FAO.org

Inicio > Publicaciones > sofa > El estado mundial de la agricultura y la alimentación

La ganadería a examen

El ganado representa el 40 % del valor mundial de la producción agrícola y supone un apoyo a los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria de casi mil millones de personas. El rápido aumento de los ingresos y la urbanización, combinado con el crecimiento subyacente de la población, es el motor de la demanda de carne y otros productos animales en numerosos países en desarrollo.

Estos cambios y la velocidad con la que se producen han provocado riesgos sistémicos para los medios de vida, la salud humana y animal y el medio ambiente. Para hacer frente a los desafíos y las dificultades que presenta el siglo XXI, el sector pecuario necesita instituciones adecuadas, investigación, intervenciones de desarrollo y una gobernanza que reflejen la diversidad dentro del sector y las múltiples demandas que se le plantean.

Acerca de la colección

El estado mundial de la agricultura y la alimentación, la principal publicación anual de la FAO, tiene como objetivo hacer llegar a una audiencia amplia evaluaciones de base científica equilibradas de cuestiones importantes pertenecientes al ámbito de la alimentación y la agricultura. Cada edición del informe incluye un panorama exhaustivo, aunque fácilmente accesible, de un tema concreto de gran importancia para el desarrollo rural y agrícola y para la seguridad alimentaria mundial. Este análisis se complementa con una visión general sintética de la situación agrícola mundial actual.

Si desea más información, diríjase a Terri Raney del Departamento de Desarrollo Económico y Social de la FAO.

Mensajes principales

  • El sector pecuario se está expandiendo rápidamente como resultado del crecimiento de la población, el aumento de los ingresos y la urbanización.

  • Es necesario tomar medidas decisivas para satisfacer la creciente demanda de modo ambientalmente sostenible y contribuir, al mismo tiempo, a la mitigación de la pobreza y a la mejora de la salud humana.

  • Debería mejorarse la contribución del sector pecuario a la mitigación de la pobreza mediante reformas normativas e inversiones adecuadas dentro de un marco de políticas de desarrollo rural más amplias.

  • Debería reforzarse la gobernanza del sector pecuario para garantizar que su desarrollo sea ambientalmente sostenible y que se adapte al cambio climático y contribuya a la mitigación del mismo.

  • Debe corregirse el descuido de los sistemas de sanidad animal en numerosas partes del mundo y los productores de todas las escalas deben participar en la elaboración de programas relativos a las enfermedades animales y a la inocuidad alimentaria.

Interview with Terri Raney,
editor of The State of Food and Agriculture