Sobre la enfermedad

Índole de la enfermedad
La fiebre aftosa es una enfermedad viral muy contagiosa de los animales de pezuña hendida. Esta enfermedad se caracteriza por la formación de aftas (ampollas rellenas de líquido) y lesiones en la boca, la nariz, las tetillas y las patas. Aunque la enfermedad no es letal para los animales adultos, causa serias pérdidas de producción y es una limitación importante para el comercio internacional.

Clasificación
Enfermedad incluida en la lista A de la Oficina Internacional de Epizootias 

Especies susceptibles
Los animales de pezuña hendida (ungulados) son susceptibles a la fiebre aftosa. De las especies domésticas, los bovinos, los búfalos, los cerdos, las ovejas, las cabras y los venados son susceptibles. La fiebre aftosa no ataca a los caballos.

Dónde se presenta
La situación de la fiebre aftosa ha mejorado mucho en los últimos años, en particular en Europa y en algunos países del Asia sudoriental y de América del Sur. Con todo, la enfermedad sigue siendo endémica y tiene una frecuencia elevada en muchos países de África, el Oriente Medio, Asia y América del Sur. Europa, América del Norte y América Central, los países del Pacífico y el Caribe se han liberado de esta enfermedad.

También en el sitio web de AGA

Transboundary Animal Diseases: Foot-and-mouth