Indice - Precedente - Siguiente


Lección 44: Parto y cuidados del potrillo


El parto es un proceso natural y los animales paren generalmente sin ayuda. Conviene saber cuándo la yegua está a punto de parir y vigilarla por si tuviera dificultades.

Objetivos de esta lección.

Estudiando esta lección sabrá:

1. Cuáles son los síntomas de la proximidad del parto.
2. Qué es un parto natural (normal).
3. Asistir a un parto difícil.
4. Cuidar de los recién nacidos.
5. Castrar los animales machos.

Síntomas del parto

La señal más clara de que el parto está próximo es el aumento de tamaño de la ubre. Se observa que de las tetas cae una secreción espesa y clara, la vulva está inflamada y suelta. Coloque la yegua para el parto en un establo o cobertizo con abundante cama limpia.

Parto natural

La yegua rara vez tiene dificultades para parir y generalmente lo hace por la noche cuando no hay nadie a su alrededor.

Se rompe la bolsa del agua y aparecen los miembros anteriores, seguidos de la cabeza. Cuando la espalda ha salido de la madre, se puede limpiar la mucosidad de las narices del potrillo para ayudarle a respirar. A veces, aparecen primero los miembros posteriores del potrillo lo que no constituye un problema especial.

Las parias se expulsan normalmente una hora después del parto. Debe comprobar que se hayan expulsado dentro de las 24 horas después del parto. Si no fuera así, solicite inmediatamente la ayuda del veterinario.

Parto con dificultades

Si la yegua muestra signos de malestar y no aparece la cría, o si ésta se encuentra en una posición anormal, recurra al veterinario. Puede encontrase con las anomalías siguientes:

• Solamente ha salido la cabeza del potrillo.
• Sólo ha salido un miembro.
• No hay señal del potrillo.

Tratará de ayudar al parto de la misma manera que en el caso de la vaca (véase la Lección 19). Lávese bien las manos con agua y jabón, asegúrese de que sus uñas estén cortadas y límpielas bien. Enjabone bien su mano e introdúzcala en la vagina para descubrir la causa del problema. Trate de corregirlo como en las vacas y las ovejas y lleve los miembros anteriores y la cabeza a la posición correcta para el parto. Si el cordón umbilical permanece unido al recién nacido, conviene cortarlo a unos 3 cm del cuerpo. Ate un cordón limpio en la porción terminal del cordón umbilical y cúrela con tintura de yodo, Dettol o violeta de genciana (véase R1, Anexo 1).

Cuidados del potrillo

El potrillo debe haberse puesto en pie antes de dos horas después de su nacimiento y haber comenzado a mamar antes de las cuatro horas que siguen también al nacimiento. Es imprescindible que el potrillo tome el calostro de su madre inmediatamente y si tuviera dificultades para mamar, deberá ordeñar la yegua para recoger el calostro en un recipiente limpio y dárselo al potrillo con un biberón. Si el recién nacido no toma el calostro en las 8 horas siguientes a su nacimiento puede padecer una infección.

Si la madre entra otra vez en gestación, los potros se destetan pasados los 10 meses, de lo contrario, podrá mamar de su madre hasta los 20 meses.

Los potros deben habituarse al cabestro a una edad temprana y se acostumbrarán a estar atados. Cuando ate a los animales utilice un nudo seguro (véase Nudos y cuerdas, Apéndice 3) de forma que pueda deshacerse rápidamente si fuera necesario.

Castración del potrillo

Los potrillos machos se castrarán a los 2 meses de edad. También pueden castrarse los animales adultos de 2 a 3 años.

Si en su comunidad hubiera muchos equinos seria conveniente que se compre un emasculador, que es un instrumento que machaca y rompe el cordón testicular.

La castración puede realizarse con cuchillo, pero conviene que la haga el veterinario, a quien deberá pedir asesoramiento y ayuda cuando vaya a castrar los equinos.

Lección 45: Estabulación y pastos


Los equinos, especialmente los caballos, cuando no trabajan se tienen en establos.

