FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Chile > Noticias > Detail
FAO en Chile

Chile protegerá territorios con importante patrimonio agrícola mundial

Foto: INDAP Chile
24/01/2018

Las Macrozonas Alto Andino y Cordillera Pehuenche serán reconocidas por su biodiversidad y conocimiento tradicional sobre el manejo de sistemas agroalimentarios.

Mediante la creación de una Red de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Nacional (SIPAN), el Ministerio de Agricultura de Chile y la FAO trabajarán en el resguardo de la agrobiodiversidad y valores culturales del norte y sur del país.

El objetivo del proyecto es la conservación y uso sostenible de especies de cultivo para la seguridad alimentaria y adaptación al cambio climático, así como el reconocimiento de prácticas y saberes que mantienen agricultores familiares, pueblos indígenas y comunidades locales para la gestión sostenible de los recursos naturales.

Fauna silvestre y cultivos tradicionales de frutales, legumbres y plantas medicinales, como quinua, ají, zapallo, poroto, además de prácticas ancestrales, como riego por inundación en terrazas, técnicas de conservación y multiplicación participativa de semillas, serán elementos de conservación y protección.

La fase inicial del proyecto contempla doce comunas del territorio nacional, comprendidas en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Biobío y Araucanía.

En ellas se busca frenar las diversas amenazas ambientales como la sustitución de variedades tradicionales por cultivares modernos, baja conservación del material genético tradicional, sobreexplotación de especies silvestres, deforestación de los bosques nativos y turismo no sustentable, entre otras.

Estas barreras serán abordadas a través de la aplicación del enfoque y metodologías desarrolladas por FAO en el programa Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM), el cual reconoce territorios que albergan características únicas de biodiversidad, recursos genéticos, estrategias de gestión de los recursos naturales, tecnologías y culturas, propias de las comunidades agrícolas.

La certificación internacional SIPAM fue otorgada al archipiélago de Chiloé en 2011 por sus paisajes, prácticas de cultivo y alimentos locales, como las 200 variedades de papas, el ajo chilote, entre otros atributos.

“En estos territorios, las comunidades han desarrollado a lo largo de siglos prácticas y sistemas creativos que se caracterizan por la eficiencia y la sustentabilidad desde una perspectiva social y agroecológica, por lo que es fundamental resguardar un patrimonio importante para la seguridad alimentaria del país y el mundo”, aseguró Eve Crowley, representante de la FAO en Chile.

La Red de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Nacional se crea a partir de un trabajo intersectorial liderado por el Ministerio de Agricultura, a través de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA), el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y con el apoyo técnico de la FAO.

Asimismo, cuenta con el co-financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, según su sigla en inglés), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y el Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto (CIHDE) como socios.

Conservación del patrimonio nacional

El lanzamiento de esta iniciativa se realizó el lunes 22 de enero en la comuna de Curarrehue, región de la Araucanía, donde participaron autoridades de gobierno, la representante de la FAO en Chile y comunidades beneficiadas.

Durante la actividad, la directora nacional de ODEPA, Claudia Carbonell, destacó la importancia de estos sitios como un instrumento que permite rescatar y valorizar el patrimonio agrícola y cultural de un territorio. Precisó que ello forma parte de su identidad cultural, que contribuye al desarrollo de una agricultura sustentable, resiliente, a dar respuesta a los desafíos ambientales que enfrenta la agricultura y que promueve las economías locales.

El director nacional de INDAP, Octavio Sotomayor, quien expresó que ya se está trabajando en la red de sitios, los que están comprendidos en las comunas de General Lagos y Putre (Arica y Parinacota); Huara, Camiña, Colchane y Pica (Tarapacá); San Pedro de Atacama y Calama (Antofagasta); Alto Biobío, pre-cordillera y cordillera pehuenche (Biobío); pre-cordillera y cordillera pehuenche de La Araucanía; y el archipiélago de Chiloé, región de Los Lagos.

En la oportunidad, el alcalde de Curarrehue, Abel Painefilo, destacó el trabajo ancestral del cuidado del medio ambiente en la cordillera pehuenche. “Este proyecto viene a reconocer lo que somos y lo que preservaremos. En esta apuesta hay un compromiso esencial que es el medioambiente. Tenemos que hacernos responsables del cuidado de los bosques, de la cordillera y de los ríos”, dijo.

Conoce más sobre el programa Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM)