FAO.org

Home > In Action > Núcleo de Capacitación en Políticas Públicas > Resumen del proyecto
Núcleo de Capacitación en Políticas Públicas

Resumen del proyecto

El Núcleo de Capacitación en Políticas Públicas es una unidad de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, apoyada por la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre (IALCSH), que promueve el fortalecimiento de las capacidades técnicas y funcionales de los países miembros en la región, y está especializada en la capacitación a distancia e-Learning y en la capacitación presencial/semipresencial.

Está al servicio para apoyar el desarrollo y la consecución de los logros de los Objetivos Estratégicos e Iniciativas Regionales de FAO.

Las actividades de capacitación que desarrolla están dirigidas a todos aquellos actores relevantes en la implementación de políticas públicas del sector agrícola, forestal y pesquero de los países de la región, sean profesionales o técnicos del sector público, académico o de organizaciones de la sociedad civil, además de todo el personal de la FAO.

Para el Núcleo es esencial la construcción de relaciones de confianza y propiciar permanentemente el intercambio de conocimientos y del aprendizaje de las buenas prácticas y lecciones aprendidas en terreno, facilitando de este modo la colaboración, la comunicación intercultural y la articulación entre las distintas instituciones y organismos de los países de la región.

Su mayor valor agregado es integrar todo el conocimiento generado y acumulado por el programa de campo de la FAO y entregar soluciones innovadoras en el área de la capacitación considerando las necesidades y demandas de los propios países.

Teniendo presente el liderazgo de los países en sus propios procesos de fortalecimiento institucional de capacidades, el Núcleo de Capacitación en Políticas Públicas adecua su actuación de acuerdo a las estrategias nacionales de desarrollo en cada país. En este sentido, ajusta toda la secuencia de actividades de capacitación y formación a las circunstancias reales.

El propósito es dar respuesta oportuna y pertinente a las necesidades de capacitación de los países y fortalecer la asistencia técnica que se brinda conjuntamente. Asimismo atender las necesidades y requerimientos de las instituciones, organismos, así como agencias de desarrollo, y socios donantes.

Apoyar un fortalecimiento de las capacidades efectivo en los países miembros de la FAO necesita de un enfoque sistemático integrando factores que influyan de un modo positivo en la incidencia y sostenibilidad de dicha labor. En este proceso, el apoyo del Núcleo se orienta tanto al fortalecimiento de las capacidades técnicas como de las funcionales.

Las capacidades técnicas se refieren a aquellas que los países miembros de la FAO deberían alcanzar para conseguir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y corresponden a sus principales ámbito de trabajo.

Las capacidades funcionales se refieren a aquellas que necesitan los países miembros para asimilar y sostener los cambios en el sector de desarrollo agrícola y rural. Entre éstas se identifican cuatro áreas:

  • Políticas y normativas: capacidades para formular y aplicar políticas y para dirigir las reformas legislativas y en materia de políticas.
  • Conocimiento: la capacidad de crear, accederé intercambiar información y conocimientos
  • Asociación: la capacidad de establecer y sostener redes, alianzas y asociaciones.
  • Ejecución: la capacidad de gestionar (planificar, ejecutar, seguir y evaluar) proyectos y programas con eficiencia y eficacia.

Fortalecimiento de capacidades

El fortalecimiento de las capacidades es un elemento esencial de la labor de la FAO. Desde su creación, se ha prestado apoyo a los países socios en la búsqueda de sendas eficaces para poner fin a la hambruna. Sobre todo cuando un país enfrenta el desafío de nuevos cambios en la agricultura y alimentación, que implican desarrollar sus capacidades en el ámbito de políticas públicas.

Principios clave para el fortalecimiento de capacidades:

El Núcleo de Capacitación en Políticas Públicas se rige por los principios de la Estrategia Institucional para el Fortalecimiento de la Capacidad de la FAO, que son:

  • Identificación y dirección del país. Los países socios son los titulares y directores de sus procesos de desarrollo.
  • Alineamiento con las necesidades y prioridades nacionales. Las necesidades y prioridades nacionales -no las prioridades de las agencias- deben orientar las intervenciones para el fortalecimiento de las capacidades.
  • El uso de sistemas nacionales y de conocimientos expertos locales.El uso de los recursos del país, sea cual fuere su nivel de desarrollo, constituye en sí mismo una aportación al fortalecimientos de las capacidades del país.
  • No se puede aplicar el criterio de "talla única". Es esencial ofrecer respuestas ajustadas a las necesidades de un contexto de desarrollo específico.
  • Enfoque en múltiples niveles.El desarrollo de capacidades implica un fortalecimiento endógeno de las capacidades y activos existentes que se produce en tres niveles que se solapan y son interdependientes: individual, organizacional y del entorno favorable.
  • Responsabilidad mutua. Tanto los donantes como los gobiernos nacionales son responsables ante los beneficiarios en última instancia de los resultados del desarrollo.
  • Armonización de las acciones y de los acuerdos de asociación. Una armonización más efectiva y acuerdos de asociación más integrales serían buenos para que los esfuerzos tuvieran mayor impacto en la reducción de la pobreza.

Trayectoria

En el año 2001 se creó el área de fortalecimiento de capacidades de la FAO en América Latina y el Caribe, bajo la modalidad de e-Learning, a través del proyecto FODEPAL. Un Proyecto Regional para la Capacitación de Gestores de América Latina y el Caribe, ejecutado por la FAO y que contó con el respaldo académico de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y de otras 30 prestigiosas instituciones académicas de América Latina. Este proyecto fue pionero en la región en el uso de las nuevas tecnologías de la información, en la inclusión del enfoque de género en sus cursos y en la capacitación a gestores de políticas públicas en áreas que hasta entonces no eran impartidas en otros centros de formación.

Recogiendo toda la amplia experiencia anterior con FODEAL, y considerando el gran bagaje acumulado, se crea en el año 2008 el Núcleo de Capacitación en Políticas Públicas, transformando los aprendizajes en prácticas de excelencia. En este sentido, adaptó su modelo educativo, mejoró el diseño de los cursos, y modernizó su plataforma tecnológica e-Learning. De forma paralela, actualizó los procesos y las acciones de capacitación de acuerdo a las necesidades y requerimientos específicos de los países socios en materia agrícola, forestal y pesquera.

Cabe subrayar que desde el inicio, esta área de capacitación de FAO ha contado con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), que reconoce la importancia por fortalecer las capacidades institucionales y humanas, como ha explicitado en sus diferentes planes estratégicos.

Objetivos

  • Promover el fortalecimiento de las capacidades técnicas y funcionales de los países miembros de la región en las áreas temáticas prioritarias contextualizadas en el marco de los Objetivos Estratégicos de la FAO.
  • Dar respuesta oportuna y pertinente a las necesidades de capacitación de los países miembros de la región y fortalecer la asistencia técnica que se brinda conjuntamente.
  • Identificar y atender las necesidades de capacitación y requerimientos de los países miembros de la región así como de agencias internacionales de desarrollo, instituciones, organismos y socios donantes que requieran fortalecer sus capacidades técnicas y funcionales.
  • Generar intercambio de capacidades, conocimiento, experiencias y buenas prácticas entre los países miembros de la región.
  • Construir relaciones de confianza y propiciar permanentemente el intercambio de conocimientos y del aprendizaje de las buenas prácticas y lecciones aprendidas en terreno, facilitando de este modo la colaboración, la comunicación intercultural y la articulación entre las distintas instituciones y organismos de los países de la región.

Apoyado por

Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)

Contribuyendo con

Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre