Día Mundial de las Legumbres | 10 de febrero

Las legumbres son las semillas comestibles de las plantas leguminosas que se cultivan tanto para consumo humano como animal.

Los frijoles (Phaseolus y Vigna), los garbanzos y los guisantes son los tipos de legumbres más conocidos y consumidos, pero existen diversas variedades más en todo el mundo que aportan, todas ellas, grandes beneficios desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, la nutrición, la salud, el cambio climático y la biodiversidad.

¿Por qué se celebra el Día Mundial de las Legumbres?

A raíz del éxito cosechado con el Año Internacional de las Legumbres en 2016, de cuya celebración se encargó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y reconociendo el potencial de las legumbres para contribuir al cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 10 de febrero Día Mundial de las Legumbres.

La celebración de este Día representa una oportunidad única para sensibilizar a la opinión pública sobre las legumbres y el papel fundamental que desempeñan en la transformación hacia unos sistemas agroalimentarios MÁS eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles con miras a una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor, sin dejar a nadie atrás.

Con la ayuda de gobiernos, el sector privado, Miembros y organizaciones asociadas, los jóvenes y la sociedad en general, la FAO se ocupa de facilitar la celebración de este Día internacional y apoya la producción y el consumo de legumbres como parte de los sistemas alimentarios sostenibles y las dietas saludables.


Las legumbres tienen un alto contenido de nutrientes y constituyen una excelente fuente de vitaminas y minerales que son vitales para una buena salud.
Las legumbres tienen una larga duración en almacén y contribuyen a ampliar la variedad de las dietas, al tiempo que reducen la pérdida y el desperdicio de alimentos.
En los sistemas de cultivos múltiples, las legumbres aumentan la agrobiodiversidad y fortalecen la resiliencia al cambio climático y los servicios de los ecosistemas.
Las legumbres fijan el nitrógeno de la atmósfera en el suelo, lo que contribuye a mejorar la biodiversidad y fertilidad de este.
La inclusión de las legumbres en la rotación de cultivos puede mejorar la eficiencia del uso de fertilizantes químicos.
El sector de las legumbres proporciona empleo y oportunidades empresariales a las mujeres y jóvenes de zonas rurales.

Legumbres para empoderar a los jóvenes con miras a lograr sistemas agroalimentarios sostenibles

EVENTO VIRTUAL
Jueves, 10 de febrero de 2022 | 12:30–14:30 CET
Registrarse | Programa | Webcast

Las legumbres contribuyen a la creación de oportunidades económicas, sociales y ambientales para los sistemas agroalimentarios sostenibles. Pero para lograr que se adopte una agricultura impulsada por las legumbres, la juventud debe ocupar un lugar central en toda estrategia.

Los jóvenes pueden actuar como nexo entre las técnicas agrícolas tradicionales y las nuevas tecnologías, ayudando a que la agricultura sea más sostenible y tenga en cuenta la nutrición. También pueden agregar valor en cuanto al fomento de las legumbres descubriendo nuevas oportunidades empresariales a lo largo de la cadena de valor.

La celebración de este año, dedicada al tema Legumbres para empoderar a los jóvenes con miras a lograr sistemas agroalimentarios sostenibles, se centrará en el papel fundamental que desempeñan los jóvenes en la construcción de un futuro mejor para la alimentación y en recoger los testimonios y opiniones de los representantes de organizaciones de jóvenes.


Las legumbres no son solo para los adultos...


Destacados

Compartir esta página