FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Guatemala > Noticias > Detail
FAO en Guatemala

Lanzamiento territorial de proyecto de adaptación al cambio climático

15/03/2019

Hoy, el excentísimo señor Embajador de la República de Corea en Guatemala, HONG, Seok Hwa y el representante de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) en coordinación con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) realizaron el lanzamiento del proyecto "La adaptación de comunidades rurales y la variabilidad y cambio climático para mejorar su resiliencia y sus medios de vida en Guatemala".

El objetivo principal de este es aumentar las capacidades de los productores agroforestales en comunidades rurales para implementar medidas de resiliencia, así como instituciones públicas para diseñar, promover y establecer políticas basadas en la restauración de tierras degradadas y el desarrollo de (micro) negocios, en un contexto de cambio climático.
 
El proyecto que por un monto de US$7 millones de dólares, siendo ejecutados por la FAO USD 5 millones y USD 2 millones los administrará KOICA, con los cuales se financiará un proyecto complementario. Las entidades socias por parte del Gobierno de Guatemala son el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) y el Instituto Nacional de Bosques (INAB) y cinco organizaciones de productores (FEDECOVERA, ACOFOP, Balam/COACAP, Ut’z Che’ y FUNDALACHUA). 
 
Por medio de este proyecto se beneficiarán directamente a 5,900 familias e indirectamente a unas 27,000.
 
Guatemala tiene vocación forestal, el 35% de su territorio está cubierto de bosques. La degradación de los bosques puede tener consecuencias muy fuertes para la biodiversidad y la población guatemalteca. Uno de los componentes más importantes del proyecto es la recuperación del paisaje forestal y las tierras degradadas. 
 
“El costo de no actuar ni tomar medidas de adaptación al cambio climático puede ser muy alto, así lo dicen las cifras y las previsiones” indicó Diego Recalde. Los escenarios son diversos. Uno de ellos indica que para el 2080 los bosques secos y muy secos podrían pasar de cubrir el 35% del territorio guatemalteco a 65%.  
 
Los programas a vinculados a este proyecto son el Programa de Incentivos Forestales para Pequeños Poseedores de Tierras de Vocación Forestal y Agroforestal (PINPEP) y el Programa de Fomento al Establecimiento, Recuperación, Restauración, Manejo, Producción y Protección de Bosques en Guatemala, así como la Ley PROBOSQUE (Decreto 2-2015). El proyecto facilitará el acceso de los pequeños productores a los incentivos de PROBOSQUE.
 
También se fortalecerán las capacidades de las organizaciones de productores agroforestales así como el desarrollo de múltiples planes de manejo forestal. Y se implementará una campaña de incidencia con mensajes claros y consistentes dirigidos a los socios clave, para influenciar el desarrollo rural y la política que prioriza el manejo forestal sostenible integrado a la seguridad alimentaria y nutricional, mejorando los medios de vida e intervenciones climáticamente inteligentes en sistemas agroforestales en Guatemala.
 
El proyecto se desarrolla en un contexto en el cual Guatemala está catalogada como el quinto país con mayor vulnerabilidad a riesgos climáticos y desastres, y que, además, el país tiene la meta de la recuperación de 1.2 millones de hectáreas de bosques para el 2037.