FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.3, octubre 2005

Página anteriorInicioPágina siguiente

INFORMES POR PAISES1/

1/ Aparecen en negrita los países con malas perspectivas de cosecha, y/o con déficit de suministros de alimentos durante la campaña comercial en curso, que tienen necesidad de ayuda excepcional o de urgencia. Los países afectados o amenazados por malas cosechas sucesivas y/o escasez de alimentos se indican con un asterisco (*).

________________________

ÁFRICA

ÁFRICA SEPTENTRIONAL

ARGELIA (7 de octubre)

La recolección de las cosechas de cereales de invierno, principalmente trigo y cebada, está prácticamente terminada. El retraso de las plantaciones debido al comienzo tardío de la estación de las lluvias dio lugar a una producción muy reducida. La producción total de cereales de 2005 se estima en alrededor de 2,5 millones de toneladas, aproximadamente un 36 por ciento menos que la excelente producción obtenida en 2004 y ligeramente inferior a la media de los cinco años anteriores. La producción de trigo se estima actualmente en 1,8 millones de toneladas, alrededor de 800 000 toneladas menos que el año pasado, mientras que la de cebada, estimada en unos 0,7 millones de toneladas, fue solamente la mitad de la producción superior a la media del año pasado.

Debido a una merma de la producción, las importaciones de trigo para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) deberían de aumentar a unos 5 millones de toneladas con respecto al volumen de 4,5 millones de toneladas del año pasado.

EGIPTO (7 de octubre)

La recolección de la cosecha de trigo de regadío de 2005 se terminó en julio, con una producción estimada provisionalmente en 8,18 millones de toneladas, volumen muy superior a la media de 6,7 millones de toneladas de los últimos cinco años. El aumento se debe a un incremento del 15 por ciento de las plantaciones de trigo, combinado con unas condiciones climáticas favorables que beneficiaron a los cultivos durante el período de siembra y de crecimiento.

La recolección de la cosecha de maíz está muy avanzada, mientras que la del arroz comenzará dentro de poco. Según los pronósticos oficiales, la producción disminuirá a 6,25 millones de toneladas, debido a una reducción de la superficie plantada. En cambio, los pronósticos iniciales para el arroz de regadío apuntan a una cosecha superior a la media de 6,4 millones de toneladas.

Gracias a las previsiones de una buena cosecha de trigo, las importaciones de trigo en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) deberían de pasar de los 7,8 millones de toneladas del año pasado a alrededor de 6,6 millones de toneladas. Las de maíz, utilizado principalmente como pienso, se pronostican en torno a los 5 millones de toneladas, alrededor de 100 000 toneladas más que el año anterior.

MARRUECOS (7 de octubre)

Ya han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de las cosechas de cereales de invierno de 2005/06. Unas rachas secas prolongadas durante el último período vegetativo dieron lugar a una producción muy reducida para este año. La producción total de cereales de 2005, principalmente trigo y cebada, se estima en alrededor de 4,3 millones de toneladas, casi la mitad de la cosecha del año pasado. La producción de trigo, con mucho la cosecha más importante, decreció a 3 millones de toneladas en comparación con los 5,5 millones de toneladas obtenidos en 2004 y con la media quinquenal de 3,75 millones de toneladas.

Se pronostica que en 2005/06 (julio/junio) las importaciones de cereales aumentarán considerablemente a 2,5 millones de toneladas de trigo y 1,9 millones de toneladas de cereales secundarios, principalmente cebada y maíz.

TÚNEZ (7 de octubre)

Se han terminado de recoger las cosechas de invierno de 2005. Se estima que la producción disminuirá significativamente pese a unas condiciones atmosféricas en general favorables en el norte, la principal zona cerealera, debido a una reducción de la superficie plantada combinada con unas precipitaciones mal distribuidas en el sur y el centro. La producción total de cereales se estima en 2,09 millones de toneladas, en comparación con los 2 347 000 toneladas obtenidos en 2004. La producción de trigo, cifrada en alrededor de 1 627 000 toneladas, es casi un 5 por ciento inferior a la del año pasado, mientras que la cosecha de cebada se estima en 465 000 toneladas, lo que representa una disminución del 24 por ciento.

Las importaciones de cereales en 2005/06 (julio/junio), principalmente trigo y maíz, se pronostican en 2 millones de toneladas, alrededor de 58 000 toneladas menos que en la última campaña comercial.

ÁFRICA OCCIDENTAL

BENÍN (8 de octubre)

La recolección de la primera cosecha de maíz está casi terminada en el sur, mientras que en el norte los cultivos de cereales más tardíos se están desarrollando en general satisfactoriamente. A pesar de la producción de cereales superior a la media de 2004, estimada en alrededor de 1,1 millones de toneladas, en todo el país los precios de los alimentos han sido muy altos. Ello se debe a las exportaciones superiores a lo normal a los países vecinos, causadas por una disminución de la producción en los países sahelianos, y a los escasos suministros y altos precios de los alimentos en algunos de los otros países costeros. A medida que aumente el suministro de alimentos con las nuevas cosechas se espera que vaya mejorando la situación.

BURKINA FASO (8 de octubre)

Desde el comienzo del período vegetativo las lluvias y la humedad del suelo han sido en general suficientes para un desarrollo satisfactorio de los cultivos, aunque en el sudeste y en la región de Boucle du Mouhoun se registraron algunas malas cosechas localizadas debidas a las lluvias insuficientes. Los cultivos de mijo y sorgo se encuentran en la fase de granazón y maduración. Los pastizales se han regenerado en todo el país, mejorando las condiciones del ganado. Por lo que se refiere a las langostas del desierto, la situación se mantiene calma en todo el país.

Los precios de los alimentos han comenzado a bajar, debido principalmente a un aumento de las importaciones de cereales de los países costeros vecinos y a la llegada de las nuevas cosechas a los mercados, principalmente en el sur. Sin embargo, la situación de la seguridad alimentaria todavía constituye un motivo de preocupación en algunas partes del país, especialmente en el norte, donde los grupos vulnerables necesitan un seguimiento y asistencia continuos hasta el final del período de carestía.

CABO VERDE (8 de octubre)

Tras las primeras lluvias caídas a finales de julio en las islas de Fogo, Santo Antao, Brava y Santiago, el tiempo fue más bien seco en todas las islas salvo en la de Brava hasta la última década de agosto, en la que se reanudaron las precipitaciones. Últimamente la sequía afectó a los cultivos de maíz, que en algunas partes se malograron. En cuanto a las langostas del desierto, la situación se mantiene en calma pero se han registrado infestaciones de saltamontes en las islas de Santiago y Brava.

Las importaciones totales de cereales en la campaña comercial que termina en octubre de 2005 se estiman en 100 000 toneladas. Habida cuenta de las importaciones de cereales comerciales previstas en 42 000 toneladas y de las 42 000 toneladas de ayuda alimentaria prometidas, el déficit total descubierto para el año es de alrededor de 16 000 toneladas.

CHAD (8 de octubre)

Desde el comienzo del período vegetativo en mayo, las precipitaciones han sido suficientes y permitieron el desarrollo satisfactorio de los cultivos en todo el país. En las zonas sudanesas el mijo y sorgo están madurando mientras que en las zonas sahelianas. En algunas regiones se ha comenzado a recoger el maíz, la yuca y el maní. Los pastizales se están regenerando, lo que mejora las condiciones del ganado. A medida que las nuevas cosechas vayan llegando a los mercados, la situación alimentaria debería ir mejorando.

La inseguridad que reina en la vecina República Centroafricana ha provocado la afluencia de alrededor de 15 000 refugiados desde junio, llevando el número de los refugiados centroafricanos a más de 35 000. El Chad acoge también a más de 200 000 refugiados procedentes de la región de Darfur (Sudán).

CÔTE D'IVOIRE (8 de octubre)

La recolección de la primera cosecha de maíz está casi terminada en el sur. Las imágenes de satélite indican que la producción puede haberse visto afectada por las rachas secas registradas en julio en el sudeste. Además, los problemas causados por el conflicto, principalmente la escasez de mano de obra debida a los desplazamientos de las poblaciones, la falta de servicios de apoyo agrícola en algunas partes del país, la segmentación del mercado, los trastornos causados por la inseguridad, y los costos excesivos del transporte debidos a los fuertes gravámenes que se cobran en los puestos de control, continúan trastornando las actividades de producción y comercialización agrícolas. Para muchos hogares la seguridad alimentaria continúa viéndose dificultada también por el trastorno de sus medios de subsistencia, especialmente en el oeste. Además, debido a una situación de mercado permanentemente desfavorable, los pequeños productores de cultivos comerciales están experimentando considerables pérdidas de ingresos.

GAMBIA, REPÚBLICA DE (8 de octubre)

Las precipitaciones han sido regulares y generalizadas desde el comienzo del período vegetativo, y se señalan inundaciones en varias regiones. Gracias a las copiosas lluvias recibidas, el mijo, el sorgo y el arroz de montaña se están desarrollando satisfactoriamente, a la vez que se ha dado comienzo al trasplante del arroz de pantano. Los cultivos de maní están floreciendo/estabilizando en todo el país. Con la cosecha de maíz que ha comenzado, mejora el suministro y bajan los precios de los alimentos.

GHANA (8 de octubre)

La recolección de la primera cosecha de maíz está casi terminada. En general las perspectivas para la cosecha son variadas, debido a que las plantaciones se retrasaron por el comienzo tardío de la estación de las lluvias y por las rachas secas registradas posteriormente, principalmente en el sur. El comienzo de las lluvias se retrasó entre 4-6 semanas en el sur y alrededor de 2-3 semanas en algunos lugares del norte. Según estimaciones del Ministerio de Alimentación y Agricultura, se sembró alrededor de un 80 por ciento de los campos más tarde de lo normal.

Al igual que otros países de la región, este año Ghana experimentó precios muy altos para los artículos alimentarios básicos. En comparación con 2004, el precio del maíz se duplicó con creces, mientras que el del arroz se cuadruplicó. Las fuentes locales atribuyen el aumento del precio del maíz a una combinación de factores, tales como el mal tiempo imperante en 2004, el aumento del 50 por ciento en los precios del combustible en febrero de 2005, el incremento de las importaciones destinadas a Burkina Faso y el Níger, y la suspensión de las reexportaciones de Burkina Faso a Ghana.

La necesidad de importación de cereales para 2005, principalmente trigo y arroz, se estima en 755 000 toneladas, de las cuales se prevé que alrededor de 680 000 toneladas se cubran con importaciones comerciales.

GUINEA* (8 de octubre)

La recolección del arroz, con mucho el cultivo más importante, comenzó a finales de septiembre. El análisis de las imágenes de satélite indicaba que en la mayoría de las zonas del país los cultivos se habían beneficiado de unas condiciones climáticas favorables durante el período de siembra y crecimiento. Sin embargo, el acceso a los alimentos continúa viéndose perjudicado por los altos índices de inflación y los elevados precios del arroz, el alimento principal, unidos al bajo poder adquisitivo de los hogares.

Aunque el restablecimiento de la paz en Sierra Leona y el mejoramiento de la situación en Liberia han dado lugar a una disminución relativa del número de refugiados presentes en Guinea, el país sigue acogiendo a una población grande de refugiados (la repatriación es más lenta de lo previsto). Según las estadísticas de la ACNUR, en junio de 2005 había alrededor de 60 000 refugiados en diferentes campamentos, además de unas 80 000 PDI y más de 100 000 refugiados que habían regresado de Côte d'Ivoire en 2002, que viven en Guinea Forestière, Guinea Superior y Guinea Central.

GUINEA-BISSAU (8 de octubre)

Durante el período vegetativo las lluvias y la humedad del suelo fueron en general suficientes, lo que permitió un desarrollo satisfactorio de los cultivos. Se han empezado a recoger las variedades de maíz de maduración temprana. El mijo, sorgo y arroz de secano se encuentran en la fase de granazón. Tras la desalinización de los arrozales, ha comenzado el trasplante del arroz de pantanos. En lo que se refiere a las langostas del desierto, la situación se mantiene en calma, aunque se ha señalado la presencia de saltamontes en las regiones de Bafata, Gabu y Quirina.

LIBERIA* (8 de octubre)

Dentro de poco comenzará la recolección de la cosecha de arroz de 2005, prácticamente el único cereal que se produce en el país. Se prevé que la producción arroje un ligero incremento en vista del mejoramiento de la situación de seguridad (aunque no hay encuestas que evalúen cuantitativamente la producción de la cosecha). Sin embargo, los suministros de semillas y aperos fueron limitados y los agricultores no pudieron comprar semillas con sus propios recursos debido a los precios inaccesibles. En segundo lugar, las PDI y los repatriados regresaron a destiempo y no tuvieron la oportunidad de preparar tierras suficientes para cultivar. Muchos de los organismos encargados de la distribución de semillas y aperos no pudieron llegar hasta los agricultores que viven en zonas alejadas debido al mal estado de los caminos. La falta de agentes agrícolas en las zonas rurales ha impedido la entrega de dichos insumos. En algunas zonas los agricultores no han podido cultivar debido a la falta de tierras, y las semillas que recibieron las utilizaron como alimento. Además de la FAO y el PMA, hay muchas ONG que distribuyen semillas y aperos. La mayor parte de las semillas se distribuyó en las cuatro comarcas principales, relegando las otras nueve a un segundo y tercer lugar. En 2005, se han distribuido en total 3 203 toneladas de semillas de arroz. Debido a las limitaciones en materia de insumos, los niveles de producción son insuficientes para cubrir las necesidades alimentarias de los hogares, a menos que se complementen con la asistencia alimentaria del PMA, especialmente durante los meses críticos de escasez. El PMA continuará prestando asistencia a los hogares a través de diversas modalidades, hasta que la población reasentada alcance la autosuficiencia. Según las proyecciones, en 2006 alrededor de 171 096 agricultores necesitarán semillas y aperos.

La repatriación de los refugiados y el reasentamiento de las PDI comenzaron, respectivamente, en octubre y noviembre de 2004. A mediados de octubre de 2005, se habían repatriado y reasentado 270 780 personas, incluidos 42 108 repatriados liberianos y 228 672 PDI. La ACNUR informa que en diciembre de 2003 vivían en los países vecinos más de 340 000 refugiados liberianos, mientras que unas 500 000 personas estaban desplazadas en el interior del país. Gracias a la mejora de la situación de seguridad y a la apertura de caminos puede acelerarse el programa de reasentamiento de manera que la mayoría de los repatriados pueda haberse reasentado antes de la próxima campaña agrícola. Cabe esperar que su reasentamiento temprano, complementado con la distribución oportuna de semillas y aperos, mejore los niveles de producción en 2006. Hasta que termine el programa de reasentamiento, el PMA continuará orientando su operación a las comarcas en las que el proceso de reasentamiento es más intenso, pasando gradualmente de los programas de emergencia a los de recuperación.

MALÍ (8 de octubre)

En julio y agosto las lluvias fueron generalizadas, con una humedad del suelo en general suficiente para un desarrollo satisfactorio de los cultivos. El mijo y sorgo se encuentran por lo general en la fase de granazón, pero en algunas regiones ya ha comenzado la recolección del mijo temprano. Está en curso el trasplante del arroz de regadío. Según los informes, en Office du Niger, San y Tombouctou, se han utilizado pocos fertilizantes para el arroz, lo cual podría afectar a su rendimiento este año. Además, en algunas regiones se registra la presencia de aves granívoras y saltamontes. Por lo que respecta a la langosta del desierto, la situación se mantiene en calma, con la presencia de algunos adultos dispersos en el norte. La situación de los pastizales es en general buena.

Aunque en general la situación alimentaria ha ido mejorando al comenzar las actividades de la recolección dentro del país y al aumentar las importaciones procedentes de los países vecinos, en el norte quedan algunos focos de grave inseguridad alimentaria. Los grupos vulnerables necesitan un seguimiento y asistencia continuos hasta que termine el período de carestía.

MAURITANIA* (8 de octubre)

Después de los primeros chaparrones de finales de mayo, entre junio y septiembre se recibieron lluvias buenas en la mayor parte de Mauritania meridional y central, y en algunas partes lluvias intensas e inundaciones. Como consecuencia, en la mayoría de las zonas agrícolas los cultivos se están desarrollando satisfactoriamente, y ya se encuentran en la fase de macollamiento o de foliación. En todo el país los pastizales son suficientes, y en cuanto a las langostas del desierto la situación se mantiene en calma. Sin embargo, tras la invasión generalizada del año pasado y las escasas precipitaciones recibidas, muchos agricultores se han visto afectados por la falta de semillas a pesar de las distribuciones realizadas por la FAO y el gobierno.

Debido a las malas cosechas del año pasado, las importaciones totales de cereales en la campaña comercial que termina en octubre de 2005 se estiman en torno a las 379 000 toneladas, incluidas las reexportaciones de trigo. Las importaciones comerciales de cereales se estiman en alrededor de 280 000 toneladas.

NÍGER (8 de octubre)

Unas precipitaciones generalizadas han asegurado la humedad del suelo suficiente que permitió el desarrollo satisfactorio de los cultivos, aunque es posible que unos déficit de precipitaciones localizados hayan afectado a la regeneración de los pastizales en las zonas ganaderas de las regiones de Tillabery y Tahoua occidental. En general, las perspectivas para la cosecha son favorables.

Durante la primera ronda de distribuciones generales de alimentos realizada en agosto y principios de septiembre, el PMA, el gobierno y las ONG asociadas coordinaron sus distribuciones con el fin de llegar a 3 millones de personas necesitadas urgentemente de ayuda alimentaria.

Desde el 17 de octubre hasta el 5 de noviembre está prevista una misión conjunta de evaluación de cultivos del gobierno/FAO/CILSS encargada de estimar la producción de cereales en 2005 y evaluar la situación del ganado y la seguridad alimentaria en el país.

NIGERIA (8 de octubre)

En el sur, se ha recogido la primera cosecha de maíz mientras que el maíz de la segunda cosecha está espigando. En el norte, está en curso la recolección del mijo y sorgo. Gracias a unas condiciones de crecimiento generalmente favorables durante la estación de las lluvias, se prevé una cosecha entre media y superior a la media.

En los últimos años las importaciones de cereales han marcado una tendencia ascendente, debido principalmente al crecimiento de la población urbana, al régimen variable del consumo, al aumento de la utilización de piensos en el sector avícola en rápido crecimiento y a la continua expansión de la capacidad de molienda del país. A pesar de los controles más estrictos aplicados contra los ingresos ilegales de arroz y trigo, se pronostica que en 2006 las importaciones de cereales aumentarán a alrededor de 5,6 millones de toneladas.

En el país se está experimentando un alza de los precios de los alimentos básicos. En comparación con 2004, los precios del maíz, sorgo, mijo, arroz, gari y caupí se han duplicado con creces. Las fuentes locales atribuyen el aumento a una combinación de factores, tales como la política comercial cada vez más proteccionista del gobierno y la crisis alimentaria en el vecino Níger. Para mitigar los efectos de los altos precios de los alimentos en los consumidores, el gobierno ha entregado cereales de sus reservas estratégicas.

