Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

المنتدى العالمي المعني بالأمن الغذائي والتغذية

Re: Convocatoria de ejemplos y buenas prácticas sobre la utilización y aplicación de las Directrices voluntarias en apoyo de la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional

José M Medina Rey
José M Medina ReyPROSALUSSpain

Aplicación del derecho a la alimentación a nivel local en zonas rurales andinas de Perú y Bolivia

Entre 2010 y 2015, Prosalus, junto con 6 organizaciones socias locales de Perú y Bolivia, han desarrollado una intervención de fortalecimiento de sociedad civil para el ejercicio del derecho humano a la alimentación en zonas rurales andinas. En la misma han participado más de 3.200 familias de 144 comunidades rurales de seis zonas de ambos países.

La intervención, claramente orientada por el enfoque del derecho a la alimentación, tiene una relación especialmente estrecha con las directrices 6, 8 y 10.

El objetivo general de la intervención era contribuir a hacer efectivo el derecho humano a la salud y a una alimentación adecuada a través de tres componentes:

  1. Acceso a alimentos en cantidad y calidad suficiente mediante la diversificación agropecuaria, promoviendo acceso y gestión sostenible de recursos naturales productivos (directriz 8)
  2. Promoción y prevención de salud familiar y comunitaria con mejoras en acceso a agua para consumo humano y hábitos alimenticios y de higiene saludables (directriz 10).
  3. Fortalecimiento de las organizaciones campesinas e indígenas con participación activa de hombres y mujeres para su incidencia en políticas públicas relacionadas con la SAN y el derecho humano a la alimentación (directriz 6).

Junto a estos tres componentes, se incorporaron dos ejes transversales: equidad de género y sostenibilidad ambiental.

Algunos resultados destacados:

  • Las reducciones de desnutrición crónica infantil conseguidas en estos años oscilan entre los 8 y los 44 puntos porcentuales, dependiendo de las zonas.
  • Se han incorporado 10 alimentos recuperados o nuevos en la agricultura familiar.
  • Se ha incrementado entre un 15 y un 30% la productividad de los cultivos tradicionales.
  • Se han instalado más de 430 hectáreas bajo riego
  • Se han recuperado más de 66 Ha de suelos y se han reforestado 56.
  • El porcentaje de familias con acceso agua segura en sus hogares ha pasado del 22 al 75% y el saneamiento del 47 al 69%.
  • 90% de las familias tienen cocinas mejoradas
  • El porcentaje de mujeres con cargos de decisión en las organizaciones campesinas ha llegado al 30%
  • Las comunidades campesinas han participado en la elaboración de 5 propuestas de cartas orgánicas municipales (en las zonas de trabajo de Bolivia), en dos propuestas de leyes municipales de seguridad alimentaria y en tres propuestas de leyes departamentales de derecho a la alimentación.
  • Se han impulsado espacios de participación de la sociedad civil (mesas distritales contra la pobreza, comités municipales de alimentación y nutrición, consejo provincial de la mujer...)

Detalles de la experiencia, en la sistematización realizada con participación de todas las organizaciones involucradas:
https://prosalus.es/sites/default/files/publicaciones/convenio-prosalus_sistematizacion_0.pdf

انظر المرفقات: