Español || Français
      AQUASTAT Home        About AQUASTAT     FAO Water    Statistics at FAO

Featured products

Main Database
Dams
Global map of irrigation areas
Irrigation water use
Water and gender
Climate info tool
Institutions

Geographical entities

Countries, regions, river basins

Themes

Water resources
Water uses
Irrigation and drainage
Wastewater
Institutional framework
Other themes

Information type

Datasets
Publications
Summary tables
Maps and spatial data
Glossary

Info for the media

Did you know...?
Visualizations and infographics
SDG Target 6.4
KWIP
UNW Briefs
     
Costa Rica

Año: 2015 Fecha de revisión: -- Tipo de revisión: --

Informe regional: América del Sur, Centroamérica y Caribe

Formato d'impression:

Datos:

Presas:

H2O:
(Haga clic en el mapa para ver un mapa detallado)
Cláusula de exención de responsabilidad


Geografía, clima y población

Geografía

Costa Rica tiene una extensión de 51 100 km2, ubicada entre los 8° y 11° de latitud norte y los 82° y 85° de longitud oeste. Limita al norte con Nicaragua, al sureste con Panamá, al este con el Mar Caribe con un litoral de 212 km, y al sur y al oeste con el Océano Pacífico. La Isla del Coco (24 km2) en el Océano Pacífico forma parte de su territorio. Administrativamente, el país se divide en siete provincias – Guanacaste, Puntarenas, Alajuela, Heredia, Limón, Cartago y San José – y seis regiones de planificación – Central, Chorotega, Pacífico Central, Brunca, Huetar Atlántica y Huetar Norte.

El área total cultivable se estima del orden de los 3.4 millones de ha. En 2012, el área cultivada fue de 585 000 ha (245 000 ha de cultivos temporales y 340 000 ha de permanentes) (Tabla 1). En 2011, la superficie con actividad forestal fue de 2 627 000 ha (51 por ciento del total). El bosque sigue siendo la mayor cobertura predominante en el país, siendo el más abundante el bosque muy húmedo tropical.


La cordillera Guanacaste-Tilarán cruza del extremo noroeste al sureste, hasta la parte media del país. A partir de este punto se bifurca en un ramal hacia el este, donde se extiende la cordillera Central con sus volcanes Irazú y Poas, y otro ramal que continúa hacia el sureste hasta la frontera con Panamá, la cordillera de Talamanca. Entre ambas cordilleras se encuentra el Valle Central, asiento de las principales ciudades: la capital San José, Heredia, Alajuela y Cartago. En el noreste del país y bordeando la costa Atlántica se extienden llanuras húmedas y boscosas, mientras que en el extremo noroeste y suroeste se encuentran las Penínsulas de Nicoya y Osa, respectivamente. Entre ambas penínsulas, se localiza la franja costera del Pacífico, limitada al este por las cordilleras antes mencionadas.

Clima

El clima se define tropical húmedo entre los 0 y 600 m, subtropical húmedo entre los 600 y 1 600 m, y frío para zonas de mayor altitud. Está influenciado por los vientos alisios provenientes del Caribe, por los vientos monzónicos del Pacífico y por el relieve tan heterogéneo que tiene el país, de 0 a 3 431 m de altura, que determina sus variaciones regionales. Se han identificado dos regiones de precipitación, la vertiente del pacífico con una época seca y una lluviosa bien definidas, siendo la época lluviosa de mayo a octubre, y la vertiente del caribe con una época seca poco definida con precipitación de 100 a 200 mm y una época lluviosa entre mayo y febrero. Las temperaturas en el país oscilan entre los 18ºC y los 27ºC a lo largo de todo el año, en las distintas zonas del país. La precipitación anual oscila entre los 1 300 y los 7 500 mm.

Las características climáticas por regiones de planificación se resumen en la Tabla 2. Chorotega (Pacífico Norte), con una precipitación variable entre 1 400 y 2 500 mm/año, es la zona menos húmeda del país, con un período seco de hasta siete meses. En las regiones Central y Chorotega la distribución pluvial es bimodal con picos en junio y septiembre, con un descenso intermedio conocido como el veranillo.