SENEGAL (8 de octubre)

Unas lluvias abundantes causaron inundaciones en algunas zonas, principalmente en la región de Dakar, pero con efectos limitados en los cultivos. En el sur, el mijo y sorgo se encuentran mayormente en la fase de granazón, y el maíz está madurando. En el norte, los cereales secundarios se están en la fase de macollamiento/foliación. Según los informes, la situación de los cultivos es buena y la producción de cereales debería aumentar. Los pastizales se están regenerando, y mejora la situación del ganado.

Debido a las malas cosechas del año pasado, las importaciones totales de cereales en la campaña comercial que termina en octubre de 2005 se pronostican en torno a las 970 000 toneladas. Mientras las importaciones comerciales y la ayuda alimentaria prometida cubrirán en gran medida las necesidades de arroz y trigo, será más difícil compensar el déficit de mijo dada la escasa disponibilidad y comercialización de este cereal en la subregión. Es probable que ello se traduzca en una sustitución del mijo por maíz y arroz.

SIERRA LEONA* (8 de octubre)

Las intensas lluvias e inundaciones registradas a mediados de agosto en el distrito meridional de Pujehun destruyeron muchos hogares y hectáreas de tierras de cultivos dejando sin vivienda a miles de personas. En la emergencia, el PMA proporcionó 51 toneladas de ayuda alimentaria de urgencia a 6 934 familias de las comunidades beneficiarias. Sin embargo, se prevé que la agricultura, que se ha ido recuperando constantemente desde el final de la guerra civil en 2002, mejore ulteriormente este año gracias a un aumento de las plantaciones realizadas por los refugiados repatriados y los agricultores que estaban desplazados, así como al mejoramiento de las condiciones para la distribución de insumos agrícolas. Dentro de poco debería comenzar la recolección de la cosecha de arroz.

La situación de seguridad en el país prosigue sin incidentes. La repatriación de los 65 000 refugiados liberianos que se estiman presentes en Sierra Leona se ha suspendido tras las intensas lluvias que hicieron intransitables los caminos. Entre octubre de 2001 y julio de 2004, se han repatriado alrededor de 56 000 refugiados sierraleoneses y reasentado un millón de personas desplazadas en el interior, ya sea con asistencia o espontáneamente.

TOGO (8 de octubre)

La recolección de la cosecha principal de maíz está casi terminada. En general las perspectivas para las cosechas son variadas, debido a un retraso de las siembras a causa del comienzo tardío de la estación de las lluvias, y a los desplazamientos de la población provocados por el conflicto, que trastornaron las actividades de producción y comercialización agrícolas en algunas regiones. Alrededor de 35 000 personas huyeron del país y más de 10 000 se han desplazado hacia el interior. Ello, sumado a la cosecha de nivel medio de 2004, a las exportaciones superiores a lo normal destinadas a los países vecinos (a causa de una merma de la producción en los países sahelianos), y a una disminución de los suministros alimentarios en algunos otros países costeros, hizo subir los precios de los alimentos dificultando la situación alimentaria durante este año.

ÁFRICA CENTRAL

CAMERÚN (10 de octubre)

Las lluvias han sido suficientes en todo el país, y en general las perspectivas para la cosecha son favorables. La recolección de la primera cosecha de maíz está casi terminada en el sur, lo cual debería mejorar el suministro de alimentos y bajar los precios en la parte septentrional del país, en la que una grave merma de la producción de cereales en 2004 creó una difícil situación alimentaria para este año. Durante un mes el PMA está proporcionando raciones de cereales de emergencia a 237 700 personas en la lejana provincia septentrional del Camerún, la parte más pobre del país.

Con el objeto de diversificar la economía y reducir su dependencia respecto de la producción petrolera, el gobierno inició últimamente una campaña quinquenal destinada a reactivar el sector del cacao e impulsar su producción a 200 000 toneladas por año. En 2003/04 se produjeron 160 000 toneladas de cacao en el Camerún, donde entre 1 millón y 2 millones de personas dependen directa o indirectamente del sector.

CONGO, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE* (14 de octubre)

En la parte septentrional de la República Democrática del Congo (RDC) ha comenzado la recolección del maíz, sorgo y mijo, previéndose una producción total normal. A juzgar por las imágenes de satélite, se prevén condiciones superiores a lo normal en el centro y el norte y entre normales e inferiores a lo normal en el sur. Este año las plagas y enfermedades han perjudicado gravemente los cultivos básicos, como la yuca y el banano. La inseguridad sigue siendo un motivo de gran preocupación para los agricultores y comerciantes (que se ven obligados a pagar gravámenes ilegales por su producción agrícola). Desde enero de este año el país ha importado comercialmente 190 000 toneladas de cereales (principalmente trigo) y ha recibido una gran parte de las 52 000 toneladas de ayuda alimentaria prometida. Se necesitaría más ayuda durante el período de carestía comprendido entre octubre y diciembre.

La ACNUR ha comenzado últimamente la repatriación de unos 150 000 refugiados congoleños. El restablecimiento de la agricultura como medio de subsistencia requeriría esfuerzos coordinados y asistencia. En el marco del programa mínimo de asociación para la transición y recuperación, la comunidad de los donantes ha prometido 6 860 millones de dólares EE.UU. en los próximos cuatro años, de los cuales se prevén para la agricultura 285 millones de dólares. El país también ha recibido del FMI un préstamo de 39 millones de dólares EE.UU. a bajo interés en el marco del crédito para la reducción de la pobreza y el crecimiento, y una promesa del Banco Mundial de 150 millones de dólares EE.UU. en concepto de subvención para las mejoras necesarias en el sector sanitario.

Para reforzar la reanudación de las actividades agrícolas, el PMA prevé realizar compras locales de alimentos en los mercados excedentarios de las zonas orientales para distribuirlos en todo el país.

CONGO, REPÚBLICA DE (14 de octubre)

La producción interna de cereales cubre alrededor del 3 por ciento de las necesidades totales; el resto se importa, principalmente en condiciones comerciales. La necesidad de importación de cereales en 2005, principalmente trigo y arroz, se estima en aproximadamente 288 000 toneladas, prácticamente sin modificaciones respecto al año anterior.

Tras el acuerdo de paz firmado entre el gobierno y los rebeldes en marzo de 2003, el gobierno y algunas organizaciones internacionales han establecido para los ex milicianos un programa de desarme, desmovilización y reintegración, del que se beneficiarán 42 000 ex combatientes durante 2004-2006. Según la ACNUR, el país acoge a un gran número de refugiados congoleños (de la República Democrática del Congo), angoleños y rwandeses. La situación de seguridad sigue siendo inestable e impidiendo la ayuda alimentaria.

GABÓN (10 de octubre)

El análisis de las imágenes de satélite reveló que este año las precipitaciones han sido inferiores a la media, lo cual puede haber afectado al rendimiento de la yuca, el plátano y el maíz, los principales cultivos alimentarios.

Las importaciones de cereales en 2005, principalmente trigo y arroz, se estiman en aproximadamente 167 000 toneladas. El crecimiento económico, que últimamente ha marcado una tendencia ascendente debido a la disminución de la producción petrolera, debería recuperarse en 2005 gracias a los altos precios internacionales del petróleo.

GUINEA ECUATORIAL (10 de octubre)

El país no produce una cantidad significativa de cereales. Los alimentos básicos son la batata, la yuca y el plátano. Se importan, por término medio, 10 000 toneladas de trigo y 6 000 toneladas de arroz.

En los últimos años, la inflación ha sido más alta en Guinea Ecuatorial que en otros países de la zona del franco, debido a una demanda interna en rápido crecimiento desde que comenzó el auge del petróleo a mediados de los años noventa. En 2004 la inflación anual disminuyó a 5,9 por ciento, frente al 7,3 por ciento estimado en 2000, pero se prevé que vuelva a aumentar en 2005.

REPÚBLICA CENTROAFRICANA (RCA) (10 de octubre)

En el sur se ha recogido la primera cosecha de maíz y se ha terminado de sembrar la segunda. Aunque se han recibido precipitaciones generalizadas desde marzo cuando comenzó el período vegetativo, para este año no se prevé una fuerte recuperación agrícola debido a la persistencia de la inseguridad.

Las intensas lluvias caídas en agosto causaron inundaciones en las partes occidentales del país, principalmente en Bangui, donde miles de personas quedaron sin vivienda. Además, desde junio han huido del país hacia el sur del Chad alrededor de 20 000 personas debido a la inseguridad, llevando el número de los refugiados centroafricanos presentes en el Chad a más de 35 000.

SANTO TOMÉ Y PRÍNCIPE (10 de octubre)

Los cultivos alimentarios básicos son raíces, plátanos y tubérculos. Las importaciones anuales de cereales se estiman en alrededor de 13 000 toneladas. Las necesidades de ayuda alimentaria para 2005 se estiman en torno a las 7 600 toneladas. En 2003 la agricultura representó el 19 por ciento del PIB y alrededor del 86 por ciento de las exportaciones, pero la estructura de la economía sufrirá una notable transformación cuando comience la producción petrolera, presumiblemente para 2010.

ÁFRICA ORIENTAL

BURUNDI* (14 de octubre)

La siembra de las cosechas de maíz, sorgo y frijoles de la temporada A (secundaria) de 2006 está casi terminada en Burundi en condiciones atmosféricas cercanas a lo normal. La producción anual de cereales de 2005 se ha estimado en 290 000 toneladas, alrededor de un 4 por ciento más que en 2004. También se pronostica una mejora de alrededor del 3 por ciento de la producción de bananos y plátanos en 2005. Debido a una merma de la producción de leguminosas, raíces y tubérculos, se pronostica que en 2005 la producción total interna de alimentos (en equivalente de cereales) será alrededor de un 1 por ciento menos que el año pasado. La necesidad total de importación de alimentos en equivalente de cereales se estima en 444 000 toneladas. Dado que se prevén importaciones comerciales de 30 000 toneladas y una ayuda alimentaria de 80 000 toneladas, queda un déficit alimentario descubierto de 334 000 toneladas, lo que hace necesario una ulterior asistencia internacional. Hasta ahora se han recibido solamente 33 500 toneladas de ayuda alimentaria

Según el sistema de alerta temprano del país, en septiembre de 2005 los precios en el mercado de Bujumbura eran más altos que en el mismo mes de hace un año para la batata (en un 81 por ciento) y la harina de yuca (en un 33 por ciento) debido a una disminución de los suministros. Por otro lado, se señalaba que los precios del maíz habían bajado un 6 por ciento como consecuencia de haberse obtenido este año una cosecha mejor. El costo de una “cesta de alimentos” ha aumentado del 18 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. A pesar de algunas mejoras localizadas, persiste la inseguridad alimentaria en las provincias septentrionales, orientales y meridionales debido a la mengua de las cosechas. Según la ACNUR, son entre 7 500 y 8 500 los rwandeses que buscan asilo en Burundi, y las tendencias en materia de repatriación han ido aumentando constantemente. Estas personas y las familias de acogida necesitan ayuda. Entre enero y mayo de 2005 el PMA distribuyó por término medio 7 000 toneladas de alimentos por mes a alrededor de 609 000 beneficiarios.

ERITREA* (24 de octubre)

Ha comenzado recientemente la recolección de las cosechas de la temporada principal (“Kremti”) de 2005, y las perspectivas son en general favorables gracias a una buena distribución de las precipitaciones. Las estimaciones provisionales del Ministerio de Agricultura indican una producción de cereales de alrededor de 106 000 toneladas que se comparan con las 85 000 toneladas del año pasado. Sin embargo, como incluso en años buenos Eritrea produce solamente una parte de sus necesidades totales de alimentos, el país depende principalmente de las importaciones.

En los últimos años la situación alimentaria empeoró de forma pronunciada como consecuencia de malas cosechas consecutivas y de los efectos duraderos de la guerra con la vecina Etiopía, agravados por importantes desequilibrios macroeconómicos. Los altos precios de los cereales continúan influyendo en el poder adquisitivo y la seguridad alimentaria de un gran número de personas. Por ejemplo, en julio los precios del mercado para el sorgo blanco, el principal cultivo básico, se duplicaron o subieron más todavía en Barentu y Keren en comparación con el mismo período del año pasado. Actualmente, alrededor de 2 millones de personas están haciendo frente a diversos grados de escasez de alimentos, y un número estimado en 1,3–1,4 millones de personas recibe ayuda alimentaria. Desde septiembre, sin embargo, se han suspendido las distribuciones generales de alimentos a los beneficiarios afectados por la sequía/guerra debido a las preocupaciones del gobierno acerca de un aumento de la dependencia y a su propósito de aumentar las intervenciones de alimentos por trabajo. Por consiguiente, sólo unas 72 000 PDI están recibiendo actualmente raciones generales en comparación con aproximadamente 1,3 millones en agosto de 2005. Según se prevé, las actuales reservas de ayuda alimentaria del país cubrirán las necesidades durante el resto de 2005 y hasta muy entrado el año 2006 a menos que se reanuden los anteriores niveles de distribución. El gobierno de Eritrea se ha negado a pedir el envío de una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos en 2005.

ETIOPÍA* (24 de octubre)

Las perspectivas para las cosechas de la temporada principal “meher” de 2005 son favorables en las principales regiones productoras del oeste y el centro del país mientras que en las zonas productoras del este y del sur son menos favorables debido a unas lluvias tardías e irregulares. Además, a pesar de la mejora general experimentada en la temporada secundaria “belg” en comparación con el año pasado, algunas zonas se vieron perjudicadas por las lluvias ya sea excesivas o irregulares y tardías. Normalmente, las lluvias de la temporada belg se extienden de febrero a mayo y la cosecha representa alrededor de un 10 por ciento de la producción total de cereales, pero en algunas zonas constituye la mayor parte de la producción anual de cereales.

Los hogares disponen de pocos alimentos, y en algunas zonas las altas tasas de malnutrición, sobre todo entre los niños, constituyen un motivo de grave preocupación. La situación se ve exacerbada por los precios de los alimentos sensiblemente más altos que la media. En abril, una misión multiorganismos, compuesta por el gobierno, organismos de las Naciones Unidas y otros organismos humanitarios, revisó al alza, de 3,1 millones a 3,8 millones, el número total de personas que necesitan ayuda alimentaria de urgencia en 2005. Una posterior evaluación entre organismos de las zonas dependientes de la producción belg y las zonas ganaderas identificó en julio necesidades adicionales para los meses comprendidos entre agosto y diciembre, aunque el número de personas que necesitan mensualmente alimentos de socorro no superó el límite máximo de 3,8 millones de personas registrado en junio. En 2005 la necesidad de alimentos de socorro pasó de una estimación inicial de 387 000 toneladas a alrededor de 464 000 toneladas en abril y 600 000 toneladas en julio (no incluidas las necesidades de alimentos complementarios). En 2005 comenzó el programa de red de seguridad productiva destinado a atender las necesidades de más de 5 millones de personas afectadas de inseguridad alimentaria crónica mediante la transferencia de efectivo y de alimentos. La ejecución del programa se retrasó en el primer semestre de 2005 causando algunos problemas, pero las medidas excepcionales aplicadas en junio aceleraron el proceso hasta alcanzar a la mayor parte de los beneficiarios previstos. Hasta ahora el programa ha prestado ayuda a alrededor de 4,8 millones de personas afectadas de inseguridad alimentaria crónica a través de obras comunitarias “públicas” y transferencias “directas” gratuitas. En general, el volumen nacional de la ayuda alimentaria en cartera debería cubrir las necesidades estimadas para el resto de 2005 y principios de 2006.

Está previsto que una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos visite el país en noviembre para evaluar la producción de la temporada principal y estimar las necesidades de ayuda alimentaria en 2006.

KENYA (2 de octubre)

La recolección del maíz de la temporada de lluvias largas de 2005 está casi terminada en la mayor parte del país y las perspectivas son en general favorables debido a unas lluvias buenas recibidas en las principales zonas agrícolas, que compensaron algo los efectos negativos que tuvo en los rendimientos el retraso de la siembra debido al comienzo tardío de la temporada. La temporada agrícola de las lluvias largas (marzo–mayo) representa normalmente el 80 por ciento de la producción total anual de alimentos. En la mayor parte de las zonas ganaderas del noroeste también se recibieron lluvias superiores a la media en abril y mayo.

En general, subsisten graves problemas alimentarios en las tierras bajas del sudeste y en las zonas ganaderas del nordeste. En las zonas agrícolas marginales de la provincia oriental, particularmente los distritos de Kitui y Makueni, la situación de la seguridad alimentaria de los hogares ha empeorado de forma pronunciada debido al fracaso casi total de la cosecha de la campaña actual, después de la mala cosecha obtenida en la decisiva estación de las lluvias cortas de octubre a diciembre de 2004. La próxima cosecha importante será recién en febrero de 2006. Además, los distritos ganaderos nordorientales – Garissa, Wajir, Río Tana e Isiolo – están haciendo frente a una grave situación de escasez alimentaria. Los informes recientes indican índices elevados de malnutrición infantil en algunos distritos. Se prevé que los refugiados que están huyendo de la región de Gedo (Somalia) al distrito de Mandera debido al conflicto agraven la situación de la seguridad alimentaria en la zona. Las fuertes tensiones entre los clanes también han provocado horribles enfrentamientos en algunas zonas ganaderas. La constante disminución de recursos tales como agua y pastizales constituye una de las causas subyacentes que continúan afligiendo a esas comunidades.

RWANDA (14 de octubre)

La siembra de las cosechas de maíz, sorgo y frijoles de la temporada A (secundaria) de 2006 está casi terminada en condiciones atmosféricas cercanas a lo normal. La producción total de cereales de 2005 (una tercera parte más o menos corresponde a la temporada A y dos terceras partes a la temporada B) se estima en 373 000 toneladas (producto elaborado), lo que representa un aumento significativo de alrededor del 28 por ciento con respecto al año pasado. Ello se debe principalmente a la cosecha de cereales sin precedentes de la temporada B de 2005 (287 855 toneladas), alrededor de un 44 por ciento más que la de la temporada B de 2004. Por consiguiente, el índice de precios de los alimentos principales ha ido bajando desde finales de marzo de 2005. En el mercado de Kigali los precios de julio habían subido un 36 por ciento para las batatas y un 21 por ciento para los frijoles en comparación con los precios medios de junio. Según se estima, la producción de raíces y tubérculos de este año ha sido inferior que la del año pasado. Debido a una buena cosecha, los precios del sorgo han bajado en julio. A pesar de esta producción favorable, el país es muy deficitario en cereales y necesita más de 200 000 toneladas de importaciones, estimándose en unas 30 000 toneladas la ayuda alimentaria destinada a 110 000 personas vulnerables durante los meses de escasez que en la parte oriental del país van de abril–mayo hasta octubre-noviembre. Hasta ahora se han recibido importaciones comerciales de 18 000 toneladas (maíz procedente de Uganda) y 17 000 toneladas de ayuda alimentaria

SOMALIA* (2 de octubre)

La dependencia de evaluación de la seguridad alimentaria de Somalia (FSAU) estimó la cosecha de cereales de la temporada “gu” de 2005 en alrededor de 115 000 toneladas, incluida la cosecha gu fuera de estación, cerca de un 37 por ciento menos que el nivel medio de producción. La disminución se debe a un régimen de precipitaciones escasas en las principales zonas productoras de Somalia meridional. En cambio, las lluvias gu recibidas en Somalia central y septentrional fueron generalmente buenas y la cosecha de cereales estimada en esas partes es superior a la media. Normalmente, la cosecha de cereales “gu” representa alrededor de un 70 a 80 por ciento de la producción anual.

