Una nueva asociación entre la FAO y el Fondo de Qatar para el Desarrollo se centra en la inseguridad alimentaria en Somalia

La aportación de Qatar de 1,7 millones de USD va dirigida a mejorar la producción agrícola y ganadera en pequeña escala mediante la acción preventiva resiliente al clima

Los pastores esperan que su ganado sea vacunado contra parásitos y otras enfermedades, cerca de la aldea de Bandar Beyla, Puntland, Somalia.

©FAO/Karel Prinsloo

24/11/2021

Roma/Doha - La labor dirigida a ayudar a las comunidades rurales vulnerables de Somalia a alcanzar la seguridad alimentaria y fomentar la resiliencia al cambio climático ha recibido impulso gracias a una nueva asociación entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo de Qatar para el Desarrollo, la institución pública de desarrollo.

Una aportación del Fondo de 1,7 millones de USD pondrá en marcha la asociación con la FAO que se firmó hoy. Las partes colaborarán para ayudar a mejorar la gestión y el acceso al agua y capacitarán a pequeños agricultores y pastores para hacer frente a las dificultades derivadas del cambio climático, así como para prevenir las condiciones meteorológicas extremas y reaccionar cuando surjan. Se estima que esta labor conjunta beneficiará a 78 050 hogares que agrupan a cerca de 468 300 personas. Se prestará especial atención a velar por la inclusión de los grupos de población pobre, vulnerable y marginada, en particular las mujeres y los jóvenes.

Somalia es muy vulnerable a las perturbaciones recurrentes, incluidas las sequías e inundaciones graves, y el cambio climático eleva la frecuencia y la intensidad de estos fenómenos. En combinación con una infraestructura hídrica que funciona mal y no está bien gestionada, los efectos son todavía más drásticos. Estas perturbaciones han provocado alteraciones constantes de los medios de vida, mayor vulnerabilidad y pobreza, lo cual ha desembocado en hambre y malnutrición agudas. 

Una serie de crisis que incluían la escasez de lluvias, una infestación de langostas del desierto, inundaciones localizadas, conflictos y la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) han empeorado las condiciones de las comunidades agrícolas y ganaderas locales. A raíz del efecto combinado de estas circunstancias, cerca de 3,5 millones de personas padecen actualmente altos niveles de inseguridad alimentaria aguda.

Con ocasión de la firma del acuerdo, Beth Bechdol, Directora General Adjunta de la FAO, dijo hoy: “La FAO acoge con satisfacción la voluntad del Estado de Qatar de prestar apoyo a las comunidades agrícolas vulnerables de Somalia. En el marco de esta primera asociación con el Fondo de Qatar para el Desarrollo, colaboraremos para salvaguardar y reforzar los medios de vida y ayudar a las familias a prevenir perturbaciones como sequías y enfermedades de animales aumentando y diversificando su producción alimentaria y protegiendo su ganado, fuente esencial de alimentos e ingresos”.

“Hoy nos reunimos todos aquí como testigos de la firma de este acuerdo de acción preventiva urgente. Confiamos en que la iniciativa respalde por adelantado a las comunidades agrícolas y ganaderas en situación de riesgo para reducir las amenazas dentro de estos grupos marginados. Además, el llamamiento a la acción preventiva contribuirá a ofrecer soluciones eficaces que, según se estima, ayudarán a 1 850 pequeños agricultores y responderán por adelantado a las emergencias relacionadas con los medios de vida agrícolas”, afirmó Misfer Al-Shahwani, Director General Adjunto de Proyectos del Fondo de Qatar para el Desarrollo.

La FAO, que cuenta con considerables conocimientos técnicos y experiencia en contextos humanitarios y de desarrollo, contribuye al sostenimiento de la paz y opera a escala mundial en todos los aspectos de la alimentación y la agricultura, la seguridad alimentaria y la nutrición para proteger los medios de vida de las poblaciones más vulnerables.

La presencia de la FAO en Somalia está muy arraigada. Su programa de emergencia y resiliencia salva vidas y medios de subsistencia facilitando a los hogares rurales vulnerables transferencias de efectivo para atender las necesidades alimentarias inmediatas. También suministra a las comunidades ganaderas pienso, agua y tratamientos suplementarios para el ganado que se necesitan imperiosamente. Además, la respuesta de la FAO en casos de emergencia aporta variedades de semillas resistentes a la sequía y riego suplementario para proteger los medios de vida de los hogares agrícolas de zonas rurales.

La ceremonia virtual de firma celebrada hoy sanciona un primer acuerdo entre la FAO y el Estado de Qatar a través de su rama humanitaria y dedicada al desarrollo, el Fondo de Qatar para el Desarrollo. El proyecto de Somalia se entiende como primera medida orientada a una futura colaboración más amplia entre la FAO y el Fondo, tanto en las esferas de la labor de emergencia y resiliencia como en otros ámbitos.

Contactos

Qingqing Wang Oficina de Prensa, FAO (+39) 06 570 51458 [email protected]

Oficina de Prensa, FAO (+39) 06 570 53625 [email protected]