La resiliencia
Distribución de semillas de emergencia para combatir el hambre en el noreste de Nigeria

Distribución de semillas de emergencia para combatir el hambre en el noreste de Nigeria

21/06/2017

Más de un millón de personas en el noreste de Nigeria están recibiendo semillas y fertilizantes para la temporada de siembra que comienza este mes, distribuidas por la FAO. La iniciativa forma parte de los esfuerzos dirigidos por el Gobierno nigeriano para restablecer los medios de subsistencia y combatir los graves niveles de inseguridad alimentaria y malnutrición en las zonas afectadas por la violencia de Boko Haram.

Las distribuciones de emergencia coinciden con una contribución de Alemania de 4 millones de euros (4,5 millones de dólares EEUU) para aliviar la inseguridad alimentaria en los estados de Adamawa, Borno y Yobe, la mayor que la FAO ha recibido hasta ahora para sus operaciones en Nigeria. Los fondos apoyarán su labor para seguir mejorando la producción agrícola y salvaguardar los activos ganaderos de la población vulnerable afectada por la violencia, incluidos los desplazados, los refugiados y las comunidades de acogida.

“Invertir en ayuda agrícola hoy supone contar con alimentos mañana; y puede garantizar que la población tenga una fuente de alimentos incluso cuando queden fuera del alcance de otras formas de ayuda humanitaria”, aseguró el Representante interino de la FAO en Nigeria, Nourou Macki Tall.

Emergency seed distributions to combat hunger - Nigeria

La iniciativa de la FAO proporcionará alrededor de 2 000 toneladas de cereales, semillas de legumbres y hortalizas y 3 500 toneladas de fertilizantes a agricultores vulnerables en 46 Áreas de gobierno local (división administrativa en Nigeria), llegando a 1,1 millones de personas. Los beneficiarios tienen el acceso a la tierra, por lo que contar con ayuda agrícola suficiente es fundamental para que puedan aprovechar la próxima temporada de lluvias.

“El ochenta por ciento de la población de la zona son agricultores y necesitan apoyo para regresar a sus fincas”, señaló Alhaji Maina Gana, presidente del Área de gobierno local de Fune, en el estado de Yobe. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) distribuye raciones alimentarias a los destinatarios del material de la FAO para evitar el consumo directo de las semillas. Esto garantiza que se aborden las necesidades inmediatas de alimentos y que a la vez se asegure una cosecha futura. La FAO colabora también con el Gobierno y con ONG nacionales e internacionales.

Alrededor de 5,2 millones de personas se enfrentan con altos niveles de inseguridad alimentaria en los tres estados del noreste de Nigeria y requieren una ayuda mayor y de forma inmediata.

Esta intervención vital para la temporada de siembra es posible gracias a los gobiernos de Bélgica, Francia, Alemania, Noruega, Suecia, Suiza y los Estados Unidos de América, así como a la Comisión Europea (ECHO) y al Fondo Central para Respuestas a Emergencias (CERF) de las Naciones Unidas.

Para 2017, la FAO solicita 62 millones de dólares EEUU en el marco del Plan de Respuesta Humanitaria para Nigeria y su Estrategia de Respuesta para la crisis de la cuenca del Lago Chad. Se necesitan además con urgencia más ayudas para llegar a millones de personas necesitadas en los próximos meses, en particular para proteger los bienes pecuarios, fortalecer los medios de subsistencia, rehabilitar infraestructuras y apoyar la coordinación y análisis de la seguridad alimentaria.

Compartir esta página