Las lluvias “gu” superiores a lo normal recibidas en Somalia central y septentrional han mejorado notablemente la situación de los pastizales y del ganado. Aunque ello significa la terminación de la grave sequía que afectó al país durante más de tres años, la recuperación plena será lenta debido a los efectos acumulativos de la sequía en los medios de subsistencia, que incluyen importantes pérdidas de ganado y altos niveles de endeudamiento.

La situación general de la seguridad alimentaria continúa siendo alarmante en Somalia y hay más de 900 000 personas que necesitan ayuda urgentemente. La situación se ve ulteriormente agravada por el brote y recrudecimiento de las hostilidades en algunas partes de Somalia meridional y el empeoramiento de las condiciones de seguridad, que están impidiendo la distribución de la ayuda de socorro. Para ulteriores informaciones y análisis puede consultarse la Dependencia de Evaluación de la Seguridad Alimentaria (FSAU) en: www.fsausomali.org.

SUDÁN* (2 de octubre)

Las perspectivas para las cosechas de cultivos alimentarios de 2005 que se recogerán a partir de octubre son todavía inciertas. En el Sudán meridional, los primeros indicios sugieren una cosecha media a verificarse a través de evaluaciones específicas. En general, las precipitaciones estimadas para el Sudán alcanzaron niveles casi superiores a lo normal, con totales posiblemente excesivos en las zonas agrícolas nordorientales e inferiores a lo normal en Darfun nordoriental. A finales de julio y principios de agosto se registraron fuertes precipitaciones en las zonas de Darfur occidental que deberían beneficiar a los cultivos y mejorar las condiciones en materia de agua y pastizales.

En el Sudán meridional, el optimismo que siguió al acuerdo de paz firmado en enero de 2005 para terminar la guerra ha cedido el paso a la aprehensión después de la trágica muerte del primer vicepresidente del Sudán, Dr. John Garang. El optimismo había llevado a un gran número de refugiados sudaneses presentes en los países vecinos a volver a sus aldeas. Los desafíos humanitarios y las necesidades de rehabilitación y reconstrucción de una economía e infraestructura destruidas serán enormes. Según una evaluación entre organismos de las Naciones Unidas, el acceso a alimentos suficientes está empeorando para los repatriados y los hogares pobres de la región sudanesa sudoccidental de Bahr el Ghazal donde crecen los niveles de malnutrición. La situación de crisis continua en el Gran Darfur sigue siendo el problema humanitario más urgente.

Una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos visita el Sudán meridional en octubre y está previsto que visite el Sudán septentrional en noviembre para evaluar la producción de la temporada principal y estimar las necesidades de ayuda alimentaria en 2006.

TANZANÍA, REPÚBLICA UNIDA DE (24 de octubre)

El pronóstico provisional relativo a la cosecha de maíz de 2005 indica un aumento del 2 por ciento en comparación con la buena cosecha del año pasado. Sin embargo, las escasas precipitaciones caídas en Dodoma, Tabora, Shinyanga, Morogoro (desde principios de enero hasta febrero) así como en las zonas de Arusha, Manyara y Kilimanjaro (entre marzo y junio) han afectado a la producción de la cosecha de maíz, de lo que puede resultar alguna revisión a la baja.

La situación nacional del suministro de alimentos se mantiene estable. Desde enero de 2005, en la mayoría de los mercados de las regiones cerealeras de las tierras altas del sur de Tanzanía los precios mayoristas del maíz han sido más bajos que la media cuadrienal debido a una buena producción local obtenida en 2004. Pero a principios de agosto los precios mayoristas del maíz fueron un 18 por ciento más altos en Dar-es-Salaam en comparación con el mismo período del año pasado. La gran demanda de los países vecinos, particularmente Zambia y Malawi donde se han obtenido cosechas inferiores a la media, puede también contrarrestar el descenso previsto en los precios en el sur de Tanzanía.

Una evaluación de la vulnerabilidad realizada por el equipo de información sobre seguridad alimentaria (FSIT) identificó 34 distritos de las regiones mencionadas que enfrentarán una situación de escasez alimentaria durante el período de carestía comprendido entre noviembre de 2005 y enero de 2006. Se identificaron alrededor de 600 000 personas que se verán afectadas de inseguridad alimentaria y necesitarán algún tipo de intervención (precios subvencionados para el maíz) y el gobierno tiene previsto distribuir 10 000 toneladas de maíz de la reserva estratégica de cereales (REC). La REC tiene actualmente un saldo de alrededor de 112 000 toneladas, el nivel más alto de los últimos años.

UGANDA (24 de octubre)

La recolección de las cosechas de la temporada principal de 2005 está terminada y las perspectivas son favorables. Ya el precio mayorista del maíz ha comenzado a bajar en la mayoría de los mercados. Sin embargo, se prevé que el aumento de la demanda en el norte de Uganda y las exportaciones destinadas a Kenya afirmen los precios. Unas precipitaciones mal distribuidas han afectado negativamente al desarrollo de los cultivos en el norte de Uganda. En Karamoja, sin embargo, se prevé una cosecha de sorgo de nivel medio.

La situación alimentaria nacional se mantiene estable. Sin embargo, la inseguridad continúa siendo un problema grave en el norte de Uganda (distritos de Gulu, Kitgum, Lira y Pader) ya que el Ejército de Resistencia del Señor continúa atacando a las comunidades y colocando emboscadas en los caminos, amenazando y matando personas, así como destruyendo activos y propiedades y negando a las personas desplazadas la posibilidad de acceder a sus campos y cultivos. Las distribuciones de alimentos continúan llegando a 1,4 millones de personas desplazadas y a cerca de 200 000 refugiados y otras personas vulnerables. El PMA hace frente a un déficit de más de 100 000 toneladas de productos alimentarios, con un déficit de alrededor de 50 millones de dólares EE.UU. necesarios para mantener la distribución de los alimentos hasta mediados de 2006.

ÁFRICA AUSTRAL

ANGOLA* (13 de octubre)

La estimación oficial de la cosecha de cereales de 2005, situada en un nivel sin precedentes de 881 000 toneladas, representa un aumento del 22 por ciento respecto al año anterior. Aunque la producción de maíz, estimada en 734 000 toneladas, representa una situación cercana a la autosuficiencia, el país necesita importar todavía para 2005/06 alrededor de 739 000 toneladas de cereales, principalmente trigo y arroz. A pesar de una cosecha nacional favorable, en las tierras altas centrales existen focos de inseguridad alimentaria agravados por el mal estado de los caminos y sistemas de comercialización subdesarrollados. Por consiguiente, hay un gran número de personas afectadas de inseguridad alimentaria en el país a pesar de que ya han pasado tres años desde el restablecimiento de la paz. Las actividades de reasentamiento continúan, ya que la ACNUR está organizando actualmente la repatriación de alrededor de 35 000 refugiados angoleños procedentes del vecino país de Zambia justo antes de que comience la estación de las lluvias. Hasta ahora los donantes internacionales han prometido una ayuda alimentaria total de 32 000 toneladas; ya se ha recibido la mitad y el PMA la está distribuyendo a alrededor de 500 000 personas vulnerables. Desde abril hasta principios de octubre ya se habían importado alrededor de 120 000 toneladas de cereales (principalmente trigo).

Según previsiones del gobierno, la economía de Angola, que produce más de un millón de barriles de petróleo crudo al día vendidos en 2004 a más del doble del precio presupuestado en el mercado internacional, debería alcanzar un crecimiento del 16 por ciento en 2005.

BOTSWANA (13 de octubre)

La estimación oficial de la producción de cereales de 2005 en Botswana es de 19 000 toneladas, lo que representa una disminución de más del 50 por ciento respecto al año pasado. Es probable que ello aumente las necesidades totales de importación de cereales (principalmente maíz) a 337 000 toneladas, o sea un 90 por ciento de la utilización total durante la campaña comercial 2005/06, frente al 83 por ciento correspondiente al año pasado. La mayor parte de las necesidades se cubre con importaciones comerciales. Hasta ahora las importaciones totales han sido de alrededor de 122 000 toneladas, principalmente maíz procedente de Sudáfrica.

La industria ganadera es la segunda fuente de divisas de Botswana después del diamante. El ganado se ha visto afectado por brotes sucesivos de fiebre aftosa que derivaron en una pérdida del acceso a los mercados europeos. Últimamente el gobierno anunció un plan de lucha contra la enfermedad con el fin de erradicarla.

LESOTHO* (13 de octubre)

Se están realizando actualmente los preparativos para la siembra de las cosechas de la temporada principal que comenzará dentro de un mes. Los pronósticos para la cosecha secundaria de invierno que se recogerá en noviembre son en general desfavorables debido a una sequía prolongada, que ha exacerbado en el país la situación del suministro de alimentos ya difícil tras la cosecha de cereales inferior a la media de la temporada principal de 2005 estimada en un volumen de 118 000 toneladas.

Desde abril hasta el presente las importaciones totales de cereales ascienden a alrededor de 110 000 toneladas (incluida una ayuda alimentaria de alrededor de 12 000 toneladas) frente a una necesidad de importación de cereales estimada en alrededor de 300 000 toneladas para la campaña comercial 2005/06 (abril/marzo). A medida que se va acercando el período de carestía se agrava el problema del acceso a los alimentos para unas 548 800 personas del reino debido a la lentitud de la respuesta internacional de ayuda. Las necesidades de ayuda alimentaria de urgencia se han estimado en 20 200 toneladas de cereales.

MADAGASCAR (13 de octubre)

Han comenzado ya los preparativos de la tierra para la siembra del arroz y el maíz, los dos principales cultivos de cereales de Madagascar. La producción arrocera de 2005 se estima en un volumen sin precedentes de alrededor de 3,4 millones de toneladas. La FAO estima la necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 (abril/marzo) en 174 000 toneladas, o sea alrededor de un 7 por ciento de la necesidad total de utilización del país. Hasta ahora se ha importado comercialmente una cantidad muy pequeña (alrededor de 3 500 toneladas). En lo que va de la presente campaña comercial se han recibido cerca de 17 000 toneladas, o sea la mitad de la cantidad de ayuda alimentaria estimada.

Como consecuencia de una cosecha de arroz excelente, el precio medio del arroz local pasó de cerca de 9 000 FMG/kg alcanzados en el momento álgido de la “crisis arrocera” de diciembre y enero a un nivel bajo posterior a la cosecha de 3 750 FMG a finales de junio de 2005. Desde entonces el precio se ha recuperado y estabilizado a principios de octubre en torno a los 5 000 FMG, siempre inferior al precio del arroz importado. Es probable que aumente ulteriormente hasta los meses de carestía de enero a marzo, lo que beneficiará a los agricultores que poseen excedentes de arroz para vender pero perjudicará a los grupos vulnerables con poder adquisitivo limitado.

El precio de la vainilla ha descendido de alrededor de 180 dólares EE.UU./kg en 2004 a 50 dólares EE.UU. a principios de 2005, afectando a los ingresos de los agricultores de la parte septentrional de la isla. Según los informes, más del 70 por ciento de los 17 millones de habitantes de Madagascar vive por debajo de la línea de pobreza estimada en 1 dólar EE.UU. por día. El 18 de abril se firmó un programa de ayuda alimentaria cuadrienal de 110 millones de dólares EE.UU. en el marco de la Corporación Desafío del Milenio para contribuir a impulsar la producción agrícola del país. Se espera que la entrada de Madagascar en la Comunidad Sudafricana para el Desarrollo (SADC) en agosto mejore el comercio e impulse las perspectivas económicas para el país.

MALAWI* (18 de octubre)

Las perspectivas para la estación de las lluvias de 2005/06 que comenzará en octubre-noviembre en Malawi son en general entre normales y superiores a la media. Han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de las cosechas de la temporada principal, pero se señalan dificultades para la prevista distribución de fertilizantes y semillas subvencionados. El gobierno ha previsto la distribución de 50 kilogramos de fertilizantes de urea y 5 kilogramos de semillas de maíz mejoradas a alrededor de 1 millón de pequeños agricultores en el marco del proyecto del Milenio de las Naciones Unidas financiado con cargo al Banco Mundial.

Debido a una humedad del suelo residual en general escasa después de la temporada principal, las perspectivas para la cosecha secundaria de invierno de 2005 son malas. El pronóstico oficial para la cosecha de maíz de invierno es de 192 000 toneladas, alrededor de un 20 por ciento menos que la producción del año pasado. Las necesidades totales de importación de maíz para la campaña comercial 2005/06 (abril/marzo) se estiman en 767 000 toneladas, de las cuales cabría esperar la importación comercial de 300 000 toneladas. Entre abril y septiembre de 2005 se habían importado solamente 48 000 toneladas, principalmente a través del comercio transfronterizo. Hasta el 9 de septiembre, el PMA había recibido de los donantes promesas de alrededor de 96 000 toneladas en concepto de ayuda alimentaria. Además, desde ahora hasta diciembre de 2005 el gobierno está distribuyendo 100 000 toneladas de alimentos a través de las ONG.

El 16 de octubre, el presidente declaró a Malawi “en estado de desastre”. La inseguridad alimentaria, especialmente en los distritos meridionales afectados por la sequía, está empeorando debido a que los precios del maíz siguen aumentando. Por ejemplo, en el mercado meridional de Liwonde el precio medio del maíz se cotizaba en septiembre a 22,25 kwachas/kg, alrededor de un 35 por ciento más que en el mismo mes del año pasado. En las tres regiones del país los precios son mucho más altos este año que el año pasado. Además del hecho de que la producción del maíz se redujo en un 26 por ciento a nivel nacional respecto de la mala cosecha del año pasado, las razones principales para el aumento de los precios de este año en el sur de Malawi respecto del año pasado consisten en que las compras del maíz se realizan en el extremo norte de Mozambique, lo que representa un aumento de los costos del transporte y la presencia de menos comerciantes, y en que la incertidumbre de las compras del gobierno y las distribuciones de maíz subvencionado ha mantenido inactivo a los comerciantes.

El PMA está programando ahora la alimentación de 2,9 millones de personas, mientras que el gobierno y otras organizaciones se han comprometido a alimentar a otros 2,2 millones de personas. Sin embargo, para principios de octubre los donantes habían aportado/prometido alrededor de 28 millones de dólares EE.UU. en respuesta al llamamiento formulado en agosto por las Naciones Unidas pidiendo 88 millones de dólares EE.UU. ADMARC está distribuyendo (racionando) cantidades limitadas de maíz (entre 5 y 25 kilogramos por persona cada vez) a un precio subvencionado de 17 kwachas/kg, frente a los precios más comunes del mercado en el sur (de 25-30 kwachas).

MOZAMBIQUE (14 de octubre)

En previsión de un régimen de lluvias entre normal y superior a lo normal, han comenzado actualmente los preparativos de la tierra para las cosechas de la temporada principal de 2005/06. La recolección de la cosecha de invierno de la segunda temporada, principalmente trigo, ha terminado con una producción escasa. Las perspectivas son desfavorables debido a las pocas lluvias recibidas en los últimos meses y al nivel de agua inferior a lo normal en los ríos y embalses. La producción de cereales de 2005 se estimó en 1 920 000 toneladas, alrededor de un 4 por ciento menos que la cosecha sin precedentes del año pasado, pero un 10 por ciento más que la media quinquenal. Pese a esta producción nacional en general satisfactoria, algunas zonas como la de los distritos meridionales de la provincia de Tete, y muchos distritos de las provincias del sur, se vieron afectados por la sequía. Las necesidades totales de importación de cereales, sobre todo arroz y trigo, se pronostican un 10 por ciento superiores a las del año pasado. Hasta la fecha el país ha recibido alrededor de 294 000 toneladas de importaciones comerciales y 12 000 toneladas de ayuda alimentaria (frente a las 37 000 toneladas prometidas).

Las necesidades totales de ayuda alimentaria para el país, incluidas las personas afectadas por el VIH/SIDA (beneficiarios de la OPSR regional), se estiman en 83 000 toneladas. En vista de los excedentes de maíz presentes en las zonas septentrional y central, una parte de estas necesidades alimentarias podría comprarse localmente. Hasta ahora el volumen de las compras locales de maíz realizadas por el PMA ha sido mínimo, de 8 800 toneladas, con objeto de evitar aumentos de precios indebidos en los mercados locales.

Debido a la mala cosecha obtenida en el sur y a la gran demanda de exportaciones registrada en el norte desde el vecino país de Malawi deficitario en alimentos, los precios del maíz han aumentado desde abril en la mayoría de los mercados del país y son más altos que los precios del año pasado especialmente en el sur, zona deficitaria de alimentos. A principios de octubre el precio medio era de 6 810 Mts/kg en Maputo, alrededor de 4 490 Mts más que en el mismo período del año pasado. Durante el período de la cosecha (abril) el precio medio del maíz era de 5 129 Mts/kg en Maputo. El aumento de los precios del maíz exacerbará la inseguridad alimentaria de unas 587 500 personas. Actualmente el PMA está distribuyendo ayuda alimentaria a solamente una cuarta parte de estas personas, principalmente en las zonas afectadas por la sequía.

NAMIBIA (14 de octubre)

La producción de trigo de invierno se pronostica en 10 500 toneladas, 1 000 toneladas menos que el año anterior. La producción total de cereales secundarios de 2005, principalmente mijo, sorgo y maíz, ha sido revisada a la baja por la dependencia de alerta temprana e información sobre los alimentos de Namibia, cifrándose actualmente en 97 182 toneladas, un 16 por ciento menos que el año pasado y un 3 por ciento menos que la media quinquenal. La necesidad nacional de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 (mayo/abril) se estima en 145 000 toneladas, volumen casi sin modificaciones respecto al año pasado debido principalmente a una disminución de las reservas. La mayor parte del déficit debería cubrirse con importaciones comerciales. Hasta ahora se han importado sólo 22 000 toneladas de cereales, principalmente del vecino país de Sudáfrica.

Últimamente se ha aprobado un préstamo de 34 millones de dólares EE.UU. del Banco Africano para el Desarrollo para invertir en planes de riego destinados a aumentar la producción de cereales del país.

SUDÁFRICA (14 de octubre)

La estimación de la cosecha de maíz de 2005 realizada por el Comité de estimación de cosechas del país revisó la cifra anterior a un volumen sin precedentes de 12 450 000 toneladas. Ello representa un aumento, debido a un tiempo favorable, de alrededor de un 28 por ciento respecto a las cosechas afectadas por la sequía de los dos años anteriores. Las resultantes existencias finales previstas en alrededor de 5 millones de toneladas de maíz son más que suficientes para cubrir las necesidades de importación de maíz de la subregión.