También pueden mantenerse en un campo que disponga de una zona cubierta para resguardarse en caso de mal tiempo.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Qué se necesita en un buen establo.
2. Mantener el establo limpio.
3. Qué se requiere para mantener los animales en el campo.

Establos

Los caballos suelen tenerse en establos cuando no trabajan. Puede construirse un buen establo con madera, ladrillos y cemento, y un suelo sólido con una marcada inclinación hacia la puerta para permitir que la orina salga afuera.

El establo será lo suficientemente grande para permitir al animal moverse, estar tumbado y revolcarse. Tendrá una superficie de 3,5 m x 3 m o más. Los animales pequeños necesitan menos espacio. Un establo donde el animal puedas moverse libremente se llama cuadra. La puerta de la cuadra estará dividida en dos partes, de forma que la superior pueda permanecer abierta durante el día para facilitar la ventilación y permitir al animal que vea lo que ocurre a su alrededor.

Figura

Los piensos concentrados de un caballo estabulado se colocan en un pesebre (artesa) que se fija a la pared a una altura de, al menos, 60 cm del suelo. El heno se coloca en un rastrillo o comedero de heno formado por barras de madera o de hierro y unido a la pared al menos a 1 m del suelo. El heno también puede suministrase con una malla de cuerda colgada de un gancho o de una anilla sujetos a la pared. Igualmente, debe fijarse a la pared una anilla metálica para atar al animal cuando se le asea o examina. Se le proporcionará agua en un cubo resistente colocado en un ángulo de la cuadra y dotado de una barra de madera para mantenerlo en su posición.

Cobertizo

Los animales necesitan sombra y cobijo. Los árboles les proporcionan sombra y el cobijo puede proporcionárseles con un cobertizo de tres lados fabricado con madera o tablones. A los animales se les suministra en el cobertizo heno o concentrados cuando lo necesitan.

Limpieza del establo

El pesebre y los cubos se vaciarán y limpiarán diariamente y cada día se cambiará el agua del cubo. Deberá disponerse un buen lecho de paja, serrín o virutas, o de arena limpia que sea lo suficientemente abundante para que el suelo de la cuadra no quede al descubierto al moverse los animales.

Se eliminará todos los días el lecho sucio y las boñigas, depositándolos en el estercolero. Añadir nuevo material para el lecho. La eliminación de las boñigas ayuda a disminuir los problemas de moscas y el riesgo de infestaciones por parásitos. Deberá renovarse por completamente el lecho cuando sea posible. El estiércol amontonado en el estercolero al pudrirse origina calor, destruyendo los huevos de los gusanos parásitos. Cuando el estiércol ha fermentado suficientemente puede emplearse para fertilizar la tierra.

Cuidados de los equinos en el prado

Los campos para equinos deben estar bien cercados. Las cercas deben ser fuertes y pueden estar construidas de postes y barras o de postes y alambres. Si se emplea un cercado de alambres, el más bajo debe estar al menos a 30 cm del suelo para evitar que los animales metan sus patas y queden prendidas en él. Un seto denso que los animales no puedan atravesar actúa no sólo de barrera, sino que proporciona refugio contra el viento. Los setos deben hacerse con espinos u otros arbustos fuertes que se plantan en dos líneas paralelas.

Figura

Debe proporcionárseles agua en una artesa o cubo resistente que se llenará diariamente. Para evitar que el cubo se vuelque puede colocarse dentro de una cubierta de automóvil.

Conviene dividir el prado en tres partes iguales con vallas. Se utiliza un tercio, mientras el resto descansa, o se destina a producir heno. Sacando las boñigas del pasto disminuirá la contaminación por huevos de gusanos. Los asnos y caballos se pueden atar para pastar, cambiándoles cada día a zonas nuevas.

Lección 46: Piensos y agua de los equinos


Los equinos tienen un sólo estómago. Comen hierbas y plantas blandas y como alimento suplementario necesitan grano.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Qué alimentación necesita un caballo que no trabaja.
2. La cantidad de alimentos que necesita un caballo que trabaja.
3. Cuánta anua necesitan los caballos.

