FAO.org

Inicio > La resiliencia > Noticias y eventos > historia-detalle
La resiliencia
Reforzar la resiliencia de los pastores es clave para lograr la paz en el Sahel

Reforzar la resiliencia de los pastores es clave para lograr la paz en el Sahel

25/04/2019

El Sahel continuará viéndose afectado por conflictos, inseguridad alimentaria, malnutrición, desplazamiento de la población, desastres naturales y epidemias y, a no ser que abordemos las causas profundas de estas crisis, millones de personas seguirán necesitando cada año ayuda urgente, advirtió hoy el Director General de la FAO, José Graziano Da Silva. “Las grandes inversiones en desarrollo rural y agricultura deben ser parte integral de los esfuerzos para consolidar la paz”, añadió el responsable de la FAO en declaraciones durante una visita a Senegal.

El año pasado, unos 6 millones de personas padecían hambre aguda, de las cuales alrededor de la mitad son pastores y comunidades agropastoriles, según los análisis del Comité Permanente Interestatal para la Lucha contra la Sequía en el Sahel (CILSS) y del Cadre Harmonisé. Graziano da Silva señaló que, partiendo de intervenciones exitosas, la FAO y la Unión Europea (UE) están impulsando esfuerzos conjuntos para fortalecer los análisis de la inseguridad alimentaria y la resiliencia y las inversiones a nivel nacional para desarrollar medios de vida resilientes y contribuir a cambios normativos.

En el marco del Programa de Asociación de la Red mundial contra las crisis alimentarias, la FAO y la UE están implementando un proyecto por valor de 9 millones de euros destinado a beneficiar a 140 000 personas -muchas de ellas pastores vulnerables- en las zonas desérticas del Sahel. El proyecto tiene como objetivo contribuir a ampliar el enfoque regional para fortalecer la resiliencia de las comunidades agropastorales transfronterizas a las crisis alimentarias en el Sahel a largo plazo. De esta forma, se pretende también ayudar a lograr la estabilidad en diversas zonas prioritarias del Sahel, según las define el G5 Sahel, incluyendo Senegal, y el área entre Burkina Faso, Malí y Níger.

Además, aspira a desarrollar redes de información que ayudarán los responsables de la toma de decisiones y a las comunidades agropastoriles a elegir estrategias de inversión, actividades económicas y opciones de movilidad. También tiene como objetivo fortalecer las capacidades de los servicios técnicos gubernamentales, las organizaciones no gubernamentales y las organizaciones de la sociedad civil para extender las buenas prácticas pastoriles y agropastoriles que incrementarán la productividad y fortalecerán la cohesión social a través de las escuelas de campo.

El proyecto forma parte de los esfuerzos de la agencia de las Naciones Unidas para apoyar la paz sostenible, que abarca actividades destinadas a prevenir el estallido, la escalada, la prolongación y la reanudación de conflictos, así como a avanzar hacia la recuperación, la reconstrucción y el desarrollo. Los conflictos en los que están implicados grupos armados no estatales, bandidos y redes del crimen organizado han dado lugar a desplazamientos generalizados en la región del Sahel y han provocado que los enfrentamientos entre agricultores y pastores por el uso de los recursos sean más frecuentes. Los patrones y causas específicos de dichas tensiones varían significativamente en toda la región, reflejando la necesidad de iniciativas adaptadas para aplacarlas.

Reducir las tensiones con una mejor gestión del forraje

Se diseñarán hojas de balance de piensos, probadas por la FAO en África oriental, para proporcionar datos adecuados sobre la disponibilidad, uso y necesidades de pienso animal en la región del Sahel, una zona en la que la población y sus rebaños cruzan frecuentemente las fronteras nacionales. Esta información puede ayudar a prevenir y mitigar que surjan conflictos locales que suelen enfrentar a pastores y agricultores y se alineará con el Cadre Harmonisé.

Otras iniciativas en el marco del proyecto incluyen la creación de 300 escuelas de campo agropastoriles, la promoción del acceso inclusivo y equitativo a los recursos naturales y los insumos, así como el acceso a oportunidades comerciales transfronterizas beneficiosas y servicios veterinarios. Se impulsarán aquellas instituciones de gobierno local que puedan solucionar controversias, y se implementarán los programas Cash+ de protección social -que ofrecen redes de seguridad de emergencia- cuando proceda. Se espera que el proyecto logre, entre otros objetivos, la restauración de puntos críticos de abastecimiento de agua para rebaños de paso, la restauración de las tierras y la optimización de las técnicas de producción de forraje.

Compartir esta página