La primera estimación de la superficie plantada con trigo de invierno indica una disminución del 4 por ciento, a 800 500 hectáreas, respecto del nivel de 2004. Se prevé, sin embargo, que los rendimientos mejoren con respecto a los niveles afectados por la sequía de 2003 y 2004, arrojando un nivel de producción cercano a lo normal de 2 030 000 toneladas.

Una encuesta sobre las intenciones de los agricultores sobre la siembra de maíz para la campaña agrícola 2005/06 indica una disminución alarmante del 42 por ciento hasta un nivel de 1,7 millones de hectáreas. Los agricultores se han quejado de los bajos precios del maíz, para nada lucrativos. La encuesta muestra también que se pasará de los cultivos de maíz y sorgo a los de soja y maní, relativamente más lucrativos.

El precio SAFEX del maíz blanco descendió bruscamente desde alrededor de 900 rand por tonelada en enero de 2005 a menos de 600 rand por tonelada al principio de marzo debido a la cantidad considerable de reservas internas, a una mejora de las perspectivas locales e internacionales para la producción agrícola, y a un descenso sustancial de los precios internacionales. El precio se mantuvo más o menos estable en torno a los 600 rand hasta principios de julio; desde entonces ha ido aumentando constantemente hasta 850 rand por tonelada a principios de octubre a medida que se va acercando la temporada de carestía y sube la demanda en la subregión. Este precio es todavía muy inferior al precio paritario de las importaciones de maíz, situado en alrededor de 1 200 rand por tonelada. El precio bajo del maíz vigente actualmente en el país debería contribuir a atenuar la escasez de alimentos en la región y mejorar la seguridad alimentaria a escala regional.

SWASWAZILANDIA* (14 de octubre)

En Swazilandia ya han comenzado los preparativos para la próxima campaña agrícola de 2005/06. La cosecha de cereales de 2005, estimada en 83 000 toneladas, fue un 5 por ciento inferior a la media de los cinco años anteriores. Los agricultores han indicado que las razones principales que explican la baja productividad agrícola han sido los bajos precios al productor y los altos costos de los fertilizantes, del alquiler de los tractores, del combustible y del transporte. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 (abril/marzo) se estima en 111 000 toneladas, de las cuales se deberían importar comercialmente 70 000 toneladas. Con alrededor de 6 000 toneladas de ayuda alimentaria en reserva y en cartera al principio de la campaña comercial, queda un déficit descubierto de 35 000 toneladas que ha de colmarse mediante una asistencia internacional adicional. Hasta ahora se han importado comercialmente 26 000 toneladas y recibido 3 000 toneladas de ayuda alimentaria.

La inseguridad alimentaria de los grupos vulnerables sigue siendo un problema crítico, en vista de la disminución de las oportunidades generadoras de ingresos y de las remesas, los altos niveles de desempleo, y las repercusiones del VIH/SIDA en los medios de subsistencia de los hogares.

ZAMBIA (14 de octubre)

Ya han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de las cosechas de cereales de la temporada principal de 2005/06. La cosecha de trigo de invierno de 2005 se estimó en un nivel de producción quinquenal de 90 000 toneladas. El gobierno ha previsto un programa de subvenciones de 50 por ciento a los insumos durante la campaña agrícola de 2005/06 para unos 125 000 pequeños agricultores, que consistirá en 50 000 toneladas de fertilizantes y 2 600 toneladas de semillas de maíz. La producción de cereales de 2005 se estimó en 980 000 toneladas, un 33 por ciento menos que la excelente cosecha del año pasado y un 17 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores. Por consiguiente, las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 (mayo/abril) se estimó en 271 000 toneladas, que se cubrirían con 224 000 toneladas de importaciones comerciales y 47 000 toneladas de ayuda alimentaria internacional. Aunque el gobierno ha levantado la prohibición de las importaciones y prevé permitir la importación de 200 000 toneladas de maíz blanco, hasta ahora se han importado comercialmente sólo 15 000 toneladas. Es probable que la eliminación del derecho del 15 por ciento fomente las actividades de importación de los comerciantes privados.

Según el CHC Commodities Ltd. al 14 de octubre el precio medio de venta del maíz era de 54 000 kwachas por saco de 50 kilogramos, frente a alrededor de 33 300 en el mismo período del año pasado. En la provincia central el precio medio del maíz durante el período de la recolección (abril-mayo) estuvo cerca del precio mínimo de 36 000 kwachas por saco de 50 kilogramos ofrecido por el organismo nacional de reservas alimentarias.

Según el Comité de evaluación de la vulnerabilidad de Zambia, entre julio de 2005 y febrero de 2006 aproximadamente 1,2 millones de personas necesitarán alguna forma de ayuda alimentaria por un total de alrededor de 118 000 toneladas, a cargo del gobierno y/o la comunidad internacional. Hasta ahora, se han recibido solamente 8 000 toneladas en concepto de ayuda alimentaria.

ZIMBABWE* (12 de octubre)

Normalmente, la siembra de las cosechas de la temporada principal comienza en octubre. Ahora bien, las perspectivas para la próxima campaña agrícola se presentan en estos momentos poco halagüeñas ya que se señalan graves problemas con la disponibilidad y entrega de insumos fundamentales como semillas y fertilizantes y la falta de combustible, medios de transporte y tracción animal suficientes. Dada la gran disminución de los animales de tiro, el número muy reducido de tractores y la continua falta de combustible, es probable que una gran parte del cultivo de las tierras dependa del trabajo manual y del uso de azadas.

Zimbabwe necesita normalmente alrededor de 50 000 toneladas de semillas de maíz. La actual producción interna se ha estimado en 30 000 toneladas, y los informes indican que el gobierno está negociando con las empresas semilleras para importar otras 20 000 toneladas. También se prevé que las ONG y otros organismos importen pequeñas cantidades de semillas. Sin embargo, la distribución oportuna de semillas a los agricultores de todo el país supondría una red más amplia de medios de transporte respecto a la que existe actualmente.

La capacidad interna para la producción de fertilizantes ha disminuido de forma pronunciada. La capacidad normal de producción es de alrededor de 140 000 toneladas anuales. Sin embargo, debido a la falta de divisas para importar materia prima, la producción interna será muy limitada en la próxima campaña. El gobierno está licitando 100 000 toneladas de fertilizantes CAN a un costo estimado en 40 millones de dólares EE.UU., pero aún así su distribución oportuna a los agricultores a precios accesibles constituirá un problema importante.

La producción de maíz, el principal cultivo alimentario básico, se ha cifrado para 2005 en alrededor de 600 000 toneladas, frente a más de 2 millones de toneladas en 2000. La necesidad de importación se estima en más de 1 millón de toneladas de cereales pero este año la capacidad de importación comercial del país se ve gravemente limitada por el descenso de las reservas de divisas y los escasos ingresos derivados de las ventas de tabaco. Para principios de octubre de 2005 se habían recibido/contratado alrededor de 510 000 toneladas de cereales, principalmente de Sudáfrica. Una cantidad muy pequeña de sólo alrededor de 1 400 toneladas se ha obtenido a través de canales transfronterizos extraoficiales. Según se dice, se han producido otras importaciones de alimentos no registradas, en la forma de remesas enviadas por parientes desde Sudáfrica.

En muchas zonas el acceso a los alimentos se ve gravemente impedido por la escasez de cereales, ya sea de los agricultores/comerciantes o de la Junta Comercial de Cereales, y por los problemas de transporte y de los suministros de combustible en el país. Ello ha redundado en fuertes y continuos aumentos de los precios en la mayoría de los mercados. Entre junio y septiembre de este año los precios del maíz pasaron de 1 100 a 2 200 dólares en la parte centro-septentrional del país y de 3 890 dólares a 5 560 dólares por kilogramo en el sur (FAO y FEWSNET). La inflación anual llegó en septiembre a 360 por ciento, frente a 124 por ciento en marzo debido al aumento de los precios del combustible y de los alimentos, y a la devaluación del dólar de Zimbabwe. Según el consejo de consumidores de Zimbabwe, el costo básico para una familia urbana de seis personas aumentó un 43 por ciento, en moneda local, entre septiembre y octubre. La continua hiperinflación, combinada con los niveles extremadamente altos de desempleo, está limitando mucho el acceso a los alimentos, colocando hasta 5 millones de personas en riesgo de inseguridad alimentaria. Gracias a un cambio de políticas del gobierno, el 29 de septiembre el PMA recibió la autorización oficial de distribuir alimentos en 49 distritos de todo el país. Unos 3 millones de personas recibirán mensualmente raciones de cereales y legumbres. El PMA ha recibido 86 millones de dólares EE.UU., equivalentes a más de 165 000 toneladas (alrededor del 55 por ciento de las necesidades).

CERCANO ORIENTE

ARABIA SAUDITA (2 de octubre)

Está a punto de comenzar la siembra de la cosecha de trigo que se recogerá en abril/mayo del próximo año. La producción de trigo en 2005 se estima en 1,2 millones de toneladas, muy por debajo de la cosecha del año pasado y del nivel medio. Las importaciones totales de cereales en 2005/06 (julio/junio) se estiman actualmente en alrededor de 9,3 millones de toneladas, incluidos cerca de 6,4 millones de toneladas de cebada.

CHIPRE (2 de octubre)

Está a punto de comenzar la siembra de las cosechas de trigo y cebada de 2006. La producción total de cereales en 2005 se estima en 120 000 toneladas, cerca de un 18 por ciento más que la media de los cinco años anteriores.

Las importaciones de trigo en 2005/06 (mayo/abril) se pronostican en 100 000 toneladas, mientras que las importaciones totales de cebada y maíz se pronostican en alrededor de 540 000 toneladas, cifra igual a la del año pasado.

IRÁN, REPÚBLICA ISLÁMICA DE (12 de octubre)

La producción de la cosecha del trigo de 2005 se estima en 15 millones de toneladas, otra producción récord después de las cosechas excelentes obtenidas los dos años anteriores, gracias a un fuerte apoyo del gobierno (precios de compra garantizados, suministro de semillas de mayor rendimiento, mejora de los servicios de maquinaria, aumento de la utilización de fertilizantes y mejora de los sistemas hídricos y de las prácticas de lucha contra las plagas). En base a esta producción abundante, el país puede mantener su autosuficiencia en trigo, limitando las importaciones a los forrajes. La producción de maíz de 2005 se estima en 1,5 millones de toneladas y la necesidad de importaciones para 2005/06 se pronostica en 2,3 millones de toneladas para cubrir la demanda interna del sector ganadero.

IRAQ* (2 de octubre)

La producción de cereales puede verse afectada por las graves escaseces de fertilizantes y otros insumos agrícolas. La producción total de cereales de 2005, recogida en junio, se ha estimado provisionalmente en 3,1 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior.

La situación de la seguridad alimentaria sigue siendo extremadamente frágil en el país. Los últimos acontecimientos denotan un empeoramiento de las condiciones de seguridad que hizo aumentar las necesidades humanitarias en las zonas de crisis. Las Naciones Unidas y otros organismos internacionales vigilan la situación y prestan la asistencia necesaria.

ISRAEL (2 de octubre)

Ha comenzado recientemente la plantación de las cosechas de trigo y cebada de 2006, que se recogerán durante los meses de abril y mayo del próximo año. La producción de trigo de la última campaña de mayo/junio se estima en 180 000 toneladas, volumen superior en más del 40 por ciento al de la cosecha del año pasado. Las importaciones de cereales en 2005/06 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 3,2 millones de toneladas.

JORDANIA (2 de octubre)

Está a punto de comenzar la siembra de las cosechas de trigo y cebada de 2006, que se recogerán en mayo/junio del próximo año. En 2005, la producción total de trigo y cebada, estimada en 75 000 toneladas, fue más del doble de la cosecha reducida por la sequía de 2004. Las importaciones de cereales en 2005/06 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 1,9 millones de toneladas, alrededor de un 7 por ciento más que el año pasado.

LÍBANO (2 de octubre)

Está a punto de comenzar la siembra de las cosechas de trigo y cebada. En general, la producción interna de cereales cubre normalmente sólo alrededor de un 10 por ciento de las necesidades de consumo. La producción total de trigo y cebada en 2005 se estima en 140 000 toneladas, volumen ligeramente superior a la media de los cinco años anteriores. Las importaciones de trigo en 2005/06 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 550 000 toneladas, volumen semejante al del año pasado.

SIRIA (2 de octubre)

Ya ha comenzado la siembra de las cosechas de trigo y cebada de 2006 y se prevé que continúe hasta mediados de enero del año próximo. La cosecha de trigo de 2005, recogida el último verano, se estima en 4,7 millones de toneladas. En este nivel la producción supera en alrededor de un 9 por ciento a la del año pasado y al nivel medio. La producción de cebada, casi completamente de secano, se estima en un nivel medio de 1,1 millones de toneladas.

TURQUÍA (2 de octubre)

Ha comenzado la siembra de la cosecha de trigo de 2006. La cosecha de trigo de 2005, recogida a partir de julio, se estima en 20,2 millones de toneladas, que se compara con los 20,7 millones de toneladas del año pasado. La cosecha de cebada estimada en alrededor de 7,9 millones de toneladas se compara con la del año pasado de cerca de 8,1 millones de toneladas.

Las importaciones de trigo en la actual campaña comercial 2005/06 (julio/junio) deberían estar en torno a 1 millón de toneladas.

YEMEN (2 de octubre)

La producción de la cosecha de sorgo, que se está recogiendo ahora, se pronostica en alrededor de 312 000 toneladas, cerca de un 19 por ciento más que la cosecha del año pasado y aproximadamente un 3 por ciento más que la media de los cinco años anteriores. Las importaciones de cereales en 2005 se estiman en cerca de 2,4 millones de toneladas.

ASIA

AFGANISTÁN* (6 de octubre)

En el Afganistán ha terminado la recolección de los cereales con una producción total estimada en 5,3 millones de toneladas, lo que representa una cosecha excelente sólo inferior a la cosecha sin precedentes obtenida en 2003 pero cerca de 2,2 millones de toneladas más que la cosecha reducida por la sequía del año pasado. La producción de cereales de este año comprende aproximadamente 4 260 000 toneladas de trigo, 325 000 toneladas de arroz, 337 000 toneladas de cebada y 315 000 toneladas de maíz. Unas precipitaciones y disponibilidad de agua para riego superiores a la media en todo el país fueron los factores principales que contribuyeron a obtener este año un nivel tan elevado de producción. Las necesidades totales de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostican en 356 000 toneladas, incluidas 110 000 toneladas de ayuda alimentaria. Se trata de una cifra total baja sin precedentes que comprende aproximadamente 250 000 toneladas de trigo (importadas principalmente como harina de trigo) y 140 000 toneladas de arroz.

En el marco de la actual OPSR, el PMA está ejecutando un programa de frigelización, por el que se dispondrá de un depósito preventivo de cerca de 23 000 toneladas de alimentos en las zonas alejadas y afectadas de inseguridad alimentaria a las que es difícil acceder durante el invierno. El depósito preventivo debería estar terminado para el 7 de noviembre. En noviembre el PMA presentará a la Junta Ejecutiva una nueva OPSR. La OPSR propuesta se centrará en actividades tardías de recuperación y actividades iniciales de desarrollo con el fin de ayudar a unos 6,6 millones de afganos en las zonas afectadas por la inseguridad alimentaria a través de diversas actividades, como alimentos por trabajo, alimentos para la capacitación y alimentos para la educación en asociación con el gobierno, los asociados no gubernamentales y las comunidades. Entre los grupos beneficiarios estarán los hogares afectados de pobreza e inseguridad alimentaria, las personas desplazadas en el interior del país, los pacientes con tuberculosis y sus familias, las víctimas de desastres naturales, los niños en edad escolar, los maestros y los analfabetos. Un elemento importante del programa será la creación de capacidad entre las contrapartes del gobierno. La OPSR propuesta continuará fomentando programas conjuntos entre los organismos asociados de las Naciones Unidas bajo la dirección del gobierno.

ARMENIA (4 de octubre)

Últimamente Armenia ha obtenido aproximadamente 474 000 toneladas de cereales, en comparación con las 444 000 toneladas obtenidas en 2004. La cifra indicada comprende aproximadamente 375 000 toneladas de trigo, 87 000 toneladas de cebada y 6 000 toneladas de maíz. La necesidad total anual de cereales se estima en alrededor de 597 000 toneladas. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en alrededor de 163 000 toneladas, incluidas 110 000 toneladas de trigo, 38 000 toneladas de maíz y 10 000 toneladas de arroz. La necesidad de ayuda alimentaria para la actual campaña comercial se estima en alrededor de 25 000 toneladas de trigo.

AZERBAIYÁN (4 de octubre)

La producción total de cereales, que se ha terminado de recoger últimamente, se estima en una cifra sin precedentes de 2,2 millones de toneladas, aproximadamente 100 000 toneladas más que la buena cosecha del año pasado. La cifra indicada incluye aproximadamente 1,8 millones de toneladas de trigo, 232 000 toneladas de cebada y 150 000 toneladas de maíz. Azerbaiyán necesita unos 3 millones de toneladas de cereales para su utilización anual. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en alrededor de 852 000 toneladas, principalmente trigo destinado al consumo humano. En la última campaña comercial las importaciones totales de cereales ascendieron a 1 140 000 de toneladas.

BANGLADESH (10 de octubre)

La producción de la cosecha del arroz Boro (de primavera) de 2005, que representa más del 50 por ciento de la producción anual de arroz, se estima en 14,6 millones de toneladas, aproximadamente un millón de toneladas más que el año anterior, debido a unas condiciones atmosféricas favorables y al suministro oportuno de semillas, fertilizantes y otros insumos agrícolas.

La producción de trigo de 2005, que representa un pequeño aporte al suministro de alimentos del país, se estima oficialmente en 1,3 millones de toneladas, frente al objetivo de 1,4 millones de toneladas y a la media de 1 400 000 toneladas de los últimos cinco años, debido a una reducción de la superficie sembrada a causa de su baja rentabilidad relativa.

El año pasado Bangladesh perdió alrededor de 700 000 toneladas del arroz Aman debido a las inundaciones, las peores en 15 años, que dejó a decenas de millones de personas sin vivienda. El año pasado los precios del arroz han aumentado más del 40 por ciento y se teme que aumenten ulteriormente durante el mes del ayuno. Las importaciones totales de cereales para 2004/05 aumentarán, según las estimaciones, a 3 640 000 toneladas con respecto a los 2 950 000 de toneladas de hace un año. El Ministerio de Alimentación de Bangladesh está llevando a cabo la mayor distribución de alimentos en todo el país a través de ventas en el mercado libre a precios subvencionados, alimentación de grupos vulnerables, y racionamiento rural a raíz del alza de los precios. La actividad de alimentación escolar a los niños de primaria que está realizando el PMA continuará hasta finales de noviembre de 2005 con el fin de proporcionar diariamente galletas de alto contenido energético a más de 600 000 alumnos de escuelas primarias.

