FAO.org

Inicio > Publicaciones > sofa > El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2012

Invertir en la agricultura para construir un futuro mejor

En El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2012: Invertir en la agricultura para construir un futuro mejor se pone de manifiesto que los agricultores son los mayores inversores en agricultura en los países en desarrollo y, por consiguiente, se sostiene que estos y sus decisiones de inversión deben ocupar un lugar fundamental en toda estrategia destinada a la mejora de las inversiones agrícolas. En el informe se exponen asimismo datos que demuestran la forma en que los recursos públicos pueden utilizarse con más eficacia para impulsar la inversión privada, en especial la realizada por los propios agricultores, y para canalizar los recursos públicos y privados hacia resultados más beneficiosos desde el punto de vista social. Este informe se centra principalmente en la acumulación de capital por parte de los agricultores en la agricultura, así como en las inversiones realizadas por los gobiernos con objeto de facilitar dicha acumulación.

La inversión en agricultura es fundamental para promover el crecimiento agrícola, reducir la pobreza y el hambre y favorecer la sostenibilidad ambiental. Las regiones del mundo en las que el hambre y la pobreza extrema están más extendidas hoy en día, esto es, Asia meridional y el África subsahariana, han registrado un estancamiento o una disminución de los índices de inversión por trabajador en agricultura a lo largo de tres décadas. Datos recientes señalan que hay signos de mejora. Sin embargo, erradicar el hambre en esta y otras regiones, así como lograrlo de forma sostenible, requerirá aumentar de manera importante el volumen de inversión en agricultura dentro de las explotaciones y mejorar notablemente tanto en el nivel como la calidad de las inversiones públicas en el sector.

Acerca de la colección

El estado mundial de la agricultura y la alimentación, la principal publicación anual de la FAO, tiene como objetivo hacer llegar a una audiencia amplia evaluaciones de base científica equilibradas de cuestiones importantes pertenecientes al ámbito de la alimentación y la agricultura. Cada edición del informe contiene un panorama exhaustivo, aunque fácilmente accesible, de un tema concreto de gran importancia para el desarrollo rural y agrícola y para la seguridad alimentaria mundial. Este análisis se complementa con una visión general sintética de la situación agrícola mundial actual.

Si desea más información, diríjase a Terri Raney del Departamento de Desarrollo Económico y Social de la FAO.

Mensajes principales

  • La inversión en agricultura constituye una de las estrategias más eficaces para reducir la pobreza y el hambre y promover la sostenibilidad.

  • Los agricultores son, con mucho, la mayor fuente de inversión en agricultura

  • Los agricultores deben ocupar un lugar central en toda estrategia dirigida a aumentar la inversión en el sector, pero estos no invertirán de forma adecuada a menos que el sector público favorezca un clima apropiado para las inversiones agrícolas.

  • Un clima de inversión favorable es indispensable para la inversión en agricultura, pero no es suficiente para posibilitar la inversión de los pequeños productores ni para garantizar que las inversiones a gran escala cumplan objetivos socialmente deseables.

  • Los gobiernos y los donantes, como responsabilidad especial, deben ayudar a los pequeños productores a superar los obstáculos al ahorro y la inversión.

  • Los gobiernos, las organizaciones internacionales, la sociedad civil y los inversores empresariales deben velar por que las inversiones a gran escala en agricultura sean beneficiosas para la sociedad y ambientalmente sostenibles.

  • Los gobiernos y donantes deben canalizar sus escasos fondos públicos hacia el suministro de bienes públicos esenciales con un elevado rendimiento económico y social.

Entrevista con Jakob Skoet, editor de El Estado mundial de la agricultura y la alimentación 2012