FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.3, octubre 2004

Página anteriorInicioPágina siguiente

INFORMES POR PAISES1/

1/ Aparecen en negrita los países con malas perspectivas de cosecha, y/o con déficit de suministros de alimentos durante la campaña comercial en curso, que tienen necesidad de ayuda excepcional o de urgencia. Los países afectados o amenazados por malas cosechas sucesivas y/o escasez de alimentos se indican con un asterisco (*).

________________________

ÁFRICA

ÁFRICA DEL NORTE

ARGELIA (22 de octubre)

Dentro de poco comenzará la siembra de las cosechas de trigo y cebada que se recogerán a partir de junio del año próximo. Gracias a unas operaciones de lucha realizadas de forma intensiva y en gran escala durante la campaña agrícola 2003/04 pudo controlarse la infestación generalizada de langostas del desierto y limitar los daños a la agricultura. Por consiguiente, en 2004 se ha obtenido una buena producción de cereales por segundo año consecutivo, como consecuencia de unas condiciones atmosféricas generalmente favorables, del aumento de la superficie sembrada y de una disponibilidad suficiente de insumos agrícolas, así como de la aplicación del plan de desarrollo agrícola establecido por el Gobierno en 2000. La producción total de cereales se estima provisionalmente en 3 950 000 toneladas, volumen semejante a la excelente cosecha obtenida el año pasado y un 75 por ciento superior a la media. Como consecuencia, se pronostica que las importaciones de cereales, principalmente trigo, serán de alrededor de 5 120 000 toneladas, prácticamente sin modificaciones respecto al año pasado.

EGIPTO (22 de octubre)

La recolección de las cosechas de maíz y sorgo de 2004 ha terminado, mientras que la del arroz está muy avanzada. La producción de la cosecha de trigo principalmente de regadío, recogida al principio del año, se estima en 7 180 000 toneladas, un 5 por ciento más que la producción superior a la media de 2003. Se estima que la producción de cebada casi se ha duplicado a un volumen sin precedentes de 264 000 toneladas con respecto a la buena cosecha obtenida el año pasado, debido principalmente a una apreciable expansión de la superficie sembrada.

Según se prevé, las importaciones de trigo en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) aumentarán aproximadamente un 3 por ciento a 6,6 millones de toneladas. Las de maíz, que se utiliza principalmente como forraje, se pronostican en alrededor de 4,7 millones de toneladas, unas 200 000 toneladas más que el año anterior.

MARRUECOS (22 de octubre)

Han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de las cosechas de cereales de invierno de 2004/05. Gracias a unas operaciones de lucha realizadas este año de forma intensiva y en gran escala fue posible mantener bajo control la infestación generalizada de langostas del desierto y limitar los daños a la agricultura. Debido a esto, y a unas condiciones atmosféricas favorables, así como al aumento de la superficie sembrada y a una suficiente disponibilidad de insumos agrícolas, la producción de cereales aumentó por segundo año consecutivo. La producción total de cereales de 2004, principalmente trigo y cebada, se estima en un volumen sin precedentes de 8 470 000 toneladas, alrededor de un 7 por ciento más que la excelente cosecha obtenida el año anterior. La producción de trigo, el cultivo más importante, pasó de 393 000 toneladas a 5 540 000 toneladas. La de cebada, el principal cereal secundario producido en el país, fue algo superior al nivel récord de 2 620 000 toneladas del año pasado.

Gracias a dos años consecutivos de cosechas abundantes, se pronostica que las importaciones de cereales en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) disminuirán a alrededor de 2 970 000 toneladas.

TÚNEZ (22 de octubre)

Se han comenzado a sembrar las cosechas de trigo y cebada que se recogerán a partir de mayo de 2005. Las condiciones atmosféricas favorables, el aumento de la superficie sembrada y una suficiente disponibilidad de insumos agrícolas dieron lugar a una buena producción de cereales en 2004 por segundo año consecutivo. La producción total de cereales, estimada en 2,5 millones de toneladas, fue superior en un 63 por ciento a la de los cinco años anteriores aunque inferior en un 14 por ciento a la excelente cosecha obtenida el año anterior. La producción de trigo se estima en 1 650 000 toneladas, frente a una media de 1 150 000 toneladas en los cinco años anteriores. La producción de cebada, estimada en 846 000 toneladas, es inferior en un 7 por ciento a la excelente cosecha del año pasado pero más del doble del nivel medio de los cinco años anteriores.

La importación de cereales en 2004/05 (julio/junio), principalmente trigo y maíz, se pronostica en 1 620 000 toneladas, alrededor de 232 000 toneladas más que el año anterior.

ÁFRICA OCCIDENTAL

BENIN (13 de octubre)

Las perspectivas para la cosecha de cereales de 2004 son favorables gracias al tiempo generalmente bueno imperante durante el período vegetativo. En el sur se ha recogido la primera cosecha de maíz, mientras que la segunda está despuntando/floreciendo. En el norte se están recogiendo el mijo y el sorgo.

Gracias a la buena producción de cereales del año pasado y a la llegada a los mercados de las cosechas de la primera temporada, la situación del suministro de alimentos sigue siendo satisfactoria. La necesidad de importación de cereales para 2004 se estima en 138 000 toneladas, incluidas 8 000 toneladas de ayuda alimentaria. El país se ve afectado por la política cada vez más proteccionista de Nigeria y los controles más estrictos aplicados contra el comercio de las reexportaciones. Se prevé que el crecimiento económico se desacelerará en 2004 con consecuencias negativas para las familias en lo que se refiere a ingresos y acceso a los alimentos.

BURKINA FASO (17 de octubre)

Tras unas lluvias escasas e irregulares recibidas al comienzo del período vegetativo, las precipitaciones aumentaron considerablemente en todo el país a partir de julio, y en agosto fueron generalizadas y superiores a la media. Las limitadas lluvias recibidas en septiembre afectaron a los cultivos en algunos lugares del norte y de la zona del Sahel, pero en general las reservas de humedad del suelo fueron suficientes para el desarrollo de los cereales. Como consecuencia, los cultivos de mijo y sorgo, que están por lo general en las fases de despunte y maduración precoz, se están desarrollando satisfactoriamente en la mayoría de las regiones. A escala nacional, se prevé una cosecha superior a la media.

En agosto, algunos enjambres maduros de langostas del desierto llegaron al norte de Burkina Faso, donde desovaron y formaron bandas. Según los informes, quedaron afectadas aproximadamente 29 aldeas y se estima que se infestaron cerca de 20 000 hectáreas, de las cuales se han tratado hasta ahora 5 600 hectáreas.

Aunque las langostas del desierto pueden ocasionar graves daños a los cultivos y a los pastizales en zonas localizadas del norte cerca de la frontera con Malí, no deberían afectar sensiblemente el suministro nacional de alimentos. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas se halla actualmente en el país para estimar la producción de cereales de 2004 y evaluar las repercusiones de las langostas del desierto en la seguridad alimentaria de la población.

CABO VERDE (15 de octubre)

Tras las lluvias irregulares y limitadas caídas en agosto, las precipitaciones aumentaron apreciablemente en septiembre y principios de octubre en las islas de Santiago y Fogo, mejorando las perspectivas para las cosechas, pero siguieron siendo limitadas en las islas de San Antonio y San Nicolás, en las que los cultivos sufrieron a causa de la falta de agua. Además, en julio y agosto algunas islas han sido invadidas por enjambres de langostas del desierto, que desovaron y formaron bandas, principalmente en las islas de Santiago, Maio y Buena Vista. Enjambres procedentes de las infestaciones actualmente presentes en el Senegal y Mauritania continúan invadiendo el país. Por lo tanto, las perspectivas para la producción de la cosecha son en general desfavorables. Ahora bien, incluso en un año normal, la producción interna cubre sólo una quinta parte de la necesidad de cereales del país y el resto tiene que importarse.

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas visitará el país hacia finales del mes para estimar la producción de cereales de 2004 y evaluar las repercusiones de las langostas del desierto en la seguridad alimentaria.

CHAD (21 de octubre)

Unas precipitaciones generalizadas y superiores a lo normal caídas después de julio beneficiaron el desarrollo de los cultivos en la mayoría de las zonas productoras. En la zona sudanesa el mijo y sorgo están madurando mientras que en la zona saheliana se están desarrollando. Las perspectivas para la cosecha son favorables. Las langostas del desierto se están reproduciendo en pequeña escala en la provincia central de Batha, en la región nordoriental de Ennedi y en la región oriental de Ouaddai, donde se registraron pérdidas de cosecha. A escala nacional, sin embargo, la producción de cereales no debería haberse resentido considerablemente.

Hasta principios de octubre, el número estimado de refugiados sudaneses en el Chad oriental era de 196 000. Una encuesta realizada últimamente por el Centro de lucha contra las enfermedades reveló la existencia de tasas alarmantes de malnutrición y una inquietante situación sanitaria entre los refugiados.

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas se halla actualmente en el país para estimar la producción de cereales de 2004 y evaluar las repercusiones de las langostas del desierto en la seguridad alimentaria.

COTE D'IVOIRE (13 de octubre)

Ha terminado la recolección de la primera cosecha de maíz y la siembra de la segunda. A pesar de unas condiciones atmosféricas en general adecuadas, no se prevé para este año una fuerte recuperación agrícola debido a la persistencia de la inseguridad, al desplazamiento de la población debido a los conflictos y a una división prolongada del país que continúa dificultando la distribución de los insumos y las actividades de comercialización.

A pesar de la merma de la producción agrícola en 2003, la situación del suministro de alimentos sigue siendo en general suficiente, con una inflación moderada, debido principalmente a las continuas importaciones de alimentos en la parte meridional controlada por el Gobierno y al comercio transfronterizo con Burkina Faso y Malí en la parte septentrional controlada por los rebeldes. Sin embargo, la falta de dinero es una limitación importante para las importaciones procedentes de Burkina Faso y Malí; en cambio, los cereales de Côte d'Ivoire se están vendiendo en los países vecinos. El PMA ha prorrogado hasta diciembre de 2004 la operación de urgencia de mayo a diciembre de 2003. Esta operación beneficia a los repatriados y a las personas desplazadas, así como a otras poblaciones vulnerables del norte y el oeste. En las regiones controladas por los rebeldes la situación sanitaria depende casi totalmente de la intervención humanitaria que, al parecer, funciona sólo en un 30 por ciento de su capacidad normal, según OCHA. La seguridad alimentaria de muchas familias continúa viéndose dificultada por la alteración de los medios de vida, especialmente en el oeste. Además, debido a una continua situación desfavorable del mercado, los pequeños productores de productos comerciales o agrícolas están experimentando una pérdida apreciable de ingresos. La producción de algodón en 2003/04 se ha estimado en 230 000 toneladas, alrededor de la mitad del nivel del año anterior, y la comercialización del producto se ha visto gravemente perturbada. La industria azucarera está al borde del colapso, ya que tres de las cuatro zonas azucareras y los ingenios están ubicados en el norte y han resultado gravemente afectados por la crisis.

Las necesidades totales de importación de cereales en 2004 han sido estimadas por una misión conjunta FAO/PMA en alrededor de 1,4 millones de toneladas, prácticamente sin modificaciones respecto al año pasado, de los cuales alrededor de 1,2 millones de toneladas se obtendrían en condiciones comerciales, quedando alrededor de 184 000 toneladas que deberán conseguirse mediante la ayuda exterior.

GAMBIA, REPÚBLICA DE (25 de octubre)

Tras unas lluvias insuficientes recibidas en junio que demoraron la siembra y afectaron a los cultivos, principalmente en el distrito occidental, las precipitaciones mejoraron sensiblemente en julio y fueron regulares y generalizadas durante el resto del período vegetativo. Gracias a un tiempo mayormente propicio, la mayoría de los cultivos han completado o están por completar satisfactoriamente sus ciclos. Los cultivos de maní están madurando en todo el país, mientras que la recolección del mijo temprano ha terminado en la mayor parte del territorio. El sorgo está por lo general despuntando/floreciendo en el distrito de Río Alto y en algunas partes del distrito de Río Central, donde es el cultivo que predomina. La recolección del maíz está casi terminada excepto en los sembrados tardíos del distrito occidental y en otras zonas aisladas del país. La mayor parte de los arrozales de las tierras altas han alcanzado la maduración, y la recolección está muy avanzada en muchos distritos, mientras que en las tierras bajas se continúa trasplantando. Según las estimaciones, la superficie sembrada con cereales ha aumentado alrededor de un 6 por ciento con respecto a las 173 000 hectáreas del año pasado.

Aunque se han registrado infestaciones de saltamontes, cantárida y striga en algunas zonas, en general los daños a los cultivos han sido limitados. Con respecto a la langosta del desierto, la situación se mantiene calma. Es posible, sin embargo, que al final de este mes una pequeña parte de los enjambres que se forman en el Sahel invadan el país atravesando el Senegal. El Gobierno ha emprendido diversas medidas para potenciar la preparación del país ante posibles invasiones.

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas, que visitó el país últimamente, está preparando el informe que publicará en breve.

GHANA (12 de octubre)

Las imágenes de satélite indican que en general las condiciones de crecimiento han sido satisfactorias. En el sur se ha recogido la primera cosecha de maíz, mientras que en el norte el mijo y el sorgo se etán desarrollando satisfactoriamente.

Gracias a la producción de cereales superior a la media de 2003 y a la llegada a los mercados de la cosecha de la primera temporada, la situación del suministro de alimentos sigue siendo satisfactoria. La producción récord de cacao en 2003, junto con el aumento de los precios al productor, han mejorado el acceso a los alimentos para un número estimado en 1,6 millones de campesinos que producen la mayor parte del cacao del país.

Las crisis en Côte d'Ivoire y Liberia han dado lugar a la afluencia de ciudadanos de terceros países en tránsito a través de Ghana hacia sus países de origen, a la presencia de personas de Côte d'Ivoire y de Liberia que buscan asilo, y al regreso de ciudadanos ganheses. Se informa, sin embargo, que han comenzado a regresar a su país algunos de los 42 000 refugiados liberianos presentes en Ghana.

GUINEA* (12 de octubre)

Las precipitaciones han sido en general suficientes y los principales cultivos de cereales están madurando. Debido a una fuerte devaluación del franco guineo, el precio del arroz – el alimento básico de los guineos – se duplicó con creces en los últimos seis meses afectando gravemente al acceso de las poblaciones urbanas y rurales a los alimentos. En un intento de hacer bajar los precios de los alimentos, el Gobierno decidió conceder una subvención a los importadores de arroz. El precio oficial de un saco de 50 kilogramos de arroz se ha fijado en 40 000 francos guineos pero en los mercados el precio está entre 80 000 francos guineos y 100 000 francos guineos.

La repatriación de los refugiados sierraleoneses presentes en Guinea terminó a finales de julio. Alrededor de 12 170 personas se repatriaron este año, llevando a alrededor de 56 000 el número de los refugiados repatriados desde el comienzo de la operación en octubre de 2001. Aunque el restablecimiento de la paz en Sierra Leona ha determinado una disminución del número de refugiados en Guinea, el país sigue albergando a un gran número de refugiados. Según los resultados de una encuesta relativa a los refugiados realizada en junio por el PMA, 80 806 refugiados siguen viviendo todavía en el país, además de alrededor de 80 000 PDI y más de 100 000 repatriados de Côte d'Ivoire en 2002 presentes en Guinea Forestière.

GUINEA-BISSAU (21 de octubre)

Desde el comienzo de la estación de las lluvias se han recibido unas precipitacioness regulares y generalizadas que beneficiaron el desarrollo de los cultivos en la mayoría de las zonas productoras. Los cereales secundarios (principalmente mijo y sorgo) están floreciendo/madurando. El maíz ya se ha recogido. Los arrozales de zonas pantanosas se han desalinizado y están en marcha las operaciones de trasplante. Se prevé una buena cosecha de 2004. Es posible, sin embargo, que en un futuro cercano el país sufra la invasión de langostas del desierto procedentes de la frontera con Senegal.

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas que visitó el país últimamente ha estimado provisionalmente la producción total de cereales en 2004 en alrededor de 208 000 toneladas, un 71 por ciento más que el nivel del año pasado y muy superior a la media. El arroz, que es el cultivo principal, debería de aumentar en un 91 por ciento a 126 000 toneladas.

Este año Guinea-Bissau hizo frente a un período de carestía particularmente difícil debido a un aumento pronunciado de los precios del arroz en el país, a causa principalmente de una disminución de las importaciones comerciales provocada por el alza del precio mundial. Los bajos precios al productor de anacardo, el principal producto de exportación del país, han limitado aun más el acceso a los alimentos principalmente para los agricultores que viven en las regiones estructuralmente deficitarias en alimentos de Pirada y Pitche, en el este, y de Biombo y Cacheu en el norte.

LIBERIA* (12 de octubre)

Las imágenes de satélite indican que las lluvias han sido generalmente inferiores a la media, lo cual puede haber afectado a los cultivos de arroz, prácticamente el único cereal que se produce en el país y que se está recogiendo ahora. Sin embargo, gracias al cese de la guerra civil y al posterior regreso de muchos agricultores desplazados, se espera que la producción agrícola se recupere algo en 2004 con respecto al nivel muy bajo del año pasado, aunque se señala que debido a la escasez de semillas y aperos la mayoría de los agricultores no puede cultivar. Las importaciones totales de cereales en 2004 se estiman en 187 000 toneladas, y la ayuda alimentaria en 50 000 toneladas.

Desde el 1 de octubre, la ACNUR ha organizado la repatriación de más de 300 000 refugiados liberianos distribuidos en toda el África occidental. Además, un programa oficial destinado a reasentar aproximadamente 300 000 PDI comenzará el 1 de noviembre, una vez cumplido el programa de desarme de las Naciones Unidas el 31 de octubre. Con el mejoramiento de la situación de seguridad, el PMA, que ha emprendido un programa de distribución en gran escala, ha ampliado el radio de su operación más allá de Monrovia, la capital. A principios de octubre se abrieron en Liberia otras siete oficinas. Sin embargo, el PMA está enfrentando una grave escasez de recursos, y después de junio se ha visto obligado a reducir las raciones destinadas a aproximadamente 500 000 refugiados, repatriados y PDI que reciben asistencia del PMA en el país.