CAMBOYA (12 de octubre)

En el país la producción arrocera se realiza en dos temporadas, la estación húmeda y la estación seca. La producción de la estación húmeda representa aproximadamente un 80 por ciento de la producción total. La recolección del arroz de la estación húmeda comenzará a partir de diciembre. Este año las condiciones atmosféricas se acercan a lo normal sin que se hayan registrado graves desastres naturales. Las precipitaciones han ido mejorando desde septiembre de manera que se espera para la presente campaña una cosecha mejor, particularmente de arroz. La producción total de arroz de 2005 se pronostica en 4,3 millones de toneladas, un 3,1 por ciento más que el año pasado y un 3,2 más que la media de los cinco años anteriores.

CHINA (12 de octubre)

En China (continental), ha terminado la recolección de la cosecha del arroz temprano de 2005 y están en curso la del arroz de una sola cosecha y la del arroz tardío de doble cosecha. La producción arrocera total de 2005 se pronostica provisionalmente en 180 millones de toneladas, 1 millón de toneladas más que el año pasado, debido al aumento de la superficie estimada.

La recolección de la cosecha de trigo de invierno de 2005 terminó en junio, y la de trigo de primavera en agosto. La producción total de trigo de 2005 se estima en 96 millones de toneladas, alrededor de 4 millones de toneladas más que el año pasado, gracias a un aumento de la superficie sembrada con trigo como consecuencia del alza de los precios y de las políticas gubernamentales, especialmente el aumento de las subvenciones para las semillas de trigo. La recolección de las cosechas de cereales secundarios para 2005, principalmente maíz, ha terminado en el sur, y en el norte terminará en octubre. A pesar del aumento de la superficie sembrada, se prevé una producción menor de maíz en 2005 debido a las condiciones atmosféricas desfavorables imperantes durante el período de la siembra y del desarrollo inicial de los cultivos en las principales regiones productoras. La producción de maíz de 2005 se estima provisionalmente en 128 millones de toneladas, alrededor de 2,3 millones de toneladas menos que el año pasado, pero un volumen superior en más de 10 millones de toneladas a la media de los cinco años anteriores.

A pesar del pronóstico relativo a las cosechas, se prevé que en 2005/06 China seguirá haciendo frente a un déficit cerealero y siendo un importador neto de cereales, lo cual puede tener repercusiones importantes en los precios de los cereales en la región y en el mercado mundial. Además, se supone que en 2005/06 China importará más de 22 millones de toneladas de soja y más de 3 millones de toneladas de algodón.

Las inundaciones registradas desde finales de septiembre han obligado a la evacuación de alrededor de 286 000 personas en el noroeste de China, donde las constantes precipitaciones han desbordado las orillas de los ríos Hanjiang y Weihe. Las inundaciones siempre han sido el desastre natural principal en China, pero este año han sido más devastadoras que nunca. Hasta el 8 de octubre, habían afectado a más de 211 millones de personas, causado la muerte de alrededor de 1 300 y destruido más de 8 millones de hectáreas de cultivos.

COREA, REPÚBLICA DE (10 de octubre)

Ha comenzado recientemente la recolección de la cosecha de arroz que continuará hasta noviembre. La producción de arroz de 2005 se pronostica en 6,5 millones de toneladas, 3,5 por ciento menos que el año pasado y un 4,9 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores, debido a las superficies pequeñas que se han sembrado. El gobierno proporciona un pago directo a los agricultores que no siembran cultivos comerciales en superficies sembradas anteriormente con arroz.

El país produce menos del 30 por ciento de su necesidad de consumo de cereales. Las importaciones de cereales en 2005/06 se estiman en alrededor de 12,9 millones de toneladas (cerca de 3,8 millones de toneladas de trigo, 8,6 millones de toneladas de maíz y 250 000 toneladas de arroz).

COREA, REPÚBLICA POPULAR DEMOCRÁTICA DE* (10 de octubre)

Ha comenzado la recolección de las cosechas de la temporada principal (arroz, maíz, mijo, sorgo y batata) que terminará a mediados de octubre. Las otras actividades agrícolas comprenden actualmente la preparación para la siembra de las cosechas de invierno (trigo y cebada). La producción total de cereales de 2005 (producto elaborado, y excluida la papa en equivalente de cereales) debería alcanzar un volumen aproximado de 3,9 millones de toneladas (en comparación con los 3,6 millones de toneladas del año pasado), un nivel alto sin precedentes desde 1995, gracias a unas condiciones atmosféricas y a un fuerte apoyo del gobierno mediante el suministro de mano de obra, maquinaria agrícola, semillas de alto rendimiento y fertilizantes.

En base a la producción estimada para este año, se estima que en la campaña comercial 2005/06 el déficit cerealero disminuirá a 890 000 toneladas. Con algunas importaciones comerciales y la previsión de 500 000 toneladas importadas en condiciones de favor de la República de Corea (también algo de China), es probable que el país mantenga el nivel anterior en materia de consumo nacional de alimentos. Se trata, sin embargo, de un nivel bajo situado en aproximadamente 160 kilogramos por habitante (unos 180 kilogramos, si se incluyen las papas), y muy por debajo de las necesidades nutricionales establecidas por las normas internacionales.

El escenario descrito anteriormente que indica una disponibilidad nacional favorable de alimentos encubre el problema crónico de inseguridad alimentaria de carácter subnacional. La misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos del año pasado estimó hasta en 6 440 000 las personas que corren el riesgo de enfrentar una situación de escasez alimentaria durante el año, o sea un 27 por ciento de la población total. Muchos de ellos son niños, mujeres embarazadas, ancianos, y personas que quedaron desempleadas debido al cierre de fábricas o a programas de reducción del trabajo. Es probable que su situación se haya mantenido en general sin modificaciones.

El gobierno de la República Popular Democrática de Corea ha pedido a las Naciones Unidas que pusiera fin a toda ayuda alimentaria para fines de año, aunque solicita todavía una ayuda para el desarrollo.

FILIPINAS (12 de octubre)

La recolección de la cosecha principal de arroz ha comenzado a mediados de septiembre y continuará hasta diciembre. Recientemente ha comenzado la siembra del maíz y de la segunda cosecha de arroz que se recogerán en 2006. Gracias a un incremento de la superficie cultivada con arroz híbrido la producción de la cosecha de arroz de 2005 debería alcanzar un nivel sin precedentes de 14,8 millones de toneladas, con lo que se compensan las repercusiones negativas de la sequía. La necesidad de importaciones de arroz en 2005/06 se estima en 1,2 millones de toneladas, frente a los 1,8 millones de toneladas importados el año anterior.

La producción de maíz en 2005 se estima en 5,4 millones de toneladas. Con esta producción, Filipinas será autosuficiente en maíz. El país no produce trigo y las importaciones para 2005/06 se estiman en 3 050 000 toneladas.

GEORGIA (5 de octubre)

Los informes más recientes indican una producción total de cereales de 748 000 toneladas, aproximadamente 80 000 toneladas más que el año pasado. La producción de este año comprende unas 287 000 toneladas de trigo, 385 000 toneladas de maíz y 65 000 toneladas de cebada. La utilización total de cereales se estima en alrededor de 1,4 millones de toneladas por año. La necesidad total de importaciones para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en cerca de 680 000 toneladas, incluidas 100 000 toneladas de trigo en concepto de ayuda alimentaria. Durante la campaña comercial 2004/05 Georgia importó aproximadamente 961 000 toneladas de cereales, el nivel más alto del último decenio. El trigo representa cerca del 95 por ciento de las importaciones totales de cereales.

En el marco de una operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR) de tres años, el PMA ha distribuido desde el comienzo de la OPSR en julio de 2003 un total de 27 500 toneladas de alimentos a unos 350 000 beneficiarios. La terminación de la operación está prevista para finales de junio de 2006. La ayuda del PMA contribuye al proceso de recuperación sostenible y de transición en Georgia mediante i) el suministro de socorro a los grupos vulnerables, incluidas las personas afectadas por desastres y los refugiados chechenios; y ii) la promoción de la recuperación a través del mantenimiento/creación de activos en las comunidades rurales afectadas por la pobreza así como la ayuda a alumnos de primaria y a los pacientes con tuberculosis.

INDIA (10 de octubre)

La siembra para la cosecha Kharif que se recogerá en 2006 ha terminado. La llegada tardía del monzón perjudicó la siembra, pero en la mayoría de las regiones las lluvias posteriores contribuyeron a la supervivencia de los cultivos. Se estima que la superficie sembrada con arroz, caña de azúcar y girasol es mayor que la del año pasado, mientras que la de los cereales secundarios y soja es más reducida.

Las estimaciones más recientes de la cosecha de trigo de 2005 que se recogió en mayo indican una producción de 72 millones de toneladas, prácticamente sin modificaciones respecto al año anterior. La producción de arroz de 2005 se estima provisionalmente en 129 millones de toneladas, alrededor de un 1 por ciento más que el año pasado; mientras que la producción de maíz de 2005 se pronostica en 14,5 millones de toneladas, un 6,6 por ciento más que el año anterior, como consecuencia del aumento de la superficie sembrada y de la utilización de semillas híbridas.

La India es uno de los mayores exportadores mundiales de trigo y arroz. El nivel de las exportaciones de cereales en 2004/05 se estima en aproximadamente 6 millones de toneladas, que según los pronósticos disminuirán en 2005/06 a 3,6 millones de toneladas, debido a las escaseces de reservas de cereales.

Las graves inundaciones registradas en julio causaron la muerte de más de 1 000 personas, especialmente en la ciudad comercial de Mumbai (Bombay), y afectaron hasta a unos 20 millones de personas. En octubre de 2005 se produjo un terremoto de magnitud 7,6 de la escala Richter que afectó gravemente al Pakistán y a la India. Las víctimas registradas en la India se han estimado en más de 1 600 personas y hasta 50 000 personas ha quedado sin vivienda.

INDONESIA (3 de octubre)

Ya se ha plantado la mayor parte de las superficies que suelen sembrarse con la cosecha secundaria de arroz. La producción total de arroz en 2005 se estima aproximadamente en 53 millones de toneladas, un 2 por ciento menos que el año pasado, como consecuencia de las siembras tardías, algunas inundaciones, y las repercusiones del tsunami del 26 de diciembre de 2004. Un nivel todavía superior en un 1,9 por ciento a la media de los cinco años anteriores. La producción de la cosecha de maíz de 2005 se estima provisionalmente en aproximadamente 11,7 millones de toneladas, un 4,6 por ciento más que la producción del año pasado. En general, la situación del suministro de alimentos en Indonesia es satisfactoria. En 2005/06, las importaciones de trigo (que no se produce en el país) se mantendrán estables en torno a los 4,3 millones de toneladas, mientras que las de maíz deberían disminuir ligeramente para situarse en 0,6 millones de toneladas.

En las zonas afectadas por el tsunami se están realizando distribuciones de ayuda alimentaria. El número de beneficiarios estimado en septiembre era de 600 000 para las distribuciones generales de alimentos en Aceh y Sumatra norte, de 332 438 para el programa de alimentación escolar, y de 33 302 para el programa nutricional materno infantil. La FAO está trabajando en estrecha colaboración con el gobierno en la prestación de asistencia técnica y en materia de políticas para planificar y coordinar las iniciativas de rehabilitación en los sectores agrícola, pesquero y forestal. Una misión de evaluación del suministro y la demanda de alimentos de la FAO/PMA visitará la provincia de Aceh a principios de noviembre.

En Indonesia se confirmaron cinco casos de la cepa mortal H5N1 de la gripe aviar, de los cuales han muerto tres personas y otras dos están bajo tratamiento. Desde finales de 2003 la gripe aviar ha causado la muerte de más de 60 personas en cuatro países asiáticos.

JAPÓN (12 de octubre)

Japón produce sólo alrededor de una cuarta parte de sus necesidades internas de cereales. El arroz representa el 90 por ciento de la producción cerealera. La recolección de la cosecha de arroz de 2005 comenzó a finales de septiembre y durará hasta noviembre. La producción arrocera de 2005 se pronostica en aproximadamente 10,6 millones de toneladas, un 2,5 por ciento menos que la producción del año pasado y un 3,2 por ciento menos que la media de los últimos cinco años, debido a los cambios registrados en las políticas arroceras. Para 2008 se ha decidido eliminar los controles del gobierno sobre la producción como parte de sus reformas en materia de políticas arroceras.

La importación de cereales en 2005/06 (julio/junio) se pronostica en 26 millones de toneladas (unos 19,8 millones de toneladas de cereales secundarios, 5,6 millones de toneladas de trigo, y 0,7 millones de toneladas de arroz).

KAZAJSTÁN (4 de octubre)

Los informes más recientes indican que la recolección de los cereales está casi terminada en todo Kazajstán con una producción estimada en alrededor de 13,3 millones de toneladas, volumen superior en más de 700 000 toneladas al del año pasado pero cerca de 860 000 toneladas menos que el nivel medio de los últimos cinco años. La producción total de cereales de este año comprende aproximadamente 10,7 millones de toneladas de trigo, 1,6 millones de toneladas de cebada y 420 000 toneladas de maíz. Este año la región de Kazajstán occidental sufrió a causa de unas precipitaciones considerablemente escasas y algunas cosechas se han visto comprometidas. Se prevé que Kazajstán exporte durante la campaña comercial 2005/06 aproximadamente 4,4 millones de toneladas de trigo, 246 000 toneladas de cebada y unas 22 000 toneladas de maíz. Durante la campaña comercial 2004/05 las exportaciones de cereales totalizaron aproximadamente 4,2 millones de toneladas.

MALASIA (12 de octubre)

En Malasia el tiempo ha sido relativamente lluvioso, y en la mayor parte de los lugares se registraron precipitaciones superiores a lo normal. Las precipitaciones nacionales fueron superiores a lo normal en un 10 por ciento en junio, en un 13 por ciento en julio, y en un 22 por ciento en agosto. Se ha comenzado a sembrar la cosecha principal de arroz que se recogerá a partir de diciembre. La producción arrocera en 2005 se pronostica en 2,2 millones de toneladas, aproximadamente un 1 por ciento más que la media quinquenal. Se importa casi un 30 por ciento del consumo interno de arroz. Prácticamente se importan todas las necesidades de trigo y maíz. Las importaciones en 2005/06 se prevén en 1 390 000 toneladas de trigo y 2,5 millones de toneladas de maíz.

MALDIVAS (12 de octubre)

Maldivas es el país más pequeño afectado por el tsunami del 26 de diciembre de 2004, pero sufrió relativamente el golpe más fuerte. Después de más de nueve meses el país está haciendo frente a graves problemas presupuestarios y económicos, como consecuencia tanto del tsunami como del alza de los precios del petróleo.

La industria del turismo representa una gran parte del PIB del país. A pesar de que se han reparado algunos recursos perjudicados por el tsunami, las cifras relativas al turismo en los nueve meses han disminuido alrededor de un 30 por ciento con respecto al mismo período del año anterior.

La pesca y la agricultura también se vieron damnificadas por el tsunami. La FAO está prestando asistencia en la construcción de embarcaciones y de equipo de pesca. También está proporcionando a los agricultores los insumos y aperos agrícolas necesarios (fertilizantes, semillas vegetales, cepas y plantones, y aperos manuales).

Entre febrero y mayo el PMA proporcionó arroz, azúcar, aceite vegetal y legumbres a aproximadamente 41 000 personas aquejadas de inseguridad alimentaria y afectadas por el tsunami. En junio, debido a la recuperación económica y de los medios de subsistencia y a la existencia de planes financieros, el PMA y el gobierno de Maldivas redujeron el número de beneficiarios a aproximadamente 13 000 personas. Entre ellas se cuentan las personas desplazadas en el interior del país (PDI) y sus familias de acogida que todavía se consideran con inseguridad alimentaria. Los beneficiarios seleccionados recibirán arroz, harina de trigo, aceite vegetal, legumbres y azúcar hasta el final de 2005. Además, el PMA suministró una ración alimentaria “excepcional” durante el mes de Ramadán para unas 63 000 personas afectadas por el tsumani.

MONGOLIA* (10 de octubre)

En Mongolia el ganado juega un papel fundamental en el estado nutricional de la mayoría de la población. El número total de animales en 2004 se estima oficialmente en 28 millones, 3,5 millones más que el año anterior. Sin embargo, para el invierno de 2004/05 se prevén pérdidas considerables como consecuencia de un verano seco en 2004 y de las fuertes nevadas y temperaturas muy inferiores a lo normal registradas durante el invierno. Para proteger a la población contra las consecuencias de los desastres naturales, tales como las enfermedades y el clima invernal muy frío (zud) registrado en julio de 2005, se ha aplicado un sistema de seguro para el ganado con un préstamo sin interés de 7 540 000 dólares EE.UU. con cargo a la Asociación Internacional para el Desarrollo.

El trigo es prácticamente el único cereal que se produce en el país. La producción en 2004 se estima oficialmente en 135 600 toneladas, aproximadamente un 15,5 por ciento menos que el año anterior, debido a un tiempo seco durante el verano registrado en las principales regiones productoras de trigo. Ha comenzado la recolección de la cosecha de trigo de 2005 pronosticándose provisionalmente una producción de 110 000 toneladas, por debajo del nivel del año pasado debido a la sequía imperante en la mayor parte del país durante el verano. Esta producción cubre solamente alrededor de un 28 por ciento de la utilización interna de trigo, quedando una necesidad de importación para 2005/06 estimada en 285 000 toneladas. Dado que el país tiene un problema grave de balanza de pagos, las importaciones comerciales cubrirán solamente una parte de esta necesidad de manera que será necesario cubrir el déficit con ayuda alimentaria. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) se ha comprometido a donar 20 000 toneladas de trigo a Mongolia en el marco del programa alimentos para el progreso. Además, Mercy Corps, una institución caritativa privada de los Estados Unidos, venderá el trigo en Mongolia por un valor estimado en 2,9 millones de dólares EE.UU. para ayudar a los proyectos de desarrollo rural.

MYANMAR (10 de octubre)

Ha comenzado la recolección de la cosecha de arroz de la temporada principal de 2005, que representa aproximadamente un 85 por ciento de la producción anual. La producción arrocera de 2005 se pronostica en 24,5 millones de toneladas, aproximadamente un 4,7 por ciento más que la producción del año pasado. Gracias a un aumento constante de la producción arrocera en los últimos años, la situación nacional del suministro de cereales es satisfactoria en 2005/06.

Myanmar es un país menos adelantado clasificado en el puesto 131 en la escala de 175 países del Índice de Desarrollo Humano. El PMA continúa suministrando alimentos a 347 600 beneficiarios en el marco de la OEM ‘Asistencia Alimentaria de Emergencia a las Familias Vulnerables en el estado de Shan’, con una ayuda total de 20 000 toneladas entre junio de 2005 y mayo de 2006, y también continúa suministrando alimentos a 416 000 beneficiarios en el marco de la operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR).

NEPAL (11 de octubre)

Las inundaciones y aludes de lodo, provocados por varios días de lluvias torrenciales a finales de septiembre, causó la muerte de por lo menos 32 personas y la desaparición de otras 39 en el distrito de Dadeldhura ubicado en el lejano oeste nepalés.

