FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Bolivia > Noticias > Detail
FAO en Bolivia

Municipios de Oruro recibirán asistencia técnica para rehabilitar cultivos y ganado de pequeños campesinos

05/04/2018

Familias campesinas de pueblos indígenas del altiplano boliviano recibirán semillas y tecnologías para diversificar sus cultivos, aplicar buenas prácticas agrícolas y mitigar los efectos del cambio climático.

En 33 comunidades del altiplano boliviano pequeños agricultores y criadores de ganado accederán a estrategias para mitigar la sequía, un fenómeno recurrente en una de las zonas con más inseguridad alimentaria y pobreza del país. 

Alrededor de 300 mil dólares serán invertidos hasta fin de año en la construcción de sistemas de cosecha y almacenamiento de agua, además de la dotación de semillas y asistencia técnica con enfoque de gestión del riesgo, beneficiando a cerca de 2.500 familias productoras.

Oruro, en el occidente de Bolivia, es una de las regiones más afectadas por las sequías. En 2016 el fenómeno climático afectó a 103 comunidades, 9.000 familias y casi 190.000 animales, entre llamas, ovejas y alpacas.

La prolongada falta de lluvias impactó en la producción de al menos 3.474 hectáreas de cultivos de quinua y papa, principalmente. La recuperación en 2017 fue lenta, no hubo sequía, pero sí retrocesos importantes debido a frecuentes heladas y granizadas.

En ese contexto, el proyecto “Rehabilitación de los medios de vida de pequeños ganaderos y agricultores” (nombre corto) trabajará en los municipios rurales de Curahuara de Carangas, Toledo y El Choro para la implementación de tecnologías de cosecha y almacenamiento de agua para consumo humano, animal y la producción de alimentos.

La iniciativa será ejecutada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA), el Gobierno Autónomo Departamental de Oruro, y la cooperación del Gobierno de Brasil a través de la Agencia Brasilera de Cooperación (ABC).

Agua, semilla y asistencia técnica

El Ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, expresó que Oruro es un modelo para la implementación de estrategias innovadoras de gestión de riesgos. “Estamos dando continuidad a otros esfuerzos que se han desarrollado en más de una veintena de municipios donde hemos construido sistemas de cosechas de agua para dar soporte a los productores”, dijo en el acto de lanzamiento del proyecto, en la ciudad de Oruro.

Los sistemas de cosecha de agua, también llamados cisternas, son una tecnología de bajo costo, construcción sencilla, adaptable a cualquier clima, y que garantiza el acceso a agua segura, tanto para el consumo humano, como para el riego y la ganadería.

Los beneficiarios accederán también a semillas de cultivos tradicionales –concretamente papa, haba, cebada y hortalizas–  y asistencia técnica integral para la rehabilitación y diversificación de cultivos con un enfoque de gestión de riesgo, promoción de saberes ancestrales y buenas prácticas agrícolas, incluida la agricultura de conservación.

 “La FAO considera que el proyecto es una oportunidad para aplicar en el terreno los conocimientos y las herramientas de una agricultura climáticamente inteligente, implementando conceptos novedosos como la agricultura de conservación que aumenta la producción de alimentos de forma sostenible, levanta a los campesinos de subsistencia de la pobreza, reduce los riesgos climáticos y da un mejor trato a la Madre Tierra”, dijo el Representante de la FAO en Bolivia, Theodor Friedrich.

Las familias de pequeños pastores de montaña, además, recibirán apoyo para mejorar la disponibilidad de alimento y agua para su ganado en riesgo.

La ganadería de ovinos y camélidos es una de las principales actividades económicas del área rural en el departamento de Oruro.

Friedrich destacó que la asistencia técnica irá enfocada también al desarrollo de capacidades para aplicar políticas públicas, principalmente la Ley 602 de Gestión de Riesgos que promueve la conformación de unidades de gestión de riesgo municipales y la aplicación de sistemas de alerta temprana de desastres.