Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 14.7 - Proporción del PIB correspondiente a la pesca sostenible en los pequeños Estados insulares en desarrollo, en los países menos adelantados y en todos los países

La finalidad de este indicador es medir el valor de la pesca sostenible. Se expresa como porcentaje del PIB del país. Se producirán datos sobre todos los países y se agregarán los relativos a los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados. El indicador medirá los progresos hacia la consecución de la meta 14.7 de los ODS.

De aquí a 2030, aumentar los beneficios económicos que los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados obtienen del uso sostenible de los recursos marinos, en particular mediante la gestión sostenible de la pesca, la acuicultura y el turismo.

Pesca sostenible como porcentaje del PIB por región, 2011-17 (en inglés)

Impacto

Junto con los demás indicadores del ODD 14, ofrece una visión completa de la actividad marina, suministrando a los países datos sobre niveles óptimos de pesca, expansión de la acuicultura, y acceso equitativo y seguro a los recursos acuáticos vivos.

Principales resultados

La pesca sostenible realiza una contribución esencial al PIB de los PMA y los PEID.

La pesca sostenible ha apoyado los medios de vida y la seguridad alimentaria de las comunidades durante milenios, desempeñando un papel esencial en las economías y la seguridad alimentaria locales. En la actualidad, la pesca sostenible representa aproximadamente el 0,1 % del PIB mundial, aunque en algunas regiones y en los PMA contribuye con más del 0,5 %. La gestión sostenible de las poblaciones de peces sigue siendo fundamental para garantizar que la pesca siga generando crecimiento económico y apoyando un desarrollo equitativo, al satisfacer las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas propias.

Hoy en día, el pescado puede alimentar a más personas que nunca, proporcionando medios de vida a millones de personas en todo el mundo, a la vez que alivia el hambre y la malnutrición. El apetito mundial por el pescado ha hecho que la producción pase de 20 millones de toneladas en 1950 a unos 179 millones de toneladas en 2018. A medida que la pesca y la acuicultura han ido creciendo, también lo han hecho los dividendos económicos del sector y su contribución al crecimiento económico sostenido. A nivel mundial, el valor añadido de este sector ha aumentado de forma constante, en varios puntos porcentuales interanuales. Esto ha dado lugar a una tendencia positiva en la contribución de la pesca sostenible en regiones como el África subsahariana, donde su proporción del PIB aumentó del 0,25 % en 2011 al 0,46 % en 2017.

Estos dividendos económicos solo se pueden mantener mediante una ordenación prudente de las poblaciones de peces que evite la sobreexplotación y el agotamiento. El descenso de las poblaciones de peces dentro de los niveles biológicamente sostenibles continúa, aunque a un ritmo más lento, lo que pone de manifiesto la necesidad de mejorar la normativa y adoptar medidas eficaces de seguimiento. La disminución de la sostenibilidad de varias poblaciones en el Océano Pacífico ha llevado a un empeoramiento de la tendencia general para regiones como Asia sudoriental, donde la contribución de la pesca sostenible al PIB cayó del 0,76 % en 2011 al 0,57 % en 2017.

La COVID-19 plantea nuevos desafíos para el sector. A corto plazo, la demanda ha disminuido en muchos ámbitos, siendo especialmente significativa la caída de las ventas en la hostelería. Este retroceso, en combinación con problemas logísticos y perturbaciones en la producción, ha repercutido negativamente en la rentabilidad del sector. Si bien aún quedan por ver muchos de los efectos a largo plazo de la COVID-19, es esencial que la gestión de la pesca esté capacitada para operar de forma eficaz y, en combinación con políticas gubernamentales efectivas, garantizar que la pesca se recupere de una forma sostenible que permita aprovechar al máximo los beneficios.

 

 

Multimedia

Compartir esta página