FAO.org

Inicio > Producción y productos avícolas > Productos y elaboración
Producción y productos avícolas

Productos y elaboración

La carne y los huevos de aves de corral se encuentran entre los alimentos de origen animal más consumidos en el mundo, en culturas, tradiciones y religiones muy diversas. El consumo de carne y huevos de aves de corral, y de alimentos de origen animal en general, ha aumentado rápidamente en las últimas décadas. El incremento de la demanda ha de atribuirse principalmente al crecimiento demográfico, la urbanización y el aumento de los ingresos en los países en desarrollo. El pollo domina el consumo mundial de carne porque es asequible, tiene un bajo contenido de grasa y se enfrenta a pocas restricciones religiosas y culturales.

La demanda de carne y huevos de aves de corral debería de seguir aumentando debido al crecimiento demográfico y al aumento del consumo individual. Según las previsiones, el mercado de la carne de aves de corral crecerá independientemente de la región o el nivel de ingresos, con un crecimiento per cápita ligeramente superior en los países en desarrollo que en las regiones desarrolladas.

La carne y los huevos de aves de corral contribuyen a la nutrición humana al proporcionar proteínas de alta calidad y bajo nivel de grasas, además de ácidos grasos deseables. Los habitantes urbanos y periurbanos en general comen aves de corral criadas en sistemas intensivos, ya sea de producción local o importada, pero existen mercados especializados para las aves de corral y los productos avícolas autóctonos. En las zonas rurales de los países en desarrollo, la mayoría de los hogares consumen carne y huevos de sus propias parvadas, que generalmente son pequeñas, de aves autóctonas.

La carne y los huevos no son los únicos productos avícolas importantes. Un subproducto valioso es el estiércol, que tiene un fuerte valor económico, ya sea vendido o aplicado directamente a los cultivos por los agricultores. También se pueden vender plumones y plumas. En los sistemas agrícolas mixtos, otros productos como las cáscaras de huevo se pueden utilizar para alimentar a otros animales de granja (por ejemplo, cerdos).

¿Sabía que?

  • Desde principios del decenio de 1960, el consumo mundial per cápita de huevos casi se ha duplicado, mientras que el consumo de carne de aves de corral se ha quintuplicado. El mayor crecimiento se ha registrado en Asia y América Latina.
  • Entre 2000 y 2030, se prevé que la demanda per cápita de carne de aves de corral aumentará un 271 por ciento en Asia Meridional, 116 por ciento en Europa Oriental y Asia Central, 97 por ciento en Oriente Medio y África del Norte y 91 por ciento en Asia Oriental y el Pacífico.
  • Las aves de corral son la principal fuente mundial de proteína animal, seguido del cerdo.
  • La carne y los huevos de aves de corral autóctonas difieren en apariencia y sabor de los productos avícolas comerciales, y a menudo son preferidos por los consumidores. Por ejemplo, los huevos de las gallinas autóctonas son considerablemente más pequeños que los de las ponedoras comerciales (por lo general pesan un 50 por ciento menos, como mínimo) y pueden tener cualidades específicas. Por ejemplo, la raza Fayoumi, originaria de Egipto, pone huevos pequeños con una yema grande.