MALÍ (12 de octubre)

Aunque entre julio y septiembre cayeron lluvias benéficas para los cultivos en todo el país, las perspectivas para la cosecha son nada prometedoras debido a un empeoramiento de la situación de las plagas. Los enjambres de langostas del desierto que estaban anteriormente en el norte se están reproduciendo ahora en las zonas cerealeras del sur y el centro. Se están desarrollando bandas de saltones en Kayes, Koulikoro, Segou y Mopti, las principales zonas productoras de alimentos del país, lo que suscita serias preocupaciones sobre el suministro de alimentos y las perspectivas económicas. Hasta principios de septiembre, no se había tratado más que el 10 por ciento de las zonas infestadas.

Malí representa casi el 25 por ciento de la producción total de cereales del Sahel. Un impacto fuerte de la plaga de langostas afectará decididamente el suministro de alimentos no solamente en el país sino también en otros países vecinos, particularmente Mauritania. Es posible también que los daños causados en gran escala a los cultivos tengan consecuencias macroeconómicas y en relación con la pobreza, dado que el algodón, que es la principal fuente de divisas del país constituye también la fuente principal de ingresos para millones de agricultores y contribuye hasta en un 45 por ciento a las exportaciones totales. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas se halla actualmente en el país para estimar la producción de cereales en 2004 y evaluar las repercusiones de las langostas del desierto en la seguridad alimentaria.

MAURITANIA (21 de octubre)

Las langostas del desierto han invadido la mayor parte de las zonas agrícolas centrales y meridionales y su número probablemente continuará aumentando ya que están desovando y formando bandas de saltones en todas las regiones del país. Han comenzado las operaciones de lucha pero tienen que intensificarse para contener la invasión. Hasta principios de octubre, alrededor de 1 millón de hectáreas habían quedado infestadas, de las cuales se habían tratado aproximadamente 250 000 hectáreas.

Según el organismo nacional de seguridad alimentaria, el país puede perder hasta un 75 por ciento de su producción de cereales. Aunque la FAO prevé una cuantía menor de pérdidas de cosecha, en algunas regiones del país las repercusiones de la invasión de langostas del desierto en la seguridad alimentaria serán graves. Mauritania es un país dependiente de las importaciones de alimentos, cuya producción interna cubre menos del 40 por ciento de su necesidad total de alimentos en un año normal. El país ya está atravesando una situación alimentaria difícil debido a los años de sequía anteriores (que hicieron necesaria una asistencia alimentaria de urgencia para 420 000 personas en 2003) y a la devaluación del Ouguiya (la moneda nacional), que determinó un alza notable en los precios de los alimentos. Las repercusiones del actual brote de langostas del desierto en la seguridad alimentaria y en la pobreza podrían ser tremenda, ya que la población rural se ha vuelto muy vulnerable a las conmociones en la producción de alimentos a causa del agotamiento de sus estrategias de supervivencia. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas está visitando actualmente el país para estimar la producción de cereales de 2004 y evaluar las repercusiones de las langostas del desierto en la seguridad alimentaria.

NÍGER (12 de octubre)

En mayo y junio luvias insuficientes retrasaron la siembra y afectaron a los cultivos en diversas localidades, principalmente en las regiones de Maradi y Zinder. Pero las precipitaciones aumentaron sensiblemente después de julio, recibiéndose en la mayor parte de las zonas productoras lluvias generalizadas y regulares que beneficiaron a los cultivos. Se estima, sin embargo, que hacia mediados de septiembre han quedado infestadas de langostas del desierto 800 000 hectáreas, principalmente en las zonas sahelianas. Hasta principios de octubre se habían tratado alrededor de 106 000 hectáreas, gracias a una capacidad de fumigación mejorada en el país.

No se prevén graves escaseces de alimentos a escala nacional, debido a unas condiciones atmosféricas generalmente buenas y a la distribución y dinámica, actuales y previstas, de las langostas del desierto. En algunas regiones, sin embargo, las repercusiones en la seguridad alimentaria pueden ser graves, principalmente en la zona saheliana. Más del 85 por ciento de la población del Níger depende para su subsistencia de la agricultura, que representa el 40 por ciento del PBI; de ahí que los daños en gran escala ocasionados a los cultivos tengan consecuencias desastrosas en la seguridad alimentaria y en la economía, afectando principalmente al 60 por ciento pobre de la población. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas se halla actualmente en el país para estimar la producción de cereales de 2004 y evaluar las repercusiones de las langostas del desierto en la seguridad alimentaria.

NIGERIA (13 de octubre)

En el sur, se ha recogido la primera cosecha de maíz, mientras que la segunda está despuntando/floreciendo. En el norte, se está recogiendo el mijo y el sorgo. Gracias a unas condiciones de crecimiento generalmente favorables durante la estación de las lluvias, se prevé una producción de nivel entre medio y superior a la media.

La violencia desatada en mayo en las comunas del centro y el norte de Nigeria provocó la muerte de cientos de personas y el desplazamiento de por lo menos 50 000. La mayoría de las personas desplazadas en el interior está viviendo en campamentos limítrofes del estado de Plateau, y muchos agricultores temen sembrar sus cultivos en campos distantes. Es posible que resulte afectada la seguridad alimentaria en la región.

En los últimos años las importaciones de cereales han acusado una tendencia al alza, debida principalmente al crecimiento elevado de la población urbana y a las variaciones registradas en los hábitos de consumo. Según los pronósticos, sin embargo, en 2004 las importaciones de cereales, principalmente trigo y arroz, descenderán alrededor de un 6 por ciento a 3 790 000 toneladas, debido a la aplicación de controles más estrictos contra el comercio ilegal. El Gobierno tiene proyectado prohibir las importaciones de arroz en 2006.

SENEGAL (12 de octubre)

Tras las primeras lluvias limitadas e irregulares que retrasaron la siembra en algunas regiones del norte, las precipitaciones aumentaron sensiblemente y han sido mayormente regulares y generalizadas en agosto y septiembre. En la mayoría de las regiones agrícolas los cultivos se están desarrollando satisfactoriamente.

La producción de cereales de 2004 podría estar cerca del volumen récord de 1,4 millones de toneladas del año pasado, debido principalmente a la renovación de los programas agrícolas gubernamentales que incluyen la subvención de las semillas de maíz y maní y de los fertilizantes. Sin embargo, los rendimientos de los cultivos podrían verse gravemente afectados en el norte del país debido a una grave infestación de langostas del desierto. Han comenzado las operaciones de lucha y ya se ha tratado más de una tercera parte de las zonas infestadas, pero se prevé que una parte de los enjambres presentes en el Sahel estará todavía en el norte del Senegal durante la cosecha de cereales. Aunque la FAO no prevé importantes pérdidas de cosecha ni una gran reducción del suministro nacional de alimentos, es posible que la langosta del desierto pueda causar escaseces localizadas de alimentos, principalmente en las regiones de Matam, Saint-Louis, Diourbel y Louga. Los departamentos nordoccidentales, en los que las lluvias se retrasaron considerablemente, corren también el riesgo de la inseguridad alimentaria. Una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos se halla actualmente en el país para estimar la producción de cereales de 2004 y evaluar las repercusiones de las langostas del desierto en la seguridad alimentaria.

SIERRA LEONA* (13 de octubre)

Según se prevé, la producción arrocera aumentará ulteriormente este año en comparación con la de 250 000 toneladas estimada en 2003, gracias a una situación de seguridad mejorada, a la intensificación de las siembras tras el retorno de los refugiados y de los agricultores desplazados, así como a una mayor disponibilidad de insumos agrícolas. La recolección de las cosechas de mijo y sorgo ha comenzado últimamente. En un año normal la producción asciende a 20 000 toneladas, aproximadamente.

En cuanto a la seguridad en el país, la situación se mantiene en calma. La repatriación de los sierraleoneses refugiados en Guinea terminó a finales de julio. Este año se han repatriado alrededor de 12 170 personas, lo cual lleva a alrededor de 56 000 el número de refugiados repatriados desde que comenzó la operación en octubre de 2001. Las personas desplazadas en el interior que también se han reasentado se estiman en un millón. Pero quedan todavía en el país 65 000 refugiados liberianos.

TOGO (13 de octubre)

Las perspectivas para la cosecha de cereales de 2004 son favorables gracias a un tiempo generalmente bueno imperante durante el período vegetativo. En el sur ya se ha recogido la primera cosecha de maíz, mientras que la segunda está despuntando. En el norte, está en marcha la recolección del mijo y del sorgo.

Gracias a la buena producción de cereales del año pasado, estimada en 0,8 millones de toneladas, y a la llegada a los mercados de las cosechas de la primera temporada, la situación del suministro de alimentos es satisfactoria. Se prevé que las importaciones de cereales en 2004, principalmente arroz y trigo, se mantengan en el nivel de alrededor de 170 000 toneladas del año pasado, incluidas las reexportaciones.

ÁFRICA CENTRAL

CAMERÚN (12 de octubre)

Se ha recogido una primera cosecha de maíz satisfactoria. Las imágenes de satélite indican que las lluvias han sido generalmente extendidas, lo que favoreció a la segunda cosecha de maíz.

La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Las necesidades de importación de cereales para 2004, principalmente trigo y arroz, se estiman en aproximadamente 387 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año anterior. La ayuda alimentaria en arroz se estima en 2 000 toneladas. La disminución de la producción de petróleo debería compensarse este año con el alza de los precios.

REPÚBLICA CENTROAFRICANA (RCA) (12 de octubre)

En general las precipitaciones han sido abundantes y generalizadas desde el comienzo del período vegetativo en marzo. Tras las distribuciones anteriores efectuadas al final de 2003 y principios de 2004, la FAO distribuyó semillas de maní, maíz y arroz a alrededor de 80 asociaciones agrarias a principios de mayo en las provincias de Lobaye, Mbomou y Basse-Kotto, que se habían visto afectadas por las rebeliones del año pasado. Sin embargo, a pesar de unas condiciones atmosféricas buenas y de las distribuciones de semillas, no se prevé para este año una fuerte recuperación agrícola debido a la persistente inseguridad.

La producción de algodón, una fuente importante de ingresos para los agricultores, también se vio fuertemente afectada por la crisis, debida principalmente al notable desplazamiento de la población de la región algodonera septentrional de Ouham Pendé. El sector algodonero casi se derrumbó, al pasar la producción de 24 500 toneladas en 2000/01 a sólo 1 500 toneladas en 2003/04. Las actividades de recolección, comercialización y desmotado de las 12 500 toneladas producidas en 2002/03 han sufrido trastornos. En 2003, la inflación aumentó bruscamente a un 7 por ciento debido al alza de los precios de los alimentos derivado de los problemas de transporte, mientras que el PIB descendió en un 7 por ciento. Aunque la mayor parte de las 230 000 PDI han vuelto a su país, se estima que 41 000 refugiados de la RCA siguen viviendo en el Chad.

Las importaciones de cereales en 2004 se estiman provisionalmente en aproximadamente 46 000 toneladas, volumen ligeramente inferior a las necesidades del año pasado.

CONGO, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE * (15 de octubre)

Se han terminado de recoger los cultivos alimentarios de la segunda temporada de 2004, principalmente maíz. Todavía no se dispone de estimaciones, pero los datos basados en las imágenes transmitidas por satélite indican que la producción debería acercarse a lo normal. El mejoramiento relativo de la situación de seguridad en el país y la asistencia prestada a las personas desplazadas en el interior y a los refugiados repatriados han tenido algún efecto positivo. Sin embargo, los recientes enfrentamientos violentos registrados en el este del país, particularmente en torno a la ciudad de Bukavu, constituyeron motivos de preocupación. Por consiguiente, la inseguridad sigue siendo un problema importante para la producción de alimentos y la seguridad alimentaria. El país ha recibido un préstamo de 39 millones de dólares EE.UU. del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco del mecanismo de reducción de la pobreza y crecimiento. La situación nutricional de la población es generalmente muy deficiente en el país.

CONGO, REPÚBLICA DEL (12 de octubre)

La producción interna de cereales cubre alrededor del 2 por ciento de las necesidades totales; el resto se importa, principalmente en condiciones comerciales. En 2004, la necesidad de importación de cereales, principalmente trigo, se estima en aproximadamente 185 000 toneladas, cifra prácticamente inalterada respecto al año anterior.

Tras el acuerdo de paz firmado entre el gobierno y los rebeldes en marzo de 2003, el país enfrenta ahora el problema importante de instaurar una paz duradera y reintegrar en la sociedad civil a los ex combatientes. Para lo cual el Gobierno y algunas organizaciones internacionales han elaborado un programa de desarme, desmovilización y reintegración para ex miembros de milicias. Las últimas 3 250 personas desplazadas que todavía vivían en campamentos cerca de Brazzaville regresaron al país a mediados de abril. Sin embargo, la situación de seguridad sigue siendo inestable y perturbando las operaciones de ayuda humanitaria.

El PMA está enfrentando una grave situación de escasez de recursos debido a que durante los dos últimos años su programa no ha sido financiado más que en un 46 por ciento y todavía no se han recibido promesas para el nuevo programa. El PMA está centrando más la atención en la ayuda de urgencia a los grupos más vulnerables (PDI, repatriados y familias malnutridas), al mismo tiempo que continúa colaborando con otros asociados en las operaciones de rehabilitación, en la medida en que lo permiten los recursos.

GUINEA ECUATORIAL (12 de octubre)

El país no produce cereales en gran cantidad. Los alimentos básicos son la batata, la yuca y el plátano. Importa, por término medio, 10 000 toneladas de trigo y 6 000 toneladas de arroz.

GABÓN (12 de octubre)

Los cultivos alimentarios principales son la yuca y el plátano. El único cereal producido en el país es el maíz, que se siembra a partir de julio y se recoge a partir de noviembre. En un año normal la producción alcanza alrededor de 30 000 toneladas. Las importaciones de cereales en 2004, principalmente trigo y arroz, se estiman en aproximadamente 90 000 toneladas.

SANTO TOMÉ Y PRÍNCIPE (12 de octubre)

Los cultivos alimentarios básicos son las raíces, los plátanos y los tubérculos. Las importaciones anuales de cereales se estiman en aproximadamente 12 000 toneladas. Las necesidades de ayuda alimentaria para 2004 se estiman en alrededor de 1 000 toneladas.

ÁFRICA ORIENTAL

BURUNDI* (15 de octubre)

La recolección de las cosechas de la temporada B (segunda) de 2004, principalmente sorgo y frijol, terminó en julio. La producción total de cereales de la presente temporada se ha estimado en 180 000 toneladas, lo que representa un ligero mejoramiento de un 3 por ciento respecto a la temporada B de 2003. Sin embargo, ha disminuido la producción de legumbres debido a un comienzo temprano de la temporada seca, y la de las raíces y tubérculos debido a un brote del mosaico de la yuca; los precios han aumentado un 50 a 100 por ciento en algunos mercados. La producción total de cereales (incluido el arroz) para 2004 se ha estimado en 281 000 toneladas, alrededor de un 3 por ciento más que el año anterior.

En el frente de la seguridad, se sigue señalando inseguridad en algunas zonas de la provincia de Bujumbura Rural. Por consiguiente, el lento proceso de pacificación sigue siendo muy frágil. Según estimaciones de la ACNUR, alrededor de 220 000 refugiados burundianos han regresado desde 2002, pero la situación se ha complicado con la llegada de más refugiados procedentes de la RDC oriental a Burundi nordoccidental, en un número superior a 25 000. Además, debido a los recientes enfrentamientos violentos que tuvieron lugar en las comunas rurales de Kabezi y Mutambu, se han desplazado unos 50 000 civiles, según la Comisión para la defensa de los derechos humanos.

ERITREA* (15 de octubre)

Está por comenzar la recolección de las cosechas de cereales y legumbres de 2004, con perspectivas desfavorables debido a la irregularidad e insuficiencia de las precipitaciones recibidas. En la mayor parte del país las lluvias de la temporada principal “keremti”, que normalmente se reciben entre junio y septiembre, fueron inferiores al nivel medio a largo plazo. La mayor parte de las zonas de Maekel, Gash Barka, Anseba, y las partes orientales de la zona de Debub han recibido lluvias particularmente deficientes. Las estimaciones provisionales de las cosechas realizadas por el Ministerio de Agricultura indican una producción de cereales de alrededor de 109 000 toneladas, volumen semejante a la producción del año pasado que fué muy inferior a la media. En las zonas de Debub y Maekel, la siembra de las cosechas tardías (garbanzo y arvejilla) fue también limitada debido en parte a los altos precios del mercado que han hecho inaccesibles las semillas para muchas personas. En la mayor parte del país la disponibilidad de pastizales y forrajes fue insatisfactoria debido a las lluvias insuficientes.

La situación del suministro de alimentos sigue siendo difícil como consecuencia de malas cosechas consecutivas y de las secuelas de la guerra con el vecino país de Etiopía, agravadas por graves desequilibrios macroeconómicos. Los altos precios de los cereales continúan repercutiendo en el poder adquisitivo y en la seguridad alimentaria de un gran número de personas. Según una encuesta nutricional llevada a cabo últimamente por el Ministerio de Salud, la prevalencia de la malnutrición grave es muy alta en las zonas de tierras bajas de las regiones encuestadas, habiendo aumentado sensiblemente desde la encuesta realizada en diciembre de 2003. Ésta es a situación sobre todo de las zonas de Gash Barka y Anseba donde las tasas de prevalencia de la malnutrición grave son de 19,1 y 18,4, respectivamente, superiores al límite crítico establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En julio de 2004 la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia destinada a prestar asistencia alimentaria a alrededor de 600 000 personas afectadas por las malas cosechas, por un valor total de 49 millones de dólares EE.UU. para un período de nueve meses (de julio de 2004 a marzo de 2005).

Se prevé que una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos visite el país a partir de mediados de noviembre para evaluar la producción de la temporada principal y estimar las necesidades de asistencia alimentaria en 2005. Actualmente, el gobierno estima las necesidades de ayuda alimentaria en aproximadamente 500 000 toneladas.

ETIOPÍA* (15 de octubre)

Está por comenzar, con perspectivas desiguales, la recolección de la cosecha principal de cereales “meher” de 2004. Las principales regiones productoras de las partes occidentales y centrales del país deberían de obtener una cosecha de nivel medio, en tanto que las zonas agrícolas y agropecuarias orientales están haciendo frente a graves problemas debidos a las lluvias tardías e irregulares, a los que se suma la insuficiencia de los suministros de semillas. Además, en las zonas dependientes de la temporada secundaria “belg” la producción agropecuaria se vio perjudicada por la insuficiencia y mala distribución de las lluvias. Normalmente, las lluvias de la temporada belg se extienden desde febrero a mayo y la cosecha representa aproximadamente el 10 por ciento de la producción total de cereales, pero en algunas zonas constituye la mayor parte de la producción anual de cereales.

