Indice - Precedente - Siguiente


Lección 63: Parásitos internos de los camellos


Los parásitos internos de los camellos son iguales a los de las ovejas y las vacas.

Los camellos con parásitos internos están débiles, tienen poco apetito, pueden presentar diarrea y no ganan peso. Los animales jóvenes son los que más sufren por las infestaciones de parásitos de cualquier tipo.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Reconocer los parásitos internos de los camellos.
2. Los problemas causados por los parásitos internos.
3. Cómo tratar y eliminar los parásitos internos.

Los parásitos

Los camellos pueden padecer diversas infestaciones intestinales de lombrices. Los pulmones de los camellos también pueden estar infestados por gusanos y el hígado por distomas (véase la Lección 15).

Cuando los camellos se sacrifican en el matadero pueden encontrarse en el hígado, pulmones y otros órganos quistes grandes, como bolsas llenas de liquido. Estos quistes contienen muchas tenias infantiles (véase la Lección 15) que pueden infestar a los animales carnívoros.

Problemas causados por los parásitos internos

Los parásitos del intestino originan pérdida de peso, debilidad y pueden producir diarrea y muerte, especialmente en los animales jóvenes. Los gusanos del pulmón producen problemas respiratorios y los animales con parásitos pueden presentar tos breve y aguda.

Los quistes de tenias infantiles encontrados en los camellos pueden convertirse en gusanos adultos si son ingeridos por perros, zorros o lobos.

Los quistes producen alteraciones de los órganos corporales. Los del cerebro pueden impedir que el animal camine o coma bien. Los animales parasitados caminan en circulo; también se vuelven ciegos. Sin embargo, el problema fundamental es que las personas pueden quedar contagiadas lo mismo que los camellos (véase la Lección 79).

Tratamiento y eliminación de los parásitos internos

Los medicamentos utilizados para tratar el ganado vacuno infestado con parásitos internos (véase R11, Anexo 1) pueden utilizarse en el tratamiento de las infestaciones de los camellos.

Si observa que un camello come tierra o mastica huesos es señal de que su estómago está parasitado con gusanos. Los gusanos chupan la sangre del camello, por lo que deberá tratar al animal inmediatamente. Si cree que en los camellos de su comunidad hay algún problema de parásitos pregunte al oficial veterinario qué medicamento debe utilizar para resolver el problema.

Para prevenir la infestación con parásitos del intestino o del pulmón de los camellos impídales que pasten en zonas húmedas en torno a los pozos de agua frecuentados por muchos animales. Los huevos de muchos parásitos se encuentran en tales áreas.

Si encuentra quistes en órganos como el hígado o los pulmones de los animales que se han matado para carne, lo mejor es no utilizar tales órganos como alimento. No los abandone a su suerte, porque si los comen los perros, zorros o gatos se extenderá la enfermedad. Se debe enterrar todo órgano parasitado en un hoyo profundo, o quemarlo o depositarlo en un barril semilleno con agua y sal. El agua muy salada mata las tenias jóvenes de los quistes.

Lección 64: Enfermedades de la piel de los camellos


Las enfermedades de la piel, producidas por los parásitos, constituyen un gran problema en los camellos. Estos animales pueden estar parasitados por garrapatas y ácaros y ser atacados por las larvas de las moscas que se alimentan de las heridas o se instalan en la nariz.

Si la sarna (parasitación por ácaros) no se trata, puede producir la muerte del camello. La sarna es muy contagiosa y sigue a la surra en importancia como causa de trastornos y pérdidas en los camellos.

La sarna también origina la pérdida de la valiosa lana de llamas y alpacas.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Reconocer las enfermedades de la piel de los camellos.
2. Los trastornos originados por las enfermedades de la piel.
3. Cómo tratar y eliminar las enfermedades de la piel de los camellos.

Enfermedades de la piel de los camellos

Los camellos padecen infestaciones por ácaros y garrapatas y por las larvas de moscas que se alimentan de las heridas abiertas o viven en la nariz. Los ácaros producen la sarna, enfermedad que comienza a menudo por el cuello, cabeza o bajo vientre, pero que si no se trata se extiende pronto por todo el cuerpo del animal.

Los camellos son atacados por muchos tipos de garrapatas. Generalmente se encuentran en las patas, la cabeza y el bajo vientre.

