Objetivos de Desarrollo Sostenible

Mayores inversiones en el sector agrícola podrían contrarrestar los reveses actuales en la realización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

15/09/2020

La FAO ha lanzado su segunda evaluación integral de 22 indicadores en 6 ODS (2, 5, 6, 12, 14 y 15). Disponible en formato digital, la edición de este año también se ha enriquecido con una evaluación del progreso realizado a nivel nacional, regional y mundial hacia el logro de las metas de los ODS. Esta evaluación está respaldada por un anexo metodológico y una tabla específica que resume los principales resultados.

Según los últimos datos y estimaciones recopilados antes de que comenzara la pandemia de COVID-19, el progreso sigue siendo insuficiente en el ámbito de la alimentación y la agricultura. Ahora que una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes amenaza la vida y los medios de subsistencia de las comunidades rurales y urbanas en todo el mundo, erradicar el hambre, lograr la seguridad alimentaria y preservar los recursos naturales y genéticos sigue siendo un desafío aún mayor.

Véanse el informe completo para los resultados clave de este año.

El informe ofrece las recomendaciones siguientes:

Si bien ciertamente existen múltiples amenazas para el progreso en el ámbito de la alimentación y la agricultura, incluidos los conflictos, el cambio climático, las recesiones económicas y, más recientemente, la pandemia de COVID-19, hay una serie de pasos que los países y la comunidad internacional pueden tomar para abordar los desafíos identificados en el informe. Por ejemplo, muchas de estas amenazas podrían contrarrestarse, al menos en cierta medida, mediante una mayor inversión en el sector agrícola (incluidos la pesca y la silvicultura). Por el contrario, el informe indica que el gasto público en agricultura ha disminuido en la mayoría de las regiones del mundo desde 2000, lo que sugiere una inversión insuficiente en agricultura en comparación con la contribución del sector al PIB.

Entre la serie de acciones para volver a encaminar al mundo hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la alimentación y la agricultura, el informe destaca la necesidad de: aumentar el gasto en agricultura; apoyar a los pequeños productores de alimentos; conservar los recursos genéticos vegetales y animales para la alimentación y la agricultura; y adoptar medidas para contrarrestar la volatilidad de los precios de los alimentos. Estas intervenciones serán críticas, particularmente a la luz de la pandemia de COVID-19, para revertir las tendencias de aumento del hambre y para reducir el número de personas que viven en la pobreza extrema.

Además, el informe pide a los gobiernos que adopten medidas urgentes y concretas para ahorrar agua y aumentar la eficiencia en el uso del agua en las regiones más afectadas por un alto estrés hídrico; recopilar pruebas para orientar mejor las intervenciones en las etapas críticas de la cadena de valor con miras a reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos; y proteger los ecosistemas terrestres, incluso continuando ampliando la ordenación forestal sostenible y la cobertura de áreas protegidas para las áreas terrestres, de agua dulce y de montaña, así como haciendo más para asegurar el acceso y la distribución de beneficios de los recursos genéticos.

Por último, aunque muchos países han tomado medidas legislativas para promover la igualdad de género y combatir la pesca ilegal, el informe advierte que aún se necesitan avances sustanciales para hacer realidad los derechos de las mujeres a la tierra en el marco legal y en la práctica, así como para garantizar que la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) ya no representa una amenaza para la sostenibilidad de la pesca en todo el mundo.

En una sección dedicada que examina el impacto de COVID-19 en las estadísticas agrícolas y alimentarias, el informe también llama la atención sobre cómo la pandemia está intensificando los problemas de escasez de datos en un momento en que la información oportuna y confiable se ha vuelto aún más esencial para las respuestas políticas inmediatas. El cambio a medios alternativos de recopilación de datos y el uso de nuevos métodos estadísticos para minimizar las lagunas de datos será fundamental para reducir el impacto en la disponibilidad y calidad de los datos, y la FAO ya ha desarrollado una serie de iniciativas complementarias para ayudar a los países a alcanzar este objetivo.

Enlaces relacionados

La FAO y los ODS relacionados con la alimentación y la agricultura

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2020

Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Catálogo de microdatos para la alimentación y la agricultura (FAM)

Compartir esta página