AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

José Graziano da Silva: “La lucha contra el hambre debe ser relacionada a otros desafíos globales”
Fecha de publicación:01/01/2012
País: Mundial
Fuente: FAO - Centro de Prensa

El nuevo Director General pretende dar un renovado impulso a la seguridad alimentaria, ofreciendo ampliar el apoyo de la FAO a los países de bajos ingresos con déficit alimentario, en especial aquellos que sufren una situación de crisis prolongada.

"Crearemos equipos que agrupen las capacidades de la Organización en el asesoramiento sobre políticas, planificación de inversiones, movilización de recursos, respuestas de emergencia y desarrollo sostenible", aseguró el Director General.

"La erradicación del hambre no debería desligarse -añadió- de otros desafíos mundiales, como la recuperación de las economías nacionales, la protección de los recursos naturales frente a la degradación y la mitigación y adaptación al cambio climático".

La FAO fue uno de los primeros organismos internacionales que se crearon tras la Segunda Guerra Mundial, con la idea de que la paz había creado las condiciones para garantizar que la humanidad iba a librarse del hambre.

Más de medio siglo más tarde, cerca de 925 millones de personas sufren hambre crónica y muchos países están lejos de alcanzar el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el de reducir a la mitad entre 1990 y 2015 el porcentaje de personas víctimas del hambre y la pobreza extrema.

Como Director-General, Graziano da Silva apuntará a la erradicación del hambre, la producción y el consumo sostenible de alimentos,  una mayor justicia en la gestión de los alimentos a nivel mundial, concluir la reforma organizativa de la FAO para mejorar su eficacia, transparencia y rendición de cuentas, y una ampliación de las alianzas con la cooperación Sur-Sur.

8º Director General

El nuevo Director General, el octavo al frente de la Organización,  sucede en el puesto al senegalés Jacques Diouf, que lideró la FAO entre 1994 y 2011. El mandato de Graziano da Silva abarca desde enero de 2012 al 31 de julio de 2015.

Graziano da Silva fue responsable del diseño y puesta en marcha en 2003 del programa "Hambre Cero", que obtuvo una gran éxito en Brasil. Antes de ser elegido para el puesto de máxima responsabilidad de la FAO, había sido Director General Adjunto y Responsable de la FAO para Latinoamérica y el Caribe entre 2006 y 2011.

Graziano da Silva nació el 17 de noviembre de 1949. Posee la nacionalidad brasileña e italiana y es licenciado en Agronomía y Master en Economía y Sociología Rural por la Universidad de Sao Paulo, y Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Estatal de Campinas. Además, realizó dos post doctorados, uno sobre Estudios Latinoamericanos en el University College of London y otro en Estudios Ambientales en la Universidad de California, en Santa Cruz.

Graziano da Silva dijo a los periodistas que con un mandato de tan solo tres años y medio, no hay tiempo que perder. La FAO comenzará por ampliar su apoyo a una serie de países de bajos ingresos y con déficit alimentario, especialmente aquellos que se enfrentan a crisis prolongadas.

"Acabar con el hambre requiere el compromiso de todos: ni la FAO ni ningún otro organismo lograrán vencer solos esta guerra", advirtió Graziano da Silva, añadiendo que su deseo es trabajar "en la forma más transparente y democrática" con los países miembros, los organismos de Naciones Unidas, el sector privado, la sociedad civil y demás partes implicadas.

La erradicación del hambre es la primera de cinco prioridades estratégicas que pretende alcanzar en la FAO, según Graziano da Silva. Las otras son: avanzar hacia sistemas más sostenibles de producción y consumo de alimentos, alcanzar una mayor equidad en la gestión de los alimentos a nivel mundial, completar la reforma y descentralización de la FAO y ampliar la cooperación Sur-Sur y otros tipos de alianzas.

Recuperar la confianza

"Tenemos que recuperar la confianza entre la Secretaría y los Estados miembros para continuar hacia delante, y mi intención es lograrlo promoviendo una relación transparente y constructiva entre los Estados miembros y los órganos de gobierno de la FAO", explicó.

El Director General subrayó también que pugnará para que la FAO sea más eficaz y receptiva a través de la reducción de costes administrativos y un aumento de la eficiencia. Insistió en que estas medidas no afectarán a la labor técnica de la FAO, y que tratará de utilizarlas para reforzar la ayuda directa de la Organización a los países.

"Estoy convencido que la Organización puede hacer una contribución importante y cada vez mayor a la seguridad alimentaria y la producción y consumo sostenibles de alimentos en el mundo", concluyó. 

Palabras clave: FAO, Director General, José Graziano, lucha contra habmbre