La ganadería y el medio ambiente

El papel de la FAO en la ganadería y el medio ambiente

La ganadería es un factor clave para el desarrollo sostenible en la agricultura. Ésta contribuye a la seguridad alimentaria, la nutrición, el alivio de la pobreza y el crecimiento económico. Mediante la adopción de las mejores prácticas, el sector puede reducir sus impactos ambientales y ser más eficiente en el uso de los recursos.

La FAO proporciona análisis exhaustivos del sector desde una perspectiva social, económica y ambiental; proporciona herramientas y orientación sobre políticas para el desarrollo ganadero sostenible. Asimismo, brinda asesoramiento político, fomenta la capacidad para reforzar la labor de las instituciones, monitorea el progreso y facilita los procesos con múltiples partes interesadas, incluidos los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales, las instituciones internacionales y la academia.

En el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París, la FAO se compromete a ayudar a los países a abordar el hambre cero al tiempo que aborda el cambio climático a través de una mejor gestión de los sistemas ganaderos.

Áreas de trabajo

Fortalecimiento del conocimiento y base de evidencia hacia la ganadería sostenible: desarrollo de modelos de datos; análisis para sistemas agroalimentarios ganaderos sostenibles; producción de documentos técnicos e informes de política, y participación en foros internacionales. 

Desarrollo de herramientas, metodologías y recomendaciones para proporcionar y evaluar opciones técnicas y políticas para el desarrollo sostenible de la ganadería:

Pilotaje y validación de opciones técnicas y políticas, a través de proyectos y apoyo para la ampliación de oportunidades e inversiones:

  • Ganadería africana sostenible 2050. La FAO prueba metodologías y desarrolla la capacidad de los países para identificar los desafíos emergentes asociados con la transformación del sector ganadero, diseñar e implementar instrumentos de política para abordar desafíos específicos en el terreno.
  • Reducción del metano entérico para mejorar la seguridad alimentaria y los medios de vida. El proyecto es una colaboración entre la FAO y el Centro de Investigación de Gases de Efecto Invernadero de Origen Agrícola de Nueva Zelanda (NZAGRC, por sus siglas en inglés) y está financiado por la Coalición Clima y Aire Limpio para Reducir los Contaminantes Climáticos de Corta Vida (CCAC, por sus siglas en inglés). Su objetivo es ayudar a los países de bajos y medianos ingresos a identificar tecnologías e intervenciones específicas del sistema, destinadas a aumentar la productividad del ganado, incrementar la seguridad alimentaria y reducir las emisiones de metano entérico.
  • Labor conjunta de Koronivia sobre la agricultura. Trabajando en estrecha colaboración con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y otros actores a nivel internacional y nacional, la FAO está ayudando a los países a desarrollar e implementar nuevas estrategias para la adaptación y mitigación del cambio climático en el sector agrícola.

Facilitación del diálogo político hacia la ganadería sostenible, al tiempo que optimiza las sinergias y gestiona las compensaciones de factores entre los diversos objetivos de desarrollo:

  • Agenda global para la ganadería sostenible. Una asociación de múltiples partes interesadas comprometida con el desarrollo sostenible del sector ganadero a través del diálogo, la consulta, el análisis conjunto y las acciones.

Aspectos destacados

Compartir esta página