Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 2.3.2 - Media de ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, desglosada por sexo y condición indígena

Este indicador trata de la media de ingresos de los productores de alimentos en en pequeña escala, empleados en los sectores agropecuaria, ganadero y forestal. Se utilizarán datos desglosados por sexo y condición indígena. Este indicador medirá los avances hacia meta 2.3.

Meta 2.3

De aquí a 2030, duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, en particular las mujeres, los pueblos indígenas, los agricultores familiares, los ganaderos y los pescadores, entre otras cosas mediante un acceso seguro y equitativo a las tierras, a otros recursos e insumos de producción y a los conocimientos, los servicios financieros, los mercados y las oportunidades para añadir valor y obtener empleos no agrícolas.

Promedio anual de los ingresos procedentes de la agricultura, paridad adquisitiva (dólares internacionales constantes en 2011) (en inglés)

Impacto

Junto con el indicador 2.3.2, ofrece un análisis completo de la identidad de los pequeños agricultores, sus ingresos y su producción. Estos indicadores son senciales para el impulso de la economía nacional, la eliminación del hambre y la pobreza, y la reducción de la desigualdad.

Principales resultados

Los ingresos de los pequeños productores de alimentos son, por término medio, menos de la mitad de los de los productores de alimentos en mayor escala, mientras que los ingresos de las productoras de alimentos a pequeña escala son sistemáticamente inferiores a los de sus homólogos masculinos.

Respecto del indicador 2.3.2 de los ODS (ingresos de los productores en pequeña escala) se dispone de información acerca de un mayor número de países que sobre el indicador 2.3.1, relativo a la productividad de los pequeños productores de alimentos. Los ingresos medios anuales de los pequeños productores varían desde aproximadamente 300 USD (Malawi, Mozambique y Níger) hasta más de 3 000 USD (Albania, Guatemala, Iraq y Serbia). En la mayoría de los países, los ingresos anuales obtenidos por los productores en mayor escala son hasta dos o tres veces superiores a los percibidos por los productores en pequeña escala. En Sierra Leona y Malawi, esta diferencia se multiplica por cuatro, en Mozambique, por seis, en Armenia, por siete y en México, por ocho.

En todos los países para los que se dispone de datos, los hogares encabezados por hombres presentan unos ingresos anuales mayores que los hogares encabezados por mujeres. Se trata de una conclusión especialmente preocupante, dado que, como revela el indicador 2.3.1 de los ODS, la productividad de las mujeres productoras de alimentos en pequeña escala suele ser similar o incluso superior a la de sus homólogos masculinos. En Bangladesh, los hogares encabezados por mujeres obtienen por término medio solo la mitad de los ingresos agrícolas que obtienen los hogares encabezados por hombres, mientras que en Bulgaria reciben aproximadamente un tercio de los ingresos de los hogares encabezados por hombres. En Rwanda y la República Unida de Tanzanía, las diferencias son menores que en otros países.

Compartir esta página