Si no se tratan las heridas se infestan con las larvas de diversas moscas que se alimentan de la sangre y de la carne. El camello también es atacado por las larvas de la mosca nasal. La mosca deposita sus huevos en torno de la nariz del camello y las larvas, que alcanzan aproximadamente 1 cm de longitud, viven y se alimentan en el interior de la nariz del animal.

La tiña ocasiona manchas blancas redondeadas en la cabeza, el cuello y otras partes del cuerpo.

Sarna del camello

La sarna del camello, como la surra, es una enfermedad muy importante y muy contagiosas. Los camellos se contagian por contacto con animales enfermos, con los arneses que llevan ácaros y con otro equipo, y al revolcarse en el suelo donde antes lo habían hecho otros animales. Las personas también pueden contagiarse.

El ácaro de la sarna penetra en la piel y causa la pérdida de pelo y engruesa y empalidece la piel. La enfermedad comienza frecuentemente por la cabeza o el cuello, pero si no se trata rápidamente en 2 ó 3 semanas se extiende por todo el cuerpo. Los animales enfermos se rascan contra cualquier objeto sólido a su alcance y comen sin apetito. Pierden peso, disminuye la producción de leche y los animales pueden morir. La infestación es más corriente en los meses más fríos y cuando el pienso es escaso.

La sarna debe tratarse inmediatamente. Si en su comunidad hay sarna en los camellos, recurra inmediatamente a su oficial veterinario para que le aconseje sobre el medicamento que ha de utilizar (véase R15, Anexo 1). El tratamiento presupone también el lavar o rociar las zonas afectadas.

Para prevenir la infestación a causa de los arneses u otros equipos se limpiarán a fondo o incluso se quemarán. El oficial veterinario podrá recomendarle que trate los otros animales de la comunidad aún cuando no presente síntomas de la enfermedad. Recuerde que las personas pueden contagiarse con los ácaros, por lo que siempre deberá lavarse bien las manos después de haber tocado a los camellos.

Infestaciones de garrapatas y su eliminación

Las infestaciones de garrapatas son corrientes y dan lugar a:

• Inflamaciones y heridas pequeñas de la piel debidas a las picaduras.
• Las garrapatas se alimentan de sangre, lo que da lugar a pérdida, disminución del peso y debilidad del animal.
• Las garrapatas pueden contagiar otras enfermedades.
• Los venenos de algunas garrapatas afectan al sistema nervioso y a los músculos impidiendo moverse al animal (parálisis), lo que le acarrea la muerte.
• Las garrapatas pueden causar la muerte de los camellos jóvenes.

La parálisis causada por garrapatas se debe a la picadura de alguno de tales parásitos. El camello muestra bruscamente síntomas de parálisis y su temperatura corporal baja. Los venenos pueden afectar a la respiración que llega a cesar con lo que el animal muere.

Las garrapatas se destruyen rociando los animales con acaricidas, eliminándolas manualmente o por aplicación de queroseno y poniéndoles un cigarrillo encendido en el dorso. Las infestaciones se controlan con la roturación de los pastos (véase la Lección 16). La parálisis de las garrapatas puede producirla la picadura de uno solo de estos parásitos. El único tratamiento de la parálisis es buscar y eliminar la garrapata. Si esto se realiza con la debida rapidez, puede salvarse el animal.

Problemas causados por las larvas de moscas

Las larvas de moscas impiden la cicatrización de las heridas, con lo que otros gérmenes pueden infectarlas. Las larvas de la mosca nasal del camello se ven corrientemente en primavera y verano. Se produce secreción nasal y el animal estornuda. Los camellos corrientemente no son afectados gravemente por las larvas, pero la actividad de las moscas adultas que tratan de depositar sus huevos es muy molesta.

Deben eliminarse las larvas depositadas en las heridas y limpiar éstas, vendándolas luego (véase la Lección 73). Las larvas de la mosca nasal se destruyen inyectando nitroxinil (véase R11, Anexo 1) lo que únicamente se hará si lo aconseja su veterinario.

Tiña del camello

La tiña del camello es como la de otros animales (véase la Lección 16). Es contagiosa y puede propagarse a otros animales y a las personas. La tiña se trata con tintura de yodo. Pídale consejo al oficial veterinario. El tomará escamas o costras de la piel para ver si el problema se debe a la sarna o a la tiña. Puede aconsejar también el empleo de otros medicamentos disponible en la zona (véase R25, Anexo 1).

