Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 15.4.2 - a) Índice de cobertura verde de las montañas y b) Proporción de la superficie montañosa degradada

El índice de cobertura verde de las montañas (Indicador 15.4.2.a) mide los cambios en la superficie de vegetación verde (bosques, arbustos, tierras de pastoreo y tierras de cultivo) de las zonas montañosas, mientras que la proporción de la superficie montañosa degradada (Indicador 15.4.2.b) monitorea la extensión de la tierra montañosa degradada como resultado del cambio en la cobertura terrestre de un país dado y en un año de referencia concreto.

 

 

Meta 15.4 

De aquí a 2030, asegurar la conservación de los ecosistemas montañosos, incluida su diversidad biológica, a fin de mejorar su capacidad de proporcionar beneficios esenciales para el desarrollo sostenible.

Índice de cobertura verde de las montañas

Impacto

Este indicador ayuda a garantizar una gestión eficaz de los bosques y montañas, y un mejor equilibrio entre la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales.

Principales resultados

Índice de cobertura verde de las montañas

La cobertura verde de las montañas a nivel mundial se ha mantenido estable en unas tres cuartas partes de la superficie montañosa mundial durante el período comprendido entre 2000 y 2020. 

Un análisis de la cobertura verde de las montañas y sus cambios a lo largo del tiempo puede proporcionar información sobre el estado de los ecosistemas de montaña y su capacidad para apoyar el desarrollo sostenible. El indicador 15.4.2 de los ODS, es decir, el índice de cobertura verde de las montañas, se ha mantenido más o menos estable en torno al 73 % durante el período comprendido entre 2000 y 2020, con un ligero descenso (0,09 puntos porcentuales) desde 2015. La función de los factores bioclimáticos en el nivel de la cobertura verde de las montañas es evidente a nivel regional. Las regiones tropicales y subtropicales caracterizadas por cadenas montañosas de baja o media altitud tienden a mostrar los valores más elevados de cobertura verde (es decir, Oceanía). Por el contrario, las regiones caracterizadas por cordilleras de gran altitud situadas en zonas templadas y boreales, donde las condiciones ambientales de la montaña son menos favorables para el crecimiento de la vegetación, tienden a mostrar valores de cobertura verde más bajos (es decir, América septentrional y Europa). Las regiones con una elevada proporción de zonas áridas, como África septentrional, también tienden a registrar valores más bajos de cobertura verde de las montañas. 

Proporción de la superficie montañosa degradada

Se espera que el primer conjunto de datos se publique en la primera mitad de 2023. Teniendo en cuenta estos datos, posteriormente se elaborará un análisis de la situación actual y las tendencias.

Compartir esta página