Población

En 2013 la población total del país ascendía a 4 872 000 habitantes, de los cuales el 34 por ciento era población rural (Tabla 1). La densidad de población nacional es de 95 habitantes/km2, alcanzando sus valores máximos en el Valle Central, que abarca el centro de las provincias de San José, Cartago, Heredia y Alajuela. Durante el período 2003-2013, la población creció con una tasa promedio del 1.6 por ciento anual.

In 2012, el 97 por ciento de la población tenía acceso a fuentes mejoradas de agua potable (100 y 91 por ciento en áreas urbanas y rurales respectivamente). La instalación sanitaria mejorada abarca al 94 por ciento de la población (95 y 92 por ciento en áreas urbanas y rurales respectivamente). En el 2011 la proporción de hogares pobres alcanzó el 3 por ciento.

Economía, agricultura y seguridad alimentaria

En 2012, el Producto Interno Bruto (PIB) ascendía a 45 153 millones de $EE.UU. La contribución de la actividad agrícola al PIB ha bajado desde el 13 por ciento del total de la economía en 1991 al 9 por ciento en 2001 y 6 por ciento en 2011.

En 2013, la población total económicamente activa es de 2 239 000 habitantes o 46 por ciento de la población total del país. La población total económicamente activa en la agricultura es de 316 000 habitantes (14 por ciento de la población total económicamente activa) de los cuales el 14 por ciento son mujeres.

El país posee una productividad elevada, con una de las mayores producciones per cápita de alimentos en relación a la superficie de tierra arable per cápita de los países de la zona. El país se encuentra en el segundo lugar de mayor seguridad alimentaria en América Latina, solo le supera Uruguay, con un porcentaje de desnutrición de la población total de 4 por ciento (2004-2006) (IICA, 2012).

Las áreas agrícolas o dedicadas a la producción de cultivos no han variado significativamente en los últimos 60 años, pues han oscilado cerca del 10 por ciento; sin embargo, la ubicación y el tipo de cultivos a la que ha estado dedicada sí se ha modificado (Bertsch, 2006). La principal agricultura se produce en condiciones de secano.

Desde los años 1990, el país adoptó un modelo de agricultura en el que promueve la inversión hacia rubros más rentables y generadores de empleo, disminuyendo sistemáticamente las exportaciones y aumentando las importaciones. Por ello se debe importar granos básicos y carne y se disminuye el apoyo a la producción, exceptuando el arroz y los lácteos. A su vez, muchas de las áreas dedicadas al pastoreo han sido reforestadas o se han convertido en plantaciones forestales exóticas, debido a la baja productividad que tenían bajo ganadería. Las importaciones agroalimentarias representan alrededor del 8 por ciento del total y las de productos básicos que el país no o muy pocos produce, maíz amarillo, soya y trigo, solo el 3 por ciento del total (IICA, 2011).

Recursos hídricos

Recursos hídricos superficiales y subterráneos

Con un ancho territorial medio de 120 km, el país se divide longitudinalmente por un sistema de montañas a lo largo del país en dos vertientes hidrográficas: (i) la vertiente del Caribe, húmeda y lluviosa, sin déficit hídrico en todo el año, con una sub-vertiente norte (incluyendo las provincias de Alajuela y Heredia), que drena hacia el Río San Juan, río fronterizo con Nicaragua que luego tributa hacia el Mar Caribe; (ii) la vertiente del Océano Pacífico, más seca, con marcada disminución de caudales en el estiaje.