Alimentación de un equino que no trabaja

Todos los equinos son parecidos en sus necesidades alimenticias y si no trabajan, ni están en gestación, necesitan pastar al menos algunas horas cada día en un buen pastizal. Por la noche se les da heno.

Alimentación de los equinos que trabajan

Los asnos y mulos que trabajan necesitan, además de pastar y tomar heno, 1 kg de pienso concentrado. En las mismas condiciones, los caballos necesitan 2 kg de pienso concentrado. Un caballo con trabajo pesado necesita 4 kg de pienso concentrado.

Mijo, trigo, cebada, arroz y maíz son buenos piensos concentrados para los equinos; en pequeñas cantidades se les puede suministrar avena triturada. La cebada es muy útil y se suministra triturada o, si es entera, después de haberla hervido y dejado enfriar. La cebada constituye un buen pienso si se deja estar a remojo toda la noche y después de escurrida se da a los animales junto con un puñado de sal. Cuando en las heces de un caballo alimentado con cebada aparecen granos de este cereal es señal de que tiene un problema dentario y no mastica convenientemente el pienso.

Si se dispone de salvado (de avena) puede administrarse húmedo (rociado con agua); actúa de laxante y si se suministra seco ayuda a regular el intestino y que las heces sean normales.

También pueden adicionarse al pienso hortalizas. Las zanahorias deben cortarse en lonchas, los nabos pueden suministrase enteros. Los residuos o desechos de hortalizas, como mondaduras de patatas y manzanas, coronas de zanahorias y hojas de col, puede cortarse y adicionarse al pienso.

Agua

Los animales deben disponer de agua limpia todos los días. Un caballo necesita de 25 a 30 litros por día pero menos si consume hierba. El caballo necesita más agua cuando consume pienso seco y el clima es cálido. Las yeguas preñadas y productoras de leche necesitan más agua.

No debe darse agua a los animales cansados o sudorosos, ya que ello puede producirles cólico. Antes de darles de beber paséalos algún tiempo y déjelos que se enfríen.

Lección 47: Aseo y arreos


El aseo es la limpieza y cepillado del pelo de los animales; ayuda a mantenerlos sanos y a prevenir problemas en la piel.

Los arreos constituyen el utillaje empleado en los animales para poder montarlos (la llamada guarnicion) o conducirlos (los cabestrillos o arneses).

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Asear a los animales.
2. Cuidar los animales mojados.
3. Conocer los arneses y las guarniciones que deben emplearse.
4. Prevenir las heridas originadas por un mal ajuste de los arreos.

Aseo (cepillado) de los equinos

Los animales deben ser aseados a diario. Para quitarles el pelo suelto y la suciedad de la piel se emplea un cepillo manual duro (cepillo corporal). Después de dos o tres pasadas con el cepillo, la suciedad y el pelo se retiran del cepillo pasándolo por un peine metálico (almohaza). Es importante eliminar el barro y la suciedad de las patas para que no se presenten dermatitis (véase la Lección 42). Los cascos deben examinarse a diario y limpiarse con un gancho para cascos.

Los animales deben ser aseados ligeramente antes de enjaezarlos para evitar que la suciedad se sitúe debajo de los arneses y cause problemas en la piel.

Figura

Cuidado de los animales mojados

Cuando un animal llega al establo empapado de sudor, lluvia o nieve, debe ser secado inmediatamente o caerá enfermo. Debe eliminarse el agua de la capa de pelo utilizando un rascador metálico de mango que se aplica al animal en dirección supero-inferior. También se puede quitar el agua con un puñado de paja o heno que se retuerce para darle una forma curvada y que se pasa de arriba abajo por todo el cuerpo. Para secarlo y frotarlo se necesita más paja, trapos o una manta vieja.

Arneses de los animales de trabajo

Quando se emplean los animales para trabajos de tiro deben llevar arneses. Los mulos, asnos y caballos necesitan colleras para tirar de los instrumentos agrícolas y carros. Los caballos también pueden arrastrar pesos mediante una cincha pectoral. Los mulos y asnos pueden transportar cargas de hasta 100 kg y arrestar carros de 300 kg. Los caballos son más fuertes y pueden tirar de cargas más pesadas, pero son más difíciles de entrenar para el trabajo. Las colleras, cinchas y bridas (arneses de la cabeza) deben estar perfectamente adaptados, evitándose que rocen a los animales.

