FAO.org

Inicio > Situación Alimentaria Mundial > Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales
Situación Alimentaria Mundial

Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales

La nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales ofrece una perspectiva actualizada del mercado mundial de cereales. La nota de este mes se complementa con una evaluación detallada de la producción de cereales y de las condiciones de la oferta y la demanda por países y regiones incluida en la publicación trimestral Perspectivas de cosechas y situación alimentaria. En Perspectivas alimentarias se publican bianualmente análisis más detallados de los mercados mundiales de cereales así como de otros productos alimentarios importantes.

Fechas de publicación en 2016: 4 de febrero, 3 de marzo, 7 de abril, 5 de mayo, 2 de junio, 7 de julio, 8 de septiembre, 6 de octubre, 10 de noviembre, 8 de diciembre.

Las perspectivas sobre la producción en la nueva campaña mejoran y las existencias se mantendrán en niveles elevados

Fecha de publicación: 05/05/2016

El pronóstico actual de la FAO en relación con la producción mundial de cereales en 2016 se sitúa en casi 2 526 millones de toneladas, prácticamente sin cambios desde 2015 y ligeramente por encima del volumen previsto en abril. La revisión mensual se debió casi exclusivamente a la mejora de las perspectivas sobre la producción de trigo, actualmente prevista en torno a los 717 millones de toneladas en 2016, es decir, 4 millones de toneladas más que la pronosticada el mes pasado, pero todavía un 2,2 % (16 millones de toneladas) por debajo del récord alcanzado en 2015. La revisión al alza de la producción mundial de trigo desde el mes pasado refleja principalmente una mejora de las perspectivas en Europa, donde las condiciones atmosféricas favorables del invierno reforzaron las expectativas de rendimiento en la Federación de Rusia, la Unión Europea (UE) y Ucrania. Los incrementos en estos países compensaron con creces una reducción prevista en la India, donde la cosecha de trigo se ha visto afectada por la sequía al inicio de la campaña y por fuertes lluvias durante la cosecha en curso. Situada en aproximadamente 1 314 millones de toneladas, la previsión sobre la producción mundial de cereales secundarios en 2016 permanece casi sin cambios desde el mes pasado, lo cual supone un crecimiento del 1 % (o sea, 11,2 millones de toneladas) desde 2015. En comparación con el mes pasado, los pronósticos relativos a la producción de maíz empeoraron en los países del África austral que sufren la grave sequía provocada por El Niño, lo cual contrarresta ampliamente la ligera mejora de la previsión sobre la producción de maíz en el Brasil, donde las plantaciones para la segunda cosecha de la campaña fueron mayores de lo previsto. La previsión relativa a la producción mundial de arroz en 2016 se mantiene en 495 millones de toneladas, dato que apunta a una modesta recuperación del 1 % desde 2015. De hecho, aunque se prevé que El Niño finalice en los próximos meses, coincidiendo con el grueso de las plantaciones de arroz en el hemisferio norte, la anomalía meteorológica ya ha causado daños en el Sur y a lo largo del ecuador, donde la campaña está más avanzada.

La previsión relativa a la utilización mundial de cereales en 2016/17 se sitúa en 2 549 millones de toneladas, es decir, un ligero incremento en comparación con el mes anterior y solo un 1,1 % (27 millones de toneladas) por encima de la estimación correspondiente a 2015/16, lo que representa el segundo año consecutivo de crecimiento inferior a la tendencia. La principal razón de esta ralentización es una disminución del ritmo de crecimiento de la utilización de cereales como piensos. La previsión correspondiente a la utilización total de trigo se sitúa actualmente en 724 millones de toneladas, prácticamente sin cambios respecto al nivel registrado en 2015/16, con un aumento del 1,0 % de la utilización como alimento y una contracción del 1,8 % de la utilización como pienso. Se prevé que la utilización mundial de cereales secundarios ascienda a cerca de 1 322 millones de toneladas, es decir, alrededor de un 1,5 % más que en 2015/16. Entre los principales cereales secundarios, se prevé que la utilización de maíz aumente un 2,4 % (hasta los 1 026 millones de toneladas), respaldada por un crecimiento del 3,0 % en los piensos. Por otro lado, se prevé que el uso total de cebada caiga un 2,7 % (hasta los 140 millones de toneladas), como consecuencia principalmente de una contracción del 3,4 % en la utilización de este cereal como pienso. La utilización mundial de arroz se encamina hacia un incremento del 1,5 % en 2016/17, hasta alcanzar los 503 millones de toneladas, con un aumento de la utilización como alimento del 1,3 %, cantidad suficiente para mantener estable el consumo anual per cápita mundial.