Lección 65: Dolencias de las patas de los camellos


Las patas de los camellos están adaptadas a los suelos arenosos y puede describirse como un neumático lleno de grasa en vez de aire.

Hoy en día camellos caminan por carreteras asfaltadas de superficie dura y por tierra sembrada de objetos afilados, como clavos, alambres y vidrios rotos. Todo ello puede causar lesiones a las patas y originar cojeras.

Las llamas y alpacas poseen dos dedos en las patas, con pezuñas que crecen como las de las ovejas y cabras.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Cuál es la estructura de la pata de los camellos.
2. Cuidar las patas de los camellos.
3. Cuidar las patas de las llamas y alpacas.

La pata del camello

La pata del camello es plana y blanda y está dividida en dos partes. En el extremo hay una pezuña.

La pata del camelo

Los objetos afilados, como clavos, alambres, vidrios y espinas penetran en la planta de la pata hiriéndola. El dolor de la herida puede hacer que el animal cojee. A veces la pata se inflama por caminar sobre caminos duros.

Las heridas simples pueden tratarse con tintura de yodo (véase la Lección 73). Si se presentase una cojera grave recurra al oficial veterinario para ver que tratamiento debe aplicar.

En ocasiones puede cubrirse la pata del camello con una tela gruesa o con cuero para evitar que se agrave la inflamación

Patas de llamas y alpacas

La pata de las llamas y alpacas están divididas en dos partes y en su extremo presentan pezuñas que crecen como las de las ovejas y las cabras. Para cuidar las patas de las llamas y alpacas podrá emplear los mismos instrumentos que se utilizan para curar las patas de las ovejas y cabras. Las pezuñas de estos animales pueden cortarse.

Patas de llamas y alpacas



Capítulo 8: El conejo


Lección 66: Cría y alimentación de los conejos
Lección 67: Trastornos sanitarios de los conejos



Lección 66: Cría y alimentación de los conejos


Los conejos son fáciles de instalar, baratos de alimentar y producen una come de muy buena calidad.

Un conejo macho (semental) y dos hembras (conejas) bien alimentados y cuidados producen más de 50 gazapos al año. Ello significa que usted puede comer o vender casi un conejo por semana durante todo el año.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Cómo reproducir conejos.
2. Cuidar los gazapos.
3. Hacer jaulas para conejos.
4. Darles piensos y agua.
5. Utilizar los conejos.

Reproducción de los conejos

La hembra no entra en celo como otros animales. Acepta al macho en cualquier época del año. Los conejos alcanzan la madurez a los 5-6 meses y pueden continuar pariendo hasta los 4 años.

La gestación dura en la coneja 31 días y en cada parto produce de 1 a 12 gazapos. Puede entrar en gestación otra vez a los pocos días de parir. Sin embargo, no es una buena práctica dejar que la coneja quede preñada a los pocos días de parir. Es mejor cubrirla cuando sus gazapos tienen 4 semanas con lo que tendrán 8 semanas de edad cuando nazca la próxima camada. De esta forma, la coneja tiene 6 crías por año.

A las dos semanas del apareamiento podrá palpar los gazapillos a través de los flancos del vientre de la coneja.

El macho

Los conejos se mantienen tradicionalmente juntos. No obstante, conviene separar los machos de las hembras y no mantener a los primeros juntos para evitar que luchen. La coneja debe llevarse al macho para que la cubra y volverla después devolverse a su sitio. Los machos pueden utilizarse como sementales hasta que alcanzan los siete años. Si tiene muchos conejos juntos procure disponer de 1 macho por cada 15 hembras.

Parto y cuidados de los gazapos

La coneja necesita un <<nido>> donde parir, que recubrirá con su pelo. No controle la camada hasta el día siguiente del paro y no la toque con la mano. Utilice una barita para tocar suavemente a los gazapos cuando los observe y para retirar alguno que pueda estar muerto. Son ciegos hasta que abren los ojos a los 10 días de edad.

Deje los gazapos con su madre. Pueden sacrificarse para carne a partir de los tres meses.

Determinación del sexo de los conejos

Es importante saber el sexo de los gazapos, para conservar las hembras y vender o matar los machos. Para determinar el sexo se examina la zona debajo del ano. En los machos viejos se aprecia con facilidad el escroto.

