AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Editorial

Balance 2014 en el sector agropecuario en América Latina y el Caribe

El año 2014 ha sido el de la contención del crecimiento económico en América Latina y el Caribe (ALC) y ha estado marcado por la reducción de las inversiones, la desaceleración de la economía regional y por un desempeño heterogéneo del sector agropecuario entre los países de la región, entre otros. Entre las causas  principales se encuentra la meteorológicas; sequías, inundaciones, desastres naturales han condicionado la producción, comercio y exportación de rubros tan importantes para la región como los granos o el café, entre otros. Los resultados del sector en Argentina, Brasil y Nicaragua, se vieron afectados negativamente, mientras que en Costa Rica, Paraguay y República Dominicana se observó un dinamismo bastante superior al promedio regional.

Los productos agrícolas (“commodities”), responsables del excepcional crecimiento económico de la región en la última década, descendieron durante el 2014. Descenso que si bien no es alarmante, pues la demanda de estas materias primas para la alimentación tiene tendencia a una mayor estabilidad, si preocupa a los responsables económicos de los países de la región. 

Entre las noticias más destacadas durante el 2014 y que marcarán el comienzo del 2015, citamos a modo ilustrativo las siguientes y cómo las hemos contamos en agronoticias

Disminución de los precios de los granos. La mayor cosecha de granos de Estados Unidos en la historia ha presionado los precios a mínimos de cuatro años. Esta circunstancia está reduciendo los beneficios que reciben los agricultores, alentando a muchos a reservar sus cosechas con la esperanza de que las existencias se agoten y den paso a una recuperación en las ofertas por sus granos. Países de la región, como Argentina han establecido cupos a la exportación para contener los precios en el mercados internacionales y controlar la producción/demanda interna.

Los precios más bajos de las materias primas en los últimos años son resultado de una combinación de un clima extremadamente bueno con los efectos más predecibles del mayor rendimiento de las cosechas, un aumento de más de 20 por ciento en las hectáreas sembradas de maíz en EE.UU. durante la última década. 

Más

El “Mal de Panamá” y sus efectos sobre la producción de banano. Durante el 2014 agronoticias también se ha hecho ecode la propagación de la cepa TR4 del hongo Fusarium, o “Tropical 4”, también llamada “Mal de Panamá”. En América Latina, el mayor exportador de banano del mundo, hay gran preocupación ya que la TR4 es más agresiva que otras cepas conocidas y ataca a más de 50 variedades de banano, entre ellos, a los del subgrupo Cavendish, la más significativa a nivel económico. Para ello,nueve países de la región, con la colaboración de la FAO y el IICA, coordinan esfuerzos para contener esta y evitar la propagación del TR4 en la región.

La preocupación de los productores, y de la propia FAO, sobre una posible propagación en América Latina y el Caribe es elevada y se está trabajando junto con el Foro Bananero Mundial para controlar la epidemia y evitar que su propagación en la región (especialmente en el Caribe) repercuta en la economía de los, en su mayoría, pequeños y medianos productores de uno de los cultivos más importantes en el mundo según datos de FAOSTAT

Más

El 2014 ha sido el 
Año Internacional de la Agricultura Familiar. Esta celebración ha permitido la creación de sinergias y la instauración del diálogo entre productores, gobiernos y organismos internacionales acerca de la importancia para la región de la Agricultura Familiar. El Año Internacional de la Agricultura Familiar ha servido también para, a través de la comunicación social y la visibilidad en los medios, informar y sensibilizar a tomadores de decisiones y ciudadanos acerca de la agricultura familiar como medio fundamental de vida y producción sostenible de alimentos en América Latina y el Caribe.  

Además de su importancia como proveedor de alimentos, la agricultura familiar es generadora de empleo agrícola y fuente de ingresos para los más pobres; contribuye al desarrollo equilibrado de los territorios y de las comunidades rurales; crea redes de protección social; permite preservar y potenciar aspectos culturales, habilidades, destrezas y tradiciones; y favorece la preservación de especies vegetales y animales endógenas de la región. Sirva como ejemplo el hecho de que las explotaciones familiares representan más del 80 por ciento del total, y aportan entre el 30 y 40 por ciento del PIB agrícola regional. La agricultura familiar en la región proveyó, dependiendo de los países, entre 27 y 67 por ciento del total de la producción alimentaria, ocupando entre el 12 y el 67 por ciento de la superficie agropecuaria.

