FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Argentina > Noticias > Detail
FAO en Argentina

IV Diálogo Regional de América Latina y el Caribe sobre Pérdidas y Desperdicio de Alimentos

26/11/2018

La Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, en conjunto con la Secretaría de Gobierno de Agroindustria y el Thünen Institut de Alemania, organizaron el diálogo regional: "Soluciones latinoamericanas al desperdicio de alimentos", a fin de profundizar el estudio de las causas y los impactos que tienen las pérdidas y desperdicios sobre la sostenibilidad de los sistemas alimentarios, analizar las soluciones al problema y las alianzas en marcha para su prevención.

Durante el encuentro, el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison, señaló que "la región de América Latina y el Caribe se encuentra en una posición estratégica para lograr mayor eficiencia en sus cadenas agroalimentarias, mejorar el uso de sus recursos y con ello, además, combatir el hambre y la inseguridad alimentaria, porque somos países con una oferta que supera ampliamente la demanda interna".

El Diálogo se dividió en 3 sesiones, que abordaron aspectos de política, iniciativas en marcha y desafíos frente a la prevención y reducción, en busca de articular las acciones de los diversos actores del sistema alimentario de la Región. Para ello fue clave el trabajo en grupos y el rol de los facilitadores que fomentaron la interacción entre los participantes.

La jornada regional concluyó con las palabras de cierre del Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Julio Antonio Berdegué Sacristán, quien a su vez suscribió con las autoridades presentes, entre ellos el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison, un llamado a la acción conjunta para avanzar hacia la reducción de las PDA con el horizonte en la meta 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

En el mismo se señala que la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos representa una "triple victoria": 1) aumentar la seguridad alimentaria; 2) reducir la dependencia en los recursos hídricos, terrestres y climáticos, y 3) mejorar los ingresos de los productores y de las empresas agropecuarias, y consolidar la economía nacional.

Las estimaciones indican que en la región se pierden o desperdician al año 127 millones de toneladas de alimentos, (348.000 toneladas diarias, o 223 grs por persona y por día), equivalentes a US$ 97 billones de pérdidas de alimentos, 322 millones de toneladas de dióxido de carbono generados, e insumiendo 250 km3 de agua. El 6% de las pérdidas mundiales de alimentos se producen en América Latina y el Caribe, porcentaje que en términos de calorías pérdidas o desperdiciadas, representan el 15% de los alimentos disponibles para el consumo humano.