FAO.org

Inicio > En acción > projects > GLOBEFISH - Análisis e información comercial en pesquerias > Acceso a los mercados
GLOBEFISH - Análisis e información comercial en pesquerias

Información sobre el acceso a los mercados por países

El comercio juega un papel importante en los sectores de la pesca y la acuicultura pues genera empleo, ingresos, aporta alimentos y contribuye al crecimiento económico, al desarrollo, a la seguridad alimentaria y a la nutrición.

Para muchos países y numerosas regiones costeras, ribereñas, insulares y de interior, las exportaciones pesqueras son fundamentales para la economía. Las actividades pesqueras se llevan a cabo en un entorno cada vez más globalizado y el pescado a menudo puede ser producido en un país, procesado en un segundo y consumido en un tercero.

Existen una serie de herramientas en relación con políticas comerciales, tanto a nivel nacional como internacional, que juegan un papel importante en la configuración de la producción pesquera y del comercio, particularmente cuando se trata de acceso a los mercados internacionales. Sin embargo, comprender plenamente las normas internacionales y nacionales pertinentes y adherir a los requisitos en constante evolución, puede suponer un desafío para países, productores y exportadores. Reducir los desequilibrios en el acceso y comprender la información del mercado es un paso importante para alcanzar el objetivo de crear un sistema comercial más abierto para los países en desarrollo y las pequeñas y medianas partes interesadas.

Esta breve introducción pretende proporcionar una visión general del marco regulador del comercio internacional que se aplica al pescado y a los productos pesqueros, incluyendo páginas por país.

El marco regulador - guía breve

Comercio

A nivel mundial, la Organización Mundial del Comercio (WTO por sus siglas en inglés) es considerada el agente principal que determina el marco regulador para el comercio internacional, incluyendo el pescado y los productos pesqueros. La Organización Mundial del Comercio (WTO) sirve a los países miembros como un foro natural para la negociación y el establecimiento de las reglas para el comercio multilateral entre ellos y como el lugar donde resolver las disputas comerciales que pudieran surgir. El sistema comercial de la OMC se basa en los principios de la transparencia, previsibilidad y seguridad para todos sus países miembros, siguiendo un enfoque general no discriminatorio.

Teniendo en cuenta la amplitud del comercio, otros organismos, convenciones, instrumentos y órganos relacionados con las Naciones Unidas proporcionan los datos adicionales necesarios a la OMC para asegurar que el marco regulador para el comercio multilateral funcione de forma coherente y fluida. Esto significa que áreas como desarrollo, medio ambiente, inocuidad alimentaria y salud animal, acceso a los mercados, servicios, facilitación del comercio, investigación, estadística económica y análisis de las políticas comerciales, se basan en los esfuerzos conjuntos de la OMC y otras organizaciones internacionales, especialmente en el caso del pescado y los productos pesqueros.

Un componente clave del mandato de la OMC de servir como principal foro internacional para reducir los obstáculos en el comercio internacional y asegurar la igualdad de condiciones para todos los países miembros, es su conjunto de acuerdos comerciales - dieciséis de los cuales son "acuerdos multilaterales" (de los que todos los miembros de la OMC forman parte) y dos diferenciados, llamados "acuerdos plurilaterales", de los que sólo algunos miembros de la OMC forman parte.

Estos acuerdos multilaterales y documentos asociados se ocupan de un amplio abanico de cuestiones relacionadas con el comercio, incluyendo:

 