Figura

Guarniciones

Los arreos deben adaptarse perfectamente y no presentar bordes rígidos ni duros que puedan rozar al animal. Se recomienda colocar debajo de la albarda una manta, sobre todo en tiempo caluroso, ya que el tejido de algodón absorberá el sudor.

Después de un paseo, cuando el animal está caliente y sudoroso, debe aflojársele de inmediato la cincha, pero dejando la silla en su lugar varios minutos hasta que se enfríe el animal.

Heridas producidas por arreos mal ajustados

Albardas, colleras, trabas y cinchas mal ajustas dan lugar a heridas que pueden terminar en úlceras. Una albarda mal adaptada produce úlceras del asiento y una cincha mal ajustada da lugar a rozaduras de la cincha. Se desprende el pelo por el roce y se produce una herida que puede infectarse.

Todos los arneses o arreos deben mantenerse limpios y al colocárselos al animal hay que procurar adaptárselos y ajustarlos bien para que no le rocen y no le produzcan pliegues en la piel debajo de las cinchas.

Para tratar las úlceras o rozaduras que se producen es necesario tener a reposo al animal y tratar las heridas limpiándolas y cubriéndolas con tintura de yodo o solución de Dettol (véase la Lección 73).

Heridas producidas por arreos mal ajustados

Recuerde que la falta de cuidado y el empleo de arneses o arreos que se ajusten mal puede originar la pérdida la capacidad del animal para el trabajo.

Lección 48: Peste equina africana


La peste equina africana es una enfermedad infecciosa de los caballos, mulos y asnos que causa la muerte de muchos animales.

Aunque se denomina africana, también se encuentra en Asia.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Qué es la peste equina africana.
2. Qué precauciones deben tomarse contra la peste equina africana.

Peste equina africana

Es una enfermedad transmitida y difundida por mosquitos, que afecta a mulos, caballos y asnos. Los síntomas de la enfermedad pueden variar, ya que son varios los gérmenes que pueden producirla. El primer síntoma de la enfermedad es la fiebre, que puede llegar a los 41C. La enfermedad puede afectar entonces el corazón (forma cardiaca), el pulmón (forma pulmonar), o ambos, dependiendo de cuáles sean los gérmenes causantes de la infección

El animal que padece la forma pulmonar tose y respira con dificultad, pero el síntoma principal de la infección es la producción de una secreción abundante de color amarillo que sale por las narices. Los animales enfermos mueren pronto.

El animal que padece la forma cardiaca presenta los ojos rojos e hinchados. La cabeza y el cuello también están hinchados y bajo la lengua aparece una mancha de sangre. Los animales con esta forma de enfermedad o mueren o se recuperan en el plazo de 2 semanas desde la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad.

Los animales que padecen la forma cardiaca y pulmonar de la infección tienen los ojos inflamados, lo mismo que la cabeza y el cuello y por la nariz eliminan una gran cantidad de secreción. Algunos pueden sobrevivir.

Precauciones contra la peste equina africana

Esta enfermedad no tiene tratamiento. Se recomienda la vacunación, salvo que se trate de animales en gestación.

Si en su comunidad hay equinos, avise a su veterinario y disponga que se vacunen.

Recuerde que esta enfermedad mata y si los equinos de su comunidad no están vacunados se difundirá rápidamente entre ellos.

Capítulo 6: Gallinas y patos


Lección 49: Cría de gallinas y patos
Lección 50: cobertizos para gallinas y patos
Lección 51: Alimentación de gallinas y patos
Lección 52: Problemas causados por una mala alimentación (carencias)
Lección 53: Incubadoras y criadoras
Lección 54: Cría con clueca
Lección 55: Parásitos internos de gallinas y patos
Lección 56: Parásitos externos de gallinas y patos



Lección 49: Cría de gallinas y patos


No es buena práctica el dejar que las gallinas, los patos y otras aves anden libres por la comunidad comiendo y bebiendo todo lo que encuentren.