La celebración del Año Internacional de la Agricultura Familiar ha sido el escenario perfecto para promover la aprobación de nuevos marcos legales y mejores políticas públicas de apoyo a los agricultores familiares en diversos países de la región. Además, debemos destacar la creación de 17 Comités Nacionales del AIAF 2014 con el objetivo de abrir espacios de diálogo hacia la construcción de políticas públicas permanentes, que habrán de incidir en el fortalecimiento de las condiciones y sostenibilidad de las familias que tienen en la agricultura un modo de vida, cuya función es clave en la Seguridad Alimentaria y Nutricional y la reducción de la pobreza rural en América Latina y el Caribe. 

Más

Cambio climático, agricultura y economía.El cambio climático continuará siendo uno de los grandes desafíos de la región para alcanzar un desarrollo sostenible, y el crecimiento económico del sector agrícola es especialmente sensible a las condiciones climáticas. Lima, en diciembre de 2014, ha sido la sede de la Conferencia de Partes sobre Cambio Climático (COP20) donde se discutieron las medidas que deben adoptar los países para minimizar los efectos del cambio climático.

La cumbre ha servido también para presentar diversos estudios científicos que han cuantificado el impacto que tiene, y tendrá, el cambio climático sobre la agricultura. Según el estudio presentado en la COP20 por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la agricultura será la actividad más afectada económicamente en la región con el cambio climático: el aumento de 2,5 grados Celsius de temperatura supondrá un impacto económico valorizado en un 3% del PIB en la región; y  los costos de adaptación al cambio se calculan en cifras cercanas al 0,5 por ciento del PIB actual de ALC, concentrados en la protección de las zonas costeras, la actividad agrícola y el sector hídrico.

Más

Durante el recién terminado 2014 en agronoticias también ha sido protagonista la crisis del café y de la soja de Brasil como consecuencia de las sequía que marcaron el último trimestre del 2014. El tiempo seco en estado de Minas Gerais (región responsable del  50% de la producción de café de Brasil) renovó la preocupación por la cosecha de café para el 2015. Según datos de la cooperativa cafetera Cocatrel, recogidos por agronoticias, el potencial máximo para su cosecha del 2015 ya es de un 30 por ciento inferior a la producción del 2014.

Ahora bien, el descenso en las exportaciones del café brasileño debido a la sequía supondrá una oportunidad para que los productores centroamericanos, recuperados ya de la roya que mermó su producción en campañas anteriores, se preparen para suplir las demandas del mercado, ante una previsible alza de los precios del café. Esta oportunidad para los países del istmo vendrá acompañada también de un desafío: aumentar la eficiencia de su productividad para aprovechar al máximo la necesidad de satisfacer una demanda mundial creciente a corto, mediano y largo plazo. 

Más 

Según datos de la CEPAL, el año 2015 traerá de nuevo el crecimiento económico, por encima de un 2 por ciento promedio, e impulsado por la recuperación de la economía mundial.Los países que liderarán la expansión regional el próximo año serán Panamá, con un alza en su producto interno bruto (PIB) de 7 por ciento, Bolivia (5,5 por ciento), Perú, República Dominicana y Nicaragua (5 por ciento).

Para consolidar la recuperación, aumentar el crecimiento económico y atraer la inversión extranjera, la región, inmersa en un proceso de desaceleración desde 2011, necesita fortalecer las políticas de inversión y apostar por el cambio tecnológico en los sistemas de producción agropecuarios. En este sentido, los países mejor posicionados para atraer inversión externa son aquellos que ya están embarcados en un proceso de modernización estructural y apertura, entre los que se encuentran Colombia, Perú, México y Chile.

    

Documentos sobre el tema editorial

América Latina y el Caribe
   Temas 
Economía y políticas
Préstamos del BID ascendieron más de US$13 mil millones en 2014
Fecha de publicación
  05/01/2015
 
Fuente 
BID   
Publicado por 
BID   
    
1