Las zonas ganaderas de las partes del sur, el centro y el este del país han resultado particularmente afectadas, habiéndose registrado en algunas partes una excepcional migración de ganado. Una reciente evaluación interinstitucional de las repercusiones sufridas en las zonas dependientes de la temporada belg y en las zonas ganaderas ha observado que las necesidades alimentarias de urgencia han aumentado, siendo actualmente 7,8 millones las personas que necesitan asistencia durante el resto de 2004. La necesidad total de alimentos de socorro para agosto-diciembre de 2004 se estima en alrededor de 523 000 toneladas. Según se prevé, una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos visitará el país a partir de mediados de noviembre para evaluar la producción “meher” y estimar las necesidades de ayuda alimentaria en 2005.

KENYA* (15 de octubre)

Ha comenzado la siembra de las cosechas secundarias de “lluvias cortas”. Los pronósticos meteorológicos indican que las lluvias cortas serían propicias en la mayor parte del país, pero inferiores a lo normal en las zonas ganaderas del norte de Kenya. Al final de septiembre se registraron lluvias intensas en las partes occidentales y nordoccidentales del país, suscitando temores de nuevas inundaciones. En algunas partes de las zonas centrales y costeras se han recibido lluvias fuera de la estación que mejoraron la disponibilidad de agua en los distritos ganaderos.

En las principales zonas productoras de las provincias del Valle del Rift, Occidental y Nyanza se han comenzado a recolectar las cosechas principales de cereales de “lluvias largas” de 2004. La principal temporada de lluvias (marzo-mayo), que normalmente representa el 80 por ciento de la producción total anual de alimentos, ha sido en gran parte desfavorable, dando lugar a una escasez de suministros alimentarios en la mayor parte del país. Las estimaciones provisionales para la temporada se revisaron a la baja, pasando de 2,3 millones de toneladas a alrededor de 1,7 millones de toneladas de maíz. Unas rachas secas prolongadas durante la temporada de lluvias largas en las provincias oriental, costera y nordoriental han afectado a un gran número de personas. Como consecuencia de la escasez de suministros alimentarios, los precios del maíz se mantuvieron altos. En septiembre, eran un 40 a 60 por ciento más altos que el nivel medio, pero a partir de noviembre deberían comenzar a bajar.

En agosto de 2004 la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia destinada a prestar asistencia alimentaria a alrededor de 2,3 millones de personas afectadas por la sequía, por un valor total de 81 millones de dólares EE.UU. para un período de seis meses (de agosto de 2004 a enero de 2005).

RWANDA (15 de octubre)

La recolección de las cosechas de la segunda temporada de 2003 (frijoles, maíz y sorgo) ha terminado. Las precipitaciones han sido entre normales y superiores a lo normal hasta principios de mayo. El comienzo temprano de la estación seca en mayo ha tenido un efecto negativo en la cosecha de frijoles, salvo para los cultivos tempranos. FEWSNET informa sobre un aumento de los precios de algunos productos alimentarios importantes a partir de abril de 2004 en la provincia de Butare con respecto a los del mismo período de 2003 y 2002. Alrededor de 250 000 a 400 000 personas afectadas de inseguridad alimentaria crónica en esos distritos necesitarán entre 15 000 y 25 000 toneladas de ayuda alimentaria hasta el final del año. 

Para la nueva campaña actualmente en curso, se prevén escaseces de semillas debido a los precios altos y a que las reservas de la última campaña han sido inferiores a lo previsto. 

SOMALIA* (15 de octubre)

Las buenas lluvias recibidas últimamente, particularmente copiosas en algunas partes de las regiones ganaderas septentrionales afectadas por la sequía, marcaron el comienzo temprano de la temporada secundaria “deyr” en la mayor parte del norte de Somalia. Gracias a ellas, aumentó la disponibilidad de agua y mejoraron las condiciones de pastoreo. En el sur de Somalia, sin embargo, hay importantes zonas agrícolas en las que se mantienen en gran medida condiciones secas. La cosecha de cereales de la temporada principal “gu”, recogida recientemente en el sur de Somalia, se estima en alrededor de 125 000 toneladas, aproximadamente un 25 por ciento por debajo de la media.

Los precios de los alimentos han comenzado a bajar con la llegada de la actual cosecha “gu”. Sin embargo, se prevé que la emergencia humanitaria continuará en el país debido a las grandes pérdidas de bienes pecuarios sufridas anteriormente, a las condiciones deficientes de los pastizales, al monto elevado de la deuda de las familias, y a la indigencia. Una encuesta nutricional realizada últimamente detectó niveles de emaciación del 20 por ciento, lo que confirma la existencia de una situación grave de emergencia humanitaria. En el sur, tanto la región de Gedo como la de Juba Medio siguen experimentando una necesidad crítica de ayuda humanitaria debida a las malas cosechas “gu”, aparte de la vulnerabilidad crónica. Según estimaciones actuales, necesitan asistencia humanitaria 700 000 personas.

La Dependencia de Evaluación de la Seguridad Alimentaria (FSAU) ha publicado últimamente las estimaciones del balance de cereales de 2004/05, que indican un déficit nacional de cereales de alrededor de 36 000 toneladas. Para mayores informaciones y ulteriores análisis puede consultarse la página web del FSAU en: www.unsomalia.net.

SUDÁN* (15 de octubre)

Reina una crisis humanitaria en el Gran Darfur, donde las hostilidades han obligado a más de 1,2 millones de personas a abandonar sus viviendas y fincas, y a un gran número de ellas a pasar al vecino país de Chad. Los informes describen un cuadro horrible en el que quedaron sumidas casi todas las partes del Gran Darfur, tornándose muy ardua la realización de actividades agrícolas y la prestación de asistencia humanitaria.

En el sur del Sudán, las lluvias recibidas entre marzo y mayo fueron entre normales y superiores a lo normal. Una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos se encuentra actualmente en el sur del Sudán para evaluar los resultados de la campaña actual. En el centro y el norte del Sudán, está por comenzar la recolección de las cosechas de cereales de la temporada principal de 2004. Está prevista la visita de una misión a las partes septentrionales del país a partir de mediados de noviembre para evaluar la producción de cereales de la temporada principal de 2004 y estimar las importaciones/exportaciones comerciales totales y las necesidades de ayuda alimentaria en 2005.

El 9 de julio de 2004 la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia revisada destinada a prestar asistencia alimentaria a 2,1 millones de personas afectadas por la guerra y la sequía, por un valor de 158 millones de dólares EE.UU. hasta final de 2004.

TANZANÍA, REPÚBLICA UNIDA DE (15 de octubre)

Se han comenzado a sembrar las cosechas de cereales de la temporada principal de 2005 en las zonas centrales y meridionales unimodales, así como en las zonas septentrionales bimodales se han empezado a recoger las cosechas de la temporada corta (“Vuli”) de 2004/05. Con unas precipitaciones previstas entre normales y superiores a lo normal entre septiembre y diciembre en la mayor parte del país, las perspectivas son generalmente favorables.

La cosecha de cereales de 2003/04, principalmente maíz, se estima en alrededor de 4,9 millones de toneladas, más del 20 por ciento superior a la del año pasado y al nivel medio de los cinco años anteriores. La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria y los precios de los cereales se mantienen estables o están bajando en las partes centrales, de la costa oriental, del lago y del norte de Tanzanía. En cambio, en las tierras altas y zonas costeras del sur se observaron fuertes aumentos de los precios, debidos en parte al aumento de la demanda de cereales de los países vecinos, como la República Democrática del Congo y Malawi, que sufrieron importantes déficit atribuidos al mal tiempo o a la inseguridad. Se señala, además, que alrededor de 12 distritos de Tanzanía norte y central, principalmente en las regiones de Arusha, Kilimanjaro, Dodoma, Morogoro, Shinyanga y Singida, están haciendo frente a situaciónes de inseguridad alimentaria de gravedad variable.

UGANDA* (15 de octubre)

Las perspectivas para los cultivos alimentarios de la segunda temporada de 2004, que se recogerán a partir de enero, son inciertas. Las lluvias esporádicas caídas desde agosto han suscitado preocupación por el desarrollo de los cultivos.

En general, la situación del suministro de alimentos se mantiene estable pero los precios son relativamente altos debido a las menguadas cosechas obtenidas en la temporada principal de 2004. Por ejemplo, los precios del maíz se han mantenido particularmente altos en los últimos nueve meses, siendo en Kampala cerca de un 30 por ciento más altos que la media. No obstante, la llegada de las cosechas a los mercados principales, incluidas las zonas afectadas por conflictos, procede normalmente. La región nordoriental de Karamoja constituye un motivo de particular preocupación. En octubre, el PMA proporcionó socorro alimentario de urgencia a más de 200 000 personas en las regiones de Nilo Oeste y Karamoja debido a la sequía.

En el norte de Uganda, pese a una disminución de los ataques de los rebeldes registrada en los últimos meses, los disturbios civiles continúan afectando gravemente la situación alimentaria de la población. Más de 1,4 millones de personas desplazadas que viven hacinadas en más de 100 campamentos protegidos, continúan dependiendo de la asistencia alimentaria del PMA para su supervivencia. El PMA enfrenta un déficit de alrededor de 22 000 toneladas de alimentos, lo que representa una brecha de financiamiento de aproximadamente 10 millones de dólares EE.UU.

ÁFRICA AUSTRAL

ANGOLA (14 de octubre)

En junio, la misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la cosecha de cereales de 2004 en 713 000 toneladas, alrededor de un 9 por ciento más que el año pasado, o sea un 27 por ciento más que la media de los cinco años anteriores. Ello se debió principalmente al aumento de la superficie cultivada, a las condiciones favorables del tiempo, al reasentamiento de muchas personas desplazadas en el interior y de refugiados, y a una distribución considerable de insumos agrícolas. En las partes septentrionales y meridionales se obtuvieron cosechas mejoradas, y en las tierras altas del centro los resultados fueron variados. Otros cultivos, como la yuca y, sobre todo, las batatas y la papa irlandesa, también aumentaron con respecto a los niveles del año pasado, mientras que el maní disminuyó sensiblemente a causa de unas condiciones climáticas desfavorables. Las necesidades de importación de cereales para 2004/05 se estiman en 820 000 toneladas, de las cuales 642 000 toneladas deberían de importarse en forma comercial y 178 000 toneladas como ayuda alimentaria de urgencia.

Entre los problemas que existen para mejorar la producción de alimentos en el país figuran el acceso a bienes de producción, tales como animales de tiro y fertilizantes, y la prestación de servicios de extensión agrícola.

Al mejorar la situación de la seguridad, un gran número de personas desplazadas en el interior (PDI) y de refugiados ha regresado a sus lugares de origen. Pero quedan todavía alrededor de 185 000 refugiados que deben regresar a Angola de los países vecinos de la región (principalmente la República Democrática del Congo, Zambia y Namibia). Los análisis de vulnerabilidad indican la presencia de 334 000 personas afectadas de inseguridad alimentaria y de 717 000 personas muy vulnerables a la inseguridad alimentaria. Las personas necesitadas se concentran principalmente en las provincias centrales y en las provincias fronterizas que continúan recibiendo un gran número de refugiados de regreso a Angola. Según FEWSNET, es probable que alrededor de 245 000 personas de Huambo, una de las provincias centrales, tengan que hacer frente a una situación de escasez de alimentos en los meses venideros. Además, en la provincia meridional de Huila escasea gravemente el agua para el ganado de los pastores nómadas.

BOTSWANA (13 de octubre)

Normalmente, la producción de cereales de Botswana asciende a un 5–10 por ciento de las necesidades totales del país. Según estimaciones provisionales, la producción de cereales de 2004, principalmente sorgo, se recuperará con respecto a la producción afectada por la sequía del año pasado a un volumen más normal de alrededor de 15 000 toneladas. En septiembre, para hacer frente al reciente brote de carbunco en la fauna y flora silvestres, el país ha puesto en gran alerta a su departamento de sanidad animal y servicios veterinarios.

LESOTHO* (14 de octubre)

En mayo, una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción de cereales de 2004 en 49 400 toneladas, menos de la mitad de la producción del año pasado. Una merma debida a las precipitaciones tardías y mal distribuidas, a la reducción de la superficie cultivada, y a una drástica disminución del uso de fertilizantes y semillas mejoradas debida a la supresión de las subvenciones. Las necesidades de importación de cereales se estiman en 352 000 toneladas (incluido el arroz), que en su mayor parte se cubrirán en forma comercial. Para las personas más vulnerables, afectadas por las malas cosechas y el VIH/SIDA, se necesitaría socorro alimentario estimado en alrededor de 48 500 toneladas de cereales. Actualmente, el PMA alimenta a 400 000 personas a través de distribuciones generales y selectivas. Una nueva OPSR regional prestará asistencia a alrededor de 171 000 beneficiarios.

MADAGASCAR (22 de septiembre)

A pesar de tres ciclones de gran intensidad, que causaron daños considerables a los cultivos y a las propiedades, la estimación oficial más reciente de la producción nacional de arroz (en cáscara) de 2004 se cifra en 3 millones de toneladas, alrededor de un 8 por ciento más que la producción del año anterior. El arroz representa más del 90 por ciento de la producción de cereales del país. La producción de maíz se prevé en un volumen medio de 170 000 toneladas, lo que representa un aumento de alrededor del 10 por ciento respecto a la cosecha menguada a causa de la sequía del año pasado. Los efectos de los ciclones, el aumento del costo de las importaciones de petróleo, y los bajos precios de sus exportaciones principales (vainilla y camarón), han causado problemas graves a los grupos vulnerables. El rápido aumento del precio del arroz, debido principalmente a los altos precios mundiales y a la devaluación de la moneda local, ha empeorado la situación de la seguridad alimentaria. Supuestamente, más del 75 por ciento de los 16 millones de habitantes de Madagascar vive por debajo de la línea de pobreza de 1 dólar diario. Según el PMA, se necesitan 4 000 toneladas de alimentos para alimentar a 100 000 personas del sur de la isla. En junio, la Unión Europea asignó 70 millones de euros a su proyecto africano de mayor envergadura destinado a rehabilitar la carretera principal que corre de norte a sur.

MALAWI* (23 de septiembre)

En abril de 2004, una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción de cereales de 2004 en 1,8 millones de toneladas, lo que representa una disminución de alrededor del 14 por ciento con respecto a la producción cercana a la media del año pasado. Una gran parte de esta producción es de maíz, estimada en 1,7 millones de toneladas. Las precipitaciones retrasadas, irregulares y generalmente insuficientes, especialmente en la mitad meridional del país, fueron la causa de esta disminución. Además, la misión estimó que la producción de raíces y tubérculos (yuca y papas) había aumentado alrededor de un 14 por ciento con respecto al año anterior, situándose en 4,2 millones de toneladas de peso en fresco, o sea 1,2 millones de toneladas en equivalente en cereales. La necesidad total de importación de cereales se estima en 408 000 toneladas, que deberían cubrirse principalmente con importaciones comerciales.

El Comité de evaluación de vulnerabilidad estimó que alrededor de 1 260 000 personas vulnerables, incluidas las que viven en zonas que obtuvieron malas cosechas y las gravemente afectadas por el VIH/SIDA, necesitarían durante la campaña comercial 2004/05 (abril/marzo) una asistencia alimentaria de urgencia del orden de las 56 000 toneladas de cereales.

El Banco Mundial y Noruega anunciaron últimamente desembolsos asignados a Malawi de 25 millones de dólares EE.UU. y alrededor de 3 millones de dólares EE.UU., respectivamente, en apoyo a la estrategia de reducción de la pobreza del país y para fines de balanza de pagos.

Durante el período posterior a la cosecha (a partir de mayo) los precios del maíz desaceleraron su baja habitual en la mayoría de los mercados, en los que los precios de septiembre de 2004 fueron más altos que los de septiembre de 2003 (FEWSNET), pero generalmente más bajos que los de 2002. Al sur de Malawi ha estado llegando maíz de Mozambique, lo cual indica una intensa actividad comercial transfronteriza extraoficial que contribuye a estabilizar los precios en torno a 17-20 kwacha por kilogramo. Últimamente ADMARC ha fijado el precio del maíz en 17 kwacha por kilogramo.

La importancia del maíz de verano ha ido creciendo en Malawi en los últimos años. Para la cosecha de octubre y noviembre de este año la oficina de estadísticas nacionales ha pronosticado una producción de 226 000 toneladas, volumen ligeramente superior al de la producción del año anterior.

MAURICIO (13 de octubre)

La producción nacional de cereales asciende en Mauricio a menos del 1 por ciento de las necesidades totales; por consiguiente, el país importa comercialmente prácticamente todas sus necesidades de consumo de cereales. La caña de azúcar, que se produce en alrededor del 90 por ciento de la superficie cultivada, representa el 25 por ciento de los ingresos de exportación del país.

La pérdida del acceso preferencial a los mercados estadounidense y europeo prevista para 2007 debería tener consecuencias negativas para el azúcar y los textiles, las dos importantes industrias de exportación del país. Según Economist Intelligence Unit, en los últimos tres años Mauricio ha registrado un índice relativamente alto de desempleo (más del 10 por ciento), casi el doble de la media registrada en 2000 (5,9 por ciento).

MOZAMBIQUE (24 de septiembre)

En abril y mayo, una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción de cereales de 2004 en 2 millones de toneladas, alrededor de un 11 por ciento más que la buena cosecha de 2003. Se obtuvieron cosechas mejoradas particularmente en las provincias meridionales y centrales, mientras que en las provincias septentrionales la producción fue semejante a la del año pasado. La misión observó también que la enfermedad de la estría marrón de la yuca estaba afectando gravemente a los rendimientos en Memba y, en menor medida, en algunas partes de los distritos vecinos.

