ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN - ayudar a construir un mundo sin hambre
FAO

Aspectos Económicos de la
    Agricultura de Conservación (1)
La adopción de la agricultura de conservación
Lamentablemente, las soluciones a corto plazo y los beneficios inmediatos siempre atraen a los agricultores, mientras que las ventajas completas, técnicas y económicas, de la Agricultura de Conservación pueden ser apreciadas solamente después de transcurrido un plazo mediano a largo, cuando sus principios (no-labranza, cobertura permanente y rotación de cultivos) están bien establecidos dentro del sistema de la finca. En realidad, si los dos sistemas -agricultura convencional y Agricultura de Conservación- son aplicados en dos parcelas con las mismas condiciones agroecológicas y de fertilidad, no deben esperarse grandes diferencias en productividad durante los primeros años. Sin embargo, después de haber cultivado las mismas especies en las mismas áreas por algún tiempo, las diferencias entre los dos sistemas serán evidentes. La AC demanda una nueva forma de pensar de todos. En este "modo de pensar la agricultura" han sido encontrados suficientes factores técnicos y agronómicos que podrían influenciar positivamente a los agricultores para la adopción de los principios de la Agricultura de Conservación. Sin embargo, es importante demostrar a los agricultores que esos aspectos técnicos y agronómicos están directamente relacionados con la administración y la economía de los mismos y, por lo tanto, cualquier mejoramiento técnico y agronómico obtenido mediante la aplicación de los principios de la Agricultura de Conservación debe ser cuantificada en términos monetarios y económicos. Antes de analizar los aspectos económicos y administrativos de la finca bajo el sistema de Agricultura de Conservación, es necesario dividir el proceso de adopción / adaptación en cuatro fases teóricas (2). Esta división teórica representada en la Figura 1 facilitará el razonamiento durante el análisis de las actividades agrícolas y de los impactos de las nuevas tecnologías en el proceso de producción.
  • Primera Fase - Mejoramiento de las técnicas de labranza: durante esta primera fase, no se prevé un incremento en la producción de la finca. Habrá disminución de los requerimientos de trabajo, de tiempo, de tracción agrícola animal o de potencia de tracción mecánica (reducción de los costos de producción). Puede haber un incremento del uso de productos químicos para contrarrestar el crecimiento de malezas y enfermedades. Además, también puede haber un incremento de los gastos familiares para compensar una probable -pero no segura- reducción de la producción en comparación con la agricultura convencional.
  • Segunda Fase - Mejoramiento de las condiciones del suelo y la fertilidad: disminución del trabajo, del tiempo, de la tracción agrícola animal o la potencia de tracción mecánica (reducción de los costos de producción). Incremento en el rendimiento y consecuentemente aumento en el ingreso neto de la finca.
  • Tercera Fase - Diversificación de los patrones de cultivo: incremento y mayor estabilidad de los rendimientos, incremento de los ingresos netos de la finca y de la fertilidad del suelo.
  • Cuarta Fase - Sistema agrícola integrado: estabilidad de la producción y la productividad. Todas las ventajas técnicas y económicas de la Agricultura de Conservación pueden ser apreciadas por el agricultor.

(1) La mayoría de estos apuntes se basa en información extraída de: FAO. 2004. Conservation of natural resources for sustainable agriculture: training modules. FAO Land and Water Digital Media Series CD-ROM 27. FAO, Rome. Original references are given in the CD-ROM.
(2) Preparado por Walter de Oliveira y John Dixon.

Figura 1. Las fases de transición en la adopción de AC


Cambios Tecnológicos
En razón de las oportunidades que el cambio tecnológico puede ofrecer en relación a los insumos, a la reducción en los costos de producción y a los mayores niveles de ingresos, es importante tener en consideración el proceso de adopción / adaptación y difusión de las innovaciones técnicas. El potencial económico de la Agricultura de Conservación, en términos de costos de producción, ganancias, rendimientos, conservación del suelo y otros elementos, es muy importante. Sin embargo, la falta de familiarización con las prácticas de la Agricultura de Conservación puede tener un impacto inicial incierto sobre el uso de los insumos y el rendimiento.

No se debe olvidar que dado que la decisión de adopción / adaptación debe ser tomada en un ambiente incierto (caprichos de la naturaleza), la actitud del agricultor hacia el riesgo y en particular su grado de aversión al peligro deben ser también tomados en consideración.

Existen cuatro requisitos (3) para la adopción de AC:
  1. Tiene que ofrecer al agricultor un beneficio (económico u otro) visible e inmediato.
  2. El beneficio tiene que ser suficientemente sustancial para convencer el agricultor cambiar su práctica actual.
  3. Para una diseminación amplia de la tecnología, los costos incurridos deberían ser cubiertos por el agricultor.
  4. La introducción de la AC debería ser seguida por el servicio de extensión por un período extendido.

