisfacer la demanda interna de cereales, la necesidad de importación para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostica en 235 000 toneladas de trigo, 250 000 toneladas de maíz y 70 000 toneladas de arroz.

MÉXICO (1 de junio)

En las principales zonas productoras del noroeste la recolección de la importante cosecha de trigo de invierno de regadío de 2005 está muy avanzada en un marco de condiciones atmosféricas calurosas y secas. La producción de la presente campaña se estima provisionalmente en 2,8 millones de toneladas, volumen muy superior al de la producción de 2,2 millones de toneladas del año anterior, afectada por una grave sequía en Sonora, el principal estado productor del norte. También ha comenzado la recolección de la cosecha de maíz de invierno sembrada a fines de 2004 cuya producción se estima en 5,7 millones de toneladas, muy semejante a los buenos resultados obtenidos el año anterior. La sequía aceleró la maduración y el secado de la cosecha de sorgo de invierno que se cultiva principalmente en el estado nordoriental de Tamaulipas. La producción del sorgo de invierno se estima en 2,4 millones de toneladas, alrededor de un 25 por ciento menos que la producción de la misma campaña en 2004, como consecuencia de la reducción de la superficie plantada en febrero y marzo. Durante los meses de abril y mayo hubo sequía en las principales zonas cerealeras situadas entre la meseta central y el nordeste, y la llegada tardía de la estación de las lluvias de verano retrasó algo las operaciones de siembra de las cosechas de maíz y sorgo de primavera y verano. Debido a un incremento de la superficie plantada previsto en un 10-12 por ciento, los primeros pronósticos oficiales indican una producción total de maíz para 2005 (otoño de 2004/05 y verano de 2005) de 23,5 millones de toneladas. En cambio, la producción de sorgo se pronostica estable en el nivel de alrededor de 7 millones de toneladas de 2003. Se prevé que las importaciones en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) serán de alrededor de 5,0 millones de toneladas de maíz, 3,6 millones de toneladas de trigo y 3,3 millones de toneladas de sorgo. Se estima que las importaciones de arroz en 2005 superarán las 500 000 toneladas.

NICARAGUA (1 de junio)

Unas precipitaciones entre moderadas e intensas han caracterizado el comienzo de la estación de las lluvias de 2005. Durante la tercera semana de mayo, la tormenta tropical “Adrián” causó lluvias intensas en algunos departamentos del norte y el nordeste. Ha comenzado la plantación de las cosechas de cereales y frijoles de la primera temporada de 2005, y fuentes oficiales pronostican un incremento de alrededor del 12 por ciento de la superficie plantada. Acaba de terminar la recolección de la pequeña cosecha de maíz de “apante” (la tercera temporada) de 2004/05, y la producción total de maíz de 2004 se prevé en alrededor de 440 000 toneladas. Resultado muy por debajo de la producción máxima de 580 000 toneladas de 2003 como consecuencia de un período seco prolongado que causó la pérdida de alrededor de un 25 por ciento de la superficie plantada durante la importante cosecha de maíz de la primera temporada. Las condiciones atmosféricas secas, desfavorables durante la cosecha de la primera temporada, y la reducción de la superficie plantada para la importante cosecha de “apante” afectaron también a la producción del frijol, un alimento básico importante, cuya producción total de 2004 se estima en un nivel bajo de 173 000 toneladas. Las necesidades de importación en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en 125 000 toneladas de trigo, 90 000 toneladas de maíz y 125 000 toneladas de arroz. La comunidad internacional continúa suministrando ayuda alimentaria a los grupos más vulnerables y a los niños en edad escolar de las regiones atlánticas del centro y el norte.

REPÚBLICA DOMINICANA (2 de junio)

Las lluvias intensas han causado inundaciones y desprendimiento de tierras en el norte del país. En los principales departamentos productores del nordeste y noroeste acaba de comenzar la recolección de la cosecha principal de arroz de 2005, y los primeros pronósticos indican una producción de alrededor de 636 000 toneladas, alrededor de un 10 por ciento más que la producción del año anterior en el que las lluvias fuertes afectaron a las actividades de siembra en la principal provincia productora de Bajo Yuna. La plantación de la cosecha principal de maíz de 2005 está muy avanzada y se estima que la superficie plantada es inferior a la media. Las necesidades de importación para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en 900 000 toneladas de maíz y 330 000 toneladas de trigo.

AMÉRICA DEL SUR

ARGENTINA (31 de mayo)

La recolección de la cosecha de maíz de 2004/05 está actualmente en curso con condiciones atmosféricas normales. Al 26 de mayo se había recogido más del 80 por ciento de la superficie plantada y los pronósticos iniciales apuntan a una producción sin precedentes de 19,5 millones de toneladas. Un resultado debido principalmente al aumento de la superficie plantada en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba y a unas precipitaciones suficientes que determinaron rendimientos muy buenos, en algunos casos de más de 9 toneladas por hectárea. La recolección de la cosecha de sorgo de 2004/05 está prácticamente terminada y los primeros pronósticos oficiales apuntan a una producción superior a la media de 2,9 millones de toneladas. Como consecuencia de unos rendimientos buenos así como del aumento de alrededor de un 15 por ciento de la superficie plantada debido a la necesidad de introducir el sorgo en la rotación anual de cultivos y a la creciente demanda de la industria de piensos. La plantación de la cosecha de trigo de invierno de 2005, que se recogerá hacia el final del año, dio comienzo a mediados de mayo pero se retrasó posteriormente a causa de la escasa humedad del suelo en las principales zonas productoras de La Pampa y el sur de Buenos Aires. Las intenciones de siembra apuntan a 6,2 millones de hectáreas, cifra ligeramente superior a los 6,07 millones de hectáreas de la última campaña. Está a punto de terminar la recolección de la cosecha de arroz de 2005, con una producción prevista en poco más de 1 millón de toneladas, semejante a la del año anterior.

BOLIVIA (6 de junio)

La recolección de las cosechas de cereales de verano plantadas entre octubre y diciembre está muy avanzada en los principales Departamentos productores de Santa Cruz y Chuquisaca (en las regiones Valle y Llano), mientras acaba de comenzar la plantación de los cultivos de cereales de invierno que se cosecharán a partir de septiembre. La comunidad internacional continúa proporcionando ayuda alimentaria a las familias de la región de El Chaco cuyas cosechas se vieron afectadas por un período seco prolongado a finales de 2004. Según los pronósticos, en la campaña comercial 2005/06 las importaciones de trigo no alcanzarán el volumen de 400 000 toneladas importado el año anterior.

BRASIL (31 de mayo)

La recolección de la primera cosecha de maíz de 2005 está prácticamente terminada en los estados del centro sur, y la producción se pronostica oficialmente en 28 millones de toneladas, un 10 por ciento menos que los 31,1 millones de toneladas obtenidos el año anterior. Un resultado debido fundamentalmente a la sequía de los primeros meses de este año que afectó a los rendimientos de la cosecha de maíz, especialmente en los principales estados productores de Paraná y Rio Grande do Sul, en los que la cosecha de maíz de la primera temporada de 2005 debería disminuir entre un 7 y un 38 por ciento, respectivamente, en comparación con 2004. La disminución de las precipitaciones en el oeste de Paraná y Mato Grosso del Sur también ha influido en la superficie plantada y en los rendimientos de la segunda cosecha de maíz “safrinha” que se está recogiendo en estos momentos, cuya producción se estima en 8,3 millones de toneladas, alrededor de un 18 por ciento menos que el año pasado. Últimamente se han revisado a la baja los pronósticos oficiales relativos a la producción total de maíz de 2005, situándolos en un volumen ligeramente superior a los 36 millones de toneladas, alrededor de un 13 por ciento menos que en 2004. La plantación de la cosecha de trigo de invierno está prácticamente terminada en los estados centrales y meridionales, en los que unos chaparrones caídos últimamente han mejorado la humedad del suelo para una germinación apropiada, mientras ha comenzado en Rio Grande do Sul, donde la cosecha de trigo se recoge después de la soja. La superficie plantada con trigo se pronostica inicialmente en 2,6 millones de hectáreas, alrededor de un 6 por ciento menos que el año anterior. La recolección de la cosecha de arroz está prácticamente terminada, con una producción prevista en un nivel sin precedentes de poco más de 13 millones de toneladas, como consecuencia del aumento de la superficie en las zonas del sudeste y del centro oeste, que compensó la disminución de los rendimientos en Rio Grande do Sul, el principal estado productor sensiblemente afectado por la sequía.

CHILE (31 de mayo)

La recolección de la cosecha de maíz de 2004/05 está muy avanzada en las regiones VI, VII y VIII, y los pronósticos iniciales apuntan a una producción máxima de 1,4 millones de toneladas. Un resultado debido fundamentalmente al aumento de la superficie plantada que compensó la disminución de los rendimientos causada por unas condiciones atmosféricas desfavorables, caracterizadas sobre todo por las temperaturas insólitas registradas al principio de la temporada. La recolección de la cosecha de arroz de 2005 ha terminado hace poco con una producción estimada oficialmente en 120 000 toneladas, un 12 por ciento menos que la media de los últimos cinco años debido a los efectos de las temperaturas bajas durante la fase de granazón de las plantaciones tempranas. Ha comenzado la plantación de la cosecha de trigo de invierno de 2005/06 que se recogerá hacia diciembre, y los primeros pronósticos apuntan a una reducción de la superficie plantada de 420 000 a 360 000 hectáreas, como consecuencia de los bajos precios internos del trigo en 2005 y las previsiones de precios mejores para cultivos sucedáneos como la avena y la cebada. Las necesidades de importación para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en 725 000 toneladas de maíz (principalmente amarillo), 450 000 toneladas de trigo y 135 000 toneladas de arroz.

COLOMBIA (6 de junio)

Unas lluvias intensas han causado inundaciones y desprendimientos de tierras en varias provincias de las costas caribeñas y del Pacífico, así como en la zona andina. Ha terminado la siembra de la primera (principal) cosecha de maíz de 2005 en los Departamentos de Córdoba, César y Bolívar. También ha culminado hace poco la recolección de las cosechas de arroz de regadío de 2005 en el departamento central de Tolima y en el departamento nordoccidental de Córdoba. La importante cosecha de arroz de regadío, que se produce en las planicies orientales de Los Llanos, se recoge en agosto y octubre. La producción total de arroz en 2005 se pronostica provisionalmente en 2,7 millones de toneladas, volumen ligeramente superior a la producción sin precedentes del año pasado. La ayuda alimentaria de la comunidad internacional continúa en diversas partes del país a favor de la población desplazada en el interior y de las víctimas de los disturbios civiles que desde hace mucho están afectando al país. Mientras el país debería ser autosuficiente en arroz, se pronostica que en la campaña comercial 2005 las importaciones de trigo y maíz alcanzarán niveles medios de 1,2 millones de toneladas y 2 millones de toneladas, respectivamente.

ECUADOR* (3 de junio)

Las lluvias intensas caídas al final de abril han causado inundaciones y desprendimientos de tierras en las provincias costeras de Esmeraldas, Guayas, Manabi y Los Ríos. Aunque todavía no se dispone de una evaluación oficial, la cosecha de arroz de invierno de 2005, que estaba a punto de recogerse cuando se produjeron las inundaciones, resultó gravemente afectada, especialmente en las principales provincias productoras de Guayas y Manabi. Al mismo tiempo, unas precipitaciones abundantes han causado daños a las plantaciones tempranas de arroz en las tierras bajas, mientras en las tierras altas septentrionales de la provincia de Los Ríos fueron beneficiosas. La recolección de la cosecha principal de maíz (amarillo) de invierno de 2005 comenzó a principios de abril, y actualmente se está recolectando la mayor parte de la producción. Una humedad del suelo mejorada está favoreciendo la siembra de la cosecha del maíz de verano en las provincias interandinas de Cotopaxi, Bolívar, Tungurahua y Chimborazo. Mientras se prevé que el país sea autosuficiente en arroz, las necesidades de importación para la campaña comercial 2005/06 (enero/diciembre) se pronostican en 380 000 toneladas de maíz y 500 000 toneladas de trigo.