Proporcionando a las aves cobijo, pienso y apara limpia se obtendrá más carne y más huevos.

Las aves se enferman con facilidad y ciertas enfermedades las matan. El consejo del veterinario sobre vacunaciones es fundamental para frenar las enfermedades.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Los métodos tradicionales de cuidar las aves.
2. Los mejores métodos de criar gallinas y patos.
3. Juzgar la calidad de los huevos.
4. La vacunación y la ayuda veterinaria para gallinas y patos.

Métodos tradicionales de cría de aves

Muchas comunidades crían aves para disponer de carne y de huevos para fiestas, bodas y otros actos sociales. Algunas aves se venden para obtener el dinero extra que se necesita con urgencia para medicinas y alimentos. Muchas personas de la comunidad crían aves, pero con resultados más bien mediocres. Ello se debe a que:

• Las aves no están bien alimentadas al dejarlas que coman lo que puedan encontrar por los caminos y que beban agua sucia.
• No disponen de gallineros (refugios) siendo víctimas del frío, la lluvia, las zorras y otros depredadores.
• Los tipos (razas) de aves criados en la comunidad son pequeños y no ponen gran número de huevos.

Debido a la forma en que se crían, la mayoría de los pollos mueren y son muy pocas las aves que llegan al año de edad. Las que sobreviven son pequeñas y producen poca carne. Para obtener suficiente cantidad de carne hay que matar muchas aves y vendiéndolas se obtiene poco dinero.

Métodos mejores de cría de gallinas y patos

Podrá mejorar la cantidad de carne y de huevos que obtiene de sus aves de esta manera:

• Criando razas mejores, que sean más grandes y pongan más huevos.
• Mejorando la calidad de sus aves cruzándolas con machos de mejor calidad.
• Proporcionando a las aves cobijo y buenos piensos y agua.

Debe averiguar cuáles son las razas disponibles y tratar de obtener aves de mayor tamaño, que produzcan más carne y que pongan más huevos. Debe animar a la comunidad a criar estas aves, o al menos a emplear algunas de ellas para mejorar las que poseen. Hay distintas formas de introducir en la comunidad aves de mejor calidad:

• Comprando reproductores machos de una rara mejor para cruzarlos con sus aves.
• Comprando pollitos de un día de razas mejores y criándolos.
• Comprando algunas aves de 2-3 meses (esta es la forma mejor).

Calidad de los huevos

Los huevos de gallina se conservan frescos más tiempo que los de pato. Los huevos deben conservarse en un lugar frío. Si se guardan en un frigorífico, los huevos de gallina se conservarán frescos durante tres semanas, mientras que los de pato deben utilizarse antes de los 10 días.

• El huevo producido por un ave sin macho se denomina infértil y se mantiene fresco más tiempo.
• Los huevos de las aves que conviven con sus machos son huevos vivos y el futuro pollito comenzará a crecer en su interior si se mantienen en un lugar cálido.
• Para examinar los huevos colóquelos frente a una luz o al sol o mírelos. con ovoscopio (véase la Lección 55).

Figura

Los huevos deben limpiarse antes de venderlos o utilizarlos. Límpielos con un paño húmedo, pero nunca los lave con agua caliente. Si los huevos se colocan en un recipiente con agua limpia y fría, los malos, los que no pueden comerse flotan en la superficie del agua. Los buenos permanecen en el fondo. Cuando se abre un huevo el estado de la yema y de la clara le indican si es bueno o malo.

Figura

Vacunación y ayuda veterinaria para gallinas y patos

Hable con el oficial veterinario de su comunidad para preguntarle cuáles son las enfermedades que sufren las aves de su zona. El le dirá qué se ha de hacer para prevenir las enfermedades y conseguir vacunas, que podrá utilizar luego para proteger a las aves contra estas infecciones.