(3)FAO, 2005. Conservation agriculture for soil moisture. Briefing notes: Production systems management, Rome. FAO. 4 p.
Un agricultor al punto de adoptar la AC puede estar enfrentado por limitaciones en términos de poder adquisitivo, acceso a crédito e información, y pobres enlaces de comunicación con los mercados de productos e insumos. En este sentido, la disponibilidad de los insumos, en las cantidades necesarias y en el momento oportuno probablemente sean consideraciones importantes en el proceso de adopción y adaptación.

Manejo de los cambios en el uso de insumos
En principio, el costo de algunos insumos (p. ej., compra de semillas) no debe de diferir entre la Agricultura de Conservación y la labranza convencional. Sin embargo, se observan a menudo diferencias que pueden ser explicadas por lo siguiente:
  • En la Agricultura de Conservación se necesitan menos semillas porque las pérdidas en el campo son menores. Sin embargo, a veces son necesarias más semillas porque la densidad del cultivo en la Agricultura de Conservación es óptima y puede ser más alta que con los métodos de siembra tradicionales. Entonces, en efecto, el uso de semilla no cambia mucho.
  • En la Agricultura de Conservación los cultivos de cobertura cumplen una función importante y si las semillas para los cultivos de cobertura no son producidas en la finca, el agricultor debe comprarlas.
  • Al igual que con los costos de las semillas, los costos del fertilizante son considerados los mismos bajo la Agricultura de Conservación y la labranza convencional. Sin embargo, en la Agricultura de Conservación la materia orgánica del suelo se incrementa y, por lo tanto, también aumenta su contenido de humedad. Ambos elementos llevan a un incremento en la eficiencia del fertilizante lo cual, a largo plazo, reducirá la necesidad de fertilizantes.
  • Los agricultores que están acostumbrados a aplicar herbicidas bajo el sistema convencional también los usarán en la Agricultura de Conservación. La experiencia demuestra que en estos casos el costo de los herbicidas disminuye con el tiempo. Los herbicidas son importantes, pero los agricultores que usan métodos de labranza convencional usan cantidades similares de herbicidas a los agricultores que aplican labranza cero.
En el caso de aquellos agricultores que nunca han usado herbicidas porque estos simplemente no están disponibles o son muy costosos, es probable que adopten prácticas de control de malezas como el uso de rodillos de cuchillas.

Cuando la Agricultura de Conservación se practica correctamente, la incidencia de las plagas y enfermedades será menor, en comparación con la labranza convencional debido a la rotación de cultivos y al uso de cultivos de cobertura. Consecuentemente, el costo del tratamiento será reducido.

Mano de obra El impacto positivo de la Agricultura de Conservación sobre la distribución de la mano de obra durante el ciclo de producción y, lo que es más importante, la reducción de los requerimientos de mano de obra, son la principal razón para la adopción de la Agricultura de Conservación en América Latina, especialmente para los agricultores que dependen de la mano de obra del grupo familiar.

Además de la reducción en el total de tiempo requerido, las técnicas de la Agricultura de Conservación pueden también reducir el número de actividades necesarias para el ciclo de producción, como se muestra en el ejemplo de la Tabla 1.

Tabla 1. - Operaciones mecanizadas y tiempo requerido (horas/ha) para cada una de ellas bajo diferentes sistemas de producción en Brasil.
Operación
Agricultura de Conservación
Labranza convencional
Rodillo de cuchillas
0.89
-
Siembra directa
0.76
-
Pulverización
1.2
0.6
Cosecha
0.93
0.93
Arada/gradeo
-
1.37
Nivelación
-
1.38
Siembra convencional
-
0.89
Surqueo
-
1
Total
3.78
6.17


Especialmente en áreas donde la mano de obra familiar es una limitación debido a la migración, al SIDA u otras razones, la Agricultura de Conservación podría ser una buena opción para los agricultores. La reducción de los requerimientos de la mano de obra dentro de la finca permite a los agricultores:
  • Aumentar el área cultivada.
  • Trabajar en empleos fuera de la finca.
  • Diversificar sus actividades incluyendo el procesamiento de la producción agrícolas, y
  • Reducir el área cultivada debido al incremento del rendimiento y permitir la regeneración del área marginal.
La Tabla 2 presenta una visión simple de los requerimientos de mano de obra usando tracción animal y mecanizada en las actividades de preparación de tierras. En particular, en el caso de la tracción animal, la reducción de la mano de obra puede alcanzar hasta el 86 por ciento. El tiempo requerido para preparar la tierra usando un tractor se reduce en un 58 por ciento en la Agricultura de Conservación.

Tabla 2 -Tiempo necesario para las actividades de preparación de tierras bajo la labranza convencional y la Agricultura de Conservación.