GUYANA (6 de junio)

La recolección de la cosecha de arroz de primavera de 2005 está muy avanzada en las principales zonas productoras situadas sobre la costa Atlántica. Los pronósticos iniciales indican una producción total de arroz cáscara para 2005 de 440 000 toneladas, con una reducción de alrededor del 12 por ciento respecto a la buena cosecha del año pasado. Ello se debe principalmente a las repercusiones negativas de las lluvias excepcionalmente intensas caídas en enero que afectaron particularmente a los rendimientos del arroz en las regiones IV (Demerara/Mahaica) y V (Mahaica/Berbice). Las necesidades de importación de trigo en la campaña comercial 2005/06 se pronostican en un nivel medio de 40 000 toneladas.

PERÚ (6 de junio)

En marzo y abril subió el nivel de agua de los embalses de la Costa septentrional favoreciendo la plantación de la cosecha de arroz de 2005. En los primeros tres meses de 2005, la superficie plantada con arroz aumentó cerca del 22 por ciento en comparación con la del mismo período del año anterior, gravemente afectada por una sequía registrada en las sierras que redujo la disponibilidad de agua en los embalses principales. La recolección de la cosecha de maíz acaba de comenzar con condiciones atmosféricas favorables en los departamentos septentrionales de Piura, Lambayeque y San Martín. La producción de la cosecha de arroz de 2005 se pronostica inicialmente en alrededor de 2,2 millones de toneladas, aproximadamente un 21 por ciento más que la producción del año pasado. Ha dado comienzo la recolección de la cosecha de maíz blanco en los departamentos de Cajamarca, Apurímac y Cuzco, mientras que en los de La Libertad y Lambayeque ha terminado la mayor parte de las plantaciones de maíz amarillo. A pesar de la escasa humedad del suelo en algunas zonas de las sierras septentrionales, la producción de maíz (blanco y amarillo) de 2005 se pronostica inicialmente en 1,3 millones de toneladas, un 8 por ciento más que la del año pasado y semejante al volumen medio de los últimos cinco años. Las necesidades de importación para la campaña comercial 2005 (enero/diciembre) se pronostican en niveles medios del orden de 1,5 millones de toneladas de trigo y más de un millón de toneladas de maíz.

URUGUAY (6 de junio)

Ha terminado hace poco la recolección de la cosecha de maíz de 2004/05 con una producción estimada provisionalmente en 200 000 toneladas, muy por debajo de la producción de 290 000 toneladas que se esperaba al principio de la campaña. En efecto, pese a un aumento del 30 por ciento de la superficie plantada en atención a los altos precios internos de 2004, la producción de la cosecha de maíz disminuyó alrededor de un 10 por ciento respecto de la buena producción del año pasado, como consecuencia de los efectos negativos causados en los rendimientos por la sequía imperante en las zonas productoras entre diciembre y febrero. Está a punto de terminar la recolección de la cosecha de arroz de 2005, cuya producción se estima en 1,2 millones de toneladas, volumen ligeramente inferior a la producción sin precedentes del año pasado debido a la escasez de agua que afectó a las operaciones de siembra a fines de 2004. Acaba de comenzar la plantación de las cosechas de trigo y cebada de invierno de 2005. Según se prevé, la superficie plantada con trigo será semejante a la de 180 000 hectáreas plantadas en 2004, mientras que la de cebada debería de reducirse un 20 por ciento con respecto a la superficie máxima de 137 000 hectáreas de 2004.

VENEZUELA (7 de junio)

Unas lluvias entre normales y copiosas han favorecido las plantaciones de la cosecha de maíz de verano en las principales zonas productoras de Portuguesa, Guarico y Barinas. Aunque el maíz (principalmente blanco) se planta durante todo el año, ya está en curso la mayor parte de las plantaciones de la campaña comercial 2005/06. Las intenciones de siembra apuntan a 560 000 hectáreas con una producción del orden de 1,9 millones de toneladas, ligeramente por debajo del buen resultado de 2 millones de toneladas del año pasado. Ha dado comienzo la recolección de la cosecha de arroz de invierno, estimándose provisionalmente la producción en un nivel alto de 1,2 millones de toneladas, como consecuencia del aumento de la superficie plantada en los principales estados productores de Portuguesa y Guarico. Según se prevé, en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) las importaciones de trigo y maíz (principalmente amarillo para la industria de piensos) alcanzarán el nivel medio de 1,5 millones de toneladas y 650 000 toneladas, respectivamente.

EUROPA

UE (9 de junio)

La producción total de cereales de la UE en 2005 se pronostica en estos momentos en 260 millones de toneladas, 30 millones de toneladas menos que la producción sin precedentes del año pasado, debido a una disminución prevista en los rendimientos tras los niveles excepcionalmente altos de 2004. No obstante, fuera de España y Portugal donde la sequía ha devastado las perspectivas para la producción, se pronostica que en la mayoría de los países los rendimientos y las producciones seguirán estando por encima de la media quinquenal. En la Península ibérica, donde la sequía ha imperado en todo lo que va de la campaña, ahora se pronostica que la producción de cereales en España, uno de los principales productores de trigo, cebada y maíz de la UE, disminuirá un 33 por ciento respecto de la buena cosecha del año pasado y un 25 por ciento en comparación con el nivel medio de los últimos cinco años. En Portugal se prevén pérdidas semejantes.

ALBANIA (9 de junio)

Las perspectivas para las cosechas de cereales de 2005 siguen siendo satisfactorias. La superficie total plantada con cereales debería seguir siendo semejante a la de 2004, ya que en los últimos años ha cambiado poco y no han habido anomalías meteorológicas u otros factores que podrían haber influido decisivamente en las plantaciones de este año. Se informa, sin embargo, que durante abril y mayo las condiciones atmosféricas han sido algo más secas de lo normal mientras las temperaturas han sido elevadas, de suerte que los rendimientos pueden haber disminuido algo.

BELARÚS (3 de junio)

Ha terminado la plantación de los cereales de primavera aunque con un retraso de unos 20 días debido al clima excepcionalmente frío de marzo y a las lluvias fuertes recibidas en abril. Los agricultores no han podido sacar partido del alto nivel de humedad del suelo alcanzado como consecuencia de las nevadas invernales superiores a la media. Los cultivos de invierno y los cultivos tempranos de primavera se encuentran en condiciones satisfactorias, y la destrucción invernal fue notablemente escasa. De persistir unas condiciones atmosféricas buenas, la producción total de cereales de este año se pronostica provisionalmente en alrededor de 6,2 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al de la campaña comercial 2004/05. Este total comprende un poco más de un millón de toneladas de trigo, alrededor de 1,9 millones de toneladas de cebada y 625 000 toneladas de maíz. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en 567 000 toneladas, incluidas 232 000 toneladas de trigo y 260 000 toneladas de maíz. Las exportaciones de centeno durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en 100 000 toneladas.

BOSNIA Y HERZEGOVINA (6 de junio)

Unas condiciones atmosféricas favorables y una humedad del suelo suficiente para los cereales de verano, principalmente maíz, ha aumentado las perspectivas de otra buena cosecha para este año. La producción total de cereales para el año se pronostica en alrededor de 1,2 millones de toneladas, volumen ligeramente menor que la producción superior a la media del año pasado. La producción pronosticada comprende unas 220 000 toneladas de trigo, 55 000 toneladas de cebada y 850 000 toneladas de maíz. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en alrededor de 529 000 toneladas, incluidas 350 000 toneladas de trigo, 150 000 toneladas de maíz y 29 000 toneladas de cebada. En vista de la mejora que se va produciendo en los sectores avícola y ganadero, últimamente ha ido aumentando la demanda de cereales secundarios, maíz y cebada.

BULGARIA (9 de junio)

Las precipitaciones caídas últimamente llegaron a tiempo para los cultivos de cereales de este año tras un período de condiciones calurosas y secas, y las proyecciones relativas a la producción siguen siendo satisfactorias. Se prevé, sin embargo, que los rendimientos vuelvan a acercarse al nivel medio quinquenal, después de los niveles excelentes alcanzados en 2004, y la producción total de cereales se pronostica en nada más que unos 6 millones de toneladas, frente a la cosecha excepcional de 7,2 millones de toneladas del año pasado.

CROACIA (6 de junio)

Las lluvias intensas caídas al principio de la primavera retrasaron la siembra de primavera y podrían afectar a los rendimientos. La producción total de cereales de este año se pronostica en alrededor de 3,2 millones de toneladas, unas 128 000 toneladas menos que el año pasado. La producción pronosticada comprende unas 879 000 toneladas de trigo, alrededor de 2,1 millones de toneladas de maíz y 173 000 toneladas de cebada. Las exportaciones para la campaña comercial 2005/06 se pronostican provisionalmente en 100 000 toneladas de trigo y 40 000 toneladas de maíz, volumen semejante al del año pasado.

ESTONIA (3 de junio)

Las proyecciones apuntan a una producción de cereales semejante a la del año pasado, estimada en alrededor de 600 000 toneladas. Los cereales de primavera representan cerca de un 88 por ciento de las superficies totales sembradas de cereales. La producción de cereales pronosticada para este año comprende unas 180 000 toneladas de trigo, 290 000 toneladas de cebada y unas 40 000 toneladas de centeno. La necesidad total de importaciones de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en alrededor de 258 000 toneladas, incluidas 136 000 toneladas de trigo, 60 000 toneladas de maíz y 42 000 toneladas de cebada.

EX REPÚBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (9 de junio)

Al igual que en otras partes de la región, las perspectivas para las cosechas de cereales de 2005 son generalmente satisfactorias, pero con toda probabilidad los rendimientos descenderán respecto de los buenos niveles del año pasado. Por consiguiente, dado que los informes indican pocos cambios en la superficie sembrada de cereales, se pronostica una merma de la producción de este año con respecto a 2004.

FEDERACIÓN DE RUSIA (3 de junio)

La plantación de los cereales de primavera se retrasó debido a unas condiciones atmosféricas excepcionalmente frías imperantes en marzo y a las fuertes lluvias caídas en la primera mitad de abril. Sin embargo, el tiempo favorable registrado en las últimas semanas alentó a los agricultores a apresurar su campaña de siembra. Se teme que un invierno temprano pueda impedir la maduración de los cereales tardíos y que los rendimientos puedan ser bajos. Si se mantuvieran las condiciones atmosféricas favorables y el invierno no llegara antes de lo normal, la producción total de cereales se pronostica en poco más de 73 millones de toneladas, unos 2 millones de toneladas menos que el año pasado. Este total comprende unos 44 millones de toneladas de trigo, 16,5 millones de toneladas de cebada y 3 millones de toneladas de maíz. Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en cerca de 7,6 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al del año pasado. Las exportaciones de cereales incluyen unos 6,8 millones de toneladas de trigo y 800 000 toneladas de cebada. Las importaciones durante el mismo período se pronostican en torno a los 2,6 millones de toneladas de trigo, destinado especialmente al consumo humano.

En Chechenia los disturbios civiles continúan trastornando las actividades sociales y económicas. El conflicto ha desplazado a más de 300 000 personas, de las cuales permanecen 187 000 en el interior de Chechenia, 30 000 viven en el vecino país de Ingushetia, y 9 000 en Dagestan. En el marco del actual Programa de Operación de Urgencia (OU), de 18 meses, que comenzó en enero de 2004 y se ha prorrogado hasta diciembre de 2005, el PMA prestará asistencia a unas 259 000 personas de la población más vulnerable de Chechenia e Ingushetia con 47 882 toneladas de alimentos.

LETONIA (2 de junio)

Los informes más recientes indican que Letonia puede obtener un poco más de un millón de toneladas de cereales, volumen ligeramente superior al de la cosecha del año pasado y superior en más de 100 000 toneladas a la producción media quinquenal. La producción pronosticada para este año comprende unas 470 000 toneladas de trigo, 295 000 toneladas de cebada y 150 000 toneladas de centeno. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2004/05 se estima en 156 000 toneladas, principalmente trigo, y las exportaciones durante el mismo período en 52 000 toneladas.

LITUANIA (3 de junio)

La producción total de cereales se pronostica en alrededor de 2,75 millones de toneladas, volumen ligeramente inferior al de 2004. La producción pronosticada para este año comprende aproximadamente 1,38 millones de toneladas de trigo, 814 000 toneladas de cebada y 420 000 toneladas de centeno. Las exportaciones totales de cereales (principalmente trigo) para la campaña comercial 2004/05 se estiman en 250 000 toneladas y las importaciones para el mismo período en 264 000 toneladas.

