Objetivos de Desarrollo Sostenible

Indicador 2.c.1 - Indicador de anomalías en los precios de los alimentos

El indicador de anomalías en los precios de los alimentos propuesto mide el número de “anomalías en los precios” que se producen en la serie de precios de un producto alimenticio dado durante un período determinado. Este indicador medirá los progresos hacia la consecución de la meta 2.c de los ODS.

Meta 2.c

Adoptar medidas para asegurar el buen funcionamiento de los mercados de productos básicos alimentarios y sus derivados y facilitar el acceso oportuno a la información sobre los mercados, incluso sobre las reservas de alimentos, a fin de ayudar a limitar la extrema volatilidad de los precios de los alimentos.

Indicador de anomalías en los precios de los alimentos (en inglés)

 

Impacto

Detectar las tendencias actuales y futuras en los mercados internacionales de alimentos es esencial para impedir posibles crisis. Este indicador ofrece información regular sobre los precios de la canasta dealimentos para promover medidas adecuadas que contrarresten la subida de precios.

Principales resultados

A nivel mundial, la proporción de países afectados por precios elevados de los alimentos aumentó considerablemente en 2020, después de años de tendencia a la baja.

La proporción de países afectados por precios elevados de los alimentos en todo el mundo, que se había mantenido relativamente estable desde 2016, aumentó considerablemente, del 16 % en 2019 al 47 % en 2020, debido principalmente a las tendencias de los mercados internacionales. Los precios internacionales de los artículos alimentarios se dispararon en la segunda mitad de 2020, contrarrestando con creces los descensos registrados en los cinco primeros meses del año, como resultado del aumento de la demanda internacional de cereales, aceites vegetales, azúcar y productos lácteos debido a la relajación de las medidas restrictivas relacionadas con la COVID-19 en algunos países. La presión al alza de los precios derivó también de factores relacionados con los mercados internos. En algunos países, los precios de los productos alimenticios esenciales se dispararon a consecuencia de las compras masivas y la acumulación de existencias durante la primera ola de la pandemia de la COVID‑19, cuando se introdujeron las medidas restrictivas conexas. Los precios de los alimentos en los mercados nacionales también sufrieron una presión alcista adicional a causa del incremento de los costos del transporte y los insumos agrícolas. Sin embargo, los aumentos en los precios internos de los alimentos se vieron limitados en parte por la introducción de medidas de políticas tales como el apoyo fiscal a los productores y los consumidores.

En 2020, la proporción de países que experimentaron precios inusual y moderadamente elevados se registró en Asia central y meridional (67 %), mientras que la más baja correspondió a Asia oriental y sudoriental (33 %). En América Latina y el Caribe, la proporción de países afectados por precios elevados aumentó en 31 puntos porcentuales respecto al año anterior, por lo que se invirtieron los descensos de años anteriores. En Asia central, meridional y occidental, así como en África septentrional, las perturbaciones del mercado durante la pandemia de la COVID‑19 agravaron aún más los problemas preexistentes, en particular la escasez de existencias internas de alimentos básicos y las depreciaciones de la moneda en determinados países. 20 20 20. En Oceanía, solo unos pocos países facilitan información sobre sus índices de precios, lo cual dificulta la extracción de conclusiones sobre la volatilidad de los precios de los alimentos a escala regional.

Compartir esta página