Maquinaria y Equipos
En la mayoría de las fincas donde se practica la Agricultura de Conservación, se ejecutan menos operaciones en el campo. Por esta razón los agricultores necesitan menos equipos y los costos, tanto de la mano de obra como del combustible, se reducen. Además del hecho de que el número de aperos puede ser reducido, en el caso de las fincas mecanizadas el tamaño del tractor puede ser menor; en la agricultura tradicional por lo general, para arar es necesario un tractor más pesado, en comparación con uno más liviano para la siembra directa y la pulverización.
De la misma forma, en el sistema de tracción animal, se requieren menos animales, o pueden ser usados diferentes tipos de animales: en lugar de una yunta de bueyes puede ser suficiente un par de burros. Menos operaciones agrícolas generan menos uso y desgaste del equipo el cual, a su vez, tendrá mayor duración con la consiguiente reducción de los costos de mantenimiento y reparación.

En la Tabla 3 se presenta un ejemplo de una estimación de los costos de maquinaria y combustible para el cultivo de soya y maíz bajo labranza convencional y bajo Agricultura de Conservación. Los costos para las aplicaciones de cal y de fertilizantes, de insecticidas, cosecha y transporte interno no están incluidos en los cálculos, ya que no difieren entre los dos sistemas.

Tabla 3 - Estimación de los costos de maquinaria y combustible en el cultivo de soya y maíz en Campos Geraís, Brasil.

LC: Labranza convencional. AC: agricultura de conservación


Un interesante e indicativo desarrollo reciente ha sido la respuesta de los arroceros a la AC en el sureste de Asia. Pequeños productores en Indonesia logran ahorros de 25% en su mano de obra; 65% en los costos de preparación del suelo; 28% en el agua de riego por ciclo de cultivo; y 2-3 semanas para la preparación del suelo. En la preparación convencional del arrozal, se usa 30% del agua en el proceso de aradura y fangueo. Se pierde una cantidad sustancial de esta agua en los canales durante el proceso, con la resultante contaminación. Los pequeños productores de Indonesia alquilan los equipos para arar, y la disponibilidad es limitada, entonces tienen que esperar y frecuentemente pierden un ciclo de cultivo. Junto con el ahorro de 2-3 semanas, en el tiempo de preparación del suelo para la siembra, con la AC se puede avanzar desde el actual 1.4 cultivos/año a 2 ó 3 cultivos por año. Existen resultados similares en las Filipinas, Tailandia e India. En Norte Corea, la AC ofrece la posibilidad de arroz de siembra directa para reducir el tiempo entre cultivos necesitado por el requerimiento de arar y fanguear.

Rendimientos
En general, la Agricultura de Conservación puede producir rendimientos equivalentes o más altos a los de los sistemas de labranza convencional (Figura 2). Sin embargo es importante resistir la tentación de exagerar. Como se vio en la Figura 1, los rendimientos de los cultivos pueden bajar en las fases iniciales de adopción de AC, y solamente se suben encima de los rendimientos de cultivos bajo labranza convencional cuando el sistema de AC esté estabilizado. Donde sea posible es preferible acudirse a información local en lugar de los datos generalizados.


FIGURA 2
Rendimientos de trigo, soya y maíz bajo labranza convencional y Agricultura de Conservación (promedios en un período de 8 años) Brasil.


Secuestración de Carbono
La AC provee, por supuesto, muchos beneficios ambientales que no son siempre de mucho interés al agricultor. Aquí, por ejemplo, se incluyen ríos y arroyos que corren libres de suelo erosionado y no contribuyendo al asolve de presas y al daño a turbinas de generación hidroeléctrica. Otro beneficio importante es la reducción en daño a caminos, y ambientes marinas, debido a la reducción en escurrimiento y erosión, para no mencionar los costos de purificación de agua potable para el uso domestico.
Lámina 1.
El efecto, aguas abajo, de la erosión de suelo sobre aguas costeñas. Esta agua contaminadas pueden causar problemas para pescadores locales. (FAO).

Además, la AC actualmente es un foco mundial para su potencial de secuestrar carbono. Se ha calculado que el potencial total para la secuestración de carbono podría compensar para alrededor de 40% del incremento estimado anual de emisiones de CO2 (4). Las prácticas de AC que secuestran la materia orgánica del suelo contribuyen a la calidad ambiental y el desarrollo de sistemas agrícolas sostenibles. El significado de la adopción de AC a la amortiguación de los efectos de las emisiones de gases de invernadero sobre el calentamiento global se está evaluando actualmente. La emergencia de pagos de crédito de carbón para los agricultores de AC se está considerando seriamente y podría resultar en un beneficio más para los que adopten la AC.
(4) Robbins, M. 2004. Carbon trading, agriculture and poverty. Bangkok, Thailand. World Association of Soil and Water Conservation (WASWC). Special publication 2. 48 p.



¿Preguntas? Escriba al Webmaster                                                                                      © FAO 2014