FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Panamá > Noticias > Detail
FAO en Panamá

Una nueva herramienta tecnológica ayudará a vigilar enfermedades animales en Mesoamérica

07/12/2017

 

 

• Con el apoyo de FAO y OIRSA se impulsa la adopción de una nueva herramienta digital para fortalecer la capacidad de respuesta ante riesgos y enfermedades animales

• Nicaragua y Panamá son pioneros en la implementación de esta tecnología en Mesoamérica

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó ayer una herramienta para la optimización de la vigilancia epidemiológica de enfermedades animales en los países mesoamericanos.

La herramienta Tecnología de la Información y la Comunicación para la Sanidad Animal, TICSAN, permite registrar en tiempo real a través de un teléfono móvil y un sitio web los datos recolectados durante la vigilancia epidemiológica de enfermedades animales y posteriormente, pueden ser consultados y analizados en orden y de acuerdo a los factores que se especifiquen.

“La diversidad de amenazas sanitarias que enfrentan los servicios veterinarios nos obliga a fortalecer la visión regional, contar con mecanismos de coordinación y respuesta, armonización de medidas sanitarias vinculantes y sistemas de rastreabilidad confiables, y la articulación de todos los actores involucrados”, destacó el viceministro de Desarrollo Agropecuario de Panamá, Esteban Girón.

Luis Espinoza, Director Regional de Salud Animal de OIRSA, explicó que la implementación de las nuevas tecnologías de la comunicación en la vigilancia epidemiológica favorece la capacidad de respuesta oportuna e informada de los servicios veterinarios ante posibles amenazas sanitarias y la adecuada asignación de recursos para la erradicación de enfermedades.

La herramienta TICSAN fue desarrollada por la FAO y será socializada en los países de Centroamérica y la República Dominicana a través del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA).

“El fortalecimiento de la capacidad institucional y las herramientas tecnológicas para la sanidad animal facilita la coordinación regional para prevenir y mitigar el impacto de estas enfermedades a través de sistemas de alerta temprana, prevención de emergencias, detección rápida y respuesta efectiva para reducir su impacto en la seguridad alimentaria y el comercio regional”, agregó el viceministro.

Nicaragua y Panamá son los primeros países de la región en desarrollar un proyecto piloto de implementación de la herramienta.

La aplicación permite la recolección de datos aún sin conectividad, genera un seguimiento continuo sobre las enfermedades animales y sus cambios como consecuencia del cambio climático y su propagación transfronteriza, y puede ser utilizada, previo registro y autorización, por productores, sector privado, autoridades y laboratorios.

“Los progresos en las tecnologías de la información se convierten en un complemento muy valioso para las tareas de vigilancia epidemiológica ya que evitan la duplicidad y dispersión de la información; facilitan su organización, procesamiento, consulta y análisis; y contribuyen a disminuir el error humano en la captación y análisis de la información”, añadió Enrique Samudio, Especialista de FAO en Gestión de Riesgos en Sanidad Agropecuaria.