Ha terminado la recolección del maíz y comenzó la del mijo y arroz que terminará para mediados de diciembre. Unas precipitaciones dispersas recibidas en junio, julio y agosto retrasaron el trasplante del arroz y redujeron la superficie sembrada (en aproximadamente un 5 por ciento) y la producción en la mayor parte del Nepal, sobre todo en la región oriental. La producción arrocera de 2005 se pronostica provisionalmente en 4 080 000 toneladas, aproximadamente un 5 por ciento menos que el año anterior, mientras que las de los cereales secundarios, principalmente maíz, se pronostica en 1 920 000 toneladas, volumen casi igual al del año pasado. Por consiguiente, la necesidad total de importación de cereales en 2005/06 se prevé en 140 000 toneladas.

El Nepal es uno de los países más expuestos a desastres de todo el mundo. En el verano de 2004 unas inundaciones y aludes de lodo generalizados afectaron a 800 000 personas en 25 de los 75 distritos de Nepal. El conflicto armado y la situación política inestable en el país continúan trastornando la seguridad y los medios de subsistencia de miles de familias.

PAKISTÁN (26 de octubre)

El 8 de octubre de 2005 se produjo un terremoto de magnitud 7,6 de la escala Richter que causó la muerte de más de 50 000 personas, dejando aproximadamente 74 000 heridos y millones de personas sin vivienda (las cifras siguen aumentando todavía). Las estimaciones más recientes indican que más de 2 millones de personas necesitan ayuda para salvar sus vidas, principalmente tiendas de campaña, antes de que comience el invierno dentro de dos o tres semanas. Las Naciones Unidas han revisado su llamamiento anterior y ahora piden cerca de 550 millones de dólares EE.UU. para una asistencia de emergencia durante seis meses.

La producción de la cosecha de trigo de 2005, recogida en junio, se estima en un volumen sin precedentes de 21,1 millones de toneladas, gracias al aumento de los precios mínimos de sostenimiento del gobierno, a unas condiciones atmosféricas favorables y a la disponibilidad de fertilizantes y préstamos. En consecuencia, se estima que las importaciones de trigo disminuirán en 2005/06 a 500 000 toneladas con respecto a las importaciones de 1,4 millones de toneladas del año pasado.

Han comenzado las recolecciones del arroz Kharif. La producción arrocera en 2005 se estima en 5 millones de toneladas, volumen ligeramente superior a la producción sin precedentes del año pasado, de resultas de una siembra efectuada en el momento oportuno, de unas condiciones atmosféricas favorables y de la disponibilidad de fertilizantes y plaguicidas. El Pakistán es un exportador importante de arroz y el volumen de sus exportaciones en 2005/06 se pronostica en 2,2 millones de toneladas.

REPÚBLICA DE KIRGUISTÁN (5 de octubre)

Los informes más recientes indican que la República de Kirguistán ha cosechado aproximadamente 1,7 millones de toneladas de cereales, volumen semejante al del año pasado. La cifra indicada comprende aproximadamente 1,2 millones de toneladas de trigo, 170 000 toneladas de cebada y unas 320 000 toneladas de maíz. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en 115 000 toneladas, incluidas 105 000 toneladas de trigo para molienda, principalmente de Kazajstán, y 10 000 toneladas de arroz.

REPÚBLICA DEMOCRÁTICA POPULAR DE LAOS (10 de octubre)

Las inundaciones de agosto han afectado gravemente a los medios de subsistencia en algunas provincias, especialmente las de Savannakhet y Bolikhamxay. Más de 30 000 hectáreas de arroz resultaron muy perjudicadas.

Ha comenzado la recolección del arroz de la estación húmeda, que representa alrededor del 85 por ciento de la producción anual de cereales, y continuará hasta diciembre. El arroz de la estación húmeda se produce predominantemente en las tierras bajas de la cuenca del río Mekong mientras que en las tierras altas se cultiva una cosecha monzónica menor de bajo rendimiento. La producción arrocera de 2005 se estima en 2 350 000 toneladas, aproximadamente un 7 por ciento menos que el año pasado y un 3 por ciento menos que el nivel medio de los cinco años anteriores, debido a una reducción de la superficie sembrada y a una productividad escasa como consecuencia tanto de la sequía como de las inundaciones.

En 2006, el país puede mantener prácticamente la autosuficiencia alimentaria a escala nacional con una necesidad total de importación de cereales de 37 000 toneladas. En un año normal, sin embargo, una tercera parte de la población Lao, que vive predominantemente en las zonas de tierras altas, experimenta un déficit de arroz durante cuatro meses y necesita ayuda alimentaria, especialmente en los distritos afectados por las inundaciones en el verano.

SRI LANKA* (12 de octubre)

La producción de la cosecha principal del arroz maha de 2005 se estima oficialmente en 2 010 000 toneladas, 330 000 toneladas más que la producción afectada por la sequía del año pasado. Ha comenzado la recolección de la cosecha Yala, previéndose una producción mayor que la del año pasado. Las importaciones de trigo para 2006 se pronostican en 1 millón de toneladas. Además, el país importa cada año aproximadamente 130 000 toneladas de maíz para cubrir la necesidad de piensos y el consumo humano.

Actualmente el PMA está comprando 13 000 toneladas de arroz de las cooperativas locales por conducto del Ministerio de Agricultura de Sri Lanka para sus programas relacionados con el tsunami y otras 5 000 toneladas para su programa de recuperación a más largo plazo (OPSR).

En septiembre, el PMA proporcionó alimentos de socorro en cantidad suficiente para alimentar a 750 000 personas mediante sus distribuciones generales de alimentos en las zonas afectadas por el tsunami. A partir de octubre el PMA orientará su ayuda a 350 000 personas en el marco de su intervención de alimentación a grupos vulnerables. Además, está prestando asistencia a alrededor de 855 000 personas en las zonas de inseguridad alimentaria afectadas por el tsunami y el conflicto mediante actividades de alimentación escolar, nutrición maternoinfantil y alimentos por trabajo.

La FAO, en calidad de organismo coordinador de las Naciones Unidas para la rehabilitación de los sectores pesquero y agrícola en Sri Lanka, continúa distribuyendo redes de pesca y motores a los pescadores afectados por el tsunami y proporcionando semillas y fertilizantes al sector agrícola.

TAILANDIA (12 de octubre)

Está a punto de comenzar la recolección de la cosecha principal de arroz, que representa alrededor del 75 por ciento de la producción arrocera anual. El resto se produce principalmente bajo riego, siendo la temporada de siembra el período comprendido entre enero y marzo, y la de la recolección entre mayo y julio. La producción arrocera de la temporada principal de 2005 se estima oficialmente en 21,3 millones de toneladas y la producción total de arroz de 2005 se estima en 27 millones de toneladas, un resultado casi sin precedentes, gracias a unas condiciones atmosféricas favorables y al apoyo del gobierno que ha anunciado planes para comprar hasta 9 millones de toneladas de arroz a precios mínimos aumentados. Ha terminado recientemente la recolección del maíz con una producción estimada en 4,2 millones de toneladas.

Todavía se prevé que Tailandia sea el mayor exportador de arroz en 2005, estimándose sus exportaciones en 7,8 millones de toneladas, frente a los 10,1 millones de toneladas del año pasado, debido a las sequías del año pasado y de la primavera de este año.

TAYIKISTÁN (5 de octubre)

Los informes más recientes indican que Tayikistán acaba de recoger una cosecha sin precedentes de 911 000 toneladas de cereales, que se comparan con la cosecha récord anterior de 840 000 toneladas obtenida el año pasado. Las precipitaciones superiores a la media recibidas en las montañas durante el invierno y la posterior disponibilidad de agua en los ríos que alimentan los extensos sistemas de riego del país permitieron a los agricultores igualar las grandes extensiones sembradas el año pasado y aumentar los rendimientos. La producción total de cereales comprende aproximadamente 780 000 toneladas de trigo, 63 000 toneladas de cebada, 35 000 toneladas de maíz y 32 000 toneladas de arroz. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en 242 000 toneladas, principalmente trigo.

TIMOR-LESTE, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE (10 de octubre)

Ha terminado recientemente la recolección de la cosecha de arroz en las zonas septentrionales, mientras que en las meridionales está todavía en curso y continuará hasta finales de noviembre. El país ha experimentado una grave sequía en la mayoría de las partes durante la presente campaña, resultando afectados 9 de los 13 distritos. La siembra del maíz y la yuca comenzará a partir de noviembre. Si continúa la situación de sequía, la producción del año que viene y la seguridad alimentaria resultarán considerablemente afectadas.

El país es uno de los más pobres del mundo con más del 40 por ciento de la población viviendo por debajo de la línea de pobreza. Se considera que más de 350 000 personas, o sea un 42 por ciento de la población, está afectada de inseguridad alimentaria crónica. Cada año el país hace frente a una situación de escasez de alimentos en las zonas rurales, que llega a su expresión máxima durante el período comprendido entre noviembre y febrero. La de este año probablemente sea peor debido a la falta de lluvias. Las precipitaciones de los próximos meses son particularmente importantes para la próxima campaña agrícola que comenzará a partir de noviembre y diciembre.

TURKMENISTÁN (4 de octubre)

Ha terminado la recolección de los cereales y las estimaciones oficiales indican una producción total de poco más de 3 millones de toneladas, aproximadamente 290 000 toneladas más que la cosecha sin precedentes del año pasado y un volumen superior en más de 963 000 toneladas a la media quinquenal. La producción prevista comprende aproximadamente 2,9 millones de toneladas de trigo, 110 000 toneladas de arroz y unas 50 000 toneladas de cebada. El gobierno se propone exportar aproximadamente 120 000 toneladas de trigo e importar 40 000 toneladas de trigo duro y unas 4 000 toneladas de arroz.

UZBEKISTÁN (5 de octubre)

Los informes más recientes indican que Uzbekistán ha obtenido recientemente cerca de 5,4 millones de toneladas de cereales, alrededor de 798 000 toneladas más que la media quinquenal. Los factores principales que han contribuido a la mejora de la producción han sido las condiciones atmosféricas favorables y una disponibilidad suficiente de agua en los ríos que alimentan los extensos sistemas de riego del país, así como un mejor acceso a los insumos agrícolas. La producción de cereales prevista comprende aproximadamente 4,9 millones de toneladas de trigo, 100 000 toneladas de cebada, 140 000 toneladas de maíz y 220 000 toneladas de arroz. Las exportaciones durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en 500 000 toneladas, principalmente de trigo. Las importaciones de cereales en el mismo período se pronostican en 283 000 toneladas, incluidas 146 000 toneladas de trigo destinado al consumo humano y 120 000 toneladas de arroz.

VIET NAM (12 de octubre)

El tifón Damrey y las inundaciones registradas a final de septiembre azotaron la región septentrional de Viet Nam, causando la muerte de 69 personas y la destrucción de 318 000 hectáreas de cultivos, principalmente arroz. Es probable que las regiones septentrionales pierdan entre 300 000 y 400 000 toneladas de arroz debido a las destrucciones causadas por el tifón Damrey. Según los informes, el desastre también afectó a la producción de alimentos marinos y de sal.

En las partes septentrionales del país la recolección del arroz del décimo mes comenzó a mediados de septiembre y en el sur comenzará a partir de finales de octubre. Pese a las recientes inundaciones, se pronostica que la producción arrocera de 2005 alcanzará un nuevo nivel récord de 37 millones de toneladas, aproximadamente 882 000 toneladas más que la producción sin precedentes del año pasado.

Viet Nam, el segundo exportador mundial de arroz después de Tailandia, probablemente exportará alrededor de 4,5 millones de toneladas de arroz este año, frente a los 4,1 millones de toneladas exportados el año pasado. En los nueve primeros meses de este año el país exportó aproximadamente 4,3 millones de toneladas de arroz, o sea el volumen mayor comparado con los mismos períodos de los años anteriores. En valor, se señala que las exportaciones arroceras realizadas en los primeros nueve meses superaron los 1 000 millones de dólares EE.UU., 410 millones de dólares EE.UU. más que en el mismo período del año pasado.

AMÉRICA CENTRAL (incluido el Caribe)

COSTA RICA (28 de septiembre)

Al final de septiembre, unas lluvias torrenciales hicieron desbordar los ríos en las zonas costeras del Pacífico, especialmente en la península de Nicoya y en la parte meridional de la provincia de San José, provocando inundaciones y aludes de lodo. Se han señalado daños causados a los cultivos alimentarios y comerciales. La recolección de las cosechas de maíz y frijoles de la primera temporada de 2005 ha comenzado en condiciones atmosféricas normales, mientras que en algunas zonas se han empezado a sembrar las cosechas de la segunda temporada. La producción de la cosecha principal de arroz se estima en un nivel medio de 160 000 toneladas. Se prevé que la producción de la cosecha secundaria de maíz de 2005 sea de alrededor de 13 000 toneladas. El país tiene un déficit estructural de trigo y maíz, y las necesidades de importación en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en 215 000 toneladas de trigo y 565 000 toneladas de maíz, debido en ambos casos al gradual incremento de la demanda nacional.

CUBA* (29 de septiembre)

A principios de julio, el huracán “Dennis” de categoría 2 azotó la mayor parte del territorio cubano, sobre todo Matanzas, Cienfuegos, Sancti Spiritus y Villa Clara. Se señalan daños a las infraestructuras rurales y pérdidas de la producción agrícola y ganadera, especialmente en los sectores de los frutales (mango y cítricos), bananos, café y hortalizas. El 20 de septiembre, el paso del poderoso huracán “Rita” afectó a las provincias nordoccidentales de Pinar del Río y La Habana, con lluvias torrenciales y tormentas eléctricas, acompañadas de fuertes vientos. Sin embargo, a pesar del efecto positivo de estas copiosas precipitaciones que repusieron parcialmente los principales embalses, persiste la sequía en las provincias orientales de Camagüey, Holguín y Las Tunas. Se ha comenzado a recoger la cosecha principal de arroz de 2005 y la producción se estima inicialmente en alrededor de 580 000 toneladas, cerca de un 5 por ciento menos que la escasa producción del año anterior como consecuencia de una reducción de los rendimientos debida a la limitada disponibilidad de agua para riego. También se prevén escasos rendimientos para la cosecha de maíz de la primera temporada que ha empezado a recogerse últimamente. El pronóstico provisional relativo a la cosecha de maíz de 2005 apunta a un volumen de alrededor de 200 000 toneladas.

Las necesidades de importación de arroz para la campaña comercial de 2005 (enero/diciembre) se pronostican en 750 000 toneladas, igual que el volumen importado el año anterior. La comunidad internacional está prestando asistencia alimentaria a algunas comunidades de las provincias orientales afectadas por la sequía prolongada y por el huracán “Dennis”.

EL SALVADOR (28 de septiembre)

La recolección de la cosecha de maíz de la primera temporada, que representa alrededor del 80 por ciento de la producción anual, está muy avanzada, mientras que en algunas zonas ha comenzado la siembra de las cosechas de maíz y frijoles de la segunda temporada. La producción total de la cosecha de maíz de 2005 se pronosticó provisionalmente en un nivel sin precedentes de alrededor de 714 000 toneladas, como consecuencia de las abundantes precipitaciones recibidas durante los últimos dos meses. Sin embargo, unas lluvias torrenciales debidas al huracán Stan de principios de octubre causaron daños a los cultivos tardíos de manera que es improbable que se cumplan los pronósticos relativos a la producción.

Se prevé que las necesidades de importación de maíz para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) disminuyan con respecto a las 529 000 toneladas del año anterior, situándose en 450 000 toneladas, como consecuencia de una muy buena producción. Para el trigo el país depende totalmente de las importaciones, pronosticadas en un nivel medio de 250 000 toneladas para la campaña comercial.

La comunidad internacional continúa proporcionando asistencia alimentaria, sobre todo en las zonas de mayor inseguridad alimentaria del país, tales como las aldeas rurales del departamento oriental de Morazán situadas en la frontera con Honduras, donde los casos de malnutrición han aumentado durante el período de escasez.

GUATEMALA (26 de octubre)

Las lluvias torrenciales caídas desde principios de julio hasta finales de agosto han afectado a la capital y a los departamentos de Izabal, Alta Verapaz, Huehuetenango y San Marcos, causando inundaciones, aludes de lodo y daños a las infraestructuras urbanas y rurales. El 2 de octubre el huracán Stan azotó el país causando cuantiosos daños a los cultivos, las viviendas, la infraestructura y las redes eléctricas y telefónicas. El 6 de octubre, el gobierno de Guatemala declaró el país en estado de emergencia. Se estima que cerca de 300 000 personas han quedado afectadas, y el saldo es de más de 600 muertos. El PMA ha lanzado una operación de emergencia (OEM) por un valor de 14 095 272 dólares EE.UU. para prestar asistencia alimentaria a unas 285 000 personas durante un período de seis meses (desde octubre de 2005 hasta abril de 2006). La recolección de los cereales secundarios de la primera temporada de 2005 había terminado hacía poco y se había comenzado a sembrar las cosechas de cereales y frijoles de la segunda temporada. La superficie total plantada con maíz en 2005 se pronostica en un nivel medio de 614 000 hectáreas, con una producción estimada en alrededor de 1 millón de toneladas. El aumento de los precios del petróleo está afectando a los precios de los principales alimentos básicos, con graves consecuencias para la seguridad alimentaria de los grupos más vulnerables y pobres de la población. Igual preocupación existe acerca de un posible incremento de los precios de los insumos agrícolas que podría causar una disminución de su utilización y una reducción de los rendimientos y la producción.

Las necesidades de importación de trigo y maíz para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se habían pronosticado, respectivamente, en alrededor de 400 000 toneladas y 580 000 toneladas, volúmenes ligeramente mayores que los del año anterior. Con el respaldo del “Frente Nacional de Lucha contra el Hambre”, la comunidad internacional continúa prestando asistencia alimentaria a las familias rurales más afectadas por la inseguridad alimentaria, en particular los niños menores de cinco años y las mujeres embarazadas y lactantes que adolecen de una malnutrición aguda.

HAITÍ* (29 de septiembre)

A mediados de julio, el paso de los huracanes “Dennis” y “Emily” causaron daños a los sectores agrícola y ganadero en los departamentos meridionales, que producen la mayor parte de los suministros alimentarios nacionales. Esos mismos departamentos se habían visto afectados por un prolongado período de sequía, con un retraso de alrededor de dos meses en la llegada de las lluvias estacionales, que demoró considerablemente el comienzo de las operaciones de siembra de las cosechas de cereales y frijoles de la temporada principal. La recolección del maíz de la primera temporada terminó en julio y agosto, y está muy avanzada la siembra de la cosecha de la segunda temporada, que se recogerá a fin de año. La producción de la cosecha de maíz de 2005 se pronostica en un nivel bajo de 180 000 toneladas. También ha terminado la recolección de la importante cosecha de arroz de regadío, mientras que la de secano todavía se está recogiendo. La producción arrocera para este año se prevé ligeramente inferior a las 100 000 toneladas, volumen semejante al de 2004. Lo que cabe señalar, sin embargo, en 2005 es el incremento de la producción de raíces y tubérculos (750 000 toneladas), frutas (500 000 toneladas), bananos (300 000 toneladas) y legumbres (100 000 toneladas).