  • Aranceles de importación 
    Los países miembros de la OMC han sido informados y han acordado el valor máximo para los aranceles de importación por producto (los "aranceles consolidados"), que la OMC ha registrado en sus listas.  Periódicamente informan a la OMC sobre sus actuales aranceles de importación que se aplican a todos los productos (las "tarifas aplicables"), incluyendo los aranceles preferenciales (aranceles reducidos para determinados países o grupos de países).
  • Inocuidad alimentaria y Salud Animal
    El conjunto de acuerdos de la OMC, en particular el Acuerdo Sanitario y Fitosanitario (SPS), alienta a los países miembros a utilizar las normas internacionales en materia de inocuidad alimentaria y salud animal, y a reconocer los procedimientos de otros países como equivalentes si se alcanza el mismo nivel de protección en el comercio internacional. Se admite un nivel superior de protección, siempre que se base en una evaluación de riesgos en línea con las normas, directrices y recomendaciones del Codex Alimentarius (Codex) y de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), y toma en consideración el principio rector de no crear efectos negativos innecesarios en el comercio.
  • Barreras Técnicas
    Los países miembros de la OMC pueden adoptar las medidas reguladoras comerciales que sean necesarias a causa de, entre otras cosas, requisitos de seguridad nacional, calidad, protección de la salud humana o seguridad, protección de la vida o salud de los animales o de las plantas, protección del medio ambiente o prevención de prácticas comerciales dudosas. Sin embargo, estas normas técnicas, normas y procedimientos de evaluación de la conformidad no deben constituir obstáculos innecesarios al comercio internacional.
  • Subsidios
    La OMC considera el pescado y los productos pesqueros productos industriales y por lo tanto, las normas relacionadas con el uso de subsidios están incluidas en  el Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias (ASCM). En términos generales, dado que los subsidios a menudo crean ventajas competitivas artificiales y distorsionan los flujos comerciales, las normas de la OMC regulan su utilización estableciendo indicadores y evaluaciones específicos. Sin embargo, en el caso de la pesca, las normativa actual de la OMC sobre subsidios no puede tratar completamente las prohibiciones y autorizaciones de las medidas de apoyo gubernamentales al sector. En el caso de las pesquerías de captura, dado que el producto no tiene origen antes de ser capturado (salvo en el caso de los productos originados en zonas de jurisdicción nacional), si existe alguna medida de apoyo del gobierno (subsidio) para financiar la actividad, la distorsión se producirá tanto cuando se utilice el recurso como cuando se comercialice el producto. Durante la ronda de negociaciones de la OMC, los países acordaron esclarecer y mejorar las normas OMC que se aplican a los subsidios pesqueros, de modo que también cubran este segundo efecto de distorsión (acceso al recurso).

 

Océanos

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) proporciona un marco unificado y coherente de los derechos y responsabilidades aplicables a los océanos del mundo, haciendo hincapié en un enfoque integrado y definiendo obligaciones específicas con respecto a la conservación, protección y gestión de los recursos marinos vivos, incluyendo los peces. La Convención destaca la importancia de la cooperación entre los países en cuanto se trata de un recurso compartido.

Para alcanzar estos objetivos, UNCLOS ha definido zonas marítimas (aguas territoriales, zonas económicas exclusivas y alta mar) que han sido cruciales para el establecimiento de parámetros para la producción y el comercio pesquero. Más concretamente, las zonas marítimas definidas por UNCLOS constituyen el criterio principal para la determinación del país de origen de un producto pesquero. La determinación del origen del producto es un componente fundamental de la concesión de cualquier reducción en los aranceles de importación basado en acuerdos bilaterales o regionales en relación a un producto específico. Además, para las poblaciones de peces compartidas dentro de los límites de los países vecinos o dentro de una región, UNCLOS ha establecido esquemas de cooperación específicos que deberían implementarse para facilitar la gestión de los recursos y evitar problemas de sostenibilidad.

Además, el Acuerdo sobre Recursos Pesqueros de 1995, que se basa en las disposiciones pertinentes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, aborda los problemas relacionados con la ordenación de las pesquerías de alta mar, estableciendo un amplio régimen jurídico para la conservación a largo plazo y el uso sostenible de las poblaciones de peces transzonales y altamente migratorios. Este Acuerdo se basa en el principio fundamental de cooperación establecido en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, es decir, que los países deben cooperar para garantizar la conservación y promover la utilización eficiente de los recursos pesqueros dentro y fuera de las zonas bajo jurisdicción nacional.

El Acuerdo sobre Recursos Pesqueros de 1995 comprende las poblaciones de peces que migran regularmente recorriendo largas distancias, incluidas las que pasan por alta mar y por zonas bajo jurisdicción nacional. También comprende las poblaciones de peces situadas dentro de la zona económica exclusiva de un país (hasta 200 millas náuticas en alta mar) y en las zonas de alta mar adyacentes.

Pesquerías

El Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO proporciona principios y normas aplicables para la conservación, ordenación y desarrollo de todas las pesquerías.  El Código de Conducta combina principios incluidos en otros instrumentos relacionados, como la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982, el Acuerdo de Cumplimiento de la FAO (FAOCA) de 1993 y el Acuerdo de las Naciones Unidas sobre las Poblaciones de Peces (UNFSA) de 1995, entre otros. La sección "Principios generales" del Código (Cap. 6) es una lista completa de proposiciones fundamentales que guían la mayoría de los instrumentos internacionales que tratan directa o indirectamente con el pescado y los productos pesqueros. El Código tiene como objetivo promover una gestión responsable y un enfoque de conservación para la explotación racional y sostenible de las pesquerías mundiales. Aborda una amplia gama de temas, incluyendo: 

 

  • Artículo 7 - Gestión de la Pesca
  • Artículo 8 - Operaciones Pesqueras
  • Artículo 9 - Desarrollo de la Acuicultura
  • Artículo 11 - Prácticas Postcaptura y Comercio
  • Artículo 12 - Investigación Pesquera 

  

La Convención sobre el Comercio internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) es un acuerdo internacional entre gobiernos que tiene como objetivo garantizar que el comercio internacional de especies de animales y plantas silvestres (incluidos los peces) no suponga una amenaza para su supervivencia. Las especies se agrupan en los apéndices de la CITES según su grado de amenaza por el comercio internacional: 

 

  • El Apéndice I contiene las especies más amenazadas, para las cuales se prohíbe el comercio internacional excepto para fines no comerciales;
  • En el Apéndice II se enumeran las especies que pueden verse amenazadas si no se monitorizan y para las cuales el comercio internacional puede autorizarse mediante la concesión de un permiso de exportación;
  • El Apéndice III contiene  especies ya reglamentadas por algunos países, para las cuales el comercio sólo se permite mediante la presentación de los permisos o certificados correspondientes y para el que es necesaria la cooperación entre países para evitar la explotación no sostenible o ilegal.

Puede consultar la lista de especies CITES actualizada aquí.

El Acuerdo sobre medidas del Estado rector del puerto destinadas a prevenir, desalentar y eliminar la pesca Ilegal (MERP) de la FAO establece medidas robustas aplicables a nivel portuario para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) y asegurar la conservación a largo plazo y el uso sostenible de los recursos marinos vivos. El Acuerdo también reduce la posibilidad de que el pescado y los productos pesqueros derivados de operaciones de pesca ilegal se comercialicen y entren en los mercados.

Las Directrices Voluntarias para los Sistemas de Documentación de las Capturas de la FAO deben utilizarse como referencia para el establecimiento de sistemas que puedan trazar el pescado desde su punto de captura a través de toda la cadena de suministro a fin de impedir que los peces capturados ilegalmente entren en los mercados. Los Sistemas de Documentación de Capturas (CDS) ofrecen un medio para restringir el comercio de pescado INDNR al exigir que los buques pesqueros certifiquen a las autoridades nacionales si han las capturas han sido capturados legalmente y de conformidad con las mejores prácticas, con documentación impresa que acompaña al pescado a medida que se procesan y comercializan a nivel nacional o internacional. Sólo los pescados con documentación válida pueden ser exportados o comercializados en mercados donde los CDS sean requeridos.

El contenido de esta página web es sólo para información general y a efectos ilustrativos. Para información actualizada y precisa, por favor póngase en contacto con las entidades que figuran a continuación o con la FAO.

Compartir esta página