El territorio se divide en 34 cuencas principales, 17 por cada vertiente, con tamaños entre 207 km2 y 5 084 km2, siendo las del Caribe húmedas y lluviosas, con mayores volúmenes de escurrimiento por unidad de superficie y sin déficit hídrico en todo el año, y las del Pacífico Norte como cuencas relativamente “secas”, con marcada disminución de caudales en el estiaje. La cuenca hidrográfica más grande es la cuenca de Grande de Terraba en el sur del país con un área de 5 084 km2, cubriendo casi el 10 por ciento de la superficie total del país. Las diez cuencas más grandes, cada una con una superficie de cuenca mayor de 2  000 km2, cubren casi el 60 por ciento del país. Temporalmente, los escurrimientos se concentran en las temporadas lluviosas de cada región y cuenca. Los meses con menor disponibilidad son los de diciembre a abril y los de mayor disponibilidad de agosto a octubre.

El balance hídrico realizado en 1995, y calculado en base a datos del período 1974-1994, que se muestra en la Tabla 3 y Tabla 4, estima los aportes medios anuales procedentes de la precipitación en 167.2 km3, de los cuales 113.0 km3 constituyen los recursos hídricos renovables internos (RHRI) y 54.7 km3 son pérdidas de evapotranspiración. No hay un caudal de entrada proveniente de otros países vecinos. Las salidas hacia otros países se estiman en 9.655 km3/año, de las cuales 6.95 km3/año a Nicaragua a través de la Cuenca del río San Juan y 2.705 km3/año a través del río Sixaola (5.409/2) que se convierte en frontera con Panamá.




En los últimos diez años se ha iniciado un proceso de investigación para el conocimiento de los diversos acuíferos del país, no obstante, todavía se tiene poco conocimiento de los mismos. Los acuíferos se pueden clasificar por su origen y ubicación geográfica en (Arias, 2009):

  • Acuíferos en llanuras aluviales del Pacífico y Atlántico: en las faldas de las cordilleras de Guanacaste, Central y de Talamanca.
  • Acuíferos en cuencas intermontañas de las cordilleras Volcánica Central y de Guanacaste: los más importantes para el abastecimiento público de San José y de las principales ciudades del interior del país.
  • Acuíferos de baja producción en rocas sedimentarias y volcánicas del Terciario: producciones bajas, pero cumplen una importante función para el abastecimiento público de pequeñas poblaciones en todo el país.
  • Acuíferos costeros desarrollados en más de treinta microcuencas de tipo aluvional: abastecen de agua a las principales localidades costeras (Arias, 2009).

Lagos, embalses y humedales

Los embalses construidos tienen prioritariamente propósitos hidroeléctricos. El 65 por ciento de la electricidad es producida por la generación hidroeléctrica, ejecutada por cinco empresas de servicio público y 32 generadores privados. De estos proyectos, doce cuentan con un embalse artificial, dotando al país de una capacidad total de almacenamiento de 1 997 millones de m3 en 2011. El mayor de ellos es el Lago Arenal (1 991 millones de m3 de capacidad útil), le siguen Cachí (36 millones de m3), Pirris (30 millones de m3), Angostura (11 millones de m3) y Sandillal (5 millones de m3). Los embalses aprovechan el agua exclusivamente para la generación de energía, con excepción del Lago Arenal y Embalse Sandillal, ambos del Proyecto ARCOSA, los cuales aprovechan el agua en tres proyectos hidroeléctricos en cascada y luego es utilizada en el Distrito de Riego Arenal Tempisque (DRAT); el embalse Angostura, cuyo uso principal es la generación eléctrica, pero también se aprovecha para el riego; y el embalse El Llano en río Macho, construido para generación eléctrica y como segundo propósito para abastecimiento para consumo humano. Los embalses de mayor volumen son de regulación anual (Arenal y Cachí), o semanal (Angostura), pero todos los demás son de regulación diaria (ICE, 2012).

Existen cerca de 350 humedales que cubren aproximadamente el 7 por ciento del territorio nacional, de los cuales 12 se han identificado como Sitios Ramsar con una extensión total de 569 742 ha, aunque por la presión en los cambios de uso de la tierra, se encuentran seriamente amenazados (Ramsar, 2012).

Asuntos internacionales relativos al agua

Costa Rica comparte con los dos países vecinos, Nicaragua y Panamá, una cuenca transfronteriza, la cuenca del río San Juan y la cuenca del río Sixaola, respectivamente. Con ambas se han tenido experiencias diversas de conflictos con el país vecino del norte y de cooperación, con el país vecino del Sur.

En 1858 se suscribió el Tratado de Cañas-Jerez, en el que Nicaragua y Costa Rica acordaron el límite entre ambas naciones. El Tratado otorgaba a Nicaragua la soberanía sobre el cauce del río San Juan y reconocía a Costa Rica derechos de navegación con fines comerciales, con algunas restricciones, como la prohibición de navegar con buques de guerra. Estas condiciones fueron posteriormente ratificadas por los laudos Cleveland (1888) y Alexander (1897). En 1998 y 2005 se produjeron varios incidentes bilaterales por la interpretación contradictoria que ambos gobiernos hacían del Tratado. En 2009, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) establece que aunque Nicaragua mantenía la plena soberanía sobre las aguas del río San Juan, Costa Rica gozaba de pleno derecho de navegación con fines comerciales, transporte de pasajeros y turistas en los 140 km del cauce fluvial en los que el río transcurre en la frontera entre ambos países. En 2010 Nicaragua inicia un proyecto de dragado del Río San Juan, que genera otro conflicto denunciado en otros espacios como la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Costa Rica sólo tiene cuencas compartidas con Panamá en los ríos Sixaola y Teribe. La cuenca binacional del río Sixaola, con 2 706 km2, ha sido objeto de planificación y programas para su uso sostenible. Esta cuenca tiene importancia principalmente en términos ambientales porque se ubica en los límites del Parque Internacional La Amistad, declarado sitio de Patrimonio Mundial por la UNESCO y forma parte del Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño. Se han gestionado proyectos de gestión integrada de ecosistemas en esta cuenca de forma binacional, quizás el más importante el financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 3.5 millones de $EE.UU. para la gestión integrada de ecosistemas de la cuenca Binacional del río Sixaola. En general, la cuenca binacional ha sido un espacio de cooperación y no de conflicto.

Uso del agua

La extracción hídrica total nacional para el 2013 alcanzó los 2.35 km3, destacando el sector agrícola con una extracción de 1.33 km3, equivalente al 57 por ciento del total de las extracciones, del cual 1.11 km3 corresponden al riego y 0.22 km3 al sector ganadero. Las extracciones para el sector municipal alcanzaron los 0.76 km3, o el 32 por ciento del total, y las extracciones para el sector industrial alcanzaron los 0.26 km3, o el 11 por ciento del total (Tabla 5 y Figura 1).




Del volumen total extraído 1.554 km3 o el 66.2 por ciento viene de fuentes superficiales, 0.793 km3 o el 33.8 por ciento viene de fuentes subterráneas y 0.003 km3 o el 0.1 por ciento viene de agua desalinizada (Figura 2).


Riego y drenaje

Evolución del desarrollo del riego

La superficie potencial de riego en base a la clase de suelos, disponibilidad de agua e índice del déficit de humedad se calcula en 430 000 ha.

El riego se inició en Costa Rica principalmente para el arroz, la caña de azúcar y los pastos en el Pacífico Norte del país y la producción de granos básicos en la Meseta Central. El mayor impulso en el sector privado se dio a partir de 1950 incrementándose el riego en el Pacífico Norte y el drenaje en la costa Atlántica, existiendo un total de 21 225 ha bajo riego en 1955. El estado inició actividades con fines de riego en 1975 con el Proyecto de Riego Arenal-Tempisque (PRAT). Las áreas regadas en el país en 1997 sumaban 103 084 ha, constituidas por 61 700 ha de riego privado y 41 384 ha de riego público.

En 2013, la superficie equipada para el riego es de 101 500 ha, de las cuales 86 275 ha o el 85 por ciento utiliza riego por superficie, 10 150 ha o el 10 por ciento utiliza riego por aspersión y 5 075 ha o el 5 por ciento utiliza riego localizado (Tabla 6 y Figura 3). El riego por superficie se utiliza frecuentemente para el arroz, pastos y caña de azúcar, mientras que el riego por aspersión o localizado se encuentra con café, papa, hortalizas y frutas.