MOLDOVA (3 de junio)

Unas condiciones atmosféricas favorables y un acceso mejorado a la compra de insumos han dado lugar a unas buenas perspectivas para las cosechas de invierno y verano. La producción total de cereales de este año se pronostican en más de 2,8 millones de toneladas, unas 120 000 toneladas más que la producción sin precedentes obtenida en la campaña comercial 2004/05 . La producción total de este año comprende un poco más de un millón de toneladas de trigo, 1,5 millones de toneladas de maíz y aproximadamente 250 000 toneladas de cebada. Durante la campaña comercial 2004/05 Moldova exportó unas 320 000 toneladas de cereales, incluidas 100 000 toneladas de trigo y otras tantas de cebada, y 120 000 toneladas de maíz. Las exportaciones de cereales de este año igualarán por lo menos a las del año pasado.

RUMANIA (9 de junio)

Las perspectivas para la cosecha de trigo de 2005 siguen siendo muy favorables. Según se estima, la superficie sembrada con trigo de invierno ha aumentado alrededor de un 13 por ciento con respecto al año pasado, a 2,2 millones de hectáreas, y por lo general las condiciones atmosféricas han sido ideales desde la siembra del último otoño. A principios de junio la producción de trigo se ha pronosticado oficialmente en 7,6 millones de toneladas, prácticamente sin modificaciones respecto de la buena cosecha del año pasado. La plantación de las cosechas de cereales de primavera y verano se llevó a cabo con condiciones favorables. Sin embargo, aunque las superficies plantadas han cambiado poco respecto del año pasado, es probable que la producción de esos cereales descienda a causa de una disminución prevista en los rendimientos con respecto a los niveles excelentes de 2004.

SERBIA Y MONTENEGRO (6 de junio)

Los informes más recientes indican que la cosecha de cereales de este año puede ser apreciablemente menor que la buena cosecha del año pasado debido a un retraso de la siembra de primavera como consecuencia de las fuertes lluvias caídas al principio de la estación. La producción total de cereales se pronostica provisionalmente en alrededor de 8,3 millones de toneladas, aproximadamente 1,3 millones de toneladas menos que la del año pasado. Este total comprende unos 1,9 millones de toneladas de trigo, 5,8 millones de toneladas de maíz y 400 000 toneladas de cebada. Las exportaciones totales de cereales para la campaña comercial 2005/06 se estima en torno a las 825 000 toneladas, y las importaciones para el mismo período en 153 000 toneladas. El gran volumen de las exportaciones se debe principalmente al aumento de las reservas de la buena cosecha del año pasado.

UCRANIA (3 de junio)

Ha terminado la plantación de los cereales de primavera en una superficie de poco más de 7 millones de hectáreas, semejante a la del año pasado. La escasez o ausencia de precipitaciones durante las últimas semanas ha sido un motivo de preocupación, y algunos cultivos pueden haber sufrido daños. Los cereales dependen de las condiciones atmosféricas, de manera que una continuación de la racha seca en junio puede reducir sensiblemente la cosecha de este año. Si las condiciones atmosféricas mejoraran con la llegada de más precipitaciones, la producción total se pronostica provisionalmente en alrededor de 34,4 millones de toneladas, unos 1,3 millones de toneladas menos que el año pasado. La producción de cereales pronosticada para la campaña comercial 2005/06 comprende unos 17,4 millones de toneladas de trigo, 8,8 millones de toneladas de cebada y 5,4 millones de toneladas de maíz. Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican provisionalmente en torno a los 8,6 millones de toneladas, aproximadamente 1,7 millones de toneladas menos que el año pasado. En este total se incluyen 4 millones de toneladas de trigo, 3 millones de toneladas de cebada y 1,5 millones de toneladas de maíz.