Pese a una producción nacional en general satisfactoria, hay algunas zonas específicas, como los distritos meridionales de la provincia de Tete, los distritos septentrionales y meridionales de la provincia de Manica y otras localidades de las provincias meridionales, que obtuvieron cosechas menguadas. Unas 187 000 personas necesitarán 49 000 toneladas de asistencia alimentaria de socorro en la campaña comercial 2004/05 debido a los efectos de las inundaciones y sequías de los años anteriores y para hacer frente al problema del VIH/SIDA. Una parte de la ayuda alimentaria podría conseguirse en el lugar, en vista del excedente de maíz que existe en las zonas septentrionales y centrales, pero, a causa del elevado costo del transporte interno hacia las partes meridionales, se tendrán que importar algunas cantidades, mientras que las exportaciones extraoficiales desde el norte de Mozambique irán a Malawi. Las marcadas diferencias regionales en la producción y el consumo de maíz, unidas al alto costo del transporte desde las zonas excedentarias del norte y el centro hacia las zonas deficitarias del sur, se reflejan en los precios del maíz que en el sur (por ejemplo, en Maputo) son casi el doble que en el centro (por ejemplo, en la provincia de Manica). Según informes de SIMA/MADER, en la mayoría de los mercados del país los precios del maíz al por menor se han estabilizado. Debido a una producción superior a lo previsto obtenida en la región, en los mercados de Maputo y Beira los precios del maíz son más bajos en septiembre de este año que en el mismo mes de 2003 y 2002. Por otro lado, en Nampula los precios son más altos que el año anterior, lo cual indica una demanda transfronteriza más intensa desde Malawi.

FEWSNET informó últimamente que la Dirección Nacional Ganadera había suprimido la prohibición del tránsito de animales en las provincias de Maputo, Gaza, y Manica, lo que, según se prevé, mejorará su comercio interno y favorecerá a los agricultores.

NAMIBIA (13 de octubre)

Pese a las intensas lluvias e inundaciones registradas en los últimos meses en las provincias nordorientales de Caprivi y Kavago, la Dependencia de Alerta Temprana y de Información Alimentaria de Namibia ha estimado la producción total de cereales de 2004 en 131 000 toneladas, un 28 por ciento más que la producción superior a la media del año pasado. Habida cuenta del nivel actual de consumo, ello exigiría importaciones de alrededor de 150 000 toneladas de cereales, principalmente en forma comercial.

Los agricultores que sufrieron daños a los cultivos y a la infraestructura debidos a las inundaciones, así como los niños huérfanos y vulnerables a causa del VIH/SIDA, se consideran como los grupos más vulnerables que necesitan asistencia de urgencia.

Según la red regional integrada de información de las Naciones Unidas, está terminando el evalúo de las tierras de cultivo comercial que se utilizará para crear un fondo de impuestos sobre la tierra para financiar, en parte, la adquisición de tierras agrícolas por parte del estado con el fin de reasentar a miles de namibianos sin tierra.

SUDÁFRICA (13 de octubre)

La estimación final de la producción total de maíz de la temporada agrícola principal de 2003/04 realizada por el Comité de Valoración de las Cosechas del país, ha aumentado la estimación anterior a un total de 8,9 millones de toneladas, cifra situada todavía en torno a un 9 por ciento por debajo de la producción de la temporada anterior debido principalmente a la sequía. La superficie sembrada de maíz en la presente temporada disminuyó alrededor de un 18 por ciento en comparación con el año anterior. La producción del maíz blanco se pronostica en 5,5 millones de toneladas, frente a los 6,6 millones de toneladas del año pasado, lo cual se traduciría en un excedente exportable de maíz blanco en 2004/05 de alrededor de 2,3 millones de toneladas para los países de la subregión, manteniendo en torno a las 545 000 toneladas la cuantía de las existencias que necesita Sudáfrica. Se prevé un pequeño déficit de maíz amarillo. Por temor a una grave sequía en el país, a principios de febrero de 2004 el precio de SAFEX para el maíz blanco había aumentado a 216 dólares EE.UU. por tonelada, pero al mejorar las lluvias a mediados de julio bajó a 145 dólares EE.UU. por tonelada, que aun así era alrededor de un 25 por ciento más alto que en el mismo período del año pasado.

La tercera estimación oficial de la producción de la cosecha de trigo de invierno, sembrada en junio, indica un aumento de la producción de alrededor del 28 por ciento con respecto al año anterior, con un volumen medio de alrededor de 2 millones de toneladas.

SWAZILANDIA* (15 de octubre)

La cosecha de maíz, afectada por la falta de precipitaciones por cuarto año consecutivo, ha sido estimada por la misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos en abril/mayo en sólo 64 000 toneladas, un 12 por ciento menos que el año pasado y alrededor de un 30 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores. Por consiguiente, la necesidad de importación de cereales en la campaña comercial 2004/05 (mayo/abril) debería alcanzar las 132 000 toneladas aproximadamente, de las cuales alrededor de 100 000 toneladas probablemente se importen comercialmente.

La misión recomienda una ayuda alimentaria de 32 000 toneladas para 142 000 personas muy vulnerables, principalmente para mitigar los efectos del VIH/SIDA, y el suministro de una ayuda directa a las familias que no pueden acceder a los alimentos e insumos agrícolas disponibles.

ZAMBIA (13 de octubre)

La estimación revisada de la producción de 2004 cifra la producción de maíz de la temporada principal en Zambia en 1 210 000 toneladas, un 4,8 por ciento más que la producción superior a la media de 1 160 000 toneladas. Las precipitaciones favorables recibidas en todo el país y la distribución de fertilizantes por parte del Gobierno a través de su programa ampliado de subvención a los insumos contribuyeron a impulsar los rendimientos del maíz destinado al consumo humano. Considerando la utilización total del país y la cantidad considerable de existencias remanentes, se prevé una capacidad de exportación de alrededor de 185 000 toneladas durante la campaña comercial 2004/05. Como consecuencia de dos buenas cosechas consecutivas, los precios del maíz están por debajo de la media decenal (FEWSNET). Según el Ministerio de Agricultura y Cooperativas, la superficie sembrada con yuca madura aumentó un 47 por ciento, de 140 251 hectáreas en 2002/03 a 206 051 hectáreas en 2003/04, lo que se tradujo en un incremento del 46 por ciento de la producción a alrededor de 1,4 millones de toneladas.

Un brote de aftosa se ha propagado desde los tradicionales Distritos de Kazungula (Provincia meridional) y de Nakonde y Mbala (Provincia septentrional) a nuevas zonas de las Provincias meridionales y centrales, creando una situación de riesgo para más de 200 000 animales.

ZIMBABWE* (13 de octubre)

Diversos informes indican que las compras de maíz efectuadas por la Junta de Comercialización de Granos del gobierno han sido considerablemente menores de lo previsto. Según FEWSNET, este año el precio medio del maíz durante el período poscosecha de abril fue mucho más alto de lo normal, situándose entre 5 000 – 8 000 dólares por cubo (equivalente a 18 kg). A mediados de septiembre los precios subieron a 10 000-12 000 dólares por cubo. En abril, una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos estimó la producción total de cereales de 2004 (excluida la cebada) en alrededor de 950 000 toneladas, con un margen de error de 10 por ciento, frente a 1 millón de toneladas el año pasado. Suponiendo niveles relativamente bajos de existencias, el pais necesita importar más de un millón de toneladas de cereales para la campaña comercial 2004/05 (abril/marzo).

Según algunos informes, ya están escaseando las semillas de maíz necesarias para la siembra en octubre y noviembre de la temporada principal, previéndose un déficit de más de 40 000 toneladas.

La hiperinflación estimada en una tasa anual de 314 por ciento en agosto de 2004, combinada con los niveles extremadamente altos de desempleo, limitan mucho el acceso a los alimentos a los grupos más vulnerables de la población. Según el Comité de Evaluación de la Vulnerabilidad, alrededor de 2,3 millones de personas, nada más que de las zonas rurales, no podrán satisfacer sus necesidades alimentarias, y otras tantas posiblemente en las zonas urbanas. Según el PMA, algunas de las familias más castigadas son las familias pobres que viven en las zonas habitualmente deficitarias de cereales situadas junto al Río Zambezi y en las partes meridionales de las provincias de Manicaland, Masvingo y Matebeleland.

CERCANO ORIENTE

ARABIA SAUDITA (15 de octubre)

Está por comenzar la siembra de la cosecha de trigo que se recogerá en abril y mayo del próximo año. La producción de trigo en 2004 se estima en 1,6 millones de toneladas, volumen situado muy por debajo de la producción del año pasado y del nivel medio de producción. Las importaciones totales de cereales en 2004/05 (julio/junio) se estiman actualmente en alrededor de 8,8 millones de toneladas, incluidos alrededor de 6,2 millones de toneladas de cebada.

CHIPRE (15 de octubre)

Se han comenzado a sembrar las cosechas de trigo y cebada de 2005. La producción total en 2004 se estima en 107 000 toneladas, volumen ligeramente superior a la media de los cinco años anteriores.

Las importaciones de trigo en 2004/05 (mayo/abril) se pronostican en 100 000 toneladas, mientras que las importaciones totales de cebada y maíz en alrededor de 540 000 toneladas, como el año pasado.

IRÁN, REPÚBLICA ISLÁMICA DE (4 de octubre)

El resultado de la cosecha de trigo de invierno recogida en junio-julio de 2004 se estima en un volumen sin precedentes de 14 millones de toneladas, un 3,7 más que el año pasado y un 34,2 por ciento más que la media de los cinco años anteriores, debido a los precios garantizados por el gobierno y a unas condiciones atmosféricas favorables. En agosto terminó también la recolección del arroz de regadío. La producción arrocera de 2004 se estima provisionalmente en 3,4 millones de toneladas, un 2 por ciento más que la producción récord del año pasado. La situación de la producción de los cereales secundarios es variada. El maíz, recogido últimamente, se estima en una cifra sin precedentes de 1,9 millones de toneladas, mientras que la cebada que se recogió en marzo pasó de 3,2 millones de toneladas del año pasado a 2,7 millones de toneladas este año.

Con una producción en aumento durante cuatro años consecutivos, la necesidad total de importación de cereales se ha reducido considerablemente. En 1999/2000 las importaciones totales de cereales fueron de 10,5 millones de toneladas, mientras que las de 2004/05 se pronostican en sólo 2 630 000 toneladas.

Para las 155 000 víctimas de los terremotos en Bam que viven en tiendas de campaña o en viviendas prefabricadas se mantienen las condiciones de vida básicas. La Federación Internacional de la Cruz Roja, junto con la Sociedad de la Media Luna Roja Iraní, tiene previsto pasar de las operaciones de socorro a las de recuperación, rehabilitación y reconstrucción a más largo plazo.

IRAQ* (15 de octubre)

La producción cerealera puede verse afectada por la grave escasez de fertilizantes y otros insumos agrícolas. La producción total de 2004 se ha estimado provisionalmente en 2,4 millones de toneladas, casi la mitad de la cosecha del año anterior.

A pesar de que todos los iraquíes continúen recibiendo su ración mensual de alimentos del Sistema Público de Distribución, la situación de la seguridad alimentaria sigue siendo extremadamente frágil en el país. Los últimos acontecimientos indican un empeoramiento de las condiciones de seguridad que dio lugar a un incremento de las necesidades humanitarias en las zonas de crisis. Los organismos de las Naciones Unidas están siguiendo la evolución de la situación y prestando la asistencia necesaria.

ISRAEL (15 de octubre)

Se han comenzado a sembrar las cosechas de trigo y cebada de 2005, que se recogerán durante abril y mayo del próximo año. La producción de la cosecha de trigo de 2004 se estima en 120 000 toneladas, volumen inferior en más de una tercera parte a la del año pasado. Las importaciones de cereales en 2004/05 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 3 millones de toneladas.

JORDANIA (15 de octubre)

Está por comenzar la siembra de las cosechas de trigo y cebada de 2005, que se recogerán en mayo/junio del próximo año. Una grave sequía ha perjudicado gravemente en 2003/04 a los cereales y los cultivos hortícolas. En 2004, la producción total de trigo y cebada, estimada en 25 000 toneladas, fue más de un 50 por ciento inferior a la media. También se vio afectado el sector ganadero, y muchas haciendas de ovejas resultaron gravemente damnificadas.

LÍBANO (15 de octubre)

Ha comenzado la siembra de las cosechas de trigo y cebada. Sin embargo, la producción interna de cereales cubre normalmente alrededor del 10 por ciento de las necesidades de consumo. La producción total de las cosechas de trigo y cebada en 2004 se estima en 125 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año pasado. Las importaciones de trigo en 2004/05 (julio/junio) se prevén en aproximadamente 550 000 toneladas, volumen ligeramente superior al del año pasado.

SIRIA (15 de octubre)

Ha comenzado la siembra de las cosechas de trigo y cebada de 2005 y se prevé que continuará hasta mediados de enero del próximo año. La producción de trigo de 2004, estimada en 4,7 millones de toneladas, es inferior en alrededor de un 4 por ciento a la del año pasado pero muy superior a la media. La producción de cebada, casi totalmente de secano, se estima en 1,1 millones de toneladas, ligeramente superior a la del año pasado.

ASIA

AFGANISTÁN* (21 de septiembre)

Una reciente misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos informa que la producción de cereales, situada en poco más de 3 millones de toneladas, ha disminuido en un 43 por ciento respecto de la producción sin precedentes del año pasado y en un 18 por ciento respecto a la cosecha media de 1998. Hubo sequías en el oeste, el sudoeste, el sur y en algunas partes del este de Afganistán, que causaron daños a grandes extensiones de cereales. En algunas partes de las regiones mencionadas la situación fue semejante a la de 2000 y 2001, que fueron los peores años de sequía. En las provincias situadas al norte de los montes Hindukush las plagas y enfermedades han causado daños a un 15-20 por ciento de los cereales. Las plagas y enfermedades también han afectado a grandes extensiones de huertos y de ganado. La producción de cereales de este año comprende alrededor de 2,3 millones de toneladas de trigo, 310 000 toneladas de arroz, 234 000 de maíz y 220 000 toneladas de cebada. Con este nivel de producción, la necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2004/05 se estima en más de 1,7 millones de toneladas. La capacidad importadora del país se estima en 1,4 millones de toneladas de cereales, que dejan un déficit de 326 000 toneladas de cereales en equivalente en trigo.

Según la Evaluación Nacional de los Riesgos y de la Vulnerabilidad, es probable que alrededor del 35 por ciento de la población rural (más de 6 millones de personas) tenga que hacer frente a una mayor inseguridad alimentaria y necesite ayuda alimentaria selectiva. Además de los casi 4 millones de personas que tendrán acceso al empleo y a las operaciones de socorro a través de los programas nacionales, la Operación Prolongada de Socorro y Recuperación (OPSR) del PMA prestará asistencia a un total de 2,3 millones de beneficiarios vulnerables, incluidos 1,4 millones de personas previstos en el marco de un llamamiento reciente del gobierno y de las Naciones Unidas. Según las estimaciones, para prestar asistencia a los beneficiarios durante la campaña comercial 2004/05 tendrán que conseguirse 153 000 toneladas de productos alimentarios mixtos por un valor monetario de 89 millones de dólares EE.UU..

ARMENIA (20 de septiembre)

Los informes más recientes indican una producción total de cereales de alrededor de 424 000 toneladas, alrededor de un 26 por ciento más que la producción media de los últimos cinco años. Este total comprende aproximadamente 350 000 toneladas de trigo y 62 000 toneladas de cebada. La superficie sembrada con cereales para la cosecha de este año superó en 23 000 hectáreas a la media de los últimos cinco años, y las condiciones atmosféricas generalmente favorables contribuyeron a mejorar los rendimientos. A pesar de la excelente cosecha obtenida este año, Armenia continuará dependiendo de las importaciones de cereales, por un total de 144 000 toneladas, para satisfacer las necesidades internas de alrededor de 543 000 toneladas de cereales. Las importaciones totales incluyen unas 50 000 toneladas de ayuda alimentaria.

AZERBAIYÁN (20 de septiembre)

La cosecha total de cereales, apenas terminada, se estima en 2,1 millones de toneladas, volumen semejante al de la buena cosecha de 2003. La superficie total sembrada este año con cereales se estimó en 815 000 hectáreas. La producción total de este año comprende más de 1 640 000 toneladas de trigo, 232 000 toneladas de cebada y 150 000 toneladas de maíz. A la buena cosecha de este año han contribuido las condiciones atmosféricas generalmente favorables y una humedad del suelo suficiente, así como el acceso mejorado a la compra de insumos. Azerbaiyán es un importador neto de cereales que necesita más de 2,6 millones de toneladas por año para satisfacer las necesidades internas. La necesidad total de importaciones de cereales para la campaña comercial 2004/05 se pronostica, por lo tanto, en alrededor de 536 000 toneladas, principalmente trigo destinado al consumo humano.

BANGLADESH (4 de octubre)

Las impresionantes inundaciones de julio y agosto de 2004 han afectado a aproximadamente 33 millones de personas en 43 de los 64 distritos, desplazado a alrededor de 1,5 millones y causado la muerte de más de 700. Una segunda ronda de lluvias monzónicas llegó a mediados de septiembre provocando inundaciones en algunas partes de las regiones meridionales y centrales, mientras que la tercera y última ola ha afectado a la región sudoccidental. Supuestamente, murieron 350 personas por la enfermedad transmitida por el agua y quedaron afectadas más de 330 000.

Las inundaciones tienen efectos devastadores en el sector agrícola. El arroz Aus, que representa aproximadamente un 10 por ciento de la producción arrocera, sufrió daños durante el período de la recolección. El arroz Aman sembrado últimamente, que constituye la mayor cosecha del país con una superficie superior al 50 por ciento y una producción superior al 40 por ciento de la producción total de cereales, se ha visto gravemente afectado. También son considerables las pérdidas registradas en el sector pecuario.

Bangladesh está clasificado como país menos adelantado y también como país de bajos ingresos y con déficit de alimentos, que necesita asistencia internacional urgente para los sectores de la alimentación, la agricultura, la salud, la nutrición, el agua, el saneamiento, la vivienda familiar, los artículos no alimentarios, la educación, la protección, la recuperación económica y la infraestructura. Una operación de urgencia lanzada en agosto pidió en un llamamiento 210 millones de dólares EE.UU. para la ejecución de proyectos en nueve sectores. El Ministerio de Alimentación y Gestión de desastres de Bangladesh ha asignado 3 350 toneladas de arroz a ocho distritos de la región sudoccidental. Hasta ahora, el PMA ha recibido menos del 20 por ciento de los 74 millones de dólares EE.UU. necesarios para la operación de urgencia, a través de la cual las personas recibirán ayuda alimentaria a cambio de trabajos de reparación de carreteras y de construcción de diques y malecones.

