GLOBEFISH - Información y Análisis sobre el Comercio Mundial de Pescado

Se espera que los desembarques mundiales crezcan un 4 por ciento en 2020

08/07/2020

Se espera que los desembarques totales de pequeños pelágicos aumente alrededor del 4 por ciento en 2020 en comparación con 2019, pero habrá alguna variación entre las especies. Los suministros de caballa aumentarán, mientras que los de arenque y anchoas disminuirán. Los efectos generales de la pandemia del COVID-19 todavía se desconoce, pero se espera que sean significativos, también en el sector de los pequeños pelágicos. El poder adquisitivo se reducirá para muchas personas y esto puede llevar a que los consumidores compren productos más baratos, como los pequeños pelágicos.

 

Se prevé que la producción total de pequeños pelágicos será de 21,2 millones de toneladas. Se espera que los suministros para el consumo humano sean alrededor de un 4 por ciento más altos que en 2019, con unos 9,7 millones de toneladas. La razón principal del aumento de los suministros es el aumento de las cuotas de caballa y anchoa. Por otro lado, el arenque del Atlántico tendrá una cuota menor en 2020.

En los últimos años, el sector pelágico ha tendido a exceder considerablemente las cuotas. La caballa sufrió una sobrepesca del 14 por ciento en 2014, sin embargo esta cifra aumentó al 33 por ciento en 2019. La cuota de arenque noruego de desove primaveral sufrió una sobrepesca del 35 por ciento en 2019 y la cuota de bacaladilla fue excedida en un 29 por ciento en 2019.

Caballa

Basándose en las recomendaciones del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM), la cuota total para 2020 se fijó en 922 064 toneladas, un aumento del 20 por ciento con respecto a 2019. Islandia fijó, unilateralmente, su cuota de caballa en el 16,5 por ciento del total (es decir, 152 000 toneladas), en comparación con 142 000 toneladas en 2019.

El consumo de caballa tanto en Japón como en la República de Corea está aumentando. En Japón, el consumo, en 2019, ascendió a 315 000 toneladas, lo que supone un 2 por ciento más en comparación con 2018. En la República de Corea, el consumo de caballa llegó a 115 000 toneladas. Esto fue ligeramente superior en comparación con 2018, pero inferior en comparación con 2017. Ambos países están experimentando una disminución en la producción interna y, en consecuencia, la necesidad de tener más importaciones está creciendo.

Las importaciones chinas de caballa congelada aumentaron de 141 280 toneladas en 2018 a 150 116 toneladas en 2019. El principal proveedor fue Noruega, que representó 55 509 toneladas o el 37 por ciento del total. Tanto Noruega como la Federación de Rusia registraron aumentos moderados en los embarques de caballa congelada a China (+3,3 por ciento y +9,6 por ciento, respectivamente), mientras que Irlanda aumentó sus exportaciones a China en un 33,1 por ciento a 15 754 toneladas.

Arenque

La pesquería de arenque atlanto-escandinavo probablemente perderá,  en 2020, su certificación del Consejo de Administración Marina (Marine Stewardship Council, MSC). Los países que pescan este arenque no han logrado acordar una captura total y, en su lugar, han establecido cuotas unilaterales, que en conjunto, superan el asesoramiento del CIEM.

La pesquería de arenque del Mar del Norte tiene la certificación MSC y no es probable que la pierda, por lo que el arenque de esta pesquería podría alcanzar un precio superior al del arenque atlanto-escandinavo. La pesquería de arenque en Noruega tuvo un comienzo prometedor en enero de 2020. Los desembarcos totales fueron de 180 778 toneladas en comparación con 169 459 toneladas en enero de 2019 (+6,7 por ciento). Los precios también aumentaron un poco, de 4,02 coronas noruegas por kilogramo en 2019 a 5,47 coronas noruegas por kilogramo en 2020.

El consumo de arenques en Europa está disminuyendo, donde se han registrado que los niveles han bajado en todos los países europeos. En particular, los jóvenes se mantienen alejados de los arenques. Sin embargo, en Alemania, el consumo está disminuyendo en todos los grupos de edad, mientras que en Polonia los consumidores mayores de 50 años siguen encontrando atractivo el arenque. Los altos precios pueden ser una de las causas, sin embargo, a lo largo de los años se ha producido un alejamiento general del arenque.

La demanda de huevas de arenque de Japón y otros países asiáticos es muy fuerte. Por lo tanto, la demanda de arenque entre los procesadores es muy buena y la competencia por la materia prima es fuerte debido a que, en 2019 y 2020, la pesca de capelán se ha detenido en la zona alrededor de Islandia y en el Mar de Barents. Islandia y Noruega no tienen cuotas de capelán para 2020. Por lo tanto, los compradores asiáticos, que suelen comprar huevas de capelán, tienen que conformarse, de momento, con las huevas de arenque. 

Capelán

A finales de febrero de 2020, un buque islandés informó de que había encontrado grandes cantidades de capelán frente a la costa este de Islandia. El Instituto de Investigación Marina envió un buque de reconocimiento a la zona y estimó que había casi 90 000 toneladas de capelán en la zona. Sin embargo, estos hallazgos no han dado lugar a ningún cambio en el asesoramiento de cuotas y la pesquería de capelán sigue cerrada.

Sin cuotas de capelán, en Islandia ni en Noruega para 2020, los precios de los productos de capelán, todavía en almacén, es probable que aumenten. El producto más valioso del capelán son sus huevas, donde los precios de exportación islandeses se dispararon el año pasado, de unos 4,50 euros por kilogramo en enero de 2019 a poco menos de 10 euros por kilogramo en septiembre de 2019.

Las exportaciones islandesas de capelán a Japón disminuyeron en 2019, en comparación con 2018. Las exportaciones de capelán total disminuyeron de 22 891 toneladas, en 2018, a 7 272 toneladas en 2019. Sin embargo, las exportaciones de huevas de capelán se desempeñaron algo mejor, ya que disminuyeron de 10 993 toneladas, en 2018, a 7 625 toneladas en 2019. Las perspectivas para 2020 son muy desalentadoras, ya que no se permite la captura de capelán en Islandia.

Anchoa/ Sardina

La segunda temporada de anchoveta peruana de 2019 se cerró el 15 de enero de 2020, con sólo el 36 por ciento de la cuota o poco más de 1 millón de toneladas capturadas. El Instituto Marítimo del Perú (IMARPE) inició un estudio para determinar el estado y la biomasa del recurso de la anchoveta. Este estudio es esencial para establecer una nueva cuota para la nueva temporada. 

Perspectiva

Durante el Foro de Pescados del Atlántico Norte, celebrado en marzo, se presentaron dos posibles escenarios para el sector pelágico. Si continúa la práctica de sobrepesca de las cuotas, esto puede dar lugar a cuotas estables o ligeramente reducidas, la falta de aprobación de MSC, la ausencia de nuevos mercados en Europa y a precios relativamente estables. Sin embargo, si los Estados ribereños llegan a un acuerdo para la sostenibilidad, las cuotas se reducirán considerablemente durante el primer año y luego aumentarán gradualmente en los años siguientes. Esto llevaría a precios más altos y a la aprobación de MSC.

Con la caída de la demanda de arenque en Europa y con el mercado ruso todavía cerrado para los productores europeos, las perspectivas para el arenque son de una disminución de suministros y también de los precios.

Para la caballa, el panorama es muy diferente. Los suministros aumentarán y la demanda de Asia también aumentará, por lo que, normalmente, se esperaría que los precios se mantuvieran o subieran. Pero aún se desconocen los efectos de la pandemia del COVID-19. Aunque lo peor parece haber pasado en China y, en cierta medida, en la República de Corea, se espera una situación más dramática en Europa y América del Norte. La falta de capelán disponible para la producción de huevas hará que las huevas de capelán sean extremadamente caras, si es que se pueden encontrar. Los consumidores se inclinarán por las huevas de arenque, por lo que el precio de este producto también debería aumentar. La falta de capelán para fines de reducción (harina y aceite de pescado) parece tener poco efecto en el precio de la harina y el aceite de pescado. Es probable que los escasos desembarques de anchovetas por parte del Perú tengan, a principios de 2020, un efecto más significativo en esos precios. 

Share this page