Determinación del sexo de los conejos

Alimentación de los conejos

Se puede comprar pienso preparado para conejos (gránulos), que se elabora con granos, vegetales, minerales y vitaminas. No obstante, si es caro o no se dispone en la zona los conejos pueden alimentarse como sigue:

• Con hortalizas, como zanahorias, remolacha azucarera, remolacha forrajera, chirivías, rábanos, nabos, patatas y otros productos semejantes.
• Hojas verdes.
• Granos, como avena, trigo, cebada y maíz.
• Pan seco.
• Restos de hortalizas (mondaduras y coronas) de la cocina.
• Cabezas o flores desecadas de girasol (el conejo comerá las semillas).
• Ramas jóvenes de árboles, como la acacia.
• Amasijo de salvado (el salvado se origina en la molienda del trigo y el arroz).

Alimentación durante la estación seca

Lo mismo que con otros animales, se debe pensar cómo alimentar los conejos durante la estación seca. En tal situación se podrá utilizar:

• Heno, preferentemente de plantas de hojas verdes. Ate las plantas en haces delgados y póngalas a secar al viento, pero evitando la acción directa del sol. Este tipo de heno se prefiere al elaborado secando la hierba directamente la sol (véase la Lección 23).
• Zanahorias, remolachas, nabos y otras hortalizas pueden conservarse mucho tiempo en arena seca dentro de un bidón, barril o caja de madera. Coloque las hortalizas por capas separadas de arena y cubra la superficie con otra capa de paja. Otra forma de conservar estas raíces es colocándolas en capas separadas por paja. La pila entera se cubre con paja y luego con tierra. Deje un pequeño agujero en la superior para ventilación.

Alimentación durante la estación seca

Ingestión de heces (excrementos)

Los conejos producen excrementos duros y blandos. Es natural que ingieran las heces blandas que producen, ya que contienen nutrientes y agua.

Cuando los excrementos blandos pasan por el intestino por segunda vez los nutrientes y el agua son absorbidos (son incorporados al cuerpo). Los excrementos que entonces se originan son duros.

Agua para los conejos

Necesitan un aporte constante de agua. Puede elaborarse un buen bebedero con cualquier botella de plástico. Haga uno o dos agujeros en la base de una botella limpia, llénela de agua y cierre a rosca la boca. Colóquela en un recipiente plano. Este bebedero también pueden utilizarlo las gallinas.

Agua para los conejos

Jaulas de conejos

Para un conejo es suficiente una pequeña jaula de madera. Se pueden construir jaulas para contener más conejos. La jaula debe estar limpia, seca y bien ventilada.

Recuerde que es difícil mantener los conejos en corrales (zonas cercadas), ya que hacen galerías por debajo de la cerca y escapan. Pueden mantenerse en corrales si la cerca está enterrada en parte con lo que se les impide agujerear por debajo.

Jaulas de conejos

Caja madriguera

No es otra cosa más que una caja de cartón o madera o incluso una cesta. Estará abierta sólo por arriba para que la coneja madre no pueda sacar de allí a los gazapillos. La madriguera estará cubierta interiormente de heno. Cuando los gazapos alcanzan las tres semanas de edad salen de la madriguera por si mismos.

Caja madriguera

Empleo de los conejos

La carne de conejo contiene poca grasa. Es de color blanco y muy nutritiva, ya que contiene muchas proteínas. Como una gallina, un conejo proporciona suficiente carne para la comida de una familia.

Algunas razas de conejos tienen pelo muy largo que se recoge e hila para utilizarlo, como la lana, para confeccionar ropa. Las pieles de los conejos pueden secarse y curtirse para obtener buenas prendas de piel que se emplean para vestidos y otros usos.

Los excrementos de los conejos son un excelente fertilizante. Contienen más nutrientes para las plantas que los de otros animales y son buenos para cultivar hortalizas.

Lección 67: Trastornos sanitarios de los conejos


En los conejos es mejor prevenir las enfermedades que curarlas. La buena alimentación y las conejeras limpias garantizan unos conejos libres de enfermedades.

Es fácil reconocer si un conejo está enfermo porque:

• El ojo no brilla

• El pelo carece de lustre

• Tiene diarrea

• Se acurruca en un rincón rechinando los dientes.

La temperatura corporal indica si el conejo está o no enfermo. La temperatura normal de los conejos es de 39, 3C.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Cómo manipular los conejos.
2. Cuáles son las infecciones de las orejas de los conejos.
3. Los problemas de dientes y dedos de los conejos.
4. Los trastornos causados por los parásitos.

Manipulación de los conejos

Para agarrar un conejo se pone una mano alrededor de la base de las orejas para así controlarlo y sujetarlo por la piel suelta de la porción dorsal del cuello. Se utiliza la otra mano para mantener todo el peso del animal.

Manipulación de los conejos

Sarna de las orejas (sarna auricular)

Es una enfermedad corriente de las orejas. Es provocada por ácaros, parásitos pequeños, que excavan en la piel del canal de la oreja (en el interior de las oreja).

El conejo sacude la cabeza lateralmente y se rasca las orejas contra la jaula y sus paredes. El canal de la oreja está cubierto por una costra blanco amarillenta (capa espesa).

La forma más fácil de tratar esta enfermedad es colocar unas gotas de aceite (de oliva, de sésamo o de girasol) en el interior de la oreja y darle masaje. Se repetirá todos los días hasta que mejore. Si dispone de algún polvo contra garrapatas y ácaros, puede emplearlo mezclándolo con el aceite (véase R 24, Anexo 1). Si persiste la enfermedad consulte con el oficial veterinario.

Las jaulas y madrigueras deben mantenerse limpias. Lave sus manos después de manipular un conejo y antes de tocar otros animales.

Crecimiento excesivo de las uñas y los dientes

Las uñas de los conejos crecen continuamente y a veces alcanzan tamaños excesivos. Pueden cortarse utilizando cortadores de uñas o tenacillas. No las corte demasiado rasas.

Los conejos tienen cuatro dientes incisivos en la mandíbula superior y dos en la inferior. Los dientes crecen continuamente, pero al roer se desgastan. A veces, cuando la boca está cerrada no coinciden los dientes de ambas mandíbulas. En este caso los dientes no se desgastan, en cuyo caso deberá cortarlos con unas tenacillas o un Dar de alicates.

Crecimiento excesivo de las uñas y los dientes

Trastornos causados por los parásitos

Los conejos pueden tener pulgas que chupan la sangre y transmiten enfermedades. Las pulgas ponen sus huevos en las grietas de las paredes de las conejeras. Los conejos pueden tratarse con un polvo insecticida (véase RAS, Anexo 1) contra las pulgas y las conejeras deben lavarse bien y pulverizarse.

Los coccidios (parásitos pequeños) del hígado y del intestino pueden constituir un problema sobre todo en los gazapos menores de cuatro meses. Originan diarrea que contiene sangre, los animales pierden peso y tienen el vientre hinchado. Los coccidios pueden matar muchos conejos.

Los parásitos se encuentran en las heces por lo que las conejeras y jaulas deben mantenerse siempre limpias. Para prevenir esta enfermedad puede emplearse tintura de yodo, una cucharilla de café (5 ml) en 5 litros de agua de bebida. Debe administrarse a la coneja madre antes de parir.

Los conejos también pueden padecer diarrea, estreñimiento, abscesos, mastitis e infecciones oculares. El oficial veterinario le aconsejará sobre estos problemas de sus conejos.

Capítulo 9: Tratamiento de los animales enfermos en general


Lección 68: Diarrea y estreñimiento
Lección 69: Salivación y lesiones de la boca
Lección 70: Fiebre
Lección 71: Tos y trastornos de la respiración
Lección 72: Afecciones oculares
Lección 73: Heridas y hemorragias
Lección 74: Fracturas (huesos rotos)
Lección 75: Abultamientos bajo la piel
Lección 76: Intoxicaciones



Lección 68: Diarrea y estreñimiento


Cuando un animal defeca heces acuosas muchas veces en un día padece diarrea.

Los animales con diarrea pierden agua y sal de su cuerpo. Se debilitan, adelgazan y pueden morir. Es corriente en animales jóvenes, muchos de los cuales mueren.

El estreñimiento tiene lugar cuando el animal no puede defecar o lo hace con gran dificultad.

Objetivos de esta lección

Estudiando esta lección sabrá:

1. Cómo reconocer la diarrea y el estreñimiento.
2. Las causas de la diarrea y del estreñimiento.
3. La diarrea de los diferentes animales.
4. El tratamiento y curación de la diarrea.
5. El tratamiento del estreñimiento.

Reconocimiento de la diarrea

La diarrea es una situación en la que los animales defecan heces acuosas muchas veces al día. Las heces son sueltas, fluidas y mal olientes y tienen un color distinto del normal. Pueden ser verde oscuras, marrón oscuras o negro rojizas, por contener sangre. En ciertos casos, por ejemplo, peste bovina, la diarrea tiene muy mal olor.

Causas de la diarrea

La diarrea puede durar uno o dos días y después cesar. Este tipo de diarrea se debe:

• A que se suministró al animal un alimento no adecuado.
• A un cambio brusco en la alimentación.
• Al consumo de ensilado que a veces causa diarrea.
• Al consumo de alimentos rancios, podridos o en fase de fermentación.
• A gérmenes (puede ir acompañado de temperatura alta).
• A la infestación por parásitos que en ocasiones producen diarrea sanguinolenta.

Diarrea de los rumiantes

La diarrea del ganado vacuno, las ovejas, cabras y búfalos se debe a:

• Gérmenes y parásitos internos, especialmente de los animales jóvenes que pastan.
• Gérmenes que infectan el intestino de los animales jóvenes (la temperatura corporal generalmente no es alta).
• Sobrealimentación de los terneros con leche en polvo de mala calidad.

Si las vacas tienen diarrea acompañada de lesiones en la boca (no es normal) se debe recurrir al veterinario.

La diarrea de las ovejas y de las cabras es consecuencia de:

• Una infección por un germen (la temperatura corporal suele ser alta).
• Parásitos internos de los animales jóvenes que pastan.

Los animales jóvenes pueden padecer diarrea después del destete.

Diarrea de los caballos

Puede producirse por:

• Una infección con gérmenes (temperatura corporal generalmente alta).
• Antibióticos o medicamentos que se administran por otro problema.
• Las condiciones de estrés (animales mal cuidados o molestados) pueden causar diarrea.
• Los potros de una semana pueden presentar diarrea al entrar sus madres en celo.

Diarrea de los cerdos

• La diarrea de los cerdos puede deberse a una infección por gérmenes (la temperatura corporal puede ser alta) o la presencia de parásitos internos.

Diarrea de los camellos

Puede ser consecuencia de:

• Ingerir demasiado forraje verde que ocasiona diarrea del mismo color.
• Parásitos que infestan al animal y dan lugar a una diarrea marrón oscura 0 rojo oscura.
• Los camellos machos durante le encelamiento pueden presentar diarrea.

Diarrea de las gallinas y patos

• La diarrea blanca de las gallinas se debe a un germen (bacteria) que se transmite de madres a hijos. En las aves adultas ocasiona diarrea marrón verdosa, mientras la de los pollitos es blanca.
• La diarrea que contiene sangre se debe a unos parásitos pequeños, llamados coccidios (véase la Lección 55) que infestan el intestino.

Diarrea de los conejos

Las heces de los conejos deben aparecer separadas, de aspecto redondeado, de consistencia dura y de color marrón verdoso. Cualquier cambio es señal de un problema salud. La diarrea puede deberse a:

• Un cambio de la alimentación seca por otra de forraje verde.
• Una mala alimentación, es decir, demasiado húmeda, demasiado fría o contaminada con productos químicos.
• Enfermedades producidas por gérmenes (temperatura corporal generalmente alta).
• Los coccidios que causan diarrea en los gazapos.

Tratamiento

La diarrea acompañada de fiebre se debe a los gérmenes. Si la diarrea continúa más de dos días y se ha elevado la temperatura corporal (véase la Lección 4) debe pedir al veterinario que le ayude. El animal puede ser tratado con antibióticos (véase R6, R7, Anexo 1) o con sulfamidas (véase R9, Anexo 1).

La diarrea hace que el animal pierda agua y sales y si persiste el animal puede morir. Si no puede conseguir ayuda veterinaria puede suministrar al animal un tratamiento casero para rehidratarlo. Para preparar una mezcla rehidratante mezcle azúcar (6 cucharillas de las de café) con sal (media cucharilla) y un litro de agua limpia y tibia. Adminístrese en forma de brebaje (500 ml por oveja o cabra) 4 veces al día durante 3 días. Los animales mayores requieren más líquido, el 5% de su peso corporal dos veces al día.

Tratamiento

Estreñimiento

Los animales con estreñimiento o constipación no pueden defecar o defecan con dificultad heces muy secas. El animal estreñido está en peligro.

El estreñimiento se trata con un enema. Se inyecta en el recto agua jabonosa tibia. Para curar el estreñimiento pueden suministrarse por la boca sales de Epsom y los aceites producidos comercialmente (véase R22, Anexo 1).

Estreñimiento




Indice - Precedente - Siguiente