CAMBOYA (4 de octubre)

La siembra de la cosecha principal de arroz, que normalmente representa el 80 por ciento de la producción anual, comenzó en mayo y terminó en julio. La producción total de arroz de 2004 se pronostica en 4,7 millones de toneladas, cifra prácticamente inalterada respecto a la de la producción sin precedentes del año pasado, gracias a unas condiciones atmosféricas favorables, a un sistema de riego mejorado, y generando suficientes ganancias a los productores de arroz. Con esta producción, se dispondrá de 140 000 toneladas de arroz para la exportación.

CHINA (4 de octubre)

Este año, las inundaciones causaron en China (Continental) la muerte de más de 1 000 personas, afectaron a alrededor de 114,7 millones de habitantes y destruyeron 650 000 casas rurales. Las pérdidas económicas directas se estiman en 64,7 mil millones de yuan (o sea 7 820 millones de dólares EE.UU.).

La recolección del trigo de invierno terminó en mayo-junio y la del trigo de primavera en julio-agosto. Pese a una merma del 1 por ciento de la superficie sembrada, la producción total de trigo de 2004 se estima en 91 millones de toneladas, 4,5 millones de toneladas, o sea un 5 por ciento, más que el año pasado. Sin embargo, esta producción es todavía un 6 por ciento inferior a la media de los cinco años anteriores. Según se prevé, la necesidad de importaciones netas de trigo de China en 2004/05 pasará del millón de toneladas del año pasado a los 6 millones de toneladas, debido al nivel muy bajo de las existencias iniciales.

En las zonas meridionales la recolección del maíz terminó en agosto, mientras que en las provincias septentrionales está todavía en curso. La estimación más reciente indica una producción de 120 millones de toneladas, un 4 por ciento más que el año pasado y un 4 por ciento más que la media de los cinco años anteriores. La superficie sembrada con maíz en 2004 es también inferior a la del año pasado y a la media, pero se estima que los rendimientos son mayores. Pese a este incremento de la producción, todavía se prevé que las exportaciones netas de maíz de China disminuirán en 2004/05 (julio/junio) a aproximadamente 4 millones de toneladas con respecto a los 11,3 millones de toneladas del año pasado, debido al bajo nivel de las existencias iniciales.

La producción total de arroz en 2004 se pronostica en 181 millones de toneladas, un 12,5 por ciento más que en 2003 y un 0,5 por ciento más que la media de los cinco años anteriores, debido al aumento tanto de la superficie como de los rendimientos. Con esta producción de arroz, las exportaciones netas de arroz de China en 2004/05 deberían de aumentar a 1,2 millones de toneladas con respecto a los 0,6 millones de toneladas del año pasado.

La producción total de cereales en 2004 se pronostica en 350 millones de toneladas, un 8,2 por ciento más que el año pasado, lo que marca el primer incremento de la producción anual desde 1998, como consecuencia del buen tiempo y de una serie de políticas gubernamentales de apoyo a los incentivos. Se prevé, sin embargo, que China cambiará su posición comercial neta de exportador neto en 2003/04 (julio/junio, con exportaciones netas de 9,6 millones de toneladas), a importador neto en 2004/05 (con importaciones netas de 3 millones de toneladas).

COREA, REPÚBLICA POPULAR DEMOCRÁTICA DE * (22 de octubre)

Una misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos que visitó el país desde el 28 de septiembre hasta el 9 de octubre de 2004 está ultimando actualmente su informe. Las conclusiones generales de la misión indican un ligero mejoramiento de la producción total de cereales (incluidas las papas en equivalente en cereales) con respecto a la producción revisada del año pasado. Los factores que influyeron para la obtención de la cosecha relativamente buena de este año han sido las condiciones atmosféricas generalmente favorables, una campaña agrícola relativamente exenta de plagas y enfermedades, la aplicación (aunque ligeramente menor que la del año pasado) de fertilizantes suministrados a través de la asistencia internacional, y la mejora de los mecanismos de riego en la principal región cerealera del país debida a la terminación del canal del lago Kechan-Taesong financiada por la OPEC.

Pese a la recuperación, se prevé que la producción interna descenderá muy por debajo de las necesidades alimentarias mínimas, y el país tendrá que depender nuevamente de la asistencia exterior ya que su capacidad para importar comercialmente sigue siendo muy limitada. El análisis de la vulnerabilidad realizado por la misión indica que la capacidad de las familias de bajos ingresos para obtener alimentos en el mercado, con objeto de complementar las escasas raciones distribuidas por el sistema público de distribución, se ve gravemente limitada debido al empeoramiento de su poder adquisitivo afectado por el subempleo o desempleo y por los fuertes aumentos de los precios de los alimentos en el mercado. Se prevé, por consiguiente, que durante 2004/05 un gran número de personas necesitará más ayuda alimentaria que el año anterior.

COREA, REPÚBLICA DE (4 de octubre)

La recolección de la cosecha de arroz de 2004 comenzó recién a principios de este mes y continuará hasta noviembre. La superficie total cultivada con arroz ha ido disminuyendo durante tres años consecutivos hasta llegar a 987 000 hectáreas, un 1,5 por ciento menos que el año pasado y la superficie menor desde que el gobierno comenzó a tabular los datos en 1967. La producción arrocera en 2004 se pronostica en 6 620 000 toneladas, alrededor de un 10 por ciento más que la producción afectada por las condiciones atmosféricas del año pasado, pero un 3,6 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores.

El país produce sólo alrededor de una tercera parte de sus necesidades de consumo de cereales. Las importaciones de cereales en 2003/04 se estiman en 3,1 millones de toneladas de trigo y 9,5 millones de toneladas de maíz.

FILIPINAS (4 de octubre)

Al final de agosto de 2004, los tifones Aere y Chaba provocaron precipitaciones torrenciales en Metro Manila y en la isla de Luzón causando grandes inundaciones y aludes de lodo que afectaron al menos a 1,6 millones de personas y causaron la muerte de por lo menos 43 en más de 100 ciudades y pueblos. Los informes indican que las inundaciones han cubierto extensos arrozales y viveros de peces, estimándose en 8 millones de dólares EE.UU. los daños causados a la agricultura y a la infraestructura.

La siembra de las cosechas principales de arroz y maíz de este año terminó en julio y la recolección se hará a partir de noviembre. Pese a los daños causados por las inundaciones, los pronósticos iniciales apuntan a una producción de 14,2 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al del año pasado pero superior en aproximadamente un 10 por ciento a la media de los cinco años anteriores, gracias al aumento de la superficie cultivada con arroz híbrido. El rendimiento medio nacional por hectárea de arroz ha pasado de las 3,07 toneladas en 2000 a las 3,56 toneladas este año. Las importaciones de arroz en 2004/05 se prevén en 900 000 toneladas. También debería ser mayor que en 2003 la producción de maíz de 2004, situándose en un volumen sin precedentes de 5,3 millones de toneladas, como consecuencia de unos precios atractivos y de la adopción de la tecnología del arroz híbrido. Con esta producción, la importación de maíz de 2004/05 se pronostica en 100 000 toneladas, frente a las 250 000 toneladas del año pasado.

En el país no se produce trigo, y se necesitan unos 3,2 millones de toneladas de importaciones para satisfacer el consumo interno en 2004/05.

GEORGIA (22 de octubre)

La cosecha de cereales está casi terminada en Georgia con una producción total estimada en alrededor de 711 000 toneladas obtenidas en 425 000 hectáreas cultivadas. La producción de este año es superior en alrededor de 57 000 toneladas a la producción media de los últimos cinco años e incluye aproximadamente 250 000 toneladas de trigo, 400 000 de maíz y unas 50 000 toneladas de cebada. La abundancia de precipitaciones y una buena humedad del suelo, unidas a un acceso mejorado a la compra de insumos, han contribuido a la obtención de una producción superior a la media. Georgia necesita aproximadamente 1,2 millones de toneladas anuales para satisfacer las necesidades internas. La necesidad de importación de cereales se estima, por lo tanto, en alrededor de 479 000 toneladas, incluidas unas 125 000 toneladas de ayuda alimentaria.

En el marco de una Operación Prolongada de Socorro y Recuperación (OPSR) de tres años el PMA ha distribuido un total de 13 950 toneladas de alimentos a alrededor de 300 000 beneficiarios desde el comienzo de la OPSR en julio de 2003. Lo cual comprende la distribución gratuita de emergencia de harina de trigo a los grupos más indigentes de la población gravemente afectada por el alza excepcional de los precios de la harina de trigo y del pan registrado en mayo y junio de 2004. Alrededor de 72 500 beneficiarios recibieron en total 1 860 toneladas de harina de trigo como ración complementaria para 60 días. La actual OPSR, que terminará en junio de 2006, incluye componentes de socorro y recuperación, principalmente la distribución de alimentos a los grupos vulnerables y un programa de alimentos por trabajo.

INDIA (4 de octubre)

Unas lluvias intensas caídas en julio causaron graves inundaciones, que provocaron la muerte de por lo menos 1 200 personas. Los estados nordorientales más afectados de Bihar y Assam, la principal región productora de arroz, quedaron muy afectados por las lluvias monzónicas. Al menos 33 millones de personas sufrieron daños en estos dos estados, de los cuales murieron más de 900 personas y aproximadamente 1,3 millones se vieron obligados a refugiarse en campamentos de socorro. Según una evaluación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en Bihar resultaron afectadas 1 150 000 hectáreas de cultivos y cerca de 600 000 viviendas sufrieron daños o quedaron destruidas. Sin embargo, tanto en Assam como en Bihar la situación continúa mejorando dado que el mes pasado no hubo precipitaciones intensas y, a medida que va terminando la temporada monzónica, disminuye la amenaza de ulteriores inundaciones. Por otro lado, algunos estados del norte y oeste de la India han experimentado sequías.

Se han comenzado a recoger los cereales secundarios y el arroz Kharif. La producción arrocera se pronostica provisionalmente en 127,5 millones de toneladas, casi 9 millones de toneladas menos que el pronóstico anterior y 3 millones de toneladas menos que en 2003, debido a los efectos negativos tanto de las inundaciones como de las sequías, pero casi igual al nivel medio de los cinco años anteriores. La producción de maíz debería de ser de 15 millones de toneladas, alrededor de un 2 por ciento más que la producción récord del año pasado, y un 20 por ciento más que la media de los años anteriores.

La cosecha de trigo de la India recogida en abril/mayo se estima oficialmente en casi 73 millones de toneladas, alrededor de un 12 por ciento más que en 2003, gracias a un aumento significativo de la superficie sembrada y a una recuperación de los rendimientos.

India fue uno de los principales exportadores mundiales de trigo y arroz en 2003/04, habiendo exportado 5 millones de toneladas de trigo y 2,8 millones de toneladas de arroz. En 2004/05, debido a la merma de la producción y a la escasez de existencias, los niveles de exportación deberían de ser inferiores, pronosticándose en 1 millón de toneladas de trigo y 2 millones de toneladas de arroz.

INDONESIA (22 de octubre)

Ha comenzado la recolección del arroz y maíz de la segunda temporada. La producción total de arroz de 2004 se pronostica oficialmente en 53,7 millones de toneladas, alrededor de un 3 por ciento más que el año pasado y 4,5 por ciento más que la media de los cinco años anteriores. El gobierno ha prorrogado la prohibición de las importaciones de arroz hasta finales del año para proteger a los agricultores locales sosteniendo los precios. También se prevé una excelente cosecha de maíz de aproximadamente 11 millones de toneladas, lo que representa un aumento del 1,6 por ciento respecto al nivel del año pasado y de 13,4 por ciento respecto a la media de los cinco años anteriores. Gracias al aumento de la producción y al alza del precio mundial del maíz, se prevé que las importaciones de maíz en 2004/05 se reducirán a 1 millón de toneladas aproximadamente.

En Indonesia el consumo de trigo se cubre con importaciones, pronosticadas en 4,2 millones de toneladas en 2004/05, volumen marginalmente superior al del año anterior.

Pese a una situación en general satisfactoria, persisten preocupaciones por la seguridad alimentaria en algunas partes del país en las que continúan los disturbios sociales y políticos, relacionados principalmente con los conflictos por la independencia/autonomía y agravados por la actual crisis económica. A mediados de 2004 quedaron desplazadas en todo el país unas 627 000 personas, que necesitan asistencia humanitaria y de recuperación. El país sufrió también algunos graves desastres naturales como inundaciones, aludes de lodo, erupciones volcánicas y emergencias sanitarias. La Cruz Roja continúa prestando asistencia de socorro a las personas vulnerables. El gobierno de Indonesia ha eximido a los organismos humanitarios de la prohibición de importar arroz. El PMA ha reanudado sus operaciones normales destinadas a alimentar a 1,7 millones de personas.

JAPÓN (4 de octubre)

El Japón produce sólo alrededor de una cuarta parte de sus necesidades internas de cereales. El arroz representa el 90 por ciento de la producción de cereales. La recolección de la cosecha de arroz de 2004 comenzó a finales de septiembre y continuará hasta noviembre. Gracias a un tiempo favorable, la producción arrocera de 2004 se pronostica en aproximadamente 11,4 millones de toneladas, 17,5 por ciento más que la producción afectada por las condiciones atmosféricas del año pasado y un 3,1 por ciento más que la media de los cinco años anteriores.

La importación de cereales en 2004/05 (julio/junio) se pronostica en 26 millones de toneladas (unos 20 millones de toneladas de cereales secundarios, 5,6 millones de toneladas de trigo y 0,7 millones de toneladas de arroz).

KAZAJSTÁN (20 de septiembre)

En Kazajstán la recolección de los cereales está casi terminada, salvo la del maíz y el arroz. Las estimaciones más recientes indican una producción total de cereales de alrededor de 12,4 millones de toneladas, aproximadamente 2,5 millones de toneladas menos que la buena cosecha de 2003 y cerca de 3,5 millones de toneladas menos que las excelentes cosechas obtenidas en 2001 y 2002. Una helada tardía caída en abril en la zona cerealera del norte del país produjo daños a importantes cosechas de cereales causando una merma en los rendimientos. La producción total de este año comprende aproximadamente 10,2 millones de toneladas de trigo, 1,3 millones de toneladas de cebada y 320 000 toneladas de maíz.

Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2004/05 se pronostican en alrededor de 5,3 millones de toneladas, frente a casi 5,5 millones de toneladas exportadas durante la campaña comercial 2003/04. El trigo es el cultivo más importante del país tanto en términos de producción como de exportaciones.

REPÚBLICA DEL KIRGUISTÁN (21 de septiembre)

Ha terminado la recolección de los cereales, y los informes más recientes indican una producción total de cereales de alrededor de 1,7 millones de toneladas, frente al nivel medio de 1 650 000 toneladas de la producción de los últimos cinco años. En este total se incluyen aproximadamente 1 250 000 toneladas de trigo, 320 000 toneladas de maíz, 110 000 toneladas de cebada y 16 000 toneladas de arroz. La superficie total sembrada con cereales que se recogerán en 2004 se estimó en alrededor de 610 000 hectáreas, alrededor de 25 000 hectáreas más que en 2003. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2004/05 se estima en alrededor de 122 000 toneladas de trigo, principalmente destinado al consumo humano.

REPÚBLICA POPULAR DEMOCRÁTICA DE LAOS (4 de octubre)

Ha comenzado la recolección del arroz de la estación húmeda, que representa alrededor del 85 por ciento de la producción anual de cereales, y continuará hasta diciembre. El arroz húmedo se produce principalmente en las tierras bajas de la cuenca del río Mekong, mientras que en las tierras altas se cultiva una cosecha monzónica menor de bajo rendimiento. La producción arrocera de 2004 se estima en 2,5 millones de toneladas, sin modificaciones respecto a la producción récord del año pasado. El país es casi autosuficiente en alimentos.

Aunque esta producción prácticamente cubre las necesidades de consumo nacional, los sectores más pobres de la población, principalmente de las zonas altas, tienen un acceso insuficiente al arroz, sufren de inseguridad alimentaria crónica y necesitan asistencia.

MALASIA (4 de octubre

En general, en Malasia ha reinado un tiempo relativamente seco, dado que en agosto y en la primera década de septiembre se han recibido precipitaciones inferiores a lo normal en la mayor parte de los lugares. Las precipitaciones acumulativas nacionales recibidas entre el 1 de junio y el 10 de septiembre fueron un 10 por ciento inferiores a lo normal. Las condiciones secas son peores en Sarawak y Sabah. Ha comenzado la siembra de la cosecha principal de arroz que se recogerá a partir de diciembre. La producción arrocera en 2004 se pronostica en 2,1 millones de toneladas, volumen ligeramente inferior a la producción sin precedentes del año pasado. Se importan una tercera parte del consumo interno de arroz y prácticamente todas las necesidades de trigo y maíz. Las importaciones de trigo para 2004 deberían de aumentar ligeramente a 1 370 000 toneladas, frente a 1 350 000 toneladas del año pasado, pero las de maíz en 2004/05 se prevén en 2 550 000 toneladas.

MONGOLIA* (4 de octubre)

Tras cuatro años consecutivos caracterizados por el fenómeno del dzud (período más severo del invierno acompañado de sequía), el invierno de 2003/04 no fue tan riguroso y la pérdida de ganado fue mucho menor. Al final de 2003 el número de animales había aumentado en alrededor del 6 por ciento con respecto a 2002. En el primer trimestre de 2003 Mongolia perdió 624 000 animales adultos, frente a los 93 000 perdidos en el primer trimestre de 2004.

Se ha comenzado a recoger la cosecha de trigo de 2004, prácticamente el único cereal producido en el país. Las lluvias de verano recibidas entre mayo y septiembre de este año fueron muy inferiores a lo normal en todo el país y muy escasas en las principales regiones productoras de trigo, habiéndose registrado al final de septiembre unas precipitaciones estacionales acumulativas inferiores a lo normal en un 40-50 por ciento. La producción de trigo de 2004 se estima provisionalmente en 112 000 toneladas, 34 por ciento menos que el año pasado. También se pronostica para este año una producción muy mala de otros cultivos, principalmente papas y hortalizas.

Para cubrir las necesidades de consumo interno durante la campaña comercial 2004/05 (octubre/septiembre) el país necesitará importar unas 283 000 toneladas de cereales. Dado que el país afronta un problema grave de balanza de pagos, las importaciones comerciales cubrirán sólo una parte de esa necesidad, y hará falta ayuda alimentaria para colmar el déficit. El fenómeno del dzud y de la sequía en Mongolia ha agotado los mecanismos de supervivencia de los hogares y aumentado la pobreza.

MYANMAR (4 de octubre)

Se ha comenzado a recolectar la cosecha de arroz de la temporada principal de 2004, que normalmente representa el 85 por ciento de la producción anual, mientras que el restante 15 por ciento se produce durante la estación seca y se recoge en abril. La producción arrocera de 2004 se pronostica en 23 millones de toneladas, un 6,7 por ciento menos que la producción sin precedentes del año pasado, pero un volumen superior todavía en un 3,8 por ciento a la media de los cinco años anteriores. Gracias a los constantes aumentos de la producción arrocera registrados en los últimos años, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria en el país. Las exportaciones de arroz en 2004/05 se pronostican en 600 000 toneladas.

Desde que comenzó la temporada monzónica anual en mayo, las inundaciones han causado la muerte de cientos de personas y dejado a más de 25 000 sin vivienda. No se dispone de datos oficiales sobre los daños a los cultivos. Durante el mes de agosto el PMA distribuyó 1 124 toneladas de arroz en el estado septentrional de Rakhine, 146 toneladas de arroz en el estado septentrional de Shan y 30 toneladas de arroz en Magway.

NEPAL (4 de octubre)

Las intensas lluvias que comenzaron a principios de julio provocaron inundaciones generalizadas y aludes de lodo, que afectaron a unas 800 000 personas en 25 de los 75 distritos de Nepal y causaron la muerte de 185. Algunas partes del sur de Nepal quedaron sumergidas durante más de dos semanas. Según los informes, un total de 68 000 casas quedó destruido o damnificado. Hasta mediados de septiembre, la Cruz Roja proporcionó socorro de urgencia y más de 8 000 familias habían recibido socorro en alimentos. Se necesita con urgencia una ulterior financiación que permita acometer la fase de la operación dedicada a la rehabilitación.

La cosecha de arroz, sembrada en julio y agosto, se recogerá en noviembre y diciembre. La producción arrocera de 2004 se pronostica provisionalmente en 4,0 millones de toneladas, un 3,7 por ciento menos que el año pasado y un 3,4 por ciento menos que la media de los últimos cinco años, debido a los efectos de las inundaciones. La recolección del maíz ha apenas terminado con una producción estimada en 1,4 millones de toneladas, aproximadamente un 3 por ciento menos que el año pasado.

PAKISTÁN (4 de octubre)

La recolección de la cosecha de trigo de 2004 sembrada en octubre-diciembre de 2003 terminó en junio con una producción estimada oficialmente en 19,4 millones de toneladas, aproximadamente un 1 por ciento más que el nivel del año pasado y un 1,6 por ciento más que la media de los cinco años anteriores debido al aumento de los rendimientos. Pese al incremento de la cosecha de trigo, se prevé que el país tendrá que importar 1 millón de toneladas de trigo debido a sus escasas reservas y al crecimiento demográfico.

Las principales cosechas Kharif son las del arroz, el maíz, el algodón y el maní, cuyas recolecciones están actualmente en curso. Desde diferentes partes del país se han señalado problemas provocados por las condiciones atmosféricas o la sequía. En otras partes, los cultivos kharif están creciendo normalmente. El pronóstico relativo a la cosecha de arroz de 2004 es de 7,4 millones de toneladas, un 1,8 por ciento más que el año anterior. Pakistán es uno de los grandes exportadores de arroz, con un volumen de exportaciones en 2004/05 pronosticado en 2,1 millones de toneladas.

SRI LANKA (4 de octubre)

Unas precipitaciones muy inferiores a lo normal caídas durante la temporada Maha, entre septiembre de 2003 y marzo de 2004, causaron una merma en la producción de arroz, especialmente en los distritos del norte-centro. Normalmente, el arroz de la temporada Maha representa aproximadamente el 60 por ciento de la producción total de arroz. En base a los informes de la misión conjunta PMA/FAO de evaluación de cultivos y suministros de alimentos que visitó Sri Lanka últimamente, la producción arrocera para la temporada Maha disminuyó con respecto al año anterior un 77,5 por ciento en Kurunegala, un 37,0 por ciento en Anuradhapura, y un 63,3 por ciento en Puttalam, debido a las sequías. A escala nacional, la merma de la producción arrocera en la temporada Maha fue del 7,2 por ciento con respecto a la media de los cinco años anteriores y del 13,8 por ciento en comparación con el año anterior.

La recolección del arroz de la temporada Yala comenzó a principios de agosto, y las perspectivas para la producción son también malas debido a la escasez de agua en los principales tanques de riego.

Debido a la baja producción obtenida en 2004, las necesidades totales de importaciones de cereales se han estimado en 1 300 000 toneladas para 2004 y 1 320 000 toneladas para 2005.

Según las estimaciones, 67 398 familias agrícolas de Kurunegala, Anuradhapura y Puttalam son las más afectadas y necesitadas de asistencia alimentaria. Además, han resultado gravemente afectadas por la sequía 7 100 familias de Monaragala, Hambantota y otras zonas, junto con unas 3 370 familias sin tierra. La mayoría de las familias afectadas por la sequía han sido también las más vulnerables a la inseguridad alimentaria en los últimos años.

TAILANDIA (4 de octubre)

Está por comenzar la recolección de la cosecha principal de arroz, que representa alrededor del 75 por ciento de la producción arrocera anual. El resto, que se produce principalmente con riego, se siembra entre enero y marzo y se recoge entre mayo y julio. Gracias a unas buenas precipitaciones recibidas para la cosecha principal y a los programas gubernamentales de intervención en los precios, la producción arrocera de 2004 se pronostica provisionalmente en alrededor de 27 millones de toneladas, un 1,8 por ciento más que la producción sin precedentes del año pasado y un 5 por ciento más que la media de los cinco años anteriores. La recolección del maíz ha apenas terminado, con una producción estimada en 4,3 millones de toneladas, prácticamente sin modificación respecto al año pasado.

Tailandia es el mayor exportador mundial de arroz. Debido a varias cosechas excelentes de arroz y a los precios altos, se prevé que las exportaciones de arroz en 2004 alcanzarán un nivel sin precedentes de 9,2 millones de toneladas.

TAYIKISTAN (20 de septiembre)

Ha terminado la recolección de los cereales y las estimaciones iniciales apuntan a una producción total de alrededor de 700 000 toneladas obtenidas en una superficie total de alrededor de 395 000 hectáreas. Este total es inferior en aproximadamente 100 000 toneladas a la cosecha excelente de 2003, pero superior en alrededor de 164 000 toneladas a los niveles medios de producción de los últimos cinco años. La ligera merma de la producción de cereales se debe a unas temperaturas excepcionalmente elevadas y a unas precipitaciones irregulares, que causaron algunos daños a los cereales de secano. Para satisfacer las necesidades de su consumo interno Tayikistán necesita sólo alrededor de 1 millón de toneladas de cereales, principalmente trigo. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2004/05 se pronostica en alrededor de 296 000 toneladas, incluidas 103 000 toneladas de ayuda alimentaria.

TIMOR-LESTE, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE (4 de octubre)

La cosecha de maíz de 2004 se estima en 91 000 toneladas, lo que representa un aumento de aproximadamente un 30 por ciento respecto de la cosecha afectada por la sequía del año pasado. La recolección del arroz de la temporada húmeda, sembrado en diciembre/enero, está casi terminada en las zonas septentrionales, pero en las zonas meridionales continuará hasta finales de noviembre. La producción arrocera se pronostica en 70 000 toneladas, lo que representa un incremento del 7 por ciento respecto del año pasado.

Para satisfacer las necesidades de consumo de cereales, la necesidad de importaciones para 2004/05 se estima en 42 000 toneladas, volumen muy inferior al de más de 60 000 toneladas del año pasado, gracias a una recuperación de la producción. El país sufrió dos años consecutivos de sequía (2001/02 y 2002/03) que redujo la producción. Entre el 1 de octubre de 2003 y el 30 de junio de 2004, el PMA proporcionó aproximadamente 7 000 toneladas destinadas a 110 000 beneficiarios. También la FAO proporcionó semillas y fertilizantes a los agricultores afectados por las sequías e inundaciones.

TURKMENISTÁN (21 de septiembre)

Los informes oficiales más recientes indican que las cosechas de cereales totalizan un volumen sin precedentes de 2,8 millones de toneladas obtenidos en una superficie total de poco más de 1 millón de hectáreas. Este total comprende aproximadamente 2,6 millones de toneladas de trigo, 73 000 toneladas de arroz elaborado, 60 000 toneladas de cebada y 20 000 toneladas de maíz. Las estimaciones de las cosechas no suelen ser verificadas por fuentes independientes. Turkmenistán ha estado tratando de alcanzar la autosuficiencia en cereales aumentando la superficie sembrada con cereales y mejorando los rendimientos. El Gobierno también ha estado constituyendo reservas de cereales, mientras las exportaciones durante la campaña comercial 2004/05 se estiman en 120 000 toneladas de trigo.

TURQUÍA (15 de octubre)

Se está sembrando la cosecha de trigo de 2005. La producción de trigo de 2004, recogida a partir de julio, se estima en 20,5 millones de toneladas, un 5 por ciento más que el año pasado y que la media de los cinco años anteriores. Análogamente, la cosecha de cebada estimada en alrededor de 7,8 millones de toneladas es ligeramente superior a la del año pasado.

Se prevé que en la actual campaña comercial 2004/05 (julio/junio) las importaciones tanto de trigo como de maíz estarán en torno a las 700 000 toneladas.

UZBEKISTÁN (21 de septiembre)

Los informes oficiales recientes indican que Uzbekistán ha obtenido una cosecha sin precedentes de 5 570 000 toneladas, aproximadamente 22 000 toneladas más que la cosecha récord obtenida en 2003. Este total comprende alrededor de 5,1 millones de toneladas de trigo, 133 000 toneladas de arroz, 140 000 toneladas de maíz y 120 000 toneladas de cebada. El aumento de la superficie sembrada con cereales, a expensas del algodón, junto a las condiciones atmosféricas generalmente favorables y un acceso mejorado a los insumos agrícolas han contribuido a la obtención de las buenas cosechas de los dos últimos años.

Durante la campaña comercial 2003/04 se exportaron 450 000 toneladas de trigo a los países vecinos y el Gobierno tiene proyectado exportar alrededor de 500 000 toneladas de trigo durante la campaña comercial 2004/05. Hasta 2002/03 Uzbekistán era un importador neto de cereales.

VIET NAM (4 de octubre)

Las lluvias torrenciales caídas a mediados de julio causaron riadas en la provincia septentrional de Ha Giang, especialmente en las remotas comunas montañosas del distrito de Yen Minh. Según los informes, al menos 34 personas resultaron muertas o desaparecidas, y las propiedades y la infraestructura sufrieron daños considerables.

En las partes septentrionales del país, el arroz del décimo mes se siembra normalmente en junio/julio y se recoge a partir de mediados de septiembre, mientras que en el sur el período vegetativo es más largo, y la recolección comienza a partir de finales de octubre. Una segunda producción de arroz proviene de la cosecha principal de invierno/primavera, que se siembra entre enero y marzo y se recoge entre abril y julio, según los lugares. Pese a la disminución de la superficie sembrada (alrededor de un 1 por ciento menos que el año pasado y un 1,7 por ciento menos que la media quinquenal), la producción total de arroz de 2004 se pronostica en 35,2 millones de toneladas, alrededor de un 2 por ciento más que la producción sin precedentes del año pasado, gracias a un tiempo favorable.

La producción de la cosecha de maíz de 2004 se estima en 3,5 millones de toneladas, lo que representa un incremento del 18,4 por ciento respecto al año pasado y del 53,2 por ciento respecto a la media de los cinco años anteriores, como consecuencia de un aumento de la superficie sembrada y de los rendimientos. El incremento de la producción refleja la política gubernamental encaminada a alentar a los agricultores a destinar una parte de su superficie de arroz a otros cultivos.

Viet Nam, el segundo exportador mundial de arroz, aumentó su objetivo de exportación de arroz para 2004 en un 8,6 por ciento a 3,8 millones de toneladas, frente a los 3,5 millones de toneladas previstos anteriormente, como consecuencia del aumento de la producción interna y de los precios atractivos.

YEMEN (15 de octubre)

La producción de la cosecha de sorgo, que se está recogiendo en estos momentos, se pronostica en alrededor de 200 000 toneladas, volumen semejante al de la cosecha del año pasado pero inferior en aproximadamente un 40 por ciento a la media de los cinco años anteriores. Ha habido una reproducción de langostas del desierto en las llanuras costeras del Mar Rojo de Yemen, donde los saltones estuvieron formando grupos en algunos lugares y en las zonas adyacentes de Arabia Saudita. Pero el hecho no está relacionado con el auge de la plaga en algunas partes de África.

AMÉRICA CENTRAL (incluido el Caribe)

COSTA RICA (1 de octubre)

La recolección de la cosecha de cereales y frijoles de la primera temporada de 2004 se está realizando en condiciones atmosféricas normales, y en algunas zonas ha apenas comenzado la siembra de las cosechas de la segunda temporada. Se estima que la producción de la cosecha principal de arroz se reducirá a 200 000 toneladas, debido fundamentalmente a la presencia del ácaro del arroz “Steneotarsonemus spinki”, responsable de la pérdida de alrededor del 20 por ciento de la producción arrocera en las provincias de Limón y Guanacaste. Con el fin de interrumpir el ciclo de dicho insecto, que sólo puede sobrevivir en la planta del arroz, el Ministerio de Agricultura ha reglamentado la siembra de la cosecha de arroz de regadío de la segunda temporada, que no podrá comenzar antes del 1° de diciembre. Se prevé que la cosecha secundaria de maíz será de alrededor de 15 000 toneladas, aproximadamente un 10 por ciento menos que el año anterior, debido a una reducción de la superficie sembrada. El país tiene un déficit estructural de maíz y trigo, cuyas necesidades en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) se pronostican en torno a las 600 000 toneladas de maíz y 205 000 toneladas de trigo.

CUBA (1 de octubre)

A mediados de septiembre el huracán “Iván” afectó a las provincias occidentales de Pinar del Río y La Habana y a la municipalidad de la Isla de la Juventud, en las que causó pérdidas de cultivos de cítricos, tabaco y plátanos. Gracias a las medidas preventivas eficaces adoptadas por el Gobierno, que incluyeron la evacuación de más de 2 millones de personas antes del paso del huracán, lograron evitar pérdidas de vidas humanas. El huracán “Iván” siguió al huracán “Charley” que a mediados de agosto había castigado las provincias noroccidentales de La Habana y la Ciudad de La Habana, destruyendo infraestructuras y causando daños a los cultivos alimentarios y comerciales, con inclusión de cítricos (naranjas y pomelos), caña de azúcar, plátano, yuca y hortalizas. También se han señalado daños en el sector avícola. Sin embargo, las lluvias que se reanudaron a mediados de septiembre en las provincias orientales de Camagüey, Holguín y Las Tunas aportaron algún alivio a los cultivos alimentarios afectados por una sequía prolongada. La recolección de la cosecha principal de arroz de 2004 apenas ha comenzado, previéndose una producción de alrededor de 650 000 toneladas, lo que representa una merma importante respecto de la producción sin precedente de 716 000 toneladas del año pasado, debida a la escasa disponibilidad de agua para riego. Las necesidades de importación de arroz para la campaña comercial de 2004 (enero/diciembre) se pronostican en 600 000 toneladas.

EL SALVADOR* (1 de octubre)

Se ha terminado de recoger la cosecha principal de maíz de la primera temporada de 2004/05 y, pese a unas pérdidas de cosecha debidas a una racha seca imperante en agosto en los departamentos orientales, las perspectivas para la producción son superiores a la media. Unas lluvias entre normales y abundantes recibidas en las últimas semanas favorecieron el comienzo de la siembra de las cosechas de maíz y frijoles de la segunda temporada ‘de postrera’.

La comunidad internacional continúa entregando ayuda alimentaria destinada sobre todo a los niños que viven en las zonas rurales y urbanas de los departamentos con mayor inseguridad alimentaria del país como Ahuachapán, Chalatenango, Cabañas y Morazán.

GUATEMALA* (1 de octubre)

La recolección de las cosechas de la primera temporada de 2004/05 está prácticamente terminada. La producción de maíz blanco y de frijol se ha visto afectada por un tiempo seco prolongado (canícula) que suele producirse en agosto durante la estación de las lluvias, pero que este año pasó de las 2-3 semanas normales a 30-40 días. Los departamentos más afectados fueron Retalhuleu y Suchitepéquez, en el sudoeste, y El Progreso, Zacapa y Chiquimula, en el este. Las malas condiciones del tiempo afectaron, en particular, a aquellos agricultores que, debido a la llegada tardía de la estación de las lluvias, tuvieron que postergar la siembra del maíz hasta la segunda quincena de mayo. Algunos pronósticos extraoficiales iniciales relativos a la producción de maíz de 2004 apuntaban a 1 millón de toneladas, pero los efectos negativos del tiempo seco supondrían una ulterior revisión a la baja de estas cifras. Las necesidades de importación de trigo en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 550 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior. Se prevé que las importaciones de maíz pasarán de las 620 000 toneladas del año anterior a 660 000 toneladas.

En coordinación con el programa gubernamental “Frente de lucha contra el hambre”, la comunidad internacional continúa proporcionando asistencia alimentaria a las municipalidades más vulnerables a la inseguridad alimentaria.

HAITÍ ( 20 de octubre)

Al final de septiembre, la tormenta tropical Jeanne castigó los departamentos septentrionales de Artibonite y Noroeste causando la pérdida de alrededor de 3 000 vidas humanas y cuantiosos daños a la infraestructura urbana de la ciudad de Gonaïves. Una evaluación inicial de la FAO sobre los daños agrícolas indica que las fuertes lluvias destruyeron alrededor de 5 000 hectáreas de bananos y hortalizas (principalmente cebollas, berenjenas y papas) y causó graves daños al sistema de riego. A pesar de esta situación, la actual estación de las lluvias ha sido muy favorable en las principales zonas productoras, y las perspectivas son buenas para las cosechas de la segunda temporada (maíz, sorgo y frijoles) que se recogerán en noviembre/diciembre. La producción de la cosecha del maíz para 2003/04 (octubre/septiembre) se estima en 240 000 toneladas, aproximadamente un 20 por ciento más que el año anterior debido al aumento de la superficie sembrada en la temporada principal (recogida en junio y julio) y a unas condiciones atmosféricas favorables. En las zonas rurales, los precios del maíz acusan una baja considerable en comparación con el mismo período del año anterior debido a la presencia de grupos armados y a los problemas de seguridad en los caminos, que están limitando el transporte de los excedentes de la producción de maíz al mercado principal de Puerto Príncipe. La producción arrocera se ha visto afectada marginalmente por las recientes inundaciones. Sin embargo, en el departamento de Artibonite, que representa alrededor del 80 por ciento de la producción nacional, se prevé que continúe la tendencia a la baja comenzada a principios de los años noventa con una reducción de la superficie plantada y de los rendimientos debida principalmente a problemas de drenaje y a la falta de mantenimiento de la infraestructura de riego. Las necesidades de importación para la campaña comercial 2004/05 (octubre/septiembre) deberían estar en torno a las 330 000 toneladas de arroz y 230 000 toneladas de trigo. La comunidad internacional continúa entregando ayuda alimentaria a las comunidades afectadas por las inundaciones de mayo (el distrito de Mapou en el departamento sudoriental) y de septiembre (la ciudad de Gonaïves en el departamento de Artibonite) y al departamente propenso a la sequía de Noroeste.

HONDURAS* (1 de octubre)

La recolección de la cosecha de maíz y frijoles de la primera temporada de la campaña comercial 2004/05 está prácticamente terminada. La producción de maíz de la primera temporada, que representa alrededor del 80 por ciento de la producción nacional, se estima provisionalmente en 400 000 toneladas, lo que representa una merma respecto a la misma temporada del año anterior debida a una reducción del 20 por ciento de la superficie plantada y a una grave sequía que afectó en julio a los departamentos de Francisco Morazán, El Paraíso, Choluteca, Intibucá y Gracias a Dios. La comunidad internacional está entregando asistencia alimentaria a aproximadamente 30 000 familias rurales de estos departamentos que perdieron parcialmente sus cultivos alimentarios de subsistencia. Con objeto de sostener la producción de las cosechas de la segunda temporada, que se están sembrando actualmente en los departamentos meridionales y occidentales, el Ministerio de Agricultura está distribuyendo semillas certificadas de frijoles y sorgo y fertilizantes a los agricultores afectados por la sequía. Las necesidades de importación de trigo y maíz en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 260 000 toneladas y 320 000 toneladas, respectivamente.

La comunidad internacional continúa suministrando asistencia alimentaria, especialmente a las familias de las municipalidades con más del 50 por ciento de malnutrición crónica.

JAMAICA (24 de septiembre)

En sólo un mes el país se vio afectado por dos impresionantes huracanes. El 11 de agosto, el huracán “Charley” afectó a las parroquias meridionales de Manchester y St. Elizabeth, mientras que el 11 de septiembre el huracán “Iván” causó graves daños a las viviendas y a las infraestructuras en las costas occidental y meridional. Aunque todavía no se dispone de una evaluación global de los daños registrados en el sector agrícola, cabe señalar que se han producido fuertes pérdidas – entre 60 y 30 por ciento de la producción – en todos los principales cultivos que son fuente de divisas, tales como el café, la caña de azúcar, el banano, el cacao, los cítricos y las hortalizas. Según los informes, también ha quedado destruido alrededor de un 20 por ciento de la producción avícola.

MÉXICO (1 de octubre)

Está a punto de comenzar la recolección de la importante cosecha de maíz de secano de primavera/verano, estimándose provisionalmente la producción en 16,5 millones de toneladas, semejante a la producción de la misma temporada del año anterior. La recolección de la cosecha de sorgo de verano de 2004 ha apenas comenzado en el estado de Sinaloa, y los pronósticos iniciales apuntan una producción total de sorgo en 2004 de 6,7 millones de toneladas, muy superior a la producción media de 6 millones de toneladas de los últimos cinco años. La recolección de la cosecha principal de arroz de 2004 (principalmente de secano) está a punto de comenzar en los principales estados productores de Veracruz y Campeche, previéndose una producción de nivel medio de 303 000 toneladas. En las zonas de regadío del noroeste se está preparando la tierra para la siembra de la cosecha de trigo de invierno de 2004/05. Según se prevé, las importaciones en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) serán de alrededor de 5,4 millones de toneladas de maíz, 4,0 millones de toneladas de trigo y 3,2 millones de toneladas de sorgo. La importación de arroz en la campaña comercial 2004/05 se estima en 500 000 toneladas.

NICARAGUA* (1 de octubre)

La recolección de las cosechas de maíz y frijoles de la primera temporada de 2004/05 está terminada. Un tiempo seco prolongado desde mayo hasta finales de julio causó cuantiosos daños a los cultivos alimentarios de la primera temporada de 2004/05, principalmente maíz y frijoles. Las municipalidades más afectadas, que han sufrido pérdidas del 50 al 100 por ciento de las siembras, se encuentran en los departamentos del norte y noroeste de León, Chinandega, Madriz, Estelí y Matagalpa. Las estimaciones provisionales del Ministerio de Agricultura indican pérdidas de alrededor de 63 000 hectáreas de maíz y 22 000 hectáreas de frijoles. Lo cual representa una reducción de la superficie cultivada con maíz de alrededor del 23 por ciento respecto del buen nivel del mismo período del año pasado. La primera temporada representa aproximadamente el 60 por ciento de la producción anual total de maíz (primera, segunda y tercera temporadas) y, por lo tanto, el tiempo seco prolongado de la campaña actual afectará negativamente a la producción de 2004. Con respecto al frijol, que se cultiva principalmente en la tercera temporada, la reducción de la superficie cultivada en la primera temporada se estima en alrededor de un 8 por ciento. Con objeto de sostener la producción de las cosechas de maíz y frijoles de la segunda temporada “de postrera”, que se están sembrando actualmente, el Ministerio de Agricultura distribuyó semillas certificadas y fertilizantes a los agricultores afectados por la sequía en los departamentos de León y Chinandega utilizando fondos del programa ‘Libra por libra’. Las necesidades de importación en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) se pronostican en 125 000 toneladas de trigo, 80 000 toneladas de maíz y 110 000 toneladas de arroz.

La comunidad internacional continúa entregando asistencia alimentaria, en particular a las municipalidades de Río Blanco y Matiguás en el departamento de Matagalpa y a la de Prinzapolka en la región autónoma del Atlántico Norte, gravemente afectadas por las inundaciones de principios de julio.

PANAMÁ (28 de septiembre)

A mediados de septiembre unas lluvias torrenciales provocaron el desborde de los ríos y, como consecuencia, la formación de riadas repentinas y aludes de lodo que causaron daños a las viviendas y pérdidas de vidas humanas en las provincias de Panamá y Colón. En este momento se están recogiendo las cosechas de cereales de la primera temporada de 2004/05. Aunque todavía no se dispone de una evaluación oficial, la producción arrocera sufrió graves pérdidas causadas por el ácaro del arroz “Steneotarsonemus spinki”.

REPÚBLICA DOMINICANA (1 de octubre)

Las intensas lluvias caídas en septiembre como consecuencia del huracán “Iván” y de la tormenta tropical “Jeanne” causaron daños a las viviendas y a la infraestructura y perjudicaron los cultivos alimentarios y comerciales en algunas zonas del país. Aunque no se dispone todavía de una evaluación oficial, se informa que las pérdidas mayores se han producido en la cosecha de arroz que se recogerá en la zona nordoriental de Bajo Yuna, y en los cultivos de cacao, palta y cítricos en las provincias orientales de Higüey, El Seibo y La Altagracia, así como a las plantaciones de bananos (que sufrieron pérdidas de hasta un 75 por ciento de la producción) en la importante zona productora de Cibao central. Se señalan escaseces alimentarias y grandes aumentos de los precios en algunas provincias orientales, lo que trae aparejados grandes perjuicios para los grupos más vulnerables.

Las estimaciones iniciales indican una cosecha de arroz de 2004 de alrededor de 580 000 toneladas, un 20 por ciento menos que el pronóstico récord anterior y un 9 por ciento menos que el nivel del año pasado. Esta disminución se debe a los efectos negativos que tuvieron en la cosecha de arroz las lluvias abundantes de septiembre pero también las fuertes precipitaciones que afectaron a las provincias sudoccidentales y nordorientales al final de mayo. En la campaña comercial 2004/05 (julio/junio), se prevé que las importaciones de trigo y maíz (principalmente maíz amarillo destinado a la industria de piensos) serán de 330 000 toneladas y 700 000 toneladas, respectivamente, volumen semejante a las importaciones del año anterior.

AMÉRICA DEL SUR

ARGENTINA (1 de octubre)

La siembra de la cosecha de trigo de la campaña comercial 2004/05 que había terminado al final de agosto se recogerá a partir de finales de octubre y principios de noviembre. Las estimaciones oficiales apuntan a una superficie sembrada de 6,2 millones de hectáreas, lo que representa un aumento de alrededor del 8,8 por ciento con respecto al año anterior, concentrado principalmente en el sur de la provincia de Buenos Aires. La sequía está afectando a la cosecha de trigo en el norte y el centro de las provincias de Santa Fe y Córdoba, con probables repercusiones negativas en los rendimientos. Los pronósticos iniciales indican una producción de 14,8 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al obtenido el año pasado (14,5 millones de toneladas). La siembra de la cosecha de maíz de 2004/05, que se recogerá a partir de marzo de 2005, comenzó a principios de septiembre con algún retraso señalado en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, debido a la insuficiencia de humedad del suelo. De reanudarse las lluvias, las siembras previstas se pronostican provisionalmente en 3,1 millones de hectáreas, alrededor de un 10 por ciento más que la superficie sembrada en 2003/04. El aumento de la superficie sembrada se debe principalmente a precios del maíz más atractivos en comparación a los de la soja. Las primeras estimaciones extraoficiales apuntan a una producción de la cosecha de maíz para 2004/05 de alrededor de 15,5 millones de toneladas, volumen muy superior a la cosecha gravemente afectada por la sequía del año anterior (13 millones de toneladas). La siembra de la cosecha de arroz de 2004/05 apenas ha comenzado en la provincia de Entre Ríos en condiciones atmosféricas normales.

BOLIVIA (1 de octubre)

En las zonas tropicales de los Departamentos de Santa Cruz y Chuquisaca está muy avanzada la recolección de las cosechas de cereales de invierno de 2004/05, cuyos rendimientos deberían ser muy superiores a la media de una tonelada por hectárea de los últimos cinco años. Al mismo tiempo, se está preparando la tierra para la siembra de las cosechas de trigo y maíz de la segunda temporada que comienza en octubre/noviembre. En agosto, la sequía afectó a los cultivos de maíz y frijol en la región del Chaco, con consecuencias negativas en la seguridad alimentaria de las familias rurales del lugar que están recibiendo ayuda alimentaria de la comunidad internacional. Según los pronósticos, en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) las importaciones de trigo serán semejantes al volumen de 250 000 toneladas importado el año anterior.

BRASIL (1 de octubre)

La recolección de la cosecha de trigo de invierno de 2004 ha comenzado en algunas partes de los principales estados productores del sur de Paraná y Rio Grande do Sul, que representan aproximadamente el 90 por ciento de la producción nacional. Las lluvias, entre normales y abundantes, se reanudaron a principios de septiembre, pero es posible que los efectos negativos de la racha seca anterior determinen una revisión a la baja de los pronósticos oficiales iniciales que preveían una excelente cosecha de 6,2 millones de toneladas, alrededor de un 1,5 por ciento más que la muy buena producción obtenida el año anterior. La recolección de la cosecha de maíz de la segunda temporada (safrinha) de 2004 está muy avanzada en los estados productores del centro-sur estimándose la producción en 10,6 millones de toneladas. Esto representa una merma de alrededor del 20 por ciento con respecto a la cosecha sin precedentes del año pasado, debida fundamentalmente a los efectos negativos del tiempo seco y caluroso imperante al principio de la temporada y de las intensas lluvias recibidas al final. En particular, se prevé que la cosecha de maíz del principal estado productor de Paraná disminuya alrededor de un 34 por ciento, pasando de 5,5 millones de toneladas en 2003 a 3,7 millones de toneladas en 2004. La producción total de maíz para 2004 se estima provisionalmente en 42 millones de toneladas, alrededor de un 13 por ciento menos que la cosecha sin precedentes de 2003. A pesar de esta reducción y debido a las reservas disponibles de la cosecha anterior, no es probable que el país tenga que enfrentar problemas con el suministro de maíz, y las exportaciones para la campaña comercial 2004/05 (abril/marzo) se pronostican actualmente en aproximadamente 4,8 millones de toneladas. También se estima en un nivel récord la producción de arroz de 2004, situándose en 12,8 millones de toneladas, debido principalmente a los precios altos y a las condiciones atmosféricas favorables que determinaron un incremento de la superficie sembrada y rendimientos mejores.

CHILE (1 de octubre)

La siembra de la cosecha de trigo de invierno de 2004/05, que se recogerá a partir de diciembre, ha terminado recientemente, y, según estimaciones del primer pronóstico oficial, la superficie sembrada es muy semejante a la de 420 000 hectáreas del año anterior. En las regiones VI, VII y en la VIII región al norte, está a punto de comenzar la siembra de la cosecha de maíz de 2004/05, pronosticándose provisionalmente un aumento de 5-10 por ciento de la superficie sembrada respecto del nivel sin precedente de 119 000 hectáreas de la campaña 2003/04. Este incremento se debe principalmente a la decisión de los agricultores de dedicar la tierra a otros cultivos distintos del arroz, que el año pasado cotizó a precios menos atractivos. Según se prevé, la superficie sembrada con cebada en 2004/05 aumentará alrededor de un 50 por ciento tras los nuevos contratos de producción concertados con la industria cervecera nacional. Las necesidades de importación para la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) se pronostican en 1,1 millón de toneladas de maíz (principalmente maíz amarillo), 400 000 toneladas de trigo y 110 000 toneladas de arroz.

COLOMBIA (1 de octubre)

La recolección de la cosecha principal de maíz de 2004 (cuyas dos terceras partes son de maíz amarillo y una tercera parte de maíz blanco) está muy avanzada, y el pronóstico inicial apunta a una producción de aproximadamente 890 000 toneladas, alrededor de un 20 por ciento más que en la misma temporada del año pasado. Un resultado que se debe principalmente a las condiciones atmosféricas favorables imperantes en las zonas costeras caribeñas durante el período de siembra, y a un aumento del 10 por ciento de la superficie sembrada, como consecuencia de los incentivos ofrecidos por el Gobierno en las regiones cafeteras tradicionales. Al mismo tiempo, está a punto de comenzar la siembra de los cultivos de cereales de la segunda temporada que se recogerán a partir de enero. La producción de arroz de este año se estima provisionalmente en 2,5 millones de toneladas, alrededor de un 10 por ciento más que la media de los últimos cinco años. Las necesidades de importación de trigo en la campaña comercial de 2004 (enero/diciembre) se pronostican en 1,2 millones de toneladas, como el año anterior. Las importaciones de maíz (casi totalmente maíz amarillo para la industria de piensos) también deberían ser semejantes al volumen de 2,1 millones de toneladas importado en la campaña comercial de 2003 (enero/diciembre). La comunidad internacional está proporcionando asistencia alimentaria en diversas partes del país a la población desplazada en el interior, víctimas de los disturbios civiles que afectan a la nación.

ECUADOR (1 de octubre)

Ha comenzado la recolección de la cosecha de arroz de la segunda temporada de 2004. Como consecuencia del tiempo seco prolongado imperante a principios del año, que afectó gravemente a la cosecha de arroz de invierno, la producción arrocera total en el año 2004 se pronostica en un nivel bajo de 1,1 millón de toneladas, alrededor de un 9 por ciento menos que la media de los últimos cinco años. La siembra de la cosecha de verano de maíz (principalmente blanco) que se recogerá a partir de octubre ha terminado en los departamentos interandinos de Azuay, Chimborazo y Pichincha. Las perspectivas para la producción total de maíz de 2004 son inferiores a la media debido a que la siembra de la cosecha de la primera temporada, que representa alrededor del 75 por ciento de la producción interna, se vio afectada por la escasa humedad del suelo, especialmente en la principal zona productora costera de Los Ríos. Según se prevé, las necesidades de importación de maíz para la campaña comercial 2004/05 (enero/diciembre) aumentarán considerablemente con respecto a las 200 000 toneladas del año pasado, situándose en aproximadamente 300 000 toneladas. Se pronostica que las importaciones de trigo en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) pasarán de las 475 000 toneladas del año anterior a aproximadamente 500 000 toneladas.

PERÚ (1 de octubre)

Al final de julio, una fuerte ola de frío afectó a la 15 departamentos en las sierras meridionales del Perú. El Gobierno declaró un estado de emergencia en los departamentos de Arequipa, Cuzco, Huancavelica, Moquegua y Puno. Las condiciones atmosféricas adversas afectaron fundamentalmente al sector ganadero, mientras que los daños a los cultivos alimentarios han sido limitados, debido a que la recolección de las cosechas principales de esta zona, a saber la papa, el maíz blanco y el arroz, había terminado al final de junio. En las zonas afectadas se está distribuyendo asistencia alimentaria internacional.