Las importaciones de trigo para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican provisionalmente en alrededor de 270 000 toneladas. Las importaciones de arroz en 2005 (enero/diciembre) se pronostican en torno a las 260 000 toneladas.

La situación de seguridad continúa tensa e inestable y es probable que empeore a medida que se acerca la fecha de las elecciones presidenciales. Pese a unos problemas logísticos debidos a las convulsiones locales, la comunidad internacional continúa entregando ayuda a los grupos con mayor inseguridad alimentaria, sobre todo a las personas que corren un riesgo particular, tales como las mujeres embarazadas y lactantes y los niños menores.

HONDURAS (30 de septiembre)

La recolección de la primera cosecha de maíz de 2005/06 está casi terminada. La producción de maíz de la primera temporada, que representa alrededor del 80 por ciento de la producción anual, se estima en alrededor de 420 000 toneladas, lo que denota un incremento del 5 por ciento respecto al año anterior en el que varios departamentos del norte y el centro se vieron gravemente afectados por la sequía durante el mes de julio. Ha comenzado la siembra de la cosecha de maíz de la segunda temporada de 2005/06 y se señalan niveles bajos de humedad del suelo en algunas zonas de los departamentos septentrionales de Olancho y Colón.

Las necesidades de importación de trigo y maíz en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 250 000 toneladas y 265 000 toneladas, respectivamente. La comunidad internacional continúa prestando asistencia alimentaria, especialmente a las familias de las municipalidades con más de 50 por ciento de malnutrición crónica.

MÉXICO (26 de septiembre)

Está a punto de comenzar la recolección de la importante cosecha de maíz de primavera de 2005 (de secano) y la producción se estima provisionalmente en 15,5 millones de toneladas, alrededor de 1 millón de toneladas menos que la producción de la misma temporada del año pasado. La producción total de maíz en 2005 (la de otoño de 2004/05 más la de primavera de 2005) se pronostica en alrededor de 21,5 millones de toneladas, volumen ligeramente inferior a la producción sin precedentes de 2004. Ya se está preparando la tierra en los estados de Baja California sur y Sonora para la siembra de la cosecha de maíz de otoño de 2005/06. Está a punto de comenzar la recolección de la cosecha de sorgo de verano de 2005 en los estados nordoccidentales y los pronósticos iniciales apuntan a una producción total de sorgo de 5,7 millones de toneladas, alrededor de un 18 por ciento menos que el año pasado como consecuencia de una reducción de la superficie plantada y de los rendimientos. En los principales estados productores de Veracruz y Campeche está por comenzar la recolección de la cosecha principal de arroz de 2005 (principalmente de secano), y la producción se pronostica en un nivel medio de 300 000 toneladas. Se prevé que en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se importe alrededor de 6,3 millones de toneladas de maíz (con un incremento de alrededor del 10 por ciento debido a la expansión de la demanda de la industria de piensos), 3,6 millones de toneladas de trigo y 3,5 millones de toneladas de sorgo.

NICARAGUA (28 de septiembre)

La recolección de las cosechas de maíz y frijoles de la primera temporada de 2005/06 está prácticamente terminada. Se señalan daños localizados a los cultivos de maíz y arroz en los departamentos del Atlántico, especialmente la municipalidad de Waspam ubicada en la Región Autónoma Atlántico Norte (RAAN) a la que se ha declarado en estado de emergencia debido a la infestación de ratas, plagas e inundaciones durante el mes de julio. Sin embargo, los cultivos se han beneficiado mucho de las precipitaciones superiores a la media caídas entre mayo y septiembre. Los pronósticos iniciales apuntan a una producción sin precedentes de las cosechas de maíz y frijoles de 2005, de 550 000 toneladas y 250 000 toneladas, respectivamente. Las necesidades de importación en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en niveles medios de 130 000 toneladas de trigo, 80 000 toneladas de maíz y 125 000 toneladas de arroz.

La comunidad internacional continúa proporcionando asistencia alimentaria a las mujeres embarazadas y lactantes, a los niños menores de dos años y a las familias rurales más vulnerables de algunos departamentos del Atlántico Centro y Norte.

REPÚBLICA DOMINICANA (29 de septiembre)

Se señalan lluvias entre normales y copiosas, especialmente en los departamentos meridionales, debido a los huracanes “Dennis” y “Emily” que pasaron a mediados de julio a una cierta distancia. Según los informes, la situación de los cultivos tanto alimentarios como comerciales es buena. La recolección de la cosecha de arroz de la temporada principal está prácticamente terminada y se prevé una importante recuperación con respecto a la producción del año pasado afectada por las inundaciones, ya que la producción pasará de 577 000 toneladas en 2004 a 636 000 toneladas en 2005. La recolección de la cosecha de maíz de la primera temporada de 2005 está muy avanzada y se prevé una producción satisfactoria.

Las importaciones de trigo y maíz (principalmente maíz amarillo para el sector avícola) en la campaña comercial 2005/06 se prevén en 320 000 toneladas y 900 000 toneladas respectivamente, volumen semejante al del año anterior.

AMÉRICA DEL SUR

ARGENTINA (27 de septiembre)

Ha terminado recientemente la siembra del trigo de invierno de 2005/06. Las estimaciones oficiales apuntan a una superficie sembrada ligeramente inferior a los 5 millones de hectáreas, un 20 por ciento menos que el año anterior. Esta reducción considerable se debe principalmente a la limitada humedad del suelo durante la siembra en las principales zonas productoras de Buenos Aires, La Pampa y Córdoba. Se prevé que una parte de la superficie no sembrada con trigo se siembre con girasol en octubre. Actualmente, a pesar de algunos daños localizados debidos a las temperaturas muy frías, la situación de la cosecha de trigo es buena pero se necesitan precipitaciones en las próximas semanas, especialmente en las zonas productoras del sudoeste. Los pronósticos iniciales indican una producción de 12,5 millones de toneladas. La siembra de la cosecha de maíz de 2005/06 comenzó a principios de septiembre con algún retraso debido a las temperaturas bajas, y las intenciones de siembra apuntan provisionalmente a 3 150 000 hectáreas, alrededor de un 7 por ciento menos que la superficie plantada el año anterior. Las estimaciones oficiales indican para 2006 una producción de maíz situada entre 17 y 18 millones de toneladas, muy por debajo de la producción récord de 19,5 millones de toneladas obtenida en 2005. Está a punto de comenzar la siembra de la cosecha de arroz de 2005/06 y las intenciones de siembra apuntan a 166 000 hectáreas, con un incremento del 1 por ciento con respecto a 2004/05.

BOLIVIA (26 de septiembre)

Desde principios de septiembre, las bajas temperaturas y los temporales de nieve están afectando gravemente al ganado y los pastizales en el altiplano sudoccidental. Es probable, sin embargo, que los daños causados a los principales cultivos alimentarios como el maíz y el arroz sean limitados porque en esas zonas las operaciones de recolección están muy avanzadas. Se han señalado algunas pérdidas de cosechas de quinua en algunas comunidades de las provincias Nor Lípez y Sur Lípez del departamento de Potosí. En agosto, los departamentos de Beni, Pando y norte de Santa Cruz se han visto afectados por una grave sequía que ha causado la pérdida de alrededor de 15 000 cabezas de ganado. El 23 de septiembre un incendio generalizado favorecido por la sequía y por vientos fuertes destruyó alrededor de 150 000 hectáreas de bosques tropicales en los departamentos de Beni Pando, cerca de la frontera con Brasil.

La recolección de las cosechas de cereales de la segunda temporada (invierno) de 2005 está prácticamente terminada y se están realizando los preparativos de la tierra para la siembra de los cereales secundarios de la primera temporada (verano) de 2005/06, principalmente maíz, que se recogerán a partir del próximo mes de marzo. Ha comenzado recientemente la planificación de la cosecha de arroz de 2005/06 en las zonas tropicales de las tierras bajas orientales del departamento de Santa Cruz, mientras que en los valles del altiplano se ha comenzado a sembrar la importante cosecha de papas de invierno. La producción total de trigo de 2005 se pronostica en 102 000 toneladas, muy por encima de la de los dos últimos años afectada por la sequía. En cambio, la producción de la cosecha de maíz de 2005 se estima en alrededor de 600 000 toneladas, volumen ligeramente inferior a la media de los últimos cinco años.

Según los pronósticos, las importaciones de trigo en la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) serán semejantes al volumen de alrededor de 400 000 toneladas importado el año anterior.

BRASIL (27 de septiembre)

Unas lluvias entre normales y abundantes recibidas desde principios de septiembre han mantenido los niveles de humedad del suelo para el trigo de invierno en las principales zonas productoras del sur del Brasil (Paraná y Rio Grande do Sul), pero trastornaron el comienzo de las operaciones de recolección en algunas zonas productoras del norte. Como consecuencia de algunos factores, como los precios bajos, la abundancia de reservas nacionales y la sequía imperante durante el período de siembra, la superficie sembrada con trigo en 2005/06 ha disminuido considerablemente, especialmente en los estados productores del sur, determinando una producción prevista en 5,2 millones de toneladas, alrededor de un 9 por ciento menos que la del año anterior. Está a punto de terminar la recolección de la cosecha de maíz de la segunda temporada (safrinha) de 2005 en los estados del centrosur, previéndose una producción de sólo 7,6 millones de toneladas, situada lejos del buen resultado obtenido en 2004 (10,7 millones de toneladas) y de la cosecha sin precedentes de 2003 (12,8 millones de toneladas). Este resultado se debe fundamentalmente a unas condiciones atmosféricas irregulares imperantes en el estado de Sao Paulo. La producción total de maíz para 2005 se estima en 34,9 millones de toneladas, alrededor de un 17 por ciento menos que la buena cosecha de 2004. Ha comenzado recientemente la importante cosecha de maíz de verano de 2005/06 en Río Grande do Sul, mientras que en los estados del sudeste y el centro oeste se esperan condiciones atmosféricas mejores. Puede que las malas perspectivas para los precios del maíz en 2006, los altos costos de producción y los precios mejores para la soja induzcan a los agricultores a reducir la superficie sembrada con maíz. También se señalan algunas preocupaciones acerca de una posible reducción en la utilización de fertilizantes y plaguicidas, como consecuencia del endeudamiento de los agricultores debido a la mala cosecha del año pasado y la fuerza de la moneda local. Pese a algunas pérdidas debidas a la sequía en el estado de Río Grande do Sul, la producción arrocera en 2005 se estima en un nivel sin precedentes de más de 13 millones de toneladas, debido principalmente a un aumento de la superficie sembrada atribuido a los altos precios vigentes en 2004.

CHILE (26 de septiembre)

La siembra de la cosecha de trigo de invierno de 2006, que se recogerá entre diciembre y marzo, ha terminado recientemente y, según las primeras estimaciones oficiales, la superficie sembrada se ha reducido considerablemente, de 420 000 hectáreas a 350 000. La siembra de la cosecha de maíz de 2006 está a punto de comenzar en las regiones sexta, séptima y norte de la octava, y las intenciones de siembra apuntan a unas 120 000 hectáreas, cerca de un 10 por ciento menos que el año pasado. La reducción de la superficie sembrada con las cosechas de trigo y maíz se debe principalmente a los bajos precios obtenidos durante la campaña comercial 2005 y la posterior decisión de los agricultores de dedicar la tierra a otros cultivos más rentables, como la cebada o las hortalizas. Se prevé, por ejemplo, que la superficie sembrada con cebada en 2006 pase de 22 000 hectáreas a 30 000 como consecuencia de la estipulación de nuevos contratos con las cervecerías nacionales, que garantizan precios y mercado para los agricultores.

Las necesidades de importación para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) se pronostican en 640 000 toneladas de maíz (principalmente amarillo), 320 000 toneladas de trigo y 90 000 toneladas de arroz.

COLOMBIA (27 de septiembre)

La recolección de las cosechas de cereales de la primera temporada de 2005 está muy avanzada, mientras en algunas zonas con suficiente humedad del suelo se están realizando los preparativos para la siembra de las cosechas de cereales de secano de la segunda temporada. La producción total de maíz para 2005 (de ambas temporadas) se pronostica provisionalmente en 1,5 millones de toneladas, frente a una media de 1,2 millones de toneladas de los últimos cinco años. Este resultado se debe principalmente a unas condiciones atmosféricas favorables en las zonas costeras caribeñas durante la siembra y el desarrollo de los cultivos de la primera temporada. Se prevé que la producción de sorgo esté en torno a la media de 235 000 toneladas. La producción de arroz, un importante alimento básico en la alimentación colombiana, se estima provisionalmente en un nivel ligeramente inferior a los 2,6 millones de toneladas, aproximadamente un 5 por ciento menos que el año anterior como consecuencia de una reducción de la superficie plantada relacionada con el descenso de los precios.

Las necesidades de importación de trigo y maíz para la campaña comercial de 2005 (enero/diciembre) se pronostican en alrededor de 1,2 millones de toneladas y 1 850 000 toneladas, respectivamente. La comunidad internacional continúa prestando asistencia en diversas partes del país a la población desplazada en el interior, víctimas de los disturbios civiles que afectan a la nación.

ECUADOR (30 de septiembre)

Unas condiciones atmosféricas secas desfavorables están afectando a algunas zonas. En particular los departamentos costeros están experimentando una reducción cuantitativa y cualitativa de los pastizales, con consecuencias negativas para la producción ganadera. El precio de la leche ya está mostrando una tendencia alcista. La sequía ha afectado sólo marginalmente a las cosechas de maíz y arroz, porque la mayor parte se había recogido entre mayo y julio. Actualmente la mayor parte de los suelos está en el período de barbecho. En los departamentos interandinos de Azuay, Chimborazo y Pichincha existen algunas preocupaciones acerca de la producción de la cosecha secundaria de maíz (principalmente blanco, de verano), que se recogerá en octubre. La producción de arroz y maíz en 2005 se pronostica provisionalmente en alrededor de 1,3 millones de toneladas y 670 000 toneladas, respectivamente, volúmenes ligeramente superiores a los del año anterior en el que las plantaciones resultaron gravemente afectadas por la escasa humedad del suelo.

Aunque el país es autosuficiente en arroz, las necesidades de importación para la campaña comercial 2005/06 (enero/diciembre) se pronostican en 380 000 toneladas de maíz y 515 000 toneladas de trigo.

PERÚ (30 de septiembre)

Ya se ha recogido la mayor parte de la cosecha de trigo de 2005 y la producción se pronostica provisionalmente en más de 170 000 toneladas, poco más que el año anterior, pero todavía por debajo de la media de los últimos cinco años. En los departamentos de la Sierra - Cajamarca, San Martín, La Libertad y Apurímac - la recolección de las cosechas del maíz blanco y amarillo de 2005 prácticamente ha terminado en condiciones atmosféricas normales, mientras que en los departamentos costeros de Lambayeque y Lima todavía se están recogiendo (especialmente los del maíz amarillo). La producción total de maíz para 2005 se prevé en torno a 1,3 millones de toneladas, cerca de un 8 por ciento más que la producción afectada por la sequía de 2004. En las principales zonas productoras del norte se ha terminado de recoger la cosecha de arroz, cuya producción para 2005 debería de alcanzar los 2,2 millones de toneladas, alrededor de un 20 por ciento más que la cosecha gravemente afectada por la sequía de 2004.

Para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio), las necesidades de importación de trigo y maíz (principalmente amarillo, como pienso para la industria avícola) se estiman en 1,5 millones de toneladas y 1,2 millones de toneladas, respectivamente.

URUGUAY (30 de septiembre)

La siembra de las cosechas de trigo y cebada de invierno de 2005 ha terminado recientemente con algún retraso debido a las continuas e intensas precipitaciones que dificultaron las operaciones de siembra. La superficie plantada con trigo y cebada para 2005 es de 154 000 y 82 000 toneladas, respectivamente, inferior a las intenciones de siembra oficiales y a la superficie récord sembrada el año anterior. Cabe destacar la reducción del 40 por ciento de la superficie plantada con la cosecha de cebada, debido a la escasa demanda de la industria cervecera local. Acaba de comenzar la siembra de las cosechas de maíz y sorgo de verano de 2006, que se recogerán a partir de marzo, y las intenciones apuntan a un nivel medio de 60 000 hectáreas para el maíz y a un aumento de 19 000 a 25 000 hectáreas para el sorgo.

VENEZUELA (30 de septiembre)

En los estados centrales de Portuguesa, Guárico y Barinas ha comenzado la recolección de la cosecha de maíz de la campaña comercial 2005/06. La producción de la cosecha de maíz (fundamentalmente maíz blanco destinado al consumo humano) se estima en menos de 1,9 millones de toneladas, alrededor de un 10 por ciento menos que el año anterior, como consecuencia de una reducción de la superficie plantada debida a los precios bajos, pero todavía por encima de la media de los últimos cinco años. También se ha comenzado a recoger la cosecha del arroz de verano de 2005 en los estados de Portuguesa, Guárico y Cojedes, estimándose provisionalmente la producción arrocera de 2005/06 en 940 000 toneladas.

Las necesidades de importación de trigo y maíz para la campaña comercial 2005/06 (julio/junio) deberían mantenerse estables en 1,5 millones de toneladas y 400 000 toneladas, como el año anterior.

EUROPA

UE (11 de octubre)

Las estimaciones más recientes cifran la producción total de cereales de la UE en 2005 en alrededor de 255 millones de toneladas, cerca de un 13 por ciento menos que la excelente cosecha del año pasado, y alrededor de un 3 por ciento menos que la media de los últimos cinco años. De este total, se estima que el trigo represente aproximadamente 123 millones de toneladas, un 10 por ciento menos que en 2004. La disminución se debe principalmente a una normalización de los rendimientos en toda la región tras los niveles excepcionalmente buenos alcanzados el año pasado en condiciones casi óptimas. Aunque en la península ibérica las cosechas se vieron devastadas por la sequía, estos países representan sólo una parte relativamente pequeña del total de la UE, de manera que sus repercusiones a escala regional fueron mínimas. Sin embargo, si se tiene en cuenta específicamente el trigo duro, que habitualmente representa un 8 por ciento de la cosecha total de trigo, la disminución de la producción de este año es mucho más marcada. Las plantaciones se redujeron de forma pronunciada en España e Italia, dos de los principales productores que, junto con otros países productores de trigo duro, estuvieron entre los más castigados por la sequía. La producción total de trigo duro de la UE se estima en poco más de 7 millones de toneladas, frente al volumen sin precedentes de casi 12 millones de toneladas del año pasado. Las pequeñas cosechas de cereales secundarios se han recogido en condiciones mayormente favorables, pero debido a una reducción tanto de la superficie como de los rendimientos en comparación con el año pasado se prevé una notable merma de la producción de 15 por ciento para la cebada, 22 por ciento para el centeno y alrededor del 11 por ciento para la avena. Además, las precipitaciones torrenciales caídas durante el verano en algunas partes, sobre todo en Alemania, han reducido considerablemente la calidad de los cultivos de este año. Como en el caso del maíz, la mayor parte de la cosecha todavía no se ha recogido. En Francia, Italia y España la sequía del verano ha reducido los rendimientos de los cultivos principales de la región. Aunque la sequía ha sido muy devastadora en algunos países, particularmente en España y Portugal, las repercusiones generales no son tan grandes como las de la sequía generalizada en 2003.