Según el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA), se calcula que del total de la superficie con riego en el país, el 31 por ciento corresponde a sistemas de riego público y el 69 por ciento a sistemas de riego privado.

La superficie con infraestructura de riego que ha sido construido con recursos del estado es de 31 351 ha. El único proyecto de riego categorizado como grande en el país es el Distrito de Riego Arenal Tempisque (DRAT), construido y administrado por el SENARA. Este proyecto se ha desarrollado por etapas aprovechando el trasvase de las aguas del Lago Arenal hacia la vertiente Pacífica (provincia de Guanacaste) y cuenta con una superficie con servicio de riego de 27 918 ha, de las cuales 714 ha están dedicadas a la piscicultura. En este proyecto se benefician 991 usuarios, dedicados principalmente al cultivo de caña de azúcar para la producción de biogás, cultivos de arroz y para acuicultura de tilapia para exportación. Está por iniciar la ampliación del canal del sur, como una IV etapa del proyecto, con 8 806 ha más, que beneficiará 125 familias más.

SENARA maneja también el Programa Pequeñas Áreas de Riego y Drenaje (PARD), cuyas inversiones las ejecuta fuera del distrito de riego en todo el territorio nacional. Con el PARD se ha beneficiado a 76 Sociedades de Usuarios en pequeñas áreas, con una superficie de 3 433 ha de riego en drenaje, beneficiando a 3 430 familias (SENARA, 2013).

Las fuentes de agua para el riego son predominantemente superficiales, correspondientes a 94 por ciento de la superficie equipada para el riego, no obstante ha habido un aumento gradual en los últimos años de utilización de fuentes subterráneas por bombeo, principalmente para la zona del Pacífico Norte, alcanzando el 6 por ciento de la superficie (Figura 4).


De la superficie total con infraestructura para el riego, 43 600 ha o el 43 por ciento son explotaciones pequeñas (0-10 ha), 46 700 ha o el 46 por ciento son explotaciones pequeñas (10-50 ha) y 11 200 ha o el 11 por ciento son explotaciones grandes (> 50 ha) (Figura 5).


El papel del riego en la producción agrícola, la economía y la sociedad

La superficie total cosechada de cultivos con infraestructura para el riego asciende a 101 500 ha en 2013, de las cuales los más importantes son el arroz con 61 326 ha (60 por ciento del total), la caña de azúcar con 17 678 ha (17 por ciento) y los frutales con 15 196 ha (15 por ciento) (Tabla 6 y Figura 6).


En 2013, el costo medio del desarrollo de explotaciones con riego por superficie es de 800 $EE.UU./ha, de riego por aspersión de 1 000 $EE.UU./ha, y de riego localizado de 1 200 $EE.UU./ha. El costo medio anual de operación y mantenimiento de explotaciones con riego por superficie es de 150 $EE.UU./ha, de riego por aspersión de 160 $EE.UU./ha y de riego localizado de 385 $EE.UU./ha. Por último, el costo medio de la rehabilitación de explotaciones con riego por superficie es de 300 $EE.UU./ha.

La mujer y el riego

En Costa Rica, las mujeres han participado en la construcción de acueductos rurales, pero una vez finalizada esta tarea es notable su ausencia en la administración de esos acueductos. Se observa de esta manera que muchas veces las mujeres son instrumentalizadas para alcanzar mayor eficiencia en el cumplimiento de los objetivos de los proyectos de infraestructura, sin considerar sus intereses y necesidades asociadas a los procesos de decisiones que afectan su calidad de vida. En esta dirección, resulta importante potenciar la participación de las mujeres en las juntas de agua y los comités de usuarios como canales de información, opinión, acción, decisión y educación (CEPAL and Rico, 1998).

Estado y evolución de los sistemas de drenaje

El área con problemas de drenaje en el país se estima en 300 000 ha, en su mayoría ubicadas en la región del Caribe (tierras planas, nivel freático alto, áreas inundables en temporada de lluvias). La superficie drenada para evitar encharcamiento y salinización del suelo construido con fondos públicos por el SENARA es de 26 579 ha. Drenajes construido con fondos privados principalmente para el cultivo de banano, plátano y palma aceitera, cubre una superficie cercana a 53 974 ha. Por lo tanto, en total se estima una superficie de 80 553 ha drenada (Tabla 6).

Gestión del agua, políticas y legislación relativas al uso del agua en la agricultura

Instituciones

Más de 15 instituciones gubernamentales tienen competencia en la gestión de las aguas entre las que se encuentran:

  • Ministerio de Ambiente, Energía, Aguas y Mares (MINAEM): responsable de la rectoría en materia de aguas. Cuenta con la Dirección de Aguas que es responsable de las concesiones y autorizaciones de aprovechamiento de aguas superficiales y subterráneas, del registro de aprovechamiento de aguas, del canon de aprovechamiento y de vertidos, de velar por la calidad de las aguas superficiales, y de resolver conflictos por el agua, entre otros.
  • Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG): cuenta con el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA), responsable en el servicio público de riego y drenaje.
  • Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA): responsable del agua potable, alcantarillados y saneamiento urbano y rural, conservación de cuencas y control de contaminación.
  • Instituto Costarricense de Electricidad (ICE): responsable de la generación hidroeléctrica, manejo de información hidrológica, protección de cuencas, fuentes y cauces.
  • Ministerio de Salud: responsable de la calidad del agua para consumo humano y saneamiento.
  • diversas entidades autónomas.
  • gobiernos locales

Gestión del agua

El SENARA es responsable del Programa de Gestión Integrada de Recursos Hídricos (PROGIRH) financiado por medio de un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el cual va dirigido a contribuir en la gestión integrada de los recursos hídricos. Su ejecución está incluida en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2011-2014 del país. El impacto de este programa incluye los tres ámbitos sustantivos de la gestión institucional: investigación hidrogeológica, riego, drenaje y protección contra inundaciones.

El SENARA construyó, da mantenimiento y opera por completo el Distrito de Riego Arenal Tempisque (DRAT). El resto de sistemas de riego, fuera del DRAT son operados y mantenidos por las Sociedades de Usuarios Agropecuarios (SUA), figuras creadas por Ley de Aguas de 1942 con personalidad jurídica, cuyos miembros pueden ser propietarios o arrendatarios de tierras. Las SUA tienen como función el aprovechamiento colectivo de las aguas públicas, la construcción de obras para riego, fuerza motriz, abrevaderos y cualquier otro uso de las aguas. Actualmente existen 76 SUA, quienes plantean sus requerimientos a los Consejos Regionales Sectoriales Agropecuarios. Posteriormente el SENARA realiza la pre-inversión, que incluye el perfil de proyecto y el estudio de factibilidad. La construcción de la obra principal del sistema de riego es una inversión pública donada a los beneficiarios. Los propietarios de los terrenos beneficiarios, pagan la obra parcelaria, asumen el costo del mantenimiento y pagan el riego dentro de la finca.

Financiación

El aprovechamiento de agua superficial y subterránea se realiza por medio de concesiones y permisos de agua asignados por la Dirección de Aguas del MINAEM. Esta Dirección cobra un canon de aprovechamiento de agua por caudal concesionado y un canon de vertidos.

La construcción del DRAT se realizó con tres préstamos de 60 millones de $EE.UU. con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), préstamo del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y aporte de la empresa privada. Está por iniciar la IV etapa del proyecto con un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 15 millones de $EE.UU. La recuperación de los costes es vía tarifas a los usuarios. Se cobra por área irrigada, no por volumen.

Políticas y legislación

La Constitución de la República reconoce las aguas y sus cauces como bienes de dominio público inalienables y de completo dominio del Estado. La Ley Orgánica del Ambiente obliga los estudios de impacto ambiental en proyectos de recursos hídricos continentales y marítimos, y en proyectos de riego mayores de 2 500 ha. La Ley de Aguas No. 276, vigente desde 1942, regula el dominio, uso y aprovechamiento de las aguas, siendo objeto de estudio para su actualización y modernización. El Código de Minería establece que todas las aguas son públicas; y la Ley General de Salud No. 5 395 regula la calidad de las aguas. El marco regulatorio se complementa con leyes constitutivas de las entidades públicas, a quienes confiere autoridad asociada a sus funciones y atribuciones. La política nacional de riego y drenaje es débil.

Medio ambiente y salud

Los cuerpos de aguas superficiales en general se encuentran contaminados. Solo en las partes altas de las cuencas hidrográficas, se encuentran con ligera o sin contaminación alguna. Esto está causado por el vertido de fuentes puntuales de aguas negras y residuales de las actividades domésticas, comerciales, industriales y pecuarias, y por fuentes difusas causadas por el escurrimiento de las aguas de la actividad agrícola, el pastoreo y de las mismas ciudades. Las cuencas más contaminadas son las de los ríos Grande de Tárcoles y Grande de Terraba, cuyas descargas afectan también las aguas marítimas del Golfo de Nicoya.

En los últimos años se ha visto un aumento en la incidencia de enfermedades relacionadas con el agua. La salud de un alto porcentaje de la población costarricense está amenazada por la calidad del agua para consumo humano que llega a sus hogares y por la ausencia de sistemas adecuados de saneamiento ambiental. En el año 2012, se tuvo 315 948 personas con enfermedades transmitidas por el agua, entre estas la Enfermedad Diarreica Aguda (EDA) es la de mayor incidencia con 299 593 personas afectadas en el 2012 (Ministerio de Salud, 2013).

El Tribunal Ambiental Administrativo (TAA) en el período comprendido entre el 2002 y 2010, tramitó 1 200 denuncias, relacionadas con la contaminación de las aguas, afectación de manantiales y humedales, temor a la sobre-explotación de acuíferos, disminución del caudal aprovechado aguas abajo de la cuenca, construcción de proyectos hidroeléctricos (Programa Estado de La Nación, 2011).

Tendencias en la gestión de los recursos hídricos en la agricultura

El SENARA cuenta con un Plan de inversión para el período 2012-2016. Los proyectos de inversión van dirigidos a la investigación hidrológica, reconstrucción y desarrollo del DRAT, nuevas y mejoradas áreas de riego, nuevas y rehabilitadas áreas de drenaje, protección contra inundaciones y fortalecimiento organizacional. Todos los proyectos de riego construidos por SENARA, son posteriormente entregados a los usuarios para su administración y mantenimiento, con excepción del DRAT.

Se cuenta con proyecciones de demanda de agua hasta el 2030 donde el aprovechamiento de agua para riego será el de mayor consumo seguido por el uso industrial y el térmico y por último el municipal.

Principales fuentes de información

Arias. 2009. Las aguas subterráneas en Costa Rica. Novedades de ALHSUD (Asociación Latinoamericana de Hidrología Subterránea para el Desarrollo). Año VII -Boletín Informativo N° 27.

Bertsch. 2006. El recurso tierra en Costa Rica. Agronomía costarricense 30(1): 133-156.

CEPAL, Rico M.N. 1998. Las mujeres en los procesos asociados al agua en América Latina. Estado de situación, propuestas de investigación y de políticas.

Contraloría General de la República. 2013. Informe acerca de la eficacia del Estado para garantizar la calidad del agua en sus diferentes usos. División de Fiscalización Operativa y Evaluativa. Informe Nro. DFOE-AE-IF-01-2013 74 p.

Estado de la Nación. 2010. Programa estado de la nación. San José, Costa Rica.

FUNDECOR. 2006. Evaluación de uso del suelo, la gobernanza, la política y el marco legal para la reducción de emisiones de deforestación y degradación del bosque en Costa Rica. Informe Final Estudio Uso del Suelo. Fundación Fondo Nacional de Financiamiento Forestal. San José, Costa Rica. 48 p.

ICE. 2012. Plan de expansión de la generación eléctrica. Período 2012-2024. Instituto Costarricense de Electricidad. San José, Costa Rica. 114 p.

IICA-Costa Rica. 2006. Inventario sobre las principales normativas, orientaciones institucionales, políticas, programas y proyectos relacionados con el medio rural del país. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura-Costa Rica. San José, CR. 109 p.

IICA. 2011. La agricultura de Costa Rica: situación al 2010, su evolución y prospectiva. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura. San José, Costa Rica. 62 p.

IICA. 2012. Situación de la seguridad alimentaria en las Américas: documento para alimentar el diálogo de la 42ª. Asamblea General de la Organización de Estados Americanos. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura. San José, Costa Rica. 42 p.

Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. 2012. X Censo nacional de población y VI de vivienda 2011. Resultados Generales. 1 ed. San José, Costa Rica. 140 p.

Instituto Meteorológico Nacional y Comité Regional de Recursos Hidráulicos. 2008. Cambio climático. Segunda comunicación nacional. Clima, variabilidad y cambio climático en Costa Rica. San José, Costa Rica. 75 p.

MAG. 2012. Memoria anual 2011. Ministerio de Agricultura y Ganadería. San José, Costa Rica. 25 p.

MINAE. 2004. Plan nacional de manejo integral de recurso hídrico. Informe de diagnóstico. Primera etapa del plan de manejo integral del recurso hídrico: la estrategia nacional para el MIRH. (ATN/WP - 8467-CR). Ministerio de Ambiente y Energía. San José, Costa Rica. 147p.

MINAE, BID e IMTA. 2008. Elaboración de balances hídricos por cuencas hidrográficas y propuesta de modernización de las redes de medición en Costa Rica. Balances hídricos mensuales oferta y demanda. Informe final. Ministerio de Ambiente y Energía, Banco Interamericano de Desarrollo e Instituto Mexicano de Tecnología del Agua. San José, Costa Rica. 172 p.

Ministerio de Salud. 2013. Reporte colectivo de enfermedades de declaración obligatoria. Base colectivo de enfermedades. Dirección Vigilancia de la Salud. San José, Costa Rica. Archivo en Excel.

Programa Estado de la Nación. 2011. XVII Informe estado de la nación en desarrollo humano sostenible. Programa Estado de la Nación. San José, Costa Rica. 317 p.

Ramsar. 2012. Ramsar sites in order of their addition to the Ramsar List of Wetlands of International Importance.

SENARA. 2012. Plan de inversión institucional 2012-2016. Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento. Dirección Planificación Institucional. San José, Costa Rica. 30 p.

SENARA, SEPSA & INTA. 2012. Costa Rica. Documento País: Política Nacional de Riego y Drenaje. Programa de Cooperación IICA-MX-CA y RD. Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento, Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria e Instituto Nacional de Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria. San José, Costa Rica. 31 p.

SENARA. 2013. Copia de base histórica de datos riego drenaje 2013. Registro de proyectos de riego y registro de proyectos de drenaje construidos por región. Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento. Oficina de Planificación. Archivo en Excel. San José, Costa Rica.

SINAC. 2007. Propuesta de ordenamiento territorial para la conservación de la biodiversidad de Costa Rica: Vol. 1. Análisis de vacíos en la representatividad e integridad de la biodiversidad terrestre. Sistema Nacional de Áreas de Conservación-MINAE. 1 ed. San José, Costa Rica. 104 p.

SINAC-MINAE, UICN y Embajada Real de los Países Bajos. 1997. Inventario de los humedales de Costa Rica. San José, Costa Rica. 416 p. Sistema Nacional de Áreas de Conservación, Ministerio del Ambiente y Energía, y Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

     
   
   
       
arrow Printer friendly version
     

^ go to top ^

       Quote as: FAO. 2016. AQUASTAT website. Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO). Website accessed on [yyyy/mm/dd].
      © FAO, 2016   |   Questions or feedback?    aquastat@fao.org
       Your access to AQUASTAT and use of any of its information or data is subject to the terms and conditions laid down in the User Agreement.