Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 2.3.1 - Volumen de producción por unidad de trabajo desglosado por tamaño y tipo de explotación (agropecuaria/ganadera/forestal)

Este indicador se refiere al valor de la producción por unidad de mano de obra operada por pequeños productores en los sectores agrícola, ganadero y forestal. Se producirán datos en función del tamaño de las explotaciones. El indicador medirá los progresos hacia la consecución de la meta 2.3 de los ODS.

Meta 2.3

De aquí a 2030, duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, en particular las mujeres, los pueblos indígenas, los agricultores familiares, los ganaderos y los pescadores, entre otras cosas mediante un acceso seguro y equitativo a las tierras, a otros recursos e insumos de producción y a los conocimientos, los servicios financieros, los mercados y las oportunidades para añadir valor y obtener empleos no agrícolas.

Rendimiento agrícola por día de trabajo en determinados países por tamaño de los productores de alimentos, PPA (dólares internacionales de 2011 constantes) (en inglés)

Impacto

Junto con el indicador 2.3.2, ofrece un análisis completo de la identidad de los pequeños agricultores, sus ingresos y su producción. Estos indicadores son senciales para el impulso de la economía nacional, la eliminación del hambre y la pobreza, y la reducción de la desigualdad.

Principales resultados

La productividad de los pequeños productores de alimentos es sistemáticamente más baja, de media, que la de los productores de alimentos en mayor escala.

En todas las regiones en desarrollo, el indicador 2.3.1, que mide la productividad laboral media de los pequeños productores de alimentos, puede oscilar entre unos 3 USD al día en países como Burkina Faso, Nigeria, República Unida de Tanzanía y Uganda, y 13,5 USD, como en Malí en 2017. En los países desarrollados, la productividad de los pequeños productores de alimentos oscila entre 45 USD al día en Hungría (2016) y 142 USD al día en Austria (2016).

En todos los países en desarrollo, los pequeños productores tienen una productividad inferior a la de los grandes productores. Entre los países con mayores diferencias de productividad media entre los pequeños productores y el resto de productores se encuentran la India y Malawi. En cambio, en los últimos años Uganda ha ido cerrando progresivamente la brecha entre los productores en pequeña escala y los demás productores.

En los países en desarrollo, los datos desglosados por sexo relativos a la productividad de los pequeños productores de alimentos no revelan ningún patrón particular, lo que sugiere que en muchos países la productividad de las mujeres productoras de alimentos en pequeña escala es equivalente o incluso superior a la de sus homólogos masculinos. En cambio, según los datos facilitados recientemente por Eurostat, no ocurre lo mismo en la UE, donde los hombres alcanzan sistemáticamente una mayor productividad que las mujeres en la producción de alimentos en pequeña escala, con una sola excepción.

Medir los progresos hacia la meta 2.3 de los ODS conlleva importantes desafíos. Aunque existen datos pertinentes para una amplia gama de países de África, Asia, Europa y América Latina, rara vez se dispone del tipo ideal de información a nivel de explotación agrícola que permita identificar a la población de pequeños productores y medir el progreso en los dos indicadores de la meta 2.3. Este es el caso, en particular, del indicador 2.3.1. El cálculo de este indicador requiere que se disponga simultáneamente de información sobre los insumos de mano de obra y los ingresos para la misma unidad de producción. Las encuestas agrícolas nacionales disponibles rara vez recogen estos datos. Los datos presentados en este informe se basan en las encuestas de hogares, que constituyen una variable representativa válida para los indicadores solo en la medida en que los hogares coinciden con las unidades de producción de alimentos. En este mismo sentido, para desglosar los datos por sexo, se ha tomado como referencia el cabeza de familia. En las encuestas disponibles no se ofrece información sobre la condición indígena de los productores de alimentos.

Compartir esta página