Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 15.4.2 - Índice de cobertura verde de las montañas

El índice de cobertura verde de las montañas mide los cambios en la superficie de vegetación verde (bosques, arbustos, tierras de pastoreo y tierras de cultivo) de las zonas montañosas. Esta información ayudará a determinar el estado de conservación de los entornos montañosos a fin de medir los progresos hacia la consecución de la meta 15.4 de los ODS.

De aquí a 2030, asegurar la conservación de los ecosistemas montañosos, incluida su diversidad biológica, a fin de mejorar su capacidad de proporcionar beneficios esenciales para el desarrollo sostenible.

Impacto

Este indicador garantiza na gestión eficaz de los bosques y montañas, y un mejor equilibrio entre la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales.

Principales resultados

Los ecosistemas de montaña, que sustentan el 25 % de la biodiversidad terrestre, son especialmente vulnerables al cambio climático, lo cual pone en riesgo la biodiversidad y los medios de vida de las personas que viven en zonas montañosas.

Las montañas abarcan aproximadamente el 22 % de la superficie terrestre y albergan a unos 915 millones de personas, así como al 25 % de la biodiversidad terrestre.

Sin embargo, los ecosistemas montañosos son especialmente vulnerables al cambio climático, el cual supone una amenaza para su capacidad de continuar proporcionando servicios ecosistémicos y refugio. Esto resulta especialmente alarmante teniendo en cuenta que las personas que viven en las montañas ya se encuentran entre la población más afectada por la inseguridad alimentaria a nivel mundial, pues aproximadamente uno de cada tres habitantes de las zonas montañosas se enfrenta a la amenaza de la inseguridad alimentaria.

La cobertura verde de las zonas montañosas suele guardar una correlación positiva con el estado de salud de estas áreas y, por tanto, con su capacidad para cumplir sus funciones ecosistémicas. Nuevos datos basados en imágenes por satélite con una resolución de 300 m revelan que alrededor del 73 % de las montañas del mundo están cubiertas de vegetación (bosques, pastizales y tierras cultivables).

  • Asia oriental y sudoriental es la región con la mayor proporción de cubierta verde en las montañas, con un 87 %.
  • Asia occidental y África septentrional registran la cubierta más escasa con un porcentaje del 63 %.
  • Oceanía (excluidas Australia y Nueva Zelandia) y América Latina y el Caribe tienen una cobertura verde de las montañas del 86 % y el 82 %, respectivamente, seguidas del África subsahariana, con un 80 % y Australia y Nueva Zelandia, con un 78 %.
  • América del Norte y Europa y Asia central y meridional registran coberturas verdes de las montañas comprendidas entre el 69 % y el 68 %.

Interpretación de la cobertura verde de las zonas montañosas

Puesto que es un indicador agregado, la cobertura verde de las zonas montañosas debería interpretarse con precaución. La cifra correspondiente a la cobertura verde no proporciona detalles sobre la variación de especies ni tampoco sobre la variación del límite de la vegetación arbórea.

Comprender la variación de la composición de las especies y el límite de la vegetación arbórea resultará importante para determinar las consecuencias a largo plazo del cambio climático en las regiones montañosas. Por tanto, será importante analizar la variación de cada una de las zonas de elevación a lo largo del tiempo para determinar las medidas de gestión y adaptación adecuadas.

Compartir esta página