Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

16 de octubre de 2022

Día Mundial de la Alimentación

Asociación de Escultistas y Guías Católicos Italianos

“Vimos cuánto significaba para las personas cuando entregábamos paquetes de alimentos en persona. Esto fue para nosotros una razón muy poderosa para continuar”.
19/09/2022

Italia

En los primeros días del primer confinamiento en Italia debido al virus de la COVID-19, cuando se ordenó a todo el mundo que se quedara en casa, un grupo de hombres y mujeres jóvenes de Ostiense (barrio de Roma) se reunió en su centro local en el sur de la ciudad y se pusieron manos a la obra. 

Con un permiso especial del presidente del municipio de Roma y de los párrocos locales, los niños y niñas de la Asociación de Escultistas y Guías Católicos Italianos (AGESCI) fueron a recoger los alimentos que pudieron encontrar. Pasta, aceite, leche, galletas, salsa de tomate, conservas de carne y pescado, así como otros productos básicos como pañales para bebés y leche homogeneizada (comprados en el supermercado o donados por los feligreses locales) fueron cuidadosamente empaquetados y entregados a quienes padecían en el contexto de las nuevas circunstancias. 

Esto incluía a las familias cuyos padres habían perdido sus trabajos debido a la pandemia y aquellos que ya habían estado luchando contra el desempleo antes del confinamiento, sin una forma segura de mantenerse a sí mismos y a sus seres queridos. 

Los escultistas y guías distribuyeron hasta 500 paquetes de alimentos semanales, yendo de puerta en puerta en Roma a hogares italianos y extranjeros por igual. De esta manera, proporcionaron no solo un salvavidas sino también un sentido de dignidad para muchos, que podían estar seguros de que su familia no se quedaría sin comidas saludables. 

Adicionalmente, muchas personas mayores en particular, lucharon contra la soledad durante estos meses de aislamiento, y las visitas regulares de jóvenes de 17 a 21 años se convirtieron en algo que esperar. 

“Para nosotros, escultistas y guías, formar parte de la acción aumentaba nuestro sentido de la responsabilidad”, dice Lorenzo, de 21 años, quien es escultista desde los 11 años. 

Desde entonces, se han levantado las restricciones y la vida ha vuelto a una relativa normalidad, pero los escultistas y guías no han dejado de proporcionar apoyo semanal a todos aquellos que lo necesitan. 

“Vimos cuánto significaba para las personas cuando entregábamos paquetes de alimentos en persona. Esto fue para nosotros una razón muy poderosa para continuar”, dijo Luca.