FAO.org

Inicio > Cultivos tradicionales > Cultivo Tradicional del Mes

Cultivos tradicionales

Amaranto

El amaranto se consume tanto como hortaliza como cereal. Las hojas de amaranto se suelen recolectar frescas para utilizarlas en ensaladas o escaldadas, al vapor, hervidas, fritas en aceite y mezcladas con carne, pescado, semillas de cucurbitáceas, cacahuete (maní) o aceite de palma. Cocidas se pueden utilizar como guarnición, en sopas o como ingrediente en salsas y en alimentos infantiles. 

Dónde se encuentra

Es una especie procedente de la región andina de América del Sur, incluyendo Argentina, Perú y Bolivia. Las hojas de la planta se utilizan habitualmente en diversos países de África y el Caribe, India y China.

El amaranto en grano es un aperitivo popular que se vende en México, a veces mezclado con chocolate o arroz inflado, y su uso se ha extendido a Europa y zonas de América del Norte.

Cómo comerlo

Amaranto-Papa-Berenjena

Ingredientes: Hojas de amaranto - 150g, Papas irlandesas - 220g, Tomates, cortados muy finos - 270g, Berenjenas, cortadas en mitades - 150g, Cebollas, picadas muy finas – 70g, Leche de coco - 70g, Sal - 4g

Preparación: Pelar las papas, cortarlas a la mitad o en más trozos, dependiendo del tamaño. Preparar los tomates, las cebollas, la leche de coco y la berenjena. Quitar las hojas y lavarlas. En una cazuela, hervir aproximadamente 1 taza de agua y añadir alrededor de 2g de sal y las papas. Hervir las papas y las berenjenas hasta que estén medio cocidas. Añadir las cebollas, los tomates y la leche de coco. Hervir a fuego lento con la cazuela tapada hasta que los tomates estén blandos. Añadir las hojas y la sal restante. Mezclar bien. Hervir a fuego lento durante 5 minutos.

Consejos para retener y potenciar los nutrientes: Una porción proporciona un 10% de la energía, un 65% de la vitamina A, un 60% de hierro y un 40% de zinc (DDR). Añadir una cantidad adecuada de tomates para proporcionar carotenoides y mejorar la disponibilidad de hierro. Evitar pelar los tomates y las berenjenas, ya que se reduce su contenido de nutrientes.

Compartir esta página