Español || Français
      AQUASTAT Home        About AQUASTAT     FAO Water    Statistics at FAO

Featured products

Main Database
Dams
Global map of irrigation areas
Irrigation water use
Water and gender
Climate info tool
Institutions

Geographical entities

Countries, regions, river basins

Themes

Water resources
Water uses
Irrigation and drainage
Wastewater
Institutional framework
Other themes

Information type

Datasets
Publications
Summary tables
Maps and spatial data
Glossary

Info for the media

Did you know...?
Visualizations and infographics
SDG Target 6.4
KWIP
UNW Briefs
     

Read the full profile

Venezuela (Bolivarian Republic of)

Medio ambiente y salud

La calidad de las aguas varía según la vertiente:

  • Vertiente Caribeña: Las principales ciudades y actividades económicas del país se ubican en esta vertiente y la mayoría de sus efluentes se vierten directamente a los cursos de agua. Los ríos Chama, Aguas Calientes, Guaire, Unare, Neverí, Manzanares y Guarapiche, transportan importantes cantidades de contaminantes orgánicos, inorgánicos y tóxicos hacia el lago de Maracaibo o directamente al mar Caribe, deteriorándose la calidad del recurso hídrico. Las actividades petroleras, petroquímicas y actividades conexas, son también causantes de graves problemas de contaminación.
  • Vertiente Atlántica: La contaminación está asociada a las aguas servidas sin tratamiento previo. Situaciones particulares se presentan en el Alto Apure, donde el río Uribante, a través de afluentes como el río Torbes, recibe las aguas servidas de San Cristóbal y pueblos vecinos y las aguas residuales de industrias artesanales. La naciente del río Cuyuní, está afectada por la deforestación y fragmentación de los bosques a causa de la minería ilegal. Ello origina un aumento en la cantidad de sedimentos y en la concentración en cantidades peligrosas de mercurio en agua y suelos. Un comportamiento similar se puede observar en las cuencas de los ríos Caura, Paragua, Parguaza, Cuchivero y Suapure.
  • Vertiente Amazónica: Se presume que pueda ser un área con un grado entre medio y bajo de afectación ambiental a los cursos de agua, siendo las actividades minera y de explotación de los recursos naturales, las que más estarían impactando a la región.

La salinización del suelo se está manifestándose de una manera creciente en las zonas donde se produce intrusión, donde las condiciones naturales acentúan el problema o donde se hace un mal manejo del suelo. La superficie con problemas de salinidad asociados a niveles freáticos altos por causas naturales o motivadas por malas prácticas en el manejo del riego no es significativa y se corresponde con pequeñas zonas aisladas con características de clima árido, ubicadas en los estados de Zulia y Falcón.

La degradación por sodificación del suelo (agricultura bajo riego) se localiza en los llanos centrales y occidentales (cultivo de arroz y pastos cultivados). También se presentan en áreas de riego, depresiones y afloramientos arcillosos de suelos erosionados, al norte de los llanos centro-orientales y en zonas subhúmedas al sur del lago Maracaibo.

Según datos recientes, los problemas de compactación de los suelos se están presentando en las áreas planas y bajas, no inundables, de los llanos altos occidentales y en las masas orientales. Son consecuencia de la incorporación de estas tierras al desarrollo agrícola.

Los suelos con graves problemas de erosión, que antes se concentraban en las zonas altas de los Andes, se localizan hoy en las partes bajas de la cordillera; sobre todo en las cuencas de los ríos Chama, Motatán, Uribante, Santo Domingo, Masparro, Boconó, Guanare y Acarigua y en la región centro-occidental (cuenca del Tocuyo). Problemas de erosión moderada se observan en áreas de altas pendientes de la cordillera de la costa en sentido oeste-este y, en menor grado, en la Sierra de Perijá.

En el país se detectan con cierta alerta epidemiológica tanto casos de enfermedades transmitidas por el agua como de infecciones transmitidas por vectores insectos u otros animales, que se crían y viven cerca de aguas contaminadas y no contaminadas. En el primer grupo las más notables son las enfermedades diarreicas y las hepatitis prevalecientes en las zonas marginales de las ciudades y el área rural por el inadecuado tratamiento de las aguas servidas y por las deficiencias de los servicios de evacuación de desechos o carestía de acceso a agua potable. Entre las enfermedades de origen vectorial relacionadas con el agua tienen significación en el país paludismo, fiebre amarilla y el dengue. En 1995, se diagnosticaron 22 056 casos de malaria, siendo los Estados Federales de Amazonas (2 729), Bolívar (10 002), Sucre (3 777) y Táchira (1 254), los más afectados.

Cada vez más se encuentran en los suministros de agua dulce residuos de productos químicos para la agricultura, fertilizantes, plaguicidas y desechos industriales. Esos productos químicos, aun en bajas concentraciones, con el tiempo se acumulan y causan enfermedades crónicas como cánceres, alergias y dermatitis. En Venezuela se detectan casos de intoxicación por pesticidas en las zonas productoras de cereales, hortalizas para la agroindustria y hortalizas para el consumo fresco en los estados Portuguesa, Guárico, Lara y Mérida ocasionados por malas prácticas agrícolas como el uso irracional de pesticidas, y las sobredosis aplicadas de fertilizantes o pesticidas en los sistemas de producción.

     
   
   
             

^ go to top ^

       Quote as: FAO. 2016. AQUASTAT website. Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO). Website accessed on [yyyy/mm/dd].
      © FAO, 2016   |   Questions or feedback?    [email protected]
       Your access to AQUASTAT and use of any of its information or data is subject to the terms and conditions laid down in the User Agreement.