AMÉRICA DEL NORTE

CANADÁ (9 de junio)

En Canadá, las condiciones para la plantación de los cereales han sido generalmente favorables durante la presente primavera. Con respecto al trigo, se estima que la superficie plantada será ligeramente más reducida, pero, dado que este año se prevé un abandono menor de tierras, podría cambiar poco la superficie final cosechada. Ahora bien, la disminución de los rendimientos podría traducirse en una menor producción de trigo, pronosticada actualmente en 23,5 millones de toneladas, un 9 por ciento menos que la de 2004. Aunque, según los pronósticos, aumentará la superficie sembrada con cebada para la cosecha de este año, se prevé que, como en el caso del trigo, los rendimientos disminuyan respecto a los niveles excepcionalmente altos del año pasado y que la producción descienda de los 13,2 millones de toneladas de 2004 a 12,7 millones de toneladas.

ESTADOS UNIDOS (9 de junio)

La siembra del trigo de primavera ha terminado en una superficie que, según las estimaciones, es un 4 por ciento mayor que la del año pasado, y se informa que la situación de los cultivos es entre regular y buena. En los estados meridionales ya ha comenzado la cosecha del trigo de invierno, mientras más al norte se encuentra en fase de maduración. La producción del trigo de invierno se pronostica en unos 43 millones de toneladas, un 6 por ciento más que el año pasado, ya que la superficie debería aumentar al ser mucho menor el abandono de tierras y, además, se esperan rendimientos mayores. Las perspectivas para el trigo de primavera todavía son inciertas, pero suponiendo que los rendimientos fueran conformes a la tendencia y que la relación media entre la superficie plantada y la superficie cosechada fuera la registrada últimamente, la producción de este año podría disminuir algo con respecto a 2004, pese al aumento de la superficie plantada. La producción total de trigo del país en 2005 se pronostica en 58,2 millones de toneladas, un poco menos que en 2004. En los Estados Unidos, la mayor parte de la cosecha principal de cereales secundarios se sembró a finales de mayo, un poco antes de lo normal, tras un período de siembra muy favorable. Sin embargo, pese al buen comienzo de la temporada y a los primeros indicios de que este año la superficie cultivada sería prácticamente igual, se pronostica que la producción de cereales secundarios decrecerá algo a causa de la disminución de los rendimientos tras los niveles muy altos alcanzados en 2004. No obstante, los rendimientos podrían situarse todavía por encima de la media de los últimos cinco años. A partir de mayo la producción total de cereales secundarios se pronosticaba en 296,6 millones de toneladas, alrededor de un 3 por ciento menos que el año anterior. De este total se prevé que al maíz corresponderán 279 millones de toneladas.

OCEANÍA

AUSTRALIA (9 de junio)

En los estados orientales las perspectivas para las cosechas de trigo y cereales secundarios de invierno son malas a causa de una sequía persistente durante el período que debería haber sido el principal para la siembra. Aunque los cereales de invierno todavía pueden plantarse hasta finales de junio, y los pronósticos de principios de mes indicaban una mayor probabilidad de que todavía se recibieran algunos aguaceros importantes para la siembra, se da por descartado que la superficie sembrada en los estados productores del este será considerablemente menor que la del año pasado y que los rendimientos no son tan buenos a causa de las limitadas reservas de humedad del suelo para el crecimiento de los cultivos durante la campaña. En cambio, en Australia occidental las perspectivas son generalmente muy favorables, gracias a unas lluvias oportunas recibidas durante la siembra y a unas precipitaciones satisfactorias para los cultivos en desarrollo. Tomando como base las perspectivas buenas que se presentan en el oeste del país y las esperanzas renovadas a principios de junio de que algunas precipitaciones podrían llegar a tiempo para la siembra en el este, la FAO pronostica la producción de trigo del país en 18 millones de toneladas, volumen superior al pronóstico oficial de principios de junio (basado en las condiciones de mayo, y dando por supuesto que la sequía continuaría durante el resto de 2005) pero inferior en un 12 por ciento al de la cosecha del año anterior. También debería disminuir sensiblemente la producción de cebada, el principal cereal secundario de invierno.


1. En marzo la tasa anual de inflación de 2005 era de alrededor de 130 por ciento, en constante disminución desde el 600 por ciento aproximadamente de comienzos de 2004.


Página anteriorInicioPágina siguiente