Tome en serio el negocio de criar aves. Los beneficios de su cría son los mismos que los conseguidos criando otros animales.

Lección 50: cobertizos para gallinas y patos


Si se deja que las aves anden libres, sus enfermedades podrán difundirse rápidamente entre todas las aves criadas en la comunidad.

El primer paso para mejorar las aves es criarlas en una zona cerrada proporcionándoles cobijo.

Un refugio cubierto (cobertizo) proporcionará a las gallinas y patos protección contra el viento, la lluvia, la nieve y los depredadores como las zorras.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Por qué las gallinas y los patos necesitan cobijo.
2. Cuántas aves pueden criarse juntas en un local.
3. Cómo edificar un cobertizo para las aves.
4. Disponer de nidales (para gallinas ponedoras).
5. Construir corrales (zonas valladas) para las aves.
6. Las diferencias entre los cobijos de gallinas y de patos.

Por qué conviene construir cobijos para gallinas y patos

Si las gallinas y patos disponen de cobijos:

• Estarán protegidos del sol, la lluvia, el frío y la nieve.
• Estarán protegidos de otros animales como zorras, aves rapaces, de ladrones y de ser matadas en las calles.
• Los pollitos jóvenes estarán protegidos.
• Se controlarán los alimentos y el agua.
• Se evitará que coman cosas malas y beban agua sucia.
• Se les proporcionarán nidales que faciliten la recolección de huevos.
• Se podrá detener la difusión de enfermedades.

Cuantas aves pueden mantenerse en un gallinero?

Debe haber espacio suficiente para albergar a todas las aves, además de los recipientes del pienso y del agua (artesas). Si se tienen juntas demasiadas gallinas, pronto comenzarán a picotearse entre si. Si alguna sangra, el problema es peor, ya que serán más las que comiencen a picotearla. Las aves jóvenes necesitan menos espacio que las adultas; para que las aves descansen por la noche se les debe proporcionar aseladeros.

El terreno o espacio requerido es:

• Para 50 aves, 16 metros cuadrados (4 m x 4 m).
• Para cada 5 gallinas, 1 metro de aseladero.

Gallineros

Los gallineros deberán:

• Edificarse en un terreno alto cerca de la casa del propietario para que pueda vigilarlo.
• Tener 2 metros de altura, y lo mejor seria que los primeros 50 cm de pared fuesen de ladrillo, piedra o cemento y el resto de madera, madera y malla de alambre, lámina metálica ondulada o cualquier otro material adecuado. Los gallineros pequeños pueden hacerse de madera y alambre.

Corrales para aves (zonas valladas)

Todo gallinero necesita un corral para que las aves hagan ejercicio, coman hierba, insectos, etc. El corral debe vallarse en todo su perímetro con alambre u otro material adecuado y de ser posible, disponer de la sombra de algunos árboles. Una parte estará cubierta para permitir a las gallinas utilizarlo en ditas de lluvia. Si es posible, el corral deberá estar dividido en dos zonas, una de la cuales libre de gallinas para permitir el crecimiento de la hierba.

Para 50 gallinas se necesita un gallinero de 16 metros cuadrados y un corral de 500 metros cuadrados.

Corrales para aves (zonas valladas)

Nidales (para la puesta de huevos)

Los nidales son cajas en las que las gallinas pueden poner sus huevos. Pueden construirse con madera, cestos o cerámica. Cubra su fondo con paja o heno, como un nido. Los de madera pueden construirse en un lado del gallinero y abrirse desde fuera para la recolección de los huevos.

Cobertizos para patos

Los gallineros pueden servir también para los patos. Sin embargo, si cría patos recuerde que:

• No necesitan aseladeros y los nidales deben estar bajos para que puedan utilizarlos o bien se les colocarán rampas de acceso para que puedan llegar a ellos.
• Debe proporcionar a los patos un recipiente de agua los suficientemente grande para que puedan meterse dentro y sumergir sus cabezas y cuellos.

Cobertizos para patos

Las patas de puesta deben permanecer por la mañana en el cobertizo hasta que pongan sus huevos.


Indice - Precedente - Siguiente