Las operaciones de recolección de la cosecha de trigo de 2004 han llegado a su momento culminante y la producción obtenida es inferior a la obtenida en el mismo período de 2003. La recolección debería continuar durante el mes de octubre y la producción total para 2004 se estima provisionalmente en un volumen inferior a la media de 165 000 toneladas, debido principalmente a la sequía imperante durante la siembra, que causó una reducción de la superficie sembrada. En los departamentos de Cajamarca, Apurímac y Cuzco ha terminado la recolección de la cosecha de maíz blanco de 2004, a la vez que la de la cosecha de maíz amarillo está muy avanzada. La producción total de 2004 se prevé cercana al volumen medio de 1,3 millones de toneladas de los últimos cinco años. La recolección de la cosecha de arroz en las principales zonas productoras del norte - La Libertad, Lambayeque y Piura – ha terminado. Debido a las lluvias insuficientes recibidas durante la siembra (enero y febrero), la producción arrocera de 2004 se pronostica en 2,0 millones de toneladas, con una merma de alrededor del 6,5 por ciento en comparación con la cosecha sin precedente del año anterior. Por consiguiente, se prevé que las necesidades de importaciones de arroz en la campaña comercial de 2004 aumentarán considerablemente de 35 000 a 200 000 toneladas. Las necesidades de importación en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) se estiman en 1,4 millones de toneladas de trigo y 800 000 toneladas de maíz (principalmente amarillo para la industria de piensos).

URUGUAY (1 de octubre)

La siembra de la cosecha de trigo de invierno de 2004 estaba terminada al final de agosto y la superficie total sembrada se pronostica oficialmente en un nivel elevado de 185 000 hectáreas. En condiciones atmosféricas normales, la producción de trigo de la campaña comercial 2004/05 debería totalizar las 440 000 toneladas, volumen muy superior a la media de 277 000 toneladas de los cinco años anteriores, con posibilidad de exportar alrededor de 100 000 toneladas. Los pronósticos oficiales indican que en 2004 se ha sembrado un nivel récord de 145 000 hectáreas de cebada. En el norte del país, la escasez de las lluvias y la situación de los embalses que están un 30 por ciento por debajo de su nivel normal para esta época del año podrían afectar a la cosecha principal de arroz de 2004/05 que comenzará en octubre. De no reanudarse las lluvias, es probable que la superficie plantada con arroz no alcance el buen nivel de 187 000 hectáreas de la campaña anterior.

VENEZUELA (1 de octubre)

Se ha comenzado a recoger la cosecha de maíz de verano de la campaña comercial 2004/05, estimándose la producción (principalmente maíz blanco destinado al consumo humano) en 1,4 millones de toneladas, volumen inferior a la media de 1,5 millones de toneladas de los últimos cinco años. Ello se debe principalmente a las lluvias abundantes recibidas al inicio de la temporada que impidieron la siembra de una amplia superficie en el principal estado productor de Portuguesa. La recolección de la importante cosecha de arroz ha comenzado, pronosticándose provisionalmente una producción superior a la media. Las necesidades de importación de trigo y maíz amarillo para la campaña comercial 2004/05 deberían de aumentar ligeramente con respecto al año anterior hasta alcanzar los 1,3 millones de toneladas y 800 000 toneladas, respectivamente.

EUROPA

UE (11 de octubre)

Según las estimaciones, la producción de cereales en la UE-25 se estima en un total de aproximadamente 275 millones de toneladas, 41 millones de toneladas más que la producción afectada por la sequía de 2003 en esos países y un volumen muy superior a la media de los últimos cinco años. Con respecto a los cereales tomados por separado, el aumento mayor en términos porcentuales ha sido para el trigo, cuya producción se estima en casi 130 millones de toneladas, frente a sólo 107 millones de toneladas del año pasado. También se estima un aumento considerable de la producción de cereales secundarios, cifrándose en estos momentos la producción total de los 25 países en 144 millones de toneladas, un 15 por ciento más que en 2003. Mientras en la mayoría de los países de la UE se obtuvieron este año cosechas mejoradas en comparación con 2003, se estima que en España y en Hungría y Rumania, nuevos países miembros, las cosechas han sido particularmente buenas en comparación con la media de los últimos cinco años. Gracias a un aumento de la producción, las existencias totales de cereales de la UE-25 al final de la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) deberían aumentar alrededor de 4 millones de toneladas con respecto a su nivel inicial reducido.

Las cosechas de cereales de invierno que se recogerán en 2005 ya están sembradas y germinando en las partes septentrionales de la UE, en las que la humedad del suelo ha sido generalmente suficiente para el arraigo de los cultivos. Más al sur, el tiempo seco imperante durante las últimas semanas en España, Francia e Italia, ha favorecido la cosecha de verano y la preparación de la tierra para la siembra de la cosecha de invierno, pero algunas precipitaciones que se recibieran en octubre servirían para asegurar la germinación y el arraigo de los cultivos de invierno.

En Estonia, la recolección está casi terminada, estimándose una producción total de cereales de alrededor de 515 000 toneladas, de una superficie sembrada de 254 000 hectáreas. Este total, inferior en alrededor de 18 000 toneladas a la cosecha del año pasado, comprende aproximadamente 240 000 toneladas de cebada, 150 000 toneladas de trigo y 40 000 toneladas de centeno. Para satisfacer las necesidades de consumo Estonia depende de las importaciones comerciales. La necesidad total de importaciones de cereales para la campaña comercial 2004/05 se pronostica en alrededor de 258 000 toneladas.

En Letonia, la recolección de los cereales está casi terminada, estimándose una producción total de alrededor de 980 000 toneladas, semejante a las cosechas de los últimos años, obtenida en una superficie estimada en 369 000 hectáreas. Este total comprende aproximadamente 400 000 toneladas de trigo, 295 000 toneladas de cebada y 150 000 toneladas de centeno. La necesidad total de importación de cereales para la campaña comercial 2004/05 se estima en alrededor de 156 000 toneladas; y las exportaciones, en 72 000 toneladas.

En Lituania, los informes más recientes apuntan a una producción total de cereales estimada en 2,3 millones de toneladas, casi 200 000 toneladas menos que la buena cosecha del año pasado. Este total comprende aproximadamente 790 000 toneladas de trigo, 970 000 toneladas de cebada y 420 000 toneladas de centeno. Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2004/05 se pronostican en alrededor de 261 000 toneladas, mientras que las importaciones durante el mismo período se estiman en 264 000 toneladas.

ALBANIA (11 de octubre)

La producción de cereales en 2004 se estima en aproximadamente 500 000 toneladas, volumen cercano a la media de los últimos cinco años. Las condiciones atmosféricas fueron generalmente favorables durante la temporada. Se estima que el trigo representa alrededor de 285 000 toneladas. La necesidad de importación de cereales para 2004/05 se mantendrá, según se prevé, en torno a la media de los últimos cinco años de alrededor de 380 000 toneladas, la mayor parte de las cuales deberían ser de trigo.

BELARÚS (20 de septiembre)

La recolección de los cereales está casi terminada, estimándose la producción total en un volumen sin precedentes de 5,6 millones de toneladas de una superficie total de alrededor de 2,2 millones de hectáreas. La producción de cereales supera en alrededor de 700 000 toneladas a la cosecha media del año pasado y en casi 300 000 toneladas a la buena cosecha de 2002. Las condiciones atmosféricas generalmente favorables, unidas a una suficiente disponibilidad de semillas, maquinaria y otros insumos, han influido en la buena cosecha de este año. Para la campaña comercial 2003/04 las importaciones de cereales ascendieron a alrededor de 675 000 toneladas, principalmente trigo y maíz. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2004/05 se pronostica en 406 000 toneladas, mientras que las exportaciones de centeno durante el mismo período se pronostican en 140 000 toneladas.

BOSNIA Y HERZEGOVINA (21 de septiembre)

La recolección de los cereales está casi terminada y los informes más recientes apuntan a una producción total de cereales de poco más de 1 millón de toneladas, volumen semejante al del año pasado pero algo menor que la producción media obtenida en la campaña comercial 2002/03. Este total comprende aproximadamente 800 000 toneladas de maíz (cosecha actualmente en curso), 250 000 toneladas de trigo y 57 000 toneladas de cebada. Las inundaciones de abril causaron daños a unas 20 000 hectáreas de cultivos en las regiones de Banja Luka, Prijedor, Mrkonjic-Grad y Doboj. Algunos de los cultivos damnificados se resembraron con cultivos de verano. Las necesidades totales de importación de cereales durante la campaña comercial 2004/05 se pronostican en alrededor de 400 000 toneladas, incluidas unas 60 000 toneladas de ayuda alimentaria.

BULGARIA (11 de octubre)

La producción de cereales en 2004 se recuperó de forma pronunciada después de la cosecha menguada a causa de la sequía del año anterior. El tiempo favorable y un acceso suficiente a las semillas de calidad contribuyeron a aumentar la producción total a casi 6,5 millones de toneladas. Del total, se estima que el trigo ha representado 3,8 millones de toneladas, casi el doble de la mala cosecha del año pasado y muy por encima de la media de los últimos cinco años. Lo cual daría al país una cantidad considerable de excedentes de exportación, incluso después de permitir una importante reconstitución de las existencias tras la reducción sufrida el año pasado.

A mediados de septiembre la campaña comercial de siembra de los cereales de invierno de 2004/05 estaba muy avanzada, con 700 000 hectáreas de trigo sembradas en condiciones favorables. Se prevé que los agricultores alcancen a sembrar una superficie normal de alrededor de 1 millón de hectáreas dentro del período de siembra normal que termina en octubre.

CROACIA (21 de septiembre)

Los informes más recientes apuntan a una producción total de cereales de alrededor de 3,1 millones de toneladas, casi 594 000 toneladas más que la mala cosecha del año pasado pero cerca de 600 000 toneladas menos que la buena cosecha de la campaña comercial 2002/03. La producción total de este año comprende alrededor de 2,1 millones de toneladas de maíz, 849 000 toneladas de trigo y 153 000 toneladas de cebada. Las importaciones totales de cereales durante la campaña comercial de 2004/05 se estiman en 92 000 toneladas y las exportaciones en 30 000 toneladas.

FEDERACIÓN DE RUSIA (20 de septiembre)

La recolección de los cereales en la Federación de Rusia está casi terminada, estimándose la producción total de cereales y legumbres en más de 77 millones de toneladas, de una superficie total de más de 44 millones de hectáreas. En este nivel, la producción total supera casi en 10,4 millones de toneladas a la mala cosecha del año pasado, pero es casi 8 millones de toneladas inferior a la producción media obtenida en 2001 y 2002. Según los informes, la helada caída en abril destruyó más de 1 millón de hectáreas de cereales de invierno, mientras que los rendimientos de los cereales de primavera disminuyeron debido a unas condiciones atmosféricas excepcionalmente frías imperantes durante la siembra. Durante la campaña comercial 2003/04 las exportaciones totales de cereales totalizaron aproximadamente 7,3 toneladas, y las exportaciones durante la campaña comercial 2004/05 se pronostican en más de 8 millones de toneladas.

Las operaciones militares y los disturbios civiles en Chechenia continúan trastornando las actividades sociales y económicas. El conflicto ha desplazado a más de 300 000 personas, de las cuales 100 000 viven en el vecino país de Ingushetia. En el marco de la actual operación de urgencia de 18 meses, que comenzó en enero de 2004, el PMA prestará asistencia a aproximadamente 259 000 personas muy vulnerables de Chechenia e Ingushetia con 47 882 toneladas de alimentos durante un período de 18 meses.

MOLDOVA (20 de septiembre)

En Moldova ha terminado la recolección de los cereales, con excepción del maíz, con una producción total estimada en alrededor de 2 270 000 toneladas de una superficie de 916 000 hectáreas. En este nivel, la producción de cereales supera en alrededor del 36 por ciento a la producción menguada a causa de la sequía en 2003, pero en un 10 por ciento a la producción media quinquenal. Las exportaciones totales de cereales (trigo y maíz) durante la campaña comercial 2004/05 se pronostican en 200 000 toneladas. Las importaciones de cereales del año pasado totalizaron aproximadamente 250 000 toneladas debido a una mala cosecha.

RUMANIA (11 de octubre)

La producción total de cereales en 2004 se estima en un volumen excelente de 22,6 millones de toneladas, 10 millones de toneladas más que la cosecha diezmada a causa de la sequía del año pasado. De este total, el trigo representó unos 7,7 millones de toneladas. Según se prevé, la acusada mejora de los suministros internos de cereales dará lugar a una importante reconstitución de las existencias tras la reducción del año pasado, y dejaría todavía un margen importante de excedentes de exportación para la campaña comercial 2004/05 (julio/junio).

Ha comenzado la campaña de siembra de otoño para los cereales de invierno de 2004/05 en condiciones generalmente favorables. A principios de septiembre el Ministerio de Agricultura señaló que de la cosecha de este año se habían obtenido semillas de trigo suficientes para satisfacer las necesidades de la siembra de otoño.

SERBIA Y MONTENEGRO (21 de septiembre)

La recolección de cereales, con excepción del maíz, ha terminado y las estimaciones iniciales indican una producción total de alrededor de 7,8 millones de toneladas, casi un 41 por ciento más que el año pasado pero alrededor de un 5 por ciento menos que la buena cosecha de la campaña comercial 2002/03. Este total comprende aproximadamente 5 millones de toneladas de maíz, alrededor de 2,4 millones de toneladas de trigo y 289 000 toneladas de cebada. La necesidad de importación de cereales durante la campaña comercial 2004/05 se pronostica en 123 000 toneladas, mientras que las exportaciones se prevén en 210 000 toneladas, principalmente maíz y trigo.

EX REPÚBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (11 de octubre)

La producción de cereales en 2004 fue muy superior a la media de los últimos cinco años, debido principalmente a las condiciones atmosféricas favorables. La producción de trigo, el principal cereal que se produce, se estimó en alrededor de 370 000 toneladas. Como consecuencia, se prevé que las importaciones de trigo en la campaña comercial 2004/05 (julio/junio) vuelvan a situarse en un nivel normal de alrededor de 65 000 toneladas, después de haber aumentado el año anterior a más de 100 000 toneladas. Con respecto a la siembra de los cereales de invierno que se recogerán en 2005, los informes oficiales indicaban inicialmente que se sembraría una superficie de nivel medio. Las condiciones atmosféricas han sido generalmente favorables para los trabajos de campo realizados en otoño.

UCRANIA (20 de septiembre)

En Ucrania la recolección de cereales está casi terminada, estimándose provisionalmente la producción total en alrededor de 36,2 millones de toneladas, volumen superior en más de 16 millones de toneladas a la cosecha menguada a causa de la sequía del año pasado, pero inferior en más de 2 millones de toneladas a la buena cosecha de 2001. Una helada tardía caída en abril ha causado daños en más de 1 millón de hectáreas de cereales de invierno, mientras que la siembra tardía de primavera debida al clima excepcionalmente frío y a la insuficiente humedad del suelo durante la parte inicial de la temporada redujo los rendimientos. Además, las precipitaciones tardías del verano comprometieron sensiblemente los rendimientos del maíz. La producción de cereales de este año comprende unos 17,5 millones de toneladas de trigo, 9,8 millones de toneladas de cebada y 6 millones de toneladas de maíz.

Las exportaciones totales de cereales se pronostican provisionalmente en más de 8,3 millones de toneladas durante la campaña comercial 2004/05. El año pasado, por primera vez en el último decenio, Ucrania llegó a ser un importador neto de cereales, con importaciones que totalizaron aproximadamente los 3,8 millones de toneladas, después de la mala cosecha obtenida en 2003/04.

AMÉRICA DEL NORTE

CANADÁ (11 de octubre)

Unas condiciones predominantemente frías y húmedas durante el período vegetativo de 2004 han redundado en un lento desarrollo de los cultivos y en un retraso de la recolección. A principios de octubre, cuando normalmente ya la cosecha de trigo debería estar terminada en el oeste del Canadá, sólo se había recogido el 50 por ciento, de una calidad inferior a la media. Sin embargo, pese a las previsiones que indicaban para este año una superficie cultivada con trigo inferior en alrededor de un 5 por ciento a la del año pasado, se pronostica que la producción total aumentará en casi un 4 por ciento a 24,5 millones de toneladas, gracias a un rendimiento medio mayor que en 2003 cuando la sequía afectó a algunas partes del país. También se prevé un incremento de la producción de cebada, el principal de los cereales secundarios, de alrededor de un 6 por ciento en comparación con el año pasado, hasta alcanzar los 13 millones de toneladas. La producción de maíz disminuirá a causa de la reducción prevista de la superficie sembrada y de los rendimientos.

ESTADOS UNIDOS (12 de octubre)

La última de las cosechas de trigo de primavera se recogió a finales de septiembre y la producción total de trigo en 2004 se estimó oficialmente en octubre en 58,9 millones de toneladas, un 7,7 por ciento menos que en 2003. La mayor parte de la disminución se debió a una reducción de la superficie sembrada con trigo y de los rendimientos. Al 10 de octubre, se señalaba que se había sembrado alrededor del 70 por ciento de la cosecha de trigo de invierno del próximo año, lo cual coincide con el ritmo de siembra del año pasado y con el ritmo medio de los últimos cinco años. Las plantas están brotando bien en condiciones atmosféricas generalmente favorables. A diferencia del trigo, se pronostica que la producción de cereales secundarios de 2004 aumentará de forma pronunciada. La producción de maíz alcanzaría un nivel récord de 295 millones de toneladas, 38 millones de toneladas más que en 2003. El 10 de octubre se informó que la cosecha de maíz se había completado en un 34 por ciento, con un ligero retraso respecto del ritmo medio de las cosechas.

OCEANÍA

AUSTRALIA (11 de octubre)

Un invierno más seco de lo normal entorpeció el desarrollo de los cultivos de cereales de invierno de 2004. Aunque algunas precipitaciones generalizadas caídas al final de agosto mejoraron las perspectivas, especialmente en el importante estado productor de Nueva Gales del Sur, se pronostica que la producción total de cereales disminuirá en un 11 por ciento con respecto al buen nivel del año pasado. El pronóstico oficial más reciente de septiembre prevé una producción de trigo de poco más de 22 millones de toneladas, alrededor de 2,7 millones de toneladas menos que el año pasado a causa de unas perspectivas de rendimientos menores. Análogamente, se prevé que la producción de cebada descienda a 7,3 millones de toneladas, 1,3 millones de toneladas menos que en 2003.

La superficie sembrada con la cosecha de cereales secundarios de verano, que se recogerá en 2005, aumentará según los pronósticos en un 21 por ciento a 1,3 millones de hectáreas. Las precipitaciones tardías de este invierno caídas en Nueva Gales del Sur y el sur de Queensland, las principales zonas productoras de sorgo y maíz, mejoraron mucho las condiciones de humedad del subsuelo para la siembra de octubre.


1. La misión, prevista para 19 días, se limitó a 12.


Página anteriorInicioPágina siguiente