FAO index page AG index page
INICIATIVA DE POLÍTICAS PECUARIAS EN FAVOR DE LOS POBRES
Policy Briefs

Programas / Proyectos

 
Estadísticas del sector pecuario
La lechería en pequeña escala ante la globalización: el caso del Asia meridional

En el Asia meridional vive entre un tercio y la mitad de la población mundial, y los medios de subsistencia de muchas de estas personas dependen en parte de la producción de lácteos. Si bien el Asia meridional es una de las principales regiones productoras de leche del mundo -en 1998 la India fue el primer país productor de leche-, esta actividad sigue llevándose a cabo predominantemente en pequeña escala.

Los bajos costos de producción dan a los agricultores del Asia meridional competitividad mundial. Esto se aplica en particular al Pakistán y la India, mientras que en Bangladesh el total de los costos de producción de la leche son un poco superiores al precio comercial mundial. En particular, si en las fincas pequeñas se descuenta el costo de la mano de obra familiar (el costo de oportunidad de la mano de obra es muy bajo), las fincas lecheras del Asia meridional son muy competitivas en comparación con las de otras regiones. Es más, las fincas lecheras del Asia meridional tienen un gran potencial productivo que no se ha explotado todavía, y ofrecen la oportunidad de incrementar aún más la competitividad.

En el Asia meridional casi la totalidad de la leche se distribuye a través de canales comerciales paralelos, debido a que los consumidores están poco dispuestos a pagar los costos adicionales que representan la elaboración y envasado, así como por la falta de un mercado estructurado en las zonas alejadas y pobres. El predominio de la comercialización paralela no tiene que representar un obstáculo para el desarrollo del sector lechero. Los precios ofrecidos a los productores a veces son más elevados que en el sector organizado, y el suministro paralelo de pequeños créditos por los mediadores, aunque a elevadas tasas de interés, puede ser decisivo en zonas donde no hay servicios de crédito oficiales. Sin embargo, en los canales paralelos de comercialización todavía es necesario analizar sistemáticamente algunas cuestiones relacionadas con la calidad de la leche y la sanidad.

En América del Norte y Europa las fincas lecheras tienen costos de producción más elevados que en el Asia meridional, y para competir en el mercado mundial dependen de las exportaciones y de las subvenciones a la producción. Debido a la decisión de los gobiernos de los países de estas regiones de proteger sus sectores lecheros, éstos pueden representar una fuerte competencia cuando venden sus excedentes de producción en el mercado mundial. Con todo, dado que el exceso de producción en estos países se ha reducido mucho desde mediados del decenio de 1980 y como están menos dispuestos a vender sus excedentes de leche en el mercado mundial, este peligro está disminuyendo gradualmente Los productores de Oceanía y América Latina representan una competencia mayor ya que sus costos de producción son muy bajos. Pero incluso estas regiones es poco probable que satisfagan la demanda de productos lecheros, que crece vigorosamente, en el Asia meridional y el Asia sudoriental.

La producción lechera

En todo el mundo, la producción de leche oscila entre 960 y 10 000 kilogramos por vaca al año. Esta gran diferencia obedece a los distintos sistemas de producción, el potencial genético y la gestión agrícola. Sólo las fincas más grandes de la India, que están muy bien administradas y utilizan recursos genéticos europeos, logran una producción de leche de unos 4 000 kilos, igual que la producción lograda en los sistemas agrícolas de Nueva Zelandia, basados en los pastizales.

En el Asia meridional se observan dos interesantes tendencias y oportunidades de desarrollo: primero, los animales lactantes de las fincas pequeñas de Pakistán producen en torno al 40% más que los de las pequeñas fincas de la India y Bangladesh. Y segundo, los animales lecheros de las fincas "grandes" de Haryana, en la India, llegan a producir entre 70% y 100% más que los de las fincas grandes de Pakistán y Bangladesh.

Ingresos de la empresa lechera

Los precios de la leche oscilan desde 10 dólares EE UU por 100 kilogramos en Pakistán, hasta 29 dólares por 100 kilogramos en los Estados Unidos. En el Asia meridional, los productores de leche de Bangladesh obtienen los precios más altos por su leche: más de 23 dólares por cada 100 kilogramos, precio equivalente a 1,28 veces lo que obtienen los productores de Nueva Zelandia. Este precio elevado parece obedecer a la gran demanda de leche y al volumen relativamente reducido de la producción y consiguiente disponibilidad limitada.

Con algunas excepciones, las ganancias de la venta de ganado son más importantes para las pequeñas fincas que para las grandes. Los "otros ingresos", que incluyen la leche y el abono utilizado en la finca, son muy importantes para todas las fincas del Asia meridional, pero en particular para las pequeñas fincas lecheras.

Costo de la producción de leche

El costo de producción de la leche determina la competitividad a largo plazo de los productores de leche. La comparación de las fincas lecheras del Asia meridional con las de otras regiones revela que:

  • En todas las fincas pequeñas el principal componente de los costos son los costos de oportunidad de la mano de obra de la familia.
  • Los productores de leche de la India y Pakistán son más competitivos que los de Europa occidental (Alemania) y los Estados Unidos. La diferencia de costos es de más de 10 dólares por 100 kilogramos de leche.
  • Los pequeños productores del Asia meridional son más competitivos que sus homólogos de Polonia y, cabe suponer, que los de otros países de reciente ingreso a la Unión Europea.
  • Las fincas de tamaño promedio del Asia meridional tienen costos de producción más elevados (de un 20% a un 50%) que las fincas lecheras de Nueva Zelandia.
  • Las fincas lecheras grandes de Pakistán y la India tienen costos más bajos que las de Nueva Zelandia, y en el futuro pueden ser productores competitivos de leche en el mercado mundial, siempre que la cadena de los lácteos sea competitiva.
  • Las fincas de Bangladesh encontrarán dificultades para competir contra las importaciones del mercado mundial y de otros países del Asia meridional, como la India y Pakistán.

Recomendaciones

Teniendo en cuenta que la producción de leche en el Asia meridional, aunque sigue siendo casi en su totalidad en pequeña escala, es muy competitiva y que se prevé que la demanda regional de lácteos siga creciendo, se justifica plenamente que los países del Asia meridional promuevan la producción de leche en pequeña escala y, en caso de ser necesario, que protejan sus mercados de lácteos contra la competencia desleal y nociva.

Para mejorar aún más la productividad lechera y lograr que los productores de leche del Asia meridional puedan competir en el mercado internacional, es necesario fortalecer la organización de los productores para asegurar que sus intereses estén mejor representados en sus países. Además, una mejor gestión de la producción lechera permitiría obtener un considerable aumento de la productividad.

Como medida final, los gobiernos de los países del Asia meridional deberían recurrir a la aplicación de disposiciones especiales de protección, de acuerdo a lo que permite la OMC, a fin de proteger sus mercados de leche de las importaciones subvencionadas de la Unión Europea y América del Norte, y promover políticamente su aplicabilidad general para todos los países en desarrollo, a la vez que debería alentarse a los países desarrollados a eliminar gradualmente sus subvenciones a las exportaciones.


Descargar pdf | Volver a la lista | Inicio PPLPI
    « Todos los informes sobre políticas
DOCUMENTOS RELACIONADOS
ENLACES
RELACIONADOS

 Comentarios: Administrador del Sitio Web