AgroNoticias América Latina y el Caribe
 

Editorial

Un apunte al Acuerdo sobre medidas del Estado Rector del Puerto

por Alejandro Flores Nava, Oficial de la FAO sobre Pesca y Acuicultura para América Latina y el Caribe

  

La comunidad internacional está celebrando la entrada en vigor del Acuerdo de la FAO sobre medidas del Estado Rector del Puerto (PSMA, por sus siglas en inglés), habiendo alcanzado, y de hecho superado, el número de países necesario para que convertirse en instrumento internacional vinculante para desalentar y combatir la pesca ilegal no declarada y no registrada (INDNR).

Alejandro Flores Nava

Si bien se ha dicho mucho en los medios internacionales sobre los beneficios y características de este instrumento importante, tomo esta oportunidad para mencionar, con una perspectiva regional, su relevancia en relación con tres principales dimensiones.

En primer lugar, es esencial asumir que combatir la pesca INDNR es un medio para lograr un fin, es decir, el objetivo final es proteger los recursos pesqueros de la sobreexplotación en el mundo.

La pesca no declarada hace que sea imposible estimar adecuadamente la biomasa global de peces, un factor que limita la información sobre umbrales biológicos seguros para un manejo sostenible de la pesca. La sobreexplotación puede tener efectos nocivos no sólo en las especies clave, sino en muchas otras especies que interactúan en los ecosistemas. Por lo tanto, la lucha contra la pesca INDNR es un instrumento importante para contribuir al equilibrio medioambiental.

Otras dos importantes dimensiones abordadas por el PSMA se refieren a aspectos humanos fundamentales. Uno está directamente relacionado con la reducción de la biomasa de peces causada por la pesca INDNR, que de otro modo alcanzaría las zonas geográficas donde podría ser capturada legal y ordenadamente por las comunidades costeras de todo el mundo— comunidades cuyo sustento depende de la pesca industrial y artesanal-.

El otro, no de menor importancia, tiene que ver con las condiciones de trabajo de la tripulación de los buques de pesca, en muchos casos inhumanas, en particular en los buques que practican la pesca ilegal alrededor del mundo. Todos estos problemas se reconocen y se abordan en el PSMA, lo que nos da toda una razón para tener esperanzas de cara al futuro.

La entrada en vigor de esta herramienta es un gran avance, aunque sigue siendo un primer paso, es el comienzo de un acuerdo sobre medidas más estrictas que cada Estado rector del puerto debe poner en marcha. Es el momento de convertir la voluntad política en acciones concretas.

Desde una perspectiva más regional, en la Oficina Regional para América Latina y el Caribe, estamos listos para ayudar a los países a fortalecer sus capacidades, fomentar el diálogo inter-institucional, y proporcionar orientación técnica relativa a los ajustes legislativos e institucionales necesarios para poner en práctica este instrumento vinculante. Estamos iniciando un proyecto regional solicitado por los países miembros y financiado por la FAO, para llevar a cabo estas tareas en América Latina y el Caribe, y estamos promoviendo el intercambio de información pertinente al combate a la pesca INDNR entre los gobiernos de la región.

 

 

Foto principal de Hernán Piñera via Flickr (CC BY-SA 2.0)
Foto 2 de marcovdz via Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)
Foto 3 de Kārlis Dambrāns via Flickr (CC BY 2.0)

 

    

Documentos sobre el tema editorial

No se hallaron datos.