AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La plantación de árboles para Navidad es un negocio rentable y sustentable
Fecha de publicación:16/11/2011
País: México
Fuente: Agencia QUADRATIN

Un árbol de Navidad mexicano en cualquier hogar del país representa beneficios redondos para los productores, la economía y la sustentabilidad del medio ambiente.

Las plantaciones forestales dedicadas a la producción de árboles de Navidad son negocios ambientalmente sustentables y financieramente rentables, además de que favorecen la recuperación de suelos forestales, la oferta de servicios ambientales y la reactivación económica de las áreas rurales en donde se establecen, ante la generación de empleos directos e indirectos que se crean en torno a la actividad.

Salvador Moreno García, Gerente Estatal de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), informó que el desarrollo de plantaciones comerciales de árboles de Navidad es apoyado a través del programa ProÁrbol, con recursos en efectivo que se otorgan vía convocatoria pública a los productores que lo solicitan  y cuyos proyectos son calificados como viables por parte del Comité Técnico Nacional.

El apoyo previsto en la Reglas de Operación para el  establecimiento de plantaciones en 2011 y 2012, es de 9 mil 200 pesos por hectárea y la superficie mínima requerida para el proyecto es de 10 hectáreas.

En Michoacán, del 2002 al 2011 se han apoyado 58 proyectos para establecer mil 190 hectáreas, equivalente al 10% de la superficie asignada a nivel nacional en el mismo periodo. Los municipios con más proyectos asignados son: Hidalgo, Pátzcuaro, Quiroga, Salvador Escalante, Madero, Zacapu y Zitácuaro.

Con esto, la entidad se ubica entre los estados con mayor superficie con este tipo de cultivo, junto con Chihuahua, Coahuila, Distrito Federal, Durango,  Guanajuato, México y Veracruz.

En este año, el Comité Técnico Nacional aprobó la asignación de 120 mil 210 a un proyecto para el establecimiento de 10 hectáreas de árboles de navidad en el municipio de Tangancícuaro. “El Cultivo de árboles de navidad requiere un proceso de crecimiento entre cinco y 10 años, lapso en el que se requiere un continuo trabajo de poda para darles la forma cónica. Las especies que más se utilizan en el país para este tipo de cultivo forestal son: Pino, principalmente de las variedades greggi, ayacahuite y cembroides; oyamel, abetos y cedro blanco”, explicó Moreno García.

En promedio, cada año en el estado de Michoacán se tramita los permisos correspondientes para comercializar entre 5,000 y 6,600 árboles de navidad producidos en el estado. Esta tendencia, se estima irá al alza en los próximos años, conforme los proyectos apoyados van alcanzando su etapa de cosecha.

En el ámbito nacional, la demanda estimada es de 1.8 millones de árboles; el cálculo de ventas de árboles de Navidad producidos en el país oscila en las 800 mil unidades, es decir se cubre el 44% del mercado. Por lo tanto, la importación de árboles de Navidad se prevé sea de 900 mil a un millón de unidades, cifra similar registrada en los últimos 2 años.

Antes de ser transportados, los árboles deben ser sometidos a un proceso de agitación mecánica en origen.

Los comerciantes deben presentar Certificado Fitosanitario expedido por las autoridades oficiales de Agricultura del país exportador, otorgado en el estado o condado de procedencia, el cual debe especificar: lugar de origen, nombre de la plantación y su ubicación; nombre de la empresa exportadora; nombre científico de la especie a importar y, que están libres de plagas y enfermedades.

Importancia del cultivo de árboles de Navidad naturales

Desde el punto de vista ambiental:

Permiten la reincorporación del suelo al uso forestal, la recarga de mantos acuíferos y la captura de carbono.

Desalientan la extracción clandestina de árboles pequeños de los bosques naturales.

Una vez utilizados, pueden ser transformados en abono orgánico y reincorporados al suelo, manteniendo así la capacidad productiva de las áreas verdes en las grandes ciudades. El plástico en cambio, no es biodegradable y su proceso de producción es altamente contaminante.

Desde el punto de vista económico:

Las plantaciones comerciales de árboles de Navidad contribuyen a la reactivación de la economía en las áreas rurales donde se establecen.

Son productos de alto valor agregado y de rápida colocación en el mercado, siempre y cuando sus características de calidad correspondan a las que éste exige.

Desde el punto de vista social:

Permiten dar un uso sustentable y productivo al suelo, generando con ello polos de desarrollo rural regional.

Representan una valiosa alternativa para evitar el avance de la mancha urbana sobre terrenos no arbolados y evitar al mismo tiempo, la emigración de habitantes de las zonas rurales hacia las grandes ciudades.

Las Plantación Forestales Comercial fomenta el establecimiento, cultivo y manejo de especies forestales, en terrenos agropecuarios que han perdido su vegetación nativa o áreas forestales degradadas, con el objeto de producir materias primas maderables y no maderables, destinadas a su comercialización o a su industrialización.

Los tipos de plantaciones forestales comerciales que se impulsan y las especies que se emplean son:

No maderables. Especies de zonas áridas (Candelilla, Lechuguilla); Especies del trópico (Bambú, Yuca o Palma Real, Hule, Palma Camedor).

Piñón de aceite. Jatropha curcas.

Agroforestales con especies maderables. Especies de coníferas, eucaliptos y latifoliadas.

Maderables y celulósicos. Pinos, Oyameles, Eucaliptos, Cedro, Ceiba, Ciricote, Melina, Caoba, Parota, Fresno, Teca, entre otras.

Árboles de Navidad. Pino de las variedades greggi, ayacahuite y cembroides; Oyamel, Abetos y Cedro Blanco.

Áreas para la producción de semillas forestales. Diversas especies.

Palabras clave: plantación, árbol, economía rural, Navidad, México