Las cosechas de cereales de invierno que se recogerán en 2006 ya han sido sembradas en su mayor parte y los cultivos están germinando en las partes septentrionales de la UE, donde la humedad de la capa superficial ha sido generalmente suficiente para el arraigo de los cultivos. En los países orientales, unos chaparrones generalizados caídos a final de septiembre y principios de octubre continuaron beneficiando de alguna manera a los cultivos tardíos de verano, que en algunas partes todavía no han madurado, pero impidieron los trabajos de campo para la siembra de otoño. En las partes meridionales, el tiempo seco imperante en las últimas semanas ha favorecido la recolección de las cosechas de verano y los preparativos de la tierra para la siembra de los cultivos de invierno, pero en la península ibérica azotada por la sequía se necesitan buenas lluvias para reponer los suministros de humedad para la próxima siembra de los cereales de invierno.

ALBANIA (11 de octubre)

La producción de cereales en 2005 se estima en alrededor de 590 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior. Se estima que el trigo represente alrededor de 350 000 toneladas. La necesidad de importación de cereales para 2005/06 debería mantenerse en torno a la media de los últimos cinco años (alrededor de 370 000 toneladas), en su mayor parte trigo.

BELARÚS (5 de octubre)

Los informes más recientes apuntan a una producción total de cereales de cerca de 6 millones de toneladas, poco menos que la del año pasado estimada en alrededor de 6,1 millones de toneladas. La cosecha está casi terminada y comprende aproximadamente 980 000 toneladas de trigo, 1,8 millones de toneladas de cebada, 1,7 millones de toneladas de centeno y 625 000 toneladas de maíz. Las importaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en alrededor de 525 000 toneladas, volumen semejante al de las importaciones efectuadas durante la anterior campaña comercial. Las importaciones de cereales de este año comprenden 240 000 toneladas de trigo destinado al consumo humano, 240 000 toneladas de maíz y 33 000 toneladas de cebada. Las exportaciones de cereales, principalmente centeno, se pronostican en 100 000 toneladas para la campaña comercial 2005/06.

BOSNIA Y HERZEGOVINA (6 de octubre)

Las estimaciones más recientes apuntan a una producción total de cereales de poco más de 1 millón de toneladas, aproximadamente 240 000 toneladas menos que el año pasado. Este total comprende 180 000 toneladas de trigo, 750 000 toneladas de maíz y 55 000 toneladas de cebada. Unas lluvias torrenciales y las inundaciones registradas durante el verano comprometieron algunas cosechas de cereales. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en 570 000 toneladas, incluidas 80 000 toneladas de ayuda alimentaria.

BULGARIA (11 de octubre)

La producción de cereales descendió de forma pronunciada en 2005 con respecto a la excelente cosecha del año anterior. La producción de trigo se estimó oficialmente en alrededor de 3,3 millones de toneladas, cerca de un 17 por ciento menos que el año anterior, pese a una superficie sembrada semejante. La merma de la producción se debió principalmente a los cuantiosos daños causados a las plantas jóvenes a principio de la campaña por las plagas de ratones, y a los daños causados por las lluvias torrenciales y las inundaciones registradas durante la primavera y el verano. También disminuyó de forma pronunciada la producción de cebada, debido a una fuerte reducción de la superficie sembrada y a una disminución de los rendimientos por las condiciones de crecimiento imperantes durante la campaña, por lo general peores que las del año anterior. El gobierno está prestando ayuda financiera a los agricultores para la siembra del trigo de otoño que se cosechará en 2006, con el fin de que puedan sembrar una superficie normal, que de otra manera hubiera sido difícil tras las pérdidas causadas por el mal tiempo del año pasado, además del aumento de los costos de producción, sobre todo del combustible.

CROACIA (6 de octubre)

La recolección de los cereales ha terminado con una producción total estimada en alrededor de 3,1 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al de la cosecha del año pasado pese a un retraso en la siembra de primavera debido a las lluvias intensas. La producción de cereales de este año comprende aproximadamente 500 000 toneladas de trigo, 2,4 millones de toneladas de maíz y 173 000 toneladas de cebada. Cerca de 250 000 toneladas de maíz se destinan a las exportaciones durante la campaña comercial 2005/06. Las importaciones totales de cereales durante el mismo período se pronostican en alrededor de 192 000 toneladas, incluidas 120 000 toneladas de trigo, 50 000 toneladas de maíz y unas 10 000 toneladas de cebada.

SVNESLOVENIA (11 de octubre)

La producción de cereales de 2005 se estima en alrededor de 500 000 toneladas, un 13 por ciento menos que la excelente cosecha de 2004 pero todavía cercana a la media de los últimos cinco años. Los cultivos se sembraron en una superficie semejante a la del año anterior, pero las condiciones de crecimiento fueron menos favorables que en 2004 y los rendimientos fueron menores. Las lluvias torrenciales caídas durante el período de la recolección causaron daños sobre todo a la cosecha de trigo, no sólo reduciendo la producción respecto de lo que se había previsto anteriormente sino también la calidad del cereal, lo que supondrá para los agricultores la obtención de menores ingresos de la venta de la cosecha. Según los informes, las partes sudorientales del país han sufrido los daños mayores causados por las lluvias, y los efectos podrían sentirse el próximo año o dentro de dos años, ya que los fondos de los agricultores destinados a la siembra de sus próximas cosechas deberían disminuir sensiblemente.

ESTONIA (6 de octubre)

Los informes más recientes indican que Estonia ha recogido aproximadamente 600 000 toneladas de cereales, incluidas 180 000 toneladas de trigo, 290 000 toneladas de cebada y 40 000 toneladas de centeno, volúmenes semejantes a los obtenidos el año pasado. Los cereales de primavera representan alrededor del 84 por ciento de la superficie total plantada con cereales. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se pronostica en alrededor de 229 000 toneladas, incluidas 136 000 toneladas de trigo, 40 000 toneladas de maíz y 33 000 toneladas de cebada.

EX REPÚBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (11 de octubre)

La producción de cereales en 2005 se estima inferior al buen nivel de 2004, pero todavía superior a la media de los últimos cinco años. Al igual que en otras partes de la región, las precipitaciones recibidas en el verano impidieron la recolección del trigo de invierno pero fueron favorables para la cosecha de maíz de verano.

FEDERACIÓN DE RUSIA (7 de octubre)

La recolección de los cereales está casi terminada, excepto en la Rusia septentrional. Se estima que la producción total de cereales alcanzará el buen nivel del año pasado, estimado en alrededor de 76 millones de toneladas. Este total comprende aproximadamente 47 millones de toneladas de trigo, 16,2 millones de toneladas de cebada, 3 millones de toneladas de maíz y 3,6 millones de toneladas de centeno. La superficie total sembrada con cereales en 2004/05 totalizó aproximadamente 42,2 millones de hectáreas, en comparación con los 42,9 millones de hectáreas en 2003/04. Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2005/06 se estiman en alrededor de 9,5 millones de toneladas, incluidos 8,5 millones de toneladas de trigo y 996 000 toneladas de cebada. Las importaciones totales de cereales, principalmente trigo destinado al consumo humano y algo de maíz y cebada, se pronostican en alrededor de 2,5 millones de toneladas para la campaña comercial 2005/06.

En Chechenia, los disturbios civiles continúan trastornando las actividades sociales y económicas. El conflicto ha desplazado a más de 300 000 personas, de las cuales 187 000 están en el interior del país, 30 000 en Ingushetia, y 9 000 en Dagestan. En el marco de la actual operación de emergencia (OEM), de 18 meses, que comenzó en enero de 2004 y se ha prorrogado hasta diciembre de 2005, el PMA ha estado prestando asistencia a unas 259 000 personas muy vulnerables en Chechenia e Ingushetia con 47 882 toneladas de alimentos.

LETONIA (5 de octubre)

Los informes más recientes indican que Letonia ha recogido poco más de 1 millón de toneladas de cereales, volumen ligeramente superior al del año pasado y superior en más de 100 000 toneladas a la producción media quinquenal. La producción pronosticada para este año comprende aproximadamente 490 000 toneladas de trigo, 270 000 toneladas de cebada y 150 000 toneladas de centeno. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2005/06 se estima en 151 000 toneladas, principalmente trigo, y las exportaciones durante el mismo período en 52 000 toneladas.

LITUANIA (4 de octubre)

La producción total de cereales se estima en alrededor de 2 750 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al de 2004. La producción de este año comprende aproximadamente 1 380 000 toneladas de trigo, 814 000 toneladas de cebada y 420 000 toneladas de centeno. Las exportaciones totales de cereales (principalmente trigo) para la campaña comercial 2005/06 se estiman en 250 000 toneladas y las importaciones durante el mismo período en 214 000 toneladas.

MOLDOVA (3 de octubre)

Ha terminado la recolección de los cereales con una producción total para este año estimada en 2,4 millones de toneladas, aproximadamente 100 000 toneladas menos que la excelente cosecha del año pasado. Este total comprende más 1 millón de toneladas de trigo, 1,2 millones de toneladas de maíz y 150 000 toneladas de cebada. Las totales de cereales durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en 400 000 toneladas, incluidas 100 000 toneladas de trigo, 200 000 toneladas de maíz y 100 000 toneladas de cebada. El país podría exportar cantidades mayores pero la tendencia es de mantener reservas relativamente abundantes dadas las experiencias pasadas en las que escasearon los alimentos.

SLOREPÚBLICA ESLOVACA (11 de octubre)

Nuevamente en 2005 la producción de cereales se estima en un volumen superior a la media, aunque alrededor de un 4 por ciento menos que la excelente cosecha de 2004. La merma de este año se atribuye principalmente a una reducción de la superficie plantada con cebada y al tiempo desfavorable imperante durante el verano, que retrasó la cosecha y causó daños a los cultivos de trigo y cebada. Las lluvias del verano resultaron beneficiosas para la cosecha del maíz, cuya producción aumentaría, según los pronósticos, a un excelente nivel de casi 950 000 toneladas.

RUMANIA (11 de octubre)

Un verano muy húmedo ha tenido repercusiones variadas en las cosechas de cereales de 2005. Las precipitaciones excesivas caídas en julio y agosto llegaron demasiado tarde como para producir muchos efectos benéficos en los rendimientos del trigo, pero ha tenido efectos negativos en la calidad y el tamaño de la cosecha al entorpecer las actividades de recolección, a la vez que ha causado una pérdida completa de cosechas en algunas zonas localizadas donde se produjeron grandes inundaciones. La producción de trigo en 2005 se estima en alrededor de 7,3 millones de toneladas, un 6 por ciento menos que la excelente cosecha del año pasado pero todavía muy por encima de la media de los cinco años anteriores. Pese a un aumento significativo en la superficie sembrada en otoño pasado, se estima que el rendimiento medio de este año sea muy inferior al nivel sin precedentes alcanzado en 2004. Sin embargo, esta cosecha relativamente buena, que viene inmediatamente después de la excelente producción obtenida el año pasado, debería inducir a una ulterior reposición de las reservas de trigo en el país, incluso después de un probable aumento de las exportaciones. En 2004/05 el país exportó unas 100 000 toneladas, pero sólo en 2005/06 podría exportar hasta 230 000 toneladas de trigo libre de impuestos a los estados miembros de la UE. Sin embargo, en compensación de las repercusiones negativas en el trigo, las abundantes precipitaciones caídas en el verano favorecieron la cosecha de maíz de verano, garantizando otro año de rendimientos y producción superiores a la media, aunque inferiores al nivel excelente del año pasado.

SERBIA Y MONTENEGRO (7 de octubre)

Los informes más recientes indican que la recolección de los cereales está terminada con una producción estimada en 9 millones de toneladas, alrededor de 0,6 millones de toneladas menos que cosecha superior a la media del año pasado. Se dice que el retraso de la siembra de primavera tras las lluvias torrenciales caídas al principio de la estación sea la causa principal de que la producción fuera menor de lo previsto. La producción total de este año comprende aproximadamente 2 millones de toneladas de trigo, 6,5 millones de toneladas de maíz y unas 400 000 toneladas de cebada. Las exportaciones de cereales durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en alrededor de 575 000 toneladas, incluidas 200 000 de trigo y 350 000 de maíz. Las importaciones de cereales durante el mismo período comprenden unas 95 000 toneladas de trigo destinado al consumo humano y 10 000 toneladas de arroz.

UCRANIA (7 de octubre)

La producción total de cereales, que está prácticamente terminada, se estima en alrededor de 35 millones de toneladas, volumen inferior en más de 6 millones de toneladas al de la cosecha de la campaña comercial 2004/05. La producción total de este año comprende aproximadamente 18,2 millones de toneladas de trigo, 8,8 millones de toneladas de cebada y 4,9 millones de toneladas de maíz. Unas condiciones atmosféricas desfavorables imperantes en primavera y parte del verano comprometieron algunos cereales de primavera, principalmente maíz y cebada. Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2005/06 se pronostican en torno a los 10,3 millones de toneladas, aproximadamente 868 000 toneladas menos que el año anterior. Las exportaciones de cereales comprenden 5,2 millones de toneladas de trigo, 3,1 millones de toneladas de cebada y 1,8 millones de toneladas de maíz.

AMÉRICA DEL NORTE

CANADÁ (11 de octubre)

En Canadá, este año la recolección de la mayor parte de las cosechas de cereales de 2005, que comenzó a finales de agosto, avanzó lentamente debido a las precipitaciones y las temperaturas frías, de manera que según los informes para finales de septiembre se había terminado cerca del 70 por ciento, unos diez días después de lo habitual. Las partes septentrionales y centrales de las zonas cerealeras de Saskatchewan y Alberta estaban más atrasadas. Sin embargo, las buenas precipitaciones registradas durante la campaña favorecieron el rendimiento de los cultivos, especialmente del trigo, y se espera otra producción superior a la media. Los pronósticos oficiales más recientes cifran la producción de trigo de 2005 en casi 25,5 millones de toneladas, sólo un poco inferior a la del año pasado, pero cerca de un 13 por ciento más que la media de los últimos cinco años. Un rendimiento cercano a los niveles máximos, pese a que la superficie sembrada fue la más pequeña en alrededor de tres decenios. También se prevé que la producción de cebada, pronosticada en 12 millones de toneladas, sea de un nivel un poco inferior al del año pasado, debido a la reducción de la superficie sembrada y de los rendimientos, pero todavía situada por encima de la media de los últimos cinco años

ESTADOS UNIDOS (12 de octubre)

Las cosechas de trigo de primavera se recogieron en su mayor parte a mediados de septiembre en condiciones secas favorables. Sin embargo, después de registrarse rendimientos del trigo de primavera algo menores de lo previsto, en el informe de octubre del USDA la estimación de la producción total de trigo en 2005 se ha rebajado un poco respecto de las previsiones anteriores, a 57,1 millones de toneladas, alrededor de un 3 por ciento menos que en 2004. Según los informes, hasta el 11 de octubre ya se había sembrado casi el 70 por ciento de la cosecha de invierno del próximo año, lo que representa un ritmo de siembra semejante al del año pasado y al de la media quinquenal. Las plantas se están desarrollando bien en condiciones generalmente favorables.

Con respecto a los cereales secundarios, los efectos devastadores del huracán Katrina no alteraron de manera significativa las perspectivas. Los daños a los cultivos se limitaron principalmente a la zona septentrional del Delta del Misisipí, donde los cultivos principales son la caña de azúcar, el algodón y la soja. Más al norte, en la zona maicera oriental y el valle de Ohio los cultivos se beneficiaron de la humedad adicional acumulada. Repercusiones mucho mayores tuvieron en la cosecha principal de este año las condiciones atmosféricas calurosas y secas imperantes en la zona maicera central y meridional durante la mayor parte de junio, julio y principios de agosto, que redujeron significativamente el potencial de rendimiento en esos lugares. Según los informes, hasta principios de octubre se había recogido alrededor de un 36 por ciento de la cosecha de maíz, cerca del nivel medio correspondiente a esa época del año, pero sólo el 55 por ciento de la cosecha total fue clasificado como bueno o excelente, comparado con el 75 por ciento del mismo período del año pasado. El pronóstico oficial más reciente prevé una producción total de maíz de alrededor de 276 millones de toneladas. Ello representaría una disminución del 8 por ciento respecto de la cosecha sin precedentes del año pasado, pero aún así sería la segunda cosecha mayor que se haya registrado hasta el presente ya que, a pesar de las probabilidades de rendimientos inferiores a la media, este año se ha sembrado una superficie muy extensa. La producción total de cereales secundarios del país se pronostica en 292 millones de toneladas.

OCEANÍA

AUSTRALIA (11 de octubre)

La recolección de los cereales de invierno de 2005 está apenas comenzando en algunas partes septentrionales del país. Las perspectivas para la producción de este año son mucho más favorables que al comienzo de la campaña. Tras unas condiciones atmosféricas muy secas imperantes durante el período de siembra principal, finalmente llegaron unas lluvias buenas en la segunda mitad de junio, justo a tiempo para una actividad intensiva de siembra tardía. Según los informes, como consecuencia del régimen pluvial imperante durante la campaña los agricultores han sembrado menos trigo, que normalmente se siembra en la primera parte del período de siembra, pero aumentaron la superficie sembrada con cebada, que se sembró después de las lluvias tardías, opción normal para las siembras tardías, ya que rinde relativamente mejor que el trigo. Se prevé que los rendimientos varíen mucho según las localidades, de suerte que en algunas zonas en las que las lluvias continuaron hasta septiembre, como Nuevo Gales del Sur, el rendimiento fue mejor que en otras que permanecieron más bien secas, como Queensland. Aunque los resultados iniciales de la cosecha son muy favorables, los pronósticos de la producción continúan variando mucho y no serán del todo seguros hasta que se recoja una cantidad mayor de la cosecha en todas las regiones del país. Sin embargo, ahora parece probable que la cosecha de trigo de 2005 sea por lo menos de 20 millones de toneladas, volumen cercano al del año pasado, mientras que la producción de cebada puede aumentar como consecuencia del incremento de la superficie sembrada hasta alcanzar por lo menos los 6,7 millones de toneladas.

La siembra de la cosecha de sorgo de verano (que se recogerá en 2006) se lleva a cabo en septiembre y octubre. Las perspectivas iniciales fueron relativamente favorables gracias a unos suministros de humedad del suelo suficientes para la siembra, acumulados con la llegada de las lluvias de invierno, y los primeros pronósticos provisionales indicaban un incremento de la superficie sembrada de aproximadamente un 10 por ciento, suponiendo que los agricultores utilizaran el barbecho que no pudo ser sembrado con cereales de invierno a causa de la sequía anterior. Sin embargo, el tiempo seco que continuó durante todo septiembre en Queensland ha reducido las expectativas en esa región, en la que se produce una gran parte de las cosechas de verano.


Página anteriorInicioPágina siguiente