FAO.org

Inicio > Portal para los Miembros de la FAO > Noticias > Detail
Portal para los Miembros de la FAO

Primer acuerdo de Cooperación Sur-Sur de Marruecos en apoyo a Guinea y otros países africanos

El Director General de la FAO y el Ministro de Agricultura y Pesca Marítima de Marruecos firman un acuerdo para apoyar la producción agrícola sostenible y la mejora de la gestión de los recursos naturales de Guinea.


11/07/2014

Sobre la base de los esfuerzos anteriores, el Reino de Marruecos ofrecerá asistencia técnica a la República de Guinea a través de un Acuerdo Tripartito de Cooperación Sur-Sur firmado hoy en la sede de la FAO por su Director General, José Graziano da Silva, el Ministro de Agricultura y Pesca Marítima de Marruecos, Aziz Akhannouch, y el Embajador y Representante Permanente de Guinea ante la FAO, Mamady Conde. 

El proyecto incluye el desarrollo de la agricultura de regadío, apoyo a la cadena de valor de la horticultura, y la creación de capacidad para el Ministerio de Agricultura de Guinea. Se trata de contribuir a los esfuerzos de este país en la lucha contra el hambre y la pobreza extrema.

“Este acuerdo marca otro capítulo en la cooperación entre la FAO y Marruecos”, dijo Graziano da Silva tras la ceremonia de la firma, que tuvo lugar en un evento organizado por el Gobierno de Marruecos para compartir el éxito de su estrategia agrícola nacional, el denominado “Plan Maroc Vert”. 

Esa estrategia, que promueve el crecimiento sostenible de la producción agrícola, es considerada el motor tras los logros de Marruecos sobre la meta del hambre del Primer Objetivo de Desarrollo del Milenio. 

El acuerdo de hoy pone en marcha el Acuerdo General sobre Cooperación Sur-Sur firmado en abril pasado entre Marruecos y la FAO. 

En su intervención, Graziano da Silva agradeció también la contribución del Credit Agricole du Maroc al Fondo Fiduciario de Marruecos para la Cooperación Sur-Sur de la FAO. Una característica innovadora en el acuerdo permite que tanto el sector público como el privado puedan realizar contribuciones al fondo fiduciario. 

“Creemos que promover la cooperación Sur-Sur puede contribuir en gran medida a reducir la desigualdad en los países africanos. No se trata de imponer un enfoque específico, sino de compartir el conocimiento, el saber hacer y la experiencia”, señaló Akhannouch en el evento. “En este marco –añadió-, encontraremos la base de una nueva solidaridad entre los países africanos”. 

El apoyo de Marruecos para la Cooperación Sur-Sur en agricultura y pesca se financiará a través de un fondo fiduciario establecido en abril. “Estamos haciendo que el acuerdo se ponga en marcha sólo dos meses después de su creación”, subrayó Graziano da Silva. 

A través del fondo, Marruecos contribuirá a la consecución de la seguridad alimentaria en los países de África apoyando la producción agrícola sostenible y la mejora de la gestión de los recursos naturales. 

“Queremos aprender de la experiencia de Marruecos y beneficiarnos de los conocimientos de la FAO”, indicó por su parte Mamady Conde. 

La asociación entre la FAO y el Reino de Marruecos también se extiende a otras áreas. “Mientras trabajamos juntos para apoyar a otros países a través de la Cooperación Sur-Sur, la FAO asiste también a Marruecos en su propio camino hacia el desarrollo sostenible”, explicó el Director General de la FAO. 

En este contexto y en el marco estratégico revisado de la FAO, la FAO está ultimando dos proyectos del Fondo del Programa de Cooperación Técnica que apoyarán los esfuerzos de Marruecos para promover el crecimiento azul y la adopción del Sistema de modelación para evaluar de los impactos del cambio climático en la agricultura (MOSAICC, por sus siglas en inglés). 

Graziano da Silva agradeció al ministro Akhannouch su “compromiso personal para fortalecer la asociación entre el Reino de Marruecos y la FAO”.

“Espero que podamos seguir trabajando en estrecha colaboración hacia nuestros objetivos comunes, en beneficio de la población de Marruecos y de la región”, añadió. 

Marruecos recibió hoy el reconocimiento de la FAO en un evento distinto por haber alcanzado la meta del hambre del primer Objetivo del Milenio de reducir a la mitad la proporción de su población que sufre subalimentación antes de la fecha límite de 2015.