Sobre la base de las previsiones actuales para la producción en 2016 y la utilización en 2016/17, se prevé que las existencias mundiales de cereales desciendan hasta aproximadamente los 615 millones de toneladas al cierre de las campañas agrícolas que finalizan en 2017, es decir, una reducción del 3,3 % (21 millones de toneladas) en comparación con el nivel previsto en 2016. La previsión de este mes es 4 millones de toneladas superior al primer pronóstico de la FAO para 2016/17, publicado el mes pasado, lo cual refleja perspectivas de una producción mundial de cereales más abundante. A pesar del descenso interanual previsto de las reservas mundiales, la relación entre las existencias y la utilización de cereales a nivel mundial solo disminuiría ligeramente, del 24,9 % en la campaña actual al 23,4 % en 2016/17. Entre los principales cereales, se prevé que los remanentes de arroz se reduzcan en 5 millones de toneladas para 2017, mientras que se espera un descenso más pronunciado, de 8 millones de toneladas, tanto para el trigo como para los cereales secundarios. Los países donde se prevé que las existencias de cereales desciendan al menos 1 millón de toneladas son los siguientes: el Brasil (-4,7 millones de toneladas), Tailandia (‑2,8 millones de toneladas), la India (-2,4 millones de toneladas), China (-2,3 millones de toneladas), Marruecos (-1,9 millones de toneladas), la República Islámica del Irán (-1,8 millones de toneladas), la Argentina (-1,5 millones de toneladas) y Sudáfrica (-1 millón de toneladas).

La previsión para el comercio mundial de cereales en 2016/17 se ha incrementado en 2 millones de toneladas desde el mes pasado, hasta alcanzar los 367 millones de toneladas, a causa de las revisiones al alza de los volúmenes de trigo y maíz. En este nuevo nivel, el comercio mundial de cereales en 2016/17 sería casi 7 millones de toneladas (o un 1,8 %) inferior a la estimación correspondiente a 2015/16. La contracción en comparación con el año anterior refleja un descenso acusado del comercio mundial de cereales secundarios, previsto actualmente en 169 millones de toneladas, o sea, 7 millones de toneladas (o un 4 %) menos que en 2015/16, como consecuencia de una drástica reducción de las compras de cebada y sorgo por parte de China. Asimismo, se espera que el comercio mundial de maíz, situado en 130 millones de toneladas, descienda en comparación con la estimación de 2015/16, pero solo ligeramente, ya que la fuerte caída prevista de las importaciones de maíz por parte de la UE debería de compensarse con creces mediante el aumento de las importaciones por parte de los países de África austral afectados por la sequía. La previsión relativa al comercio mundial de trigo en 2016/17 (julio/junio) se sitúa actualmente en 154 millones de toneladas, es decir, un ligero aumento (del 0,7 %) en comparación con 2015/16, gran parte del cual refleja el incremento de las compras por parte de Marruecos tras el déficit de producción de este año. En otros lugares, se prevé que la mayoría de los países importe cantidades similares a las de 2015/16, y algunos de ellos incluso menos, sobre todo la República Islámica del Irán. El pronóstico inicial sobre el comercio mundial de arroz en el año civil 2017 se sitúa en torno a los 44,0 millones de toneladas, es decir, un ligero descenso en comparación con la previsión del mes pasado y un 2 % menos que la estimación actual para 2016. La contracción obedece a una expectativa de cosechas más abundantes en 2016 en Asia, lo cual probablemente frene las importaciones en la región, unidas a una reducción de las disponibilidades exportables en los principales orígenes.


Cuadros resumidos

Descargar el fichero completo

1/   Los datos sobre producción se refieren al primer año (civil) indicado. Por producción de arroz se entiende producción de arroz elaborado.
2/   Producción más existencias al inicio del ejercicio.
3/   Los datos sobre comercio se refieren a las exportaciones durante la campaña comercial, que va de julio a  junio en el caso del trigo y los cereales secundarios y de enero a diciembre en el caso del arroz (segundo año indicado).
4/   Puede no ser igual a la diferencia entre suministros y utilización debido a las diferencias en las campañas comerciales de los distintos países.
5/   Los cinco mayores exportadores de granos son la Argentina, Australia, el Canadá, la Unión Europea y los Estados Unidos; los mayores exportadores de arroz son la India, el Pakistán, Tailandia, los Estados Unidos y Viet Nam. Por  “desaparición” se entiende la utilización interna más las exportaciones para una campaña dada.